jueves, 17 de agosto de 2017

Reflexión; ¿Facilitamos demasiado la vida a los hijos?

Reflexión; ¿Les damos demasiado a los hijos y facilitamos todo en exceso?

Hola a todos y bienvenidos un jueves más, me alegra mucho estar aquí.
El tema de hoy es de unas sugerencias que me hicísteis vosotros hace mucho en una encuesta que os dejé. Es un tema complejo;  ¿Les allanamos demasiado el camino a nuestros hijos?¿Les regalamos todo?

Ya sabéis que el post de hoy es improvisado así que perdonad las posibles faltas.
Y acompañada de mi gato y sin más rollo empezamos.
La verdad es que en este tema sí que es difícil dar una opinión porque es imposible generalizar.

Y quiero dejar claro que no pretendo sentar cátedra ni juzgar ni nada así, cada padre lo hace lo mejor posible, no creo que yo lo haga mejor que nadie y solo os doy mi opinión y lo que he intentado hacer, sin más.

Confieso que bajo mi punto de vista sí que les damos todo muy masticado, pero empiezo levantando yo la mano.
Y si me remonto más atrás, mis padres me allanaron mucho el camino a mí.

Pero es que es muy difícil ser padres y seguro que nos equivocamos mil veces, hacemos lo que nos parece lo mejor porque a los hijos se les quiere de una forma tan intensa que es difícil medir, así que creo que lo ideal es tratar de equilibrar las cosas, darles y allanarles pero intentar que sepan valorarlas.

Me explico.

Mis padres han sido muy buenos padres, con sus errores, como todos, pero siempre nos antepusieron y éramos el centro de sus vidas y de las de mis abuelos y tíos.
Cuando íbamos por ahí muchísimas veces elegíamos el sitio mi hermana y yo, siempre tuvimos regalos de Reyes, cumples, premios por aprobar y sorpresas.

Pero nos lo equilibraban de otras maneras.

Cada año, en Navidad, en vez de hacer las campañas de juguetes que hay ahora se entregaban cosas a las familias que tenían pocos recursos de la zona, y nosotras teníamos que elegir lo que queríamos dar y llevarlo. Y no nos dejaban dar cosas rotas o que estuviesen mal, teníamos que elegir entre lo que estaba en buen estado.

Además, mi madre y mi abuela siempre ayudaban a unas familias que vivían cerca y estaban en una situación delicada, pero no eran los típicos parásitos que ves ahora que tienen 8 hijos estando en paro, eran dos viudas jóvenes y una señora cuyo marido se había quedado sin piernas, vamos, un drama. Y nos hacían ver(no delante de ellos, claro) lo afortunadas que éramos al tener una estabilidad y padres que nos querían y con salud para darnos una vida digna.

Además siempre nos estaban hablando y explicando las cosas para que valorásemos lo que teníamos, no que los valorásemos a ellos sino la suerte de vivir bien.

Y además me enseñaron a desenvolverme en la vida, a ser resolutiva y a no rendirme jamás, y no solo me lo enseñaron, también me lo demostraron con hechos, que al final no solo necesitamos teoría.
Y por supuesto me regalaban su tiempo, que es el mejor regalo para un hijo, tiempo y de calidad.

En mi caso confieso que mis hijos se han criado consentidos porque son nietos únicos por una parte de la familia, sobrinos únicos por la misma parte y bisnietos únicos. Además su padrino tardó mucho en tener hijos y era de los de consentir. 
He intentado darles lo mejor dentro de lo que estaba en mi mano, y no me refiero necesariamente a juguetes o viajes(qué también se intenta) sino una educación con opciones a elegir, los he sacado a muchos sitios y les he dedicado todo mi tiempo, pero siempre he intentado concienciarles.

Con el tema juguetes mis hijos siempre han donado. Cuando creían en los Reyes les decía que era para niños que no tenían una casa fija y los Reyes no podían dejarles nada y luego ya se lo expliqué mejor.

Los he acostumbrado a compartir desde pequeños, y en el cole me decía la profe que eran de los pocos que compartían sin problema.

Les he inculcado el respeto a los mayores, y eso se hace con el ejemplo. Muchas veces les hemos subido la bolsa de la compra a los vecinos mayores, y hace ya años que se la suben ellos si los encuentran, me han visto ceder el asiento en el autobús y ellos lo hacen.

