jueves, 4 de febrero de 2016

¿Podemos ser realmente felices?II

Reflexión del jueves;¿Podemos ser realmente felices?

Hola a todos y bienvenidos un jueves más. Ya sabéis que los post de hoy son improvisados, un poco sobre la marcha, con mi gatito inspirándome y acompañada de un café bien caliente.

Hoy, como muchas otras veces, no sabía de qué hablar, pero recordé que el año pasado en abril hice un post de estos sobre la marcha acerca de la felicidad.

En aquel momento tenía la pérdida de mi padre muy reciente y veía las cosas de una manera bastante triste, y ahora que ha pasado bastante tiempo me apetecía reflexionar sobre lo mismo pero con otro estado de ánimo.

Y sin más rollo, empezamos.

Hace un año puse un post que podéis leer aquí, y donde hablaba de la percepción de la felicidad. Me preguntaba si es posible ser totalmente feliz.

Si leéis el post veréis que explico como me sentía en mi infancia y en mi adolescencia. Y hablo de como me siento en ese momento.

Y es en ese punto donde las cosas han cambiado un poco. 
Cuando escribí ese post, recuerdo que fue una madrugada fría tras una noche sin dormir en la que había echado terriblemente de menos a mi padre porque iba a ser su cumpleaños.

Y perder a alguien que está bien de forma muy repentina no ayuda, primero hay que asimilar y luego superar.

Y claro, en pleno proceso de asimilación veía esa felicidad antigua muy lejana, y me asustaba no volver a sentirme feliz nunca más.

Han pasado unos meses y aunque día a día recuerdo a mi padre, porque lo recuerdo sin parar, ha dejado de dolerme tanto el pecho y siento que la felicidad ha asomado en bastantes resquicios y en muchos momentos, muchos más de los que he pensado, ha invadido mi vida.


Una puesta de sol bonita ya es motivo para la felicidad.

Creo que la felicidad plena no existe, es muy difícil que absolutamente todo en la vida sea perfecto, pero ahora mismo, en este preciso instante, mientras escribo soy feliz porque sé que mi madre y mi hermana están bien, porque la familia de mi marido está bien, porque mis hijos están durmiendo y en unos minutos sentiré su alegre presencia por toda la casa, porque mi marido ha desayunado mientras protestaba por la falta de acuerdo en el gobierno y lo que decía Carlos Herrera en la radio del despertador, según él lo pone para indignarse y así se despierta. Y soy feliz porque mi gato me mira con tanto amor, y le quiero tanto...

Pero seguramente a media mañana estaré histérica con los líos que me traigo con la Comunidad de vecinos, que poco a poco me estoy convirtiendo en Juan Cuesta y no me dejan soltar el cargo y hasta tengo un libro tipo el suyo que había hecho por Don Bartolomé Méndez Zuloaga, maestro y mentor...y lo peor es que lo uso.
Y en esos momentos no soy nada feliz.

Pero en términos generales soy feliz, cuando mis hijos traen las notas soy feliz(a ver en el último semestre,jejeej), cuando preparo algo rico de comer soy feliz, cuando me llegan cartas del banco se me va esa felicidad pero bueno, intento quedarme con las cosas buenas y sigo pensando que tengo una vida feliz.

Y yo creo que algo que me ayuda es el I Currently Loving de cada mes, esa recopilación de los mejores momentos me hace valorar las cosas, porque mientras lo preparo veo todas las cosas buenas que me ocurren, bueno no todas que tampoco hago fotos a todas, pero veo que la vida siempre me sorprende.

Y saber que en unos días volveré a ver esta serie con mis hijos(The walking dead) hace que los lunes sean un poco menos lunes y ayuda a ser feliz.



the walking dead
Este dibujo de mi hija tiene tiempo, ahora le sale mejor pero me encanta porque me recuerda buenos momentos de noche de lunes viendo una serie juntos.

En los comentarios del año pasado del post de la felicidad que os comento alguien me dijo que la adaptación es lo más cercano a la felicidad, y creo que ese es el secreto.

Cuando no tenía problemas económicos era feliz, pero cuando los tuve adapté mi vida y seguí siendo feliz.

Por supuesto hay picos, y valles, y fechas malas, pero en términos generales podemos tener una felicidad relativa.

Yo pienso que otro truco está en aprovechar el momento, mi querida Carpe Diem y no hacer de cada día un tiempo de espera, eso consume felicidad. Hoy es hoy y quiero ser feliz hoy, si me gusta mirar por el futuro pero saboreando intensamente el presente.

También es cierto que a veces no somos felices porque queremos demasiado. Está genial tener aspiraciones, no ser conformista y ser perfeccionista, pero si tenemos ya un buen coche, por ejemplo, que nos permite viajar, ir a trabajar y cumple su función no creo que debamos ser infelices porque en nuestro entorno tal vez tengan coches mejores. Y eso pasa.
Y si poco a poco estamos prosperando mejor dejamos de mirar a los demás, que tal vez han prosperado más y nos centramos en saborear nuestra prosperidad.

Ya empiezo con mis divagaciones mañaneras pero creo que se puede ser bastante feliz, casi completamente feliz si sabemos adaptarnos a las circunstancias, somos positivos y nos quedamos con lo bueno.

