Mostrando entradas con la etiqueta Diversión con niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Diversión con niños. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de agosto de 2016

Turismo; Parque fluvial Gijón.

Parque fluvial de Gijón; turismo en bici, caminatas y familia.

Hola a todos!!!!! ¿Qué tal el fin de semana? Espero que genial. El mío ha estado bien, empiezo mucho más descansada, he podido desconectar.

Hace mucho que no hago una entada de turismo, así que me he animado. De este tema tengo varias, os llevé a ver un auténtico Dolmen prehistórico, también fuimos a ver la zona industrial desde lo alto en la Campa Torres, hicimos la ruta del Tragamón para empaparnos de las leyendas del lavadero, nos perdimos en el Parque de Isabel la Católica, entre aves y estatuas salpicando los jardines, hicimos picnis en el Parque de los Pericones y volamos cometas en el Parque de la Providencia. Y también nos fuimos a eventos, y a excursiones a montes y lugares geniales que podéis ver en la etiqueta de turismo.

Y hoy me apetecía compartir una ruta ideal para toda la familia, que nosotros hacemos mucho en bici, pero también andando o incluso corriendo.
Y sin más rollo empezamos.

senda-fluvial-Gijón
Ir en bici es toda una experiencia.

viernes, 24 de junio de 2016

Me encanta el autocine!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


 Porque ir al cine nunca fue tan fácil; el autocine es mi solución.


Hola a todos!!!!! He rescatado este que tiene ¡¡¡¡¡3 años!!!! Pero es que el Autocine siempre está de moda.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Truco; ocio en familia con adolescentes

¿Podemos seguir compartiendo diversión con los hijos mayores? ¿Es posible el ocio divertido con adolescentes?

Hola a todos y bienvenidos un día más!!!! Temía que la semana fuera eterna después del puente pero ya estamos en el ecuador y con ganas.
Y hoy toca truco, así que se me ha ocurrido hablar de lo que podemos hacer para que nuestros hijos quieran seguir pasando tiempo con nosotros aunque sean mayores y quieran volar solos, jeje. Y esto es tan sencillo como encontrar una diversión en común desde pequeñitos para que crezca con ellos, en mi caso fue fácil; la bicicleta.

viernes, 5 de febrero de 2016

Juegos de mesa de mi infancia

Mis juegos preferidos de los años 80.

Hola a todos y bienvenidos un viernes más!!!!!!
La semana ha pasado volando, y aquí estamos de nuevo esperando el fin de semana, y este viene con premio porque es Carnaval.

Hoy se me ha ocurrido hablar de los juegos de mesa preferidos de mi infancia.

Ya he dicho muchas veces que en mi familia somos de estar mucho al aire libre, en verano casi no estamos en casa, supongo que tener una temperatura con poco calor nos permite salir a cualquier hora y yo soy de las de comer fuera(de playa o merendero) casi siempre. Y en invierno, ya que no hace un frío excesivo también, de hecho ayer de tarde mis hijos, después de estudiar hicieron una ruta en bici, yo no pude por los temas de la comunidad de vecinos Grrrr(este mes en teoría acabo, cruzando los dedos estoy).

Bueno, pues a pesar de estar poco en casa siempre he sido muy aficionada a los juegos de mesa.
Mi hermana y yo jugábamos después de comer o cenar, o antes de salir, para matar un poco el tiempo.
Y en las reuniones familiares o de amigos siempre había juegos de mesa, generalmente nuestros, porque llegamos a tener muchos.

Y precisamente como teníamos muchos solo os voy a poner mis preferidos, los que más usaba. Y sin más rollo empezamos.

martes, 26 de enero de 2016

Turismo en Gijón; Parque Isabel la Católica.

Parque Isabel La Católica; un sitio lleno de encanto.

Hola a todos.¿Qué tal estáis? Ya estamos a martes, la semana está en marcha y todo va a salir genial.
Antes de nada mil gracias por los comentarios de ayer, son tantos y siempre tan buenos que me alegran un montón así que gracias, de verdad.

Hoy iba  hablar de dos de mis parques favoritos de la ciudad, pero creo que me quedaría un post tan extenso que sería imposible, así que empezaré por uno de ellos, mi favorito desde que recuerdo.

Yo soy muy aficionada a los parques. Cada vez que voy a una ciudad siempre quiero conocer sus parques. Cuando mis hijos eran pequeños y me iba a una ciudad o pueblo cualquiera, lo hacía para que jugaran y se divirtieran, y ahora que son mayores lo hago porque me gusta, sin más.

