jueves, 20 de septiembre de 2018

Reflexión: septiembre

Jueves reflexivo: llegó septiembre

Hola a todos y muy bienvenidos. Un día más nos vemos con mi post improvisado, con un café calentito, mis pensamientos y mucho silencio. Y sin más rollo empezamos.
Estaba pensando en algún tema cuando a mi mente han vuelto momentos vividos estos últimos días, así que se me ha ocurrido hablar un poco de lo mucho que me gusta el mes de septiembre.

En Asturias septiembre siempre es un gran mes; los días aún son largos, hace sol, calor y se puede disfrutar a tope.

También está la vuelta al cole, las carreras y los madrugones pero a mí me gustaba volver al cole, el olor a libro nuevo, estrenar estuches y libretas y reencontrarme con mis amigos.

Hay de todo y todo bueno. 

pedir-deseo-soplar-flor


Ayer por ejemplo fue uno de esos días en los que todo sale bien, de esos que a veces incluso dan miedo porque tanta perfección llega a asustar, como si fuera la antesala de algo malo.

Por la mañana pude estar en la playa desde bien temprano, pasear por el agua, tomar el sol, reír, hablar, seguir paseando...

playa-gijon


Y por la tarde nos fuimos en familia a distintos sitios, prados verdes en los que pudimos tumbarnos para ver el inmenso cielo azul, soplar flores pidiendo deseos, buscar rincones realmente mágicos, lavaderos llenos de musgo donde quizás viva alguna xana...

lavadero

lavadero

Y terminamos la tarde tomando unas cervezas en una terraza rodeada de prados y montes, comiendo patatitas de bolsa, malísimas pero que de vez en cuando están de vicio y hablando de todo un poco, recordando algunos ataques de risa en los peores momentos, riéndonos con mis meteduras de pata...en definitiva, disfrutando. No es que hayamos hecho nada especial pero fue un día muy especial, de esos en los que de noche sigues con estrellas en los ojos.

cerveza

Y es que a veces el final de algo es el principio de otro algo muy bueno, y en este caso el final del verano, que me negaba a aceptar(para mí el verano no acaba el 21 de septiembre, acaba el día de la vuelta al cole), me está sumergiendo en unos días estupendos.


Y también me ha dado por pensar en lo chulo que es a veces hacer cosas aunque no sean necesarias, ni sea siquiera un  ahorro o algo que nos ayude, es genial hacer algo por hacerlo, sin más.

Yo por ejemplo tengo muchas moras en la finca familiar, siempre que vamos recolectamos muchas y no necesito ir a otros sitios a buscar más. Pero desde que era pequeña vamos a un lugar que yo digo que es mi sitio secreto, que no es secreto pero no es muy conocido y me gusta imaginarme que es algo muy nuestro, y pasamos la tarde recolectando, paseando entre matorrales, zarzas y conversaciones, y merendamos junto a un pantano mientras el sol se oculta. Al final lo de menos son las moras, pero esas tardes siempre fueron mágicas y quiero seguir manteniendo esa tradición.

Ainnnns me he atascado, ayer me acosté tardísimo(solo a mí se me ocurre ver la gala de OT) y no rijo, jejeje.

Bueno, pues que septiembre me encanta; los días siguen siendo largos, hace sol, la playa está tranquia y apetece pasar allí horas y horas, sigo comiendo ensaladilla rusa y helados, cogemos moras y el cielo sigue siendo inmensamente azul.

Pero por otro lado vuelve la rutina, aparecen los nuevos horarios, el orden y los reencuentros y eso también es bonito.

Esa amalgama de orden y desorden, de paseos bajo el sol y de momentos de estudio, de reencuentros y despedidas porque algunos se van a estudiar fuera o vuelven a su casa después del verano...eso también es bonito.

En la adolescencia era el momento de decir adiós a los amores de verano, con lágrimas y mucha nostalgia, el momento de volver a ver a los amigos, de cargarse de deberes y estudios y de ilusiones ante tanto nuevo.

