jueves, 3 de noviembre de 2016

Jueves reflexivo; un paseo al atardecer.

Reflexión del jueves; un paseo al atardecer.


Hola a todos, parece mentira que ya estemos a jueves. Yo estoy aquí como siempre, con mi gato, mi café y mis pensamientos, escribiendo sobre la marcha y pidiendo perdón por adelantado por las posibles faltas o fallitos.

La verdad es que como la mayoría de las veces no sé cual va a ser el tema de la reflexión hasta que empiezo a escribir, y como no se me ocurre nada en concreto me apetece compartir retazos de lo que vi ayer por la tarde en uno de mis paseos, escenas cotidianas que me hacen parar y mirar la vida un poquito más despacio.
Y sin más rollo empezamos.


Ayer quise caminar mucho, necesitaba desconectar y mi marido y yo empezamos y cuando nos dimos cuenta ya era de noche cerrada.
El día era típicamente otoñal, de los que a mí me gustan.

Cerquita de casa tengo varios parques y me encantó pasar por uno de ellos y ver por un lado, en una zona tranquila y recogida, a la gente mayor charlando animadamente. Todas las señoras llevaban sus looks otoñales, sus parkas azules, marrones o verde caqui y sus zapatos gruesos, y los señores llevaban esa ropa que me recuerda a mi abuelo y casi puedo imaginarme como huele. Parecían muy entretenidos, algunos reían y a pesar de los muchos años que sumaban entre todos sentí que aquel rincón estaba lleno de vida.

En la zona de los columpios se escuchaba esa algarabía de niños que llenan los parques por la tarde. Los había grandes y pequeños, con sus uniformes escolares, con sus modelitos clásicos y con chándal, con madres y con abuelas, niños de todas las alturas, colores y edades, y todos corrían y saltaban felices.

Ver a esos chiquillos me trajo muchos recuerdos, recuerdos de mi infancia, que fue tan feliz, de los juegos en el parque, de la espera impaciente para subir a un tobogán o a un columpio y de las bolsitas de merienda con mi nombre bordado que me hacía mi madre.

Y me transportó a momentos un poco menos lejanos, cuando mis hijos eran pequeños, esos momentos de parque tan necesarios en la infancia, esos instantes que en el fondo tanto nos ayudan, nos enseñan a hablar con los demás, a esperar colas, a defendernos y a pasarlo bien. Yo siempre he pensado que el parque es una minisociedad, una especie de ecosistema infantil maravilloso.

Me hizo gracia ver niños merendando de maravilla y otros desesperando a sus mamis, como me pasaba a mí que tenía uno de cada, los había con bocatas a la antigua usanza, y también los había con bollería de esa que ninguno rechaza pero que...y otros con fruta o sin comer, seguro que ya habían  terminado pronto para jugar, como hacía mi hermana.

Luego seguimos caminando por la ciudad y no sé porqué ayer la sentí llena de vida. La tarde era agradable y algunas señoras caminaban cogidas del brazo invadiendo la acera pero yo no tenía prisa así que seguí tranquila detrás de ellas, aspirando ese aroma a Chanel nº5 que siempre asemejo a señora endomingada. Hablaban con voz cantarina de sus hijos y sus cosas, criticando a algún  famoso y disfrutando de la tarde.

También había mamis que corrían con prisa agarrando a sus niños que llevaban en la mano una bolsa de deporte o un instrumento musical; eso lo he vivido, salir de clase e ir a una extraescolar en la otra punta de la ciudad es un poco estresante pero merece la pena. 

Otros en cambio salían de alguna actividad sonrientes y hablando sin parar, contando a mamis y abuelas todo lo que habían hecho y eso sí que me hizo viajar en el tiempo, cuando mis hijos salían hablando los dos a la vez.

No sé que tienen los escaparates de otoño que me atrapan, y además todos, lo mismo me quedo horas mirando uno de maquillaje que una tienda de ropa de señora  clásica donde sé que no voy a comprar. Esos colores, esa forma tan elegante de colocar las cosas...es que me encanta.

