jueves, 21 de abril de 2016

Reflexión ; ¿debemos renunciar a la vocación por estabilidad o por dinero?

Jueves reflexivo; ¿Merece la pena renunciar a nuestra vocación por estabilidad o seguridad?

Hola a todos!!!!! Parece mentira pero la semana se me ha pasado volando. He estado mucho tiempo fuera de casa pero intento contestar los comentarios, sé que tengo alguno por ahí pero voy contestando poco a poco .

Ya sabéis que el post de hoy toca reflexión y es un poco sobre la marcha, lo escribo y lo publico sin repasar mucho así que como siempre pido perdón por las posibles faltas que pueda tener.

*Edito para decir que estaba tan atontada que no había puesto título en el post,jejeje, estos  madrugones...

El otro día me sugeristeis algunos temas para estos post reflexivos y los voy a ir usando poco a poco.
Y empiezo por uno que me sugirió Chema porque me gustó y además esta semana he tenido varias oportunidades de pensar en ello. Se trata de la vocación.

Me comentaba Chema el clásico ejemplo de esos chicos que tienen una vocación clara y se inclinan por alguna carrera minoritaria pero por consejo de la familia se decantan por algo con más salidas.

Mi opinión en este tema es muy clara.
Lo primero es decir que la vida da cien vueltas y a veces cuando tenemos hijos o situaciones difíciles tenemos que aceptar muchas cosas que no son vocacionales porque la necesidad impera.

Pero tengo clarísimo que hay que intentar hacer lo que nos guste.
Todas las personas servimos para algo, todas, y seguro que hay algo que nos gusta, pues a por ello. Y eso incluye muchas cosas, desde las más altas aspiraciones a lo que la gente considera menos importante(que para mí es igual de alta aspiración).

Porque si hay algo horrible es un profesional con falta de vocación. Y para completar y que sea más  horrible, que su trabajo sea en contacto con gente.

Ya sabéis que tengo un familiar ingresado y estos días pude observar al personal sanitario.
Bien, la mayoría son encantadores, se esfuerzan, hablan con el paciente, nos explican las cosas, se ve que les gusta lo que hacen, salta a la vista, y nos facilitan las cosas.

En cambio el médico de familia que atendió a mi familiar es el típico que no escucha, nos toma por exagerados ante la mínima pregunta y es de los que pone mala cara porque acudes mucho a consulta ya que te encuentras verdaderamente mal.
Da constantemente la sensación de que no le gusta lo que hace, que se cansa y se aburre y está deseando irse.

Cuando mi familiar fue a urgencias y explicó la cantidad de veces que había ido a consulta sin que le hicieran caso los médicos de allí se llevaban las manos a la cabeza, no se nos murió de milagro.

Yo creo que este doctor de familia no es feliz en su trabajo, no sé si es vocacional o no porque no leo la mente, pero desde luego no lo parece. En cambio los de urgencias se desvivían por todos los que estábamos allí y se les veía disfrutar y lo de planta también.

La medicina tiene que ser vocacional, los enfermos necesitan algo más que un tratamiento, necesitan calor humano, compañía y cariño.

El personal de la planta infantil donde hace mi hija el voluntariado es increíble, están totalmente volcados con los niños y se nota que les gusta lo que hacen.

Otro ejemplo son los profes. Yo tuve un profe que nunca olvidaré. Él aumentó mi amor por la lectura, mis padres me lo inculcaron pero él me motivó mucho, presentó poemas míos a concursos, nos llevaba a excursiones geniales y se desvivía por nosotros. Su trabajo era claramente su vocación y sus clases están en la memoria de todos los alumnos.

En cambio he tenido algunos que llegaban a clase, te pedían los deberes, corregíamos y ponían más deberes. El resto del tiempo en silencio o si acaso explicando algo importante, sin mostrar interés personal por nadie, sin motivar ni dedicar un poco de tiempo y alegría. Eso no es vocación, eso es cumplir una rutina y punto.

A veces tenemos vocaciones que no "quedan bien" y eso nos tira para atrás. Mi amiga S siempre fue aficionada a limpiar. Era la típica que cuando estaba estresada se desahogaba limpiando, le gustaba, pero estudió derecho por complacer a sus padres.

Tardó un montón en terminar la carrera y la odiaba, no se veía ejerciendo eso toda la vida.
Y un día, recuerdo que fue de sopetón, según ella le dio una "venada", decidió poner unos anuncios para hacer limpiezas, y empezó limpiando unos portales, para horror de su familia.
A día de hoy tiene una empresa que funciona bien, se adaptó a la crisis y le va perfectamente y lo curioso es que ella no tendría ninguna necesidad de ir a limpiar pero va a algún portal u oficina porque le gusta, prefiere eso que ponerse con el papeleo de la empresa. Y está contenta con su trabajo.

Y una gran amiga de mi hija siempre quiso ser profe de niños pequeños, le encantan, en el recreo del cole en vez de jugar con los niños de su clase jugaba a cuidar a los de educación infantil.
Actualmente está haciendo magisterio y en las prácticas disfruta muchísimo, seguro que va a ser una profe de las que molan.

En cambio mi hija tiene amigas que están en magisterio porque no pedían nota de corte y les parece fácil(nada es fácil, pero ellas piensan eso) y no les gusta ni la carrera ni los niños así que me las imagino sin paciencia ni ilusión, dando clases aburridas.

Y otro chico que conozco que es pariente de un familiar de mi madre(vaya lío) tuvo una gran depresión porque obligado por su familia estudió lo que antiguamente llamaban  "banca" y se pasó la vida en un banco y lo odiaba, no le gustaba el papeleo ni el trato con la gente. 
Al principio más o menos lo llevaba pero al pasar los años lo odiaba más, detestaba tener que adaptarse  a los nuevos métodos y odiaba reciclarse, no soportaba la informática y claro, la informática y el banco en los últimos años van inexorablemente unidos; acabó de baja por depresión y prejubilado.
Siempre dijo que él quería ser algo tipo ebanista o carpintero, de hecho lo hacía en su tiempo libre, y seguramente habría sido más feliz.