Y ya sabéis que mi hija es donante de sangre, médula y voluntaria de Cruz Roja, lleva tiempo con niños de oncología. Mi hijo quiere pero su horario es imposible(tengo que hablar del plan Bolonia y sus horarios porque es para llorar) porque esos niños en el hospital tienen unos horarios inamovibles y él tiene crudo pero aún así cuando puedo echa una mano.

no es que ellos sean perfectos y maravillosos, no, son normales, con sus cosas como todos, con sus fallos y defectos, pero al menos no son unos repelentes caprichosos.

Pienso que el dar o no no es exactamente el problema, sino la forma de dar. Me explico;
Mi hijo tiene un amigo cuyos padres le han dado de todo, absolutamente de todo, lo último de lo último siempre lo tuvo él. Pero era una forma de aliviar la conciencia porque sus padres nunca estaban con él, y no solo por trabajo, que se comprende, sino que el tiempo libre lo dedicaban a otras cosas.
A día de hoy es un chico que está bastante perdido en la vida, y no me refiero solo a los estudios porque en eso cualquiera puede pinchar y tiene remedio, no, me refiero a que anda sin control, su única aspiración es que llegue el finde para salir a beber...ya os imagináis. Y jamás acepta un no por respuesta a nada, no está acostumbrado a que le digan que no.

Conozco bastantes casos más de niños cuyos padres les dan todo para calmar la conciencia y luego no les prestan atención, no escuchan sus problemas, no les importa si vienen o van, esos regalos son una comisión por su abandono.

Yo intenté darles de todo pero no siempre lo que ellos querían, no se puede decir que sí a todo, eso es muy cómodo. Si algo no me parecía adecuado, fuera de lugar o no estaba de acuerdo pues no se compraba o no se iba, lo que fuera. Decir que si a todo no es quererles más.

Y también conozco gente que allana demasiado el camino de los hijos, que sé que lo hacen por bien, pero los sobreprotegen de tal forma que cuando tienen que arreglar algo ellos solos se ven sobrepasados.

Pienso que tampoco es eso, a los hijos hay que orientarlos y reforzarlos, pero si tienen un problema tienen que resolverlo ellos, porque lo que en un momento es una tontería puede llegar a mayores, nosotros tenemos que intentar darles herramientas para solucionar los problemas, no arreglárselos.
Hablo de problemas sin demasiada importancia, para algunas cosas hay que intervenir, está claro.

La verdad es que es muy difícil, no se puede generalizar y creo que la mayoría tratamos de hacerlo lo mejor posible, pero claro, a veces unos nos pasamos sobreprotegiendo, otros se pasan dando libertad, ainnnns, ¿cuál es el término medio?

Además el resultado también depende de los hijos, algunos tienen muy buenos instintos y aunque estén mimados y consentidos siguen con los pies en la tierra y otros son unos monstruitos, cada uno somos un mundo.

Yo no sé si lo hice bien o mal, creo que nunca lo sabré, pero si que sé que antes de ser madre decía que no quería consentir a mis hijos y cuando nacieron, pues me tuve que tragar mis palabras porque todo me parecía poco para ellos, no sé si os ha pasado a los que sois padres, pero es que siempre dudo porque no sé si lo estoy haciendo bien o mal, y cuanto más mayores es peor porque mayores son las consecuencias si me equivoco o más bien si nos equivocamos, que somos dos.

Bueno, creo que ya estoy empezando a divagar y la verdad es que tampoco hay más que divagar, sí que creo que en términos generales allanamos demasiado el camino de los chicos desde pequeños y además les damos demasiado, y muchos no saben valorar nada.

Pero pienso que el error está en qué no les hacemos valorar las cosas, no les dedicamos tiempo para que vean que el mundo es terriblemente injusto y hay personas que lo pasan mal, que hay guerras, enfermedades o simplemente una mala situación.

Y os diré una cosa, cuando tuve la racha económica tan mala por la crisis mantuve a mis hijos muy al margen, pero claro, hubo que bajar el ritmo de compras en muchas cosas y las salidas también se hicieron más moderadas y en ningún momento me dijeron nada, se adaptaron perfectamente y jamás se les ocurrió montar el pollo si no podían comprar algo que querían, quizás porque no son de pedir ni de encapricharse, se adaptaron y me lo hicieron más fácil. 

