miércoles, 4 de noviembre de 2020

Trucos para enriquecer la salsa bechamel


5 trucos para hacer bechamel con un toque especial

Hola a todos y bienvenidos un día más. Ya es miércoles, el otoño está en todo su esplendor y apetece mucha pasear pero la cosa no pinta muy bien donde yo vivo, estamos ya medio confinados. Así que paciencia y a desear que todo mejore. 
Hoy es el día de los trucos y se me ha ocurrido compartir algunas de las cositas que hago para darle la vuelta  a la bechamel, esa salsa que engorda que no veas pero que gusta a todo el mundo. Y sin más rollo, empezamos.

Imagino que todos estos trucos son conocidos, pero he pensado que al agruparlos siempre podemos encontrar alguno que no sabemos, y eso viene bien.
 
picoteo
Nos gusta mucho hacer picoteos

 

Añadir un poco de caldo a la salsa bechamel


Esto lo hago para hacer croquetas. Por ejemplo en el cocido, que solo comemos mi marido y yo, pongo bastante carne, y sobra mucha, la verdad. Así que hago unas croquetas que nos encantan. Cuando hago la bechamel para las croquetas, además de alguna cosita que os comentaré luego, le añado un poco de caldo del cocido, que separo antes de hacer la sopa. No echo mucho, no quiero hacer una bechamel aguada, solo un poco, pero marca la diferencia.

Cuando hago mejillones tigre(creo que son muy conocidos, corregidme si me equivoco) añado un poco del agua de cocción de los mejillones. Y si es una bechamel para gratinar con lasaña, con canelones o con calabacín relleno, añado un poco de caldo de carne o de verduras, solo un poco.

picoteo
Siempre se disfruta comiendo


Rehogar la harina con ajo, cebolla y aceite


Si la bechamel es para croquetas o mejillones tigre, por ejemplo, la hago así. En lugar de derretir la mantequilla y rehogar la harina para ir añadiendo leche, me gusta añadir  pongo un poco de aceite de oliva con la mantequilla, y antes de la harina pongo ajo y cebolla muy muy picaditos, incluso podemos rallarlo, y cuando esté pochadito añadimos el ingrediente de las croquetas(carne) o de los mejillones(la carne del mejillón muy picada), rehogamos un poco y ahí tostamos la harina y hacemos la bechamel normal(añadiendo el caldo). Suena enrevesado pero es muy fácil.

Si hago huevos rellenos gratinados con bechamel, que a veces hago como entrante para comidas familiares, uso el aceite del bonito de lata(es de oliva) con la mantequilla y le da un toque estupendo.


falsa-lasaña-vegetariana
Esta falsa lasaña con pan de semillas tiene una bechamel especiada

Infusionar la leche con especias o sabores que nos gusten


Esto lo suelo hacer para la bechamel de cobertura, por ejemplo para gratinar coliflor. Un rato antes de hacer la bechamel pongo la leche a calentar con algo que me guste. A veces hago un atado de romero y tomillo, otras laurel o hinojo, y casi siempre clavo de olor. Éste podemos clavarlo, valga la redundancia, en un trozo de cebolla o en un diente de ajo. Dejamos que cueza todo y la verdad es que se nota el resultado.

Para las croquetas de jamón queda bien infusionar un ratito la leche con un hueso de jamón. Eso sí, luego hay que tener cuidado con la sal.

Y claro, añadir queso en el último momento para que gratine mejor ya es...de diez.


lasaña


Usar nuez moscada rallada por nosotros


Yo tengo un botecito de nuez moscada molida para un apuro, pero en la bechamel uso nuez moscada que paso por el rallador en el último momento. La venden en muchos sitios, es barata y dura mucho. El sabor e incluso el aroma se notan un montón.

Hacer bechamel de colores


Obviamente podemos usar colorantes alimentarios, y está genial para una ocasión especial. Pero yo me refería a teñirla con alimentos.

Una idea, que yo hago mucho para creps, es teñir con espinacas. Podemos usarlas crudas, salteadas o hervidas. Las ponemos en el vaso de la batidora con la salsa bechamel y trituramos muy muy bien. O podemos batir la leche con las espinacas y hacer la bechamel con esa leche. De ambas formas tendremos una bechamel verde.
 
 
sandwich-francés-mayonesa-rosa
La bechamel del sandwich Croque-Monseuir
  va dentro y la mayonesa rosa le da un toque genial, se hace con remolacha.

Para hacer bechamel morada yo bato la leche que voy a usar con un poco de remolacha. Y uso esa leche para hacer la bechamel. También podemos batir la bechamel ya hecha con la remolacha, eso al gusto.

Y  por último la favorita de mi marido, bechamel al curry. La hago para gratinar con brócoli, y solo hay que hacer una bechamel normal y al final añadir un poco de curry y si se quiere otro poco de cúrcuma. Yo, como extra, añado un poquito de curry a la vez que la harina, y lo tuesto. No es muy ortodoxo pero nos gusta. Eso sí, os tiene que gustar el sabor del curry.
 
Y hasta aquí los trucos bechameleros. Espero que os gusten mucho y nos vemos el sábado en el repaso semanal y con algún especial.
Muy feliz miércoles.

