jueves, 27 de abril de 2017

Reflexión; esos gestos.

Jueves reflexivo; gestos que hablan en silencio.

Hola a todos y bienvenidos, otra semana que se nos va, y tenemos un finde chulo chulo por delante.

Ya sabéis que toca post improvisado, y no sabía muy bien de qué hablar pero he recordado un detalle de mi marido y me ha venido la inspiración, y sin más rollo  empezamos.

Ahora mismo tengo  a mi gatito en el regazo, como siempre que me siento en el ordenador temprano, y aún no ha amanecido. La calle está muy silenciosa y mi casa huele a café recién hecho.

Esta noche estaba medio dormida cuando sentí a mi marido haciendo algo en las mantas, y al abrir un ojo vi que me estaba tapando bien porque tenía los pies y una pierna fuera, y al ver ese gesto tan cariñoso me ha dado por pensar en esos pequeños gestos que a veces dicen tanto.

gestos-amor-verdadero
No puedo evitar poner otro dibujito de mi hija.


En ocasiones veo gente que parece muy cariñosa, y seguramente lo es, que caminan de la mano o abrazados, pero aunque estén haciendo gestos de cariño me da la impresión de que les falta ese algo que demuestra amor del bueno.

No hace falta que sea un beso de película(que siempre se agradece, claro), es más bien ese gesto lleno de sentimientos que solo tienen los que de verdad se quieren.

He visto a mi suegra acariciar una mano de mi suegro con esa ternura y complicidad que no todos tienen, y esa caricia dice tanto, pero tanto...

Si hay un gesto que recuerdo muchas veces el el que me hacía con frecuencia mi abuela. Con esas manos trabajadas y llenas de experiencia acariciaba mi cara cuando me veía, sonriendo y transmitiéndome ese cariño que solo tienen las abuelas, ese amor incondicional que sabes que es para ti, pase lo que pase. Y en esos momentos me sentía bien, además sacaba la otra mano de detrás de su espalda y siempre tenía una gominola, un tebeo o una moneda para mí y para mi hermana.

Mucha gente me acariciaba la cara cuando era pequeña(menos mal que yo era cariñosa) pero esas caricias de mi abuela no las tenía nadie.

abuela
Mi abuela fue la mejor del mundo mundial.


Y cuando nuestros hijos están malitos, aunque sean mayores, y nos necesitan, ainnnns. Nuestro abrazo está tan lleno de poderes curativos y mágicos... Hace muy muy poco mi hija nos dio un susto y a pesar de su edad nos necesitaba, y en esos momentos en los que lo pasaba mal que le diéramos la mano fue un bálsamo, y no solo para ella.

Cuando salgo a pasear y me siento observadora me gusta encontrar esos gestos de cariño en las personas con las que me voy cruzando.
El año pasado os hablé aquí de una pareja de ancianos que vi en la playa, uno le daba la mano al otro y el otro sostenía una muleta, y ese gesto, ese simple gesto me dijo tantas cosas, hablaba de amor verdadero, del que no separa ni la muerte.

Y también veo esos gestos en niños. Cuando mi hija era pequeña tenía una amiga(y sigue teniendo) que era muy buena y cariñosa. Cuando terminaron educación infantil en vez de una sola clase tendrían dos, y no sabían si les tocaría juntas. Al llegar al cole aquel radiante día de septiembre, con sus uniformes y el olor a colonia infantil impregnando la clase, y ver que iban juntas la niña empezó a saltar y a cogerle la cara a mi hija con una sonrisa tan ancha que se me saltaban las lágrimas. Han pasado muchos años y todos en casa recordamos la escena.

Y como se querían mis hijos de pequeños...ahora también, claro, pero de pequeños tenían esos gestos, esos abrazos al verse después del cole que hablan por sí solos.

amor-hermanos
La foto tiene muchos años, es en Lisboa, y justo antes de hacerla se daban unos abrazos...