Respecto a lo de allanar, sí que se lo he allanado, mis padres me lo hicieron a mí, y no lo hicieron aún más porque tiendo a ocultar las cosas para evitar sufrimientos pero todo lo que pudieron me lo allanaron y yo a los míos igual, pero allano de manera consecuente, hay cosas que tienen que afrontar ellos y así lo he intentado. De hecho mi hijo ha hecho un Erasmus con terremotos y todo tipo de problemas y ha sabido solucionarlos muy bien, y sus notas no se han resentido nada.

Ayyyy, ya me voy por las ramas, es que no se me ocurre qué más decir excepto que el mal a veces no es dar o no dar, es dar sin sentido y no dedicar un segundo a que los hijos entiendan que las cosas no caen de los árboles, y a la vez deberíamos hacerles ver que les queremos y les damos todo lo que podemos, por eso ellos tienen que valorarlo y ser personas buenas y agradecidas, y ayudar lo que se pueda.

les allanaremos el camino mientras podamos pero ellos tienen que aprender a valerse por sí mismos, a ser independientes y a solventar las situaciones, que la vida no es fácil y además de lo que nos pueden deparar los trabajos pueden surgir mil cosas; problemas de pareja, de vecinos, una enfermedad, arreglar papeleos de accidentes, ir a presentar una reclamación o un trámite bancario, un despido o simplemente hacerse autónomo, hay mil trámites cada día y ellos tienen que saber que pronto les tocará enfrentarse al mundo.

Y añado que una cosa es allanar el camino y otra hacerles los deberes y solucionarles absolutamente todo o defenderles ciegamente cuando se portan mal, eso es un error porque creamos pequeños tiranos y déspotas que no solo no valoran sino que exigen y no respetan a nadie.
Bueno, ya lo dejo que soy muy pesada, que sí, que les damos demasiado y muchos no lo valoran pero nosotros como padres tenemos que luchar para que lo hagan.

*Este post lo he rescato de hace un año o dos, no me ha dado tiempo a hacerlo y el de hoy debería ser sobre la marcha, pero no he podido.
Lamento tener tantos comentarios sin responder, intentaré ir contestando a ratitos.

Mil gracias por leerme y nos vemos el sábado en el repaso semanal.

34 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo, no todo tiene que ser material, el tiempo bien dedicado a ellos es un tesoro.
    Me da mucho pena los hijos que crecen casi ignorados por sus padres.

    Besos.

    P.D: En septiembre vuelvo a mi blog, si Plumi me deja :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Me alegra mucho estar de acuerdo y especialmente por saber que en nada vuelves. Seguro que plumi te deja,m que sé yo que es un sol.
      Besos.

      Eliminar
  2. Pues es que como bien dices es complicado hacerlo bien y dar 100% en el clavo, porque además es muy subjetivo y claro, lo que para unos está bien o es moderado, para otros puede ser mucho o poco según se mire.

    Creo que mis padres son muy como tu dices, se han pasado porque hoy en día es complicado no pasarse pero también han intentado que si queríamos algo nos lo ganáramos con nuestro esfuerzo. Con 11 años conseguí ahorrar 25000 pesetas porque quería un perro y me dijeron que ahorrará. Ellos pusieron el resto y fue una manera de hacerme vez el esfuerzo que costaba el dinero, lo que se podía conseguir si ahorraba, y ser responsable.

    Jamás me ha gustado pedir dinero para mis cosas y siempre me buscaba formas de ganar dinero para mis cosas. Lo de las donaciones en Navidad también lo hacíamos y hoy seguimos haciéndolo.

    Respecto a comprar cosas materiales para acallar conciencias, aunque es muy triste es bastante frecuente hoy día por desgracia, no sólo las cosas pierden totalmente su valor, sino que además como bien dices esos niños tampoco los tienen y andan sin rumbo y sin nadie que los guíe por la vida.