A veces vemos casos de personas en situaciones límite, ya sean de salud, económicos o que viven en plena guerra y por momentos son felices, de hecho grandes historias de amor surgen en las guerras.


faro candás
Tener la suerte de ver un faro iluminarse hace feliz, y ese me recuerda mil cosas buenas.

Mis abuelos cuando se casaron no tenían nada, como mi abuela decía ni un tarro para guardar legumbres ni legumbres para meter en un tarro, en plena posguerra la vida era difícil pero ellos eran felices. Y con los años la situación mejoró mucho, y siguieron siendo felices pero guardaban buen recuerdo de sus inicios, a pesar de la dureza de la vida por falta de medios y de todo.

Para ir acabando que el tiempo se me ha pasado volando hoy os diré que la felicidad es algo relativo y que depende muchísimo de la persona, lo principal es mirar siempre lo bueno, quedarse con las cosas pequeñas que hacen nuestro día a día único y especial y relativizar, lo malo generalmente no es tan malo.

Me despido con una frase de Robert Herrick que dicen en una de mis pelis superpreferidas, El club de los poetas muertos. No me he parado a comprobarla, si está mal me lo decís que ya sabéis que quiero mejorar siempre y me encantan las críticas constructivas. Y con esta frase y en esta peli, a mis 15 añitos en un cine del centro de la ciudad conocí el Carpe Diem.

"Coged las rosas mientras podáis/ veloz el tiempo vuela/las mismas rosas que hoy admiráis/ mañana estarán muertas.

Mil gracias por leerme y comentar, si queréis decirme algo en privado no dudéis en usar el formulario que hay arriba a la derecha, lo que sea me encantará escucharos y ya sabéis que intento responder lo más rápido posible.
Y también estoy en Facebook, Twitter y Google+, todo está a la vista aunque confieso que me falta actividad en RRSS, es que no me da la vida.

Un abrazo enorme y nos vemos mañana.

73 comentarios:

  1. Una entrada muy optimista y positiva. Mis padres, como tus abuelos, no tenían nada. Siempre dice mi madre que tenían una caja de naranjas, de esas de madera, como mesita de noche. Para ellos la felicidad era comprar un mueble. Para nosotros, que tenemos de todo, son cosas tan simples como la perspectiva de una serie de nos gusta (lo siento, no puedo con los zombies), o cosas tan poco simples como el bienestar de nuestras familias. Pero sobre todo las pequeñas cosas de cada día.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Me alegra que te guste la entrada.Me ha encantado lo de la caja de naranjas a modo de mesita, y esa felicidad que suponía comprar un mueble.
      Ahora muchas veces no valoramos lo que tenemos. Deberían inventar una máquina del tiempo y que todos tuviésemos que pasar unos días en épocas difíciles, en la España de posguerra, por ejemplo, y entonces sí que íbamos a valorar.
      Un besito y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. La felicidad plena no existe, desde mi opinión, tampoco sé si existe la felicidad.. Para mi existen buenos momentos del día y esos es los que hay que disfrutar..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!Cierto, hay que disfrutar los buenos momentos, esos forman la felicidad.
      Besos y buen jueves.

      Eliminar
    2. Permiteme q te tespond con otra pregunta. Alguna vez meditaste? Hasta q no descubri el estado meditativo no supe casi mada d la Vida. ...en cuanto al tema d la muerte, q no existe, te recomiendo el ultimo libro d Emilio Carrillo basado en su experiencias...o escucha alguna d sus ultimas charlas donde aborda el tema. Esta todo en youtube. Y ahora voy a seguir currando...

      Eliminar
    3. Hola!!!!
      La verdad es que no he meditado, me llama la atención pero nunca me he animado.
      Escucharé una charla esta noche aunque te confieso que el tema de la muerte lo llevo mal, no me veo aún capaz de leer cosas sobre ella, tal vez más adelante pero me cuesta tanto aceptarla que no me veo.
      Un besín y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Hola Marigem!!
    Hay personas que teniendo poco son felices, y otras que aún teniéndolo "todo" no lo son. Es una cuestión de actitud, de cómo se viven y se sienten las cosas, de los pequeños detalles, de cómo gestionamos nuestras emociones y de cómo nos adaptamos a los cambios. Eso es lo que marca la diferencia. Como siempre, una agradable "charla" en tu "casa", un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Cierto, a veces la vida depende del color del cristal con que se mire.
      Me alegra mucho que te haya gustado la charla.
      Un besito.

      Eliminar
  4. Una muy interesante y profunda reflexión. La felicidad, algo aparentemente simple pero engañoso. Cierto que cada uno la percibe de formas distintas. Esta entrada me ha traído a la memoria un libro que acabo de leer de un autor sueco, Henning Mankell (a quien he dedicado recientemente un post en uno d mis blogs) que leva por título "Arenas movedizas" y que es un relato autobiográfico de su vida que empezó a escribir cuando e diagnosticaron un cáncer, del que acabó falleciendo el pasado mes de octubre. Pues bien, en uno de los capítulos, en el que habla precisamente del sufrimiento y la felicidad, viene a decir algo obvio pero no por ello menos sensato como que la tristeza debe vivir en nuestro interior para que su contrario pueda manifestarse.
    La felicidad y el dolor representan los dos extremos de la vida y debemos saber convivir con ambos. Solo quien ha sufrido sabe valorar y saborear esos momentos de felicidad que nos llegan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Me encanta Henning Mankell, lo descubrí hace unos 15 años con La quinta mujer y me enganchó muchísimo.
      No he leído "Arenas movedizas" pero me lo apunto. Y si, comparto la obviedad sensata, sino viviéramos tristezas no podríamos alegrarnos, todo sería como muy lineal y aburrido, siempre igual.
      Muchísimas gracias por comentar y un abrazo.

