lunes, 29 de mayo de 2017

Lunes de relato.

Relato.

Hola a todos. ¿Qué tal el finde? El mío ha sido bueno y relajado, he salido a correr y también a leer a la orilla del mar y he cogido fuerzas porque me espera una semana llena de eventos y cosas.

Hoy vengo con un relato de los míos, de los que tanto me cuesta compartir.
Este lo escribí hace tiempo y fue para un concurso donde pedían que se nombrara la cerveza y fuera género negro. También pedían una logitud concreta.
Creo que no voy a presentarlo a más certámenes así que lo comparto por aquí.
Y sin más rollo empezamos.
                                                              ***************

posavasos

                                         
                                                            LA NÚMERO DOS

─Pues sí, prefiero la número dos, la escena de Danny Gloover en el WC con la bomba es genial ─. Dice Marta cogiendo su cerveza para echar un trago ─ Y también Los Inmortales, la dos me…

Entonces, al dejar la jarra sobre el posavasos ve que éste tiene algo escrito, o más bien rallado con un compás, un palillo o algún objeto similar, y perpleja deja la copa directamente en la mesa, lo coge y lee ”SOS, me vigilan y van a matarme”.

Marta inmediatamente deja volar su imaginación y eufórica lo muestra a sus amigos, que se ríen y dicen que tiene que dejar de ver tantas películas, ve asesinatos y conspiraciones en todas partes. Seguramente tienen razón, pero algo misterioso rodea al posavasos así que disimuladamente lo mete en el bolso y sigue hablando de pelis.

En casa, en la soledad de su habitación Marta analiza el posavasos en busca de alguna pista; es de una conocida marca de cerveza, una edición del Mundial de Fútbol. No es gran cosa pero ya tiene punto de partida, ese mensaje tiene, como mucho, dos años así que se moverá dentro de ese margen de tiempo.
Esa noche no averigua nada más, pero toma nota mental para ir al día siguiente a interrogar a los camareros a ver si puede encontrar algo más para seguir tirando del hilo.

Al día siguiente, en el bar, charla amigablemente con el camarero y le cuenta que colecciona posavasos y lleva un tiempo buscando uno del último mundial, y le ha parecido verlo allí, quizás él pueda ayudarla.
Él no parece sorprenderse ante la inusual pregunta y le responde que por la zona ningún local los tiene, la marca solo los dejó en el parador, quizás los vio allí y está equivocada.
Extrañada al saber que esos posavasos nunca han estado allí se despide, y va al parador.

Allí intenta ser amistosa y cuenta la misma historia pero la recepcionista está mucho más ocupada y es menos amable que el camarero, así que la envía a hablar con el jefe de sala, y tras repetir la historia éste le explica que durante la celebración del mundial la marca envió doscientos posavasos que usaban durante las retransmisiones de los partidos, pero actualmente solo tienen unos cincuenta; la gente se los llevaba como recuerdo y dada la poca cantidad y que el mundial ya está olvidado han dejado de usarlos.

Marta quiere saber cuando los retiraron exactamente, en qué momento en esos dos años transcurridos dejaron de ser usados, y el hombre, harto del interrogatorio, responde que al final del mundial, durante la ceremonia de clausura los usaron por última vez. Con prisa y sin sonreír se despide; debe poner un anuncio buscando camareras de piso y no puede perder el tiempo con charlas.

Satisfecha y decidida a averiguarlo todo va al centro de la ciudad y se sienta en una terraza a pensar y tomar una cerveza fría.
Y rodeada del bullicio y pegando pequeños sorbos ordena sus pensamientos.
No sabe qué busca, solo sabe que alguien presiente un gran peligro y lo escribe en un posavasos que nunca han usado en el bar donde apareció y para complicarlo todo más se usaron durante quince días hace dos veranos. Es como buscar una aguja en un pajar.
En alguna parte alguien tiene que saber algo y se le ocurre que podría empezar revisando los periódicos locales de esas fechas, debe ser algo local porque si fuese un asesinato o secuestro importante lo recordaría al relacionarlo con el Mundial.

Pasa los días siguientes en la biblioteca revisando periódicos y lo único digno de atención es la desaparición de una chica de 17 años, dos días después de la inauguración del mundial. Creen que su marcha fue voluntaria; dan una descripción de su apariencia física pero no dicen nada de ella, ni familia, domicilio o profesión.

Marta está desbordada, cree que esa chica es la clave pero no encuentra nada al meter su nombre en Internet, y no sabe cómo seguir investigando, solo sabe que todo empezó en el parador y precisamente en ese momento necesitan trabajadoras.

Decidida, crea un currículum con referencias de hoteles extranjeros a los que sabe que no llamarán, y va a la entrevista diciéndole al jefe de sala que había visto el anuncio y necesitaba trabajar. La necesidad del local es grande así que pasa la entrevista sin problemas y le dan el puesto. Ya es empleada del parador.