Y en esas estoy, disfrutando de septiembre, de tanto bueno que aún queda, de jornadas de playa, de paseos, de tardes en familia y de todo lo bueno que quiera regalarme la vida. 

Y hasta aquí el post de hoy, lo sé, no he llegado a ninguna parte pero me he animado a mí misma recordando todo lo bueno.

Mil gracias por leerme y muy muy feliz jueves.

*Me apetece poner esta canción que estuve escuchando en modo bucle en la adolescencia al terminar el verano.

 
 
 

38 comentarios:

  1. A mi es un mes que me encanta, para mi es un nuevo comenzar.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Gemma yo no reflexiono tanto como tu ni saco tantos «matices» ja ja ja, pero septiembre me parece un mes estupendo y bonito pero claro depende del lugar donde estés y del cristal con que se mira, en Valencia es maravilloso, ya no hace tanto calor, si quieres puedes seguir yendo a la playa, tenemos mucho tiempo por delante para terrazas (casi todo el año) en de ¡¡¡PM!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Jajaja, me encanta tu faceta noreflexiva, que no todos vamos a ser iguales.
      Aquí septiembre es maravilloso, también es de PM, jejeje.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  3. A mí me gusta y me disgusta a partes iguales. Me gusta que haga bueno, pero no tanto calor, me gusta la luz que tiene, me gusta que las calles estén menos atestadas, me gusta disfrutard e unos días antes de incorporarme de nuevo al trabajo. Lo que no me gusta es el ruido cotidiano, que vaya anocheciendo cada vez más pronto, la obligación tras la puerta, y alguna que otra cosita más.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las obligaciones y que anochezca pronto son los puntos más negativos. Aquí no anochece muy pronto porque al estar más al oeste hasta las nueve de la noche sigue siendo de día, pero se echa de menos que sea de día hasta las diez y media, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  4. Me alegro mucho por tí, yo cada vez llevo peor Septiembre, es la vuelta al horario de invierno, a trabajar por las tardes, a convertirme en una mamá-ogro, siempre regañando, hay q levantarse, desayunar, lavarse los dientes...siempre a la carrera. Se acabaron las tardes de siesta y piscina :-) aunque siga haciendo calor, lo que no hay es tiempo.
    Y me encanta Jason Donovan!!! q recuerdos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Con niños pequeños es un poco distinto. En mi caso en septiembre no era mamá-ogro porque a mis hijos les gustaba empezar al cole y todo lo que conllevaba, pero en octubre el cuento cambiaba y ya había que regañar para levantar, lavarse y todo lo que dices.
      Ainnnnns Jason Donovan, qué tiempos.
      Besos.

      Eliminar
  5. Septiembre es un mes que me gusta y no me gusta, me gusta porque este mes nació mi hijo hace ya 20 años y el día 25 hará dos años que vivo con mi chico, y ese día también coincide que mis padres hubieran cumplido 53 años de casados, ains.
    Lo malo que empieza a anochecer mas pronto y ya no se ven tanta gente en las terrazas de charla< animada y eso me entristece un poco, pero bueno es lo que tiene el mes de Septiembre.
    Me han encantado tus momentos, esos momentos de vida, de disfrutar, de charla, de recolectar moras, ains, cuando yo lo hacía en la finca de mis abuelos de pequeña y coger piñones y luego comerlos, ains que recuerdos me has traído Gemma.
    Espero que este mes te siga trayendo momentos buenos e inolvidables.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Cuantas cosas buenas. Este mes también es mi aniversario de boda, y habría sido el de mis abuelos.
      Aquí la gente siue en las terrazas, anochece sobre las nueve y aún nos quedan ganas que el invierno es muy largo.
      Recuerdo que me habías contado lo de los piñones, qué bonto tener ese tipo de recuerdos.
      Besos Tere.