El otro día os decía lo importante que es hacer saber a quienes nos importan lo mucho que les queremos, y me reafirmo, pero también quiero recalcar lo importantes que son esos pequeños gestos, no solo hay que decir las cosas, hay que demostrarlas.

Cuando como con mi madre y estoy en el sofá me suele entrar el sueño, y si me quedo adormilada ella siempre me tapa con una mantita suave como cuando era pequeña, y aunque  medio estoy dormida noto todo el cariño que hay en ese gesto. Y si están mis hijos o mi hermana o cualquiera de la familia, va a por la manta y los tapa.

Y cuando estoy triste mi marido me acaricia la cara o me tapa si hace frío, como Alejandro Sanz, y esas pequeñas cosas me dicen mucho. Y eso no significa que no me guste la pasión, pero creo que ésta no existiría sin el amor calmado.

A veces veo chicas en la calle con niños, y generalmente sé que son las mamis o un familiar, las distingo de las cuidadoras por esos pequeños gestos, una caricia si les cuentan algo, un abrazo si lloran o están cansado, esa mirada cargada de amor...y si son hombres igual, claro, hay gestos que destilan amor. Que hay cuidadoras muy muy cariñosas pero hay gestos que demuestran que entre dos personas hay una relación grande, un vínculo indisoluble.

Hoy me estoy poniendo muy cursi, lo sé, pero es que lo soy y me gustan tanto esos gestos que solo los que comparten algo muy fuerte pueden tener. Esas miradas que dicen más que la más larga de las frases, esas caricias cargadas de ternura, ese mano que nos toca un brazo cuando no sabemos que decir...esos gestos.

También quería añadir que a veces hay gestos de desconocidos que nos llegan al alma. Creo que ya conté hace tiempo un gesto que tuvo una chica conmigo y que no olvidé. Hace tiempo mi madre me dio un susto gordo gordo, y nos pilló solas así que estaba en la sala de espera del hospital, con el maquillaje por la cara cual payaso por todo lo que había llorado y cubierta de sangre como un asesino en serie(me recomendaron no ir a lavarme porque desde el baño no se oye la megafonía cuando nos llaman) y una chica se acercó y me cogió la mano y me tranquilizó hasta que me llamaron.
Cuando salí ya no estaba y me dio mucha rabia, luego ya llegó mi familia y no me vi tan sola pero en aquellos momentos una perfecta desconocida me ayudó muchísimo.

Bueno, ya me estoy extendiendo mucho y realmente aporto poco, pero es lo que se me ha ocurrido, hablar de esos gestos que solo los que estamos inexorablemente unido podemos entender. O los que tienen un gran corazón, como la chica de la sala de espera.

Muchas gracias por leerme y espero que el post no se os haya hecho pesado. Un abrazo enorme y nos vemos el sábado con el repaso semanal.

Y vosotros; ¿valoráis esos pequeños gestos? ¿Sois más de amor apasionado y nada de ñoñeces?¿Recordáis algún gesto en concreto que os lleguó al corazón?

Ciaooooooooooooooooo.

61 comentarios:

  1. Precioso el dibujo de tu hija. Y sí, los pequeños detalles dicen mucho y marcan la diferencia.
    Y hablando de gestos, estoy preparando un taller en el que hablo de los microgestos, es un mundo apasionante.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Gracias!!!
      Ayyyy qué interesante ese taller, me ha picado la curiosidad.
      Besos.