Algunos todavía tenían restos de calabazas y murciélagos, otros estaba salpicados de castañas y hojas secas y muchos simplemente exponían prendas de esas acogedoras que nos hacen pensar en un paseo por a campiña inglesa, a lo Agatha Christie.

Mi paseo siguió y el parque, las aceras con madres y niños a la carrera y las tiendas elegantes fueron quedando atrás. Y nos adentramos en unas calles normales y corrientes, de esas con edificios de ladrillo visto que en realidad están llenas de vida. La tarde ha ido pasando, se acerca la hora de la cena y en los pisos más bajos se percibe la vida, huele a cosas ricas, a cebolla frita, a tortilla, a algo que a mí me parece carne guisada y a compota de manzana;huele a hogar.

En algunos sitios se siente incluso el batir de los huevos y el entrechocar de los cacharros en la cocina, y casi sin esfuerzo me imagino a una mami(porque pocos papis hacen la cena, la mayoría son las mamis)haciendo la cena mientras sus hijos se duchan, o mientras se bañan y ella entra y sale del baño acelerada lavando cabezas y volviendo a la cocina a revolver las patatas.

Y me imagino a esos niños relucientes con el pelo mojado cenando, y luego a sus papis, mientras los críos duermen viendo algo en la tele y hablando de sus cosas.

Entonces recuerdo que necesito comprar un par de cosas, son tonterías pero no pueden esperar, y entro en un súper que me pilla de camino. A esas horas está lleno y la mayoría de la gente ha ido a por olvidos. Y ya que tengo el día imaginativo observo a mi alrededor y me invento historias.

Delante de mí hay una chica que lleva en su cestito una bolsa de ensalada, un brick de leche y unos artículos de aseo así que me imagino que es una estudiante que vive sola y se ha escapado a por la cena y alguna cosita que necesita.

En la caja de al lado hay una señora con pañales y toallitas así que me imagino que por algún "imprevisto" necesita más pañales y se ha escapado a por ellos porque sino tendrá que ir a la farmacia y menudo dineral, que a todos nos ha pasado.

Y detrás de mí hay una señora con una chocolatina, y ya que solo lleva una cosa la dejamos pasar. La señora me cuenta que vive sola y le "presta", como decimos aquí cuando algo nos gusta, comer un poco de chocolate mientras ve la tele, y esa noche va a ver La voz.

Cuando salgo del súper ya es de noche cerrada y deshacemos lo andado para volver a casa. En el parque ya no hay niños ni gente mayor, solo chicos jóvenes en pareja o en grupo, de esos que están en otra etapa en la que no miran mucho a su alrededor y las hormonas son sus consejeras.

Ahora ya no hay mamis corriendo con niños por las aceras,  ahora hay gente que vuelve a casa con prisa, muchos seguramente llevan demasiadas horas fuera y quieren volver con los suyos.

Las tiendas de escaparates chulos ya están cerradas, y sus dueños seguramente se han ido a casa o a hacer recados.

El paseo me está gustando pero necesito volver a casa, quiero llegar antes que mi hija, me gusta estar en casa cuando ella llega, y verla luego cenar reluciente y con el pelo mojado mientras me cuenta cosas, y aunque ya no es pequeña disfruto de su compañía.

Y luego me pondré a hablar por whatsapp y skipe con mi hijo como sino hubiera un mañana, me contará lo que ha hecho, me mandará fotos de la comida que ha preparado y me preguntará por nuestros animales, pues con ellos no habla por whastapp.

Nada más entrar en casa me siento bien, tengo que darle la razón a Dorothy, en ningún sitio se está como en casa.

La verdad es que tenía una idea de cena pero esos aromas de las casas me han creado una necesidad y me hago una tortilla con cebolla.
Al poquito llega mi hija cantando y hablando, y después de su ducha y de todo el protocolo que tenemos en las casa cenamos hablando del día.

Después hablo y hablo con mi hijo, y en vez de ver una serie pongo La voz, porque me molan los coaches y el presentador, porque me encantaría saber cantar bien y especialmente porque me ha apetecido al hablar con la señora del súper.

