sábado, 5 de enero de 2013

Feliz día de Reyes



Para mí no hay Reyes completos sin la carta, al menos con niños.


Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Feliz día de Reyes, la noche más mágica del año.

A pesar de los malos tiempos que corren deseo con toda mi alma que esta noche mi ciudad y todas las ciudades se llenen de alegría.

Hoy me apetecía hablar un poco sobre esta noche en general, de cómo la recuerdo y de lo qué es para mí ahora.

La noche de Reyes siempre fue especial en mi familia, incluso en los años más duros.

Esta imagen es de Internet pero mi madre tuvo unos cacharritos muy parecidos.
Mi padre y mi madre siempre, siempre, tuvieron regalos de Reyes. Desde luego no eran consolas, ni maravillosas muñecas, pero siempre había algo. Normalmente a las niñas les ponían algún muñeco  o muñeca de un material tipo cartón (no sabría decir de que eran exactamente los que recibía mi madre), pero siempre tenía algún muñequito y mi abuela le hacía ropita al muñeco con algún trapo que tuviese. Algún año el muñeco tenía cuna,  pero todo muy pequeño y sencillo. Y además siempre le traían algo para el cole, generalmente un plumier de madera y un lápiz, aunque recuerda un año en que le trajeron una pluma estilográfica, y con el devenir de los años, al ir mejorando la economía familiar, siempre le traían un cuento o libro. A mi tío solían traerle un balón, o un fuerte para vaqueros, pero de los sencillos, o una diligencia, una peonza, cosas así, y algo para el cole también. Y a mí padre más o menos lo mismo, como eran más hermanos había que repartir, pero el balón, la muñeca con ropa de fabricación casera, algo de hojalata o unos cacharritos para jugar a las cocinitas nunca faltaban. Y con el paso de los años, cuando uno deja atrás la inocencia de la niñez y tiene hijos y una vida difícil se da cuenta del sacrificio que hacían aquellos padres de los cincuenta y sesenta que ponían siempre algo para que el zapato de sus hijos no estuviese vacío la mañana de Reyes.
Esto lo tuvo mi madre, lo tuve yo y lo tuvieron mis hijos aunque los suyos eran una versión más moderna.


En mi época las cosas ya no eran tan malas, y afortunadamente los Reyes siempre fueron generosos conmigo. Recuerdo la tardenoche del cinco de enero, tal día como hoy, cuando iba a ver la Cabalgata. Cuando ya pasaban los Reyes y llegaba la carroza que portaba los regalos yo siempre memorizaba los papeles de colores para comprobar si al día siguiente era alguno de ellos el que estaba en mi casa. Y como antes no había tantos modelos de papeles de regalos para elegir, sí que veía paquetes parecidos y me imaginaba que lo había visto en la carroza.

Cuando era muy pequeña mis regalos eran los normales de la época, las que estéis en la treintena sabréis de que os hablo y los recordaréis, por ejemplo la Nancy, algún juego de mesa, un carricoche con su bebé, muñecas que comían, o que hacían pipí, esas cosas. Luego llegaron los playmóvil(yo los llamaba clics), Pin y Pon, los juegos del Un, dos, tres, yo tuve el de Botilde y una botibota, el Nenuco, los barriguitas, el Tente, el blandyblub, las muñecas repollo, el Cinexin, el Enredos, que mis hijos tuvieron años después y se llamaba Twister, La Leslie, el Mocosete, que era mi preferido, cosas de maquillaje de La Señorita Pepis,y muchos juguetes más. A mí me hizo especial ilusión el año que recibí el cubo de Rubick y el de los Juegos reunidos, aunque cada año me gustaba todo. Me encantaba ir a la Cabalgata y después tomar un caldo o un chocolate con churros y en casa, después de mediocenar porque con los nervios no me entraba nada, preparábamos los zapatos junto al árbol y dejábamos la comida para los camellos, que era agua y un poco de zanahoria o pan, que según mi madre lo comían. Y para Sus Majestades un poco de leche y coñac y algo de comer, turrón o algo rico, eso variaba. Y al día siguiente, cuando nos levantábamos los nervios se apoderaban de nosotras y no podíamos ni llegar hasta nuestros zapatos. Y allí estaba mi madre con la cámara de fotos para inmortalizar el momento, tengo una foto de cada año y yo, claro, sigo igual, añadiendo video.Tengo las caras de mis hijos con todas las edades.
He visto esta imagen y me ha llenado de recuerdos. Yo aún conservo mi botibota pero no la tengo en casa así que he cogido esta foto para ilustrar.

