lunes, 14 de noviembre de 2016

Esas pequeñas cosas.

Esas pequeñas cosas que tanto me gustan.

Hola a todos!!!! ¿Qué tal el fin de semana? El mío ha estado bien, he paseado bajo la lluvia compartiendo paraguas, que me encanta, he estado con la familia, he visto pelis, he caminado entre hojas secas, he comido cosas ricas, no he podido resistirme a dar un paseo de noche para ver la luna más grande en 70 años y también he aprovechado para hacer alguna cosa en casa, que con estas prisas tenía un desastre que si entra alguien me denuncia...

Y ya que he hecho tantas cosas me apetecía empezar la semana con una lista de esas pequeñas cosas que tanto me gustan y de las que ya os hablé aquí, aquí, aquí, aquíaquí y aquí. No sé si me he olvidado alguno, pero bueno, para haceros una idea valen, jejejeje.

En estos post comparto las cosas que me gustan pero que se salen un poco de lo convencional, a todos nos gusta pasear por la orilla del mar, ver la tele en el sofá con una mantita o estar en familia, yo quiero poner alguna cosa distinta, algo más original.
Y sin más rollo empezamos.


-Me gusta pasar por las calles arboladas que han visto crecer a mis hijos y apreciar los cambios de estación. Adoro las tonalidades amarillas y rojizas que he visto estos días, y las hojas secas que alfombran el suelo. Y muchos se llenan de color en primavera, y huelen a vida nueva. Esos cambios me hacen ver que pase lo que pase la vida sigue y al final todo está en su sitio.


otoño
Me encantan los árboles en otoño.
otoño




-Me encanta el olor a otoño de las casas, la mía huele a compota de manzana, a buñuelos de calabaza y a sopa de ajo. Es genial estar en la cocina de noche, con los cristales empañados y sabiendo que todos estamos bien mientras el olor a manzana y canela invade la estancia. Huele a mi infancia, a tardes jugando con mis padres y abuelos, a risas...huele a felicidad.


buñuelos-calabaza
Los buñuelos de calabaza están buenísimos.


-Adoro abrir la ventana y oler las estaciones. Estos días olía a otoño-invierno, a frío, a humo y a hogar, y dentro de muy poco empezará a oler a Navidad.

-Pocas cosas hay tan geniales como el olor a café recién hecho que sale por las mañanas temprano en algunas cafeterías. Ese olor me recuerda muchas cosas pero especialmente a Madrid, tanto a los viajes que hacía con mis padres, como a las escapadas que hacíamos como con mis hijos, cuando íbamos para que lo viesen iluminado de Navidad, es un olor a gran ciudad, a frío y a buena compañía.

-Adoro cocinar con mis hijos, y ahora que tengo a uno lejos me envía recetas y las hago a ver si me salen(y creo que a él le salen mejor, jejeje), cocinamos e inventamos que da gusto, y lo hacemos cantando y contando historias. Incluso en épocas de exámenes intentamos hacerlo alguna vez, es lo más.

-Supongo que esto le gusta a todo el mundo, pero en días de mucho frío llenar la bañera, encender una velas y darse un baño de espuma con una infusión es genial. Es algo que dejo para días tranquilos, en finde o en días de esos que no son de ir a mil, lo hago pocas veces pero lo disfruto tanto...


infusión-baño-velas
La vela de mandarina mola mucho


-Ya he dicho alguna vez y he enseñado una parte aquí, y es que intento tener una biblioteca decente y poco a poco voy aumentándola. Cada mes intento comprar algún libro nuevo, conozco una librería con buenos precios y voy comprando, pero lo que de verdad me gusta es ir al rastro, a tiendas de antigüedades o de segunda mano y buscar ediciones de esas especiales que son difíciles de encontrar. De los que tengo de ese estilo mis preferidos son unos de los Hollister de los años 70.


libro-hollister-años-70
Esta edición me encanta, solo tengo algunos pero los adoro.


-Me encanta que un día normal se convierta en especial porque recibo alguna sorpresa, la que sea, como el viernes, que salí con mi madre a unos recados y en la inauguración de una tienda Yves Rocher nos dieron una bolsa con cositas;esmaltes, champú, limpiador facial...tonterías de esas que nos parecen un tesoro  y vuelven luminosa una mañana gris.