      Eliminar
  5. Como os comenté en mi entrada sobre la felicidad, la felicidad son momentos cariño, no es un estado permanente, y pobre de aquel que espere siempre "algo" para ser feliz. Está claro que luego todos tenemos épocas, buenas y malas. En las buenas te va saliendo todo más o menos, y en las malas...pues eso. Pero aún en las malas sacarás algo que te haga feliz aunque sea un momento, y en las buenas habrá algo que lo empañe, aunque sea un momento. La felicidad es justo eso que has descrito en uno de tus párrafos: tus hijos durmiendo, ver a tu marido un día más (que lo damos por hecho, pero no somos eternos), tu gato, un café....eso es la felicidad, y nada más. La felicidad la tenemos todos dentro, pues es sólo un estado de ánimo, y al igual que el resto de estados de ánimo, van con nosotros y de nosotros depende sacarlo.
    Y en cuanto a la adaptación, ya lo dijo Darwin: "no es la especie más fuerte, ni la más inteligente la que sobrevive, sino la que mejor se adapta al cambio" y así es.
    Tú sigue así, sacando esa felicidad que llevas dentro, porque lo haces estupendamente
    Besos
    Nota: nosotros somos muy fans de The Walking Dead ;-) Ya nos queda menos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!!
      Darwin fue muy muy inteligente, y como de costumbre tiene razón.
      Un besito muy grande guapa, y siiiiii, ya queda poco para volver a ver a Rick y compañía. Es la ocasión en la que nos juntamos los cuatro a ver algo y luego hay una sobremesa buscando explicaciones y pensando como van a resolver las situaciones.
      Y cada uno tiene sus preferidos, el de mis hijos se ve en el dibujo, el mío es Glenn y la de mi marido Michonne, así no nos peleamos,jajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  6. Me encanta este post. Verás, estoy de acuerdo contigo, pero yo estoy pasando una de las épocas más difíciles de mi vida, desde hace años, y no depende tanto de mí, algo sí, pero no todo. Vivo bajo miedo provocado por una situación y aunque tenga mis momentos de felicidad, puedo decir que son tiempos infelices para mí. Pero espero que pasen pronto y volver a la "normalidad"
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Vaya, siento que estés en un momento complicado, cuando es algo que no podemos manejar nosotros y hay miedo la cosa es difícil, ufffff.
      Pues eres todo un ejemplo ya que a pesar de esa incertidumbre sacas lo bueno de la vida, y además se te nota al leer tus crónicas, eres muy divertida.
      Un besito y ojalá pronto vuelvas a la normalidad.

      Eliminar
  7. Yo creo que tenemos mucho que agradecer y por lo que ser feliz. Sobre ello escribí hace unos días.
    La vida no es perfecta pero procuro quedarme con lo bueno, aunque sin olvidar lo malo del todo porque ayuda a ver las cosas con cierta perspectiva.

    Me ha hecho mucha gracia la comparación con Juan Cuesta :p.
    ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Cierto, es lo que yo digo, hay mucho que agradecer, tenemos todas las necesidades básicas cubiertas, acceso a muchísimas cosas, ahora mismo estamos hablando y cada una está en un lugar del mundo, antes si un hijo emigraba las madres muchas veces les perdían la pista, y podemos comer caliente, ir a bibliotecas, ver la tele y las calles están limpias y llenas de cosas bonitas.
      Un besito y lo de Juan Cuesta es de pesadilla, hace unos 40 minutos me ha picado una vecina porque cree que hay un canalón atascado, ayyyy, no puedo más, espero que a finales de mes pueda ya pasarle esta pesadilla a mi vecina.
      Besos.

      Eliminar
  8. Buenos dias Marigem, yo creo que la felicidad plena no existe, al menos yo no la conozco. Siempre hay momentos buenos pero tamien alguno malo.En cuanto a la perdda de seres queridos yo creo que es cuestion de tiempo, dicen que el tiempo "lo cura todo". Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Claro, yo creo qu ela combinación de buenos momentos y los malos es lo que hacen que valoremos más los buenos.
      Sí, la pérdida de seres queridos necesita tiempo porque aunque lo sigo llevando mal no me siento como hace un año que no me apetecía ni levantarme por la mañana, ahora es distinto.
      Un beso.

      Eliminar
  9. La felicidad plena yo sí creo que existe. Y no es un estado eterno, sino que la puedes agarrar durante un breve instante, cuando algo que bueno eclipsa lo malo que pueda pasarte durante todo el día. No sé si he conseguido explicarme. Puedo haber tenido un día de perros, problemas familiares, penurias, pero me coge de la mano uno de mis hijos y me abraza y en ese preciso instante, soy completamente feliz..
    Besitos y buena reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Claro, si la contamos como pequeños momentos sí, es un poco lo que venimos diciendo. Te explicas genial, te he entendido perfectamente.
      Siiii, ese abrazo de un hijo lo cura todo, mira que los míos son mayores y cualquier muestra de cariño me borra las penas.
      Besos.