Y ya sabéis que mi post no va a ser un post turístico al uso, es más bien un post escrito con el corazón, con los sentimientos y los recuerdos.

martes, 12 de enero de 2016

Turismo; Museo del ferrocarril de Gijón.

Museo del ferrocarril; un lugar con aromas de ayer.

Hola a todos y bienvenidos un día más!!!!!!! Me alegra mucho estar de nuevo con todos vosotros, mil gracias por el buen recibimiento que me disteis ayer con tantos comentarios, que por cierto ya están contestados.

Hoy quería hablar de un lugar de mi ciudad al que voy desde hace muchos años. Se inauguró cuando mis hijos eran muy pequeños y desde entonces hemos ido muchas veces.
Y el pasado sábado se celebró el día del vapor, poniendo en marcha antiguos trenes y claro, no me lo quise perder.
Hablo del Museo del ferrocarril de Gijón.

*Antes de seguir quiero recalcar que este post NO es patrocinado, el museo no me ha pagado nada ni sabe que existe este blog, lo hago porque llevaba mucho tiempo con ganas de escribir sobre este sitio, y ya que he vuelto hace muy poco pues me he animado.
Tenía tantas fotos que me ha costado mucho elegir pocas, y he usado solo las de la última visita para no ser demasiado pesada.

martes, 15 de diciembre de 2015

Navidad con niños en Gijón.

Cómo disfrutar la Navidad en familia en Gijón.

Hola a todos y bienvenidos un martes más!!!! Hoy vengo a proponer unas ideas para disfrutar de la Navidad si estáis en mi ciudad, pero ayer estábamos a 20 grados así que menos Navidad esto parece cualquier cosa,jajaja.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Libros de mi infancia y adolescencia.

Lecturas de infancia y adolescencia.

Hola a todos y feliz viernes!!!! Esta semana se ha pasado volando.
Lo primero mil gracias por los comentarios del post de ayer, me cuesta mucho hablar de mis hijos y me alegra saber que os ha gustado.

Hoy me apetecía hacer un post nostálgico pero a la vez alegre, y se me ha ocurrido hablar de los libros de mi infancia y de mi juventud.

lunes, 23 de febrero de 2015

Tardes caseras con niños;dos experimentos molones.

Dos experimentos fáciles y divertidos.

Hola!!!!!!!! Otro fin de semana que se nos ha ido volando, y de nuevo nos vemos por aquí, así que muy bienvenidos todos.

Hace poco os hablaba de las cosas que podemos hacer con nuestros hijos en las tardes caseras,podéis verlo aquí, y ya que el post tuvo bastante éxito me pareció buena idea dar alguna idea más de entretenimiento para niños.
Y para no repetirme con películas o manualidades hoy me apetecía compartir dos experimentos que he hecho muchas veces con mis hijos, y que algunas vez hago con mis sobrinos, son cositas muy fáciles y que pueden hacer que pasemos una tarde casera ,muy divertida.

El primero no es exactamente un experimento, yo diría que es una manualidad, y aprendí a hacerla cuando era pequeña gracias a un libro de David el Gnomo, esa serie de mi infancia que tanto me marcó(podéis ver las series de mi infancia que me marcaron aquí), y es algo que suele gustar mucho a los niños.

martes, 27 de enero de 2015

Películas infantiles poco convencionales

Películas infantiles un poco menos convencionales.

Hola!!!!!! Ya estamos a martes, otro martes más y el último de este mes cuya cuesta poco a poco vamos subiendo.

Hoy se me ha ocurrido hablar de las pelis infantiles que nos gustaban a nosotros pero que no eran las convencionales, por si os puedo dar así alguna idea, o tal vez os recuerden momentos bonitos, que nunca viene mal.
Películas infantiles hay muchas, de todos los tiempos, géneros y factorías, pero me apetecía  dar una idea un pelín más variada.

En casa siempre nos ha gustado Disney, son películas que, en mi opinión, han de estar presentes en la infancia porque son bonitas, entrañables, con música y hacen soñar, así que mis hijos, y yo misma, hemos crecido viendo a Blancanieves, Mulán, Bella y bestia y ahora Frozen, que mi hija es muy mayor y ya la ha visto varias veces, y canta la canción a todas horas.
Pero además de estas pelis hemos visto otras que nos han resultado divertidas, misteriosas o simplemente entretenidas.