Por supuesto puede ocurrir que empecemos en algo de manera casual y que eso al final sea el trabajo de nuestra vida, pero no es lo mismo descubrir tu vocación probando cosas que renunciar a ella cuando lo tienes claro.

Y esto es muy aplicable a ser madre o padre.
Esta llamada no aparece siempre, pero tengo claro que no hay que tener hijos porque toca, no es obligación tener hijos y descubrir luego que frustran tus planes.

Si se quieren tener, genial y sino, genial también.

Yo tengo vocación de madre desde muy pequeña. Cuando mis padres nos dejaban elegir el sitio al que íbamos a pasar la tarde yo siempre elegía merenderos donde sabía que había niños pequeños; y todas las madres me dejaban cuidarles y darles la merienda.

Y recuerdo un merendero que me encantaba porque la dueña tenía una niña de dos años y poco tiempo para dedicarle, y siempre me pedía que le diera la merienda y la entretuviese y a mis 8 años me encantaba.
Le di la merienda muchos veranos hasta que fue grandecita, y jugaba con ella, la peinaba, es que me encantaba.

Años después hice el bautizo de mis hijos en ese bar, que había crecido mucho, y vino "la niña" a saludarme muy ilusionada porque se acordaba de lo que la había cuidado.

Y cuando la gente vio que fui mami joven no se sorprendió, todo el mundo lo vio como algo normal porque siempre me veían con algún niño en brazos.

En cambio mi hermana no quiere tener hijos, y no es menos feliz que yo, es su vocación y su elección.

Pienso que nunca debemos hacer que un hijo renuncie a sus sueños y a su vocación, hay que apoyarlo y a lo mejor le va bien y es una persona inmensamente feliz. O a lo mejor no le va bien y acaba haciendo algo que no es su vocación pero al menos lo habremos intentado y nunca nos quedará esa duda del famoso "y si..."

Ya empiezo con mis divagaciones y no quiero enrollarme así que iré acabando.

Solo quiero decir que las personas tenemos que intentar cumplir nuestros sueños y seguir nuestra vocación. Muchas veces es difícil, hay situaciones complicadas y muchos gastos, pero al menos hay que intentarlo y hacer que un hijo renuncie a una clara vocación por una carrera con más salida es un error.

A veces lo que en un momento tiene salida poco tiempo después es una de esas carreras saturadas, no sabemos lo que puede pasar y condicionar así la vida de los que más queremos es una  gran equivocación.

O a lo mejor no quiere hacer una carrera, a lo mejor prefiere coser, limpiar o ser pintor de brocha gorda, hay tantas cosas...

La mejor amiga de mi madre siempre quiso ser cajera de "Grandes Almacenes" como decía ella y es a lo que se dedica, en nada se jubilará y siempre lo tuvo claro. En su casa le permitían estudiar o pudo haber heredado el taller de modista de su madre y ella quería ser cajera y en cuanto tuvo la edad mínima se presentó en los grandes almacenes de mi ciudad, y aunque estos no existen sigue en la firma que los compró.

Podría pasar horas contando casos de personas muy felices porque hacen lo que quieren y de personas tristes y frustradas porque se equivocaron, se dejaron guiar por consejos y ahora están atrapados en una vida que no les gusta y no les llena.

Y ya para acabar que pronto amanecerá, mi gato quiere irse de mi regazo y me he terminado el café, os diré que para mí un médico, un profe o un abogado, por ejemplo, tienen que ser vocacionales y poner pasión en cada enfermo, en cada alumno y en cada defendido.

Y el resto de profesionales también ha se ser vocacional, pero en el trato humano hay que tenerlo muy claro para que ningún inocente pague sus frustraciones.

Y todos tenemos derecho a ser felices, unos siendo profes, otros siendo médicos y otros siendo la señora de la limpieza, el caso es que nos guste lo que hacemos, que nos sintamos valorados y nos apetezca dedicar nuestro tiempo a eso, sea lo que sea.

Muchísimas gracias por leerme, intentaré pasarme por vuestros blogs e ir contestando a los comentarios, me falta tiempo pero a ratitos lo voy consiguiendo.

Y vosotros;¿ tenéis clara vuestra vocación?¿Habéis renunciado a ella?¿Ser padres también es vocacional?

Un beso enorme y hasta mañana!!!!

65 comentarios:

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo!! Yo creo que hay que intentar hacer/trabajar de/en lo que a uno le apasione. En caso de no ser posible, podemos intentarlo en modo hobby o con voluntariados etc.
    Desde luego hay gente que debería tener prohibido el trato con la gente en su trabajo porque pueden ser un verdadero dolor...

    ¡Espero que tu familiar se mejore pronto!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!
      Me alegra ver que coincidimos.
      Y es muy bueno lo que dices, sino es nuestro trabajo al menos que sea un hobbie o un voluntariado.
      Algunos sí que deberían tener prohibido el trato con la gente.

      Besos guapa y esperemos que se mejore, qué es tan lento, ufffff.

      Eliminar
  2. Hola de nuevo Mari!! que belleza de post!! completamente de acuerdo con lo que dices, en verdad me llenas de energía positiva tú :)
    A mi me pasó, yo me gradué de la universidad como Administradora de Empresas (no se si existe eso por allá jaja) y si me gusta, me gusta mucho las matemáticas y el trato con muuuuuchas personas, pero obviamente lo mío es la cocina jajaja. En la cocina me distraigo, lo disfruto, la paso muy bien, es una actividad que me llena y no hablo solo del estómago jajaja
    Con los niños/hijos me pasó al revés, yo misma me decía que no tenía vocación para los niños, no tenía paciencia ni mucha ilusión con ello, pero cuando llegaron mis hijos... uff mi mundo cambió, ser madre es lo más maravilloso que pudo pasarme, obviamente me desespero a veces, pero la mayor parte del tiempo, con travesuras y todo es genial! hasta con los otros niños cambié, ahora disfruto de pasar un tiempo con cualquier peque, no solo con los míos :)
    Por cierto ese médico que los atiende, no lo pueden cambiar? qué rabia que no preste atención ni empatice con ustedes.
    En fin estoy completamente de acuerdo en apoyar a los hijos en que hagan lo que les apasiona, siempre guiarlos por el buen camino pero que sean ellos quienes elijan a donde quieren ir, trabajo, actividades, aficiones o lo que sea :)
    Mil besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maribel!!!!!!
      Si, aquí existe una carrera que es Administración de empresas.
      Está claro que la cocina es tu vocación porque haces unas cosas maravillosas, haces que lo difícil parezca fácil y el post de hoy me ha encantado.