-Y como no quiero hacer el post eterno os diré que me gusta pasar miedo de vez en cuando, y en el puente de difuntos, en pleno Halloween, o Samahin para nosotros, nos fuimos a la zona alta de la ciudad, que estaba envuelta en niebla, a dar un paseo de esos en los que el aire sabe a humedad y sal, movernos por esos sitios donde el ambiente se vuelve opresivo y contar historias de miedo, como las que me contaba mi abuelo de la Santa Compaña, infantil que es una.


niebla-halloween
No se aprecia pero era una niebla de lo más tenebrosa
niebla-gijón
La foto es mala pero en realidad el ambiente era de terror






Bueno, y realmente hasta aquí llega el post, en los que hice anteriores de la misma temática ya os conté muchas cosas más y no quiero repetirme.

Espero que os guste y me encantaría que me dijerais que cosas sencillas pero tremendamente importantes os gustan a vosotros.

Mil gracias por leerme y nos vemos el martes con algún truco.

Y vosotros; ¿Sois de saborear las pequeñas cosas?¿Coincidimos en alguna?
Hasta el miércoles!!!!!

61 comentarios:

  1. Buen día Marigem, las pequeñas cosas, las diarias, las más sencillas nos hacen felices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me has hecho recordar cuánto tiempo (años) hace que no me tomo un baño de esos eternos, de los que hay que renovar el agua caliente porque se ha enfriado.
    Yo también soy de los que piensa que la felicidad está en saber disfrutar de esas pequeñas cosas que suceden todos los días. Muchas veces hemos dejado de valorarlas, porque las hemos incorporado a la rutina y no nos detenemos a paladearlas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy los baños, yo tomo pocos, vamos tan a mil pero aunque sea uno o dos al mes, en fin de semana, caen.
      Un abrazo y me encanta que opinemos igual.

      Eliminar
  3. Estos post llenos de positividad me encantan, me llenan de energía positiva. Ayer mismo tuvimos momentos de "pequeñas cosas" en familia: salimos al campo a coger collejas, hicimos una tortilla deliciosa con ellas y la compartimos viendo juntos un concurso que nos encanta. ¡Para eso están los domingos!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Eso sí que es vida, qué maravilla. Ahora le das valor pero ya verás dentro de unos años, ese valor se multiplica por mil.
      Besos.

      Eliminar
  4. Yo todavía no he podido ver la superluna porque está lloviendo y no se aprecia, en otoño me encanta pasear por donde hay árboles y están las hojas caídas y el olor de castañas asadas cuando paso cerca de uno de esos trenes que las venden.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Vaya, claro con lluvia es difícil. Siiii, ese olor a castañas es lo más, ojalá siempre sigan asando castañas en las calles.
      Besos.

      Eliminar
  5. ¡Los olores de las cosas como pueden transportarnos! Yo adoro el otoño y todas sus pequeñas cosas :) ¡Lo de cocinar en familia es lo más! A mi también me encanta :D Y esas fotos de niebla.... se ve digno de halloween!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Siii, los olores nos hacen viajar, lo creo firmemente.
      Me alegra ver que coincidimos en muchas cosas.
      Besos!!!!!

      Eliminar
  6. Acabo de aterrizar por aquí, y me gusta este tipod e post. A veces es necesario parar y observar esos momentos, prque son lo que te nutre.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Bienvenida.
      Me alegra mucho que te guste el post.
      Besos!!!!

      Eliminar
  7. Me gusta leerte porque me doy cuenta de que la mayoría de cosas también me gustan a mí y que las paso por alto, te lo he dicho mil veces pero me haces darme cuenta de lo rápido que voy por la vida y de que no la saboreo.
    Concuerdo contigo en todo menos en lo de los olores, no, no me gusta el olor a leña tan característico, especialmente en los pueblos jejeje
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Muchas gracias por tus palabras!!!!
      La verdad es que todos tenemos momentos de ir a mil sin saborear, es normal.
      Ayyyyyyyyyyyyyy el olor a leña en los pueblos es genial, huele a hogar, a gente que te quiere mucho, a gatitos en el regazo...a mí me chifla.
      Besos.

      Eliminar
  8. Los olores y los recuerdos, todo uno. El olor a bizcocho recién hecho y chocolate caliente, me lleva a las tardes de niñas en casa de mis abuelos. y sí, las fotos no hacen justicia a la niebla tenebrosa del finde de Halloween, la verdad es que yo que vivo a las afueras, ibas con el coche y parecía que en cualquier momento te iba a salir un hombre lobo jajajjaajajaa
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy el olor a bizcocho y a chocolate es genial, huele a merienda con los abuelos, cierto.
      Siiii, la niebla era increíble, nosotros pasamos miedo en el coche, jejeje, pero es que en comparación con el Cerro, que es donde las saqué, aquello parecía la peli La Niebla que de pequeña me daba terror, jejejeje.
      Besos!!!!!

