jueves, 20 de junio de 2019

Reflexión: junio

Jueves reflexivo:olor a verano

Hola a todos y  bienvenidos un día más. ¿Qué tal va la semana? Espero que fenomenal.

Hoy vengo con mi post improvisado y reflexivo, así que con una infusión que sabe a fresas con nata, mi gato bien cerquita y mucha ilusión, sin más rollo, empezamos.
 
Hace año y medio os hablaba aquí de febrero, el mes que menos me gusta del calendario por varias razones.

Y hoy quiero hablar de mi mes preferido: junio.

Siempre ha sido mi mes favorito por muchas razones. Con junio llegaban las vacaciones escolares, los días largos y los planes chulos. En mi familia teníamos una tradición; el día antes de San Juan nos íbamos a pasear por una zona que nos encantaba, para celebrar la llegada del verano. Según mi madre molaba muchísimo porque quedaba todo por delante, y preparaba un picnic lleno de cosas ricas que comíamos con mucha ilusión en prados de hierba alta que olían a San Juanín, mi flor de verano preferida porque ese aroma es en realidad el olor del verano.

san-juanin
Esta flor huele a verano


La hoguera de San Juan siempre fue una ocasión especial. Esa tarde el señor del kiosco del barrio regalaba un paquete de chuches a todos los clientes, y aunque eran cosas muy sencillas nos hacía mucha ilusión, todo sabía mejor que nunca.

Y esa tarde noche una vecina que tenía un bar preparaba un picoteo en la calle para todos los niños de la zona, de nuevo cosas sencillas pero lo pasábamos genial.

Luego íbamos a la hoguera con mis padres, mi tío, mis abuelos y algunos amigos, y era verdaderamente la noche más mágica del año.

A día de hoy sigo yendo a la hoguera, que se celebra en la playa, y sigo disfrutando al quemar las cosas malas y al escuchar los sonidos celtas que inundan la noche, pero no es lo mismo, mola mucho pero ni yo soy la misma ni las cosas lo son.

Adoro los días largos de junio; a las once menos cuatro de la noche aún no ha oscurecido del todo.

Además hay mil y un planes chulos. Cuando era pequeña mi padre trabajaba a turnos. Cuando tenía un turno en el que salía a las diez de la noche esperábamos a que llegase a casa y después de cenar nos íbamos a dar un paseo por el barrio, y nos acercábamos a una zona que estaba llena de prados y matorrales a buscar luciérnagas, que adornaban las plantas de la ventana de nuestra habitación e invitaban a las hadas a venir a visitarnos.

Junio es el mes de los primeros helados(bueno, ahora los como prácticamente todo el año, pero antes no), el mes de la programación televisiva de verano y de los planes al aire libre.

En la adolescencia junio era el mes de salir con amigos, de los primeros novios(los amores de verano que molan empiezan en junio), de los primeros conciertos del verano y de los primeros días de playa en pandilla, con las toallas nuevas y el protector solar aún por estrenar.

A veces era el mes de las recuperaciones y otras el de los exámenes finales, y también el de las fiestas de fin de curso.

Es el mes en que más veces me he ido de vacaciones, en el que he visto las puestas de sol más bonitas y los amaneceres más especiales.

Además empiezan a visitarnos los insectos del verano, como el San Juanín(si, se llama como la flor que huele a verano), y las mariquitas a las que pedimos deseos.

san-juanin
Esta foto la hice ayer en la finca, había muchos San Juaninos, todos preciosos


Junio es el mes en el que siempre me como las cerezas del árbol, en el que empiezan las lecturas ligeras y la ensaladilla ya es parte del menú. 

Y a veces cenamos en pueblecitos marineros, algo de pescado en el puerto, porque en junio todo sabe a verano. 

Y si nos escapamos al autocine a ver algo divertido podemos contar estrellas embriagados por el perfume de las flores, porque solo en este mes huele así.

Y aunque a veces pasan cosas malas(yo llevo un mes durillo) siempre es más fácil afrontarlo sabiendo que ya huele a verano, que los días son largos y los planes nos esperan a la vuelta de la esquina.