    Si te sirve de algo, creo que como madre lo estás haciendo muy bien.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Es muy difícil ser padres, partimos de esa base.
      Está genial que los niños ahorren(bueno yo los animales los adopto, comprar...pero era otra época) y hay que hacerles entender que el dinero cuesta lo suyo. Eso no quiere decir que no intentemos darles todo lo posible, en mi caso lo intento, todo me parece poco para ellos, yo que decía que no iba a consentir, pero hay que ser responsable.
      Besos y muchas gracias por decirme que lo hago bien, es algo que mi marido y yo nos cuestionamos constantemente porque no solo quiero hijos buenos, los quiero felices.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Esto es una lección de objetividad y sensatez, aunque no te guste que te lo diga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El otro día lo hablaba con mi madre. Me encuentro a madres de gente con 30 años ya, haciendo cosas por ellos...que son impropias. Así no hay manera de que la gente madure.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es que a veces es excesivo. Yo intento ayudar a mis hijos, pero claro, mi hijo, por ejemplo, tuvo sus problemas en la ESO y yo podía haber hecho sus deberes y me habría evitado estar hasta las tantas levantada con él(porque acompañar y ayudar, si) y en ese momento se habría evitado malos tragos pero ahora no habría podido sacar las notas que sacó en la carrera. Ayudar y acompañar, siempre, dar apoyo moral y lo que sea, o económico si las cosas se tuercen, pero hay que educar para ser independientes y autónomos.
      Besos.

      Eliminar
  6. Totalmente, estamos en la generación de los niños blanditos. Mucha tontería con el "no le digas no que se trauma" y el taparles realidades que es necesario que conozcan, porque, para empezar, su proceso no es como el de un adulto y no hacen drama, sino que lo simplifican y se adaptan.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Eso es lo que veo, que una cosa es ser un bruto y otra esconder. Una muerte o una guerra se les puede explicar con palabras apropiadas a su edad, no pueden crecer sin saber que las personas se mueren, que hay guerras, que hay hambre y que por desgracia no todos somos iguales.
      Ellos, como bien dices, lo simplifican.
      Besos.

      Eliminar
  7. Muy difícil ser padres, como dices. A mí lo que me pone mala son esos padres que dejan a sus niños hacer lo que les da la gana, mientras no les molesten a ellos, pero en el momento en que les molestan, les gritan sin pararse a pensar en más.
    Aparte de eso, creo que es cierto que les facilitamos demasiado las cosas. No es malo, siempre que no lleguemos al extremo de hacerles unos inútiles caprichosos.
    Bueno, que me voy por las ramas yo también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, esta semana he tenido varios casos de esos.
      Aquí en Gijón se celebra una feria que es de exposiciones y hay de todo, muchas cosas para niños. Pues en las colas de las cosas para todo el mundo había niños corriendo y saltando, gritando y molestando, y los padres a lo suyo. Pues cuando la gente reñía a los niños y estos se iban a gritar donde estaban los padres ellos les gritaban, y a mí me parecía fatal. Lo primero, eran colas al sol, al calor y para cosas que a ellos ni les interesan, mejor llévalos a la zona infantil y procura que no molesten. Y me encantan los niños y no me molestan pero hay cosas y cosas.
      Besos y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  8. creo que a tus hijos les has educado muy bien. de los padres se aprenden casi todos los patrones de conducta. hay que afrontar los problemas, pero sin agobiarles con charlas alarmistas que no resuelven nada.
    tengo en facebook a la madre de una alumna, y está siempre dando en su muro sermones moralistas. y en lugar de eso más le valdría tener a su hija mejor educada, que algunos días se pasa todo el tiempo interrumpiendo y llevando la contraria, cuando no chateando con el móvil. además, por el facebook de la madre veo que el fin de semana está de excursión por ahí, o en el estadio bernabéu viendo el fútbol. y luego el lunes, después de no haber estudiado un pimiento, viene exigiendo, en plan "dámelo todo mascadito, y sin salirte del guión del profesor de mi colegio". eso sí, para su madre el gran problema es la gente que va ligera de ropa por la calle. ella fue la que dijo lo de los abrigos de verano...
    anda, que me he despachado a gusto. ^_^ besitos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chema.
      Intento hacerlo lo mejor posible, pero a veces es muy complicado, de momento no me ha ido mal y espero que siga así.
      Ayyyy lo del abrigo de verano me ha dejado en shock. Con los años he visto que los más moralistas son los que tienen hijos que pasan de todo y encima exigen.
      Y claro, no estudian, se van de juerga y pretenden aprobar, esos son los qu een el futuro no se esfuerzan ni sacrifican por nada.
      Besos y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  9. Sin duda creo que tienen poca resilencia e impaciencia,creo que en general se acomodan demasiado por las complacencias de los padres,etc.
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Eso creo, que a veces los acomodamos demasiado y luego es muy difícil afrontar lo que nos tiene reservado la vida.
      Besos.

