jueves, 20 de julio de 2017

Reflexión; lluvia de verano.

Jueves reflexivo; llovizna.

Hola a todos y muy bienvenidos, ¿qué tal va la semana? La mía ha estado muy liada pero ya ayer fue un día mucho más tranquilo y ya veo la paz asomando, jejeje.

Hoy vengo con el post improvisado, lo hago con mi gato haciéndome compañía y mirándome adorable, es que no puedo quererle más.

Y pidiendo perdón de ante mano por la poca calidad o las faltas,  sin más rollo empezamos.


Como ya he dicho muchas veces llevo casi tres años con esta sección y a veces me faltan las ideas, pero no quiero dejarla porque en realidad es mi momento de paz y desconexión, y disfruto mucho escribiendo.

Y se me ha ocurrido hablar un poco de esa otra cosa que me gusta del verano y que tenemos bastante en el norte; la lluvia.

Entendedme, me gusta el verano con sol, mis mejores recuerdos los pintan los días largos, el buen tiempo, las noches eternas en la calle viendo luciérnagas o con mis padres contando historias chulas, las risas...pero la lluvia tiene algo mágico que me encanta.

La lluvia en verano es una especie de paréntesis, llega entre días azules, es una chispa que aparece entre días de playa y merendero para romper en cierto modo la monotonía aunque en verano nunca la hay, pero es un kitkat que mola.

verano-lluvia-asturias
Me encantan los días grises, con el mar rugiendo.


Cuando era pequeña, tras muchos días haciendo todo tipo de actividades; playa, comidas y juegos bajo los manzanos en la finca familiar, rutas de montaña, picnics...llegaba un día de lluvia y era genial.

Mi hermana y yo nos asomábamos a la ventana para ver esos goterones caer. Las ventanas del salón y de la cocina daban para un inmenso prado(que con el tiempo se convirtió en un parque y en tristes pisos) y nos encantaba sentir como caía el agua sobre la hierba.

Y las otras ventanas daban para un parque que además tenía bares y una heladería con terrazas, y siempre me ha gustado ver las terrazas los días de lluvia; me encanta observar las sillas colocadas contra la mesa para que el agua resbale, esas sillas metálicas de los ochenta que eran sinónimo de verano, y el agua acumulándose en los toldos de los bares.

Los columpios pintados de azul brillaban desde mi ventana y era un paisaje extraño, podríamos decir que triste y desolador, pero a mí me gustaba disfrutar de momentos así de vez en cuando.

cerro-santa-catalina-gijon
Los días grises me inspiran para pasear.


En una  de mis series de referencia de la infancia, Verano azul, tres de los capítulos más tristes los asocian a días de lluvia, el de "El Mago", no sé si lo recordáis, que a mí de pequeña me creaba mucha angustia, el de "La sonrisa del arco iris" que es cuando Julia cuenta su historia y yo me volví a traumatizar y el de "El final del verano", traumatizada ya de mano por la muerte ocurrida en el capítulo anterior(y que traumatizó a España entera) cuando Julia pasea por el pueblo con mal tiempo, no llueve pero el día está gris y cubierto de nubes...y todas esas imágenes bañadas por la lluvia transmiten tristeza.

En mi caso, la lluvia no me transmitía nada así, los días anteriores habían sido geniales y esos momentos de lluvia también lo eran, merendábamos algo rico mientras veíamos llover, y cuando amainaba, porque en verano siempre llega la calma, salíamos con nuestros padres a dar un paseo.

Nada más salir a la calle me embargaba una extraña felicidad, el sol brillaba tímido y me encantaba mirar para arriba para ver ese cielo recién lavado.

Si íbamos por zonas de asfalto olía de esa forma tan característica que no sé describir pero que seguro que todos conocéis, olor a lluvia de verano, y si nos íbamos por caminos de tierra olía de nuevo a verano, pero a verano más de campo.

Normalmente esos días nos íbamos a dar un paseo a un parque enorme del que tengo que hablar algún día, porque os he hablado de parques aquí, aquí, aquí y aquí y he omitido este, que además está muy relacionado con mi familia. Y el prado y los matorrales relucían, y las flores estaban llenas de gotitas diminutas que se irisaban al recibir la luz del sol. Si ya estábamos en agosto las moras aparecían negras y limpias y si la lluvia nos visitaba en julio las también estaban relucientes relucientes pero coloradas.

Y tras la lluvia todo volvía a ser mágico, como solo lo son los veranos en la niñez.

muelle-gijon
En realidad me gustan todos los días, en especial cuando se despiden.