No recuerdo ningún año de Reyes de decepción, siempre me gustaba mucho lo que me traían, primero los juguetes y al ir creciendo me regalaban cositas de presumir, una colonia, cosas para el pelo, o para jugar pero de más mayor, como las primeras maquinitas de marcianos, tipo GameBoy pero de los 80-90. Y siempre, siempre,  y eso lo mantengo, caía algo de leer.

Uno de mis regalos preferidos fue un diario que ya venia con las fechas marcadas, el mío era de los jóvenes castores, y servía para usar tres años. En teoría era un diario escolar, pero yo lo usaba de diario normal pues siempre me gustó escribir, y todavía ayer lo releí y me moría de risa al ver mis puntos de vista de entonces, con ocho años es una tragedia que tu amiga se enfade contigo y juegue a la goma con una niña que no quiere ser tu amiga. O que tu amiga se enfade con otra amiga y tú no te quieras enfadar con ninguna. La verdad es que es entrañable leer esas cosas.

Bueno, que me lío, volvemos a los Reyes. Hoy en día intento hacerlo parecido, aunque mis hijos son mayores y ya no pongo comida a los camellos, aunque confieso que les alargué esta creencia todo lo posible, tuve que usar mil tretas porque no sé porqué siempre se empieza por el ratoncito Pérez y luego va todo, así que aquí os cuento como salvé lo del ratoncito(Fulanito me ha dicho que el Ratoncito Pérez no exi) y alargué lo de los Reyes al máximo, no demasiado porque se enteran igual por el cole, pero siete años me parecen muy pocos para decírselo y en el cole muchos niños de seis o siete lo sabían, y encima lo decían porque cuando los míos ya lo supieron me prometieron guardar el secreto, especialmente con los primos pequeños, porque esta época tan mágica nadie tiene derecho a arrebatárnosla.
Esto no es de Internet, es mi diario de los jóvenes castores. El pobre esta algo chuchurrio por las mudanzas y el tiempo, pero me encanta leerlo.


A día de hoy seguimos yendo a la Cabalgata, a veces incluso los hemos recibido en el puerto, llegan en lancha y es precioso, y desde luego continuamos limpiando los zapatos y esperando como agua de mayo los regalos. Mis hijos son de la generación de las consolas, pero yo siempre he intentado regalar juguetes más creativos, aunque tengan consolas, pero intento que no sean su prioridad. Los juegos de hacer cosas, por ejemplo un volcán que funciona, siempre han estado presentes, y un trineo, algo para hacer deporte, bici, patines y balones, muñecas, Parkings y pistas Hotwheeles y siempre han jugado a cosas de niños, a casitas, tiendas, mamás, a carreras o a lo que sea, pero jugar de verdad, cosa que me alegra porque no quiero que estén todo el día sentados mirando una pantalla. Eso no quita que tengan consola, repito, pero todo con moderación y tratando de inculcarles otros intereses. Mi hija dibuja muy bien y siempre le doy algo para ello, desde un caballete con lienzo, óleos y paleta hasta accesorios para dibujos por ordenador, pero sin abusar. También tocan así que últimamente han caído complementos para los instrumentos, amplificadores, una correa para la guitarra, esas cosas. O discos de ediciones especiales de algo que les guste, o una entrada para espectáculos. Mi hija vio Luces de la ciudad, de Chaplin, con la orquesta Sinfónica tocando en directo, y le encantó. Vamos, que intento ser creativa y que les guste. Y para los demás busco sorprender con lo que les gusta, pero con un presupuesto ajustado, ni quiero fomentar el consumismo ni puedo.
Otro juego generacional, lo tuve yo y luego mis hijos, aunque con otro nombre.


Para terminar solo puedo decir que hoy hay que poner toda la carne en el asador, los niños  tienen que vivir este día intensamente, tienen que llamar a los Reyes en la Cabalgata, tienen que abrir los regalos con ilusión y mantenerse lo más ajenos posibles a los problemas. Y la tarde de Reyes es para disfrutar de la familia, a mí me encanta reunirme con todos y abrir regalos y si hay tiempo ver una peli navideña o infantil. Y claro, comer el típico roscón a ver a quien le toca el haba y a quien la sorpresa. El año pasado a mí me tocaron los dos, jejeje.

