miércoles, 14 de febrero de 2018

Qué hacer en un día de "escasos fondos"


Cómo saborear un día con poco dinero.


Hola a todos, hoy es el día de los trucos, y se me ha ocurrido rescatar uno de los primeros post que hice, tiene casi siete años, y es de ideas para disfrutar un día familiar con poco dinero. Se me ocurrió revisarlo porque ayer os contaba, en el post de premios, como había empezado con esto del blog.

Lo bueno de revisar estos post(nunca releeo nada porque lo veo todo muy lleno de fallos) es que me ha hecho recordar un día muy bueno que tenía olvidado, un día que disfrutamos mucho y que además, de noche, pude terminar tomando un café con mis padres y hablando. ¡Cómo ha cambiado mi vida! En aquellos momentos estaba en una situación económica complicada y muy inestable, pero todos estábamos bien y yo eso lo valoraba mucho. Ahora todo es distinto y falta mi padre, pero aún así tengo mucho que agradecer.

Sin más rollo os dejo con el post, está tal cual aunque he puesto algún espacio porque antes, no sé por qué, en el blog apenas dejaba espacio entre párrafos, como si me diese miedo gastar la hoja de una libreta, jejeje. Os advierto que está cutrecillo pero me ha traído muy buenos recuerdos.
Y sin más rollo empezamos.


¿Nunca os ha pasado que ya no sabéis donde ir con los niños porque parece que se cansan de todo?
    Eso me pasó a mí más de una vez, pero a veces, si estaba mejor de dinero podía llevarlos a merendar a un sitio novedoso o a pasar la tarde a algún merendero para que jugaran al aire libre. 

   Pero una de esas veces en las que ya no sabíamos que hacer, mi presupuesto era más que limitado. Y si me quedaba por la ciudad corría el riesgo de que me preguntaran - ¿Mami, podemos comprar un helado? – o – Mami, ¿podemos ir al kiosco? – o peor aún, - Mami, tenemos sed, ¿podemos tomar algo? – y claro, yo no quería decirles que me quedaba poco dinero y llevarles por ahí y no dejarles luego hacer nada no era plan, vaya rollo. Quería mantenerlos libres de preocupaciones y que disfrutasen. Por la mañana los había llevado a la playa a bañarse, así que esa opción quedaba descartada. Pero no importaba, no podía rendirme, así que les propuse un plan divertido.

  Ese día descansaba mi marido, y genial pues iríamos los cuatro. Con los huevos y patatas que me quedaban preparé una tortilla, que era lo que iba a hacer para cenar de todas formas, y la metí en una cesta que guardo del año catapún y que era de mi madre. Metí unos platos de plástico, pan, las botellas de agua y un melón y les puse a los críos ropa cómoda y playeros.
Y en la cesta metí mi viejo mantel de cuadros y unas bolsas de plástico.
    
   La ventaja que tengo es vivir en Asturias, donde todo está muy cerca, y precisamente  muy cerca de mi casa empieza una ruta que transcurre paralela río y que se puede hacer en bici o andando, y ese día la hicimos andando porque el objetivo era coger moras, y con la bici tienes que estar parando a cada minuto.
   
   Nada más dejar atrás la ciudad vimos los matorrales plagados de negros frutos que parecían puestos allí para que nosotros los cogiéramos. Con cuidado para que los niños no se pincharan las cogimos y las fuimos metiendo en las bolsas. La recolección fue muy divertida, “peleando” a ver quien cogía más y quien las más grandes.
  
   A la vuelta, con las manos negras y muertos de hambre paramos en un rincón junto al río y allí, igual que en las pelis inglesas saqué el mantel de cuadros y cenamos en plan picnic. Por la zona hay mesas pero ellos querían un picnic de verdad, sentados en el suelo. Después reposamos mientras veíamos como la tarde iba declinando poco a poco. Yo no sé que pasa por esta tierra mía pero al atardecer todo huelo mejor, y embriagados de los aromas del ocaso jugamos un poco y después volvimos a casa, cansados pero con esa sensación de haber tenido un día perfecto.

