jueves, 29 de octubre de 2015

Jueves reflexivo; Recuerdos

Reflexión del jueves; Recuerdos y nostalgia.

Hola a todos y bienvenidos un jueves más. Ya sabéis que el post de hoy es improvisado, así que como siempre pido perdón por los posibles fallitos.

Aún no ha amanecido aunque no sé si es por el cambio de hora o por otra cosa pero tengo la sensación de que el alba está muy muy próximo, el cielo ya tiene pequeños retazos anaranjados.
Tengo un café en la mano, mi gatito en el regazo y mucho silencio a mi alrededor, así que empiezo a escribir.

La verdad es que hoy  no se me ocurre nada concreto de qué hablar, y como tenemos el día de difuntos a la vuelta de la esquina estoy un poco nostálgica.

Y me ha dado por pensar.

El otro día, en el blog de Piruli estuvimos hablando de fotos y yo expliqué que tengo muchas fotos porque mi abuelo siempre tuvo la pena de no tener ninguna foto de sus padres y con los años el recuerdo se le iba borrando, y no hay nada más triste que olvidar el rostro de tus padres, así que él siempre fue muy aficionado y mi madre y mi tío tuvieron muchas fotos para la época en que vivían, y yo también, mi infancia está retratada paso a paso,jejeje, y la de mis hijos igual.

Y pensando me he dado cuenta de lo importantes que son los recuerdos.
Creo que la mejor herencia que les podemos dejar a nuestros hijos, además de todos los estudios posibles, son los buenos recuerdos.


Algunas de nuestras fotos.
Estas son algunas de las muchas fotos que tengo, y no solo de la primera infancia.




Esos recuerdos harán que ellos sean buenas personas y tengan unos valores sólidos.

La mayoría sabéis que perdí a mi padre hace unos meses y lo llevo muy mal, realmente mal, pero si hay algo que me sostiene son los buenos recuerdos.


Nunca me canso de mirar mis fotos, me devuelven a la infancia.
Y sé el esfuerzo económico de mis padres para que tuviéramos tantas fotos.


Si algo tengo que agradecer a mis padres es haberme dado una infancia muy feliz. 
Seguro que ellos tuvieron problemas, como todo el mundo, y dificultades y discusiones, seguro, pero siempre intentaron que fuéramos felices, y eso es algo que queda.

De mi infancia recuerdo días de verano en la finca familiar, comiendo bajo los manzanos y jugando a muchas cosas. Recuerdo días de playa con mi padre jugando con nosotras a lo que quisiéramos, y antes de volver a casa siempre había alguna sorpresa, o un helado, o una parada en un merendero con columpios o un paseo por alguna villa marinera.

Recuerdo que cuando mi padre, que trabajaba a turnos, salía de trabajar de noche, y en verano, después de que cenase salíamos a pasear y a buscar luciérnagas y éramos tan felices...

O las historias que siemrpe me contaba mi madre y que mi vecina de arriba, como ya os dije mil veces, se echaba en el suelo para escucharlas bien.

En mi memoria guardo los días de Navidad, las noches de Reyes y los paseos por la ciudad iluminada mientras hacíamos planes para todos esos días festivos.

Mi abuelo tocaba el acordeón y cantaba muy bien, talento que claramente se saltó alguna generación porque yo canto fatal, eso lo heredaron mis hijos.

Pues recuerdo días y días con él tocando un tecladito que teníamos y cantando, él muy bien, mi hermana bien y yo fatal, y nos enseñaba a tocar canciones asturianas, canciones de su Galicia natal y también algunas del momento.

Y mi abuela, cuyo único defecto era la manía con la limpieza, siempre se reía con nuestras ocurrencias y le encantaba llevarnos alguna sorpresa los viernes de invierno por la tarde.

Mis otros abuelos también eran muy buenos, la relación siempre fue más estrecha con los maternos, pero guardo muy buenos recuerdos de ellos también, de las cenas de Nochevieja, las visitas de invierno cuando mi hermana y yo no queríamos merendar y sí que queríamos beber coca cola, o los regalos de cumpleaños, mi abuela siempre nos ponía algo que nos gustaba y un libro, eso era obligatorio. Con ella juntamos la colección de Los cinco y unas cuantas más.

No os imagináis lo que me gustaba ir de excursión con la familia. Mi madre siempre planificaba algo, una ruta de montaña, un pueblo con encanto o algún sitio que tenía una historia, un río, un molino o simplemente que le gustaba su nombre.
Y nos lo pasábamos genial descubriendo sitios o volviendo a los descubiertos otras veces. Por supuesto, en el coche íbamos cantando y contemplando el paisaje con esos ojos nuevos con los que contemplan los niños.