Algunas noches abro la ventana de la concina y me asomo. Si cierro los ojos huele a verano; a los veranos de mi infancia y a los veranos de la infancia de mis hijos. A los veranos recientes y a los veranos antiguos. Huele a todos los veranos.

Este domingo tenemos la hoguera de San Juan, y el viernes también tenemos planes, además de muchas ganas de improvisar el resto del finde, así que estoy llena de ilusión.

EL otro día me encontré con un amigo al que llevaba mucho sin ver, y recordando viejas historias nos dimos cuenta de que lo mejor siempre ocurría en verano, y concretamente en junio, cuando los días largos lo llenan todo de magia. Hasta la discoteca en la que gastábamos tantas horas nos gustaba más en junio, y el parque en el que leíamos el superpop y hacíamos planes tras conocer el horóscopo(eso solíamos hacerlo las chicas, la verdad) estaba más radiante en junio.

Bueno, creo que ya voy a ir terminando porque me estoy entusiasmando, jejeje. Qué creo que todos o casi todos los meses tienen cosas buenas, pero este mes me gusta tanto que todo lo veo mejor.

Muchísmas gracias a todos por leerme, os deseo un final de semana maravilloso y nos vemos el sábado con el repaso semanal y algún especial.

Muy feliz jueves a todos.



 

36 comentarios:

  1. Junio no me gustaba. Ahora no me fijo; pero me ha gustado ver lo bonito que lo ves :)
    También yo, cuando era niña solo tenía helado en verano. Tenía el sueño de comer una paleta esquimal en invierno, cubierta con cobijas. Me imaginaba en una silla muy alta con muchas cobijas San Marcos cubriéndome. (Acá, una paleta esquimal es de helado cubierta con chocolate).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues me gusta tu sueño infantil de comer ese helado bien cubierta con mantas.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  2. Como bien dices, estos días de casi finales de Junio, son muy bonitos: llevan implícita la promesa del verano. Días largos, noches al fresco, playa... ¡A mi me encantan!
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, todas esas cosas son tan bonitas...
      Muy felz jueves.

      Eliminar
  3. Es cierto. Mañana, día 21, es San Luis Gonzaga. Es uno de mis santos favoritos, porque —día arriba, día abajo— era la fecha en que nos daban las vacaciones. De esas que eran largas de por si (en mis tiempos duraban hasta primeros de octubre) y que se hacían todavía más porque en la niñez el tiempo todavía no pasa tan deprisa.
    Precisamente ayer estaba volviendo a casa a las diez de la noche y observaba que todavía no había oscurecido del todo. Una gozada.
    Feliz jueves de junio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      En mis años de instituto también duraban hasta octubre. Recuerdo un año qu enos fuimos a recorrer Portugal a finales de septiembre, que a la vuelta aún tuve días de vacaciones. Y otro fuimos a Rumanía y otro a Túnez y lo mismo, volvimos a finales de septiembre y aún había días de disfute.

      Los veranos de la infancia suelen ser estupendos.

      Muy feliz jueves.

      Eliminar
  4. Bueno pues ya sahes que con lo poco reflexiva que soy, soy incapaz de hacer reflexiones sobre un mes ya que todos me gustan pero a pesar de eso considero que junio es un mes muy bonito, es como si fuera el pistoletazo de salida del verano, en Valencia en San Juan desde hace algunos años hay costumbre de ir al mar al saltar las olas y todo eso pero yo nunca lo he hecho y tiene su porqué, mi familia procede de un pueblo del interiorde Valencia (Utiel) donde aunque no nací si que viví y mis recuerdos de infancia y juventud están muy ligados a él, al mes de junio y a San Juan, pueblo donde siempre ha sido fiesta y con mucho arraigo, era costumbre la noche de San Juan ir a dormir todas las amigas juntas, y al día siguiente salir a comer una torta de magras en alguno de los lugares cercanos a Utiel, antes de los años que viví aquí era mi lugar de vacaciones y en cuanto acababa el curso (comi dicen por arriba el veraneo era largo) teníamos que estar en Utiel con mis abuelos para San Juan mi hermano y yo, SÍ o SÍ, ja ja ja y es una época muy lejana que guardo con muy bonitos recuerdos, de días de verano, piscina, comenzar a salir con amigas, mi abuelo nos llevaba a mi hermano y a mi al cine de verano de la piscina, la noche de San Juan de Utiel, por eso jamás he querido celebrarla aquí... ¡para mí es incomparable! ja ja ja... en fin junio también me parece un mes bonito