Por supuesto, ya ni menciono a Harry Potter, porque mis hijos crecieron con esa saga, empezó cuando eran muy pequeños pero siempre les encantó, al igual que los libros, y según ellos, cuando la saga terminó con ella terminó su infancia.

Pero aparte de estas archiconocidas pelis hay algunas que hemos visto con ellos, que tienen bastante tiempo pero creo que nunca pasan de moda y aportan cosas positivas. Algunas son Disney y otras no, pero todas enriquecen la infancia, aunque eso si, yo creo que son para niños mayores de ocho años,para muy peques mejor cositas más apropiadas. Ahhh, y todas tienen bastante tiempo.

Y sin más tardanza, empiezo;

lunes, 26 de enero de 2015

Como paso las tardes caseras con niños.

Tarde casera con bizcocho para saborear la vida.
Una tarde casera con un bizcocho siempre es mejor.


Ideas para disfrutar las tardes caseras con niños.

Hola!!!!! ¿Qué tal el fin de semana? Espero que lo disfrutarais, aunque la lluvia y el frío nos aguardasen a cada paso.

Hoy se me ha ocurrido compartir con vosotros como pasaba yo las tardes caseras cuando mis hijos eran pequeños, por si puedo inspirar a alguien que tenga niños y ya no sabe como entretenerlos.
Hace tiempo escribí una entrada parecida, pero he decidido actualizarla un poco y compartir con vosotros lo que yo hacía, lo cual me ayudará a recordar momentos muy buenos y entrañables.

Para empezar tengo que decir que siempre he intentado sacar a la calle a los niños todo lo posible, bien abrigaditos, con paraguas o lo que hiciera falta, pero los niños necesitan calle, así que los días caseros eran esos de temporales que verdaderamente hacían imposible salir.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Ideas para hacer las tardes caseras inolvidables

Tardes caseras con niños inolvidables, sin gastar ni manchar.


Estoy enganchada a The walking dead, y este dibujo me lo ha hecho mi hija. Tengo unas ganas del próximo capítulo...

Hola,¿cómo estáis? No sé que pasa, pero cada vez que escribo alguna entrada para el blog lo hago acompañada por la letanía de la lluvia, el rítmico golpear del agua en las ventanas y las miles de gotitas que se pelean por acaparar mis cristales son fieles compañeros de escritura de este blog.
Así que con tanta lluvia se me ha ocurrido que podía compartir con vosotras algunas de las cosas que yo hacía cuando mis hijos eran más pequeños y por alguna razón nos quedábamos en casa.

Lo primero que quiero decir es que no me gusta quedarme en casa con niños, ahora mis hijos son mayores y es diferente porque tienen que estudiar y a veces no hay más remedio, pero hasta que no están sobrecargados de estudios opino que tienen que salir y hacer ejercicio, tomar el aire y descubrir todas esas cosas que solo se descubren en la infancia, el mágico mundo del parque, las excursiones, las ferias de atracciones, aprender a patinar y montar en bici y todo eso que nos ha de acompañar para siempre. Pero a veces llueve demasiado o están reponiéndose de algún catarro, bueno, pues esos días podemos aprovechar para hacer cosas especiales, y entretener a nuestros hijos para que no todo sea tele y consola u ordenador.
Aunuqe no tenga que ver con tardes caseras, me encantan las viejas casas abandonadas, disparan mi imaginación.
 Cuando yo era pequeña y me quedaba en casa por algún motivo, me encantaba recibir visitas. Por un lado teníamos a unos amigos que vivían unas calles más arriba que nosotros, y en tardes frías y lluviosas venían a nuestra casa (a veces íbamos nosotros a la suya) para merendar chocolate con churros que hacía mi madre, y lo mejor era que ellos siempre traían alguna sorpresa, pasteles, unas tartaletas que hacía su abuela que estaban ríquisimas o bombones y después de merendar jugábamos a juegos de mesa o a disfrazarnos. 
Y otras veces venían mis abuelos, que vivían al lado, y nos traían siempre algo, un cuento, un tebeo, unas gominolas o algún pastelito que regalaba algún cromo o figurita chula. 
Y jugábamos a esconder cosas por la casa y al buscarlas mi abuelo decía aquello de frío- frío o caliente- caliente, y jugábamos también a las adivinanzas o a cantar. El caso era estar juntos y divertirnos. 
Pero ahora dejo mis historias sentimentales y os diré alguna cosita que he hecho yo para que mis hijos no me tiraran la casa abajo cuando eran pequeños.