No quiero hacer un post interminable y ya he contado muchas veces mis recuerdos así que no quiero aburrir, pero os diré que agradezco muchísimo a mis padres haber hecho mi infancia especial.

Seguro que tuvieron mil errores, como todos tenemos errores cada día,pero los compensaron con creces con el cariño que nos dieron, con el tiempo que nos dedicaron, que eso no hay dinero que lo pague, y con todos los recuerdos que os digo.

Ellos me llevaban a la nieve, a la playa, a los parques de atracciones,a coger moras, castañas y nueces.

Ellos me hicieron descubrir lo mucho que me gustan los animales y las plantas, y me dejaban coger grillos, rencuajos y cangrejos, pero siempre con la condición de soltarlos días después.

Ellos me hicieron valorar las pequeñas cosas, pero también me dieron viajes inolvidables y se esforzaron por darme una buena vida.

Y gracias a esa infancia feliz ahora puedo seguir aunque me duela el alma por haber perdido a mi padre demasiado pronto, puedo seguir porque tengo recuerdos preciosos de antes y de ahora, porque me he acostumbrado a atesorar momentos que luego puedo rescatar.

Solo espero que en el futuro mis hijos piensen que yo les di una buena infancia, espero que todo lo que nos hemos esforzado en hacerles felices ellos lo hayan recibido.

Bueno, empiezo a ponerme melancólica y no quiero, este es un sitio alegre y positivo y es lo que hoy quería decir, lo maravilloso que es tener buenos recuerdos.

Y esta es mi semana de los buenos recuerdos, porque además de conocer a Coppola(podéis verlo aquí) hoy voy a hablar en la radio, voy a contar mi anécdota de Grant Show, no sé si os acordáis pero podéis leerla aquí si os apetece. 
Al menos empiezo la mañana con unas risas.

Bueno, pues hasta aquí el post de hoy, espero no haberos aburrido. Mañana pondré el I currently loving, que ya se nos escapa Octubre y quiero compartir los buenos momentos.

Y vosotros;¿sois melancólicos?¿Dais importancia a los buenos recuerdos?¿Os parece importante tener una infancia fliz?

Mil gracias por leerme y nos vemos mañana.


40 comentarios:

  1. Gema a mi me encanta recordar... yo también tengo muchísimas fotos de cuando era pequeña!!!! y es que primera hija y primera nieta... imagínate!!!! Tengo fotos para parar un tren jajajajajajaja.

    ¿Hoy vas a la radio? Chica tú tampoco paras!!!! A ver si nos lo explicas todo por aqui!!!

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, tanto como ir a la radio!!!!! Voy a contar una anécdota por teléfono, podíamos contar una anécdota en facebook y les hizo gracia la mía, bueno la mía y muchas más que las hay buenísimas.
      Besos guapa.

      Eliminar
    2. Ya la he contado,jajajaj, por eso hoy publico pelín tarde la reflexión porque tuve que escribir mientras iba contestando al teléfono, como si fuera importante,jajajaja.
      Besos guapa y es genial que tengas tantas fotos.

      Eliminar
  2. Yo no soy melancólica, nadie en mi familia lo somos, pero eso no quiere decir que no tengamos recuerdos, la melancolía siempre me ha parecido algo triste, y yo puedo ser muchas cosas excepto triste!!! y los recuerdos que tengo cuando miro las fotografías siempre me dibujan una sonrisa!!!! tuve una infancia muy feliz, mis padres eran unas personas muy alegres y siempre nos lo contagiaron, ni la dura y larga enfermedad de mi padre logró arrancarle su alegría natural, así que sí recuerdos muchos, melancolía ninguna!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Yo soy una melancólica alegre,jejeje. Ahora estoy más melancólica porque tengo lo de mi padre reciente pero sí que soy alegre y me encanta recordar las cosas buenas, qu eson muchas.
      Un besito y es maravilloso que tus padres fueran alegres, eso siempre queda.

      Eliminar
  3. Yo tengo recuerdos inmejorables de mi infancia, fui muy pero que muy feliz. Y fotos tengo miles, porque mis padres se preocuparon de tomarnos a mí y mi hermana, luego a mi hermano 10 años menor también. Y es precioso recordar...
    Te doy la razon en lo triste que es olvidar el rostro de tus padres cuando ya no están. Aunque tengo la suerte de que vivan, no puedo ni imaginar eso.

    Y no nos aburres, ¡lo cuentas muy bien y de forma entrañable!

