sábado, 15 de septiembre de 2012

Me han invitado a comer;¿qué puedo llevar?


¿Qué llevo si me invitan a comer?


Os dejo el link de unos canapés fáciles, rápidos y baratos.

Hola, ¿cómo estáis? Estos pocos días de veranito que nos quedan siguen llenos de luz y calor, así que vamos a aprovechar a tope. La verdad es que me encanta el buen tiempo, soy una persona muy friolera y el verano me llena de vida, me recarga las pilas y me da esa energía que tanto necesito para afrontarlos largos inviernos del norte. Aunque confieso que me encanta el otoño, y el invierno también tiene su encanto.
Estos días, son días que ya empiezan a “otoñar”. Los árboles van perdiendo sus hojas, que de pronto y sin que yo me diera cuenta se han vuelto marrones, y forman una alfombra en los caminos que me encanta pisar, no hay nada como ese crujido con sabor a otoño del paseo por el parque. Me gusta también que por las mañanas ya huela a frío y la bruma no se haya disipado aún cuando salgo a la calle, que al pasar por delante de una cafetería a esas horas me embriague el olor a café, me resulta familiar ver niños con uniforme del cole en el parque, todo eso, aunque a veces me deprime un poquito, hace que me dé cuenta del paso del tiempo. Y también hace que quiera sacar el abrigo y las botas del armario, que me apetezca preparar potajes y caminar por los bosques buscando castañas, con ese olor a musgo y hojas secas. Me gusta tanto que hace un año hice una entrada con mis comidas de otoño, os dejo el link por si a alguna le apetece leerla, es una época llena de olores y sabores.Lo que me gusta comer en otoño
   Y dejando a un lado las nostalgias voy a empezar con lo que nos interesa. Quiero que este blog sea variado y que nadie se aburra, así que intentaré abarcar distintos temas. Hoy se me ha ocurrido hacer una entrada hablando de las cositas que podemos lleva a una casa cuando nos invitan a comer o cenar. Hace tiempo, en una entrada, hablaba de una cesta de frutas que preparé y que además gustó mucho cuando la regalé, pero ahora quiero dar otras ideas. De todas formas os dejo el link por si alguien quiere leerlo.Otra idea para las cestas
Podéis llamarme anticuada, pero soy incapaz de ir a una casa a comer o cenar, o simplemente a tomar un café con las manos vacías. Pero también soy de las que piensan que la solución no es llevar una botella de vino carísima o una bandeja de canapés de alta cocina. Pienso que debemos adaptar el obsequio a quien vamos a visitar y a nuestro presupuesto.
Si los padres de nuestro novio o novia nos invitan a cenar y no los conocemos o los conocemos muy poco, podemos causar muy buena impresión llevando una bandeja de canapés hechos por nosotros. Para esto hay miles de ideas, así que yo os diré los cinco o seis que más hago y que son muy chulos, fáciles y baratos. A mí siempre me han dejado en buen lugar. 

Con las trufas de queso y estas tartaletas vais a acertar.

Bien, el primero que os propongo es uno que hago mucho y que no sé si os he contado ya. En el vaso de la batidora metemos queso de untar, unas anchoas y unos pimientos del piquillo y trituramos muy bien. Luego untamos con la mezcla una rebanada de pan de molde sin borde, cubrimos con otra rebanada sin borde, volvemos a untar y cubrimos con otra. Cortamos este canapé en cuatro y adornamos unos con un trozo de anchoa y otros con un trozo de pimiento. Si queremos que la anchoa o el pimiento queden muy brillantes podemos pintarlos con un poco de gelatina transparente estando ésta líquida. Éste canapé sabe muy bien, son de los que empiezas a comer y no puedes parar. Cuando estén listos reservamos y preparamos los siguientes. Para el siguiente simplemente untamos de mayonesa una rebanada de pan de molde sin la corteza  y ponemos encima una loncha del queso que tengamos, cubriendo éste con una hoja de lechuga que tape toda la superficie. Cortamos esta rebanada con su queso y su lechuga en cuatro y en cada trozo ponemos medio tomatito cherry para hacer el cuerpo de una mariquita, pero para que parezca de verdad con un cuarto de aceituna negra le hacemos la cara y con una mezcla de cacao y agua(suena horrible pero sabe fenomenal) pintamos lunares, alas y antenas al tomate para tener así nuestra mariquita. Podemos meter el cacao en un minicucurucho de papel y así pintaremos mejor, es como una manga pastelera en miniatura y nos quedará un canapé de anuncio, de verdad os digo que siempre llaman la atención. A mí me costó un poco al principio hacer los lunares y las antenas, pero es cuestión de práctica. Y cuando los terminemos reservamos también las mariquitas.
Normalmente los niños también disfrutan con estas cosas.