Si nos quedábamos en casa por semana y el padre no estaba los entretenía yo sola, y una de las cosas que más nos gustaba era hacer manualidades. Y muchas veces, la manualidad se convertía en un regalo para el padre. 
Hablo de manualidades sencillas y con cosas que tengamos en casa, por ejemplo con cartón de alguna caja chula podemos hacer un marco de fotos, es muy fácil y los niños necesitarán poca ayuda. Luego ponemos una foto con el papi o de ellos solos y la dejamos debajo de la almohada. 
Lo mejor era que cuando acababan la manualidad se pasaban el rato preguntando cuanto faltaba para que llegara el padre, y no os imagináis lo que me he reído con sus ideas para que mi marido, al llegar a casa fuese a la almohada. ¡¡¡¡¡¡Tenían cada ocurrencia!!!! 
Pero si no os queréis complicar en lugar de hacer el marco podéis imprimir algún dibujo chulo de Internet y que lo coloreen y se lo dediquen, lo que a ellos les gusta es hacer algo para el papi, aunuqe sea algo muy sencillo. Y después de la manualidad, súpermerienda. 
En realidad aquí tampoco hace falta complicarse, el caso es presentarlo de forma diferente. 
Mis hijos estaban acostumbrados a merendar de bocata después de las extraescolares o en el parque, y claro, una merienda en plan mesa de té ya les parecía diferente. 
Solo usaba alguna taza especial y colocaba las cosas en platitos, aunque fueran galletas normales, aunque siempre me gustaba tener guardada alguna galleta especial o unos churros en el congelador, que siempre me salvan la situación. Y merendar en la mesa, con un mantel que no usaba normalmente y con la leche en una jarra en lugar de en la taza directamente, les gustaba.
Esta foto está sacada de Internet, pero hice el experimento y me quedó genial, es una buena idea.
 Otra cosina que yo hacía mucho de pequeña y que me encantaba era jugar con plastilina, así que con mis hijos intenté mantener la costumbre. Una idea es proponerles hacer algo concreto, por ejemplo, una granja. Podemos ir haciendo los animalitos, el huerto, que yo hacía poniendo sobre un rectángulo muy aplastado en marrón unas piecitas en verde, colocaditas en fila, y quedaban muy bien. Y con el paso del tiempo, al ser más mayores, hacíamos espantapájaros, un pozo, de todo. Si lo pintáis con cola blanca aguantan añísimos. Es algo que sirve para hacer muchas veces, es divertido y manchamos poco.

Y como idea más que vista pero que siempre resulta, os diré que podemos jugar con juegos de mesa. A mí me encantaba porque me he reído mucho con sus ocurrencias, sobretodo con los juegos de mímica. Recuerdo una vez en que estaba mi hermana con nosotros,  y ella tenía que representar por mímica la acción de lavarse, pues ella hizo como que se enjabonaba las piernas(como si no se lavase nada más,jejeje) y mis hijos, que eran muy pequeños, se miraron y dijeron a la vez,-Apilarse, eso es apilarse-. Querían decir depilarse, y contado aquí parece una bobada pero en el momento fue buenísimo porque relacionaron el hecho de ver a mi hermana haciendo algo raro en las piernas con la depilación. Vale, es una bobada pero oírlo de unos niños de tres y cuatro años tiene gracia. Los juegos de mesa sencillos son lo mejor, y si no abusamos siempre entretienen.
Otro dibujo cortesía de mi hija. Me encanta Spiderman, especialmente la saga protagonizada por Tobey.
 Para no aburriros os resumiré alguna idea más, ideas fáciles que a mí me han resultado. Por ejemplo, el cuaderno de campo. 
Cuando vayáis al parque, a un área recreativa o a cualquier sitio donde puedan disfrutar de la naturaleza, podemos animarles a que cojan hojas, piedras, cortezas, flores o lo que encontremos, y que lo guarden anotando fecha y lugar de recogida. 
Y los días de lluvia pueden preparar el cuaderno de campo pegando la hoja, flor o lo que sea, anotando la fecha y el lugar donde lo han cogido y podemos buscar con ellos en la enciclopedia o por Internet información sobre lo que han encontrado y scribirlo en el cuaderno, o imprimirlo y pegarlo debajo. Y a lo tonto, buscando, pegando y escribiendo, se pasa la tarde.