      Eliminar
  9. Yo, que soy muy especialita para los olores, también huelo a otoño cuando llegan estas fechas. Es algo difícil de explicar pero es verdad que huele a eso. Huelo en el aire cuándo va a dejar de hacer frío o cuándo ya no va a volver a hacer calor.
    Tengo que probar a hacer buñuelos de calabaza, a ver qué tal xD
    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Coincidimos 100 por cien en el tema olores, es qu emuchas cosas se huelen en el aire, y a mí me encanta.
      Los buñuelos de calabaza son facilísimos, si quieres te dejo la receta o te mando un email, a nosotros nos encantan.
      Besos.

      Eliminar
  10. los árboles en las ciudades pasan desapercibidos, pero si no estuvieran los echaríamos de menos, y mucho. al igual que el canto de los pájaros. en una novela juvenil sobre la guerra de yugoslavia ('tres besos' de blanca álvarez), contaban que los pájaros habían emigrado de aquellas ciudades en guerra, y que la ausencia de su canto se notaba.
    cuando estaba en 8º de egb, 1990-91, que no existía el halloween ni nada, en un club de actividades extraescolares al que iba, un día nos juntamos a contar historias de miedo en una habitación a oscuras. el narrador era un monitor del club, y lo hacía genial, verdaderamente te hacía sentir miedo. para eso hay que tener talento, yo me pongo a contar una historia de miedo y no asusto ni a una mosca. :D
    besitos, gema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!1
      Siii, pobres árboles, a mí me encantan, paseo a propósito por muchísimas calles arboladas, es que me vuelven loca.
      Qué chulo lo del club de actividades, y seguro que tu cuentas las historias genial, jejeje, exagerado.

      Mi madre tiene un don para contar historias en general, y de miedo en particular. Ya conté mil veces que cuando era peque, a veces nos íbamos a cenar a una parrilla de las afueras que nos encantaba, cenábamos junto a la chimenea en invierno, y a la vuelta, en el coche, ya de noche, mis padres nos contaban historias que para nosotras eran de miedo, generalmente hechos reales de personas que habían desaparecido durante la guerra, o cosas de la Santa Compaña...y ambos lo contaban genial, pero mi madre es una narradora nata.
      Un besito y feliz semana!!!!

      Eliminar
  11. un placer conocerte cuentas de tus días y tus horas
    lo importante de tu vida
    abrazo desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras.
      Un abrazo desde Gijón. ;)

      Eliminar
  12. Esos pequeños placeres otoñales le dan sentido a la vida. Me encanta reconocerme en muchos de ellos. Y hoy me quedo con el de La Cocina con olores y sabores de otoño. Calor de hogar con sabor a manzana, a castaña y a dulce
    Qué bien que lo compartas con tu hijo que está fuera. Así os sentís más cerca. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Curra.
      El calor de hogar con esos olores no tiene precio, me encanta.
      Un besito y si, intento compartir cosas con él, lo echo tanto de menos.
      Besos.

      Eliminar
  13. Lo de convertir un día normal en especial por alguna razón mola mucho, a mi también me encanta aumentar mi biblioteca aunque cualquier día hay que salirse de casa.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, cualquier día voy a tener que alquilar una asa solo para los libros, pero son mi vicio.
      Besos.

      Eliminar
  14. He visto los buñuelos y ya no he podido pensar en otra cosa... Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Qué ricos los buñuelos de calabaza, por favor!!!

    Yo quiero disfrutar de las pequeñas cosas, pero el estrés me lo impide jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Los buñuelos son lo más.
      No te creas, que yo también arrastro un estrés que no veas, pero intento tomarme las cosas con calma. Con un niño tan peque como el tuyo es complicado.
      Besos!!!!

      Eliminar
  16. Me ha encantado el post. Me has hecho recordar mi infancia, cosas que hacía y que debería volver a hacer. Me encanta el otoño, sus colores en los arboles, me parece una estación preciosa y algo meláncolica. Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!1
      Me alegra qu ete guste y anímate a volver a hacer esas cosas, merece la pena.
      Besos.

      Eliminar
  17. Marigem me encanta leer tu post es que disfrutas con tantas pequeñas cosas y lo bien que nos lo cuentas. Te pido que nos enseñes como se hace esos buñuelos de calabaza, me han regalado una calabaza grande y no se en que emplearla. Si me sobra la tendré que congelar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Creo que me hubiera gustado ser hija tuya y cocinar mientras me contabas historias e ir de picnic y todas esas cosas maravillosas.
    El olor de las estaciones me gusta mucho, aunque aquí, cerca del mar se nota menos. En León resulta apabullante. El otoño huele también a compota de manzana con su canelita y su chorrito de limón, como el tuyo, pero además huele a castañas y pimientos asados.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Ayyyy gracias, la verdad es que cocinar contando historias es muy divertido, y los picnics son tan geniales...
      El otoño en León es muy bonito, hace años que no voy, siempre voy en verano o ya con nieve, me han entrado muchas ganas de ir.
      Besos.