      Eliminar
  2. Al hablar del hospital me has recordado un gesto que tuvieron dos enfermeras del hospital de Salamanca cuando a uno de los gemelos le hicieron un electroencefalograma de urgencia. Los médicos estaban muy preocupados por el resultado, y el niño (no tenía aún los cinco años) empezó a decirme que con esa prueba ya le habían curado. Yo estaba a punto de reventar, entonces una de las enfermeras, cogió al niño y se lo llevó a dar una vuelta y la otra se quedó conmigo para que pudiera llorar a gusto y consolarme. Me pareció un gesto tan humano, de tanta empatía que no lo puedo olvidar (al final la cosa quedó en un susto, gracias a Dios).
    Y en cuanto a los gestos de cariño en el ámbito familiar, yo soy mucho de tocar a mis hijos, de cogerles la mano por la calle aunque no haya peligro, sólo por sentir el calorcito de sus pequeña mano entre la mía. Los gemelos discuten mucho, pero cuando les veo andar por la calle hablando de sus cosas y alguno de ellos le pone la mano en el hombro, me derrito...
    Ays, me he enrrollado un montón hoy...
    Besitos (y gracias por estos ratos de reflexión)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Muchas gracias por compartir estas cosas tan personales.
      Lo que hizo aquella enfermera es humanidad, aunque quedara en un susto en el momento se está pasando fatal y se agradece tanto tanto que nos dejen desahogarnos...
      Muero de amor con tus gemelos, me los imagino hablando de sus cosas, ainnnns.
      Besos.

      Eliminar
  3. Buenos días!
    Los pequeños gestos los valoro muchísimo. Cuando mis sobrinos pequeños me abrazan, me siento la mujer más feliz del mundo. Cuando mi mejor amigo me achucha, es como estar en las nubes.... El amor está en todas partes, solo hay que mirar bien y un simple gesto hacia otra persona, puede hacerla mejor.
    Gracias por esta reflexión, Marigem.
    Que tengas un buen día!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Buenos días!!!
      Eso creo yo, un abrazo de un niño nos llena de vida, y los achuchones de un amigo...mola mucho.
      Besos y a veces un gesto dice mucho.

      Eliminar
  4. Que bonita son estas reflexiones sobre los gestos de los familiares, los amigos, y algún desconocido. Recuerdo muchos gestos que en la infancia hacíamos a los hijos, o los hijos a nosotros. No me olvidaré nunca de una mirada que me echó mi hijo cuando le amamantaba. El abrazo de mi padre cuando me casé. Muchas caricias, palabras y gestos de mi marido. Los niños cuando acariciaban a sus amiguitos. Mi madre cuando me acariciaba,me tapaba, me olia. Son tantas cosas que no caben en un post. Hoy en día solamente en mi trabajo el agradecimiento de un anciano que cuando le hacer y le preparas te lo agradecen tanto que quieren pagarte y yo solo les digo no me debes nada ya cobro por mi trabajo pero si que quiero que me des un beso y una caricia. Y se quedan tan contentos y satisfechos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Qué precioso todo lo que cuentas, teniendo el trabajo que tienes seguro que podrías contarnos muchas cosas.
      Besos y muy feliz jueves.

      Eliminar
  5. Buenos días!
    Como siempre me has dejado emocionada... Grandes reflexiones y temas que nos hacen pensar! El dibujo de tu hija es una auténtica obra de arte! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Buenos días!!!
      Muchas gracias por tus palabras.
      Besos y feliz jueves.

      Eliminar
  6. Hay momentos para todo, Gema, y si hoy te apetecía ponerte un poquito "así", pues tampoco pasa nada. Yo no lo considero ñoño, lo considero sentimental :))

    Estoy de acuerdo contigo, es importante decir "te quiero", pero también demostrarlo y así, incluso, ni hace falta decirlo a veces. Yo no soy de dar muchos besos ni muchos abrazos, excepto a mi marido porque él es muuuuy cariñoso y me ha acostumbrado, pero conforme pasan los años me voy dando cuenta de que son importantes. Ahora me esfuerzo más por mantener ese contacto físico con las personas a las que quiero, como forma de transmitir mi cariño. En los detalles está el verdadero amor, tienes toda la razón :))

    Un post muy tierno, ¡me ha encantado!

