jueves, 20 de diciembre de 2018

Reflexión: Navidad

Jueves reflexivo: Navidad

Hola a todos y bienvenidos un día más. Ya estamos a jueves y toca post improvisado así que aquí estoy, con una infusión de jengibre y canela para mi catarro(nos hemos recontagiado en familia sin parar) y con mucho sueño pero no he conseguido volver a dormirme. Así que sin más rollo empezamos.

navidad-gijon
No he sido capaz de controlar esas luces tan resplandecientes, jejeje


Hace tres años escribí un post sobre Navidad que os dejo aquí. Hacía un año que había perdido a mi padre y las fiestas se me hacían muy cuesta arriba, pero aún así quería disfrutarlas, especialmente por mi familia.

Que se vaya un padre siendo joven es un golpe, pero que la ambulancia vaya a tu casa el día de Nochebuena yo creo que roza lo traumático.

No os imagináis lo desolador que es llegar a casa con la noticia del fallecimiento, intentando asimilarlo y pensando en como dársela a tus hijos, y ver todo adornado, las luces del árbol encendidas...es devastador.

En esos días una de las personas que más nos animó era un familiar muy muy cercano del que no puedo ni hablar porque nos ha dejado este año. Y estar a su lado hasta que se fue, durmiendo en un hospital y sabiendo que no había solución fue un golpe horroroso.

Pero él jamás me habría perdonado la tristeza, siempre tiró de nosotros y se merece que seamos felices.

Mañana le hacen un homenaje en su trabajo y claro, nos han invitado. La verdad es que yo no me veía con fuerzas para ir, pero como me dijo su jefe cuando me llamó; esto no lo tienes que hacer por ti, lo tienes que hacer por él, y era una persona tan alegre y querida que sigue repartiendo alegría. Así que nada, estrenaré el bolso y el abrigo que me compró mi madre en el Black Friday. Esto lo digo para relajar(lo estrenaré, eso sí), pero iré e intentaré disfrutar.

Pues este año estoy un poco como en el post que os he enlazado, estoy plof. Pero a la vez quiero pasar unas buenas fiestas, quiero quitarle a mi madre esa tristeza que parecía ir superando y que a veces vuelve, quiero que sea Navidad.

También decía en el otro post, y mantengo, que veo que la gente gasta y gasta invadida por el consumismo, y luego protesta por lo que ha gastado. Y yo pienso que deberían valorar la suerte que tienen, por un lado por poder gastar, y por otro por tener con quien compartir lo que han comprado.

nacimiento
Es un trozo del nacimiento que yo ponía, no sé qu eha pasado arriba pero era muy grande y chulo


Y he recordado una historia de mis abuelos. Hasta que mi madre tuvo doce años vivían en una casa diminuta, sin agua corriente, que estaba en una finca enorme e importante de la ciudad. Ellos eran una especie de guardeses, no pagaban alquiler si se comprometían a vigilar aquella parte de la finca, y así del sueldo de mi abuelo no se iba nada en gastos de casa, y mis abuelos, cuando les ofrecieron la opción decidieron aprovecharla de modo temporal.

Mientras, fueron ahorrando lo que podían. Por entonces había que pagar al médico, pagaban colegio de los hijos y algunas cosas más, pero el resto, tras comprar la comida se iba ahorrando y pudieron comprar un piso que estaban construyendo. Era un piso humilde y sencillo, pero digno.

Al poco de comprarlo el dueño de la finca falleció, los herederos vendieron el terreno y las casas de los guardeses iban a ser demolidas, así que ellos se mudaron al piso un poco antes de loplaneado.

Por entonces el piso estaba casi sin rematar, y ellos fueron poniendo puertas, suelos y algunas cosas, y lo amueblaron con muchísima ilusión.

Para mi madre el tener agua corriente en casa y ahorrarse los viajes a las fuentes y lavaderos fue un auténtico lujo.

Y llegaron las navidades. Un poco antes habían entregado una cantidad importante de dinero al constructor así que estaban justitos, pero tenían tanta ilusión que eso era lo de menos, fueron unas fiestas rebosantes de felicidad y mi madre las recuerda a la perfección.

