jueves, 14 de mayo de 2015

Jueves reflexivo;¿De verdad se puede perdonar?

Reflexión del jueves; ¿Existe realmente el perdón?

Hola a todos, otro jueves más que nos vemos por aquí. Ya sabéis que los post del jueves son sobre la marcha, empecé haciéndolo así de casualidad y me he acostumbrado.
La verdad es que ahora no me acompaña esa oscuridad que reinaba en mis primeras reflexiones, hoy ya ha amanecido, la primavera nos regala más horas de luz y no siento ese frío y esa bruma que me acompañaron todo el invierno, pero sí que tengo al gato en el regazo(él siempre está) y un café calentito.

Hoy se me ha ocurrido hablar sobre el perdón, esa palabra que desde pequeños nos enseñan a usar y que no siempre sentimos.
¿De verdad se puede perdonar?


Y yo sola me contesto; no lo sé, es imposible decir un si o un no porque pienso que es imposible generalizar.
No soy una persona rencorosa, creo que hay que mirar hacia adelante y no gastar nuestra vida en rencores, pero confieso que no todo es perdonable, al menos para mí.

Si durante la infancia nos peleamos con otro niño, por ejemplo, sin ningún problema podremos perdonarle, son cosas que pasan y no podemos estar cada día odiando a un niño con el que nos peleamos.
Pero si un niño te hace bullying yo creo que no debe ser fácil perdonar, al menos para mí y eso que no lo he vivido. Y si les ocurriera a mis hijos, ya ni os digo, no podría perdonar.

Nunca podría perdonar a alguien que me maltrate, por mucho arrepentimiento que muestre, alguien que puede pegar mientras la otra persona llora o se queja es alguien lleno de maldad. Nunca he vivido esto y hablo sin haber estado en la piel de alguien que sufre algo así, pero aún desde el desconocimiento sé que no podría.

En cambio sí que me han mentido algunas amigas y las he perdonado, mentiras que en su momento duelen, pero una cosa es perdonar y otra la confianza, eso cuesta más recuperarla.

Sé que si alguien les hace daño a mis hijos sacaré mi lado más oscuro y no podré perdonar.

A veces leo casos de personas que han perdonado cosas terribles, a terroristas que los han mutilado, a personas que les han secuestrado o torturado y me pregunto como han podido, yo no podría y me maravilla ver en alguien semejante capacidad de perdón.

Esta reflexión es complicada porque la mayoría de las cosas no las he vivido y a lo mejor vería las cosas de otra manera si me hubiesen ocurrido, pero yo soy de las que no perdonaría una infidelidad,lo siento pero no, otra cosa es que no lo sepamos pero sabiéndolo no podría, al menos en estos tiempos.

En cambio, sí que soy capaz de perdonar errores, todos nos equivocamos, yo mil veces al día, y si alguien hace algo por bien, aunque esté mal hecho y me perjudique, si yo veo que no fue intencionado y que creía que era lo mejor intento olvidarlo y punto.

La verdad es que en el fondo yo no soy nadie para perdonar, así que lo mejor es evitar en lo posible semejante dilema, y una buena forma de empezar es rodearnos de personas que no nos van a fallar y alejar a aquellos que nos convienen.
Y lo extiendo al mundo 2.0, solo leo y participo en blogs que me aportan y que yo siento que son buenas personas, huyo de los que viven de criticar lo que hacen otros o de envidiar si unos compran, vienen o van, no me interesa la gente envidiosa o mala, solo quiero buenas personas pues de esa forma todo fluye mejor.

Para ir acabando, porque yo misma me estoy dando cuenta de que este post no da para mucho más, creo que a veces estas cosas que en un momento dado nos duelen no siempre son tan malas como nos parecen, a veces simplemente es cuestión de percepción. 

El otro día Piruli nos decía aquí lo que había cambiado su percepción de la infancia y la forma de actuar de sus padres en unos años.
A veces creemos que alguien nos inflige un gran daño y luego cuando lo miramos bien y relativizamos no es para tanto, y en esos casos sí que se puede llegar a perdonar, o al menos comprender.