      Eliminar
  10. Como la mayoría creo que la felicidad absoluta no existe, pero así en general si que soy muy feliz. También creo que la felicidad es muy ambiciosa, cuanto más se tiene más se quiere.
    Bonita reflexión la de hoy.

    Feliz jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Es que tu propio nombre lo indica,jajajaaja.
      Lo importante es saber disfrutar las pequeñas cosas, eso nos hace felices y cuando nos pasa algo malo pues a superarlo y poco a poco a buscar de nuevo la felicidad.
      Besos.

      Eliminar
  11. Eso de la felicidad plena no exsite, claro que no. La felicidad se compone de pequeños momentos, de esos detalles que te hacen sonrír, de esos momentos que te hacen tararear una canción.
    Esta claro que el dinero no te da la felicidad, pero la falta de él te da más preocupaciones. Aunque siempre hay resquicios de momentos en los que somos felices plenamente, tengas mil euros o diez céntimos.
    La felicidad se compone de pequeños instantes, y yo me quedo con eso.
    Bonito texto que nos invita a la reflexión.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!!!!
      Si, esos pequeños momentos especiales son laos que nos enriquecen el día a día.
      Claro, el dinero siempre ayuda para una serie de cosas, si yo ahora no tuviera dinero no tendría ni ordenador ni Internet, no estaría escribiendo esto y seguramente estaría buscándome la vida para que mis hijos comieran. Pero poniéndonos en situaciones normales hay que vivir los buenos momentos a tope.
      Besos.

      Eliminar
  12. Marigem un texto que nos invita a reflexionar sobre la felicidad si existe o no. Si existe en las pequeñas cosas del día a día. Como existe el sufrimiento y nos hace daño. Hay que estar preparados para días de felicidad y días de tristeza. Todo depende de la luz con que se mire. Un día te levantas triste , bien por que no has dormido bien , o bien por que hay algún problemas y lo ves todo negro y aún en un día así tienes momentos de felicidad, solo hay que pensar que alguien está peor que tu. Y con tu familia cuando todos están bien y los ves que no les falta de nada te tienes que sentir con dicha y abrazar la felicidad. como el abrazo que te doy yo ahora que me hace feliz.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen!!!!!
      Cierto, a veces nos levantamos con el día triste pero aún así encontramos pequeñas cosas que nos alegran.
      Me quedo con tu abrazo y el abrazo de la felicidad que me propones. Un beso enorme y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  13. ¡Hola Sra. Cuesta, digo, Gema! Yo creo que realmente felices, puede que sí. Completamente felices, creo que no, precisamente por lo que dices que no puede ser todo y siempre perfecto. Cuando crees que lo eres (o están bien las cosas) surge algo que lo empaña y ya no es total esa felicidad.
    La vida es así, y si tenemos esto claro no nos volveremos locos con esa quimera que supone 'querer estar (o ser) siempre felices'.

    ¡Genial post! un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, presidenta de esta nuestra comunidad.
      Claro, eso creo, que hay que asumir que a veces lo bueno se empaña, precisamente por eso hay que disfrutarlos buenos momentos, hay que quedarse con las risas y las cosas positivas.
      Un besito.

      Eliminar
  14. La felicidad, como siempre digo, es una decisión. Si nos centramos en lo bueno que tenemos y pensamos que lo malo nos hará más fuertes y nos enseñará algo, tenemos la mitad del camino hecho. Es obvio que vamos a tener momentos tristes que no nos gustaría vivir pero todo es parte del aprendizaje y del camino de la vida. Cada vivencia es la que nos hace únicos. Sin una sola de las cosas que nos han pasado (ya sea buena o mala) no seríamos nosotros mismos porque cada cosa que nos sucede va dejando su huella en nuestra personalidad. Y yo por eso estoy agradecida por lo bueno y por lo malo también. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      En esto tienes mucha razón, hay que decidir ser feliz sino nunca lo seremos.
      A mí a veces me cuesta asumir lo malo, a veces son muchas cosas seguidas pero a pesar de todo hay que buscar lo bueno porque al final todo lo malo acaba pasando y lo único que nos llevamos es como hemos pasado esos días, así que pasémoslos lo mejor posible.
      Unbeso guapa y es genial que estés agradecida.

      Eliminar
  15. Bueno pues yo diría que independientemente de las reflexiones que ya sabes que yo no me dedico mucho a eso!!! ja ja ja, pues como te digo independientemente de esto, yo creo que la felicidad completa no existe, siempre va a ratos, unos mejores que otros independientemente de las personas, de su edad, de su estatus, de su posición social económica, en la vida siempre hay luces y sombras para unos más que otros y tambien dependiendo del carácter de cada uno, hay gente que aunque las cosas le vayan bien siempre encuentra razones por las que pocas veces es feliz y en su balanaza siempre se siente más desgraciado, en fin, independientemente de las reflexiones esto varía mucho de unos a otros, es como ver el vaso medio lleno o medio vacío, pues igual que pasa con esto, pasa con la felicidad, creo que completa no lo es nunca!!!! se puede ser feliz pero no siempre feliz porque en la vida pasan cosas que no te dejan, así es la vida!!!! Ya he hablado demasiado sobre algo que está muy claro!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jajajaj, me hace gracia porque no eres reflexiva y siempre e dejas unos comentarios largos y geniales que me encantan.
      Tienes razón, hay tantas cosas a tener en cuenta, por eso lo mejor es quedarse con esos momentos buenos y disfrutarlos.
      Un besito.