A día de hoy me sigue gustando que llueva algún día de verano, no siempre, sin abusar, pero me encanta ver caer esas gotas enormes y aspirar profundamente para sentir el olor del asfalto mojado o el de los caminos polvorientos que se refrescan con la lluvia.

Me gusta caminar por los prados en sandalias y sentir el frío y la humedad en mis pies, la lluvia me llena de vida.

Como siempre empiezo a atascarme y no sé como seguir, supongo que estar muerta de sueño ayuda, jejeje. Muchísimas gracias a todos por leerme y nos vemos el sábado con el repaso semanal.

Y a vosotros;¿os gusta la lluvia en verano?¿veíais Verano azul?¿Recordáis esos capítulos?
¿Os traumatizó la muerte de Chanquete?

A mí me ha entrado mono y hoy mismo veré alguno en la web, a ver si lío a mi madre(que mi hermana trabaja y si me oye se muere de envidia, jejeje) y empezamos, o ponemos nuestros preferidos, que coincidimos en dos o tres.

¡¡¡¡Hasta el sábado!!!!!

55 comentarios:

  1. La muerte de Chanquete traumática a cualquiera que haya visto la serie, por favor!! Aquí no es normal tener lluvia de verano, como mucho tenemos días nublados en los que si hay suerte, en vez de 40 grados hace 34 y se agradece muchísimo!!

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!! ¿A qué si? Yo me sigo traumatizando.
      A mí me encanta que llueva algún día, luego huele todo taaaan bien.
      Besos.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Aquí en verano nunca llueve, bueno ni en verano ni en invierno jejeje, pero si es verdad que a veces ha habido alguna tormenta y tiene tu punto. Aunque a mí me agobia un poquito porque refresca y es como si se acabara el verano que tanto me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Jajaja, ya, es que cada sitio es un mundo...a mí no me agobia porque después de la lluvia siempre vuelve a brillar el sol y se pueden hacer taaaantas cosas!!!!
      Besos.

      Eliminar
  4. Yo a la lluvia no le veo nada de mágico, no me gusta nada, sé que hace falta pero no me gusta nada, en el Levante en cuanto llevamos dos días con lluvia no hay quien nos aguante.... ja ja ja, aquí tenemos «bochorno del bueno», imposible para aguantar para mi compañera que es de Gijón pero algo tan normal para mí!!!!!, así que definitivamente Gema la lluvia no me gusta nada!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no nos va a gustar a todos lo mismo que sería muy aburrido.
      A ver si llueve tres días seguidos me subo por las paredes pero me gusta que empiece a llover por la tarde y a eso de las siete despeje y salir a pasear y que huela todo a lluvia...es magia.
      Besos.

      Eliminar
  5. Qué si me impactó la muerte de Chanquete? Dios, aun lloro!!! Que mal, madre mía. La verdad es que es una serie que ha envejecido muy mal. Hay muchas cosas que ya chirrían en la tele. Salían incluso fumando, jajajajja. Pero es inolvidable y la verdad es que crecí con ellos y es parte de mi vida. Aquel: Del barco de Chaquete no nos moverán. O Chanquete ha muertooooo, chanquete ha muertoooo. Dios!! Los pelos como escarpias de nuevo. Después de eso, lo que más me hizo llorar, el fina. Esas escenas de Julia despidiéndose, con la banda sonora corriendo a cargo del Duo Dinámico... Ainsss, pupa. El finaaaaaaal, del veranoooo. Llegó, y tu partiráaas.
    Ea, ahora me llevaré con la cancioncita todo el día.

    Me encanta el olor de la lluvia. Ese olor de tierra mojada. Lo adoro! Me gusta la lluvia en verano. Aquí es raro pero ocurre y cuando ocurre la disfrutamos. Y bañarse bajo la lluvia? Estar en el mar o en la piscina lloviendo? Es lo más.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La muerte de Chanquete nos ha impactado a todos, jejeje.
      A ver yo cuando veo la serie(hoy me voy a poner un capítulo si o si) intento obviar que fuman y esas cosas porque era la época, es más, en Cuéntame, por ejemplo, lo hacen aunque está hecha ahora porque es más real, de aquella fumaban hasta los médicos en las consultas, ainnnnns.