    Un besito y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Julia.
      Gracias por definirlo como sentimental, me asustaba pasarme de cursi, jejeje.
      Qué bueno que tu marido sea taaan cariñoso. Yo soy pesada con los míos, jajaja, especialmente con mis hijos, ellos son cariñosos pero yo...un plomo.
      Besos y feliz jueves.

      Eliminar
  7. el dibujo de tu hija está genial, creo que ya lo vi. son muy bonitas todas las fotos. en la de tus hijos juntos, a ella ya se le ve que tiene el bonito pelo heredado de ti. :)
    a veces los pequeños gestos significan más que los grandes y teatrales abrazos. por ejemplo, recuerdo estar disgustado por un examen que me había salido mal, y que mi padre me invitase a sentarme con él a ver la tele para que se me olvidara, o mi madre proponiéndome salir a dar un paseo con ella.
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Chema!!!
      Yo creo que ya viste todas las fotos y dibujos porque al ser un post improvisado, excepto alguna vez que hice fotos sobre la marcha suelo sacarlas de post viejos, sino no me daría tiempo ya que intento que a las seis y veinte o y media esté publicado.
      Mil gracias por lo que dices del pelo, ainnnns.

      Me encantan los dos ejemplos que das, es justo eso lo que quiero decir, que no hace falta algo exagerado o bobos aspavientos, que diría Snape en Harry Potter, solo un gesto que nos dé paz, y sentarse con un padre a ver la tele lo consigue.
      Besos.

      Eliminar
  8. Los pequeños gestos son los que marcan la diferencia. La amabilidad, el cariño, la empatía, no sólo tienen que darse con los que son cercanos, también con esas personas que coinciden contigo en un momento y necesitan un apoyo. No hace falta que te los lleves a casa, pero a veces una simple sonrisa de un desconocido o desconocida en un día gris, puede darle otro aire a tu humor.
    Muy bonita reflexión.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso creo yo, que marcan la diferencia.
      Me encanta lo de no llevarlos a casa, y pienso exactamente igual, a veces en un momento un gesto de esos reconforta un montón.
      Besos.

      Eliminar
  9. Esos gestos hacen mucho y marcan la diferencia pero cuando se trata de desconocidos, no sé, no se me ocurre hacer algo así que hizo esa chica contigo por vergüenza, fíjate que tontería...
    El otro día estuve con la madre de aquella amiga que hace unos meses se le murió la sobrina tan pequeña, vamos su nieta, y le pregunté que tal y claro ella ya se puso un poco triste y a mí sólo me salió cogerla de las manos y darle un abrazo. Y acto seguido me fui, que hasta recordarlo me sale la lagrimilla y no era plan. Si es que soy de lágrima fácil y eso no ayuda para consolar a nadie.
    Mi marido tiene el mismo gesto, me tapa, me abraza... En la cama se pega y luego durante el día es más distante, y yo soy completamente diferente, en la cama quiero aire jajaja Polos opuestos vaya.
    Feliz puente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver que igual ha quedado raro. Es sobrina de mi amiga y nieta de su madre, como es lógico.

      Eliminar
    2. ¡Hola!
      Te entiendo, a mí, así de primeras, también me daría vergüenza, pero luego hay situaciones en las que es normal, te sale solo aunque no conozcas a la persona.
      Recuerdo el caso de la niña(se entiende bien) y es muy triste, pobre niña y pobre familia, yo también habría llorado pero que lloren contigo es una especie de consuelo.
      Besos y feliz jueves.

      Eliminar
  10. Pues no sabría decirte, a veces los gestos independientemente de lo que nosotras seamos más o menos noñas como dices, pues también tiene mucho que ver lo que nos despierta la otra persona, yo a pesar de lo que pueda parecer a veces por mis respuestas, ja ja ja, soy una persona bastante cariñosa pero en esto como en otras cosas no se puede generalizar, los sentimientos mandan y hay veces que son muy dispares, se tengan o no se tengan gestos!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rema!
      Jajaja, mujer, no pareces tan poco cariñosa como crees, es más, yo te imagino práctica pero muy cariñosa, no es lo mismo no ser sentimental y mirar hacia delante, que es lo que haces.
      Claro, los sentimientos mandan y a veces nos sorprenden.
      Besos.