El siguiente canapé que os propongo es original y barato pues si tenemos moldes de trufas (de papel, como los de magdalenas pero pequeñitos) y queso de cualquier clase podemos hacer trufas de queso. Mezclamos los distintos quesos que tengamos y que estén rallados y añadimos mantequilla. Podemos hacer unos de queso azul, otros tipo manchego o brie o podemos mezclarlos todos, como nos guste. Con esa masa de queso y mantequilla hacemos bolitas y podemos meter en medio una avellana, o recubrir de cacahuetes molidos o de finas hierbas, hay muchas posibilidades. Podemos hacer las bolitas variadas y las que no lleven avellana las hacemos rodar sobre pimentón, cacahuetes o con lo que las queramos rebozar, y las que lleven avellana sobre lo que queramos que no sea fruto seco, y una vez en los moldes de trufa los metemos en la nevera para que endurezcan. Otro canapé que podemos hacer es uno muy fácil, lo primero como siempre quitar el borde al pan y una vez “desbordada” la rebanada cubrimos con lo que tengamos, jamón cocido, mortadela, chorizo, lo que sea porque este canapé acepta cualquier cosa, y una vez cubierta la rebanada tapamos con otra rodaja de pan. Cortamos este sándwich en cuatro y pintamos todos los bordes con mayonesa para pasarlos luego por cacahuetes bien picaditos intentando que se peguen a los bordes. Así conseguiremos un canapé crujiente que siempre gusta mucho. Y ya os doy la última idea, para no complicarnos ni gastar mucho, y buscando que los canapés tengan formas variadas y no sean aburridos. Sobre un papel film ponemos una loncha de jamón cocido o pechuga de pavo, pueden ser incluso dos de jamón serrano, lo que tengamos en casa, y rellenamos con algo del queso de untar que nos ha sobrado del primer canapé al que habremos añadido aceitunas en trocitos. Si queremos podemos añadir pimienta o finas hierbas para darle un toque especial. Con esa mezcla untamos toda la loncha de jamón, enrollamos con la ayuda del film y metemos en la nevera. Cuando ya vayamos a marchar y tengamos colocados todos los canapés sacamos los rollos de la nevera y cortamos en rueditas un poco gruesas que presentamos sobre pan que hemos tostado y untado con ajo mientras estaba caliente. En una bandeja de esas de confitería en las que vienen una o dos docenas de pasteles nos caben unos treinta o cuarenta canapés, aunque eso depende de muchas cosas, pero colocándolos bien, ni apretados ni flojos, caben entre veinticinco y cuarenta, depende del tamaño del canapé y de la bandeja. Como se trata de no gastar demasiado, pues yo siempre pienso en la forma más económica de hacer las cosas, os he indicado canapés muy sencillos con ingredientes muy básicos, en este caso no me complico para no salirnos de presupuesto y para que sea fácil, pero si nos gusta hacer este tipo de canapés hay mil ideas, muchísimas, es cuestión de ir probando, pero para un día sin dinero o con muy poco yo recomiendo hacer cinco o seis tipos de canapé que colocaremos bien, con ese número es suficiente. Para que los números sean redondos pondremos 40 canapés por bandeja, aunque ya digo que depende de muchas cosas. Bueno, pues en este caso serían ocho canapés de cada clase por