Los primeros días debe coger el ritmo y no le queda un segundo libre entre atender una habitación y otra para iniciar sus pesquisas, pero pronto se adapta y saca tiempo para terminar su trabajo y como extra limpia la recepción porque cree que puede hacer que así se acostumbren a su presencia allí, sabe que ahí están las pistas que han de ayudarla a resolver el enigma.

Una tarde en la que celebran varias convenciones y una boda, y todos andan locos, queda sola en recepción y aprovechando un momento en que no la ven busca en el ordenador los registros de huéspedes de la época de la desaparición de la chica, y en cuestión de minutos los encuentra, los imprime y los guarda.

Esa noche en casa los revisa mil veces, y el único nombre que llama su atención, porque aparece repetido y porque es el único hombre que ha ido y dormido solo es Antonio Maltés, un conocido empresario que había acudido a alguna convención. El resto de los alojados eran familias o asistentes a convenciones que se alojaban de dos en dos o incluso tres, y todos parecían libres de sospecha.

Marta sabe que hay una conexión entre el hombre y la chica desconocida pero no la encuentra. Desesperada, después de usar su ordenador y mirar a fondo en los periódicos busca al empresario en las revistas del corazón que hay en una sección de la biblioteca.

No es fácil pero al final lo ve en un reportaje de hace tres años, son unas fotos sencillas del caballero sonriendo por el jardín, viendo a su hijo jugar con el perro. Y también lo ve en otro más reciente, esta vez sale serio, paseando por una rocalla donde antes jugaban el niño y el perro.
Y entonces, al ver esas dos fotos se da cuenta, está claro como el agua, pero no puede probarlo.

Nerviosa contacta con Antonio; ha sacado su número del registro de huéspedes que ha robado. Armándose de valor le cuenta que es una periodista que quiere hacerle una entrevista para una revista financiera, le cuenta una historia creíble y concierta una cita. Por supuesto, quedan en el bar donde encontró el posavasos. Va sola, desarmada y con la única ayuda del grabador del móvil.

Ambos llegan puntuales, y tras los saludos de rigor se sientan, piden unas cervezas y la Marta le suelta a bocajarro que sabe que ha matado a la chica y la ha enterrado en la rocalla, aunque desconoce el móvil. Así, sin más, se lo dice.

Sorprendido, Antonio habla con suavidad y mirándole a los ojos, y en la penumbra del bar le confiesa que conoció a la muchacha de casualidad, subieron juntos a la habitación y ella le había grabado sin su consentimiento y amenazaba con usar esa grabación. El problema era que ella era menor de edad, le había engañado y esa grabación destruiría su carrera.
Entonces, siempre con los ojos clavados en los de la chica, pide que le acompañe pues el resto se lo contará en el coche, que estarán más tranquilos. Marta accede y van hasta el lugar donde él ha dejado apartado el coche.

En el interior del vehículo el hombre le explica que había invitado al bar a la muchacha para pedirle la grabación, seguramente en ese momento dejó el posavasos que habría cogido, sin duda, del parador. Ella se negaba a dársela, decía que quería dinero, así que la había llevado al coche diciendo que le pagaría allí y amparado en la oscuridad la había estrangulado, como iba a hacer con Marta, ella seria la número dos.
Cuando las amenazadoras manos se acercan al cuello de la chica, luces y sirenas invaden la noche; ella había llamado a la policía y está retransmitiendo la conversación, lo han oído todo.

Días después, al deshacer la rocalla encuentran los restos de la chica. La autopsia revela que murió estrangulada, a simple vista aprecian el hueso hioides roto. Al parecer era una menor que extorsionaba a empresarios incautos.
Tras matarla, Antonio condujo toda la noche con el cuerpo de la chica en el asiento de al lado, y sin que nadie le viera la enterró en su jardín y recordando sus años de albañil, antes de ser el empresario rico y exitoso que luego fue, y usando la pila de piedras que amontonaba para rellenar una zona de la parte baja de la finca, construyó la rocalla para borrar todo rastro de su obra.

Después de declarar en comisaría Marta deja el trabajo en el parador y sigue sus estudios de cine, necesita dejar todo eso atrás y centrarse en el presente. Además vuelve a reunirse con sus amigos a beber cerveza y debatir sobre pelis.
─Pues la dos de El señor de los anillos me encanta, la batalla del abismo de Helm es…

                                                        **************
Y hasta aquí el relato, espero que no os parezca demasiado largo. Y ya sabéis que agradezco enormemente las críticas constructivas. Mil gracias por leerme y nos vemos el miércoles con algún truco.