      Lo de ser madre a veces pasa así,no hace falta tenerlo claro desde siempre, pero hay que querer ser madre, sino queremos va a ser un grave error.

      Y lo del médico, uffff, si, si logra superar esto cuando se vaya a casa lo va a cambiar porque ha sido terrible, menudo susto y qué manera de ignorar a una persona, y de tratar mal, con lo fácil que es ser amable y escuchar.

      Muchos besos guapa.

      Eliminar
  3. Es muy importante la vocación, además la carrera que ahora tiene salida igual cuando ellos terminen de estudiar resulta que como todo el mundo ha pensado igual es la que menos salida tiene. Yo el problema que veo entre los jóvenes de ahora que están en bachillerato y que ni siquiera saben si han elegido la opción correcta es que no saben realmente aún que quieren hacer, tienen la cabeza echa un lío y pocos tienen claro lo que les gusta.Un besito
    el blog de Sunika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Claro, es lo que creo, las cosas cambian y lo que hoy es la panacea a lo mejor luego se satura.
      Cierto, a los míos les pasó un poco, están en bachillerato con dudas y claro, luego vienen las frustraciones.
      Un besito.

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo con lo que dices pero me parece que en estos tiempos con tan poco trabajo hay que pensar lo que uno estudia. Mi hijo ha elegido una carrera que no era la que queria por el tema de trabajo espero que no se haya equivocado ya que influii en su decision.
    Un beso y feliz dia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, cada uno puede elegir como crea más conveniente.
      Yo la verdad es que los he dejado elegir, no sé si al final tendrán suerte o les tocará hacer lo que sea para sobrevivir pero no he querido condicionarlos.

      Seguro que a tu hijo le va muy bien.
      Besos.

      Eliminar
  5. Es muy difícil decidir, hay veces que elegimos una carrera y después vemos que no tienen nada que ver con nuestras expectativas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Si, eso pasa mucho, pero es mejor así que quedarnos con la duda y no hacerla.
      Un besito.

      Eliminar
  6. Yo tengo claro que soy lo que quiero ser. Vale que los pasos que he dado hasta ahora me han llevado hasta aquí, pero me gusta lo que tengo.
    Tienes razón que la vocación es fundamental, no puede (por usar tu ejemplo) uno ser profe sin dedicar tiempo ni infundir alegría, que ésta también es importante.
    Y entiendo también el ejemplo de tu hermana.
    ¡Un beso, Gema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Es genial ser lo que quieres ser, es lo mejor.
      La vocación en algunas profesiones es importantísima.
      Mi hermana tiene claro que no quiere hijos y me parece genial, le encantan los niños y trabajó mucho con ellos, tal vez por eso sabe lo que son los hijos y ha elegido.
      Un besito.

      Eliminar
  7. Pues mira, yo quería ser bailarina o actriz y al final por circunstancias de la vida lo tuve que dejar. Me decanté por estudiar periodismo porque también me gustaba mucho y ejercí un tiempo. Luego, cuando me vine a vivir a España pues trabajé un poco de lo que pude porque el título que tengo no me sirve aquí pero tuve la suerte de que di con un trabajo que me gusta mucho. Quiero decir que no me arrepiento en absoluto de haber estudiado lo que quise y que, aunque luego no pude seguir ejerciendo, me moví para encontrar un trabajo que sí me gustase. En el trabajo pasamos un tercio de nuestra vida (da vértigo pensarlo así) y no es cuestión de estar a disgusto, así que, aunque a veces tengas un trabajo que no te llena el corazón pero sí la cartera, eso no quiere decir que no puedas seguir buscando otra cosa mientras tanto, porque lo que vale la pena en esta vida es ser feliz. Por suerte, mi madre siempre me animó a hacer lo que me pareciera mejor y eso es un gran apoyo.
    En cuanto a la paternidad, por supuesto que es vocacional. Así debería serlo siempre. Yo no tengo ningún instinto maternal, así que prefiero no tener hijos antes que tenerlos para que la gente no me mire raro.
    Y menuda chapa he soltado. Jajajaja. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Bueno, aunque no has podido ser actriz o bailarina has ido eligiendo lo que te gusta, y que te apoyen en casa es lo principal, ahora haces lo que te gusta y eso no hay dinero que lo pague.

      Yo creo que tener hijos debe ser una opción, no una obligación, y no entiendo que miren raro a alguien que no los quiera tener. Mi hermana mismamente no quiere y me parece genial, lo que es horrible es tenerlos y luego ser un amargado.
      Un beso y de chapa nada, me encanta.

      Eliminar
  8. Pues en la medida de lo posible así deberia de ser pero hay en ocasiones que no se puede y toca aguantarse, hay veces que no tenemos muy claro cual es nuestra vocación, o realmente la descubrimos demasiado tarde, y mientras tanto hay que vivir!!! cuanta gente conozco que ha estudiado Farmacia y está en el Juzgado y a punto de jubilarse... todo depende de las circunstancias de cada uno y no se puede generalizar.

    En cuanto a la maternidad, lo tengo muy claro...no tengo hijos, nunca los he deseado y nunca me he arrepentido de no tenerlos... no tengo instinto maternal y nunca lo tuve... no hay que justificarse por esto!!!! ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, a veces es complicado, ya lo dejo claro al principio, nos equivocamos o la vida es difícil, pero en términos generales hay que intentarlo, aunque sea como hobbie o cuando seamos más mayores, nunca es tarde.