Ayyyy se me ha hecho tarde, normalmente estos post los tengo terminados a las seis y poco y ahora son las siete y treinta y siete y aún no he acabado, pero bueno, creo que aún es pronto. Todavía es de noche, con esto del cambio de hora amanece bastante más tarde. Ya he terminado mi café y voy a hacerme otro para empezar el día con ganas. No sé lo que me espera pero intentaré disfrutarlo, saborear esas pequeñas cosas por las que últimamente paso deprisa.

Bueno, la reflexión de hoy no ha llevado a ningún lado, solo os he contado un poco lo que hice ayer de tarde, pero me ha servido para empezar el día con ilusión, con ganas de disfrutar.

Mil gracias por leerme, nos vemos el sábado en el repaso semanal y el lunes con algo nuevo.

Besossssssss.

52 comentarios:

  1. Buenos días!
    Como me gustan tus posts. Si es que yo me pongo a filosofar así y no me saldrían ni cuatro líneas.
    Justo ayer fui dando un paseo hasta mi lugar de costura que normalmente voy en bus y fui pensando cosas así, bueno, fui más bien disfrutando del paisaje, sin pensar en las vidas de los demás. Reflexioné sobre lo que merecía la pena un paseo antes de ir en bus, pero las prisas siempre nos hacen ir con el tiempo justo. Y que buenos son los paseos así.
    Otra reflexión ¿tampoco había padres en el parque? La maravillosa conciliación, que sólo existe de palabra.
    Por cierto, ¿dónde está tu hijo?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bunos días!!!!
      Muchas gracias!!!! Yo creo que sí que te saldrían muchas líneas, todo es ponerse, a mí me inspira mi gato, y lo digo de verdad.
      En el parque había pocos papis, de hecho lo estuvimos comentando porque aquí la conciliación brilla por su ausencia, pero es que además me parece a mí que la conciliación en muchos casos solo la quieren las madres, y eso...

      Mi hijo está en Italia, al lado de donde los terremotos, esta noche tuvo otro, así que menudo Erasmus más movido, y nunca mejor dicho.
      Besos y feliz jueves.

      Eliminar
  2. Madre mía, si me hubieran dado un euro por cada hora pasada en el parque con mi hija ahora tendría una pequeña fortuna. Es una pena que se esté perdiendo la costumbre de llevar a los niños a jugar a esos lugares (aunque yo aún veo muchos por mi zona que sí juegan acompañados de sus padres). Correr, disfrutar del aire libre y moverse es fundamental, para los niños y para los adultos.
    Un beso, Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, eso digo yo muchas veces, si nos pagasen por las horas de parque nos forrábamos.
      Yo veo sitios con muchos niños y padres y otros, cerca, dónde parece que se ha perdido la costumbre, no sé a que se deben esas diferencias.
      El aire libre es vida, yo eso lo llevo grabado a fuego.
      Besos.

      Eliminar
  3. Para no saber de qué escribir se te han ocurrido unas cuantas cosas chulas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Un paseo precioso. Me encantan las tardes de otoño aunque lo del cambio de hora me fastidia bastante. Pero como me gusta salir a caminar por el campo, en cuanto termino de almorzar y recojo un poco me pongo en marcha. Así me cunde más luego a la vuelta.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!! A mí el cambio de hora me gusta hasta Navidad, ver las calles adornadas de noche es bbonito pero luego necesito que los días vuelvan a ser largos, jejejeje.
      Me encanta eso de recoger y salir pronto, se aprovecha mucho.
      Besos.

      Eliminar
  5. A mi me gustan las tardes de cualquier estación del año porque todas tienen su encanto!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues no llevará a ningún lado, pero nos has hecho ver vida. Y eso yo ahora mismo lo necesito como el beber.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!!
      Me alegra mucho que me digas eso, es el mejor premio.
      Besos.

