lunes, 8 de noviembre de 2021

TRECE COSAS DE MI ADOLESCENCIA

 rECUERDOS DE ADOLESCENCIA: 13 COSAS QUE HACÍAMSO Y NI NOS ACORDAMOS

Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal ha ido el finde? Espero que genial. El mío ha sido bueno, he tenido playa, campo, montaña...y ahora toca volver al día a día. Hoy vengo con un post pelín nostálgico, me ha apetecido recopilar 10 cosas de mi adolescencia, y para acotar un poco será entre 1988/1992. Podría poner muchísimas más, pero tampoco es plan de hacer un post eterno. Así que sin más rollo, empezamos.

La idea es poner un ejemplo, o dos , de cosas de mi adolescencia, por ejemplo perfume, peinado, pendientes, chuches... 

Empiezo con lo fácil, el perfume. Hace tiempo (seis años) hice un post que os dejo aquí, y compartí algunos de mis perfumes. Si tengo que elegir me quedo con Don Algodón, Eau Jeune (la rosa y la verde) y LouLou, de Cacharel. El primero me recuerda a mañanas de invierno camino del instituto, tardes de amigas... El segundo a viajes de estudios y momentos muy chulos y el tercero a as primeras citas.

don-algodon

 

Ahora se me ocurre un electrodoméstico. ¡La plancha del pelo! Pero no eran como las planchas de ahora, que dejan un alisado estupendo. Aquellas dejaban una especie de rizos a lo Tina Turner que parecía que habíamos metido los dedos en el enchufe. Y para colmo eran carísimas. La mía estuvo muy amortizada, la usábamos mi hermana y yo, pero también mi prima y algunas amigas. Era blanca y pesada, difícil de usar.

plancha-pelo-90

 

Ahora vamos con prendas de ropa. Uffff, había muchas, algunas que he rescatado y con esto del vintage está usando mi hija (vale, y yo también, lo confieso) y otras que son un horror. Por decir algo me voy a quedar con las camisetas de canalé, que me encantaban, y las prendas de terciopelo, he rescatado algunas de cuando iba al instituto, aunque no encuentro el momento de ponerlas, jejejeje.

Si hablamos de chuches me decanto sin duda por dos muy distintas, el chicle de fresa ácida de Cheiw y el After eight, adoro el chocolate con menta.

after-eight

 

Quería elegir una serie pero es muy muy difícil, así que acotaré aún más los años, entre 1990 y 1992. Me quedo con "Sensación de Vivir", "Melrose place", "Los vigilantes de la playa" "Padres forzosos""Chicas de hoy en día" y "Twin Peaks" porque el lunes en clase no eras nadie si no avanzabas en el caso de Laura Palmer.

sensacion-vivir

 

El regalo de cumple que más recibí, y que más hice, además de libros y colonias, era un diario con papel de cartas a juego. Tuve muchos, y todos los he usado porque escribo diario desde los 7 años, y cartas también desde siempre. Un año celebré mi cumple a la vez que una amiga: el suyo era una semana después del mío. Pues los chicos de la pandi nos regalaron lo mismo y nos encantó. Nosotras, en Ammsterdam, durante el viaje de estudios, habíamos comprado un estuche para clase de Cacharel, ella en rosa y yo en azul. Pues nos regalaron una pluma, una carpeta clasificadora, un diario y papel de cartas, todo a juego con nuestros estuches (no sé si fuera de Asturias los llamáis así, es un portalápices). Y claro, una colonia de cacharel. Pero las estrellas eran el diario y el papel de cartas.

papel-cartas
Había de muchos tipos y olían genial

 

En el tema música también voy a acotar porque la lista sería inmensa, y variada. De nuevo pondré entre 1990 y 1992. Me encantaba Duncan Dhu, fui a sus conciertos y tengo todos sus discos. Pero estaba loca por un grupo comercial, una band boy que se llamaba New Kids on the blokc. Tenía todos sus discos, algunos comprados en Londres porque aquí no había. Tenía llaveros con su cara, camisetas, gorras, chapas, veía una serie de dibujos sobre ellos...era obsesión. Y mira que eran comerciales y previsibles. También me gustaba muchísimo Guns and Roses, por supuesto Queen,Phil Collins y su Another day in Paradise, Bryan Adams...Y me dio también por Texas, Martica, REM, Mecano, Tam Tam Go, Radio Futura, The Christians, ...es que siempre he escuchado muchísima música y muy variada, imposible elegir. 

nkotb

 

Respecto a peinados, en los noventa ya no llevábamos esas permanentes exageradas de los ochenta. Yo llevaba el pelo como Brenda Walsh, pero desde antes de la serie, porque mi pelo es liso y es el corte que mejor se adapta. De hecho lo sigo llevando parecido. Y como peinado me hacía alguna trenza o una coleta, poco más, con coleteros de tela de los que se han vuelto a poner de moda.