      La canción se me ha metido a mí en la cabeza, con lo que me gusta el Dúo Dinámico, que los pude ver en vivo hace años, jejeje.
      El olor a tierra mojada es lo más y bañarse en el mar lloviendo me encanta, yo lo hacía con mis amigas y jamás cogimos un catarro, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  6. La lluvia en verano no me molesta a menos que estropee un día de playa o una excursión a la montaña.
    La lluvia que me gusta es la de finales de verano, la que marca el cambio de rutina, de hábitos, la que nos dice que ya es hora de volver a casa. Recuerdo el fin de las vacaciones de verano cuando era niño. Esos días de finales de agosto y principios de septiembre, con esos aguaceros intensos pero de corta duración, que dejaban un ambiente fresco y con olor a hierba mojada, y que me decían que pronto empezarían las clases. Al final de las vacaciones ya tenía ganas de volver a la vida "normal", a reencontrarme con mis amigos y estrenar libros de texto. Y la lluvia de verano estaba ahí, para recordármelo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro, estando en la playa o de excursión la lluvia no hace gracia pero esa de agosto es genial, me gusta mucho por ese olor que describes.
      Siiii, al final de las vacaciones todos queríamos ver a los amigos y estrenar libros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. La lluvia de verano, aquí en el Qué, suele ser tierra roja africana, así que tiene poco de romántica, jajaja!
    En agosto iremos unos días a Galicia, allí sí que refresca:)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *en el sur (no en el qué)...el autocorrector me traiciona!

      Eliminar
    2. Jajaj, ya sabía que te referías al sur.
      Ayyyyy pues a mí la tierra roja africana mojada también me gusta.

      Galicia es de mis sitios preferidos en el mundo entero.
      Besos.

      Eliminar
  8. A mí me encanta la lluvia, relaja mucho, a veces me he mojado por ir sin paraguas y me sentía super bien jajaja 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Siiii!!!! Yo también me he mojado y me encanta.
      Besos.

      Eliminar
  9. Verano azul me pilló ya un poco mayor para que la muerte de Chanquete me traumatizara, pero debo reconocer que algo me afectó...
    No me molesta que llueva de vez en cuando. Como dices, es un paréntesis que hace variar de actividad tras días disfrutando al aire libre. Apetece recogerse y hacer actividades caseras, pero es que por aquí por el norte, entre los días de lluvia, los nublados sin lluvia y los de niebla sin nubes, sobre todo en verano, el sol es caro de ver y me falta serotonina. Porque no sé ahí, pero en Santander, en junio y julio, ha llovido poco, pero el sol ha salido aún menos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Jajaj, lo malo es que a mí me sigue traumatizando, será que no he madurado.
      Aquí el sol ha tenido rachas, a veces brilla por su ausencia y toca tirar de coche a buscarlo y otras está genial, hemos tenido de todo.
      Besos.

      Eliminar
  10. Yo adoro la lluvia, pasear me encanta. En cuanto llueve salgo a la calle. El problema es que aquí no llueve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si es que siempre nos gusta lo que no tenemos.
      Besos.

      Eliminar
  11. el último de mis posts "callejeros", el que titulé 'bulevares', estuve a punto de llamarlo 'lluvia de verano' porque estaba nublado y llegaron a caer unas gotas. y por cierto, hay una canción de belinda carlisle que se titula 'summer rain', muy bonita como todas las de ella.
    en santander, cuando llovía un poco o estaba nublado hacía un recorrido alternativo desde el cual se veía la playa de lejos, y me daban ganas de estar allí. y por eso decidí ir a la playa siempre a menos que estuviera cayendo el diluvio.
    lo bueno de los días de lluvia es que son un paréntesis, como tú dices, tras el cual los días de sol se aprecian más.
    besitos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!




      ¡¡¡Hola!!!
      Siiiii, sé que canción es, y mola.
      Recuerdo la anécdota de la playa, me la habías contado y me encanta.
      Besos.


      Eliminar
  12. A mí me gusta la lluvia, caiga en verano o en invierno, aunque la de invierno de este año ha sido especialmente dura.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a veces es demasiado pero de vez en cuando me encanta.
      Besos.

      Eliminar
  13. A mí no me gusta que llueva, el otro día me pilló en la playa y me fastidió el día, sin embargo esta mañana me ha pillado corriendo y no me ha importado demasiado, pero sigue sin gustarme.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!
      Siiii, eso es cierto, cuando ya hemos hecho planes da mucha rabia pero de vez en cuando es genial.
      Besos.