      Eliminar
  11. Yo creo que las muestras de cariño se van perdiendo con la edad... una lástima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues yo creo que con los años la gente es muy cariñosa, las abuelas estrujan, literalmente a los nietos, por ejemplo, jejeje. Pero cada uno somos un mundo y habrá de todo.
      Besos.

      Eliminar
  12. Muchas veces no se trata de un gran gesto, sino de que llegué en el momento justo en que lo necesitamos. A veces basta con dar un beso o un abrazo que reconforte, preguntarle a alguien si está bien o necesita hablar, poner la mano en el hombro en señal de apoyo, o una sonrisa cómplice...

    Muchísimas gracias de corazón por estar tan pendiente de mi en este momento tan delicado. Eres un amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, que no es necesario un gran gesto, a veces hay miradas que ya lo dicen todo.
      Mil gracias por tus palabras y espero que todo se solucione pronto.
      Besos.

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Hay caricias, miradas, sonrisas que lo dicen todo y hay otras, iguales en apariencia... que dicen justo lo contrario o no dicen nada. Es cierto que se transmite mucho con esos gestos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. La primera vez que me di cuenta de la importacia de los gestos fue hace ya mucho cuando iba con una amiga y su pareja en el coche. Al girar una curva el sol se nos puso delante como solo un sol del sur intenso lo sabe hacer y el chico bajo el parasol de mi amiga antes incluso de ponerse el suyo. Parece una tonteria pero se me quedo marcado y lo sigo recordando. Tonterias asi son las que demuestran que de verdad te importa alguien, por mucho que digas o no digas. Muy buen post!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonita historia, ese gesto dice tanto...y el sol del sur también, jejejeje.
      Muchos besos y mil gracias por compartir la historia.

      Eliminar
  16. Hola Mari!!! Empiezo por los temas anteriores... Me alegra que te estén sirviendo los enlaces, pero si tienes razón, se necesita dedicarle tiempo para entender y hacer bien las cosas más cuando se toca la plantilla.
    En el post de ayer yo te comentaba berro, el barro también es bueno pero yo me refería al berro, la planta, la conocen por allá?
    Y llegamos a hoy... Tus reflexiones siempre me encantan, será tu manera de pensar o escribir pero siempre cumplen su cometido, reflexionar. Y es que a diario se ven esas muestras de cariño pero no siempre se ven sinceras, es lo que decías, como que falta algo, y cuando son sinceras también se nota. A mi me encanta a ver a mis hijos, como se cuidan, se apoyan, se quieren; cuando se ven después del cole se abrazan y se saludan con diminutivos, supertiernos, y si, yo acostumbro a de ir casi todo en diminutivo, pero a ellos se les escucha tan bonito decirse cosas tan bonitas. Y yo, que soy tan cariñosa y amiguera pero a veces siento que las personas están tan desacostumbradas a el cariño sincero que les parece hasta extraño que yo sea tan así de decir te quiero mucho o dar un abrazo, entonces ahora lo hago menos, excepto con mis hijos que ya sabés que ando dándoles besos y abrazos por millar jeje
    Y qué me ha llegado al corazón? Igual, caigo nuevamente con mis hijos, saben abrazar, reír o simplemente acompañar cuando es necesario, además del cariño meramente explícito por supuesto.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Ayyyy qué torpe soy, si como berros muchas veces!!!! Me lo apunto, mañana mismo lo pruebo, que tengo en casa porqu elos comemos nosotros y los cobayas, jejeje.