      Lo de la paternidad, yo valoro mucho a la gente que no tiene instinto maternal y decide no tener hijos, es terrible tenerlos porque te sientes condicionado por la sociedad, los resultados son espantosos, padres e hijos infelices. Y claro que no hay que justificarse por eso, es una elección.
      Un beso Reme.

      Eliminar
  9. Hola Gema:
    Como siempre un post genial, me encanta estos post reflexivos.
    Yo pienso que uno o una tiene que estar a gusto con lo que hace, porque si esta a disgusto ni se trabaja igual y además te acabas amargando y por supuesto creo que hay profesiones que tiene que ser vocacionales, medicos y profes creo que son dos de ellas porque si no los crios y los pacientes lo notan y no poco. Te puedo contar que mi hijo tuvo de pequeño u nprofe estupendo, se llamaba paco y lso peinaba y los aseaba antes de salir para casa, a las cinco, era genial, se notaba que le encantaban los crios y jorge es el profe que mejor recuerdo tiene.
    En cuanto a médicos me he encontrado de todo pero uno sobre todo que no lo mande a freir monas por educación, pero qu eentres en su consulta y ya te salude sin levantar la cabeza ya es para decir oiga usted, en fin, hay de todo por supuesto, pero prefiero un buen médico que se desviva por sus pacientes y se le note que le gusta a uno qeu esta deseando que pasen las horas y te trate de mala manera.
    Yo quise ser madre siempre, lo tenia clarisimo, me han gustado desde siempre los niños y con jorge he disfrutado un montón toda su infancia, han sido unos años maravillosos y no me arrepiento en absoluto de haber cumplido y seguir cumpliendo mi deseo de la maternidad, y mas cuando tienes un hijo como el mio muy buen chaval y a punto de empezar la carrera de periodismo que a elegido él, y desde el primer minuto nadie se le ocurrío decirle, haz esto o lo otro, de modo que espero que su elección sea la adecuada y si tiene que cambiar pues que cambie pero que se sienta feliz y le guste lo que haga, esa es mi ilusión y mi meta como madre. un beso y gracias por estos post tan chulos. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Muchas gracias Tere, me alegra que te guste.
      Claro, hay que estar a gusto con lo que se hace.
      Qué bonita la historia del profe de Jorge, esos casos me encantan.
      Y se te nota que eres mami vocacional, la forma de hablar de tu hijo y la ilusión son palpables.
      Enhorabuena por ese chico tan bueno y seguro que es muy feliz con sus estudios, y si se equivoca, pues da igual, al menos eligió él, que es lo importante.

      Un besito y mil gracias por leerme.

      Eliminar
  10. Hoy me has dado en el lado del gusto. Jamás podré agradecerle tanto a mi madre que me convenciera de que estudiara Filología Hispánica. Gracias a ella no me metí en u mundo de empresariales que hubiera odiado. Ella sabía lo que me gustaba mejor que yo, y me guió para que lo hiciera. Y parece que ahora voy viendo frutos de todos mis esfuerzos.
    COn respecto a las carreras, es una pena que haya profesores que hagan la carrera de magisterio oprque les da la nota. Así tenemos profesores con faltasx de ortografías, y con desgana a la hora de enseñar. Una gran pena.
    Para ser madre opino como tú, tienes que querer, al igual que tú, yo desde muy pequeñita quería ser madre. Era uno de mis sueños. Siempre me han encantado los bebés y los niños pequeños.
    Un besillo que me lio a contarte mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es que las madres a veces saben más de nosotras que nosotras mismas,jejeje.
      Una cosa es hacer ver a un hijo lo que le gusta, como en tu caso, y otra hacer que estudien algo que no les gusta porque les parece que tienen más salida.
      Lo de las profes que no tienen vocación y lo hacen por la nota...qué rabia, es una pena.
      Un besito y se nota que querías ser mami, solo hay que leerte para notarlo.

      Eliminar
  11. Precisamente hoy hablaba de esto tomando el café mañanero... Mi vocación era ser escritora, pero tenía muy claro que de eso no iba a comer, así que las dos carreras que estudié (Empresariales e Informática) son con las que lo he conseguido. Nunca fui una friki de la informática, porque de hecho, prefería jugar con las muñecas antes que con 1 ordenador, pero para eso fui muy fría: una carrera con salidas para poderme pagar mis hobbis.
    Pero claro, en mi profesión tampoco creo que sea imprescindible una vocación, (quizá sí una aptitud), no como un maestro o un médico, o un policía, que son profesiones sacrificadas y en las que las que como no seas un enamorado de tu trabajo esa actitud perjudica a tus "clientes".
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Qué casualidad coincidir en tema de reflexión/conversación.
      Claro, hay vocaciones difíciles, pero creo que has hecho un poco lo que digo, aunque tu profesión no es exactamente vocacional te paga los hobbies, y tener esos hobbies es una forma de cumplir la vocación.
      Cierto, no es lo mismo una profesión que otra, y un profe o un policía tienen que adorar su profesión.
      Un besito.

      Eliminar
  12. Bueno, ya sabes que yo seguí mi vocación y luego otra y luego dejé las dos. Pero sí, hay que hacer lo que uno quiere.
    Yo cambiaría ese médico de familia, tienen que haber confianza entre médico y paciente , si no malo.
    Muchos jóvenes no saben lo que quieren, no les interesa nada y así tenemos luego a algunos profesionales.
    Muy buen post.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Sí, sé que las dejaste pero sino las hubieras vivido durante un tiempo es muy probable que ahora fueses infeliz o al menos que uvieras esa frustración ahí, latente.

      Si, está hablado, si consigue recuperarse del todo,que parece que sí, en cuanto pueda salir va a cambiar de médico. Es una pena que no dejen que lo haga otra persona porque sino estaría ya cambiado. No solo no hay confianza, es desagrqadable y no da importancia a nada, y en este caso la tenía.
      La verdad es que hay muchos jóvenes sin alicientes ni motivación, una cosa es no tener clara la vocación y otra no tener ninguna.
      Besos y me encantó tu entrada, yo tengo una parecida en borrador, a ver si me animo a publicarla.

