jueves, 27 de diciembre de 2018

Reflexión: adiós 2018

Jueves reflexivo: y se nos va un año más

Hola a todos y bienvenidos un día más. Ya estamos a jueves, a veces me da vértigo ver lo rápido qu epasa el tiempo. Hoy toca reflexión improvisada, y dadas las fechas, me apetecía hacer un repaso de mi año.
Y con un café bien calentito y mi gatito precioso acompañándome empezamos.
 
gorrion-candas


Inicié este 2018 de manera un tanto accidentada.
Primero tuvimos a mi suegro ingresado, pasó la nochevieja en el hospital y la verdad es que nos temíamos lo peor, pero al final todo pasa y se recuperó. Fue duro, pero tuvo una remontada.

Por esos días me caí de la forma más tonta y me lesioné tres dedos. En principio no iba a ser nada grave, pero con dos de ellos la cosa se complicó bastante.

Y así fui capeando enero, con malos presentimientos y muchas cosas que se amontonaban.

El uno de febrero nos avisa mi tío, para mí un segundo padre, que le habían ingresado. Acababa de superar un cáncer y tras una lucha enorme, ahora, al parecer, había un pequeño problema.
Ese día, unas horas antes, había estado escribiendo mi post reflexivo y decía precisamente algo sobre las mentiras piadosas ante un enfermo terminal, y cuando me llamaron, uffff. Y en febrero de este año también hice un post reflexivo diciendo lo malo que era ese mes, estaba en plena vorágine con mi tío pero aún había un poco de esperanza, muy muy poca, pero algo.

Fueron días horrorosos, de incertidumbre, con dos hospitales distintos, y tras 25 días ese pequeño problema no fue tan pequeño y llegó una sedación y un fallecimiento.

Y nosotros, agotados de dormir en el hospital, nos tuvimos que resignar a sufrir de nuevo una pérdida.

Recuerdo que mi hija estaba de Erasmus y no llegó a tiempo, y la pobre se volvía loca de sufrimiento, tan sola y tan lejos.  

Y nosotros ya no teníamos ni fuerzas, a todos nos duelen los nuestros y los qu ehabéis perdido a alguien, especialmente cuando se va joven, sabréis muy bien como es ese dolor.

Y cuando terminamos con el funeral y todo lo que conlleva empezaron unos horrorosos trámites que se demoraron 4 meses, acudiendo casi a diario al INNS, al SESPA, a varios bancos, a aseguradoras, al abogado, a su empresa...y para completar mi madre, por un problema, pierde el 90% de visión de un ojo y el 100 en el otro.

Afortunadamente tuvo operación, que hicimos pagando porque la lista de espera era enorme y ella estaba muy incapacitada, no podía ir sola ni al pan, con lo activa e independiente que es, pero tuvo solución y una enorme recuperación.

Y mientras, yo, con los dedos cada vez peor, de hecho aún llevo un aparato y lo que me queda, aunque ya he mejorado mucho. 

Pero en todos esos días aciagos yo buscaba momentos de desconexión porque era ya una cuestión de supervivencia. Aunque fuera un paseo de media hora, o de diez minutos, pero necesitaba dejar de ver papeles, citaciones, partes médicos... 

Y los meses fueron pasando y nos fuimos tranquilizando. Entonces solo quedaba reformar un poco un piso que íbamos a alquilar y hacer unas obras en mi casa que ya debería haber hecho. La cosa fue una lata pero salió adelante. Y a pesar de esa pena que no lograba dejar atrás parecía que el año empezaba a mejorar.

Entonces mi suegro nos dio un susto horroroso, estuvo 2 meses ingresado, y de ese tiempo tres semanas en la UCI. Ya nos temíamos lo peor. Y de nuevo necesité buscar momentos de desconexión. Las semanas de la UCI tuve más tiempo porque solo se puede ir dos veces al día en visitas de media hora, y al ser muchos lo veíamos 5 minutos, así que el resto del tiempo, con el móvil en la mano por si acaso, intenté aprovechar.

Y un día de los que fui a hablar con su doctora me dijo que iban a darle el alta, el pronóstico era malo pero allí no podían hacer más. Cuando subió en mi coche y lo veía tan agotado...qué mal lo vi todo.

Pero a veces las personas sorprenden y no todo es tan malo, y él, poco a poco y con mucho esfuerzo por parte de todos, y de mi suegra especialmente, empezaba a mejorar. Cuando lo acompañé a revisión un mes después los médicos alucinaron de la mejoría.

Y hace tres semanas fue al teatro a ver un concierto de mis hijos, y mi madre y mi hermana al verlo casi lloran, lo vimos tan crudo y pudo salir de ello. Sigue muy débil pero aquí está.