Por un lado se fueron al monte a por un pino(hoy en día es impensable pero antes se hacía mucho). Y compraron unos pocos adornos(que aún conservo) en una tienda del centro de la ciudad. Eran unas figuritas chiquititas y tres tiras de espumillón.

Además mi abuela había ido guardando cajitas vacías de cerillas y trocitos de papeles bonitos; de los regalos de Comunión de mi tío, que había sido aquel año, de bombones o pastas...y con sus hijos preparó paquetitos monos en los que metió alguna moneda suelta y los colgó en el árbol.

En realidad era una especie de calendario de Adviento aunque eso no lo sabían.

Y la cena... El cuñado de mi abuelo del que os conté la historia aquí les había llevado un pollo, y con eso mi abuela hizo una sopa, pollo en salsa y una arrocito. Y repartió para la cena de Nochebuena y la comida de Navidad.

Los pollos de antes cundían mucho, jejejeje.

Y junto al piso había una tienda de ultramarinos que era nueva y vendía todo a granel. Entonces compraron un pimiento en conserva, una tableta de turrón del normal y un postre que con los años hemos llegado a la conclusión que era una especie de gelatina o mousse o algo así.

Había que añadir el contenido de un sobre a un bol de leche, batir y dejar enfriar. Mi madre dice que sabía a naranja y les había encantado.

El caso es que hoy en día en cualquier casa considerarían un horror cenar eso, le parecería muy pobre, paupérrimo y escaso, pero ellos eran inmensamente felices. Además, sabían que la familia del pueblo estaba bien porque habían recibido carta. Por entonces en Navidad nunca iban porque el pueblo quedaba casi aislado por la nieve, pero sabían que estaban bien que era lo importante.

Con el tiempo todo mejoró. Mi abuelo estudió y prosperó en el trabajo y mi madre y mi tío fueron teniendo sus empleos, y las navidades eran geniales, si, pero aquella ilusión...aquella emoción del primer año en el piso, yo creo que ya nunca fue lo mismo aunque siemrpe tuvimos navidades estupendas.

Vaya rollo os estoy metiendo, pero con eso quiero decir que hay que disfrutar las fiestas lo que se pueda, no hay que regodearse en lo que no se tiene, hay que ser feliz con lo que se tiene, saborear los buenos momentos y no pensar demasiado en lo malo.

nacimiento
Es otro trozo del nacimeinto, lo ponía con mucha ilusión.


Intentaré no ser demasiado consumista, aunque en el fondo es inevitable, todo nos acaba pareciendo poco y tenemos compromisos, pero bueno, intentaré centrarme en disfrutar, en estar en familia y lo dejaré fluir.

Eso sí, me niego a quejarme, protestar y amargar. Que entiendo que a mucha gente no le gusten estos días, yo misma tengo cada momento de bajón...pero me alegra ver que los demás son felices, me encanta que la gente disfrute y que vea la vida de color de rosa, que ya hay bastantes cosas malas.

El otro día me encontré con un conocido y al preguntarle qué tal me dijo, más o menos; fatal, murió fulanito, menganito está enfermo, en el trabajo la cosa va mal, murió mi madre(era muy muy mayor), está todo muy caro...menudo bajón me dio, no me dijo ni una cosa buena y la shay.

En cambio la semana pasada encontramos a una prima de mi padre de la qu etengo que hablar un día, es el optimismo en persona. Le pregunté que tal y me dijo qu ehabían operado al marido de un cáncer complicado pero estaba reponiendo genial y los recuentos tumorales eran muy buenos así que estaban muy contentos, que tenía una nieta que estaba sana, que una de las hijas estaba en el paro y le parecía genial porque quería retomar unos estudios y no encontraba el momento...también le habían pasado cosas malas y no me dejó abatida. Es más, estaba comprando cosas para la cena de Nochebuena un poco especiales que el marido no podía tragar bien y tenía un montón de ideas divertidas.