Y respecto a los padres, creo que vemos las cosas más claras cuando nosotros somos padres, tanto lo bueno como lo malo, especialmente al ir pasando los años ya que nos vemos en situaciones parecidas y nos damos cuenta de lo que ellos se sacrificaron, o al revés, claro, que no se sacrificaron, que también ocurre.

En mi caso mis padres fueron muy comprensivos y especiales, siempre me explicaron las cosas, nos consultaban las decisiones importantes o menos importantes como vacaciones o donde ir a pasar la tarde, contaban con nosotras para todo y siempre nos sentimos muy queridas, pero no empecé a valorarlo del todo hasta que mis hijos iban creciendo y me di cuenta de lo mucho que nos sacaban por ahí aunque estuvieran cansados, de los cumples especiales que se curraba mi madre, de los cuentos que siempre nos contaba y que escuchaba mi vecina pegando la oreja al suelo(lo cuento aquí) y de las cosas diferentes que me enseñaba mi madre como quien era Carl Sagan o me llevaba a ver la Villa Romana cuando aún no la conocía casi nadie, eran ruinas literalmente pero ella investigó y nos llevó, y valoro como me explicaba mi padre las divisiones una y otra vez y claro, a veces leo que muchos padres no hacían todo eso y me hace valorarlos más. 

No sé que habría hecho si no me hubiese sentido querida y no me hubiesen dado una infancia tan buena, supongo que algo de rencor tendría, la verdad es que no lo sé.

Para ir acabando y centrándonos en el perdón os diré que en mi caso concreto tengo claro que nunca perdonaría a quien haga daño intencionadamente a los míos, no perdonaría mentiras graves y reiteradas y sería incapaz de perdonar la maldad gratuita.

En el resto de los conceptos me gusta ser tolerante porque todos nos equivocamos, y suelo dar segundas y terceras oportunidades.

Bueno, pues realmente ya no sé qué más decir así que me despido pensando en lo difícil que es llavar a cabo algo para lo que nos enseñan desde pequeños.¿Vosotros perdonáis con facilidad?¿Sois de los que no olvidáis?¿Sois como yo y depende de la ocasión?
Mil gracias por leerme y comentarme y nos vemos mañana. Besossssss.


43 comentarios:

  1. ¿Sabes qué pasa Marigem? Que en ocasiones bastaría en quién te hizo daño un mínimo gesto, una pequeña palabra, una actitud de arrepentimiento, para así perdonar y olvidar, pero no puedes hacerlo porque esa otra persona no se digna a ofrecértelos aún a sabiendas de que hizo mal.
    Yo perdono siempre, pero ha habido una vez en que he necesitado ese poco poquísimo para perdonar y no lo he tenido.
    ¡Muy buen tema! Feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes razón, el arrepentimiento es básico, sin él no hay perdón.
      Entiendo que si te ha faltado ese poco poquísimo no te animes a perdonar, yo tampoco lo haría. Un besito.

      Eliminar
  2. Tema complicado. Yo siempre pensé que era capaz de perdonar, por todas las razones que has dicho tu misma. No merece la pena estar amargada siempre. Mis padres me enseñaron grandes valores, fueron estupendos. No soy nada rencorosa. Cuando me hacen algo bastante fuerte, digamos que lo bloqueo y lo olvido. Me quedo con las cosas positivas. Bastante tiene esa persona con lo que me haya podido hacer o decir. Lo que les hacen a nuestros hijos, nos duele mucho más que si nos lo hiciesen a nosotros, pero ya digo que procuro tener un mecanismo de defensa en el que ignoro a esa persona y entonces no me nace ningún sentimiento, incluso el de perdonar. Pero en mi caso, hay una excepción y es muy grande. Sólo hay una persona en este mundo, a la que me es muy difícil PERDONAR. Si y lo pongo con mayúsculas. Es Él. El padre de mi hijo. Puedo asegurarte que hay cosas que duelen mucho más que una bofetada y él las desarrolló todas conmigo. No puedo perdonarle los once años de matrimonio en los que me destrozó la vida. Eso no lo voy a recuperar nunca. Tal vez sea pronto, hace más de siete años, necesito mucho más. No puedo, no puedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes absolutamente toda la razón, yo nunca perdonaría a quien me ha destrozado la vida durante 11 años.
      No creo que necesites más tiempo, es más bien que hay cosas que simplemente son imperdonables, pero eso sí, pienso que debes apartarlo de tu mente(nunca olvidar) e intentar ser feliz porque él no debe robarte ni un segundo más, deja todo eso atrás y disfruta la vida, no le des el gusto de perder un segundo de felicidad, pero te entiendo y yo tampoco perdonaría.
      Y ya ni hablamos de justicia porque me indigno así que mucho ánimo y pa lante que nadie puede contigo. Y tu hijo no podría tener una madre mejor.
      Besos guapa.