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Reme.
      Ay qué recuerdos tan chulos, no me extraña que no las celebres en otros sitios, para no empañar tus recuerdos.
      Aquí también saltan olas pero yo soy más de celebrarlo como hacías tú, con amigas comiendo algo especial. Y el cine de verano...me encanta todo lo qu eme cuentas.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  5. Para mí el verano era aburrimiento. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, nunca había conocido a nadie para quien el verano fuese un aburrimiento.
      Espero que ahora ta guste más.
      Muy feliz juebves.

      Eliminar
  6. Amí junio se me pasa casi rápido. Desde que vivo en Alicante lo marcan las Hogueras, que para mí es casi una semana en blanco porque, aunque las figuras son curiosas y demás, las calles cortadas, la gente más nerviosa, tráfico caótico, las calles huelen a peste, música hasta las mil, petardos hasta en la sopa (que vas andando por la calle y la gente ni se molesta en esperar a que passes),...qué ganas tengo de que acaben!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro, a veces se mezcla lo bueno, en este caso las hogueras, con todo lo que suelen traer este tipo de fiestas.
      Yo odio los petardos, aquí afortunadamente se usan muy poco.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  7. Mi junio casi siempre vuela, quizá disfrute un poco más julio, aunque también con más calor... No sabía muy bien como se llama la flor que dices que huele a verano y me ha encantado, la reconozco.
    Que bueno tener tantísimos recuerdos que poder revivir y otros tantos que construir.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      A mí julio me encanta también pero junio está tan lleno de promesas que me encanta.
      La verdad es que tener recuerdos siempre se agradece.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  8. el mes de junio empieza con mi cumpleaños (por cierto, el tuyo cuándo es??). pero era época de exámenes y había que estudiar...
    cuando era pequeño, consideraba que mientras hubiera sol era tarde y no noche. de manera que, en verano, decía "son las nueve de la tarde", y los adultos me corregían. y con toda la razón! según esa lógica de cuando era niño, en invierno deberíamos decir que son "las siete de la noche".
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Qué buen comienzo, con un cumple, el mío es justo a mediados de mayo, este año lo celebré a lo Bridget Jones con la sopa azul.

      Ay los niños que inocentes son, además de lógicos porque se guían de lo que ven.

      Muy feliz jueves.

      Eliminar
  9. Me encantó tu post. A mi Junio, junto con Septiembre me encanta!!!, quizás porque sean las fechas de cumpleaños de mi hija y mía, pero más que nada porque no hace tanto calor, ni tanto frío, porque en Junio se acaban cosas y en Septiembre se inician otras..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Siiii, opino justo igual, en ambos meses empiezan y terminan cosas y es genial.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  10. Junio también es para mí el mejor mes del año, pues todavía no hace demasiado calor, y también es el mes de mis recuerdos de las vacaciones infantiles. Del mismo modo que, cuando trabajaba, el viernes por la tarde era el mejor momento de la semana, pues tenía todo el finde por delante, mientras que el domingo por la tarde el peor, pues ya se acababa lo bueno, en junio, como bien dices, empezaban las largas vaciones de verano (dos meses y medio) y solía pasarlas en el campo o en la playa, una parte con mis padres y hermanas y en algún hotelito y la otra, con mis hermanas en casa de algún familiar que nos acogía (costumbres de la época) y que teníamso desperdigados por Cataluña, Aragón y Murcia, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro, en épocas de trabajo a veces todo parece un poco cuesta arriba pero lo importante es qu eahora disfrutas de tu merecido descanso.

      Yo también me iba de hoteles con mis padres y hermana y a alguna casa de familiares porque así se disfrutaba más.

      Muy feliz día.