33 comentarios:

  1. ¡Buenos días!
    Qué maravilla ver todos esos picoteos. Al principio la bechamel para mí era todo un misterio y confieso que tenía miedo de hacerla, pero me salió muy buena y supongo que fue la suerte del principiante, jaja. El caso es que las croquetas de jamón serrano que hice, gustaron mucho! Aplicaré tus consejos para la próxima vez que vuelva hacer algo tan delicioso.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí me pasó igual, me daba miedo. Mi madre y mi abuela la hacían tan bien que yo temblaba pero luego le cogí el gusto.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  2. Justo el otro día hice croquetas de pescado, tomo nota de tus ideas para la bechamel.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues a las de pescado en concreto, lo de añadir un poco de caldo o fumet les va de maravilla.
      Feliz día.

      Eliminar
  3. Muy buenas ideas. Me encanta la bechamel aunque procuro no hacerla a menudo por las calorías que tiene. Croquetas hago pocas porque nos las da mi suegra exquisitas.
    De los trucos que mencionas solo he hecho el de rallar nuez moscada. Lo descubrí hace mil años y se lo dije a mi madre (aún vivía en casa de mis padres). Empezó a hacerlo para las croquetas, pero descubrimos que entonces las croquetas solo sabían a nuez moscada y dejamos de hacerlo.
    Ufff a pesar de la hora, me has dado hambre.
    Es curioso lo de Asturias porque sois una de las comunidades que mejor está en lo de la COVID y el presidente está pidiendo el confinamiento domiciliario. Si todos fueran igual de precavidos puede que la cosa fuera mejor, pero ya se sabe, los intereses económicos mandan más que la salud.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      La nuez moscada yo la uso para cobertura, en croquetas me pasa como a ti.
      Ay el Covid, esteverano estábamos genial pero ahora estamos desbordados. Mi cuñada trabaja en el hospital, supervisa la planta de Covid y están desbordados, hay casos en casi todos los colegios, mis hijos están a un paso de ir a un erte...terrible. Ya ha cerrado la hosteleria y lo no esencial, pero estamos desbordadísimos.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  4. Hola! son muy buenos trucos, me apunto el de infusionar la leche con especias a ver que tal sale, hace mucho que no hago bechamel, se vienen unas croquetas este fin de semana. Besos

    ResponderEliminar
  5. La becahmel al curry lleva mi nombre, aunque versión no láctea, ya sabes.
    Gracias por las ideas, guapa!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mis hijos se la hago vegana y he ido aprendiendo muchos truquis y sabe genial.
      Feliz tarde.

      Eliminar
  6. Seguro que si probara estas variantes me llegaría a gustar la bechamel cosa que ahora mismo no me va para nada.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuántas cosas para mejorar la bechamel! ¡Me encanta!Me gusta sola y acompañada, y no dudes que probaré alguno de esos trucos. Tiene que estar todavía más rica.
    Muchas gracias. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      A mí también me gusta sola o acompañada, jejejeje.
      Feliz día.

      Eliminar
  8. No suelo hacer bechamel, pero si que cuando la hacía usaba el caldo y ajo y cebolla, así como nuez moscada.. lo de la bechamel de colores me ha dejado loca..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la bechamel de colores siempre triunfa.
      Feliz día.

      Eliminar
  9. Jo, pues que rico todo!!
    Para mí es un poco complejo la cocina tan bien elaborada pero poquito a poquito trato de aprender porque como lo natural no sabe nada. Además, al paso que vamos nos van a cerrar la hostelería.
    Buen miércoles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Seguro qu epoco a poco le coges el tranquillo.
      Aquí ya han cerrado la hosteleria y todo lo "no esencial" así que hay que cocinar si o si.
      Feliz tarde.

      Eliminar
  10. En mi casa siempre hemos sido muy de bechamel. Incluso platos supuestamente ligeros, como la verdura, con mucha frecuencia se convierten en contundentes, pero buenísimos. Yo, como además soy muy bocadillero, me arreo unos bocatas de croquetas o fritos de merluza que no se los salta un gitano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡hola!
      Me has recordado a mis padres y abuelos, se inventaban bocatas geniales.
      Feliz día.

      Eliminar
  11. Hola guapa.
    Lo de infusionar la leche no lo sabía. Normalmente yo lo hago rehogando ajo con aceite así que esa sí, lo de las especias también y lo del caldo alguna vez también. Que bueno está y que poco debería comer bechamel jejej
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues la leche infusionada le da un toque genial.
      Feliz tarde.

      Eliminar
  12. Hola Gemma muchas gracias por estos trucos. Nunca he hecho bechamel pero con estos trucos probaré. Feliz día. Besitosss

    ResponderEliminar
  13. Que hambre me ha dado al ver tu post! Me gusta todo y yo también soy mucho de hacer picoteos!!
    Bsss

    ResponderEliminar
  14. ¡Ostras, Gemma! ¡Me has dejado salivando! Entrada superguardada con esos consejos para conseguir una bechamel rica, rica, rica... Y conseguir que nos salga algo al menos parecido a los manjares de las fotos. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Pero qué apañadina eres. Cuidaros mucho.

    Abrazote utópico.-

    ResponderEliminar
  16. Lo de hacerla verde para el bróccoli me ha gustado.
    Yo también pongo cebollita rallada.

    ResponderEliminar
  17. No soy muy cocinillas, mi pareja lo es más, así que tengo que confesar que no he preparado una bechamel en mi vida. ¡Todo es ponerse! Por cierto que una ensalada de tomate y garbanzos que dejastes por aquí una vez sí que la he preparado varias veces y tiene mucho exito ¡Gracias!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  18. Muy buenas ideas para la bechamel. Las croquetas de carne que hago yo les hecho el caldo del cocido le da un buen gusto. Para la bechamel le añado una pizca de nuez moscada. Lo de dar los colores es un a buena idea. Un abrazo.

    ResponderEliminar