Cuando nos quedábamos en casa de fin de semana y estaba el padre tenían (y tienen) la costumbre de hacer con él rosquillas de anís. Conmigo a veces hacían y hacen bizcocho, cupcakes, buñuelos y alguna otra cosa, pero las rosquillas son del papi. Así que a eso de las cuatro de la tarde empezaban los preparativos, mezclar, amasar y competir a ver quien hacía la rosquilla más grande y al final las rosquillas se convertían en iniciales, en figuritas y en mil y un formas graciosas. Y luego tocaba freír,  limpiar y lo mejor, comer, con un buen café con leche y colacao para ellos. 
Y después hacíamos algo en familia, ver fotos de algún viaje o de algún momento especial, ver videos familiares de esos que tienen mil años y de los que ni te acuerdas mientras te llevas las manos a la cabeza al ver el modelito o los pelos que llevabas, o a veces me daba por ordenar mis colecciones de postales, sellos y mil tonterías de esas que no valen nada pero que guardamos como un tesoro. Y sin darnos cuenta, la verdad es que pasaba la tarde.
Me encantan los lugares llenos de hojas secas, no puedo evitar pisarlas y perderme en sus crujidos.
 En épocas especiales como Navidad las manualidades solían ser enfocadas a esas fechas, por ejemplo envolvíamos cajitas de cerillas con papel chulo para simular regalos y meterlos en los calcetines que colgaba bajo la ventana, o pintábamos figuitas para ponerlas por casa, o pintábamos unos vasos de yogurt de cristal que traían motivos navideños, los pintábamos preciosos y metíamos dentro velitas. 
Si en lugar de pintarlo los forramos con trocitos de celofán de colores y metemos dentro la velita haremos nuestra lámpara Tifanny´s. Y volviendo a la Navidad podemos hacer con dos pompones de lana blanca un muñeco de nieve, nosotros los hacíamos conun sombreto de cartulina, al igual que una nariz imitando una zanahoria, y botones, y la bufanda era una tirita cualquiera de tela. Y mi actividad prenavideña preferida, preparar las postales de Navidad para enviar a la familia. Yo me niego a enviarlas por email, eso lo dejo para gente que conozco menos o que vive muy lejos,pero para abuelos, tíos y primos cae postal casera, con foto navideña, mensaje y a veces de regalo un calendario de bolsillo. 
Y una idea que yo no he hecho pero que veo mucho por Internet y me encanta es hacer un calendario de adviento, y en cada día meter un detallito, un cromo, una chuche o un globo. Podemos colgarlos con pinzas de colores en una cuerda en la habitación, me ha encantado la idea y si puedo la copiaré, por Internet hay muchos tutoriales.
Y para terminar las ideas os diré algo que hacía yo y que mis hijos también hacían, deleitarnos a todos con una función o un concierto. 
Cuando eran muy peques se disfrazaban con lo que tuvieran por casa, aunque previamente preparaban un guión y ensayaban bien escondidos. Y cuando la obra era representada yo a veces los grababa con la cámara o aunque fuera con el móvil, y  a ellos les hacía mucha gracia verse. Ahora de vez en cuando nos cantan y tocan algún instrumento, pero ya más en serio. Y aunque parezca una tontería, mientras idean la obra, ensayan, se preparan y la hacen, pasan la tarde y cuando crezcan sus recuerdos de pasar la tarde en casa no serán recuerdos de días largos y tediosos, sino de días especiales, llenos de ideas y diversión.
Otras veces, la verdad es que se entretenían ellos solos porque a lo mejor tenían una idea de lo que querían hacer, o porque descubrían algún juguete que tenían olvidado, pero debo confesar que todas las tardes que pasamos en casa, que no fueron demasiadas pero sí unas cuantas, todas me traen recuerdos muy buenos, tardes llenas de risas y de ocurrencias. Y tardes de imaginación, haciendo manualidades, papiroflexia, viendo videos, pegando hojas y pintando con purpurina, tardes de alegría en las que quedarse en casa no era un "rollo".
Este es el modelo que me envió Silvia. Muchas gracias, huele genial y estoy muy contenta.
 Bueno, antes de irme y para no aburrir quería dar las gracias a Silvia Haro Simarro, del blog http://nomemancheselsuelo.blogspot.com.es/, porque tuve la suerte de ser la ganadora de su sorteo y me tocó un ambientador que es una maravilla. Lo primero es recomendaros el blog de Cristina, especialmente si os gusta la decoración, es muy bonito. Y respecto al ambientador, estoy encantada. Después de mil discusiones elegimos olor a vainilla, y la verdad es que la casa entera huele a vainilla. El ambientador es líquido y tiene unas varillas dentro del líquido a las que de vez en cuando les damos la vuelta y el aroma se expande por todas partes. Me encanta, aunque yo no quería ese olor, pero al permitir votar, perdí y tengo que aguantarme. Yo quería lavanda o canela pero estoy más que encantada con el resultado.
 Bueno chicas, os recuerdo que haciendo click en las fotos las podéis ampliar para verlas mejor. Y ahora ya no os entretengo más, solo quería compartir con vosotras algunos recuerdos, y si de paso sirven de inspiración, mejor. Y vosotras,¿cómo entretenéis a los peques en casa? Aunque los míos sean mayores puedo usar las ideas para mis sobrinos. Muchas gracias por leerme y a disfrutar del finde, que aunque llueva hay tantas cosas buenas que merece la pena, hoy es un día único e irrepetible y en la calle todo huele muy bien, el suelo brilla y las luces tienen otro color. Además, la Navidad está a la vuelta de la esquina y tiene que empezar a notarse, y ojalá sea pronto porque con estos problemas capto cierta tristeza en el ambiente, y hay que desterrarla, la Navidad es una época mágica para los niños y no podemos permitir que se les empañe, en sus recuerdos tienen que ser días mágicos, aunque los problemas a veces amenacen con desbordarnos. Si somos positivos, si le ponemos ganas, mañana todo irá mejor. Un besito y abrazos para todas.

