jueves, 5 de julio de 2018

Reflexión: instantes felices

Jueves reflexivo; momentos de felicidad

Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal va esa semana? A mí se me está esfumando, entre tormentas, carreras, obras y algún paseo se ha volatizado.

Hoy vengo con el post improvisado, estoy aquí con el ordenador,  con un café bien rico y con muchas ganas de escribir así que sin más rollo empezamos.
El otro día leía un post en facebook de Anacris y me sentí totalmente identificada. Ella hablaba de un momento concreto en que se había sentido feliz y yo esta semana he vivido eso dos veces.

globos-gijon


El domingo pasado me fui con mis hijos y mi marido a comer a la finca familiar. La comida fue sencilla, cosas básicas y rápidas, y en realidad no hicimos nada especial, solo comer, charlar y reírnos.

Y en un momento concreto, justo después de comer y antes de ponernos a jugar a las cartas(entonces sí que nos reímos) me sentí feliz. Así, sin más, sentí lo más parecido a la felicidad. Ese plan había sido idea de mis hijos, que querían hacer algo en familia y ya que el tiempo estaba algo loco elegimos la finca por si llovía tener un techo. Toda mi familia está más o menos bien, y tras unos meses muy muy malos las cosas van viendo la luz así que en ese momento habría detenido el tiempo.

Y al día siguiente me ocurrió lo mismo. Mis hijos actuaron con el coro; fue una actuación especial porque mi hijo fue el presentador y mi hija se reincorporó por sorpresa tras su Erasmus. Estábamos en familia y con algunos amigos de mis hijos y a pesar de la tormenta que estaba cayendo me sentía plenamente feliz.

El año pasado os hablé aquí de dos días especiales que no habían tenido nada de especial pero no sé por qué yo había sentido esta sensación que os estoy describiendo. Hay veces que podemos ser felices en los momentos más sencillos, y creo que ahí reside el verdadero secreto de la felicidad.

El sábado hablaba con una de mis cuñadas de esto. Ella me comentaba que hace unos años hacía planes a largo plazo y se agobiaba ante las adversidades, con lo cual nunca estaba contenta y andaba por la vida como las locas, y actualmente se centra en el presente(con sentido común, no se gasta el sueldo el día de cobro por si se muere mañana) y relativiza todo, y desde que tiene esa filosofía de vida es mucho más feliz.

Y también me estoy reafirmando en que cada día soy más de campo. Qué me gusta la ciudad, sí, pero las cosas que me gustan de la ciudad no son para el día a día. Siempre que he querido ver una exposición, una obra de teatro o un concierto he ido a verlo aunque tuviera que desplazarme; he visto muchos conciertos en Bilbao(WASP, Helloween, Sun49...), he visto musicales en Madrid, o he ido a Madrid en Navidad para que mis hijos vieran la Plaza Mayor, mis hijos vieron a AC/DC en Madrid, y yo fui con ellos y mi marido a ver una exposición de Goya al Prado en unas fechas concretas. Me refiero a que a estas cosas he ido exclusivamente, no que me pillara de vacaciones, y al igual que para eso me he desplazado o para ver a Kate Ryan o Los Ramones me he ido a Avilés, o a la ópera a Oviedo podría ir a ver estas cosas sin problema viviendo en el campo.

Cuando estoy en la finca familiar, o en la de mis suegros y especialmente en mi pueblo en Los Picos de Europa soy terriblemente feliz, me siento libre y vital. No sé como explicarlo pero estar escuchando los pájaros o ver a la pareja de gavilanes sobrevolarnos una y otra vez es una maravilla.

A veces pienso que si me tocase algo ampliaría la minicasa de la finca y me haría okupa con mis animales y mi marido e hijos, quitándosela a mi madre y hermana, jejeje, es broma, ellas podrían venir. O me compraría una casa ya hecha, y me desplazaría a ver las cosas que me apetezcan.

Y es que por liada y apurada que esté no puedo pasar demasiados días sin ir al campo, y me ocurre igual con el mar pero desde la finca se ve así que tengo un dos por uno. La playa me renueva, aunque sea en invierno.

Y ye para acabar porque hoy más que contar algo estoy hablando conmigo misma, os diré que estoy alucinando con esta situación surrealista.

Al parecer tengo una gran deuda con Hacienda, le debo, en nombre de mi padre, 0,03 céntimos, y el plazo vence hoy. Nosotros llevamos pagando una barbaridad este año a hacienda con temas de herencias(que no hemos heredado un castillo ni nada así) y esto me parece ridículo, ahora me toca pasar horas en Hacienda porque luego estas bromas acaban saliendo caras. 

hacienda


Lo siento pero tenía que contarlo porque es tan absurso...pero pagos aparte quiero seguir feliz así que voy a respirar hondo y cuando salga de hacer el pago me daré algún caprichito, o algo de comer rico o ya veré a ver, pero algo caerá.

