jueves, 3 de agosto de 2017

Jueves reflexivo; aromas.

Reflexión; esos aromas.


Hola a todos y muy buenos días, ¿cómo va la semana? La mía bien pero me falta tiempo y me da muchísima rabia tener un montón de comentarios sin contestar, de verdad que me fastidia un montón pero no he podido.

Ya sabéis que hoy toca post improvisado y aprovechando que he madrugado no quería dejar de hacerlo. Veo que el mundo blogueril va lento, algunos no publican, otros publican poco y yo no sé si haré un descanso o no, depende porque quizás me vaya unos días o a última hora cambio de idea, no sé, sobre la marcha lo decidiré y os voy contando.
Y ahora, sin más rollo, empezamos.


Ahora que es temprano, todo está en silencio y me acompaña mi gatito siento que todo está en su sitio. Me encanta escribir, eso no es ninguna sorpresa para las personas que me leen, lo haré mejo o peor, más bien esto último pero disfruto tanto...lo malo es que a veces me falta inspiración.

Y como no sé muy bien de que hablar me ha apetecido divagar un poco sobre esas cosas que nos evocan algunos olores y aromas.

Ayer muy tempranito salí de casa a todo correr y al pasar por un parque que tengo cerca estaban cortando el césped, y ese olor a hierba recién cortada regada con el rocío de una noche fresquita me hizo viajar en el tiempo.

Cuando era pequeña vivía muy cerca de un parque y para ir a coger el autobús escolar teníamos que atravesarlo. Pues algunas veces estaban cortando el césped, normalmente eran días de primavera, cuando mi madre nos permitía dejar atrás los pantalones de pana y los pichis calentitos y nos poníamos vestidos más frescos y medias hasta la rodilla, y mientras íbamos a la carrera mi madre nos iba contando algún cuento o alguna historia, una de esas cosas que a ella se le daba y da genial contar.

Y ayer, en cuanto puse un pie en el parque me apetecía ir corriendo con las piernas al aire, pero me faltaba mi madre al lado contando la historia, tengo que pedirle que salgamos tempranito.

Otro olor que me encanta y que cada vez es más difícil encontrar es a puerto en los pueblos marineros. Es un olor único, a sal, a grasa, a cuerda y a brea, a peces y a vida...me recuerda a muchas cosas, a una infancia feliz, a momentos con mis hijos tanto en Asturias como en vacaciones, a las historias que nos contaba mi abuelo, que también era un gran contador de historias...ahora los puertos no huelen igual aunque aún queda alguno.

candas

También me encanta evocar el olor a sidra ne los merenderos, al de la crema solar Delial que mi madre nos echaba de pequeñas, que huele a playa y sol, el de los flotadores, ¿sabéis como es ese olor a plástico? Cuando hincho alguna colchoneta para dejarme mecer por las olas me lo recuerda.

Y qué me decís del olor a canela y manzanas asadas o en compota que inundaba mis escaleras en otoño, o al de la hojarasca quemada en la finca cuando el sol se iba ocultando. En esos momentos pedíamos que nos contaran historias, y muchas veces yo las apuntaba para que no se me olvidasen.

Hay un olor que es muy muy difícil de encontrar, el de los coches de los ochenta. No sabría definirlo, supongo que es por los asientos y los plásticos que llevaban, o por los ambientadores...no sé, pero un día, no hace mucho, habíamos ido a un desguace a buscar una pieza(que no encontramos) y vi un coche y tuve que ir a olerlo porque sabía que iba a oler a coche de mi infancia, y así fue. Contado así suena rarísimo, y visto...yo metiendo la cabeza en un coche medio destrozado que no estaba cerrado y que abrí sin llave ni nada...un cuadro.

Esto me pasa mucho con las colonias. Hay colonias que ahora no uso pero que al olerlas recuerdo muchas cosas. Anouk me recuerda a la adolescencia, Don Algodón también es de la adolescencia, y en mis viajes de estudios usaba Jovan Musk y Eau jeune, una verde y una rosa que olían...(aquí os hablé de mis perfumes de juventud, por cierto), pero huelen a viajes de amigos y compañeros, a esa sed de libertad de los 16 años, a muchas cosas buenas. 
O un perfume en crema que me compré en Grecia y llevé a mi primer concierto de Duncan Dhu...es que el aroma de los viajes es genial, puedo recordar a qué huele el desierto, y los Carpatos, y París, y Roma y Londres...y además los relaciono con cosas propias. Malta huele a Coca cola, supongo que porque me bebí muchísimas, y Lisboa a té helado y pastelitos de Belem.