      Eliminar
  6. me mola lo de las xanas en el lavadero. :D cuando era pequeño fantaseaba con que hubiera pitufos en el bosque...
    este verano, por unas cosas y otras no nos hemos marchado. pensaba que al acabarse el verano me iba a deprimir, porque no iba a tener esa ilusión de volver a mi casa, a mi habitación... he estado todo el tiempo en ella! sin embargo el mes de septiembre lo estoy llevando bastante bien, salvo unos días en los que estuve preocupado por la posibilidad de no tener alumnos. pero ya me han dicho que me van a llamar cualquier día de estos...
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, mi hermana y yo también pensábamos lo de los pitufos, y en un bosque de un lugar muy muy bonito jugábamos a David el gnomo, teníamos figuritas y jugábamos junto a la raíz de un árbol.

      Seguro que tienes muchos alumnos, eres un profe genial.
      ¡¡¡Besos!!!

      Eliminar
  7. Es un mes muy bonito, pero no se que me pasa que no lo estoy aprovechando. Solo un día estuve con unos amigas comiendo en su casa una paella. Los demás días de casa al trabajo y del trabajo a casa. Solo desde el 27 estaré unos días de vacaciones, todavía sin determinar donde. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen.
      A veces pasa, aprovechamos menos algunas épocas, seguro que ahora en vacavciones haces cosas geniales.
      Besos.

      Eliminar
  8. Septiembre es uno de mis meses preferidos ya no hace tanto calor y los días aun estan buenos para pasear o hacer lo que una quiera.Por cierto que a mi tambien me encantan las morasm cuando caminamos pasamos por unas zarzas que las tengo repeladas. Un beso

    ResponderEliminar
  9. A mí la vuelta al cole me resulta muy difícil. Para los profesores es como un parto. Alumnos nuevos, horario nuevo, asignaturas nuevas (muchas veces) o las mismas que ya aburren un poco. Claro que todo eso dura hasta que das la primera clase y luego ya es como si llevaras dando clase todos los días del verano. Vamos, que te acostumbras rápido.
    Este año he de decir, que estos calores fuera de todo lo normal que nos atacan, está haciendo que me resulte muy cansado. En las aulas hace mucho calor, los alumnos están inquietos y nosotros también. Estoy deseando que llueva y haga frío. Si alguien me hubiera dicho que iba a tener esos deseos le hubiera tachado de idiota. Y mira.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa.
      Claro, esos comienzos son duros, los alumnos con calor son una mezcla explosiva.
      Ainnnnns yo no quiero qu ellegue el mal tiempo, pero te entiendo.
      Besos.

      Eliminar
  10. El mes invisible, es tal el ajetreo de la vuelta. La voraz rutina nos pilla con tantas ganas que cuando te das cuenta... puf ya estamos en octubre pensando en los días que faltan para Navidad. Desde luego, un mes especial, para bien y para mal. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es cierto, es un ajetreo pero tiene taaaaanto bueno.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Nunca me gustó volver al cole. Ni siquiera el primer día. Por cierto, que entonces empezábamos a primeros de octubre. Enseguida llegaban las Fiestas del Pilar. Pero ni aún con ese aliciente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues entonces que te digo. A mí me encantaba empezar, otra cosa es el resto del curso, jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Pues por una parte me.pone triste porque es el fin del verano mi epoca favorita del año y por otra me gusta que deje de hacer tantísimo calor y empezar la rutina y el orden. Jejeje. Besos