      Eliminar
  16. gema, lo que cuentas de adaptarse a las circunstancias más adversas me recuerda a un artículo que leí sobre los países subdesarrollados, en el que explicaban que a pesar de las difíciles condiciones de esos países, buena parte de sus habitantes eran felices.
    cada día hay que valorar lo que se tiene, porque en otro momento quizá lo echemos de menos. lo peor es no ser feliz cuando podías serlo.
    el dibujo de tu hija es una maravilla, como todos los que hace...
    besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Tienes razón, he visto documentales de gente en la India o en sitios ocn una pobreza extrema y son felices. Hay que valorarlo todo mucho y disfrutarlo.
      Gracias!!!!! Ella dibuja muy bien, en cambio ha tirado por mates y física, ainnnns, tendría que ser artista!!!!!
      Un besito y muy feliz jueves.

      Eliminar
  17. Hola guapa¡¡ La verdad es que tienes razón, es cuestión de mirar el vaso medio lleno y no medio vacío y valorar las cosas buenas que nos pasan día, a día... las pequeñitas, porque de muchas de esas cosas pequeñitas es donde reina la felicidad.

    Como cojo el bus a diario para ir a trabajar, hay una chica con la que coincidía mucho antes en la parada del bus y nos hicimos medio amigas, de pronto la dejé de ver y un día que pasaba por allí me dijo que ya no tomaba el bus porque lo cojía cuando iba a comer a casa de su madre y que ella había muerto el pasado verano...

    La dejé de ver y un montón de veces había pensado en ella, el otro día me la volví a encontrar y nos sentamos juntas, me dijo que leyó una cosa a través de facebook que le encantó y ha puesto en práctica, precisamente para eso, para valorar las cosas buenas que tenemos: consiste en escribir en un papelito cada cosa buena que te pase, meterlo en un tarro o bote grande, y el 31 de diciembre leerlos todos y hacer balance de todas las cosas buenas que en ese año te han ido ocurriendo, y que no tienen porqué ser grandes cosas sino tomar un café con una amiga o reencontrarte con alguien a quién hace tiempo no veías... Me parece una idea fantástica y muy positiva la verdad. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!1
      Uffff, que historia tan triste...
      ¡Qué casualidad!Lo del tarrito yo he empezado a hacerlo hace muy poco porque una lectora lo puso en su blog y me encantó. Ella usa unos tarros que decoró muy chulos, el mío es una cutrez,jejeje, pero me quedo con lo bueno, claro que sí.
      Un besito y mil gracias por compartir la historia.

      Eliminar
    2. Muy buena la del tarro. Ojalá me acuerde y lo haga.

      Eliminar
  18. Tienes mucha razón. No existe la felicidad plena porque siempre habrá algún hecho o momento que la empañe, es normal, lo que hay que conseguir es que ese momento o hecho que nos ha hecho dejar de ser felices o bien olvidar o bien aceptar y tomarlo mejor. Pero para mi ser feliz es que los momentos felices superen a los no felices y que a pesar de vivir momentos tristes sepas aceptar y conformarte con lo que tienes.
    A veces me quejo mucho, sobre todo por la casa, pero eso no quiere decir que no sea feliz. A veces llega a entristecerme la situación pero no me dura mucho y pienso en lo afortunada que soy teniendo otras cosas.
    Nunca he sido tan feliz como ahora, nunca, y eso también me asusta. Pienso en el futuro y me asusto de ver el paso del tiempo reflejado en mis seres queridos. Y ya vaticino que jamás seré más feliz que ahora y puede que en unos años más. Y eso ya me entristece. Así que prefiero no pensarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Nunca hay que dejar que los momentos felices superen los no felices.
      Entiendo tu preocupación. Yo cuando era como tú no lo pensaba y ahora me sorprende no haberlo hecho. A tu edad más o menos tenía a mis hijos, mi marido, mis padres tenían menos de 50 años y estaba bien, siempre haciendo planes chulos, mis abuelos estaban bien, cada poco estaba de reuniones familiares, viajes y era absolutamente feliz, los niños eran muy pequeños y no tenían problemas, que a lo mejor no comían o dormían pero ya, son historias de exámenes, amigos y amores.
      Pero el tiempo pasa, yo tengo 41 y mi marido 43 y ya no están mis abuelos ni mi padre, y eso lo llevo fatal pero aún así soy feliz porque la vida me sigue regalando cosas buenas y nos sentimos genial, así que Carpe diem absoluto.
      No pienses en el futuro que a lo mejor el paso del tiempo no se refleja tanto como crees, mis suegros rondan los 80 años y mi suegra juega al twister y dobla más que yo, y está genial. Seguro que vas a ser siempre feliz, aunque de otra manera, eso sí.
      Un besito.

      Eliminar
  19. Hola Mari! Feliz jueves! Creo que tus palabras están llenas de razón la felicidad no creo que sea absoluta pero esta en cada quien ser feliz con su vida, pensar en lo bueno y agradecer por ello en lugar de lamentarse es el mejor mecanismo para llevar día a día en paz. La decisión es propia, es decir yo soy feliz en lugar de voy a serlo o trataré porque con eso alimenta la mente de positivismo que hace ver relevantes las cosas positivas
    Muy bonita reflexión
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!!1
      Claro, es que es imposible que sea absluta, siempre hay cositas que la empañan un poco.
      Tienes razón, fuera lamentos y nada de decir que vamos a ser felices, hay que serlo, sin más. Un beso guapa y me alegra mucho que vuelvas a estar por aquí, eso es señal de que estás mejor.