      Eliminar
  13. Hola Marigem. La vocación es muy importante hoy en día aunque la estabilidad del bolsillo también. Es un tema bastante personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Claro, ambas son importantes y depende del momento, de nuestras cargas, pero hay que intentarlo, o al menos que lo intenten nuestros hijos.
      Un besito.

      Eliminar
  14. Yo también tengo vocación de madre desde chiquitita y estoy de acuerdo en que es vocacional. Hay personas a las que parece que el título de padres se lo han dado en la tómbola. Yo en contra de lo que todos pensaban elegí una carrera por vocación y luego me decepcioné...

    Como decepcionada estoy ahora mismo, donde creo que ni valoran la vocación, ni la supervivencia o el esfuerzo, sino mirar las empresas por el ancho del embudo y no cuidar de sus trabajadores, y todo mal pagado y de malas maneras.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Siiii, sé que tienes vocación de madre y es genial, tener hijos nunca debería ser una obligación.
      La carrera a veces decepciona pero sino la hubieras estudiado quizás ahora estarías lamentándote por no haberlo hecho, creo que es mejor así.

      Es que tu trabajo es complicadillo, por lo que cuentas algunos parecen escogidos con lupa, pero ya vendrán tiempos mejores, tú no te agobies.
      Besos guapa.

      Eliminar
  15. Hay que luchar por nuestros sueños!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, aunque no siempre los consigamos al menos hay que intentarlo.
      Besos.

      Eliminar
  16. Estoy de acuerdo contigo la gente tiene que elegir por vocación. Yo cuando era niña con 14 años tenia que elegir donde estudiar si instituto o FP. Pero en mi casa hacia falta dinero y me puse a trabajar. Mi madre siempre se disgustaba, porque me veía que había desaprovechado mi oportunidad. Me encantaba la ciencia y las letras , las artes. Pero cuando fui consciente de que tenia que estudiar fue con 30 años, cuando ya mis hijo mayor estaba en el instituto el de día y yo de noche El estudiaba BUB y yo FPI Administrativo y mas termine estudiando FPII técnico, Mientras Fui a un examen de Auxiliar de Clínica y saqué el título. Con casi 40 años me vi con tres títulos y en busca de trabajo. Y como siempre hay que estar a la que salta , pues encontre este trabajo que hoy sigo de auxiliar. Lo mismo hicieron mis hijos pero en su edad estudiar lo que deseaban. El mayor es Ingeniero, no trabajo de ingeniero. Trabaja haciendo paginas Web y es informático en una empresa de Fisioterapia Online. os pongo el enlace por si os interesa ver lo que allí se cuece. Un gran negocio para sus jefes los hermanos Junquera de Bilbao. Mi hijo lleva mucha parte de ese éxito. http://fisioterapiaonline.com/
    El pequeño estudió Desarrollo de Mecanizado y está encantado con su trabajo en una empresa que está muy estimado, por su valía. Así que hoy en dia a veces es tener suerte como están los trabajos hoy en día. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es que en tu ´poca era difícil y muchos niños tenían que trabajar, pero mira, luego pudiste formarte y elegir un trabajo que aún conservas.
      Qué bien que tus hijos eligieran estudios que les gustan y además trabajen en algo que les llena, es una suerte. Y además les valoran, eso es genial.
      Unbesito y me alegra mucho que tuvierais tanta suerte.

      Eliminar
  17. Me ha encantado la reflexión de hoy porque tratas la vocación no sólo en el trabajo, sino en un sentido más amplio. Aunque también pienso que hay muchas personas que pueden hacer bien un trabajo que no es su vocación. O que no tengan vocación por algo concreto... o que no la encuentren en toda su vida (me parece que va a ser mi caso -.-'). Aunque desde luego hay profesiones en las que es mucho más importante que en otras (como las sanitarias o las de educación).
    Y lo de la vocación de ser padre/madre desde luego es una cuestión que todo el mundo debería hacerse... y la mayoría no hace, por lo visto.
    Un besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!1
      Me alegra mucho qu ete guste el enfoque.
      Mujer, exagerada, seguro que sí que encuentras vocación, es que a veces uno tarda más.
      Eso creo, hay profesiones en las que la vocación es primordial.

      Y lo de ser padres ni te digo, no hay que tener hijos por tener, eso es algo para toda la vida y hay que valorarlo.
      Besitos.

      Eliminar
  18. En este caso yo no sé exactamente que pensar.
    Creo que nunca estudiaría una carrera sin apenas salidas sólo por vocación, pero creo que tampoco trabajaría en una que se necesitase vocación tipo en sanidad o educación si no la tengo. Un término medio. Porque de algo hay que vivir pero que quieres que te diga, prefiero ser "infeliz" poniendo tuberías que amargarle la vida a un paciente, por ejemplo.
    Yo estudié algo por vocación y ahora que veo la realidad que hay ya no la siento tanto y la verdad no me importaría trabajar de casi cualquier cosa con tal de ser algo estable, como si es moviendo palés de obras.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es que lo de las salidas es tan relativo!!!
      Yo conozco gente que estudió cosas sin salidas y trabaja en lo que se preparó y gente que estudió carreras con salida y en ese momento se saturaron y no encuentran, hay de todo.
      Ayyyy, lo que dices pasa mucho pero sino hubieras estudiado es probable que ahora estuvieses lamentándote y arrepentida.
      Un besito.