bandeja, y así que os haré el cálculo pensando que llevaremos una única bandeja. Para los primeros canapés necesitaremos seis rodajas de pan porque usamos tres para hacer cuatro canapés, y haremos ocho. Para las trufas lo calculamos a ojo, y las haremos a pares, es decir, dos rebozadas en finas hierbas, dos con avellana en el centro, dos rebozadas en  pimentón y dos rebozadas en cacahuete molido. El de la mariquita se hace con dos rebanadas de pan y cuatro tomates cherry, además de dos lonchas de queso y una o dos hojas de lechuga. Los rollitos se hacen con dos lonchas de jamón o pechuga y un poco de queso con lo que queramos añadir, y el crujiente con cuatro rodajas de pan. Es decir, que con 12 rebanadas de pan hacemos cuarenta canapés, además de algo de queso, mayonesa, jamón y poco más. Veréis como os merece la pena porque es algo muy elegante y no se ha gastado casi nada. Al leer la explicación os puede parecer complicado pero os aseguro que es fácil y se hacen rápido, solo hay que tener en cuenta que las trufas y el rollito necesitan enfriar así que hay que hacerlos con tiempo. Para presentarlos ponemos filas a lo largo de la bandeja, por ejemplo la primera fila con los de pimiento y anchoa que son más altos, al lado las trufas, al lado los crujientes, al lado las mariquitas y para el final los rollitos. Dejaréis a vuestros anfitriones sin palabras. Para envolverlos les ponemos algún palillo a los canapés para que no se aplasten y envolvemos con papel liso que tengamos, sin complicarnos. Es un regalo que gusta, que es fácil aunque parezca laborioso, barato y siempre causa buena impresión. Y no solo sirve para suegros, en cualquier casa es bien recibido un canapé.
   Si vamos a una casa de golosos siempre podemos preparar algo dulce. Una opción son las pastas de té, yo siempre las hacía con una receta que saqué de la parte de atrás de una caja de Maicena, y es la misma que usa Isasaweis, podéis buscar su video, de verdad que quedan geniales. Yo siempre las presenté en unas cajas para pastas que vendían muy baratitas en una tienda de chuches, pero si no las encontráis así podéis aprovechar una bandeja de pasteles forrada con una oblea o papel de seda. Y si no os queréis complicar, un bizcocho también está muy bien. El de yogurt es fácil y barato. Yo descubrí la receta hace 7 años y es un básico en mi casa. Os la resumo aunque imagino que la sabréis casi todos. Por un lado necesitamos un yogurt, normalmente uso uno natural pero alguna vez lo he cogido de limón o plátano y queda muy bien. Con el vaso del yogurt medimos lo demás, necesitaremos tres vasitos de harina, dos de azúcar, uno de aceite, levadura y tres huevos. Muchas veces lo mezclo todo excepto el azúcar, en ese momento divido la masa en dos y en una parte echo un vasito de azúcar y en la otra un vasito de cacao o chocolate en polvo. Y luego voy vertiendo en el molde alternando los colores y me queda un bizcocho mármol impresionante. Podemos presentarlo en una bandeja rectangular, o incluso en una fuente bonita, en los bazares chinos las hay baratas y queda genial presentar un bizcocho así.
En cualquier época del año nos gusta que nos agasajen con canapés.