A pesar de todo eso pude hacer algunas escapadas, fui a la playa, a varias excursiones familiares, al pueblo, que siempre me renueva y mi hija volvió del Erasmus para llenar la casa de alegría.

casita-arbol


El año se va acabando y aunque seguimos tristes porque hay pérdidas que duelen demasiado, intentamos ser felices.

El otro día en el homenaje que os comentaba todo salió muy bien(yo fui dopada hasta las cejas porque llevaba días con 39 de fiebre), fue un homenaje bonito, nos dieron un recuerdo muy chulo y comimos estupendamente.

Además mis hijos le han regalado a mi madre, para Papá Noel una excursión familiar muy chula elegida y pagada por ellos y aparte de eso yo voy a tener una escapadita la semana próxima.

Estoy deseando que se acabe el  año, ha sido un año durísimo aunque con momentos muy buenos, que son los que nos han ayudado a verlo todo bien. Y uno de esos alicientes, además de la familia, los planes y esas cosas, es tener el blog, algo totalmente ajeno a mi vida diaria y a mi círculo.

Bueno, os he soltado un rollo impresionante, así que me despido deseando muy feliz año a todos, que 2019 sea un año muy bueno para todos, que nos ocurran muchas cosas buenas y que nunca perdamos la ilusión.

Mil gracias por leerme, nos vemos el sábado con el resumen semanal, que siempre pongo algún especial, y la semana que viene traeré el I´m Currently loving del año.

 

28 comentarios:

  1. Alabo tu entereza. Desde luego ha sido este un año muy malo para ti y tu familia; empezó con mal pie y ha seguido así hasta casi el final. Solo cabe pensar en la frase que dice que tras la tempestad viene la calma. Espero que se cumpla. Así pues, te deseo para este 2019 mucha tranqulidad y que puedas saborear con mñas calma y satisfacción las pequeñas (y grandes) cosas gratas que nos da la vida.
    Un fuerte abrazo, Gemma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Josep.
      Ha sido un año horroroso, he dejado cosas sin poner de médicos con mi hija y con mi hermana. Son rachas y suongo qu emejorará pero se hace difícil. Yo creo qu ela mejor manera de afrontarlo es buscar momentos de desconexión, en mi caso a costa de sacrificar otras cosas. Algunos días veía mi casa tan desordenada...todos estábamos liadísimos para ponernos a colocar lo mínimo pero mi poco tiempo libre preferí reservarlo a desconectar para sobrevivir, haciendo de lo demás lo imprescindible para vivir con dignidad.

      Muchas gracias por tus buenos deseos, seguro que 2019 es un gran año.

      Eliminar
  2. Todos los años tienen momentos duros y momentos dulces, unos se hacen más pesados que otros, y unos son más benevolentes que otros, pero lo que cuenta es vivirlos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Totalmente. Este año ha sido horroroso pero lo hemos superado y vendrán otros mejores.
      Muy feliz jueves.

      Eliminar
  3. Hay etapas malas, y otras buenas, hay que llevar bien las malas y disfrutar de las buenas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, hay que llevar las cosas de la mejor manera.
      Muy feliz jueves.

      Eliminar
  4. Te deseo Felices fiestas!y que el año que entra sea muchisimo mejor!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente para ti y seguro que el año que entra será mejor.
      Felices fiestas.

      Eliminar
  5. Mis mejores deseos para el 2019. Como siempre, salud, salud y más salud.
    Al final es lo que importa.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias y si, la salud es el mejor regalo que podemos recibir.
    Muy feliz jueves.

    ResponderEliminar
  7. vaya año, ya lo siento, no sé si yo lo habría aguantado... bueno, la verdad es que se aguanta porque la mente tiene sus mecanismos de defensa. mirando el lado bueno, me alegro de que tu suegro se recuperase, y de que la pérdida de visión de tu madre tuviera solución. se había quedado casi ciega, eso es muy duro. :(
    el próximo año será mejor. besos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      La verdad es que ha sido un año terrible, y ha habido más cosas de salud con mi hija, y hoy mismo tuve que ir a por una lavadora porque se estropeó en Nochebuena y no hemos podido arreglarla. Pero al menso mi suegro ha mejorado mucho(verlo en el concierto de mis hijos, llorando, fue muy emocionante) y lo de mi madre...no veía nada de nada,lo pasó fatal la pobre.
      Es lo que dices, se aguanta, estamos hechos para aguantar lo que sea pero claro, se cansa así que esperemos que 2019 sea un gran año.
      Muy muy feliz noche.

      Eliminar
  8. Un año mas que pasa.La vida me ha enseñada que lo que me viene tengo que aceptarlo.No es fácil pero es lo mejor para el alma.... No analizo ni me pongo a remendar cosas que se han roto. Lo pegado o cocido no es lo mismo. Lo mas fácil es aceptar y vivir mientras pones en tu mente que :
    La única que puede cambiarlo todo sos vos misma
    mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, hay que mirar hacia delante y no pensar en lo malo.
      Muy feliz jueves.