      Eliminar
  11. El verano siempre es una época bonita, alegre, llena de luz, y si nos remontamos a los veranos de la infancia....¡ni te cuento! Ahora mismo me parecen los más felices de mi vida. Junio también me gusta mucho a mi, cuando trabajaba era el comienzo de las largas vacaciones estivales, llenas de proyectos, de paz, de disfrute, de descanso y relajación. Ahora ese descanso y relajación lo tengo todo el año, pero no sé que pasa en junio que es tan agradable. Será por el tiempo tan agradable, los días largos, la alegría de la luz... o un poquito por todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rita!
      Yo creo que los veranos de la infancia suelen ser inmensamente felices. Yo no podría decir que han sido los más felices de mi vida porque con mis hijos pequeños también fui inmensamente feliz, y en la adolescencia...y ahora también, pero me falta tanta gente...
      Muy feliz tarde y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  12. "Adoro los días largos de junio; a las once menos cuatro de la noche aún no ha oscurecido del todo".

    Hola Marigem, esta frase que rescato de tu entrada la he comentado con gente de Hispanoamérica y no dan crédito a que en España en Junio a las diez de la noche o más sea aún de día :-). Desde luego este mes es uno de los más especiales y distintos del año.

    ¡Buen día, un gran saludo y a disfrutar del comienzo del verano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es maravilloso estar tan comunicados y que gente de Hispanoamérica pueda contestar en el acto a una frase.

      La verdad es que aquí en el norte anochece muy tarde, y en Galicia aún más, es algo que me gusta mucho, los días son eternos.

      Muy buen día y muy feliz comienzo de verano.

      Eliminar
  13. Como siempre me has relajado y me has ilusionado con tus palabras Marigem, mientras te leía recordaba todas mis hogueras de San Juan sentada al lado del fuego. Para mi también es una noche mágica. Este año no se si podré ir pero si tengo algo claro, en los próximos no puede faltar.

    Es la llegada del verano, la llegada de lo divertido. Sobre todo me ha gustado cuando contabas que el dueño del kiosko y del bar hacían cosas diferentes ese día, si, son cosas pequeñas. Pero al final el cambio y la ilusión que crean es muy grande, se deberían seguir haciendo esas pequeñas tradiciones.

    Gracias por estos posts Marigem y ojalá estar más cerca para vernos una noche de San Juan, que no todo el mundo, la ve con nuestros ojos ^^

    Un besazo!

    PD: Me has dado antojo de fresas con nata!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué bien que te relajes e ilusiones.
      La llegada del verano siempre trae cosas buenas. Ayer recordaba con mi madre lo del dueño del kiosco y la señora de bar, eran cosas simples pero llenaban de felicidad el barrio.

      Ojalá podamos vernos, claro qu esí.

      Muy feliz semana y mil gracia spor leerme.

      PD: Ahora yo también tengo antojo de fresas con nata, jejejeje.

      Eliminar
  14. OOhhh, qué de recuerdos chulos!! Me encanta! Yo tengo pocos como esos, nunca me he acercado a las hogueras de san Juan, así que... esos recuerdos me faltan.
    Gracias por compartirlos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Bueno, aunque no tengas recuerdos de las hogueras seguro que tienes otros chulçisimos.
      Muy feliz semana.

      Eliminar
  15. Junio también es mi mes favorito o uno de ellos. Empiezan las vacaciones y están todavía enteras. Todo son expectativas ante el verano y el descanso que se aproxima. Me han pasado cosas buenas y cosas malas en junio, pero también creo que es un mes muy especial.
    Una vez celebramos una hoguera de San Juan en el chalet de una amiga, pero a esas hogueras multitudinarias que se hacen por ahí, no me gusta ir. Demasiada gente para mí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, junio es el mes de las expectativas, por eso me gusta tanto.
      A mí tsmbién me pasan cosas malas en junio, este año ha sido de record, pero hay tanto bueno...
      Las hogueras"particulares" también molan, nosotros hicimos alguna en la finca, pero me gusta más la de siempre, a pesar de las multitudes, con música celta sonando.

      Muy feliz semana.