Con lo fácil que es ser positivo de vez en cuando, aunque tengamos momentos malos, que de esos todos tenemos. Odio a la gente que critica al que gasta, al que hace, al que tiene, al que viaja...si todos somos felices el entorno siempre será mejor, al final la felicidad acaba contagiándose así que me alegro infinito de todos los que estos días disfrutan y lo pasan bien. Yo lo hice mientras pude y ojalá pudiera seguir haciéndolo.

Y ya paro porque entre el post de ayer y el de hoy estoy batiendo records de longitud, jejejeje.

Mil gracias por leerme, nos vemos el sábado con el repaso semanal y con algún especial, como hago siempre.

¡¡¡¡¡Feliz jueves!!!!!


29 comentarios:

  1. Estando tú en medio, con su positivismo, no me cabe la menor duda de que las Navidades de tu familia van a ser muy felices. Así os las deseo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso que sí, hay que esforzarse en aprovechar todo hasta el último momento. Espero que lo paséis genial en el homenaje a tu papi.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es que la vida son dos días hay que dsfrutar.
      Mil gracias y muy feliz día.

      Eliminar
  3. Para mi las navidades siempre han sido muy especiales, y se realizan todos los esfuerzos que sean posible para que lo pasemos en grande.
    Ya me voy el sábado, y espero disfrutarlas a tope.. espero que tu también. Besazos y feliz navidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Totalmente de acuerdo. Para mí eran lo más, a veces la vida te da golpes pero hay que levantarse y seguir.
      Muy muy felices fiestas.

      Eliminar
  4. En líneas generales creo que se les da demasiada importancia a estas fiestas.


    Besos

    ResponderEliminar
  5. Van a ser las primeras navidades sin mi padre. Me dan un poco de miedo, pero queremos (mi hermana y yo) celebrarlo como siempre, por los niños y porque es lo que a él le hubiera gustado. El problema es mi madre. No tiene ganas de nada. Está normalmente deprimida y con ansiedad y me temo que se le está incrementando a medida que se acerca la fecha. No quieso venir a celebrarlo a Santander ni que lo hiciéramos en casa de mi hermana o en mi casa de León y aunque la comida la haremos nosotras, el lío de la casa y los recuerdos son para ella aunque la ayudemos.
    Yo conozco u caso terrible de unas hermanas que tuvieron una accidente la tarde de Nochebuena. Una murió y la otra estuvo a punto. Las estaban esperando con la mesa puesta cuando vino la Guardia Civil con la noticia.
    No imagino lo que tiene que ser eso que cuentas. Encontrar una casa preparada para la alegría cuando entras en ella abrumada por la peor de las tristezas.
    Seguiremos celebrando para que no decaiga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa.
      Hacéis muy bien en celebrarlas. Tu madre lo va a pasar mal, es normal, pero son etapas que hay que pasar y seguro que lográis pasar una noche decente.

      Qué horror lo delas hermanas, ufffff.
      Yo evito pensar en aquel momento, pero fue horrible, entrar y ver el árbol y lo demás, uffff, me apetecía arrancarlo todo.
      Muy muy felices fiestas Rosa, que lo paséis lo mejor posible.

      Eliminar
  6. Todos hemos perdido a alguien aunque no sea en Navidad, hay que seguir adelante.
    En tiempos de escasez, con que poquito disfrutábamos la Navidad.
    Hoy todo nos parece poco y la ilusión ha decaído, pasamos media nochebuena
    mirando los wassap de los móviles y muchas veces discutiendo de políticas
    o de los trabajos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Claro, todo el mundo pierde a alguien y hay que seguir. En mi caso las primeras navidades fueron duras porque era difícil no recordar, pero aún así hay que seguir.
      En mi casa los Whatsapp se envían antes de cenar y luego el móvil está para urgencias, y punto.
      Muy felices fiestas.