      Ayyyy qué encanto, me gusta mucho que la gente sea cariñosa con sus hijos, yo admito que soy pesada con los míos, jejeje.
      Me imagino esos abrazos de tus hijos que son del todo reconstituyentes.
      Un beso enorme y muy feliz fin de semana.

      Eliminar
  17. Yo no soy nada ñoña pero valoro mucho más esos pequeños gestos cotidianos que las grandes demostraciones de afecto. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, se puede no ser ñoña(no es mi caso) y valorar estas cosinas.
      Besos.

      Eliminar
  18. Esos pequeños gestos son los que más valen. Y yo que reconozco que no soy muy dada a darlos, voy a tener que cambiar, me encanta cuando los recibo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá este post te inspire y que recibas muchos, claro.
      Besos.

      Eliminar
  19. Qué bonito post Marigem, aprecio mucho y valoro esos gestos, a mí me dan la vida. Los que mi chico tiene conmigo, por ejemplo o con nuestra niña, se ven tan cargados de amor, tan de corazón, que hacen que me enamoré cada día más de él, si se puede!
    Ala ya me he puesto cursilona!
    Muchas gracias por tus reflexiones, que siempre me hacen pensar...
    Un besazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy qué chulo todo lo que dices.
      A mí me pasa igual, y con los años sigue, que es lo difícil, y me alegra saber valorarlos y no verlo como algo cotidiano y sin valor.
      Besos y enhorabuena por esa pareja tan chula.

      Eliminar
  20. Yo siempre he pensado que los gestos son la mayor expresión de amor y cariño hacia los demás, los hijos, los padres, tú pareja, los gestos son muy importante casi mas para mi que las palabras, y si estas vienen acompañadas de gestos imagínate, de modo que si que estoy muy de acuerdo en todo lo que has traído hoy en tú jueves reflexivo que tanto me gusta, . un beso TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien lo cuentas Tere,y me hace muy feliz que te guste el post.
      Besos.

      Eliminar
  21. Tenia tiempo que no visitaba tu blog linda! me encantan estos jueves reflexivos , respecto a este tema ,definitivamente aprecio más los gestos y los detalles , las palabras en definitiva no son nada si no van acompañadas de acciones , asi que si ,definitivamente me fijo mucho más en lo que hace la gente que en lo que dice , yo soy de ambos tipos ,loca apasionada , con arranques de euforia y espnntaneidad y de gestos más sutiles , hago ambos ,dependiendo la ocasión o la persona , y creo que tienes razón , ambos son nnecesarios ,sin la ternura no hay pasión. un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!! Qué bien que estés por aquí.
      Jajaja, yo también soy de ambos, la loca apasionada que necesita esos mimitos tiernos.
      Mil gracias por tus palabras y un beso.

      Eliminar
  22. Hey! I am new at your blog (: I am following you now(;
    I hope you can visit mine and follow me back (; Have a good day!

    ResponderEliminar
  23. Yo soy muy de esos gestos, Marigem. De hecho tengo la total convicción que de esa complicidad nacen las baes para poder tener 80 años y seguir queriéndose como al principio. O incluso más, en realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy mola porque te imaginaba un poco distinto, jejejeje.
      Y eso creo yo, que es la base para seguir siempre igual, lo vi en mis abuelos.
      Feliz puente!!!!