lunes, 1 de agosto de 2011

Celebraciones especiales; una excusa para estar juntos.


Celebraciones familiares, mi modo de vida.

Hola chicas ¿qué tal todo? Espero que muy bien, disfrutando de este veranito, aunque por estas tierras nórdicas el sol se niegue a brillar.
   Hoy quería hablaros, al igual que hice hace poquito con las cenas especiales de los viernes, de lo importante que es buscar momentos especiales en estos días difíciles.
   Una cosa que a mí me gusta hacer es encontrar cualquier excusa para que la familia se reúna. Me gusta que a pesar de las dificultades pasemos juntos momentos que nos hagan olvidar los problemas, porque al final, por malos que vengan los tiempos, esos momentos que hemos vivido nadie nos los podrá quitar. Y precisamente por eso, una excusa ideal es la celebración del santo de mis hijos.
    Seguramente a muchas de vosotras os puede parecer algo absurdo o frívolo, pero yo llevo mucho tiempo haciéndolo y siempre busco la forma de acomodar mi presupuesto el “evento”.
   Uno de los santos es en primavera y el otro en verano, así que es algo muy bueno porque podemos celebrarlos al aire libre. A estos santos siempre vienen mis padres y mi hermana, lo hacemos cada año, es ineludible y siempre intentamos pasar ese día tan especial juntos.
   Y cada año planificamos algo que sea divertido y que no salga caro porque claro, el resto del mes tenemos que comer y vivir. Y ahí entra en juego lo bueno de vivir en Asturias, pues tenemos áreas recreativas en casi todos los sitios, así que siempre elegimos una que tenga cerca algo bonito que merezca la pena visitar y cuya entrada sea gratuita o muy barata.
   El menú es en realidad el que llevó cualquier día de verano a la playa, pero presentado de forma que parezca más especial.
   La ensaladilla rusa, en vez de llevarla en el Tupper, la pongo en rebanadas de pan de molde que corto en triángulos,(lo podéis ver en las fotos que hay en la entrada de otra idea para las cestas y en una foto que os dejo), es algo que uso muchas veces y quedan unos canapés muy aparentes. Los filetes empanados los pongo en trocitos pequeños sobre rodajas de pan con un trozo de pimiento encima, también a modo de canapés y la tortilla la corto en pinchos. Y siempre suelo comprar algún fiambre baratito en el Día o en el Lidl, los dispongo en bandejas que guardo de cuando compro o me traen pasteles, preparo generalmente dos o tres bandejas, y una es de entrante para la comida y la otra queda para cenar. Como veis, gasto exactamente igual que un día en casa o en la playa, y todo es más especial. Además, suelo preparar una rica ensalada de tomate, que también reparto entre la comida y la cena. En alguna ocasión, en lugar de esto, compramos entre todos algo de carne y o pescado y preparamos una parrilla, siempre adaptada al presupuesto y comprando en las ofertas.
Como postre siempre hago una tarta de plátano con gelatina que está muy buena, y si a alguien le interesa otro día explico la receta.
    No sabéis lo que disfrutamos esos días, y nadie se imagina como me gusta sacar el mantel y poner la mesa en  medio de  un prado y saber que aunque somos pobres estamos juntos y somos felices. Poco más se puede pedir ya.