    ResponderEliminar
  13. Ahora ya no, pero de niño septiembre era un mes de grandes cambios, y después del largo verano lo esperaba con ilusión. El primer cambio era el meteorológico, con las repentinas lluvias del fin del verano, que refrescaban el ambiente y anunciaban el fin de las vacaciones y la vuelta al colegio. Y luego la reentré al nuevo curso, estrenando libros y volviendo a encontrarte con los compañeros de clase. Ahora, con el cambio climático ya no distingues el fin y el inicio de dos estaciones seguidas. Acabas el verano con frío y empiezas el otoño con calor. El tiempo se ha vuelto loco, o más bien lo hemos vuelto loco nosotros.
    Y en cuanto a la fecha de la entrada del otoño, déjame decirte que, al contrario de lo que mucha gente cree, no es el 21 de septiembre sino el 23. Es la excepción. Primavera, verano e invierno empiezan un 21, pero el otoño el 23. Esto me recuerda a la creencia general de que el siglo XXI empezaba el año 2000, cuando en realidad fue el 2001, jeje.
    Espero haber aportado mi granito de arena, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ainnnns me has recordado mi septiembre, cuando refrescaba y volvía al cole, cuando mi escalera olía a manzana asada y canela...qué tiempos.
      Mil gracias por ese apunte, no lo sabía. Qué cierto el refrán favrito de mi madre: Nunca te acostarás sin saber una cosa más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Es el mes del año que más me gusta.. quizás porque sea mi cumpleaños..

    ResponderEliminar
  15. Cuando surgen así de bien los días no hay que cuestionarselo, solo disfrutarlo y punto. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, a mí últimamente me dan miedo peor hay que disfrutar sin más.
      Besos.

      Eliminar
  16. Yo no suelo tener preferencia en cuanto a los meses se refieren, pero si que es verdad que las rutinas van muy bien. Este año algo menos porque Nathan entra antes y esto de levantarme y que sea de noche...... le sienta muy muy mal a mi sentido del humor.

    Por otro lado, la verdad es que tengo ganas de que deje de hacer este calor insoportable y que por fin deje de sudar como un cochinillo que es muy incómodo.
    Pero vamos que de septiembre a octubre... no creo que cambie mucho la cosa, al menos en mi casa! jijijiji

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Es que ahora estás en un momento algo complicado con la edad del niño pero es un mes genial, te lo digo yo, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  17. ¡Hola!
    He recuperado el blog, pero las entradas que escribí no. Así que toca empezar de nuevo! A ver... yo estaba deseando de empezar la rutina y sobretodo, que acabe de una vez este calor que se hace ya demasiado agobiante. Sé que a muchos les gusta el verano. Porque hay más luz, es más aprovechable el día.... pero me gusta más el invierno.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que hayas recuperado el blog, es una alegría.
      Besos y a mí el invierno me gusta pero yo llevo dos inviernos muy malos.
      Besos.

      Eliminar
  18. Yo es que me resisto a dejar el mes de agosto, por ser el mes de vacaciones; jeje
    Pero de septiembre mirando hacia atrás si recuerdo la ansiedad y alegría que producía la vuelta al cole, con los libros forrados, el material escolar por estrenar; el reencuentro con los amigos no, porque vivía en un pueblo muy pequeño así que nunca nos separábamos. En definitiva es un mes de comienzo de un nuevo ciclo y de vuelta a la rutina (no sé yo si eso me termina de gustar) jajaja
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Annns es que lo de la vuelta al cole depende de tantas cosas, en mi caso apenas veía a mis amogos y claro, era una novedad.
      A mí la rutina no me gusta(excepto en comidas ciertos hábitos, claro) así que es lo malo de septiembre, pero está viniendo tan bueno qu ese lo perdono, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  19. A mi es un mes que me encanta en el fondo.
    Siento también nostalgia, porque se acaba mi época del año favorito.
    Pero es un nuevo comienzo y eso siempre es genial!
    Me alegra muchísimo que estés disfrutando tanto del mes, parece que se va a despedir por todo lo alto. Con mucho sol. También estoy aprovechando al máxima para ir al río y estar lo máximo que puedo en la naturaleza, antes de que empiecen las lluvias.
    Espero que octubre sea igual de bueno, sino mejor! Hoy por cierto ya encontré las primeras castañas en la frutería :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay ir al río es genial, nosotros a veces también vamos y se dusfruta muchísimo. Ayyyyyyyyyyy castañas, qué amravilla.
      Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...