Y las si volvemos a las colonias os diré que las infantiles me recuerdan a mis hijos, no solo las tradicionales sino algunas de Barbie, una de Revlon de niños me encantaba, unas de Mickey, Álvarez Gómez...qué buenos tiempos.

Pero lo bueno de los aromas es que siempre hay espacio para los nuevos. Me encanta recordar momentos buenos pero me gusta más vivir el presente y atesorar nuevos aromas. Este verano he guardado en mi colección el de una colonia que me ha regalado mi hermana y huele como a frutas muy rica, el de laurel y canela porque he probado unas infusiones que se hace una amiga y me ha enviciado, el de unas galletas de semilla de amapola que me trae mi hermana y que siempre me recordarán a las puestas de sol en la playa, el de la lavanda que está en todo su esplendor...bueno esa me recuerda al sur de Francia pero como aquí huele distinta me recuerda a largos paseos.
Y el de mi nueva crema solar, que huele a verano, pero a este verano.

lavanda


Y el de los lugares donde han tocado mis hijos, el de las cervezas que me tomo cuando los veo actuar, huelen distinto, no es a la cerveza de siempre, aunque en el fondo sí que es la de siempre, pero huele especial.

Y quiero seguir descubriendo nuevos olores, el de alguna flor que aún no conozco, el de una nueva colonia o una nueva comida, el de las terracitas a las que aún no he ido o el de un nuevo gatito que pueda llegar a mi vida, esos olores nuevos y bonitos que me están esperando.

Bueno, ya paro que me lanzo y no hay quien me pare, pero es que me encantan los olores, adoro abrir la ventana de noche cuando huele a verano, y también cuando huele a Navidad. Me gusta ir a una romería y que huela a eso, a romería, o ir de excursión y que huela a ir de excursión, a salir temprano, a cosas ricas, a ilusión...

Ya me voy despidiendo, pero mientras escribía me he dado cuenta que a pesar de todo lo malo que me ha pasado, yo creo que a todos nos pasan cosas malas, estoy disfrutando la vida. Ayer mismo se me complicó el día, fue de estos días de Murphy que empieza liado y acaba totalmente enmarañado y a pesar de eso pude sacar buenos momentos, y me quedo con eso, con lo que paso y lo que pasa, y lo que está por venir, pero con lo bueno, aunque tenga bajones, claro, pero los aromas buenos permanecen.

Muchísimas gracias por leerme y a ver si puedo contestar los comentarios que sufro al dejarlos así solos y abandonados.

Y vosotros; ¿relacionáis los olores con momentos? ¿Hay alguno especial?¿También relacionáis los olores de otros países o de otros lugares con colonias, comidas o algo en concreto?

¡¡¡¡Hasta el sábado!!!!


32 comentarios:

  1. Algunos de tus olores, como el de la hierba recién cortada, también me ha traído a mí recuerdos. A mí me recuerda a mi infancia, como hijo de agricultor, cuando cortaban el alfalfa. Un olor un poco estrafalario que me gustaba era el de un garaje por el que pasábamos cuando íbamos a ver a mis abuelos los domingos. Los perfumes masculinos de mi infancia casi se limitan al Aqua Velva (para después del afeitado) y el Varón Dandy (colonia). En mi adolescencia ya vinieron otros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!! A mí Varón Dandy me encantaba, la había en casa de mi abuela y ella, que siempre nos compraba colonias riquísimas se desesperaba proque mi hermana y yo nos bañábamos, literalmente, en Varon Dandy para ir al cole, y no se iba, jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me encanta el olor a colegio que me recuerda a mis días en él cuando paso por la puerta de uno, es muy característico. También el olor a crema solar me gusta mucho, y el de las calles en Navidad, cómo huele a frío y a ilusión.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!! El olor a cole es lo más, a colonia infantil, al lápices, a libro nuevo...ainnnnns. Y el de Navidad es pura ilusión.
      Besos.