    Los niños se lo habían pasado en grande, no había gastado nada y ellos nunca sospecharon que la excursión se debió a los escasos fondos de sus padres. 

   Y al día siguiente, a hervir tarros y a preparar mermelada de mora. Y a comer moras de postre, porque teníamos muchas. 

  Si alguna vez tenéis poco dinero para salir no os quedéis en casa, siempre hay opciones, pero ante todo no les deis a los niños la sensación de estar haciendo algo malo porque salgáis sin gastar dinero, es horrible que alguien salga protestando a la calle porque no va a gastar, como si salir sin gastar fuese un delito. No solo es necesario consumir para ser feliz. En todas las ciudades hay actividades que no cuestan dinero, solo es cuestión de poner ilusión. Aunque ya sé que todo esto lo sabéis, pero me gusta insistir porque a veces nos vemos tan saturados de problemas que nos olvidamos de lo más importante. Y los niños crecen muy deprisa y sino aprovechamos los años de infancia para estar con ellos e inculcarles estas cositas, cuando nos demos cuenta estamos viviendo con unos desconocidos que encima ya son adultos.
  
   Bueno, vaya rollo solté, ya os dejo y os espero. Porfa, dadme vosotros también ideas, que las pondré en práctica seguro.

Y ahí se acabó mi post antiguo, escrito el 24 de julio de 2011 y publicado a las 23:20, aunque lo que cuento ocurrió uno o dos años antes de escribir el post. Mil gracias por todo, y perdonad los fallos, abuso del pretérito perfecto simple(como buena asturiana) y he metido palabras asturianas que no sé yo si se entenderán. Ahhhh, y el sitio al que fuimos es este.
Mil gracias por todo y hasta mañana.


32 comentarios:

  1. Qué buen plan! De pequeña me encantaba ir a coger moras.
    Es cierto que a veces parece que sin dinero no se lo puede uno pasar bien, cuando en realidad sólo hay que echarle un poquito de imaginación.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      La verdad es que ahora que han pasado unos 9 años de aquel día lo recuerdo como un día genial, playa por la mañana y tarde de moras y pic nic.
      En el cole de mis hijos la mayoría de la gente te miraba como un bicho raro si tus propuestas de ocio no incluían algún gasto, salir y no parar a tomar algo, no comprar o pagar por algo no era viable. Nosotros a veces comprábamos helados, cenábamos fuera o íbamos al cine, claro que sí, que la vida son dos días, pero salir sin gastar, llevando algo de dinero por si pasa algo pero volver con él a casa no es algo malo.
      Besos.

      Eliminar
  2. Muy buena opción, hay muchos lugares a nuestro alrededor que no disfrutamos lo suficiente, es cuestión de aprender a mirar con otros ojos.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Claro, yo creo que es cuestión de poner ilusión, con el tiempo los hijos no recuerdan si ese día tan chulo tomaron algo en un bar o no, recuerdan lo bien que se lo pasaron.
      Besos.

      Eliminar
  3. Estamos alienados por la sociedad de consumo y a veces no sabemos apreciar que las cosas que más se disfrutan no valen dinero y el juguete con que más cariño recordamos no es uno caro sino un caña entre las piernas a modo de caballo. Mi madre, cuando nos veía pasar horas y horas dibujando, comentaba que lo mejor que nos podían traer los Reyes eran papel y lápices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Totalmente de acuerdo, es más, acabo de recordar que cada año en reyes, en mi casa, además de los juguetes o lo que pedíamos, siempre nos traían una caja con 36 rotuladores Carioca y era siempre el regalo estrella, pasábamos semanas dibujando y coloreando, mi padre nos llevaba con el coche a sitios bonitos y dibujábamos lo que veíamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Es un plan estupendo, ese tipo de cosas me encantan, no es necesario gastar dinero para pasar buenos momentos. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a veces los planes más baratos y sencillos son los mejores.
      Besos.