Y para los muy golosos podemos preparar mermelada. Ahora es un buen momento para las moras, de hecho yo quiero hacerla pero no paro de comer las moras que cojo y no tengo bastante cantidad, pero para los que os sepáis controlar podéis hacer mermelada y el tarrito  podéis presentarlo como en las películas. Compramos o buscamos por casa un trocito de tela de cuadros, cortamos un cuadradito algo mayor que la tapa del tarro donde hemos metido la mermelada, lo ponemos encima y sujetados con una goma de las de toda la vida y queda precioso. Si podemos conseguir miel casera hacemos lo mismo con el trapito y lo presentamos en una cestita pequeña de los chinos o en una bandeja o en una caja, lo que encontréis. Y si no, envuelto bien es suficiente. Y es un detalle precioso y además no sale muy caro, seguro que cuesta menos que la socorrida docena de pasteles o que la botellita de vino y es muy original. La mermelada la podéis hacer de lo que os guste, intentando elegir fruta de temporada, que es más barata y más rica.
Si no queremos cocinar pero nos apetece llevar algo de comer hay una idea intermedia. Compramos en los chinos o donde queramos una tabla de madera redonda, de presentación, y compramos o incluso miramos por casa distintos tipos de queso, con un poco de cada clase es suficiente, y lo presentamos en triangulitos sobre la tabla, o si lo referimos puede ser de ahumados, un poco de jamón un poco de lomo o incluso de salmón ahumado. Bien presentado es un regalo muy aparente, seguro que triunfamos.
Pero si no queremos llevar comida y sabemos que a nuestros anfitriones les gustan las plantas podemos hacer centros florales por muy poco dinero, como ya os explicaba en otra entrada,  os dejo de nuevo su link. Cestas de flores y plantas Podemos hacer centros con flores secas, con flores frescas o con plantas. Yo siempre tengo en casa lavanda, romero y algunas plantas aromáticas y podemos prepararlas de mil maneras. Podemos presentarlas como un centro de flor seca o como ramo, añadiendo alguna flor de temporada que podemos comprar en cualquier mercadillo por poco dinero. O podemos coger un par de plantas y meterlas en un cesto. En mi anterior entrada os doy algunas ideas y la verdad es que quedan muy bien.
   Si vamos a una casa con niños podemos llevar algo para ellos. Aquí si que hay mil ideas, pero hay que tener en cuenta que no es el cumple, es un detallito porque nos invitan a comer o a tomar un café.
Una opción es coger una cajita pequeña en los chinos, la más pequeña y meter dentro algo que se adapte a los niños de la casa. A veces, con meter un cuento de colorear y unas ceras, que sacaremos de la caja y ataremos con un lacito es bastante. O un poco de plastilina y uno o dos moldes, de los chinos, pero fuera del cartón en el que viene, lo metemos en la cajita y listo. Otras veces nos apetece llevarles algo en plan chuche, así que lo primero es buscar  un recipiente chulo, puede ser hasta una hucha de los chinos que las hay de equipos de fútbol o de personajes Disney, y cuando tengamos el recipiente metemos cosas variadas que cogeremos al peso, siempre pensando en la edad del niño, si es muy pequeño hay que tener cuidado para que no se trague un caramelo o alguna chuche, y luego envolvemos con celofán y listo. O podemos preparar nosotros algo dulce, se pueden hacer piruletas o mil cosas más. Podemos hacer, por ejemplo, piruletas de manzana cubiertas de chocolate. Es muy fácil, cortamos una manzana a la mitad, le quitamos el corazón y de ahí sacamos rodajas que insertamos en un palo de los de brochetas. Luego metemos la rodajita de manzana en un recipiente con chocolate bien caliente, espolvoreamos con virutitas de colores y dejamos secar. Envolvemos con celofán y quedan muy bien, es una forma de hacer que los peques coman la fruta.