      Eliminar
  19. hola gema! qué ilusión que hayas escrito una entrada sobre el tema que te sugerí!! :)
    en mi colegio tenían lo que se podría llamar "ingenieritis", a la hora de orientarnos para elegir carrera. para los que éramos buenos en las asignaturas de ciencias desaconsejaban carreras teóricas como ciencias matemáticas o físicas. tenían la idea peregrina de que las ingenierías tienen más salidas, cuando es es algo muy relativo y cambiante, como bien has dicho. por otro lado, una ingeniería no es "como una carrera de matemáticas o de físicas sólo que más versátil". una ingeniería tiene otro espíritu totalmente diferente, y unos alumnos con otro perfil y otras motivaciones totalmente distintas a quienes eligen exactas o físicas. y ésa es otra, eliges una carrera que no te hace mucha gracia y tendrás tanto en la universidad como en el trabajo compañeros con los que no encajas ni con calzador.

    hay profesionales de la sanidad muy desagradables, y es que tratar con pacientes todos los días es duro, nadie dijo que fuera fácil. para eso hay que tener vocación. igual que para ser profesor. y no digamos para ser padre o madre. hay cosas que son difíciles pero quieres hacerlas, en eso consiste la vocación.
    me ha encantado tu entrada, coincidimos 100%. besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema!!!!
      Encantada de aceptar tu sugerencia, todo me llevaba a ella,jejejeje.
      Lo de la ingenieritis pasa mucho, en el de mis hijos también insistían, todas las salidas a ver universidades eran a las de ingenieros y las carreras teóricas estaba infravaloradas.
      Y ocurre justo lo que dices, que los compañeros de ingeniería son muy distintos, tienen un espíritu diferente, como dices tú. Menos mal que mis hijos no se dejaron liar porque habrían acabado frustrados, mejor que uno haga lo que le guste, aunque se equivoque.

      Lo del al medicina es así, conlo triste y vulnerable que está uno cuando está enfermo, si encima te tratan mal o sin muchas contemplaciones, pues es aún peor.

      Y la paternidad ni te digo, se necesita mucha vocación.

      Un besito, me alegra mucho que te guste la entrada y ni te digo coincidir.
      Besossssss. :)

      Eliminar
  20. Hola. interesante pregunta la que plantea Chema y tu nos invitas a la reflexión. Coincido contigo en que es esencial estudiar o trabajar en lo que realmente nos guste y nos haga felices porque sino seremos unos frustrados y no valoraremos nuestra vida. También creo que lo de ser padres es una vocación aunque en una determinada época se tienen hijos por ''obligación social''. Así vemos a niños ''salvajes' y a padres que pasan de todo. La vocación es esencial en todas las facetas de nuestra vida. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!1
      Claro, tiene que gustarnos aunque a veces la vida nos lleva por otros derroteros.
      Ser padre es vocacional y jamás deberíamos tener hijos por obligación social, eso es muy triste.
      Ayyyy los niños salvajes con padres que pasan de todo me sacan de quicio.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  21. Qué buena reflexión Gema!! No puedo estar más de acuerdo contigo. Para determinados trabajos hay que tener vocación si o si. Una amiga de mis suegros se encontraba mal. Fue varias veces a su doctora de cabecera y no le solucionaba nada. Después de ir más de 10 veces se acercó a un hospital. Tenía leucemia. Su doctora de cabecera le decía que quería la baja para no ir a trabajar. Lamentable.

    Yo conozco muchas chicas que también han estudiado magisterio porque "es lo fácil" y creo que ser profesor/a sin vocación es lo peor del mundo. También conozco gente con depresión por no haber estudiado lo que quería sino lo que querían sus padres...

    En fin, un mundo.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Me alegra ver que estamos de acuerdo.
      Madre mía, no detectar una leucemia porque una doctora te acusa de querer pillar la baja para no trabajar...es que es de pena, de verdad.
      Me da mucha rabia que la gente estudie magisterio sin vocación, luego son los que ante un caso algo enrevesado o con cualquier cosa que no es grave un niño sea un claro fracaso escolar.
      Un besito.

      Eliminar
  22. Para que se pueda realizar a gusto y estar motivado en un trabajo, o lo que sea, coincido en que debe ser fundamental tener vocación, de lo contrario, nunca puede ser satisfactorio lo que deriva de él, como el caso que expones del médico de tu familiar, no escucha seguramente porque eligió con poca o nada vocación y preferiría estar haciendo otra cosa.

    Está genial la reflexión de hoy, Gema. Nos toca a todos el que los demás estén haciendo lo que verdaderamente les gusta.
    ¡Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mila!!!!!!
      Eso creo yo, hay que estar motivado, para lo que sea.
      El médico que te digo claramente prefería estar haciendo otra cosa, eso se nota.

      Me alegra que te guste la reflexión.
      Muchos besos.

      Eliminar
  23. Una reflexión profunda como las que siempre nos haces...hay mucha verdad en la mayoría de las respuestas nuestras como siempre cada caso es un mundo.
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, es que cada caso es un mundo pero creo que aunque sea a modo de hobbie hay que intentar hacer lo que nos gusta.
      Besos guapa.

      Eliminar
  24. Es un post para reflexionar verdaderamente. Después de mucho pensarlo, llegué a la conclusión de que mi vocación es ayudar a los demás y la forma en que lo manifiesto es la docencia. Disfruto de los logros de mis alumnas y aunque con el tiempo cambié "de forma" sigo en contacto con la enseñanza y eso que me dijeron que "me iba a morir de hambre" y algunos menos floridos como "pero en serio ¿qué vas a estudiar?". Bien: yo estudié Letras en serio y amo enseñarlas. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula!!!!!
      Siiii, tu vocación es claramente ayudar, es que se nota.
      Pues ya ves, se equivocaron, al menos por ahora no te has muerto de hambre.
      Un beso grande y me alegra que siguieras tu vocación.

      Eliminar
  25. Tienes toda la razón en lo que dices, hay muchas personas que estudian algo o están en un trabajo porque es bien pagado cuando solo los motiva el dinero y no el dar un servicio o hacer las cosas con pasión. Yo que soy química he tenido algunas dificultades para conseguir un trabajo de lo que estudié, todavía estoy buscando pero mi hermana mayor siempre dice que yo tengo la culpa por haber estudiado algo que no tiene mucho campo laboral, pero no iba a estudiar algo solo por tener un trabajo seguro si no me gusta.