    Un beso, Gema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que tuvieses una infancia feliz, es lo mejor del mundo.
      Ayyyyyy olvidar la cara de tus padres tiene que ser una pena, mi abuelo era muy muy alegre y ese era su único pesar.
      Ojala los ocnserves muchos años.
      Besos.

      Eliminar
  4. En mi caso, le doy mucha importancia a los recuerdos: procuro hacerme una imagen clara de las cosas importantes ya que nunca saco fotos y luego lo único que me quedará son mis recuerdos. Espero que el alzheimer no me ataque, porque lo llevo claro. ¡La vida está llena de momentos tan intensos y agridulces que ya nunca volverán! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambi´´en soy muy de hacerme imagen clara de las cosas, pero me encanta tener fotos para recordarlas mejor, y vídeo para oír las cvoces de los míos, y verlos caminar y moverse...
      Esperemos que el Alzheimer pase de largo por tu vida.
      Siiii, esos momentos se van y no vuelven.

      Eliminar
  5. Yo soy muy melancólica y me encanta recordar y que me cuenten cosas de otras épocas o historias de cuando éramos pequeños... Arguipaco es muy aficionado a la fotografía así que imagínate que tenemos fotos de todo... me parece super importante tener buenos recuerdos y poder evocarlos de vez en cuando. Un besote y qué risa recordando lo de Grant Show jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy a mí me encanta que me cuenten cosas de otros tiempos, recuerdo muy bien todas las historias que me contaban mis abuelos y mis padres.
      Me encanta que tengas muchas fotos, eso no tiene precio.
      Besos!!!!

      Eliminar
  6. hola gema! yo también soy muy nostáligico. a mí lo que me parece curioso es hablar de cosas que recuerdo como si fuera ayer y de las que han pasado veinte años. de jovencillo, cuando oía decir "hace veinte años..." me parecía una eternidad.
    eres afortunada de tener esos álbumes de fotos, llenos de recuerdos inmortalizados. las pequeñas cosas que describes, como ir de excursión, llevaros a conocer sitios de los alrededores... son las que más se recuerdan. hay gente que siempre cuenta cosas muy grandilocuentes, en plan ir de crucero por el mediterráneo con el yate, y me resulta muy difícil sentirme identificado con todo eso.
    muchos besos y ánimo, quédate con los buenos recuerdos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      A mí me pasaba lo mismo con lo de los veinte años, me sonaba a eternidad y ahora no es nada,jejejej.
      Yo recuerdo las excursiones con muchísimo cariño, y aunque con los años mis padres me regalaron viajes fabulosos por Europa(con ellos, siempre en familia), ycon el tiempo yo también pude hacer algiunose incluso he podido hacer un crucero(sin yate,eh?,jeje), no es lo mismo, son viajes geniales y que no se olvidan,claro, pero la excursión planificada con todo el cariño y las tardes jugando en el río con un barquito que me hacía mi padre con su navaja, un corchoo y un palito no tiene precio, repetiría mil millones de veces esos momentos.
      Un besito.

      Eliminar
  7. Por supuesto que es importante tener recuerdos felices de la infancia!!! La infancia nos marca mucho más de lo que pensamos y, por lo que leo, tu familia hizo un gran trabajo en ese sentido.

    ¿Vas a salir por la radio? No te olvides de dejarnos luego el podcast!!! Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, los recuerdos infantiles son muy importantes.
      Un besito e intentaré poner el podcast pero es un segundito, no dura nada,jejeje.
      Besos guapa!!!!1

      Eliminar
  8. Hola Marigem!
    Hace unos años, por motivos personales, dejé mi pueblo. Imagino que alguna vez habréis estado de mudanza, es un poco lío, estar pendiente de todo lo que te quieres llevar, empaquetar y lo más complicado, que llegue todo sano y salvo. Bien, pues al poco tiempo de establecerme en mi nuevo hogar y cuándo ya estaba todo colocado, mis hijas me preguntaron por los álbumes familiares, me llevé un disgusto tremendo, al ver que no aparecían, ya os podéis imaginar..
    Buscamos los álbumes por cielo y tierra y no aparecieron, confieso que por días, iba sintiéndome más triste; pensar que tantos momentos reflejados en esas imágenes no podría verlos más.. buff . El año pasado y tras meses de busqueda, mi madre me comentó, que tenía en su casa una caja llena de libros..cuál fue mi sorpresa, al ver que todas esas fotos estaban allí guardadas, sinceramente, me emocioné, y creo que lloré pero de alegría, por fin, las había recuperado.
    No me gusta guardar cosas, porque no e gusta verlas y ponerme triste, pero algo distinto es, lo que tenga que ver con mi familia, mis hijas, mis seres queridos, eso lo guardo como oro en paño
    Me has heco recordad..gracias y buen día para todos!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Uffff, menudo disgusto debiste pasar,menos mal que al final aparecieron.
      Un besito y muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  9. Y perdón por las faltas, escribir desde el móvil tiene lo suyo..:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, a veces veo comentarios que he dejado desde el móvil y me muero de vergüenza,jejejeje.