El tema maquillaje...era bastante horrible. Quien quería llevaba base, pero en vez de usar su tono de piel, la mayoría usaban varios tonos más. Y sellábamos con polvos compactos de marcas tipo Margaret Astor o Maderas de Oriente, que olían genial. Yo no usaba colorete, ni sombra de ojos, solo me pintaba la linea de agua y como mucho rimmel. Íbamos como a cara lavada pero con moreno artificial, jejeje.

maquillaje-margaret-astor

 

Ahora programas de la tele. Yo no he sido nunca de ver demasiado la tele. Por aquella época Telecinco y Antena3 eran una novedad, y yo veía Vip noche, con Emilio Aragón, Hablando se entiende la Basca, Cajón desastre, y todos los programas musicales que había.

vip-noche

 

Respecto a material escolar llevábamos estuches de lata, carpetas clasificadoras y en mi instituto llevábamos los libros en la mano, la carpeta abajo, luego libretas, luego libros y encima el estuche, todo con mucho estilo. Las mochilas eran para la ropa de educación física.  

estuche
El mío era parecido, lo buscaré y pondré foto

 

La ropa deportiva era un horror. Yo en los 80 llevaba unos chándal muy chulos pero en los noventa eran de táctel y eran terribes. Los míos eran siempre en rosa, generalmente fucsia.

chandal-90

 

Nuestras carteras solían ir en el bolsillo de atrás del pantalón. Yo llevaba el DNI, bonobús, mi carnet de la biblioteca, mi carnet de estudiante, dinero y la invitación para mi discoteca favorita que me daba el portero de la disco, a la salida, cada fin de semana. Solían ser de tela, todos llevábamos una así, que cerraban con velcro.

cartera-velcro
Yo tuve alguna de las de la foto

 

Y mi bolso era una mochila de cuero, que no era cuero, porque me negaba a usar piel. Todas llevábamos una así, con algún llavero en la cremallera, en mi caso un gorila negro que me encantaba.

Y para acabar os diré que en la vida de todo adolescente noventero había un walkman que nos acompañaba en muchas situaciones. Y una agenda donde apuntábamos los teléfonos de los amigos. El uso de la cabina telefónica estaba a la orden del día, para avisar en casa si íbamos a tardar, para un cambio de última hora. Todos íbamos al videoclub los fines de semana, comprábamos la Superpop y el Vale para leer con las amigas, y nos lo pasábamos genial con muy poca cosa.

Bueno, pues hasta aquí el post, que me ha quedado un poco largo. Muchas gracias por leerme y nos vemos el miércoles con algún truco.

¡Feliz semana!



 

52 comentarios:

  1. Veo que eres de la generación de mi hijas por lo que cuentas; la mía, la de tus padres o abuelos creo que eso de la adolescencia la pasamos sin darnos cuentas, para unos había que trabajar desde muy temprano, para otros no había ni un duro para nada, se vivía con lo imprescindible, eran otros tiempos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo a entrar para reflejar las palabras del Juez de Menores de Granada Emilio Calatayud hablando sobre la adolescencia de ayer y de hoy en su blog: "Buenas, soy Emilio Calatayud. Los adolescentes de hoy, ellos y ellas, son cada vez más ‘bonicos’ y más altos. En eso somos bastante europeos. Pero también son más inmaduros. Son niños metidos en cuerpos de mujer y de hombre. Y eso les hace ser más vulnerables.
      Los adolescentes de antes éramos más bajitos y más feos, pero también un poco más maduros. Quizá demasiado.
      Como en tantas cosas, nos hemos ido de un extremo al otro.

      Eliminar
    2. Hola.
      Mis padres empezaron a trabajar muy pronto, la vida antes era muy difícil.
      Los adolescentes de ahora están tan influenciados por redes sociales y por la tecnología que viven un poco perdidos.
      Muy feliz semana.

      Eliminar
  2. Esos chandals de táctel eran el mal🤣🤣🤣🤣
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de los ochenta, así que no coincidimos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pasé algo de adolescencia en los ochenta, pero era más pequeña, no era a época más adolescente y aocada.
      Feñiz semana.

      Eliminar
  4. Esos chándales me parecía horribles, ja ja ja. En mi adolescencia no llevábamos base de ninguna de las maneras, eso ¡era señoras mayores no de chicas jóvenes y mucho menos adolescentes!

    Las chicas adolescentes no llevábamos base ni por equivocación, ja ja ja, máscara de pestañas e íbamos que nos matábamos...