      Eliminar
  14. Me gusto mucho Verano Azul y tambien que llueva. Por donde tu vives llueve bastante pero por aquí tan apenas así que cuando lo hace es un acontecimiento. Ahora con el calor que hace una buena lluvia no me vendria nada mal. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Si, la verdad es que por aquí llueve bastante, a veces demasiado, supongo que es el precio a pagar por el verde que tenemos.
      Besos.

      Eliminar
  15. Me fastidia que se me borre de un plumazo todo lo que había escrito y ahora lo tengo que repetir. En la primera toma sale con más frescura como el de hoy. Pero bueno decía que me gusta el verano con días cálidos y naturales no con el bochorno que hemos tenido estos días atrás. Que Calentaba el sol por la mañana, íbamos a la playa y por la tarde se nublaba y seguía el calor. El dia de hoy ha sido de chirimiri y me gusta pero es molesto porque si sales te mojas o habrés el paraguas. Los días que llueve suave y huele a tierra mojada me encantan. Pero los días de lluvia me gusta estar en casa asomarme por la ventana y ver las gotas caer. Y si estoy escribiendo me encanta apartar los visillos de la ventana y ver el ambiente triste del verano. Los días de sol son alegres y me gustan más para el verano, pero no me gusta ese calor axfisiante que hemos tenido estos días atrás. Me enrollo Marigem. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Qué rabia Mamen, ainnnns.
      Yo también adoro los días en los que llueve a tierra mojada, o el chirimiri y estar en casa y ver las gotas.
      Pensamos igual.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Ayyyy Verano Azul... en cuánto crezcan un poco mis peques se lo planto jaja, aunque no sé yo si los niños de ahora lo entenderán pero esa serie a mi me encataba.

    Los días de lluvia a mi me gustan siempre y cuándo sean algo muy muy puntal, es cómo un parentesis, y el olor.... eso si que me gusta! Cuándo me ponen melancolica son los días de lluvia en Septiembre, pero me encantan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Yo se lo puse a los míos y siguen siendo fans, lo vemos juntos alguna vez, y en mi caso lo entienden y al principio se sorprendían un poco con algunas cosas pero en términos generales la vida no ha cambiado tanto.
      Besos.

      Eliminar
  17. A mi también me encantan los días de lluvia que dan una tregua en medio de los días calurosos de verano.
    Tienes unos recuerdos precisos con tu hermana.
    La verdad es que nunca vi verano azul, así que me pillas con lo de los capítulos. Ojalá logres liar a tu madre y así tenéis otra serie que compartir!
    Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Es que los días de lluvia en tu zona son lo más, yo he veraneado en Rías Baixas muchos años y siempre pedíamos que lloviera al menos un día, jejeje.
      La verdad es que tengo muy buenos recuerdos de mi infancia, con sus cosas, como todos, pero en general son buenos.
      Besos y al final la he liado, jejeje.

      Eliminar
  18. Adoro la lluvia, su banda sonora, su olor, contemplarla desde el balcón o tras el cristal. Y no digamos irme a la cama mientras llueve, dormirte mientras la escuchas... oh! Te aseguro que por mí como si lloviera todos los días. En Barcelona no andamos muy sobrados, por cierto. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyy todo lo que dices me encanta aunque llover todos los días no, sé de lo que hablo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. No hay semana que no recuerde 'Verano azul', especialmente gracias a ESTA canción jajaja

    Cuando veraneaba en el norte, algo que ya no podré hacer con tanta frecuencia como me gustaría, me encantaban esos días. Eran jornadas de tapiñas y ribeiros, que nunca vienen mal :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no me acordaba yo de esto!!!!!
      Siiii, estos días son geniales. Yo soy más de sidrinas y chorizo a la sidra, tortilla y chipirones.
      Pero el ribeiro también me va, no creas.

      Eliminar
  20. No me traumatizó la muerte de chanquete, la verdad. Me gustan los veranos azules aunque adoro la lluvia. Me gusta el sur a enloquecer pero necesito de vez en cuando el perfume del norte, su luz y su agua. Y mis recuerdos de verano infantiles y de juventud son gallegos de ahí que la bruma sea una de mis señas.
    Un besote y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues has tenido suerte porque media España se ha traumatizado.
      Ayyyy es que Galicia es mucha Galicia.
      Besos y feliz finde para ti también.