    Por lo pronto la necesidad obliga a trabajar en otras cosas, confieso que a veces estoy algo desmotivada pero que se le va a hacer.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, a veces hay que trabajar en lo que se puede pero has hecho muy bien en estudiar lo que te gusta aunque encontrar trabajo sea difícil.
      Seguro que pronto encuentras de lo tuyo, no te desmotives.
      Besos guapa.

      Eliminar
  26. Bueno ya sabes que yo estoy en ello, jeje. Encontré mi vocación tarde, es cierto, pero la he seguido y ya estoy en ello, también es verdad que he tenido una suerte increíble que antes de acabar ya me han fichado. Lo que te puedo decir es que llevo trabajando desde los 20 años en cosas que no me llenaban y que la primera carrera que hice nunca me dijo nada y ahora trabajo en lo que me gusta y soy la más feliz del mundo. Y sabes cuánta gente me dijo eso de "de psicóloga no vas a encontrar trabajo"??? Muchos, ahora se están comiendo sus palabras y yo, pues eso, feliz de la vida.
    P.D. yo también tengo vocación de mami desde que era pequeña, y aunque no lo haya podido ser, ejerzo con to Cristo, trato a todo el mundo en plan mami, jeje no puedo evitarlo ;-)
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, a veces se tarda, tampoco hace falta encontrarla a la primera, pero has tenido la suerte que te mereces.
      Pues mira, ahora todos los listos que te decían que no ibas a encontrar ahora se comen sus palabras,jajaja.
      Ayyyy, es que lo de mami depende de tantas cosas, pero y verás, te ha empezado a cambiar la suerte y pronto nos estás dando una noticia, ya verás.
      Besos guapa.

      Eliminar
  27. Yo creo que la primera opción siempre debe ser seguir la vocación. Para cambiar de idea siempre hay tiempo.

    Lo mío es todo vocacional jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!
      Eso creo yo, siempre hay tiempo de cambiar de idea.
      Jajaja, es que tú eres una vocacional absoluta.
      Besos guapa.

      Eliminar
  28. A mí es que me cuesta saber qué es la vocación... Yo descubrí la medicina después de meterme en otra carrera que pensaba que me gustaría (y no me disgustó, pero tampoco me caló del todo).
    He leído algún comentario por ahí arriba que dice que es que hay jóvenes a los que no les interesa nada... Siempre ha habido... pero es que yo creo que te plantas con 18 años a elegir de pronto algo de lo que no tienes ni idea... Yo era buena estudiante y con 18 años no tenía ni idea de qué me gustaba y qué no... para mí elegir carrera fue un completo show. Elegí por descarte y al final casi al pito pito gorgorito... y no precisamnte porque fuera una pasota de la vida... Curiosamente solo sabía lo que no quería hacer (entre otras cosas, medicina... y ya ves... ) Es una decisión muy compleja en la que creo que los padres y la gente del entorno simplemente tiene que appoyar sin presionar. Y si se equivoca... ¡¡se rectifica!! (y apoyar mucho) Yo he tenido un primo y una compañera de piso, que ambos empezaron una ingeniería y al año la dejaron. Y de pronto... empezaron derecho y súper felices los dos. Porque es que no es fácil... Y yo en realidad lo mío, lo considero una rectificación.

    Ahora... tú estudias una carrera y te encanta... pero la realidad laboral puede ser diferente. Jamás durante la carrera me arrepentí de estudiar medicina. Ya en 5º me entró un poco de vértigo. Ahora de residente... he tenido mis momentos de "¿y si hubiera hecho otra cosa?". No es que no me guste, me gusta mucho... Pero la realidad es vivir en un estrés constante, dedicando una cantidad de tiempo tremenda (dentro de tu jornada, fuera de ella... el día que pierdes de la guardia más el día y medio que pierdes en parecer una persona normal... ), con un sueldo que... en fin (que sí... es sueldo de residente, y no digo que seamos más que nadie... pero no siempre es fácil pensar que hay quien cobra más por trabajr en un supermercado, con todos mis respetos, de verdad, pero hay momentos de desesperación en los que te planteas que al final... ¿todo para qué? Si el dinero no te importa, pero si es que ya ni siequiera es un incentivo...) Nada de eso me parece justificación para tratar mal a un paciente.
    Pero la verdad, y solo hablo de lo mío... es una profesión muy exigente para lo que se recibe a cambio (muchas veces malas palabras, miles de actitudes a la defensiva de la gente, incluso cuando estás intentando ser súper-amabilísimo... No sé... yo hay días que me voy sin ganas a mi casa, la verdad. Sí, antes era lo más, pero ahora mismo, al menos en España, el reconocimiento es bastante escaso. Y no pido alabanzas, pero es verdad que a mí me hacen falta cosas "muy tontas" para pensar que merece la pena. A mí que me den las gracias en urgencias me alienta mucho más que cualquier otra cosa.
    Y ahora estoy fuera de mi especialidad, pero supongo que al llegar ahí, el otro gran incentivo es seguir la evolución de un paciente, y celebrar cada caso que va bien como si fuera de una familiar... E intentar no pensar demasiado en los que no van bien para poder seguir luchando por el resto.

    Igual me pillas en un mode bajón. Alguna vez he sido "seca" con algún paciente (más con algún familiar que con el paciente en sí) por actitud (como reírse en mi cara de lo que estoy diciendo), pero creo que jamás he tratado mal a ninguno y espero no hacerlo nunca. No tiene justificación.

    Pero está bien que se sepa cuál es la realidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene!!!!
      Me encantan tus supercomentarios.
      Claro, no siempre sabemos lo que queremos y menos a los 18, pero si hacemos algo que no nos gusta lo mejor es hacer como tú, rectificar.
      Se nota que lo tuyo es vocacional, y entieno lo que dices. Tu sueldo en comparación con otros trabajos con muchísima menos dedicación es pequeño y claro que es exigente y agotador, pero estoy segura que tú no ye quitas de en medio a la gente como lo que yo vi con mi familiar. No es lo mismo lo que dices, si están a la defesiva o si se ríen en tu cara de lo que estás diciendo e parece lógico que seas seca, pero te aseguro que en este caso mis familiares son de los que dan las gracias, intentan no molestar y auqnue la mayoría de los médicos que hemos tenido estps días son maravillosos el de cabecera es para matarlo, se nota que no le apetece estar donde está, sin más.