      Eliminar
  20. Hola, gracias a un par de amigas blogueras comunes me he pasado por aquí y tengo que decirte que esta entrada (de momento es la única que he leído) me ha encantado.
    Estoy completamente de acuerdo contigo en que la felicidad plena no existe. Yo suelo decir que en la vida de una persona hay momentos buenos y momentos malos; si la mayoría son buenos se puede decir que esa persona es feliz.
    En mi blog escribí hace unos días sobre un poema de Bécquer, Volverán las oscuras golondrinas, y hacía alusión a que hay que disfrutar el momento, la felicidad cuando se produce porque esos instantes felices una vez que se van ya no vuelven, pueden venir otros pero nunca serán iguales, serán otros.
    Felicidades, con tu permiso creo que vendré de visita más de una vez.
    Un abrazo.
    P.D. Dile a tu marido que en la radio, al despertar, ponga una emisora donde solo emitan música ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kirke, bienvenida.
      Me alegra ver que pensamos igual.
      Te confieso que estuve a puntito de poner a Bécquer pero al final puse estos versos porque al nombrar El club de los poetas muertos me pareció mejor.
      Un besito y desde luego se lo diré, es que el dice que quiere cosas que le indignen y así se levanta,jajajajaja.
      Besos.

      Eliminar
  21. Hola, Gema. Me parece que voy a ser algo repetitiva, pero tampoco yo creo que exista la felicidad completa y absoluta. Pienso que la felicidad consiste en saber apreciar los pequeños-grandes momentos cotidianos, en no rendirse cuando se presenta uno malo y, como tú dices, en saber adaptarse.
    Tampoco está de más recordarnos a nosotros mismos que autoexigirnos ese estado de felicidad plena es absurdo, solo lleva a la frustración, es lo que tiene ponerse metas muy elevadas o imposibles.
    Esa felicidad relativa de la que hablas es, para mí, la única que existe y es bueno aprovechar esos momentos, pues luego nos apoyamos en ellos para superar los malos. ¡Carpe diem! (yo también conocí esta expresión en la peli "El club de los poetas muertos")
    Un beso enorme, Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      No eres repetitiva, es que es así. A veces el nivel de autoexigencia es extremo y luego vienen las frustraciones.
      Ayyyyy El club de los poetas muertos me marcó muchísimo, tenía 15 años y menuda llorera en el cine, ufffff.
      Besos.

      Eliminar
  22. Me has recordado mucho a Charlotte de la serie Sex and the city. A ella le preguntaron si era feliz siempre y ella contestò "no soy feliz todo el tiempo, pero sì todos los dìas". No hay nada màs verdadero que esto cuando a pesar de los problemas de adultos como las deudas o el trabajo, llegas a tu casa y tu hijo està ahì sano y salvo, corre a darte un beso y un abrazo, jugar con èl o darte las gracias por una comida que hs preparado. Igual creo que mi matrimonio me hace feliz, aunque a veces surjan discusiones el tener a mi esposo de apoyo y compñaía me hace feliz, me hace feliz poder amarlo y hacer cosas bonitas por èl y me hace feliz cuando èl valora las cosas que hago por èl.

    Ha sido un post muy hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Pues mil gracias por la comparación aunque no veo Sex and the city, aunque mi hermana me insiste e insiste,jejeje. La frase es muy buena.
      Y claro, hay momentos en el mundo adulto que son difíciles, trabajo, dinero, problemas, pero hay que valorar lo bueno, tu hijo, tu marido, tener unas condiciones de vida dignas, más ricas o menos ricas, pero dignas.
      Un besito y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  23. Muy interesante tu reflexión Marigem.
    A veces tengo la sensación de que todo lo hacemos muy grande y en ese hacer grande las cosas se complican...¿la felicidad plena? pues es difícil para qué engañarse, pero primero supongo que tendríamos que pensar qué significa la felicidad, que significa plena...porque para cada uno de nosotros seguro que sería distinto, yo de momento me conformo con esas chispitas de felicidad que dan las pequeñas cosas del día a día que te hacen sonreír y te calientan el alma y dejo los imposibles para otros.

    Un saludo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita!!!!
      Qué bien lo has resumido, todo lo hacemos mmuy grande. Siiii, yo también me conformo con esas chispitas que son tan grandes.
      Besos.

      Eliminar
  24. Es un gran reflexión Sra Cuesta jaja, la verdad es que muchas veces si nos ponemos a pensarlo hay que aprovechar los buenos momentos, esos que te hacen sentirte bien y te hacen reir, o sentir un sentimiento bonito, o un amanecer, no se hay tantas cosas que nos pueden hacer felices, pero desde luego esta claro que como tú bien dices la felicidad tiene su contrario, la tristeza y quizás son esos momentos los que nos hacen darnos cuenta de cuanto merecen la pena los momentos esos que nos llenan y nos hacen sentir la felicidad.
    Y otras de las cosas que tu señalas lo importante que es vivir el presente, y el futuro si mirarlo pero desde luego vivir el presente con intensidad.
    Animo con la presidencia de la comunidad. un besito TERESA.