      Eliminar
  19. Pues casi somos almitas gemelas, a mí me encanta todo lo que has dicho: los olores que has dicho (de las casas y de las épocas), el llenarme la bañera, el ampliar la bibilioteca y sobre todo, eso que me ha gustado mucho, de pensar viendo un paisaje que todo sigue igual y adelante, pase lo que pase.
    A mí también me alegra el día alguna llamada de teléfono que no esperaba o el café de después de comen (con algo dulce).
    Genial post, Gema, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué bien Chelo, me encanta tener almas gemelas.
      El café de después de comer con algo dulce me encanta, hoy me he metido un pedazo de pastel...
      Besos.

      Eliminar
  20. Hay que saborear y apreciar cada momento, es cierto que hay olores quete hacen volar a tu infancia, qué bien sienta recordar. A mí también me gusta oler las estaciones y hablando de olores, tu casa huele muy bienn!! ^^
    Muchos besos guapa, que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Siii, hay que aprovechar. Los olores que traen buenos recuerdos son geniales.
      Jejeje, siii, cuando hago buñuelos huele a canela, mmm, pero otras veces huele a repollo, no todo va a ser genial, jejeje.
      Besos y muy feliz semana.

      Eliminar
  21. Pues una de las cosas que más me gustan y de la que nunca me canso desde que nacieron mis hijos es verlos dormir, aunque ahora ya sean más grandes que yo. Me encanta subir antes de acostarme a sus cuartos y ver esas caritas relajadas y felices durmiendo. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Ver dormir a nuestros hijos y saber que están bien no tiene precio.
      Besos.

      Eliminar
  22. Estas cosas pequeñas se aprecian mas a medida que se cumplen años. A mi me encantan los olores de toda la vida en la cocina, me recuerdan mi niñez! Un besin guapa.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es que yo en algunas cosas he sido siempre un poco vieja prematura, jejeje, y soy de valorar mucho esas cosas, pero ahora mucho más.
      Besos.

      Eliminar
  23. Aquí en Valencia son muy típicos los buñuelos de calabaza, en fallas es lo que más pide la gente. Lo que pasa es que los hacen con otra forma.
    Todo eso que te gusta, a mí me encanta! Eso sí...aquí el olor a otoño ha dejado de existir, porque salvo momentos puntuales seguimos casi hasta con calor. Ayer fuimos a pasear a la playa y en el sol 35 grados caían, sí sí, como lees. Y hoy pues nublado, pero ni gota de agua (y dijeron que iba a caer la del pulpo) y a 20 grados...vamos que esos olores que recuerdo de pequeña, han ido desapareciendo...algún día vendrá el frío, aunque sea un poco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Ayyyy esos buñuelos tienen que estar de muerte!!!!!
      Ya, he visto en face lo que pones. Aquí de todas formas hace más calor que en mi infancia, tenemos unos 15º, y eso aquí es como estar en el Caribe, jejeje.
      Siii, vendrá, seguro.
      Besos.

      Eliminar
  24. Da gusto empezar la semana de esta manera. La verdad es que a mi me pasa lo mismo que a ti me conformo con poco. Lo que mas me gustaria es que todos los dias fueran especiales. Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Mejor que no todos sean especiales, así cuando lo son los disfrutamos más.
      Besos!!!!

      Eliminar
  25. Es evidente que te gustan unas pequeñas cosas que son muy grandes y bien aprovechadas en tu caso, Gema. Ya te imagino en la cocina rodeada de tan gustosos manjares y la casa con olor a hogar. Esos paseos, el disfrute con la familia, ¡qué bien te lo pasas! y qué bien, contar con esas situaciones que tan bien nos hacen sentir.

    Un placer leer esas "pequeñas cosas" que no tanto. Los buñuelos me recordaron a una época en la que me gustaba hacerlos, ahora ya olvidé la receta jajaja.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mila!!!!
      Siiii, estas cositas son las mejores y yo intento saborearlas, a veces se consigue y otras no, pero lo intento.
      Yo puse una receta el miércoles, por si te apetece recordar los buñuelos.
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  26. Pasear entre árboles, ya sea en ciudad o por el bosque es algo maravilloso!
    No sé si has publicado la receta de los buñuelos de calabaza, pero me interesa mucho. La publicas?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, los árboles dan vida.
      Muchos besos y siii, la puse el miércoles.