      Eliminar
  3. Hola Marigem. me nudo temita has elegido hoy. Me encantan tus jueves de reflexión. Decirte que perdonar para mi es muy fácil. Perdonar es lo más fácil del mundo. El problema viene a la hora de olvidar, de olvidar ese daño que te han hecho, sea malintencionado o no. Y no es por rencor. No soy rencorosa, pero por desgracia el daño inflingido me es difícil de olvidar. Yo personalmente he perdonado cosas de personas muy queridas qeu han actuado por egoísmo.
    La cuestión de la infidelidad, creo que me molestaría más la mentira que la propia infidelidad. No sorporto que me mientan. Es lo peor que puedes hacerme. Aunque también te digo que la he perdonado, no la infidelidad, que no he tenido, que yo sepa. Sino la mentira. La he perdonado, pero como tú bien dices, la confianza es muy difícil de recuperar, y aunque perdonado está. No queda olvidado. Bueno que ya veo que me enrollo con el tema. Un besillo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, tema peliagudo.
      Me alegra que te gusten mis jueves de reflexión.
      Opino igual, no es rencor pero el daño queda ahí.
      Lo de la infidelidad es complicado, yo tampoco lo he vivido( que yo sepa,jejeje) pero es que no me veo perdonando algo así. Quizás no sería igual si ahora me entero de una infidelidad ocurrida hace muchos años, pero es que no me veo, la verdad, para eso soy bastante tajante aunque a lo mejor me veo en el caso y actúo de otra forma, no sé.
      Yo también odio la mentira, y cuando me mienten me cuesta recuperar la confianza. Un beso guapa.

      Eliminar
  4. Puede que haya cosas que sean difíciles de perdonar (el comentario de Montserrat, por ejemplo) Algo puntual, incluso muy grave, creo que soy capaz de perdonarlo. Algo reiterado y reiterado y reiterado, sin duda no.
    Ahora... creo que para perdonar hace falta algo: que la persona que ha hecho daño pida perdón.
    E incluso para las cosas muuuuy leves, si no me piden perdón, aunque intento pasar página, la espinita queda clavada.
    Sé que a veces he hecho cosas mal y que en algunas ocasiones no habré pedido perdón... Pero en la mayoría, aunque haya pasado un tiempo (incluso dos años... porque a veces hace falta ese tiempo para darte cuenta que hiciste daño a alguien) he pedido perdón. Y me he sentido aliviada. Y sobre todo, perdonada. Eso me gusta también que hagan conmigo :p