      Eliminar
  7. lo de tu padre tuvo que ser terrible. :'( y siento mucho que hayáis perdido a ese familiar que os apoyó en aquellos momentos.
    tus abuelos sí que sabían ser felices, a pesar de tener lo justo, pero tener lo justo de verdad, no como los que van de pobres y luego se pegan unos viajes de vacaciones, entre otras cosas...
    mucho ánimo, y espero que estas fiestas sean bonitas para ti, en la medida de lo posible. besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hla Chema!
      Si, fue horrible. Ahora puedo hablarlo, o al menos escribirlo, pero en el momento fue un shock.
      Mis abuelos disfrutaban muchísimo de la vida, y mis padres también, la gente de ahora cada vez necesita más y más.
      Muy muy felices festas para ti también, yo al menos ya he pasado el homenaje qu eme daba miedo, ha sido bonito y es una cosa menos que superar.

      Eliminar
  8. Siempre pasan desgracias y pérdidas de gente en estos días pre-navideños (solo hay que ver y oír las noticias) En las casas se intenta reunir a las familias y parar una Nochebuena con armonía. Habrá casas que naden en la abundancia y en otras que sean mas comedidos.Qué felices eran tus abuelos con poquito y así debería de ser. Porque siempre queremos que en la mesa no falte de nada y después estamos comiendo los atrasos hasta Nochevieja que volvemos a cometer los mismos errores. Pero bueno tu procura que todo vaya bien y tranquilo. Y ponte guapa para ese homenaje a tu padre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen.
      Yo creo que lo importante es estar juntos, da igual qu etengamos mucho o poco.
      Lo has descrito genial, llenamos una mesa y comemos restos durante días en los qu evolvemos a hacer lo mismo, jejejeje.
      Muy felices fiestas.

      Eliminar
  9. Marigem qué duro lo que cuentas, pero tú misma que eres siempre muy positiva te das la solución, a veces tenemos que poner buena cara aunque estemos llorando por dentro, por aquellos que queremos y están y por aquellos que queremos y no están. Creo que es importante agradecer lo que tenemos, nos ayuda a darnos cuenta de lo afortunados que somos.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita.
      Ha sido muy duro pero no nos queda otra que seguir.
      Yo agradezco mucho lo qu etengo y lo que tuve, eso no me lo quita ya nadie.
      Muy muy felices fiestas.

      Eliminar
  10. Desde luego, aunque la vida nos da premios y palos la felicidad depende de nosotros. De asumir lo inevitable e intentar encontrar siempre la oportunidad en la desgracia. La Navidad nos recuerda eso, nos da ilusión. Sin ella, da igual que nos toque la lotería. Un fuerte abrazo y FELIZ NAVIDAD!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Claro, siempre hay palos y duelen siempre mucho, peor hay fechas que hacen que duelan de otra manera, no digo qu emás, pero sí de otra forma.
      Hya que sobreponerse y disfrutar de las fiestas, y tengo claro qu ehay que tener ilusón.
      La lotería...no sé yo, acabo de ver que ha tocado en un pueblo pequeño al que fui hace poco de excursión, y el número premiado no es el que yo compré. Aún así no me quejo.
      Muy muy felices fiestas.

      Eliminar
  11. Hola! Ya sabes como te comprendo el hecho de perder un padre joven... pero como bien dices, y es lo que muchas veces me ayuda a seguir luchando y sonreír es eso, que a ellos no les gustaría vernos tristes.

    Lo del consumismo, antiguamente con poco eran felices, ese es un fiel ejemplo de que el dinero da calidad de vida, pero no felicidad, sino el agradecer diariamente lo poco regular o mucho que tengamos, pero agradecer.

    ¡Gran post! Y aunque no quiero caer en tópicos, creo que toca hacerlo y quiero desearte unas felices fiestas. ¡Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda.
      Es horrible perder a un padre aún joven, y en mi caso han sido más familiares pero hay que seguir, por ellos y por los que nos quedan.
      Obviamente el dinero es imprescindible pero podemos ser felices con menos cosas si nos rodean las personas adecuadas.
      Muy felices fiestas y gracia spor leerme.