O el regalo que a mí más me gusta dar, la tarta de gominolas. En Internet hay un montón de tutoriales, y son muy fáciles de hacer. Lo más importante es seguir una gama de colores y sabores, no poner gominolas sin ton ni son para cubrir huecos, y si nos esforzamos un poco es un regalo que gusta a todos, de hecho yo lo he llevado a casas donde no había niños pero que vivía allí gente de lo más golosa. Luego lo envolvemos con celofán y un buen lazo.
Ya sabéis que me encanta hacer cosas con las frutas que yo misma puedo recolectar, así que siempre suelo tener en casa botellas de anís con guindas o licor de arándanos, higos o moras, todos muy fáciles de hacer pues solo llevan el licor necesario, anís u orujo, azúcar y la fruta que utilicemos. Pues alguna vez he metido ese licor en una licorera bonita, que son fáciles de encontrar y queda muy bien, me encanta ver el licor con sus higos o guindas dentro. Y si es un compromiso con el que no queremos parecer rácanos podemos añadir unos vasos de chupito o un par de copas bonitas. Esto queda muy bien en una caja de madera, lo malo es que sale más caro. Yo lo he presentado en una bandeja, también es un bonito detalle.
Lo que yo creo que hay que tener en cuenta cuando llevamos un regalo a una casa es la presentación y el gusto o circunstancias de la persona. Sí sabemos que es alguien que suele estar a dieta o es diabético, huyamos de las cosas de comer porque el diabético no solo tiene prohibido el dulce, tiene dietas que hay que respetar y es mejor no llevar nada que no pueda comer. Si es para personas alérgicas, no llevemos flores y plantas por el mismo motivo, o por ejemplo si sabemos que una familia es vegetariana, si le llevamos algo de comer miraremos en esa línea. Ya sé que parece una obviedad, pero a veces uno no se da cuenta de esos detalles.
Por último, me gustaría decir que si la persona es de mucha confianza, no es necesario llevar algo rebuscado, es mejor llevar directamente algo que le guste, por ejemplo si nos invita una tía abuela a comer y tenemos mucho trato con ella, en lugar de una caja de pastas a lo mejor prefiere unos yogures en concreto, con frutas o de algún sabor en particular. Pues aunque no quede tan fino, yo recomiendo que le llevemos el yogurt, unos cuantos para que los saboree, seguro que le encanta.
Bueno amigos, creo que me he pasado y no quería hacer una entrada muy larga para no aburrir, así que otro día seguiré dando ideas. De momento me voy a dar un paseo por el parque, a pisar hojas secas y a sentir el calor del sol del atardecer en mi cara, me encanta esa sensación de calor mezclada con los tonos ocres de las hojas. Y como hoy, no sé porqué, tengo el día súperñoño estoy escuchando a Luis Miguel mientras escribo esto. Así que os dejo, pero si tenéis ideas para este tipo de regalinos os agradecería un montón que las compartierais. Un besito y gracias por leerme, me hacen mucha ilusión los comentarios. Nos vemos.