      Eliminar
  7. Ay por Dios, me ha dado sueño leer esas horas a las que te levantas... Ayer de vuelta de casa de mi hermana después de todo el día fuera de casa, entramos en un Mercadona que nos pillaba de paso porque Arguipaco quiso hacer porrusalda para cenar y faltaba puerro. Yo aproveche para comprar aceite de árbol de té y un eyeliner.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, siempre he madrugado mucho, me gusta, y claro, como ahora mis hijos madrugan tanto a mí me gusta levantarme un buen rato antes para ir disfrutando del día.
      Arguipaco es de los papis que cocinan, eso mola!!!!
      Qué guay que compraras el eyeliner y el aceite.
      Besos y feliz San Viernes.

      Eliminar
  8. Los paseos sin rumbo fijo me resultan muy gratificantes. Observar a la gente da much de sí. Si eres un buen observador o imaginativo, puedes tratar de adivinar qué hay detrás de esas caras y esos andares. Por no hablar de los lugares que te han visto nacer o vivir o deambular. Para mí es una fuente de inspiración. Algunos de mis relatos han salido de una simple observación o comentario cazado al azar.
    Me ha encantado leer tu experiencia personal, lo haces de una forma muy amena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Eso me pasa a mí, que son muy gratificantes.
      Siiiii, es una fuente de inspiración, a mí me encanta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Siempre gusta leer post de la vida cotidiana. Bsss

    ResponderEliminar
  10. Bonito paseo, casi que reconozca hasta cada rincón por el que has pasado ;) . Muchas veces pasamos con tanta prisa que no nos fijamos en todo lo que está pasando a nuestro alrededor, y si además le pones imaginación ya ni te digo!!
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!!
      Siiii, yo misma últimamente voy por la vida con demasiada prisa así que de vez en cuando me gusta parar y mirar con calma.
      Besos!!!!!

      Eliminar
  11. al igual que a ti, me gusta observar a la gente cuando paseo, y también cuando voy a comer fuera, o cuando voy en transporte público, o en cualquier sitio. cuando veo a las familias, observo si se parecen físicamente los hijos/as a los padres/madres, y así suele ser.
    cuando veo alguna chica atractiva, me pregunto a qué se dedica, a dónde va, si tiene novio... ^_^
    y me pasa lo mismo, a veces me tengo que obligar a salir más, pero luego me lo paso muy bien y vuelvo a casa con más gusto.
    me ha encantado el post de hoy. besos, gema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es divertido observar e imaginar. No lo hago siempre, a veces porque voy con prisas o hablando o...no sé, pero cuando lo hago lo disfruto mucho.
      Lo de los parecidos no suelo hacerlo, tomo nota que me ha hecho gracia.
      Me alegra muchísimo que te haya gustado el post.
      Besos y feliz viernes.

      Eliminar
  12. Hola Marigem, me ha gustado mucho leer el post. A mi me encanta pasear y saborear las pequeñas cosas que en realidad son las que más felices nos hacen. Además los paseos otoñales tienen un aire súper especial. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Me alegra mucho que te guste.
      Siiii, las pequeñas cosas son la sal de la vida.
      Besos.

      Eliminar
  13. Pues me ha gustado mucho el relato de tu paseo. Yo no soy tan observadora, a menos que vea algo surrealista. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      Yo por lo general tampoco soy tan observadora porque voy con prisa o hablando pero de vez en cuando me pierdo en pensamientos y divagaciones, jejejeje.
      Besos.

      Eliminar
  14. Me he sentido paseando contigo, me ha gustado mucho esas reflexiones que se te iban ocurriendo mientras mirabas la vida a tu alrededor. He recordado con nostalgia a mis niños de peques saliendo de sus actividades y después esas prisas de un lado a otro para llegar a todo, era un gran esfuerzo pero valió la pena.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      A mí me ha pasado, recordaba a mis hijos y me sale la nostalgia, jejejeje.
      Siiii, son esfuerzos que merecen muchísimo la pena.
      Besos.

      Eliminar
  15. Luego mi mamá y yo salimos a caminar también en la nochecita, está más fresco y más calmado por eso es la hora favorita. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito!! Claro, dónde tú vives hace más calor y tenéis que aprovechar la anochecida.
      Besos.