    ResponderEliminar
  25. ah y el otro blog sobre el tema que publicaste prometo echarle un vistazo en cuanto pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, presidenta de esta nuestra comunidad.
      Hola, la verdad es que los momentos difíciles a veces nos hacen valorar lo bueno, y hay que quedarse con eso.
      Y si, hay que vivir el presente, eso no significa ser una cabeza loca, derrochar y no pensar pero hay que centrarse en el ahora.
      Ayyyy la comunidad, es horrible porque hace unos meses hubo inundaciones y aún duran las peleas entre los seguros y me veo como Juan Cuesta, eternamente en este papel.
      Un besito y tranquila, leelo cuando tú puedas y quieras.

      Eliminar
  26. Yo, aún estando bastante de acuerdo en lo de la adaptación, es que simplemente no creo que necesite que todo sea perfecto para ser feliz. Creo que son dos cosas independientes la una de la otra. Puedes tener al amor de tu vida, el trabajo de tus sueños, un chalet en la playa y un pisazo en pleno centro y ninguna preocupación seria y terminar suicidándote, ya sabes. Ser feliz tiene más que ver con esa adaptación que con no tener problemas, al menos eso pienso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Cierto, ni la perfección es sinónimo de felicidad ni lo imperfecto es sinónimo de desgracia.
      Bueno, yo más que no tener problemas creo que se trata de tener la capacidad de solucionarlos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Hola Gema!! Primero decirte que me ha gustado mucho el dibujo de tu hija, tienes una artista en casa. La felicidad creo, que es un estado de ánimo, por decirlo de otra forma, un estado emocional. Depende de si lo que tenemos o hacemos, nos está haciendo sentir bien, entonces nos sentimos felices, en el caso que cuentas de la comunidad de vecinos, no te sientes feliz porque probablemente te ocasiona más trastornos que placer. En la vida tenemos momentos de todo y cada uno de ellos nos proporciona un diferente estado de ánimo, por lo que creo, que la felicidad plena no existe a menos que sepamos encontrarla en todo lo que somos y hacemos. Porque de estar, está.
    Siempre existe la posibilidad de cambiar el pensamiento y ver las cosas buenas del asunto en cuestión. La dualidad está presente en todos los conceptos de la vida, a mi parecer.

    Me ha gustado mucho tu entrada reflexiva. Podemos pensar mucho sobre el tema.
    Gracias.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! La verdad es que mi hija dibuja muy bien y no lo "explota" nada.
      Claro, la felicidad en el fondo son momentos, a mí los vecinos me tienen locas y están despertando mis instintos homicidas.
      Pero hay que quedarse con lo bueno, como buen dices hay dualidad pero quedémonos con lo bueno.
      Me alegra mucho que te guste.
      Besos.

      Eliminar
  28. Buenas tardes, Sra. Cuesta :-)
    pienso que mucha gente confunde felicidad con tener mucho dinero en el banco y muchas cosas materiales. Se puede ser rico y desgraciado. Se puede ser pobre y ser feliz.¿Porqué? porque la felicidad son pequeños momentos y una actitud positiva ante la vida. No es un estado permanente.
    Ah! convoca elecciones en tu comunidad de vecinos, a ver si te libras ya del cargo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, presidenta de esta nuestra comunidad.
      Cierto, la felicidad no es la riqueza, es valorar las cosas buenas.
      Ayyyy, es que en mi comunidad no hacen elecciones, es un año cada vecino pero como este año hubo inundaciones con muchos daños prefieren que esas cosas las termine yo, y estoy harta de seguros comunitarios, seguros particulares, peritos y vecinos que se denuncian. Yo ya dije que este mes lo dejo, intentaré dejarlo todo arreglado y me voy, no aguanto.
      Un besito.

      Eliminar
  29. Bueno, es que una felicidad completamente absoluta y por siempre yo creo que no existe, son más bien felicidades chiquitas que sumadas hacen una felicidad grande, o algo así

    Tu hija hizo ese dibujo?? :O

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonita descripción, has dado en el clavo.
      Siiiii, lo hizo mi hija, es una artista.
      Besos.

      Eliminar
  30. Buen tema Marigem. para debatir, aunque luego cuando vamos profundizando en él, comprendemos que al pensar de una forma dual, existen ambos lados o caras de una misma moneda, lo que significa que no podemos llegar a encontrar un consenso sobre esta idea de la felicidad, pues la relatividad de este hecho hace que según la actitud, experiencia vital, edad, etc. unas personas opinen una cosa y otras otra diferente. También pueden darse este tipo de opiniones encontradas cuando las personas atravesamos por circunstancias emociones diferentes y opuestas, ya que hasta la misma persona un día de su vida puede pensar completamente diferente de otro, si en este otro, ha sufrido alguna experiencia que le ha marcado para bien o para mal.
    Lo más común es adaptarnos a las circunstancias y saber valorar las pequeñas cosas, porque esto si que nos puede ayudar a sentirnos mucho más aliviados o felices instantáneamente, porque pienso que la felicidad no se piensa, solo se siente.

    Muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, lo que para uno es sinónimo de felicidad para otro no lo es, y depende del momento personal.
      Pero en términos generales creo que la felicidad consiste en valorar las pequeñas cosas. Y cierto, muy buena frase, no se piensa, se siente.