46 comentarios:

  1. Hola!! Pues yo diría que has enlazado muy bien algo cotidiano como la cerveza y el misterio de un rico empresario asesino! Me ha gustado mucho! Un besito y feliz lunes! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Muchas gracias, me alegra que te guste.
      Besos y feliz lunes para ti también.

      Eliminar
  2. De largo nada, alucino con tu imaginación!
    Me ha gustado mucho.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Pues yo que creo que tengo poca imaginación...es que comparada con mi madre no tengo.ç
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  3. No se me ha hecho largo en absoluto, porque me he interesado desde el principio hasta el final.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te haya interesado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Al contrario, demasiado corto diría yo....

    ResponderEliminar
  5. Nunca me parecen largos tus relatos, al revés siempre se me quedan cortos. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras.
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  6. Entretenido, no me ha resultado largo, pero no hay sorpresa en ningún momento, está todo demasiado resuelto desde el principio, a mi parecer. No es algo negativo, pero si quieres generar intriga, habría que darle una vueltecita (no mucha, porque está muy bien hilvanado)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias por tu crítica, siempre me ayuda a mejorar.
      La verdad es que en este caso quería generar intriga, claro, pero menos que otras veces. De vez en cuando hago historias con muchos personajes para crear dudas pero en este caso, ya que la longitud es bastante limitada, me decidí por una historia con un solo personaje y que ella fuese investigando, tampoco podía desarrollar mucho más.
      Besos y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  7. De verdad, tienes una imaginación MARAVILLOSA. Ganazas de más relatos porque de verdad, cada día me gustan más y más. Y puedes estar segura que es un placer leerte por lo que la longitud nunca será demasiado larga jajajaja

    ¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 😊😊💞!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Gracias!!!
      Me sorprende que me digáis lo de la imaginación, yo creo que no tengo mucha, la normal.
      Besos y muy feliz semana.

      Eliminar
  8. Caray, Gemma, qué imaginación tienes!!! A mí me ponen como punto de partida una cerveza y no saco una historia así ni aunque me bebiera un par de litros de la misma.
    Genial relato y con ritmo trepidante, he llegado al final sin resuello de lo interesante que estaba.
    Enhorabuena.
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me llama la atención que me digáis lo de la imaginación, yo pienso que tengo la normal. Jajaja, seguro que sí que se te ocurren cosas.
      Me alegra un montón que te guste.
      Besos.

      Eliminar
  9. qué valiente la protagonista, enfrentándose cara a cara al autor del crimen. me gusta el doble sentido del título 'la número 2', que en el diálogo del principio parece que se refiera a segundas partes de sagas, y luego se entiende el verdadero sentido de que marta iba a ser 'la número 2' en ser asesinada.
    marta es muy sagaz, y quizá utiliza un método más intuitivo y psicológico, al ver las dos fotos del empresario, la segunda con un semblante menos amistoso.
    escribes genial, no dejes de hacerlo. besos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Chema!!!
      La verdad es qu emás que valiente pelín incauta, jejeje.
      Siiii, has captado el doble sentido. No sé porqué en la mayoría de sagas o trilogías la número dos es mi preferida; Spiderman, Superman, Arma Letal, Los inmortales, El señor de los anillos...y me apetecía dejarlo caer, jejeje.
      Me alegra un montón que te haya gustado.
      Mil gracias por tus palabras, besos y feliz semana.

      Eliminar
  10. ¡¡Buenas!! :)) He disfrutado muchísimo como siempre. Tan solo felicitarte y darte las gracias. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!!!!!
      Muchísimas gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  11. Para largo nada. Ha sido la mar de entretenido. Así da gusto empezar la semana, llena de suspense y emoción. Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Qué bien que te pareciese entretenido.
      Besos y muy feliz semana para ti también.

      Eliminar
  12. Hola¡¡¡¡¡ Como siempre me ha encantado y me parece que has mantenido muy bien la intriga hasta el final.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Muchas gracias por tus palabras.
      Besos.

      Eliminar
  13. Podía pasar por el guión de una película de intriga, Gema, ¡qué imaginación la tuya! tienes habilidad para escribir todo tipo de historias. Genial.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Chelo!
      Jajaja, ya me gustaría.
      Besos y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  14. Caray con la cerveza y lo que puede dar de sí. Y menudo valor tuvo la protagonista. No voy yo al coche con semejante individuo ni con todo el FBI y la CIA detrás. Yo es que soy muy miedica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rosa!
      Más que valor fue pelín inconsciente, jeje. Yo tampoco, yo no habría concertado la cita pero está claro que hay gente para todo.
      Besos.

      Eliminar
  15. Ufff, escabroso, cuanto menos! Me ha gustado, has conseguido darle ese halo de misterio tétrico tan propio del género negro.
    Te animo a seguir escribiendo.
    Un beso y feliz lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegra que te pareciera misterioso.
      Besos y muy feliz lunes para ti también.