      Eliminar
  5. está genial el post, yo no le veo ningún defecto. ya escribías muy bien entonces. a veces la falta de recursos estimula la creatividad. hacíais muy bien en no transmitir a los niños vuestras preocupaciones. y seguro que se lo pasaron genial en aquella excursión. qué ricas están las moras!
    besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a mí no me convence pero me ha gustado recordar ese día, lo tenía medio olvidado y recordarlo me ha encantado.

      Eso creo yo, transmitir a los niños preocupaciones que no pueden resolver y les van a angustiar no es buena idea.
      Besos y mil gracias por tus palabras.

      Eliminar
  6. También creo que hay muchas formas de pasarlo bien gastando poco, el único problema es que hemos acostumbrado a nuestros hijos y nietos a otras formas de diversión donde impera el consumo.
    Es un poco mas complicado en las grandes ciudades donde hay que pagar por casi todo.
    Es cierto que los niños crecen muy rápido, pero ocurre que en la mayoría de los casos por razones laborales o personales no les damos la atención que merecen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, los niños están muy acostumbrados al consumismo pero pienso que a veces es cuestión de enfoque. Si yo ese día les digo a mis hijos; vamos de picnioc porque tenemos poco dinero, vaya rollo, seguro que protestan y les parece un plan horrible, pero si les dices; vamos de picnic que podemos coger moras y jugar a lo que queráis y hay que aprovechar el verano que tenemos todo el invierno por delante para encerrarnos. ¿Queréis llevar el balón? Pues entonces ya les apetece más.
      Un abrazo y los niños crecen rapidísimo, yo tengo ya dos adultos.

      Eliminar
  7. No es cutrecillo, Gema, como tú dices. Es que después de siete años tienes ya muy buenas tablas.
    Estoy contigo en que no hay por qué justificar la "escasez". Basta tener buenas ideas y sacar provecho a lo que se tiene.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chelo, a mí no me convence pero me trae muy buenos recuerdos, eso sí.
      Me alegra que te guste.
      Besos.

      Eliminar
  8. Yo he tenido épocas muy chungas pero eso nunca me impidió hacer cosas. Es increíble la cantidad de cosas que se pueden hacer gratis. Pena que a veces nos olvidamos de eso cuando nos vemos con dos duros en el bolsillo. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Estas cosas las entiende mejor quien ha pasado épocas chungas, y como dice mi madre hace más el que quiere que el que puede.
      Besos y si, nos olvidamos muy pronto de lo que es pasarlo mal.

      Eliminar
  9. Siempre se pueden hacer planes claro que si y sin gastar ni un duro.
    Con tú recogida de Moras que relatas, me ha recordado cuando íbamos todos, mis padres, mi hermana y yo a coger piñones y luego debajo de unos arboles de morera los pelábamos y los guardábamos para cuando mi madre cocinara o alguno que otro que nos comíamos jeje, nos lo pasábamos muy bien, y caminar por el campo era maravilloso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere.
      Lo de la recogida de piñones me ha encantado, esos son los mejores planes, los que luego recuerdas.
      Besos.

      Eliminar
  10. Hace siglos que no como tortilla de patata en el campo. Y lo de coger moras, ya ni te cuento. Cuando iba a venir a venir a vivir al pueblo, me imaginaba cogiendo moras y luego haciendo tartas o mermelada. Bueno, pues creo que una vez conseguimos coger un puñadín, el primer año. Aquí no hay moras. Las carreteras entre pueblos y las urbanizaciones, han terminado con ellas. hay que ir al corazón del bosque para encontrarlas.
    Un plan de lo más atrayente aunque se tenga dinero.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ay es que a veces pensamos que las cosas son de una manera y al final son de otras, pero bueno, seguro que haces cosas geniales.
      Besos y aquí hay moras en todas partes, a veces más y a veces menos pero haberlas haylas, como las meigas, jejeje.

      Eliminar
  11. Esas excursiones por el campo cogiendo moras en verano o espárragos verdes en la primavera, las recuerdo más que cualquier juguete que me pudieran haber comprado mis padres. Disfrutaba mucho y mis hermanos también.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Eso creo yo, estas excursiones perduran más que cualquier juguete.
      Besos.