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino lo mismo, si no te piden perdón y no ves un arrepentimiento no se puede perdonar, es imposible.
      Dice mucho de ti que pidas perdón incluso años después, y estoy segura de que el daño que tú hayas podido hacer jamás fue intencionado, lo sé. Y no hay palabras para describir el alivio que se siente al pedir perdón y ver que te han perdonado.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  5. Pues de esto hay mucho de que hablar, a pesar de que yo no soy una persona muy reflexiva, tampoco soy rencorosa, pero a pesar de esto no se puede generalizar, cada persona es un mundo, y cadas cosa también!!!!! yo hay cosas que con el tiempo las he perdonado y otras no!!! pero insisto que no las perdono no porque sea rencorosa que repito no lo soy, tampoco le deseo ningún mal a la persona a la que no he perdonado, sino simplemente que no la he perdonado porque me ha faltado a mi confianza y si lo ha hecho pues no quiero saber nada de ella, para mí es muy simple!!!!! para mí pero de cualquier forma esto es algo muy personal, hay cosas perdonables y otras no tanto!!! pero somos nosotros quienes decidimos!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco deseo ningún mal a nadie, la verdad, pero sí que a veces he ido excluyendo de mi vida a personas que me han fallado, no se han arrepentido y seguramente podrán volver a fallarme.
      Claro, hay cosas perdonables y otras no tanto.
      Un besito.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo contigo,perdonar si pero depende de que cosas,fallos los tenemos todos y esos los perdono muy facilmente pero hay otras cosas que no son tan fáciles de perdonar y en mi caso no he llegado a perdonar,todo depende del daño y de lo que te importe esa persona...es un tema complicado ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa es otra, si te hace daño un desconocido o alguien a quien no conocemos demasiado no duele tanto, pero cuando es alguien a quien quieres duele mucho más. Un besito guapa.

      Eliminar
  7. Muy interesante el tema que planteas, Marigem, y muy interesantes todas las respuestas. No hace mucho leí algo que me llamó la atención. Se le preguntaba a un superviviente del genocidio nazi si podía concederles el perdón a los nazis, y, después de reflexionar, dio una respuesta característica del pensamiento y la tradición judías, que me parece muy lógica: "yo puedo perdonar, tal vez, el daño que se me ha hecho a mí, pero no tengo ningún derecho a perdonar en nombre de los otros. Sería robarles un derecho que pertenece a cada una de las víctimas".
    En cuanto a mí... Como habéis dicho, depende de muchas cosas. A una persona falsa, por ejemplo, ni la perdono ni le guardo rencor: sencillamente, la alejo de mi vida, porque ¿cómo puedes confiar en alguien que miente? Como dice Ginger, no deseo mal alguno a nadie: lo único que quiero es que esas personas sigan con su vida y desaparezcan de la mía. Caramba, con la buena gente que hay, ¿a santo de qué perder tiempo, paciencia y salud con quien no lo merece?
    Montse, por lo que cuentas, ni puedes perdonar ni tienes por qué hacerlo. Un abrazo para ti, para Marigem, Chelo, María, Irene, Ginger y Patricia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Carmen! Otro para tí, por tu detallito ;-)

      Eliminar
    2. Muchas gracias Carmen.
      Me encanta el ejemplo que pones, qué inteligente el superviviente y cuánto me interesa todo lo judio, ellos sí que han sufrido a lo largo de la historia.
      Opino igual, a algunas personas las alejo de mi vida y punto, en cambio casos como el de Montserrat no se pueden perdonar, es que yo jamás lo haría.
      Un beso y da gusto ver lo atenta que eres con todas las personas que han comentado, ainnnns, eres un sol.

      Eliminar
  8. Mira, yo me sentí discriminada en la clase y nunca quise cambiar de centro porq aunq en mi clase no me sentía cómoda sí que me sentía muy querida por el resto de alumnas (era un centro femenino) y en el centro... pero cuando salí de ahí no quise tener contacto con nadie de mi clase y a día de hoy lo mantengo. Solo tengo en redes sociales a las repetidoras que sí que me hicieron sentir querida y aguantar en clase.... Han intentado contactar conmigo y en todo momento lo he rechazado porque es algo que no puedo perdonar...

    Hace años la que decía ser mi mejor amiga me traicionó y me dio donde más me dolía, y aunque me pidió perdón para mi no fue suficiente con todo el daño que me había hecho y no pude perdonarla.... es algo muy personal que depende del grado del daño y la persona... besos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las niñas pueden ser terribles, y aunque solo unas pocas te discriminen a veces eso pesa mucho.
      Haces bien en no retomar el contacto, aunque ellas hayan cambiado lo hecho está ahí y tú tienes una vida más o menos enfocada y con otras amigas así que no las necesitas.