      Eliminar
  16. ¡Qué pasada de imaginación tienes!
    Se me ha hecho super corto. Pero es normal, condensar toda la acción en tan poco espacio es lo que tiene.
    Me encantan tus relatos, la imaginación que le pones y la facilidad para hilar la historia. En este caso, me alegra también que la protagonista haya sido tan resolutiva y echada para delante y haya pillado al culpable.
    Un besazo preciosa y feliz semana!

    ResponderEliminar
  17. Un estupendo relato al más puro estilo negro. Una protagonista dispuesta a todo para desentrañar un misterio. Esta narración serviría de abono para una novela de intriga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. A mi me parece estupendo que tengas tanta imaginación para escribir relatos y no entiendo muy bien que tengas que dejar de presentarte, es más, tenía que hacer un recapilatorio, tratarlo como un libro y presentarate a algún premio que hay en editoriales, si lo ganas te lo publica la editorial, puedes mirar en la pestaña de premios de la nuestra, editorial pre-textos, pero seguro que muchas más también los tienen.


    Besos

    ResponderEliminar
  19. A mí me ha gustado mucho. Menuda imaginación.
    Ya sabes que yo intenté escribir y tengo un relato por la mitad jajaja Soy un desastre.
    Por cierto, hubiese esperado que acabase con otro posavasos con otro mensaje oculto jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hi!

    Menos mal que llamó a la policía que sino... Por cierto el nombre del villano Antonio Maltés suena muy bien para una marca de café, cada vez que lo leía me venía el aroma de un buen café solo.

    Me ha gustado, no me lo esperaba, más bien me esperaba que Antonio terminara con ella en el coche. El relato está bien explicado, directo al grano y eso me gusta. Pero he de decirte que Marta no tiene gusto por el cine... ¡decir que le gusta la 2 de Los Inmortales!

    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Ay he llegado un pelín tarde, pero no me arrepiento, jo lo que da de si una cerveza madre mía.
    De verdad crees que no tienes imaginación? Pues menos mal que no la tiene sque si la llegas a tener, a mi me ha encantado, me ha gustado mucho y para nada se me a hecho larga, todo lo contrario, de modo que espero que de vez en cuando escribas algún que otro relato. Besos. TERE.

    ResponderEliminar
  22. Hola guapa! Me ha gustado mucho el relato, hay que tener buena imaginación para escribir así y entrelazar bien la historia y añadir un elemento que se te pide (ojalá hubiese sido más largo!). Yo también escribo relatos desde hace años, y ya tengo ganas de compartir el próximo. Me ha gustado tu blog así que me quedo por aquí, un beso!

    ResponderEliminar
  23. Desde luego Gema, la novela negraa se te da genial. Es difícil construir con un número limitado de caracteres o de tamaño, pero tú consigues mantener la tensión.
    Sigue escribiendo que lo haces bien
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Genial Mari! Tus relatos nunca son demasiado largos, son intensos y te atrapan desde el primer párrafo. Me encantó, con suspenso y Un mente brillante dispuesta a todo.
    Gracias por compartirlo, sabes que siempre estoy ansiosa por leer alguno de tus fantásticos relatos.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  25. Me encanta!! Se te da genial!! Y me gusta la temática, aunque el amor es bonito las de amor me gustan menos jejejje anda que no he tardado en comentar buufff tenía la página abierta y me olvidé. Estoy liadilla en instagram que estoy empezando, el otro día te empecé a seguir, a ver si te animas a venir por allí 😊 Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  26. Fantástico relato, Gema. No se hace largo porque todo es reflexión de Marta e inmediata ejecución de la acción. Lejos de hacerse pesado lo que me ha parecido es muy rápido, una lectura que se hace en un suspiro. Quizá hay mucho contenido para un relato y bien podrías plantearte una trama mayor para darle esa pausa que siempre necesita el suspense. Pero en general me ha parecido una estupenda lectura. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. ¡Un relato estupendo, Gema! La cerveza, aunque aparece sobradamente a lo largo de la historia, es lo de menos. Lo que engancha es el argumento y la trama, que vas desenredando poco a poco para satisfacer nuestra creciente curiosidad. Marta corrió un riesgo muy alto, ¡suerte que era una chica lista y avisó a la policía!

    Me ha gustado mucho, Gema. Es un gustazo cuando compartes tus relatos con nosotros, a pesar de que no te sea fácil.

    ¡Besitos de viernes!

    ResponderEliminar
  28. Uyyy como me has sorprendido jaja adoro este tipo de relatos por la temática y de hecho aunque no lo pongo en práctica como quisiera me encanta escribirlos, menuda imaginación tienes me has dejado alucinada con detalles ;), un placer pasar por aquí hubiera sido ideal que al final de la historia el posavasos llevara otro mensaje ;-p. Un besazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...