      Eliminar
  24. Una reflexión muy tierna, Marigem.
    Podríamos decir que un gesto también vale más que mil palabras. Una mirada, una sonrisa y una caricia, en cualquier momento y lugar, dicen tanto o más que un te quiero.
    Me ha hecho gracia esa expresión de "un beso de película" (en casa decíamos un beso de cine), como queriendo decir que es más apasionado de lo habitual, jaja
    Y qué bonito es ver que dos hermanos sean cariñosos entre sí. No es muy habitual, pues, aunque se quieran, lo más normal es que estén siempre o casi siempre peleándose y haciéndose la puñeta. Que conste que no no ha sido el caso de mis dos hijas, aunque quizá fuera debido a la diferencia de edad (8 años), pues siempre han estado muy unidas.
    Y qué suerte tienes con ese marido que te arropa con tanto mimo. Cuídalo mucho. Como dice la canción: "y quien tenga un amor, que lo cuide, que lo cuide, la salud y la platita, que no la tire, que no la tire".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Ayyyy me imagino a tus hijas!!! Los míos son seguidos y no se peleaban casi nada, no sé si es la edad, afinidad o la forma de ser pero me lo pusieron muy fácil, aunque de vez en cuando reñían, claro.
      Siiii, no me merezco el marido que tengo, y después de tantos años.
      Esa canción me trae muchos recuerdos...
      Un abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  25. Precioso el dibujo de tu hija. Para mi esos pequeños gestos tienen un gran valor, son gestos que salen del corazón, sin pensar, así en el momento y por eso para mi tienen tanto valor. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Gracias!!!
      Siiii, son de corazón y valen taaanto.
      ¡Feliz puente!
      Besos.

      Eliminar
  26. Por supuesto que me gustan Gema. No le pasa a todo el mundo, hay quien es de lo más huraño.
    Pero a mí, como a ti, me encantan esos detalles tan entrañables.
    Y es que tal como dice la Biblia: De lo que llena el corazón, habla la boca. Por eso cuando estamos llenos de cariño los gestos cariñosos resultan espontáneos y deliciosos.
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Curra.
      Que buena cita has puesto, resume el post en una sola frase.
      Un beso enorme y feliz puente.

      Eliminar
  27. Yo también valoro mucho esos pequeños gestos. Hay abrazos que te recomponen y miradas que hablan de amor. Un besazo

    ResponderEliminar
  28. Cuánta información está encerrada en un gesto; cuántas cosas se dicen con una mirada y con una caricia. Hay gestos que dicen muchas más cosas que mil palabras, porque esos gestos salen del corazón.
    En estos meses, y debido a mis agonías doctorales, he tenido momentos de mucho estrés, depresión y agobio. Una sonrisa de un compañero en el laboratorio, una palabra amable de mi director, un abrazo de mi hija o una caricia de mi marido en los momentos de más tensión fueron bálsamos de gran valor. Esos gestos no tienen precio.
    Estupenda reflexión la tuya, llena de ternura hacia los seres que te demuestran (te demostraron) a través de gestos cuánto te quieren.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay gestos que hablan por sí solos.
      Qué bonito que pudieras sentirte tan reconfortada, como bien dices no tienen precio.
      Besos y me alegra muchísimo que te guste la reflexión.

      Eliminar
  29. madre mia!!!! pues para ser improvisado,... me encantan tus reflexiones la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muchísimas gracias.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  30. Pues yo soy como tú. Prefiero los gestos verdaderos, los que denotan amor y cariño de verdad.
    Me ha encantado la historia de los dos señores mayores que paseaban cogidos de la mano. Y tu marido tapándote. Eso si que es un tesoro.
    Me ha encantado tu reflexión. Que aunque piensas que "poco aportas" como dices en el post, aportas mucho.
    Un besazo y disfruta de lo que queda de puente!

    ResponderEliminar
  31. Yo siempre he sido muy receptiva a esos pequeños gestos y los valoro mucho. Preciosa la anécdota de esa desconocida en un momento así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Es que la felicidad se encuentra en el día a día. Son los pequeños gestos, las conversaciones intrascendentes, las risas compartidas las que nos dan estabilidad y confianza. La pasión, la sorpresa, los viajes especiales, son momentos breves, felicidad virtual que dura poco. Aunque también sean importantes en según qué momentos.
    Algo que me encanta es que mi mujer me acaricie el pelo cuando vemos la televisión, mi hijo pequeño también es muy de esos mimos, el mayor de doce es más reacio, pero todo son etapas. Una entrada preciosa. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...