      Eliminar
  16. Me encanta tu post!!
    todas las tardes paseo una hora con mi perrita y te aseguro que es el mejor momento del dia,
    Silencio,naturaleza y reflexiones!!Un besazo
    Korper Cosmetics :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      Qué suerte tener una perrita!!!! Mis animales son demasiado caseros para ir a pasear con ellos, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  17. No nos has contado nada especial, en apariencia, pero nos has contado mucho, Marigem. Fijarse en los detalles cotidianos y, sobre todo, aprender a disfrutarlos, suma muchos puntos para ser feliz. Yo diría que eso es casi un harte, un don que no todo el mundo posee, así que me alegro infinito por tí.

    Gracias por compartir con nosotros tus sensaciones, tus emociones y tus observaciones en ese largo paseo en que hemos podido acompañarte :))

    ¡Un besito y feliz finde, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia!!!!
      La verdad es que intento ser felis, especialmente estos días que son un poco plof entre cosas familiares, día de difuntos y líos tengo que buscar cosas buenas.
      Jajaja, exagerada!!!! Un arte no creo que sea pero me gusta superar los problemas y quedarme con lo bueno.
      Mil gracias a ti por leerme y decirme cosas tan bonitas.
      Feliz finde.

      Eliminar
  18. Hay que ver lo que disfrutas de un paseo, tú sí que sabes :)

    Yo siempre voy estresada a los sitios y sólo me fijo en si llego tarde o no jajaja

    Besos, flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, lo intento.
      Yo también ando estresadísima, pero me he autoimpuesto un tiempo de descanso y de vida lenta, unos días antes y otros después, pero ya es una cuestión de necesidad, andamos con unas prisas...
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  19. Hola Gema!! A mi me parece que esta reflexión tienen mucho sentido, primero que admiro a las personas que se sientan a escribir y lo hacen tal y como le sale del corazón, o los sentimientos del momento. Y otro dato reflexivo que encontré que me gustó, fue el querer hablar con tu hijo como "si no hubiera mañana" eso si que es reflexivo y para tenerlo en cuenta.

    La conclusión que saqué de tu jueves reflexivo, "VIVE EL MOMENTO"
    Gracias por ese detalle tan importante que muy a menudo se nos pasa de largo.
    Buen fin de semana, guapa.
    Un beso-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Muchas gracias por tus palabras Mila, de verdad.
      Ayyyy es que a mi hijo lo echo tanto de menos, por un lado no quiero que venga porque se merece disfrutar de lo que se ha ganado y por otro lo echo tanto de menos...así que me quedo con el momento.
      Un besito y mil gracias a ti por leerme y comentar.

      Eliminar
  20. Lo del cambio de hora mata los parques o al menos el que yo tengo al lado de casa, porque tiene casi todas las farolas apagadas, supongo que por ahorrar el ayuntamiento dinero y claro las zonas de juegos ahora a las 6 y media ya están a oscuras y no se puede jugar. Es una pena porque suelo salir a pasear con mi perrita y siempre me ha gustado disfrutar del movimiento del parque como bien indicas y ahora sin luz pues estamos los 4 que nos animamos a salir aunque casi no haya luz. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Si, el cambio de hora no es muy amigo de los parques y es una pena. Ayyy qué chulo ir con tu perrita, mis animales son demasiado caseros, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  21. Como te digo que me has hecho emocionarme? como cuentas las cosas, y siempre me pasa lo mismo, me das vida Gemma, que chulo todo lo que viviste ayer, son las pequeñas cosas esas en las que te fijaste, las que verdaderamente merece la pena la vida, ains como te envidio esos paseos, por esos parques tan bonitos que tienes, envidia sana, aquí salimos mi chico y yo a cenar el miércoles y uf, no había ni un alma y sinceramente daba mucha tristeza, en cambio te leo y me da un subidon, me has animado en serio, ahora que lo necesito tanto que en quince dias entro en quirófano y uf, estoy muerta de miedo jeje. Gracias por estos post tan bonitos y por alegrarme la tarde. Mil gracias. un beso enorme. TERE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere!!!!
      Muchísimas gracias por esas cosas que me dices, de verdad.
      La verdad es que tengo unos parques muy bonitos, eso sí que es cierto, pero bueno, los paseos todos los podemos dar, en cada lugar hay un rincón con encanto.
      Qué pena que no haya gente en la calle, por aquí sí que suele haber vida, no de noche, claro, pero por ejemplo a las nueve de la noche por muchas zonas sigue habiendo vida.
      Mil gracias a ti por leerme y comentar y ojalá todo salga fenomenal en el quirófano, y va a ser para algo muy bueno.
      Besos Tere y suerte.

