jueves, 11 de agosto de 2011

Detalles baratinos para comuniones y otros eventos


¡Hola a todas! Últimamente escribo algo menos en este blog, pero no creáis que me he olvidado de vosotras, simplemente es que he tenido poco tiempo. Pero me encanta compartir cositas y experiencias así que aquí estoy otra vez, intentando aportar alguna idea. 
Hoy me he acordado de la cantidad de veces que tenemos que dar algún detalle para invitados, ya sea en bautizos, bodas, comuniones e incluso cumpleaños, y aquí es donde podemos nosotros ahorrar, haciendo cosas bonitas e imaginativas, evitando ir a tiendas donde venden detalles preciosos pero que casi siempre se nos salen de presupuesto. Así que os contaré alguna de mis experiencias por si os dan alguna idea, aunque vosotras utilicéis otras cosas, eso ya depende de vuestro gusto.

  Cuando bauticé a mis hijos, hace ya mucho, celebré una sola ceremonia porque son bastante seguidos (se llevan un año)y me pareció la mejor opción, ya que a mí me salía más barato y los invitados no tenían que dar dos regalos ni comprar ropa dos veces. Y por supuesto, fue una celebración muy familiar, pero a pesar de todo éramos bastantes, pues ya he dicho por ahí que tengo muchos sobrinos y muchos cuñados.
  En aquellos días no había tantas cosas como ahora, ni venta por Internet, ni apenas tiendas de chinos y yo, en todos los bautizos a los que había ido vi como las mamás o madrinas entregaban objetos caros con la fecha y el nombre grabado, y en el fondo todos los regalos eran iguales, una cigüeña o algún muñequito así, que costaban un ojo de la cara y no estaban nada personalizados.
    A medida que se acercaba la fecha, yo estaba empezando a desesperarme porque tenía el dinero muy justo y muchos regalitos que entregar, así que me propuse un plan. Cada día, con los niños en su cochecito, mi madre y yo recorreríamos una parte distinta de la ciudad, buscando tiendas baratas que nos proporcionasen lo que yo buscaba. Y después de varios días de caminar sin parar, y de entrar en una tienda y salir desilusionada, descubrimos una tienda de las que entonces se llamaban ”de veinte duros”, que eran el equivalente a los chinos, que liquidaban. Al leer esto vais a pensar que yo solo compro en liquidaciones, pero es que cuando uno tiene que comprar cantidades grandes y tiene poco dinero suelen ser una opción buenísima. Y dentro de la tienda encontré unas figuritas de resina muy bonitas, con  motivos infantiles muy tiernos que además se salían de la típica cigüeña que a mí ya me aburría. La única pega era que no los había todos iguales, así que después de pensar decidí innovar y los cogí todos distintos, y al llevar bastantes, me hicieron un precio estupendo y por lo que me costaba una figurita convencional en cualquier tienda, yo me llevaba cuatro. 
Como me habían salido tan baratos, fui a una librería de esas de toda la vida,de las que realizan también recordatorios de comunión, y me enseñaron unas cajitas de cartón con dibujitos de bautizo que servían para meter detalles, y allí mismo me indicaron que si me llevaba una cantidad grande, les grababan el nombre y la fecha gratis. Así que las encargué, y en cada una metí la figurita que me parecía más apropiada para la persona que la iba a recibir, por ejemplo, a una de mis cuñadas le regalé un gatito en una barquita porque le encanta el mar, a otra un osito en una cuna porque acababa de ser mamá, y así todas, y metí también unos caramelos y las presenté muy bonitas, y lo mejor es que con todo no me costaron ni la mitad de lo que costaba un detalle normal.

En las comuniones de mis hijos, mucho después, me pasó algo parecido. Tenía demasiados detalles que entregar y poco dinero, y además, me había entrado la vena de “igualdad” y también quería dar un detalle a los hombres, porque en todas las comuniones a las que había ido a ellos les daban un puro y a las chicas un detalle, y yo quería ser original. 
Y un día, en el Carrefur, vi unos packs de minibotellas de vino muy baratos. Eran seis botellas, Rioja y de una buena cosecha, y estaba a tres euros el pack porque eran botellas pequeñas y no eran capaces de venderlas, y como solo les quedaban tres packs las liquidaron. Y yo, sin dudar, las cogí. Eran unas botellas preciosas, pequeñitas pero ideales para un detalle, así que preparé unas etiquetas con el nombre del niño y la fecha y se la puse al cuello de las botellas con un lazo rojo, y por unos setenta céntimos ya tenía detalle “masculino”.
     