      Eliminar
  9. Siento que hayas pasado un año tan malo, el mío en fin entre mi hermana con cáncer de Tiroídes que no pinta bien y la operan en empezar el año, una buena amiga de mi hermana que también lo tiene y el hermano de una buena amiga que también lo tiene, en fin, que voy apañada yo, pero espero y deseo que aunque mi comienzo del 2019 va a ser algo duro, confió en que su final sea mejor,este 2018 me quedo con lo bueno que he vivido, mi boda por supuesto y su posterior viaje, mi escapada hace nada a Zaragoza, pero sobre todo ver a Jorge como crece y esta mas que feliz en Madrid y con novia, su primera novia e ilusionado, en fin, que mas vale quedarse con lo bueno que como ves lo malo viene solito. Yo confió que a tí se te mejoren las cosas y que tengas un 2019 lleno de cosas positivas y que las malas pasen lo mas rápido posible, y sobre todo salud, cada vez la deseo más que quieres que te diga.
    Besos y seguimos leyendonos en este año que ya casi comienza y disfruta mucho de tu escapada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere.
      Ha sido un año para olvidar pero lo hemos pasado y esperemos qu eel próximo sea mejor.
      Cuanto siento lo de tu hermana y todas las demás personas. Ojalá la operación salga fenomenal y que ella esté animada, que eso es muy importante.

      Y qué bien qu eJorge tenga novia e ilusión.
      Te deseo un 2019 muy muy bueno, e intentaré disfrutar d emi escapada y de una excursión que tengo pendiente.
      Feliz noche.

      Eliminar
  10. Cada año tiene sus propia historia, lo importante es superarlo y aprender lo que nos ha ofrecido, aunque haya años duros. Un fuerte abrazo y mi deseo de que el 2019 sea maravilloso para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro que sí, lo he superado y seguro que el próximo será mejor.
      Feliz noche.

      Eliminar
  11. Hay años que son realmente malos y se ceban con algunas personas. Recuerdo 1999 y 2013 como años horribles. 2018 también ha sido de los terribles.
    Ya se veía por lo que comentabas que se te habían complicado mucho las cosas. Ahora que lo explicitas se ve hasta qué punto.
    Esperemos que 2019 nos dé un respiro y pase sin sobresaltos. De momento, disfruta de tu escapada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Lamentablemente siempre hay rachas malas pero por fortuna siempre luego llega una buena para compensar, esperemos que el 2019 traiga esa racha buena. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Esperemos que el 2019 llegue cargadito de solo cosas buenas. Un beso y felices fiestas

    ResponderEliminar
  14. La vida es así, Gemma, con momentos muy duros y otros muy felices. Intenta aprovechar al máximo los buenos momentos para coger fuerzas y así afrontar los malos que son inevitables tarde o temprano. Y siempre apoyándote en tus seres queridos, eso es fundamental.
    Mucha suerte con el 2019 y mucho ánimo.
    Un beso grande, guapa.

    ResponderEliminar
  15. Hay años que son malos o malísimos y otros mejores. Lo importante es que se pueda afrontar todo con mucha fuerza aunque a veces parece que faltan. Las personas estamos hechas de una pasta que sabemos afrontar todo. Pero para eso hay que disfrutar de las pequeñas cosas y saber no mirar para atrás. Espero que este próximo año tengas momentos de felicidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Tere!! Espero que este año 2019 sea maravilloso y sólo haya cabida para las cosas buenas. Besos y Felices Fiestas!!

    ResponderEliminar
  17. Hola Gemma, chica entera, optimista y con una carga de energía que es la pera, sigue asiiií, muchas cosas que compartimos: pérdidas de seres queridos, traumatismos varios, pero, está la otra cara: quién te quiere y te hace reír, aparición de nuevas oportunidades, la bendita bendición (reitero jeje) de los viajes, las fotos, los sueños, el descubrimiento en la lectura en la escritura. Eso y más, doce meses, doce vidas. Un beso grande

    ResponderEliminar
  18. Hola Gema qué duro todo lo que cuentas y ni así dejas de transmitir positivismo y alegría. Duele siempre, se echa de menos siempre pero ayuda tener cerca a personas como tú, con una actitud tan vital, tan positiva, de seguir y agradecer lo que se tiene. Y sí la salud es algo importantísimo sobre todo la de aquellos a los que queremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Por suerte ya pasó y está superado. Mucha salud para todos en 2019!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Madre mía, Marigem, que año más malo. Pero me gusta tu actitud. Hay que sacar fuerzas y reponerse, por los que quedan.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...