      Eliminar
  10. Mi madre, siempre ha guardado todo con especial delicadeza..ahora lo agradezco..un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que al final es de agradecer que conserven tantas cositas para nosotros.
      Un saludo desde Gijón.

      Eliminar
  11. Mi madre, siempre ha guardado todo con especial delicadeza..ahora lo agradezco..un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
  12. Me encanta este post, el cariño inmenso con el que hablas de tu familia, no tiene precio. Hace no mucho tiempo mi padre se lamentaba de no habernos dado nunca caprichos cuando éramos pequeñas... cuando o cierto es que es mejor así. Nunca nos faltó nada, y ahora somos personas bien educadas y que valoran las cosas y a las personas por lo que son realmente y no por lo que tienen. Esos recuerdos de días de playa, de viajes en coche cantando o jugando a palabras encadenadas (esto es lo que más hacíamos :P), de recoger gusanos de seda y hojas de morera, ir de pesca, etc, son mucho mejores y más duraderos que las cosas materiales.
    Un besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Me alegra mucho que te guste.
      Precisamente esta mañana le decía a i madre lo felices que éramos de pequeñas cuando nos íbamos de excursión, o simplemente paseando junto a un río.
      Ayyyyy lo de los gusanos de seda me encanta!!!!!!
      Nosotros también ugábamos a palabras encadenadas, tengo un vídeo muy gracioso en el que a mi madre siempre le tocaban palabras que empezaban por do y solo decía dominó o domador, y de ahí no pasaba y siempre la eliminábamos por repetir,jejejeej.
      Me gusta mucho todo lo que dices, mil gracias por comentar.

      Eliminar
  13. Como siempre, se respira el gran amor que has recibido desde niña, y por eso, lo transmites a tus hijos.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      La verdad es que me sentí muy querida y espero haberlo transmitido.
      Un besito guapa.

      Eliminar
  14. Hola Mari, es bueno atesorar los buenos recuerdos, mantienen vivo a tu padre en tu corazón, además de que él siempre te acompaña en cada momento.
    Yo soy bastante melancólica, me gusta mucho recordar, no aferrarme tampoco pero si disfruto haciéndolo.
    Que bonitos álbumes los que tienes, ahora con las fotos digitales como que se ha perdido un pico la costumbre de imprimirlas.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Claro, los recuerdos mantienen vivos a los que nos han dejado.
      Yo soy una meancólica alegre, lo que pasa es que ahora me cuesta esa alegría, es demasiado reciente. Pero me encanta recordar y revivir los buenos momentos.
      Un besito guapa y es cierto que ahora las fotos casi no se imprimen.

      Eliminar
  15. ¿Como no van a pensar tus hijos que les distes una buena infancia? Solo hay que ver como hablas de ellos en el blog y eso que eres muy prudente y algo reservada (normal). Seguro que cuando se terminen de hacer mayores estarán super orgullosos de sus padres ya lo veras. Es un post muy bonito, creo que es imprescindible tener buenos recuerdos en la infancia yo tengo recuerdos mejores y peores y creo que para bien y para mal eso marca mucho tu carácter y tu forma de ser. Un besazo wapa que penita lo que cuentas de tus abuelo que casi no tuviera fotos de su infancia pero supongo que en esas épocas era normal, no como ahora mi sobrina por ejemplo tiene tantísimas fotos que creo que cuando sea mayor le va a ser imposible verlas necesitaría varias vidas jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia!!!!!
      Espero haberles dado una buena infancia, pero ya sabes lo que padres dudamos constantemente.
      Siiii, soy pelín reservada, tengo que hacer unpost sobre ellos pero de forma reservada,jejeje.
      Bueno, todos tenemos algún recuerdo malo de la infancia, nadie tiene una infancia absolutamente feliz y perfecta, pero lo importante es quedarse con o bueno y aprender de lo malo.
      Un besito y siiii, yo sufría mucho cuando mi abuelo decía que no recordaba con nitidez las caras de sus padres.
      Jajjaaj, es cierto, los niños de ahora tienen millones de fotos.