      Eliminar
  3. a mí también me gusta el olor a césped recién cortado, y lo asocio a mi colegio, que estaba en el pueblo de pozuelo y tenía muchas zonas ajardinadas.
    respecto al colegio, la sección de los pequeños tenía un olor especial. cuando era mayor y estaba en los últimos cursos, y por alguna razón tenía que entrar en el pabellón de los pequeños, me venían muchos recuerdos por ese olor peculiar.
    los coches antiguos no recuerdo muy bien como olían, pero me produce mucha nostalgia verlos, tanto por fuera como por dentro. cuando veo alguno por la calle, le hago una foto.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      El del césped se asocia mucho al cole y es genial.
      Me encanta el olor del cole, especialmente la sección de los peques, ese olor a colonia infantil, a libro, lápiz y a niños felices.
      El de los coches es muy concreto pero a mí me gusta un montón.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho que me recuerdes esos olores a hierba recién cortada. Yo tengo los recuerdos de los olores de las comidas, los perfumes y colonias, a tierra, a humo, a gas, a todo esos olores de las flores que me recuerdan a primavera. Pero desde hace unos años ya no percibo ningún olor, a nada , ni a comida, ni a gas, ni a humo, ni a tierra mojada , ni a caca a pesar de estar todos los días limpiando culos en mi trabajo. Se me fue ese preciado sentido y a pesar que me han operado y me hecho a veces un espray no los percibo, vagamente algunas veces algo, poco. Pero tengo en mi mente los olores. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Jo, qué pena que te haya pasado eso pero lo bueno es que los recuerdas, eso es algo genial.
      Muchos besos y muy feliz fin de semana.

      Eliminar
  5. El mundo de los aromas y cómo nos hacen evocar recuerdos es casi mágico. Sé a qué te refieres con el olor a pueblo marinero, por aquí cerca tenemos uno, al lado de Chiclana, que aún conserva esos aromas.
    Y sí, se nota este mundo de vacaciones, ¿verdad?
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy ese olor de los pueblos marineros me encanta, y Chiclana y alrededores...amor puro.
      Besos.

      Eliminar
  6. Los aromas es lo que más nos transporta. yo me levanto a las 6 de la mañana.... pero nada de fresquito, no apetece hacer nada, mÁXIMe si te has pasado toda la noche sin dormir. Aquí el calor está insoportable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, claro, es que el calor es terrible, aquí se está bien y me pongo en modo activo, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  7. Ni te imaginas lo que me ha gustado el post, soy una persona muy de olores (a veces para bien, otras para mal!) Tengo muchos olores que me gustan y otros que no, por ejemplo el cesped cortado es un olor que no me gusta nada, y el olor a tierra mojada es mi favorito. Tambien me gusta mucho como huele la playa, ese olor a mar que te limpia los pulmones :) Aqui hay playa, pero no huele igual que las playas de Cadiz o Huelva que es donde solia veranear de peque.
    No te agobies si estas liada, es verano, epoca para desconectar y relajarse, tu a tu ritmo que nosotras seguimos por aqui.
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy qué ilusión!!!!!
      Yo también soy muy de olores(y a veces también para mal). Las playas de Cádiz y Huelva huelen muy muy especial.
      Mil gracias por seguir aquí, de verdad.
      Besos.

      Eliminar
  8. El olfato se considera un sentido "interno" porque es el estímulo que llega más directo y más rápido al cerebro, y antes se procesa y se memoriza; por lo tanto, la memoria del olfato es de las más intensas, más duraderas, y menos corruptibles. En publicidad lo saben, y lo explotan.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has descrito a la perfección, y es que los publicistas saben más que los "ratones coloraos" jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  9. Adoro el olor a cesped recien cortado, o cuando esta humedo por el rocío. Otro aroma que me encanta son los arboles de eucalipto. Cuando estoy en algun lugar que hay y los siento, mi cuerpo SABE que esta al aire libre. Que importantes son los aromas y olores, no? Nos transportan a momentos exactos, nos evocan recuerdos, nos hacen revivir situaciones...
    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy es que húmedo por el rocío es lo más.
      El del eucalipto es genial, tengo muchas historias con ese olor, pero muchas, me chifla.
      Un beso enorme para ti.

      Eliminar
  10. ¡Hola Marigem!!!
    Justo ahora he comentado una entrada de Emerencia, y le he dicho que me producía olor a tierra mojada, qué casualidad, :)
    Tienes razón hay olores que nos llevan irremediablemente al pasado, momentos que nunca olvidaremos y que guardamos muy adentro y de repente, aparecen y te ves otra vez como esa niña o la adolescente que fuiste, y sonríes.
    Qué bonita época, donde el miedo no existía.
    Pero como también dices, los nuevos recuerdos seguiremos coleccionándolos porque la vida sigue y los instantes positivos con ella.