      Eliminar
  31. Yo creo dos cosas:

    a/ La felicidad son momentos

    b/ Siempre hay que tener ilusión por algo en la vida, sea lo que sea, aunque se trate de ir a un concierto dentro de dos meses.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Si, la felicidad son momentos y lo de la ilusión es muy muy importante. A mí madre cuando estaba tan tan mal por lo de mi padre empecé a ponerle ilusiones alcanzables a corto plazo, pequeñas salidas, comprar un libro que iba a salir, ver a Coppola, y así nos habituamos a tener alicientes.
      Un besito guapa.

      Eliminar
  32. Wooooow llego tarde a un post tan sumamente bonito, antes de empezar tu hija es un crack, me encanta el dibujo y el personaje jiji.
    Sabes, para ser un post tan optimista, las lagrimas estuvieron asomando tímidamente, no se explicarte bien el motivo. Después de la muerte de mi padre escribí una carta que encontré hace un tiempo al leerla ni me imaginaba todo lo que quedaba aún por pasar, pero aun así vemos que el tiempo pasa y volvemos a disfrutar y a ser felices no plenamente claro esta, pero si a disfrutar de la vida.
    Creo que la felicidad en su mayor parte se define más por caracter, cuantas personas conocemos sin problemas que viven amargadas con la única satisfacción de jorobar a los demás.
    Por ejemplo yo ayer fui muy feliz haciendo galletas, ojo que no me gusta cocinar, pero eran para que mi hija las llevara a clase de pintura, ver lo contenta que las llevaba y todo lo que te explicaba cuando regreso vale un mundo.
    Son todas esas pequeñas cosas las que nos llenan el corazón.
    Y por cierto mi marido es un cansino también de las noticias de politica jajaja .
    Besines!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! No llegas tarde, siempre llegas en buen momento Ángela, ya lo sabes.
      Jajaja, la verdad es que dibuja genial.
      A mí me pasó parecido, lo peor de la muerte de mi padre vino después, y lo pasé(y sigo pasando por momentos) fatal, pero poco a poco encontramos alicientes, pequeñas cosas que nos hacen ilusionarnos y así tiene que ser.
      Cierto, las personas más molestas y que se dedican a fastidiar a los demás son las que menos problemas tienen.
      Me ha encantado lo de las galletas, qué bonito.
      Esas cosas valen un mundo y dos.
      Ayyyy los maridos, amí la política me interesa pero estoy en un punto en que no quiero saber nada, estoy como cansada,jajaaj.
      Besos guapa.

      Eliminar
  33. Me alegro mucho de que esta entrada sobre la felicidad tenga más "brillo" que la de hace un año respecto a tu estado de ánimo, Marigem. Dicen que el tiempo todo lo cura, o por lo menos nos da la ocasión de aprender a soportar mejor las cosas malas que nos pasan.

    Estoy de acuerdo contigo, la felicidad está en nuestra actitud ante todo lo que nos rodea. A igualdad de condiciones hay personas que viven amargadas y otras que encuentran motivos para sonreir, agradecer y valorar su vida. Hay que elegir tomarlo todo por el lado bueno, hacer que lo agradable pese más que lo desagradable y valorar los detalles positivos, por pequeños que sean, del día a día. Nunca va a ser todo perfecto, ya se sabe, pero tampoco habrá nunca ausencia total de motivos para alegrarse.

    Me ha hecho gracia el comentario de la radio y tu marido, resulta que a nosotros Carlos Herrera nos encanta jajajjaa. Dile que cambie el dial y se despierte con algo más acorde a su forma de pensar, seguro que se ahorra un rebote tan temprano.

    Una estupenda reflexión, como siempre. ¡¡Es un placer leerte!!

    Besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia!!!!
      Claro, el tiempo ayuda y aunque tengo que reconocer que no estoy tan bien como debería ha aprendido a vivir con ello y a disfrutar de la vida.
      Jajajaj, mi marido es un caso para la radio porque hasta hace poco tenía puesta a la competencia y también protestaba,jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  34. Me alegra saber que poco a poco la felicidad vuelve a asomar en tu vida. Me ha hecho pensar lo de la adaptación, hay mucha lógica en ello porque de lo contrario siempre habrá algo que nos frustre o con lo que no estemos nada conformes. Es mejor pensar en lo bueno que tenemos y las pequeñas cosas que nos hacen felices. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa.
      Claro, hay que adaptarse y quedarse con lo bueno, aunque también hay que seguir soñando, claro.
      Un besito.

      Eliminar
  35. Yo soy muy optimista, siempre veo el vaso medio lleno, aunque reconozco que los palos que nos da la vida pueden frustrarnos. Yo perdí a mi padre hace algo más de 3 años y cada día tengo un recuerdo para él, también fue inesperado y muy duro pero no nos queda otra que afrontarlo y seguir con nuestra vida lo mejor posible. Ah yo también sigo la serie The walking dead.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. qué gran frase para terminar!!! hasta en la carrera tuvimos un profesor que nos la decía!!! La felicidad completa con tal no existe, existen momentos felicidad... Lo que sí existe es el sosiego, la tranquilidad, la estabilidad...y eso repercute mucho en que seamos o no felices!!! pero todos pasamos por épocas de sufrimiento...lo importante es cómo las encajamos!!

    ResponderEliminar