      Eliminar
  16. Hola. una entrada preciosa con la que estoy totalmente de acuerdo. En esencial tener buenos recuerdos y transmitírselos a nuestros hijos. También soy de tener muchas fotos y todas organizadas. En momentos de bajón me encanta recordar esos buenos momentos vividos y apreciar el paso del tiempo. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste.
      Es cierto, en momentos de bajón reconforta mucho ver fotos de los buenos momentos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hola guapa, nuestros recuerdos somos nosotros, algunos nos hacen reir y otros llorar ya sabes.
    No pienses que lo llevas mal, es muy reciente y ahora se acercan unas fechas complicadas.
    Sigue atesorando tantos recuerdos yo a veces hablando con mi hermano o mi marido me doy cuenta que hay cosas que se me olvidan, recordarlas es como volver a vivirlas un poquito, cuantas veces he vuelto a mi infancia leyendo tu blog jijiji.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Me encanta la definición de los recuerdos!!!!
      Si, es demasiado reciente y las fechas que se acercan son horribles, primero difuntos y luego Navidad, que fue cuando nos dejó. No sé ni cómo lo voy a poder soportar.
      Mil gracias por lo que dices, hacer que alguien vuelva a la infancia es lo mejor que me puede pasar.
      Un abrazo enorme para ti, Ángela.

      Eliminar
  18. A mí me encantan las fotos... porque dejan fijado un recuerdo tal y como era... No tal y como la mente lo deforma. Y lo deja para siempre.
    Pero ahora mismo hay un exceso de fotos que no se van a mirar nunca... jaja
    Pero no hay nada como haberlo vivido, con o sin fotos, para poder contarlo...
    Los últimos 10 años de mi vida, se me han pasado volando (sorprende, porque los 10 anteriores pasé de ser una niña a adulta y eso en mi memoria ocupa muchíiiiiiisimo más espacio temporal que lo siguiente...
    Los recuerdos son geniales... Yo intento exprimir lo que me queda de los de mis abuelas...
    Qué hacían cuando eran pequeñas... Me encantaba cuando mi abuela me contaba cómo se las apañaba para dar clase a 100 alumnas de entre 6 y 12 años ella solita...
    Tiene un diario pequeño donde contó la primera infancia de sus hijos (en plan resumen... a lo mejor solo escribía un par de frases o tres de cada uno por año hasta los 10 años) pero es realmente genial... Da mucha risa...
    Lamentablemente perdió a un hijo de 30 años y tuvo el detalle de volver a ese diario para ponerlo. Después ya no escribió más que los matrimonios... Pero se acabó. Cuando lo leí, me encantó.. Se dice que una imagen vale más que mil palabras... pero las palabras cuentan cosas que no se ven en una foto... donde a veces se sonríe sin ser feliz o se posa sin ser natural... :p

    No sé por qué he contado todo eso... pero que me ha gustado la entrada... jaja =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene!!!!
      Las fotos son un recuerdo genial.
      A mí me pasa igual, los últimos años mehan volado, parece que los días de la infancia tenían 36 horas y los de adultos 12,jejejeje.
      Qué suerte que conserves a tus abuelas, yo tuve abuelos hasta los 30, pero en un año se me fueron todos, ainnnns.
      Mi madre tiene un diario así nuestro, y yo soy doña diarios, tengo diario desde los coho años, y me encanta releerlos.
      Un besito, me alegra que te guste el post y me ha encantado el comentario

      Eliminar
  19. Pues eso de recordar viendo fotos pasadas es algo que echo de menos Porque hoy, con tanta tecnología, hacemos fotos de todo, pero siempre andan guardadas en los dispositivos, en el ordenador, y no tiene el mismo encanto ni se disfrutan tanto como antes.

    ResponderEliminar
  20. ¡Ay las fotos que importantes son! Como lo es escribir cómo te sentiste en este o ese momento, que la memoria es muy frágil y luego todo eso se pierde. Por eso, yo tengo un blog privado, sólo abierto para mí, y cuando me pasa algo lo escribo, escribo mis pensamientos. Hace poco lo abrí, que lo tenía muy abandonado, y releí y había muchas cosas que las había olvidado.
    Creo que recordar es muy importante y a las personas que nos forjaron más aún. Primordial.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Qué entrada más emotiva, Marigem. Siento mucho lo de tu padre y te mando muchos ánimos para esos días en los que le eches más de menos. Estoy convencida de que el día de mañana tus hijos te recordarán a ti con el mismo cariño que tu a tu padre.
    Soy otra melancólica como tu y de vez en cuando saco los álbumes de fotos y me pongo a recordar. Sí, definitivamente me gusta mirar fotos ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Muy bonito el post Marigem, a mi me encanta coger de vez en cuando el álbum de fotos e indagar en los recuerdos. Si algún día tengo hijos nos haremos muchiiiiiiiisimas fotos :) besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...