      Eliminar
  21. Motivos más o menos bucólicos aparte, yo agradezco la lluvia en verano, sobre todo cuando se tienen temperaturas de 40 grados a la sombra, si cae un chaparrón abundante se refresca el ambiente y da un alivio a los que sufrimos un calor sahariano en los meses estivales.
    Por cierto, debo de ser de las pocas personas de mi generación a las que no le gustó Verano azul, rarita que es una.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, en tu caso la lluvia ya es necesidad.
      Mujer, rarita no, no nos va a gustar a todos lo mismo.
      Besos.

      Eliminar
  22. Hola guapa. Sí, tienes que hablarnos del parque, porque me encantan tus entradas dedicadas a los parques jeje. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!! Muchas gracias, pues os hablaré de él, mi familia ha vivido mcuhas cosas ahí, yo menos.
      Besos.

      Eliminar
  23. Hola! Acabo de encontrar tu blog y me ha gustado mucho todo lo que he visto, tienes un espacio muy acogedor, con muchas secciones interesantes! Me siento identificada con muchas partes de tu reflexión, y recuerdo perfectamente esos días lluviosos de verano azul.
    Sabes, alguno de mis gatitos me suele acompañar en los ratos que paso posteando, me transmiten tanta paz y relajación!
    Me quedo por aquí para seguir disfrutando de tu espacio!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias, me alegra que te guste.
      Ayyyy compartimos pasión de escribir con los gatos.
      Besos.

      Eliminar
  24. Yo recuerdo algunas tormentas de verano que te pillan de pequeña en el pueblo por el campo y llegar hecha una sopa a casa y que mi abuela y mi madre me secaran y me cambiaran la ropa a la vez que me daban la charla de como me había puesto, que que hacía en la calle con ese tiempo,... jajaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, siiii, eso es muy de madres, se desesperaban al vernos hechas una sopa.
      Besos.

      Eliminar
  25. La lluvia es bonita si estás en casa a gusto. Si estás en el campo tirada, no tienes ropa seca, las botas encharcadas, obsesionada porque el saco de dormir no se moje ... es un mojón de los gordos
    Un beso guapaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Hala, mi descripción bucólica arruinada, jejejeje.
      Tienes toda la razón, con tu trabajo mejor sin ella.
      Besos.

      Eliminar
  26. Me has hecho recordar, como casi siempre en tus jueves reflexivos, que por eso me gustan tanto porque me traen buenos recuerdos, me hacen sentir la vida, y me traen buenos sentimientos.
    Recuerdo los veranos en Alcoy (Alicante), donde mis abuelos tenían un campo y hoy conservamos, pero ya no es lo mismo por muchas cosas, y íbamos a pasar el verano. Me recuerda a ver llover y oír tronar, claro cuando mi oído oía a las mil maravillas y era una gozada después de la lluvia, pasear por el campo, el olor que se quedaba impregnado era maravilloso, quizás es algo que me encantaría volver a vivir el olor de la lluvia mojada en el campo, son esas sensaciones agradables que se te quedan en la memoria.
    Gracias por traernos algo tan agradable como la lluvia. Y por supuesto que deseando estoy leer tu post de ese parque. besos y pasa un buen domingo y siento haber llegado hasta este jueves tan tarde. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere.
      Muchas gracias por tus palabras, me alegra haber traído buenos recuerdos a tu memoria.
      Besos y no llegas tarde, me encanta que llegues sea cuando sea.

      Eliminar
  27. Tenía muchas ganas de leer tu post sobre la lluvia de verano, a mi eran de las cosas que más me gustaban de pequeña, sobre todo cuando venía acompañada de tormenta. Lo que más recuerdo es ese olor a tierra mojada, me encantaba. Ahora que vivo en Escocia, me sigue gustando la lluvia, pero aquí hay demasiado, y se agradece cuando entre tantos días de lluvia vemos el sol un rato, justo al contrario!
    Vi verano azul en una de sus muchas reposiciones y aunque no recuerdo mucho, si que me gustaban las aventuras de los niños, estaría bien verla de nuevo para recordar.
    Besos y disfruta del domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Jajaja, claro, ahora deber estar saturada de lluvia.
      Verano azul está bien, no es que sea la bomba pero es muy relajante verlo y a mí me trae muy buenos recuerdos.
      Besos.

      Eliminar
  28. Hola Marigem,
    Disculpa que no te haya seguida tanto, el trabajo y sus obligaciones, qué decir, :)
    A mí me encanta la lluvia, más que la lluvia es el olor que queda después, ese fresquito que hace que una está más agustito, jeje
    De verano azul, guardo un vago recuerdo, pero el ¡no nos moverán! sí me viene a la cabeza, ;)

    Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...