      Noooo, no estés de bajón que tú eres maravillosa, y contestas mis preguntas bobas incluso estando ocupada.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  29. Qué buen tema has elegido para tu reflexión y qué acertado me parece todo lo que dices, Marigem :)) De vocaciones a contracorriente sé un poco, y quizás por eso me ha gustado especialmente tu entrada.

    Yo me licencié en medicina más por deseo que mis padres que por el propio (yo quería hacer periodismo pero no había en mi ciudad y a mis padres les dió miedo "perderme de vista" con dieciocho años). Como era muy buena estudiante y no se me ocurría qué otra cosa estudiar, pues hice medicina. Disfruté mucho con la carrera, siempre me ha parecido muy interesante y no tuve mayores problemas para sacarla, pero nunca he ejercido porque no me gusta. La gente no entiende que tenga una carrera como esa y no me haya dedicado profesionalmente a ella. Ya me cansé de explicarlo, yo soy feliz siendo ama de casa y lo que piensen los demás me trae al fresco.

    Y respecto a los niños otro tanto. En cierto momento mi marido y yo decidimos no tenerlos. Mi familia lo aceptó bien, pero la suya no tanto. Tenemos muchos sobrinos por ambas partes y nos gusta ejercer de tíos, pero no de padres. Es algo que tampoco entiende todo el mundo, pero nosotros hicimos lo que consideramos mejor y nunca nos hemos arrepentido, nos critique quien nos critique.

    Podría ponerte muchos ejemplos cercanos que corroboran lo que ya dices tú en el post, así que no alargaré más mi respuesta. Solo decirte que me encantan los jueves, y es porque hay una nueva reflexión tuya :))

    Un besito y feliz tarde viernes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡¡Eres médico!!!!!! Nunca lo habría imaginado, me imaginaba que habías estudiado historia o bellas artes, no sé, otra cosa,jejeej.

      Me parece maravilloso que eligieras lo que te gusta, no hay una profesión mejor que otra, y quien no entienda que la medicina no te llena y no has ejercido solo para quedar bien pues...peor para ellos.

      Lo de la maternidad/paternidad lo describes muy bien.
      No es ni mejor ni peor ser madre o padre, eso no te garantiza la felicidad. Pero serlo por obligación muchas veces es una carga y las consecuencias las pagan los hijos.

      Me ha encantado conocerte un poco más, eres una caja de sorpresas.
      Besos.

      Eliminar
  30. Yo nunca he logrado comprender que alguien renuncie a su vocación, de verdad te lo digo. No siempre se tiene clara, eso es cierto... pero en el momento en que uno sabe lo que quiere debería ir a por eso. Siempre va a tener como consecuencia que seamos más felices, eso sin duda. Yo ahora sigo luchando por trabajar de mi vocación, aunque sin perder lo que me da de comer. Obvio, tampoco esto es el país de la piruleta y los sueños, aquí nadie regala nada... mejor que nadie sabes tú eso. Y creo que sí, que ser padre DEBERÍA ser vocacional... creo que hay mucha gente que lo hace sin estar del todo convencidos, y así salen los monstruitos que hay ahora por todas partes.
    ¡Buen finde Marigem!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Eso creo yo. A veces pasan cosas y claro, de algo hay que vivir pero si todo va normal y tenemos una vocación clara hay que seguirla y luchar.
      Un profe frustrado es una desgracia para los alumnos.
      Y los padres...es horrible tener hijos porque toca, suelen ser unos montruitos, cierto.
      Muy feliz finde!!!!! ;)

      Eliminar
  31. Yo creo que todo hay que hacerlo por vocación o al menos la primera elección, luego ya veremos si realmente te gusta o si no tienes la suerte de poder ejercer de lo que querías...

    Pero también te puede pasar que encuentres "la vocación" en algo que no esperabas. Por ejemplo yo siempre cuento que no quería ser madre, de repente quise y lo fuí y te aseguro que no hay nada que disfrute más que el estar con mis peques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, al menos hay que intentarlo y si no nos gusta pues se cambia.
      Lo de madre a veces llega tarde, pero si hay ganas es genial, lo malo es cuando esa vocación que a ti te llego no llega y se tienen hijos porque toca y es el momento, hay ya la cosa cambia.
      Yo también tengo vocación de madre total, jejejeje.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  32. Espero la pronta recuperación de familiar Marigem y tenerlo pronto en casa, los hospitales son agotadores tienen algo que nos absorve la energía.
    Chica no se que decirte porque creo que coincido totalmente,tenemos que vivir cara a nosotros lo de tu amiga con la limpieza me quito el sombrero, en según que familias hay que tener mucho valor para ser libre y decidir lo que uno quiere.
    También nos puede presionar el entorno pero cuando en casa nos apoyan todo lo demás pasa a un segundo plano.
    No es lo mismo ser un mal médico o profesor que un mal peluquero, lo primero no es sólo perjudicial para ellos sino para los demás.
    Besines guaperrima

    ResponderEliminar
  33. Muy de acuerdo! Las profesiones que nombras, sobre todo lo que tenga que ver con la salud y la educación, para mí es sagrado. Yo me di cuenta de mi vocación ya de más mayor, pero menos mal que estudié y trabajé de administrativo... y aunque dicen que lo hacia bien me di cuenta con el tiempo que no era feliz con ese trabajo. Muy buen post preciosa. Un besito

    ResponderEliminar
  34. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Está claro que hay situaciones complicadas, de necesidad, en las que lo importante es conseguir salir adelante, pero creo que hay que intentarlo. La vida pasa demasiado rápido como para permanecer encerrados en la cárcel de las expectativas que se tienen sobre nosotros. Hay que intentar ser felices. Un besito!!

    ResponderEliminar