      Eliminar
  10. Sin duda creo que tienen poca resilencia e impaciencia,creo que en general se acomodan demasiado por las complacencias de los padres,etc.
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Gema, no soy madre así que tengo otra perspectiva. Es admirable todo lo que haces por tus hijos. Yo solo veo lo difícil que es educar en valores en estos tiempos cuando el egoísmo está tan presente hoy día, es más yo diría que hasta se fomenta con el avance tecnológico, el individualismo dirige al egoísmo van a la par. Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!!!
      Mil gracias por tus palabras.
      Es muy complicado educar en valores porque yo misma lo viví, no les dejaba tener móvil con 12 años pero toda la clase lo tiene, el PC con Internet estaba en zona común y sus amigos estaban, con 11 o 12 años encerrados en la habitación con Internet, que sseguramente no hacían nada malo pero hay cada cosa...hasta adultos que se hacen pasar por niños y hay que estar pendiente.
      Ayyyyy ser padre es lo más difícil del mundo para mí, y no me refiero a bañarlos, peinarlos y que coman, no, es a educarlos y hacerlos personas buenas y felices, yo dudo a todas horas.
      Besos Eme y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  12. Ya sabemos que la tarea de ser padres no es facil y me figurao que todos intentamos hacerlo lo mejor posible. Yo he de confesar que como tu les he onsentido un poco pero estoy muy contenta con los dos, con lo que se ve por ahí, pienso que saben valerse por si mismos y lo mas importante, son buenas personas. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Yo no tengo hijos pero conociéndome y viendo cómo soy con los gatos, creo que los consentiría. Tengo el sí muy fácil. Jajajaja. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja, yo con mis supuestos futuros hijos no lo sé... Pero si fuera igual que los gatos, los tendría en una burbuja de cristal... jajaja :)

      Eliminar
  14. Estoy muy de acuerdo contigo. Yo no tengo hijos, pero supongo que intentaría allanarles el camino como lo han hecho mis padres conmigo pero también enseñarles el valor de las cosas. Besitosss

    ResponderEliminar
  15. Yo soy la primera en confesar que si que busco facilitarles las cosas, pero no todo. No se puede evitar ser un poco gallina clueca y querer tenerlos bajo el ala protegidos de todo, pero es verdad que es necesario dejarles madurar y cometer sus propios errores, solo nos queda estar ahí cuando nos necesiten y aconsejarles lo mejor posible. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Estoy de acuerdo en todo, hay que saber cuando hay que proteger y cuando hay que reñir a los hijos si hacen lago mal. No se les puede dar todos sin que ellos colabores y sepan que para tener lo que desean cuesta un esfuerzo el poder conseguirlo. Mis hijos no ha tenido todo lo que han querido y siempre les motivé para que con el esfuerzo y el ahorro lo pueden conseguir. No es fácil educarlos pero es mucho de ejemplos y educación recibida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Buenos aunque tristes días... se agradecen hoy lecturas aunque sea incapaz de comentar.

    ResponderEliminar
  18. Querida Marigem: Primero que nada EXCELENTE reflexion! muy completa y con muchos puntos claves a tener en cuenta. En mi caso personal no soy madre pero si soy tia. Creo que un padre debe guiar a los hijos en el buen camino. No darles todo masticado ya que luego eso genera un chico sin autonomia propia y que sabe que detras esta alguien que va a hacer las cosas por el. OJO, con esto no quiero decir que los padres no se ocupen de los hijos. Justamente todo lo contrario. Creo que la mirada sobre ellos de manera constante pero no invasiva puede guiarlos, como dije antes a que vivan su vida de una manera plena.
    me encanto este post Marigem! un beso genia! Estamos en contacto :)