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Horribes es decir poco, jejeje.
      Vosotras teníais razón, en unas niñas la base, y para colmo oscura, queda fatal.
      Muy feliz semana.

      Eliminar
  5. jajaj me has recordado muchísimo!! Esos set de escritorio (los de las hojitas), los he tenidooooo de distintas formas y colores, me encantaban..
    Esos chocolates me volvían loca.. y ahora no me gustan ajaj
    Las series no las veía, no me gustaban ajajaj. Y quién no ha tenido una cartera de velcro..
    Eso si, los chandal no... no me han gustado nunca..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Jajaja, los sets de escritorios nos encantaban. Ay las carteras de velcro.
      Los chándal eran un horror, la verdad.
      Feliz día.

      Eliminar
  6. Jajaja por las modas que traes vemos que somos quintas, porque yo las viví toditas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Perteneciendo a otra generación, la de los años 50, lógicamente mis recuerdos de la adolescencia, a la que llegué a finales de los 60, nada tienen que ver con los tuyos. Viví el movimiento hippy, las melenas, las camisas estampadas y los pantalones de pata de elefante (que volvieron a usarse muchos años después). Ahora bien, a pesar de ello, he conocido y disfrutado de la música que mencionas. Siempre he creído que, musicalmente, no me he diferenciado mucho de los milennials, je,je.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Tú eres de la generación de mis padres, una época que me encanta pero en la que faltaba libertad.
      La música une a la gente, da igual la edad.
      Muy feliz tarde.

      Eliminar
  8. Me has traído muchos recuerdos! Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Yo también llamo estuche al portalápices. Cualquiera de las cosas en las que se meten lápices y pinturas lo llamamos estuche.
    He recordado muchas cosas viendo tu entrada. Esas carteras de tela, el chicle Cheiw de fresa ácida (luego salió uno de canela que era también muy rico y creo recordar que también uno negro que era de regaliz). Y esa colonia de Don Algodón. hace poco la vi en un frasco igual, pero ya no olía a lo mismo. Era totalmente distinta. Yo soy unos años mayor que tú y esas cosas más que de mi adolescencia son de mi juventud, pero ya adulta. Ese tipo de chándal de la foto, lo llevaba mi hijo en los noventa cuando era un niño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que alguien más llama estuche a los portalápices, me daba miedo que no me entendieran.
      Los chicles de regaliz los recuerdo, el de canela no, qué pena.
      Ay esos chándal, era un horror, jejeje.
      Feliz día.

      Eliminar
  10. Ohhhh don algodón ❤️❤️❤️ m encanta saber más 😉

    ResponderEliminar
  11. cuántos recuerdos me has despertado! todos y cada uno de los los artistas que has nombrado, tuvieron números 1 en los 40 principales durante la década de los noventa. antes sí que había buena música...
    yo tuve una de esas carteras de tela, que venía de regalo con una mochila 'mistral' y hacía juego con ella.
    emilio aragón, en la primera mitad de los noventa estaba en todas partes. en la música, en las series de la tele, en las revistas del corazón...
    y esas colonias para usar según el tipo de salida... son historias muy entrañables, de novela juvenil.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Siiiii, fueron artistas muy top. Me gustaban muchísimos más, pero es imposible ponerlos a todos. Yo tuve la mochila, era para educación física, y me regalaron la cartera para que fuera conjuntada, jejejeje.
      Me alegra mucho qu ete gusten las historias de los perfumes.
      Muy feliz noche.

      Eliminar
  12. Los adolescentes de ahora habrán de añadir a sus recuerdos las mascarillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, jo, pobrecitos.
      Muchas gracias por comentar y feliz noche.

      Eliminar
  13. Madre mía que recuerdo al leer tu entrada, hacía tiempo que no pensaba en esa época. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Yo no pienso mucho en esa época, pero de vez en cuando, en días deotoño melancólicos, apetece.
      Feliz noche.

      Eliminar
  14. Hola!
    Que de recuerdos me han venido al leer el post. La colonia, tuve una parecida. La plancha del pelo, la tuve de otro modelo Me flipaba ir los fines de semana con mi melena planchada y otras veces usaba las placas para ondularlo. La serie me encantaba. Y cartera Mistral tuve una y hace unos tres años decidí deshacerme de ella y ahora me arrepiento. Porque sería un puntazo usarla ahora. Las cartas, tuve unas cuantas y cuando me iba a la playa escribia a mis amigas y nos intercambiabamos hojas sin usar.... ¡Qué época más bonita!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Yo la plancha solo la usaba para ondular, y ahora veo fotos y me espanta, jejejeje.
      Qué pena deshacerse de la cartera Mistral. Y siiiii, el papel de cartas se usaba mucho en verano, cunado todas las de la pandilla nos íbamos de vacaciones.
      Muy feliz noche.