Al ser una ocasión tan especial quería dar un buen detalle porque además era solo familia directa, eran padres, abuelos, bisabuelos, y esa vez no me salió la vena tacaña que otras veces me acompaña, pero claro, tenía que hacerlo con un presupuesto limitado. 
Y aún me quedaban las chicas, y entonces, un día, en una juguetería que vendía un poco de todo, vi unas cajitas de un material parecido a la resina, con animalitos en relieve en la tapa y eran todas en colores pastel. Eran muy bonitas y baratísimas, así que las compré, y mediante una distribuidora de Avon, compré muestras de perfume y de barra de labios, que me salieron casi regaladas. En la cajita puse, así de un modo un tanto “cásual”, la barrita y el tubito de perfume, un poco inclinados, y al lado, un jaboncito de animalitos, y lo que hice fue poner el mismo animalito que venía en relieve en la tapa de la cajita, por ejemplo, si en la caja había un patito, el jabón también era un patito, lo cual me hizo dar bastantes vueltas para encontrarlos, pero mereció la pena, y una vez preparados los envolví con celofán de dibujitos y con el lazo enganché una etiquetita como las del vino.
 Aún me quedaba dinero para algo más, y en una tienda de chuches vi unas bolsitas de plástico a 10 céntimos, eran estrechitas y cabían algunos bombones, así que allí mismo compré bombones al peso, y en un súper compré una cajita de bombones baratos, y combinando, preparé un paquetito para cada invitada, cerrado con el lazo sobrante de las cajitas.
    Ahora me quedaban los recordatorios con foto, y la verdad es que esos me los pagaba la madrina, pero al ir a buscarlos, la fotógrafa nos comentó que nos cobraba un euro con cincuenta por envolverlos. Pero ese precio no era por todos, no por todos, no, era un euro con cincuenta por cada uno, y cuando nos enseñó uno para que viéramos como quedaban, yo me negué, porque me parecía un abuso hacer a la madrina pagar ese dineral pues eran 25 recordatorios. Fijándome bien en lo que había visto me fui a una librería a por un pliego grande de celofán con dibujitos muy muy menudos en blanco, y en unos chinos que había enfrente compré un rollo de lazo blanco y un manojo de margaritas artificiales que me habían costado sesenta céntimos. En casa mi hija escribió una dedicatoria en cada recordatorio, personalizada según para quien fuera, abuelas, bisabuela o tías, y yo lo envolví con el celofán, y lo cerré con el lacito blanco, y justo en el nudo enganché una margarita blanca del pomo que había comprado y que fui deshaciendo con unas tijeras. Para mi hijo al año siguiente hice igual, pero los recordatorios eran en blanco roto o crudo así que el celofán y el lazo eran en crudo y la flor era un capullito de rosa en crudo. En el fotógrafo me costaban estos envoltorios más de 37 euros, y yo lo hice por cinco, así que menudo ahorro. 
Y en los detalles de mi hijo, en lugar de las cajitas con las muestras encontré unos costureros que venían en unas cestas en forma de patito y yo les cambié un poco el envoltorio y añadí unos alfileteros, y me quedaron muy bien, y con los bombones  hice lo mismo. Todos los detalles, tanto figuritas como vino, bombones y recordatorios los metí en diferentes cestas forradas con tul, y así, además del comulgante, los hermanos y primos ayudaron a repartir y todos se sintieron importantes ese día. 
Lo mejor es que pude regalar muchas cositas a mi familia sin gastar demasiado, lo único malo es que se necesita tiempo para mirar porque no siempre se encuentran chollos a la primera. 
En la foto de la entrada os he puesto los recordatorios (uno de ella y otro de él) y el costurero de la cesta en forma de patito, lo que pasa es que tienen ya tanto tiempo que el envoltorio se ha chafado y la margarita original se perdió y tuve que poner una un poco cutre para conservarlo, en su momento eran mucho más bonitos. Además, no tengo ni las botellas ni los bombones, y la cajita con las muestras está sin envoltorio ni nada, pero aunque no estén muy bien, sirven para que os hagáis una idea.
    