    ResponderEliminar
  19. Bueno no puedo hablar por los demás, cierto y verdad que veo niños muy malcriados y bastante cerca de mí, creo que hay gente que no es que no sepa educar, simplemente es más cómodo no hacerlo.
    Yo tengo suerte, Alejandra es una niña muy equilibrada en todos los sentidos, desde bien pequeña, así que no es que sea mucho mérito mío.
    Nunca me planteé no darle aquello o no darle esto. Simplemente ella no pedía.. y yo no podía... Siempre pensé, si pudiera claro que mi hija lo tendría...
    Alejandra hoy en día es una niña muy educada, muy tolerante, no pide nada, y si cree que no podemos comprárselo saca ella dinero.. incluso hay veces que coge dinero para ir al supermercado y comprarse las galletas que a ella le gustan
    Pero no solo es lo material, que al fin y al cabo es solo eso... lo importante es el contacto que tengan con los demás, la forma de comportarse con los demás y con su entorno, y eso se lleva en los genes, pero también se aprende...
    El otro día estábamos cenando y en la mesa de al lado una familia... y cogían y tiraban las servilletas al suelo..., pues si ven a los padres hacerlo, los niños harán lo mismo.
    La educación, el respeto y la tolerancia se aprenden en casa.
    Mi hija es una niña feliz, puede que no tenga muchas cosas, pero ella es feliz porque la tratamos con respeto y cariño, y ella hace lo mismo con el resto. Y sí se lleva sus regañinas como todo el mundo, porque ante todo somos padres y estamos para educar, enseñar y proteger.

    ResponderEliminar
  20. SI, LA VERDAD ES QUE SI QUE SE TIENEDE a hacerlo, pero bueno, buen post para reflexionar

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que yo he intentado, porque no a sido fácil ser madre y padre a la vez, y eso que tenia ayuda pero aún así no ha sido fácil. Jorge solo me monto un bollo una vez porque no le compraba lo que el quería pero solo fue una vez y era pequeño pero según a ido creciendo fue comprendiendo que a veces se podía comprar y otras no, y cuando era no, no protestaba es más decía que lo entendía. Y algo debo de haber hecho bien, porque es un hombre hoy ya que no le falta el gracias, ceder un sitio en el autobús si ve alguien mayor etc etc, reconozco que a veces le he comprado libros de más pero era tal la pasión que tenia con la lectura que no me importaba, pero caprichos realmente pocos, y a salido a mi no pide, no es un niño caprichoso. Y cuando tocaba castigar se le castigaba, en fin creo que no es fácil pero cada uno intentamos darle lo mejor que podemos a nuestros hijos para que el día de mañana sean lo mejor posible como personas, y yo creo que lo he conseguido. Y tú eres una muy buena madre no lo dudes.
    Recuerdo que unos amigos que teníamos mi ex y yo, unas semanas venian a comer a mi casa a comer y estar hasta que sus padres terminaran de trabajar y la madre me dijo que los niños les traía ella los tuppers con la comida porque eran muy especiales para comer o como el hijo de este matrimonio no paro hasta que su madre le compró unas Nike y yo alucinaba como la madre cedió en fin, hay padres y padres y hijos y hijos, y no se como habrán acabado esos chicos pero bien no creo.
    Besos Gema TERE.

    ResponderEliminar
  22. Hola Marigem,
    Una reflexión muy buena. Sí, se les facilita todo. Aunque hay excepciones.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  23. I very much agree with you. I do not have children, but I suppose I would try to pave the way for them as my parents have done with me, but also to teach them the value of things. Besitosss

    หนังออนไลน์

    ResponderEliminar
  24. Supongo que es algo inevitable para los padres que quieren dar lo mejor. Pero si es como en tu caso, y al mismo tiempo que les das, les enseñas el valor de las cosas y como son las cosas para otras personas, ellos ya cuentan con las herramientas para desenvolverse solos, cuando les toque hacerlo.
    Pero desgraciadamente, yo creo que lo más habitual es que la gente no le dedique ningún tiempo a sus hijos. O al menos, lo que yo más veo son personas que tuvieron hijos porque tocaba y era lo que la sociedad les pedía, y no le dedicaron ningún tiempo. Dándole muchas cosas, pero solo cosas materiales. Y luego, no se explican por qué cuando crecen, se convierten en el tipo de persona que nadie querría tener cerca. Muy parecido a lo que comentas del chico que solo quiere salir y beber. Pero si que supongo que la mayor parte de los padres intentan allanar lo máximo la vida de sus hijos. Solo que algunos no lo hacen dándoles las herramientas necesarias para el futuro. Yo también lo dejo que estoy divagando jaja
    Un besazo cielo!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...