      Eliminar
  15. Yo he visto todas esas series de pequeña y me encantaba, ¡Qué recuerdos!!
    bsss

    ResponderEliminar
  16. Cómo se nota que eres una chavalica, o yo un anciano, o las dos cosas. Cuentas muchas cosas de tu adolescencia y yo las recuerdo ya bastante más mayor.
    Lo del “estuche” sí que se utiliza por estos lares, aunque yo —precisamente por lo de ser más mayor que decía en el otro párrafo— lo llamaba “plumier”. Recuerdo mi primer plumier. Era de madera. Tendría yo seis o siete años.
    ¿Aún escribes diario? Tiene que ser chulo ser constante durante años, para releerlos después. Yo no lo he hecho nunca. No sé el motivo, pero creo que casi todas las personas que frecuentaban los diarios en mi adolescencia eran chicas.
    Son chulas estas entradas. No te preocupes por la longitud, porque son amenas y se hacen cortas.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, chavalica tampoco.
      Yo tuve un plumier de madera, mi madre lo vio y me lo regaló porque e recordaba a los suyos, y fue mi estuche favorito. Lo tenía borrado y acabas de recordármelo. La tapa encajaba en una carrilera y se deslizaba, y tenía un payaso.
      Si, aún escribo diario, aunque ahora es bastante breve, me falta el tiempo y también la motivación. De adolescente o de pequeña narraba todo al detalle, pero ahora lo resumo mucho, y a veces me salto días.
      Muchas gracias por tus palabras, mealegra qu elasentradas se hagan cortas porque entretienen.
      Muy feliz semana.

      Eliminar
    2. Así era mi plumier de madera, como el que te regaló tu madre. Tenía como dos pisos superpuestos y la tapa encajaba en una carrilera. Algo ASÍ. Por fuera había estaba digujada una escena de un personaje que había en el TBO que se llamaba Babalú.

      Eliminar
  17. Que tiempos aquellos tambien me trasladaste a mi juventud. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  18. These pictures are just amazing. Wonderful and Lovely Post dear! xoxo
    Allurerage 
    Thetrendybride 

    ResponderEliminar
  19. Hola!! no te lo vas a creer, pero aun tengo esa plancha jajaj. Me encanta esas chocolatinas de menta, en el Carrefour hay unos yogures de este chocolate. Y las cartas de olor un año en el cole fue lo mas, luego llegaron las pegatinas y se quedaron olvidadas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué suerte. Yo la tenía pero la subí al trastero y no sé qué ha podido pasar porqu eno aparece.
      Tengo qu eir al Carrefour a por esos yogures pero ya.
      Feliz día.

      Eliminar
  20. Bueno yo soy de la generación anterior, así que coincidimos poco, pero en el after eight síii (jajaja), bueno y también algo en la música.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. La de recuerdos que me ha traido tu entrada Gemma. Yo tambien tengo guardados sobrecitos con papel para cartas como los de la foto. Un beso

    ResponderEliminar
  22. Comparto el haber visto algunas de las series que mencionás, con sus títulos originales, por algún canal de aire.

    Beverly Hills 90210, con sus cambios de elenco, Melrose Place Baywatch, que se emitió con varias temporadas, con bellas mujeres en mallas enterizas. También Twuin Peaks, que me gustó en la primera temporada, luego se fue haciendo demasiado complejo para mi gusto. Al final, ¿quién mató a Laura Palmer?

    Interesante entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Te doy la razón, al final Twin Peaks era un lío terrible. Y respecto a Laura, no quiero hacer spoiler peor no hay que perder de vista al padre.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  23. Hola!! Me ha encantado este post, ese paseo por tu adolescencia me ha transportado a los 90 que recuerdo con tanto cariño (excepto la ropa, horrible en general). Yo nací en el 89 pero recuerdo muy bien mi infancia durante los 90; he tenido de esas carteras, estuches de lata y era muy fan de Los Vigilantes de la Playa (de Compañeros también), y de Another Day in Paradise que sigue chiflándome, me pasaba horas escuchando música con mi walkman y leyendo la Vale y la SuperPop. ¡Qué recuerdos! Me ha hecho mucha gracia lo de las planchas para el pelo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      A mí también me gustaba Compañeros,pero me pilló más mayor.
      Jajaja con esas planchas parecíamos ovejas.
      Feliz día.

      Eliminar
  24. Me ha encantado el post. Lo comparto todo. Creo que no te has dejado nada. Ni siquiera el horroroso chándal jaja. Ahora van monisímas y monísimos para hacer deporte 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Jajaj, ahora hacer deporte es otra cosa.
      Feliz día.

      Eliminar