      Eliminar
  16. Junio me trae muy entrañables recuerdos, ya que toda mi infancia y juventud las viví en León durante el curso escolar y luego las vacaciones siempre en un pueblo de Salamanca, de donde es la familia de mi madre y donde yo también nací. Era plena época de exámenes y a finales llegaban las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro, con todo tipo de atracciones, casetas, bailes y muchas cosas más que ahora no recuerdo, en el Paseo de Papalaguinda de León. Como solía sacar buenas notas estaba siempre ansiosa por recibir algún que otro capricho o regalo, que mis padres ya me tenían preparado para cuando les entregaba las notas del colegio y luego del instituto (aquí ya cambié y empecé a suspender las dichosas Matemáticas, porque las ciencias nunca fueron mi fuerte). También recuerdo los kioscos del Paseo de la Condesa de Sagasta, donde solía jugar con otras amigas o daba paseos en bicicleta y compraba cucuruchos de pipas, chicles de fresa, manzanas caramelizadas con su palito de madera, chufas, cacahuetes... ¡Ahhh y ese olor tan típico de los jazmines en Junio por los parques! Ahora aquí en Granada empiezan a florecer los arbustos que llaman "Galanes de noche" y huelen muy bien.
    ¡Esplendido fin de semana para ti y los tuyos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Estrella!
      Qué bonitos esos recuerdos, las ferias, los premios por las notas...
      Ay las manzanas caramelizadas, los jazmines...ahora me estás haciendo viajar en el tiempo. Qué buenas épocas hemos vivido.

      Muy feliz día.

      Eliminar
  17. Guapa, a mí me gusta mucho la llegada del verano, cuando ya hace buen tiempo pero sin el calor agobiante de agosto.
    Creo que nos empieza a cambiar el chip y ya pensamos en vacaciones.
    A mí San Juan no me gusta mucho, si fuera por hogueras estaría bien, pero en Barcelona, al menos, se tiran muchos petardos y no me gusta nada, me dan entre miedo y agobio. Creo que es la única fiesta que no me convence,porque las demás me encantan todas.
    Junio es un mes bonito, es como un aire de veranito.
    Un besote guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A í no me gustan nada los petardos, aquí no se abusa y lo agradezco, la verdad.
      Ay me apunto lo de un aire d everanito, me encanta.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  18. Preciosa reflexión de un mes que me encanta, no solo porque comienza el verano, si no porque Alicante se llena de Creatividad, olor a Pólvora, Música, no se, yo se que hay gente que no le gusta, pero yo veo la parte que me gusta para mi claro, es cierto que algún año la limpieza no han estado todo lo pendiente por parte del Ayuntamiento que tenían que estar y que la gente es poquito civilizada, pero quitando eso, que es cierto, veo lo que siempre me ha gustado, las Hogueras, que ante mis ojos tienen eso mucha creatividad e imaginación.
    Por otro lado, el mes de Junio era tomar con mis padres y mis hermanos la primera horchata en Peret, el mejor sitio para tomarte una horchata en Alicante, me encantaba, y era el comienzo de ir temprano a la playa y disfrutar con mis amigas, a pesar de que para mi madre era una lata, ala coge el coche y vete a la playa de San Juan, pero mi por nosotras lo que fuera, era genial, como se pasaban las mañanas, y algún día, nos quedábamos a comer en algún apartamento de alguna amiga y pasábamos el día, era genial.
    Como veras Junio para mi es muy alegre, también es el mes que nació mi hermana y el pobre de mi padre que siempre terminábamos junio celebrando su cumpleaños, en fin, es cierto que al final de mes siempre me llena de tristeza, pero luego llega Julio, y es como volver a la alegría, al ambiente en las calles y en las terrazas y a pesar de las ausencias me saca una sonrisa, la vida tiene que seguir, y tu me entiendes muy bien.
    A sido un precioso homenaje a Junio y un muy bonito post reflexivo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere.
      Qué maravilla todo esa creatividad y tanta vida.
      Gente poco civilizada hay en todas partes, aquí la playa queda de pena después de las higueras pero bueno, nosotrosintentamos dejarlo todo bien y allá cada uno. Mis hijos recogen todo y han convencido a sus amiggis(Algunos que otros ya lo hacían) y no le damos más vueltas.

      Me gusta mcuho todo lo que cuentas de tu infancia. Mis padres también cogían el coche lo que hiciera falta por nosotras y eso se agradece mucho.

      Muy feliz semana Tere.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...