      Eliminar
  12. Tengo que darte toda la razón, Gemma: salir y no gastar dinero no es un delito, tampoco motivo para acomplejarse. Yo creo que hicísteis una excursión preciosa y que lo pasásteis genial, mucho mejor que si hubiéseis merendado en una cafetería por ejemplo, que está más visto.

    Como siempre te digo, me encanta tu filosofía de la vida y tu forma de disfrutar con los tuyos momentos sencillos. Creo que eso no tiene precio.

    ¡Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Claro, yo lo de las cafeterías siempre lo he dejado para invierno, que aquí en Asturias puede llover una semana sin parar y hacen falta planes B, pero en verano una excursión sencilla es lo más.

      Besos y muchas gracias por tus palabras, me alegra que te guste mi filosofía de vida.

      Eliminar
  13. Pasar un dia en el campo y recogiendo moras he pasado muchos días cuando mis hijos eran pequeños. Donde vivíamos era dar la vuelta a la manzana y comenzar a caminar por un camino hacia una presa y alrededor de ella es un paseo magnífico. Con un buen bocadillo de merienda para los niños, es donde mejor se lo pasaban. Y si íbamos a la playa ya había que gastar en gasolina o en el tren. Pero tú que vives en Gijón no hay como un buen paseo que le llaman las tres pes: Playa, paseo y pipas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Pues qué bonito lo que describes, me encanta.
      Jajaja, claro, muchas veces hemos usado las tres P, en invierno y en verano, y se pasa genial.
      Besos.

      Eliminar
  14. La conclusión que saco de este texto es que siempre serás feliz, porque sabes ver el lado romántico de la vida. Sabes sacar partido de cada momento, de cada rincón y de cada olor y eso amiga es muy importante y no todo el mundo sabe, de hecho poca gente sabe hacerlo. Te felicito por ello.
    Ah y el texto me parece muy bonito y muy evocador, me han dado ganas de irme a tu tierrina, que sabes que me encanta, y hacer un picnic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa, me alegra leer semejante conclusión.
      La verdad es que mi madre me ha ido contagiando(aunque desde que enviudó tiene muchos bajones) y me ha enseñado a disfrutar. Cuando ella era pequeña mis abuelos sacaban mucho a sus hijos, los llevaban siempre a hacer cosas pero cuando tenían épocas complicadas de dinero(los 50 fueron duros) les llevaban a caminar por el monte y jugaban a "cerrar fincas", que no era otra cosa que elegir qué prado les gustaba y rodearlos caminando, y pasaban la tarde correteando y merendaban en el prado...y mi madre, hasta que fue mayor, jamás sospechó que aquellos días eran momentos económicos chungos, ella prefería eso que ir a merendar a una pastelería, jejeje.
      Beso y en mi tierrina siempre te esperamos con los brazos abiertos.

      Eliminar
  15. a veces olvidamos que los niños no necesitan que les compremos cosas para desfrutar y ser felices.. cualquier novedad les encanta, y eso también se consigue sin dinero :)

    ResponderEliminar
  16. Qué bueno Gema recuperar esta entrada y es que las cosas importantes ni se compran ni se venden y pasar esa estupenda tarde juntos es algo que siempre se recuerda con una sonrisa.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Guapa!! Voy retrasa con tus entradas! Veo que se me han pasado algunas!
    Coincido contigo en que no hay que consumir para ser feliz!! Hay que disfrutar el momento! Yo como mejor me lo paso es bajando al bar de abajo y tomarme un cervecilla con alguna amiga, o hacer senderimso!!
    Me ha encantado tu recordarorio del post!! Un besote!
    Pd: me voy a ir poniendo al día de tus entradas, es que hay días que apenas puedo entrar al blog :*

    ResponderEliminar
  18. Me encanta el plan Gema!! Qué madraza has sido siempre!
    La verdad es que yo me suelo quedar en casa los días de bajo presupuesto. Como hoy, que estamos a final de mes jaja así que de poca ayuda te puedo ser para dar ideas!
    Un besazo guapísima!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas relacionadas post

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...