      Eliminar
  27. A mi me gustan las cosas cotidianas!!!! no sé si exactamente coinciden con las tuyas, desde luego lo de la bañera y la infusión... no, la bañera la quité hace años porque me parecía un artilugio inútil, que no utilizaba para nada, asi que no me gusta darme lo de los baños en la bañera y tampoco con una infusión... porque no me gustan las infusiones, ja ja ja; pero sin necesidad de que me evoquen nada, ni me recuerden a nada, me gustan las cosas cotidianas de por sí, las que hacemos todos los días, hay mucha gente que le molesta repetirse en hacer las mismas cosas todos los días, es decir, se siente molestas con la cotidianeidad, yo por el contrario pienso que cuando las haces es porque todo va bien, dentro de la normalidad, es decir, que estás bien tu y los que te rodean, y creo que no hay nada más maravilloso que eso y como voy al día y según va pasando la vida, pues no puedo decir que me guste algo porque me gustara antes o me trajera algún recuerdo porque pienso que la vida pasa y hay que subirse al carro de la vida, según viene!!!! y ahora me gusta algo tan simple como pasar por el Mercado de Ruzafa todas las mañanas antes de irme a trabajar, comprar alguna cosa si la necesito y pasarme por un puesto de café, que en realidad no es un bar sino una tienda de cafés de una marca valenciana donde aunque no lo compres como es mi caso porque nunca tengo café en casa, puedes tomar un café mucho más barato de lo que lo tomas en el bar y tener un rato de charla agradable con personas que has conocido allí mismo... de eso.. de esa parada a tomar el café antes de ir a trabajar, personas que no se puede clasificar de amigas pero quienes con el roce pues ya has intercambiado teléfonos y cosas así y a quien me gusta ver en mi día, incluida la chica de la tienda y algunas clientas más a quien si lo vas les mandas un whatsap para ver si pasa algo y viceversa!!! me parece un momento muy agradable antes de comenzar con la jornada laboral


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jajaja, no te creas, yo a veces también pienso que la bañera es un trasto porque en verano es muy raro que nos bañemos y hay que limpiarla igual, jejeje.
      Las infusiones son mi vicio, me gustan todas, mmmm.

      Las cosas cotidianas son las mejores, nos dan la seguridad de que todo está como debe estar.

      Me encanta lo del mercado y lo de la tienda de cafés y los whatsapp, es precioso.
      Besos!!!!

      Eliminar
  28. Excepto en lo de pasar miedo, creo que coincido contigo en todo. A mí hay una cosa que me encanta y que me hace sentir muy bien, y es que nos vayamos, ya tardecito, mi marido y yo a leer a la cama. Cada uno con su libro y sus gafas, a meternos bajo las mantas y a difrutar de la lectura antes de dormirnos. Por las mañanas, cuando ninguno de los dos tenemos que madrugar, preparar el desayuno con calma y salirnos a la terraza a tomarlo. Podemos echar más de una hora tranquilamente mientras charlamos de mil cosas. Eso para mí es terminar y empezar bien un día :))

    Como siempre tu post transmite buen rollo, Gema. Da gusto leer a gente que disfruta de casi todo sin necesidad de montones de euros :D

    ¡Un besito nocturno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia!!!!!
      A mí también me encanta leer bajo las mantas y preparar el desayuno c on calma. No tengo terraza, ainnnns, pero lo disfrutamos igual, es genial.
      Besos y mil gracias por tus palabras.

      Eliminar
  29. Me encantan las castañas y cada otoño voy corriendo a comprar porque hace sufrir esperar todo el año. Los buñuelos no me salen soy un desastre jajaja

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, es genial comprarlas y más aún ir a cogerlas y asarlas.
      Jajaja, seguro que si haces mi receta te salen, son muy muy fáciles.
      Besos.

      Eliminar
  30. Pasear por esas calles con tantos recuerdos seguro que es fantástico, yo no puedo decir lo mismo, ya que en mi vida, llevo cambiando de lugar de residencia con frecuencia, aunque en esta actual etapa ya fuera de mi trabajo docente es cuando ya por fin he logrado la tranquilidad y estabilidad que necesitaba.

    También me alegro, amiga Gema, que ese viernes donde saliste de compras con tu madre se volviera especial, aunque no me extraña porque esa marca Ives Rocher, la conozco muy bien y efectivamente suelen tener muchos detalles con su clientela.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella!!!!!
      Claro, a veces quemamos etapas cambiando de lugar, pero siempre quedan recuerdos.
      Me alegra que ya tengas esa ansiada estabilidad.
      Besitos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...