Bueno, ahora sí que me despido que hoy se me ha hecho pelín tarde. Mil gracias a todos por leerme y nos vemos el sábado en el resumen semanal.

Os recuerdo que en mi Instagram estoy sorteando el bautismo de una estrella con el nombre y la fecha que vosotros queráis, es un regalo chulísimo, de verdad.

26 comentarios:

  1. Volvemos a tu opinión —que comparto— de que la felicidad está en pequeñas cosas. Nada que ver con el dinero. Te fijas en personas a las que les ha tocado la lotería en grandes cantidades y no son más felices. Muchas veces incluso menos.
    A mí Hacienda hace tiempo que me devuelve dinero, porque soy pobre y quiero que me retengan más de lo necesario. Mensualmente no lo noto, pero al hacer la declaración es como si cobrara una extraordinaria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Totalmente de acuerdo, la felicidad está en las cosas pequeñas.
      Yo también soy pobre y normalmente me devolvía pero este año nos han sacado los ojos, parece somos los herederos de La Duquesa de Alba y nada más lejos de la realidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Son los detalles y los pequeños momentos lo que nos van llenando.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Siempre te digo lo mismo, pero es que es la pura verdad: tienes una capacidad genial para disfrutar de los pequeños momentos.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, es qu een mi familia muchos son así, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  4. Siempre lo he pensado, la felicidad está en lo pequeño y el saber disfrutarlo!!!!
    Lo de la deuda ajajaj, cuidado paga que te embargan aunque sea poco....
    A mí me ha pasado algo parecido... resulta que la basura de Guadalajara va con mucho retraso.. y el último recibo que he pagado fue en noviembre de 2017 y era del primer cuatrimestre de ese año... y digo.. pues nada que se está retrasando, llevo desde marzo preguntando a mi marido... ya lo han pasado.?? y mi marido.. pues no...., así que hoy me dije voy a mandar un email al ayuntamiento de Guadalajra a ver que pasa.. y resulta que el último cuatrimestre de 2017, parece ser que lo pasaron este mayo al banco y el banco no sé porqué motivo lo devolvió... y mira cómo son las cosas, que aunque me cobran casi dos euros de recargo, tenía plazo hasta el día 9 para pagarlo.... que sino lo mandan a la oficina de recaudación y eso ya sería un follón, así que en cuanto me ha mandado el recibo la del ayuntamiento me he ido a pagarlo..... Y ERA EL DEL 2017... y todavía no han pasado lso del 2018 y es que ellos se pueden retrasar, pero te retrasar tú... y ozú..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Es que es alucinante, y cuando fui a pagar la cajera, sin mirar el importe me pregunta si es tarjeta o efectivo, y al verlo le dio un ataque de risa que no veas, jejejeje.
      Lo malo es que me tiré allí media mañana, pero ahora ya está arreglado.
      Besos.

      Eliminar
  5. Aunque haya quien se empeña en enturbiar los momentos de gozo (como Hacienda sabe hacerlo muy bien), hay que intentar dar la espalda a las adversidades y buscar un hueco para la felicidad, y la familia es un buen refugio.
    Al agobio por el trabajo y el dinero hay que contraatacar pensando e ideando pequeños momentos que nos harán olvidar las penalidades. Y cuantas más ocasiones creemos para ello mucho mejor. No hay que dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Hacienda sabe enturbiar las cosas pero ya lo he pagado así que genial.
      Claro, ir creando pequeños alicientes es genial.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Son preciosos esos momentos en los que te sientes feliz con tan poco...
    Alucino con los tres céntimos. Que anden persiguiendo a alguien por tres céntimos con la cantidad de dinero que debe otra gente a Hacienda y no pasa nada. Muy fuerte.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, adoro esos momentos, a ver si se repiten.
      No te imaginas la rabia que me da porque estamos arruinados de pagar por estos temas y por tres céntimos que para colmo ellos olvidaron me hacen perder la mañana, y sino llego a pagar iba a una cuenta en la que no hay dinero porque era de mi padre con mi madre y eso genera descubiertos de 40 euros, más los recargos...vamos que menudo negocio rentable.
      Besos.

      Eliminar
  7. cuando hacienda te tiene que devolver una cantidad ridícula, renuncias a ella, pero estos no renuncian. y si te retrasas te la van inflando a base de recargos y penalizaciones.
    me alegro de que estés viendo la luz después de unos meses difíciles. para ser feliz no hace falta mucho. hay personas que tienen trabajos sencillos y viven en sitios humildes, y siempre están sonrientes.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, por eso fuimos a pagarlo porque al final estas bromas salen caras.
      La verdad es que va por momentos pero estamos mucho mejor que hace unos meses, así qu eno pido más.
      ¡¡¡Besos!!!