      Lo de tu mejor amiga es peor, duele de otra forma y te entiendo, a veces no solo es pedir perdón, la amistad se resiente tanto que acaba rompiendo, aunque la hubieras perdonado seguro que algo habría acabado separando vuestros caminos porque esas traiciones pesan.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  9. Ñiaaa yo perdono a mis dueños todos los días.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por nombrarme ;)
    Pues es que yo tengo un poco lío sobre si perdonar y olvidar. Supongo que muchas veces lo que hacemos es olvidar los hechos y punto. Yo creo que sólo perdonamos a las personas que verdaderamente nos importan, con el resto supongo que con olvidar ya está. Si una persona de la calle me hace algo, puedo olvidarlo, no necesito perdonarle, pero a una persona que de verdad me importa debería perdonar. Creo yo...
    Claro que depende, los actos más comunes tipo "me has pisado", esos claro que se perdonan. Hablo de hecho en los que no se daña fisicamente ni con intencionalidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, leyendo lo escrito por soñadora me he acordado del caso de esa persona que se suponía mi mejor amiga hasta hace un año escaso y que después de que volviese a traicionarme me di cuenta de que no le había perdona, sino olvidado la causa, y ahora sé que aunque olvide o pueda llegar a pasar por alto lo que ha hecho, no creo que lo perdone. Para mí se pasó, no es la primera vez y fue intencionadamente. No necesito más.

      Eliminar
    2. De nada!!!!
      Hay cosas que se pueden perdonar si la otra parte pide perdón y demuestra arrepentimiento, pero hay cosas que yo, al menos, no podría perdonar como una infidelidad o una gran traición.
      Y lo de tu amiga, pues oye, cuando es reincidente ni merece la pena darle vueltas, cada una a lo suyo y punto, pero sé que duele, esas cosas son dolorosas.
      Besos guapa.

      Eliminar
  11. como tu dices, no se puede generalizar, hay cosas que si las perdono, otras me cuesta, y otras no. Y he cuesta no perdonar, pero la unica persona que no he perdonado era mi mejor amiga (mas que eso, era como mi hermana). puso por encima de nuestra amistad de años un chico que acababa de conocer, es muy largo de explicar, pero me decepciono tanto y me dolio tanto lo que me hizo, que han pasado ya varios años, ya no nos hablamos a raiz de eso, pero yo sigo sin perdonarla (tampoco me ha pedido perdon en ningun momento).

    ya me he desahogado jajaj

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, me alegra que te hayas desahogado!!!
      Te entiendo, por mucho que te guste un chico si apenas lo conoces no deberías permitir que estropee una amistad de años, hay cosas y cosas y no supo priorizar.
      Un besito.

      Eliminar
  12. No me he visto en la situación de que alguien que me ha hecho algo "imperdonable" me pida un perdón sincero, por lo que no sé cómo reaccionaría. Pienso que me costaría mucho perdonar cosas graves. Como bien dices los pequeños errores sí que se pueden perdonar más fácilmente. Interesante post :) besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, hay cosas que se perdonan bien pero otras... algunas no pueden perdonarse. Un beso.

      Eliminar
  13. Hola!!! La verdad que ahora mismo me acabas de plantear una duda grandisima, ¿existe el perdón?...yo tampoco sabría que responder y no estoy totalmente seguro de si existe o si no. Yo tampoco soy rencoroso, y cuando tengo que pedir perdón lo pido, y cuando me lo tienen que pedir también en la mayoría de casos lo acepto. Tienes toda la razón, yo tampoco podría perdonar aquella persona que me ha hecho la vida imposible. Me pone un poco triste este tema, porque yo no exactamente he vivido bullyng pero vivo en un pueblo y allí todo son prejuicios y criticas que a veces molestan...y yo las ignoro, pero mi familia a veces no puede. Pero en fin...eso es otro tema, sabemos todos como son los pueblos pequeños.