    Es una entrada muy bonita.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Qué casualidad, jejeje.
      Era una época preciosa que me encanta recordar, pero sin dejar de mirar el presente porque si lo descuidamos, dentro de un tiempo no tendremos pasado.
      Besos y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  11. Es sorprendente como los olores nos traen más recuerdos que las imágenes, es como si nuestra mente grabara esos momentos especiales asociados a los aromas de ese lugar. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiii, yo creo que es justo eso, están grabados en nuestra mente.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  12. Los olores siempre evocan recuerdos, especialmente si son buenos. La mantequilla de cacahuete, el olor a pan recién hecho, las velas aromáticas, e incluso el olor de personas queridas, esa esencia característica que posee cada una, son de mis preferidos.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!!!
      El de las personas queridas es el mejor, cuando por la calle me huele a jabón y colonia de hombre tipo Crossmen o Brumel me recuerda a mi padre, y las de señora o caballero más clásicas, también mezcladas con jabón, a mis abuelos, ainnnns.
      Besos.

      Eliminar
  13. Aquí estoy, estaba deseando leerte, en serio, es como un soplo de vida para mi siempre tus jueves reflexivos.
    Hay un aroma que no has mencionado y a mí me encanta, al pan recién hecho, ese aroma que salia de las panaderías era para mi maravilloso, y comprarlo calentito, sobre todo en invierno, y su olor, me chiflaba pero por desgracia panaderías que tengan horno van quedando poco, pero me encantaba.
    Y no hay nada como pasear por el campo y el olor a campo mojado.
    Otra de los aromas que me encanta es la pólvora, es maravilloso, la pena es que por mi sordera, no puedo acercarme ni por casualidad a una máscleta, de modo que imposible, pero me encanta. Y el olor a puro, siempre me ha gustado mucho, bueno me enrollo y no paro ains. perdona Gemma.
    Feliz fin de semana y gracias por ofrecernos cada jueves tanta vida y pedacito de ti en cada uno de ellos. Besos TERE.

    ResponderEliminar
  14. hermoso lo que cuentas! amo el olor despues de la lluvia, sobre todo en los pinos, el de la sopa, reminiscencia infantil, el de canela pr el arroz con canela al volver a la escuela y tantos otros! sin olvidar el glorioso y maravilloso olor a libro !!!!!!!!gracias y abrazosbuhos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Gema, adoro estas entradas de los sentidos, hoy el olor, los recuerdos, los momentos. El olor. Yo tengo muy desarrollado el olfato, al menos eso creo yo, pero como me gustaría poderlos memorizar, ver un lugar, recordar un instante y que pudiera relacionarlo con un aroma. Solo el mar, la tierra, el bosque, la sierra me los trae al instante, tal vez porque esos son los que han estado más cerca de mí, o los que quiero recordar. Un beso linda

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado el post...los aromas de la adolescencia me han transportado a una epoca maravillosa...yo tambien disfruto con los aromas maravillosos.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado el post...los aromas de la adolescencia me han transportado a una epoca maravillosa...yo tambien disfruto con los aromas maravillosos.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  18. siii, me has transportado! también tengo ciertos aromas que me llevan a otros lugares sin moverme del sitio.

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa. He venido a pasar unos días con mis padres y apenas toco Internet. Los aromas junto con la música son casi los unicoS en hacernos viajar en el tiempo. Basta pasar por una esquina para recordar un momento, una persona, una vida. La Naturaleza es magica. Un beso

    ResponderEliminar
  20. Qué cosas tan bonitas me has evocado con tu post sobre aromas!
    A mi los olores también me transportan a momentos o personas. Don Algodón también fue una colonia que me recuerda el principio de mi adolescencia. Después usé Amor amor y ahora me recuerda a salir de fiesta jaja
    Para mi el mejor olor es siempre el de las mañanas de primavera o verano. O cuando lleva mucho sin llover y de repente llueve. Es un olor indescriptible.
    Un post super bonito! Y que me ha dejado una grand sonrisa en la cara! No solo por lo del coche jaja
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...