      Eliminar
  8. La verdad es que para ser feliz no hace falta mucho Gemma. Un beso y quese te haga corta la espera con hacienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. Tuve mala suerte y me tocó esperar bastante pero bueno, ya está hecho.
      Besos.

      Eliminar
  9. Es necesario por la salud, yo lo tengo cada vez mas claro, buscar momentos que nos hagan sentir felices y si encima son como los que tú describes, oír el sonido de los pájaros o disfrutar de un día en familia jugando a las cartas son momentos maravillosos, y además no cuestan dinero, y al recordar después nos sacaran una sonrisa, de modo que es muy saludable y recomendable encontrar momentos así. Yo tengo una ilusión porque ne dos semanas me voy tres días a un pueblecito de Albacete a pasar tres días y disfrutar d ela naturaleza, de una casa rural y de visitar pueblecitos que parece salidos de cuento, de modo que ya ves, esos momentos son estupendos.
    Mira de Hacienda mejor ni hablamos que con la muerte de mi padre, estoy igual que tú, no te puedes imaginar, todo es pagar y pagar y pagar, mi madre esta agobiada uf, parece que no acaba nunca, de modo que te entiendo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere.
      Me alegra que te guste y qué bien que te vayas esos 3 días, te van a saber a gloria.
      Besos y lo de hacienda...da para varios post, no te imaginas lo que hemos pagado, es caro en todas partes pero en Asturias parece ser que es la comunidad más cara. En el fondo es ilógico, se han gastado más en el envío de los tres céntimos que les he pagado.

      Eliminar
  10. Madre mía, Hacienda es implacable. Recuerdo su recibimiento cuando me colegié hace ya 22 años. Fue a finales de marzo, resulta que el 20 de abril hay que presentar la declaración de IVA, como no tuve ingresos y con todo el papeleo del principio, no pensé en ello. Total, Hacienda me dio la bienvenida con una multa de 10.000 ptas. por no presentarla aunque el ingreso fuera cero. Eso sí, jamás me ha vuelto a pasar. Desde luego son expertos en eso de que la letra con sangre entra. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. A menudo, a mí por lo menos, ese tipo de cosas absurdas me estropean el día, porque me enfado. Y luego lo piensas y aunque es un despropósito no debe fastidiarnos un día, no debemos caer en ello. Es mejor quedarse con los momentos buenos vividos.
    Yo hace tiempo que llegué a la conclusión de que prefiero tranquilidad y cosas sencillas, que cuando hacía grandes viajes, por ejemplo, me estresaba por ver todo y cuando hacía viajes de estar prácticamente en el mismo sitio disfrutaba mas. Y es que la felicidad está en las pequeñas cosas y los pequeños momentos, sobretodo junto a la gente que queremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Las pequeñas cosas dan la felicidad y una pequeña deuda te quita el resueño, jajajaja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Yo antes también era de planificarlo todo y me molestaba mucho que luego algo se trastocara, ahora ya no me preocupo casi disfruto más improvisando. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Así es Gemma, estoy totalmente de acuerdo contigo, la felicidad está en lo pequeño.
    Con ver feliz a la familia, saber que todo el mundo está bien de salud (muy importante) y que todo más o menos va saliendo, qué más se necesita. Las preocupaciones ya sin buscarlas vienen, así que hay que disfrutar de los momentos y de los que nos rodean, todo lo demás es secundario.
    Un beso grande, y gracias por el optimismo que siempre nos contagias, :)

    ResponderEliminar
  15. Sabes Marigem? Creo que nos parecemos mucho :)

    Una comida en una casa familiar con los tuyos seguida de una partida de cartas o una escapada a la playa tambien es lo que mas me renueva (y si, son pequeños momentos pero para a mi igual que para ti es algo especial. Aunque no todo el mundo lo entienda)

    Igual que me paso en el anterior post donde describias tu escapada me he sentido relajada leyendote y me ha gustado.

    GRACIAS :)

    ResponderEliminar
  16. No me lo puedo creer. Dale a hacienda 1 euro y que se guarde el cambio. Ah, que no es tan sencillo. Me lo imaginaba. Lo sencillo es deber unos cuantos millones. Así es posible que te libres de problemas.
    Hermosas reflexiones. Es cierto que si estamos continuamente pensando en lo que no tenemos y deseamos o en lo que puede venir o no, viviremos frustrados y tensos. Hay que aprovechar el momento y vivir lo que se tiene en cada uno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Es genial que sepas encontrar la felicidad en momentos así, que no estes haciendo nada especial, o fuera de lo ordinario... pero que aun así sea tu momento. Los planes suelen agobiar, aunque yo sigo empeñada en hacerlos, pero es que pensar que no hay nada más adelante me pone un poco nerviosa...
    Suerte en hacienda, pagando esa millonada, que anda que...
    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...