30 comentarios:

  1. No eres para nada anticuada, yo también soy de las que no puede ir a casa de nadie con las manos vacías!!y he tomado nota de varios de tus canapés!!

    besines

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar, y aprovecho para decirte que me he enganchado un montón a tu blog, a última hora ya ni comentaba porque quería leer la siguiente entrada sin esperar. Enhorabuena y un besito.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan todas las ideas. Que no sé si ya lo dije, pero yo siempre prefiero algo que se note que han preparado (o simplemente envuelto) pensando en ti, que un regalo impersonal aunque sea más caro.
    Los canapés me los apunto (aunque tendré que adaptarlos sin lactosa :P)
    Y lo de las plantas buena idea, que se está perdiendo y es un regalo muy original (vivas, por favor!).
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. A mí también me encanta recibir regalos que se note que han hechopensando enmí,el cariño y el tiempo dedicado notiene percio. Un besito y nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  4. Me ha gustado la idea de los canapés!..... a ver si me animo un día a intentarlo...

    Yo también hago el bizcocho de yoghurt pero mira tú por donde nunca había oído lo de echar cacao a la mitad y luego que quede de dos colores.... eso sí que lo probaré fijo!!

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina. Ya verás,en cuanto hagas los canapés un día vas a repetir. Parecen complicados por la explicación pero se hacen rápido y cuestan muy poquito. Y el bizcocho queda genial así, me lo inventé un día que me puse a hacerlo y cuando lo tenía todo mezclado me di cuenta de que tenía poco azúcar. Un besito y nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  5. La verdad es que has dado un monton de ideas.
    Gracias por tu voto. Por aqui me quedo de seguidora.
    Pero me ha costado encontrar tu blog, porque en el perfil de blogger no aparece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anyol. Lo del perfil tengo que arreglarlo, no sé que ha pasado que ya no se ve ni los blogs que sigo ni nada, cuando tenga un poco de tiempo me pongo a ello. Un besito.

      Eliminar
  6. Muy buenas ideas! yo suelo hacer alguna tarta de queso, o bizcocho o trufitas de choco (todo light jejeje) gracias por el comentario!
    besitos desde http://think-trendy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántas cosas ricas. Ya me contarás como haces las trufas light, que así se las llevo a mis cuñadas. Un besito.

      Eliminar
  7. Qué de ideas! Me han encantado y las pienso poner en práctica, porque yo siempre compro alguna cosilla cuando voy a casa de mis amigas pero esto me parece mejor. Seguro que sale más barato y encima queda genial!
    En mi casa hacemos el bizcocho de yogurt, normalmente con el yogurt de limón y queda riquísimo. Ya te contaré si hago alguno de los canapés :) Gracias por las ideas!!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si, cuéntame que me hace ilusión. Gracias por leerme y besitos.

      Eliminar
  8. Hola,
    Muy buenas ideas!Por cierto, yo tb soy muy fan de la serie "the big bag theory". ;)
    Un beso,
    Cristina.
    http://blog-andcoffee.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!! Me alegra que te gusten las ideas. The big bang nos tiene a todos enganchados. Los dibujos los hizo mi hija, nos encantan todos lospersonajes pero estos dos y Amy Farra Fawler son los mejores. Un besito.

      Eliminar
  9. jajajjaj me encanta tu blog y sí yo tb soy fan de la serieeee
    Miss Coco
    WWW.JUST-COCO.COM

    ResponderEliminar
  10. Ey, te nominé para un premio en mi blog hoy, pásate!
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ahora mismo me paso. No me lo puedo creer,besinosssssssssssssssssss.

      Eliminar
  11. Mira que eres apañada! Unos canapés deliciosos! Y las cosas para llevar geniales! Un beso fuerte. www.laestrelladelola.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, me alegra que te guste. Un besín y nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  12. la verdad que con esos canapés es imposible ir a comer y quedar mal!jejej
    te sigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje. Me alegra que te gusten, nos seguimos leyendo. Un besito.

      Eliminar
  13. Me encantan tus ideas!! yo tambien soy de las que opinan que cuando te invitan a comer hay que llevar algo, si es a merendar un bizcocho por ejemplo, si es a comer o cenar pues como tu dices canapes o un postre, ir con las manos vacias seria un poco incomodo.
    Probare alguna que otra receta que nos cuentas.
    Besoos!!
    http://algomasquemaquillaje.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme y me alegra que pienses así. Un besito y te sigo leyendo.

      Eliminar
  14. No sabs ñlo que me hangustado tu entrada,vyo tmb soy de las que nunca van con pad manos vacias y la verdad me has dado buenas idew. De hechomi madre hace canapes parecidos a algunos de los tuyos jjee

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Gracias guapa. Me he pasado por tu blog y me ha encantado la camisa que diseñaste. Un besito y te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  16. Me has dado grandes ideas, me apunto algunas.

    ResponderEliminar
  17. Me alegro que te gusten. Te leo y graciasporpasarte. Un besito.

    ResponderEliminar
  18. A mi también me gusta llevar algo cuando voy a casa de alguien. Si voy muchas veces no, pero si es algo puntual, llevar algo es un detalle con el que das buena impresión.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que si, a mí me hace ilusión que me traigan algo cuando tengo invitados. Besitos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...