   Otra vez, en el cumpleaños de mi hija, quisimos dar un detalle a las invitadas porque  eran amigas de siempre y queríamos que tuvieran un recuerdo de ella, pero yo no podía gastar mucho porque sino no me quedaba casi para hacer una fiesta. Pero después de mucho mirar, en una tienda de la que ya os he hablado pero que para mi desgracia ya cerró, que se llamaba El rincón de María, encontré unas cajitas azules preciosas, eran de cartón pero imitaban terciopelo o algo así,  y dentro traían un frasquito de cristal chiquitín para guardar colonia. Las cajitas costaban setenta céntimos, y yo podía gastar más o menos un euro por invitada, así que las cogí  y en casa rellené los botes con una colonia de rosas de esas de litro que venden en las perfumerías Frascos y que son muy baratas y que yo suelo tener en casa, y quedaron muy bien y apropiadas para niñas jovencitas que ya no quieren colonias infantiles pero que no están en edad de perfume. 
Dado que me habían costado poco, aún podía dar algo más, así que cogí unas bolsitas como las de la comunión para los bombones y metí solo cuatro bombones por invitada, pero al ponerlos con un lacito y entregarlos con la colonia quedaron genial. La pena fue que ya no había más frascos de colonia en la tienda porque eran un complemento ideal para cualquier evento. 
Así que si tenéis comunión o bautizo a la vista, no compréis detalles en tiendas especializadas porque os saldrán carísimos. Hacedlos vosotras que son más baratos y personalizados. 
Hoy no quiero aburriros más, pero otro día os cuento otros detalles que he preparado, por ejemplo, centros con flor seca, con flores que nosotros podemos secar en casa y que en cualquier recipiente quedan muy bien. 
Otra vez, preparé recipientes de cristal con bombones y quedaron muy bien, y buscando podemos encontrar recipientes baratos, y a la gente le gustan. 
Y por último, un detalle infantil que di en una ocasión, creo que fue de detalle de cumpleaños, un recuerdín para los invitados, y como eran todo niños, y a todos les gustaba el fútbol, compré unas huchas en los chinos, unas del Madrid y otras del Barcelona y las rellené de caramelos y las envolví aparentes y a los críos les gustaron mucho, a cada uno se lo dimos de su equipo y quedaron muy bien. 
Lo único que tuve que mirar fue que pudieran abrirse para meter los caramelos porque las huchas de lata a veces no se pueden abrir, así que yo busqué una con tapa.
    Por hoy os dejo, próximamente os iré contando otros detalles que he preparado o regalitos baratos que podemos hacer para quedar muy bien. Ahora de verdad que no os aburro, así que mil besos y a seguir disfrutando del veranito. Hasta prontooooo.

8 comentarios:

  1. Marigen, tus ideas son muy originales, me imagino con todo el cariño que has hehco cada cosa, yo la verdada para las manualidades no se me da mucho, que te parece si en tu blog muesras como hacerlo seria genial incluyes fots paso a paso y nos damos una idea mejor de lo que podemos hacer, un beso guapa y otro dia hablamos. bye.

    ResponderEliminar
  2. Esa es mi idea para un futuro próximo, porque claro, las cosas que os cuento fueron hechas hace tiempo y en aquellos momentos ni tenía blog ni nada, así que no tengo fotos, pero las siguientes cosas que haga intentaré hacerlas con foto para explicarlo. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  3. Hola marigem, me encantan tus trucos e ideas. Cada día paso por tu blog para ver si lo has actualizado. A mi también me encantaría ver fotos para ver como te han quedado tus maravillosos regalos, porque tienes razón en todo lo que dices. Yo tengo unos amigos que su situación económica actualmente está fatal y sus hijos (tienen 4) son mucho más felices que otros niños que tienen de todo....

    Un beso y sigue así!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tus palabras, a mí me ocurre igual con tu blog, me gusta mucho lo que haces. Por mi parte, las cosas que haga en el futuro quedarán inmortalizadas con la cámara, lo que ocurre es que de momento estoy hablando de cosas que ya hice y claro, no tengo una máquina del tiempo para recuperar esas imágenes.Besos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Tus ideas son geniales!! A mi jamás me se ocurrirían, me encantaaa!! sin duda tomaré nota.

    Muchooos besitooos!!
    http://algomasquemaquillaje.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Me gustaron mucho tus ideas,super mañosa .un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...