      Eliminar
  12. Las ausencias en estas fechas son muy duras, pero si la pérdida se da precisamente en Navidad, apaga y vámonos.
    A mi madre le dio un infarto una Nochevieja de hace veinte años, salió del trance pero te puedes imaginar qué nochecita pasamos todos, en la sala de espera de la UCI temiendo lo peor.
    Tanto la Nochebuena como la Nochevieja la celebramos en mi casa y los huecos de los ausentes (mi madre y mi suegro) pesan mucho pero hay que sobreponerse. Yo intento homenajearlos rememorando los momentos felices que pasamos con ellos, es una forma de que estén presentes también.
    Un beso muy grande y ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf qué duro lo de tu madre, aunque al menos lo superó. Nosotros esperamos en la UCI y salimos con el peor de lso desenlaces.
      Claro, lo mejor es recordarlos y pasarlo bien, auqnue al principio cuesta mucho.
      Muy muy felices fiestas.

      Eliminar
  13. Las Navidades siempre son un contraste de sentimientos, pues en todas las casas se echa en falta a alguien que nos ha abandonado. Mi padre (que sobrevivió cinco años a mi madre), siempre que venía por Navidad a comer a casa decía lo mismo, aunque le regañáramos: a ver si el año que viene, por Navidad, ya no estoy sentado aquí con vosotros. Hasta que se cumplió su promóstico y ahora nos toca incluirlo en el brindis por los que nos han dejado.
    Pero hay que dejar espacio para la alegría y hacerlo por los demás, especialmente por los más pequeños, que son los que nos animan las fiestas.
    Que lo pases lo mejor posible y que, como decimos siempre, haya salud, paz y amor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ay qué triste lo que cuentas de tu padre.
      En mi caso duele mucho porque las pérdidas son de gente joven.
      Obviamente hay que seguir y disfrutar, por nosotros, por ellos y por los más pequeños.
      Muy felices fiestas.

      Eliminar
  14. Seguro que montas unas navidades maravillosas, tienen que ser geniales en tu casa, y llena de alegria. Que si, que hay momentos malos, pero tambien muchos otros buenos y esos son los que hay que recordar. El consumismo, pues hoy en dia hay bastante, pero cada uno que gaste lo que quiera, lo mejor es compartir, yo suelo gastar bastante, pero es que me encanta regalar, y prepararlo todo bien bonito con papel de regalo y lazos, me encanta ver la cara de la gente cuando lo regalo :) Ya estoy deseando que llegue el 25! Y a lo mejor (a lo peor) en el futuro me quedo sin un duro y tenga que pasar unas navidades mas apretadas, pero de momento, se disfruta lo que se tiene!
    Me ha gustado mucho leer la historia de como eran las cosas antes :)
    Pasa unas fiestas estupendas - y que te mejores del resfriado!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      La verdad es qu eintento que las fiestas sean alegres, no queda otra.
      A ver, lo del consumismo, mientras el qu egasta no se queje por gastar me parece genial, cada uno que gaste lo que quiera. Yo misma intento que a los míos no les falte nada, y que se sorprendan...haces bien en regalar lo que te hace y les hace ilusión.
      Muy felices fiestas para ti también y el resfriado tiene qu emejorar ya que llevo 3 días con fiebre.

      Eliminar
  15. En mi casa ha habido años que nos hemos pasado, bueno mis padres se han pasado, pero gracias a Dios la cordura entro en ellos, desde hace ya muchísimos años no se derrocha, se dio cuenta mi padre que era una soberana tontería comprar tanto y con los precios en alza, de modo que decieron que las cenas de nochebuena en modo light una cremita de verduras, algo de carne, y postre y turrón y se acabo, que hay mucha gente pasando hambre y no hay derecho, pero habido años que han sido una locura, había comida para tres o mas días.
    Yo recuerdo que el primer año que falleció mi padre, me daba mucho miedo pero gracias a mis sobrinos y jorge, se paso bastante bien, hablando de cosas triviales, eso si el momento de brindar pero se paso enseguida con la alegría de los niños, por ellos hay que seguir adelante. Yo ahora lo llevo regular porque sumado a las ausencias hay otro tema familiar que se me hace duro estos días pero bueno esta jorge conmigo y disfrutamos mucho juntos que en nada se vuelve a Madrid y hasta Semana Santa ya no le veo y la verdad estoy muy feliz de tenerle conmigo.
    Espero que hayas pasado unos estupendos días.
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...