      Eliminar
  22. Me gusta mucho la manera que tienes de narrar, que te traslada las sensaciones que mencionas.
    La verdad es que no hay nada como dar un largo paseo. Pero de esos en los que no se va con prisas, como el tuyo. Y que da pie a observar, recordar y sentir. Lo maravilloso está en esas cosas que vemos como pequeñas y que son muy grandes.
    Te sigo, para no perderme tus próximos post y reflexiones.
    Un beso grande y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Muchas gracias, qué bien que te guste como lo cuento.
      A mí me encanta ir sin prisa aunque no siempre puedo, a veces incluso no tengo prisa y por costumbre acelero el paso, ainnnns, qué vida llevamos.
      Besos y gracias por comentar.

      Eliminar
  23. A mi tambien me encanta pasear y como tu lo hago con mi marido lo que pasa es que en el pueblo no tengo tanto "panorama" para ver, ahora que campo y monte todo el que quieras. Un beso y feliz finde preciosa y sigue filosofando que lo haces genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Ayyyy los paseos por campo y monte son lo más, yo sería feliz, de hecho me escapo todo lo que puedo.
      Besos y me alegra mucho que te guste.

      Eliminar
  24. Yo también soy de andar y pasear mucho, reconozco que me gusta más el verano jejeje, pero disfrutar de un buen paseo en otoño entre las farolas los parques las chaquetas y las hojas de los árboles sobre el suelo también tiene su encanto y lo disfruto mucho. Madre mía Gemma, no me extraña que seas una persona tan feliz, todo lo que llevas dentro y eres capaz de pensar y sacar en un sencillo paseo jejeje. Como dice Stephen Hawking en tu mente eres libre, tu eres un buen ejemplo jajaja. Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      A mí el verano me encanta pero aunque también paseo soy más de playa, picnics, excursiones y otras cosas, y en otoño, cuando empieza a oler a frío y ves las calles con vida me apetece caminar y caminar.
      Ayyyyy mil gracias, qué cosas me dices.
      Besos y mil gracias por tus palabras.

      Eliminar
  25. Está muy bien, eso de reflexionar sin que te lleve a ninguna parte, simplemente dejándote llevar, o cómo tú haces, imaginando historias o evocando recuerdos.
    Las tardes otoñales cuando el tiempo acompaña, dan para mucho y es una gozada ver lo que te rodea, en el parque, por la calle o en el super.
    Qué rica la tortilla para cenar ¿Verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      De vez en cuando presta divagar aunque no cambiemos nada, jejeje.
      Ayyyy es que el otoño es muy evocador.
      Muchos besos y una tortillina es lo más.
      Feliz finde!!!!

      Eliminar
  26. De un gran paseo has sacado tantas cosas en esta reflexión, veo que cuentas cada cosa que has ido viendo es una historia y nos has deleitado con tu recorrido viendo cada rincón y cada lugar como si estaríamos contigo. Un a brazo

    ResponderEliminar
  27. Qué guay es pasear así, me he dado cuenta que voy siempre loca perdía, ando súper rápido, me hubiese desesperado detrás de las señoras que invadían la acera, voy estresada por la vida?, qué mal! jajaja Sólo voy más tranquila cuando paseo a mi pequeñita, pero sólo tengo ojos para ella.
    En fin, me has hecho pensar eh!??,
    Muchos muchos besos guapaa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...