    El perdón esta sobrevalorado ahora..hay cosas imperdonables y de eso estoy totalmente seguro, yo no podría, por ejemplo, personar a un terrorista que ha matado a millones de personas, ni a un violador, ni a un maltratador...es que esta por encima de mis principios el perdonarle.

    Es un tema taaaaaaan extenso...y con tantos matices que nunca llegaríamos a una conclusión, verdad?

    http://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los pueblos pequeños suelen ser lugares llenos de prejuicios, pero lo importante es que tú los ignores aunque entiendo que tu familia sufra, los hijos duelen mucho y me pongo en su lugar.
      Y yo tampoco podría perdonar a un terrorista o violador, no puedo. Un beso guapo, da gusto ver lo sensato que eres.

      Eliminar
  14. Como siempre haciendonos cavilar jajaja, como dice la canción de Jarabe de palo depende...depende de tantas cosas, como dices no podria perdonar una infedelidad aunque continuara amando a esa persona viviria siempre en la desconfianza y la inseguridad.
    Como dice la compañera un hombre que te amargo la vida no se puede perdonar pero si que perdonaria siempre a un hijo por mal que me hiciese, en ese caso el amor es más fuerte.
    Yo tampoco entiendo cuando las victimas del terrorismo o de algun asesinato perdonan pero por otra parte entiendo que el odio no te deja vivir.
    En cuanto a las amistades, familia etc.. aunque nos vamos curtiendo con el tiempo siempre aparece alguien en algún momento que nos defrauda últimamente olvido no es por que perdone o no, simplemente por que hay personas por las que no merece la pena ni enfadarse.
    Aun asi cada persona es un mundo y nunca sabes lo que haras hasta que no te encuentres en la situación.
    Mil besos guapisima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, me encanta hacer pensar.
      Opino como tú, creo que no podría perdonar una infidelidad o a un marido que te destroza la vida, me da igual el perdón que me puedan pedir, lo hecho hecho está.
      Y con los años hago un poco como tú, me he curtido y ni me enfado, simolemente intanto dejar que la vida fluya y alejar a las malas personas. Un beso.

      Eliminar
  15. Menudo tema interesante; creo que el tiempo pasa y las cosas se ven de lejos, pero no creo que se perdonen. No lo sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que depende de muchas cosas, pero hay cosas que yo no podría perdonar. Un besín.

      Eliminar
  16. Bueno creo que son cosas diferentes una cosa es perdonar yo no soy nada rencorosa y creo que todo el mundo se puedo equivocar y otra cosa son los sentimiento segun lo que te hayan hecho pueden cambiat tis sentimientos hacia esa persona falta de confianza o cercamia y eso no significa que no lo hayas perdonado. Jejeje bueno es comokicado. Bss wapa me encanta tu reflexion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que perdonar a lo mejor se perdona pero la desconfianza queda ahí. Un besito.

      Eliminar
  17. Es difícil de decir, yo creo que depende del daño causado, algo que no cause excesivo daño es fácil de perdonar, pero si el daño es mayor y profundo creo que es difícil olvidar y perdonar. U besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, si el daño es grande no es fácil perdonar. Un besín.

      Eliminar
  18. Yo suelo perdonar, lo que me cuesta mas es olvidar. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, el olvido es lo que tarda en llegar. Besos.

      Eliminar
  19. Me viene tan al pelo tu entrada que voy a escribir otra citándote, porque el tema me coincide como anillo al dedo.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué pregunta!. Yo creo que es imposible de contestar. Lo primero, porque no sabemos cómo actuaríamos en el momento. Creemos conocernos pero nuestra actuación en el acto siempre puede sorprendernos (incluso a nosotros mismos). Opino como tú en que hay cosas que me costaría mucho perdonar, y sé que es así a pesar de no haberlas vivido. También que puedes perdonar, pero a veces la relación se complica porque es imposible volver a la situación anterior a la mentira. Lo que tengo claro es el que daño a mis hijos no tiene perdón. También sacaría mi lado más oscuro. Uff, habría tanto que decir... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo que les hacen a nuestros hijos duele el triple. Un besito y mil gracias por comentar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...