  Y después de la comida, y de los cafés que llevo en un termo entregamos los regalos al festejado. En  lo que voy a decir a continuación seguramente habrá división de opiniones, y me refiero a lo siguiente. Como mis hijos se llevan solo un año, les damos regalos a los dos. Ahora ya son mucho más mayores, pero cuando el que celebraba el santo tenía a lo mejor tres años, su hermano tenía dos o cuatro, según el momento, y no entendería porqué solo había regalos para uno. Entonces lo que yo hago es dar regalos que en su mayoría sirvan para los dos. Lo primero que hay que tener en cuenta es que es un santo y no un cumpleaños, y quiero que vean ese día como una reunión familiar y no solo un día que se dan regalos. Cuando eran pequeños les daba a lo mejor un balón para los dos y un juego de mesa o de manualidades que pudieran compartir. Al ir creciendo les he ido dando regalos variados, un par de raquetas de tenis o badminton para los dos, algún juego de mesa para compartir, algún CD de música que les gusté a los dos o algo así. Un regalo bonito pero no demasiado caro. Recuerdo una vez que entre todos les compramos una barquita hinchable para la playa, y fue un regalo que usaron un montón de tiempo.
    Las actividades que hacemos después de dar los regalos varían mucho. Siempre nos gusta jugar todos juntos a algo, aunque sea a las cartas, y luego realizamos la visita por la que nos hemos desplazado hasta esa área en concreto. Y puedo dar como ejemplo un  año en que fuimos a la Senda del Oso, aquí en Asturias, y fuimos a ver a las ositas Paca y Tola y visitamos el museo de la Casa del Oso, que es gratuito y muy interesante.
   Otro año visitamos Lastres, un pueblo ahora más conocido porque se rodó allí Doctor Mateo. Cada año elegimos un sitio, y si el dinero escasea demasiado, lo hacemos cerquita de casa para ahorrar gasolina porque auqneu no vayamos lejos siempre hay algo para ver.
     Después de la visita nos vamos a algún otro área recreativa o al mismo donde hemos comido y cenamos lo que nos ha ido sobrando, y terminamos el día todos juntos, contando viejas historias y recordando los años pasados, en plan viejecitos.
   Con el paso de los años, cuando ojeo las viejas fotografías de la celebración de los santos, o cuando veo los vídeos que año tras año he ido coleccionando, me invade una sensación de nostalgia que no podría explicar con palabras. Aunque los niños son ahora más mayores seguimos celebrando los santos, pero volviendo la vista atrás me doy cuenta de que las veces que mejor lo pasamos fueron aquellas en que teníamos menos dinero. Creo que al realizar estas pequeñas celebraciones trato de inculcar a mis hijos la importancia de la familia y lo importante que es aprovechar los pequeños momentos.
   Por eso desde aquí, y con mi escasa experiencia de la vida, os recomiendo a todas que busquéis días especiales para celebrar cosas con vuestra familia. No es necesario gastar más de lo que tenemos pensado, solo con prepararlo de una forma más atractiva ya es suficiente, y a nuestros hijos, aunque no siempre nos lo digan, les encanta sentirse rodeados por toda su familia. Y al final los regalos son lo de menos.
    Bueno, no os aburro más, aunque antes de nada os digo que dejo una foto de un cumple, no es un santo es un cumple de hace algo de tiempo, con algunos pinchinos que puse, y ahora me despido ya, en serio, pero antes de irme agradecería que me contaseis qué cosas celebráis vosotras. Ya otro día, para no cansaros más hoy, os explicaré unas celebraciones que mis hijos”han heredado” de mí. En el fondo son tonterías, pero es una especie de tradición y no puedo pasar sin hacerlas.
    Ahora sí que ya me voy, pero porfa, agradecería que me dieseis ideas nuevas que os veo yo demasiado tímidas. Mil besos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...