Bueno chicas, os deseo de corazón un día muy muy feliz y que os traigan mucho, que os lo merecéis, sobre todo mucha salud y suerte, y que este 2013 sea un buen año, de sueños cumplidos y de esperanza. Un abrazo y no olvidéis limpiar los zapatos.
Si os dejan carbón, que sea del dulce.

26 comentarios:

  1. Preciosa entrada Marigem!Me ha encantado y me ha recordado juguetes de los que ya ni me acordaba.
    Te deseo a ti y a los tuyos un buen día de Reyes.
    Un afectuoso saludo.

    http://bloguntoquevintage.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen dia para ti también y mucha suerte. Besos.

      Eliminar
  2. Que entrada más bonita! Justamente acabo de comer en familia, y se habla sobre ello, el encanto de que tiene para los niños, los recuerdos que yo tenía etc....cuánto me acuerdo de los juegos reunidos madre mía!!!

    Muchas gracias por el post.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, me alegra que mis palabras despierten recuerdos agradables. Mil besinos.

      Eliminar
  3. Precioso relato,el tema de mesa como dice Yolanda, felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. He cotilleado un poco tu blog y me ha gustado. Un besito.

      Eliminar
  4. Me he emocionado leyendo tu entrada, yo conservo unso recuerdos muy parecidos y también tuve la misma agenda de los Jóvenes Castores!! Desde que faltó mi madre mi hermano y yo intentamos que nuestra hermana pequeña viviese lo mismo que nosotros y ahora que ya está en la universidad sigue siendo la primera en abrir la puerta del salón apra lanzarse a por los paquetes. Estoy contigo, no se le puede robar a los niños esa ilusión y los mayores deberían de darse cuenta de que en realidad también ellos deberían mantenerla!

    Un fuerte abrazo.

    Pilar

    ResponderEliminar
  5. Tú si que me has emocionado. Me gusta ver a las familias tirar por este día, aún con la muerte de un ser querido. Mi abuelo murió un 5 de enero, tal día como hoy, pero sé que no hubiera querido que los niños sufrieran por eso, auque el recuerdo siempre esté. Y me encanta conocer a alguien que tuvo mi mismo diario, es precioso leer las cosas que pensaba entonces. Besinos y muy feliz año.

    ResponderEliminar
  6. que recuerdos!!!!

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haga recordar, especialmente si son cosas buenas. Un besito.

      Eliminar
  7. Felices Reyes Marigem!!! Para mi también es un días muy especial quizás mi preferido.
    Un beso fuerte
    http://antojadaporvocacion.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices Reyes!!!!!!!!!!Deseo que te hayan traído muchas cositas que te las mereces. Un besín.

      Eliminar
  8. Yo tenia tambien unos "cacharricos" de hojalata. Me gustaban mucho. Ahora cuando veo una vajilla minuscula de porcelana, de esas de los chinos. La compro aunque sea para niñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también compro las cosas que me recuerdan a mi infancia. Lo confieso, soy una ñoña. Besinos.

      Eliminar
  9. Ya estoy incorporada!!

    Quería avisarte de que vuelvo con sorteo de uno de mis bolsos de piel y rebajas incluidas!!!

    jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!!!!!!!En cuanto tenga un segundín me paso. Besinos.

      Eliminar
  10. Este año el día de Reyes ha sido triste porque un niño ha muerto en Málaga, y en su memoria guardo un recuerdo para él y no puedo comentar nada alegre.

    Buen año.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terrible. Cuando me enteré me quedé sin palabras, pobre niño y pobres padres, es devastador. Y aprovecho para decir que siempre he encontrado peligrosa la costumbre de tirar caramelos porque los niños van ciegos a por ellos, no es solo por el caramelo pues todos tienen chuches de sobra, es por cogerlos y divertirse y no se dan cuenta del peligro. Ojalá se tomen medidas y no vuelva a pasar. Un besín.

      Eliminar
  11. Me encantan las fotos!! He estado un poco desconectada, descansando unos días...pero no quería que se me pasara desearte Feliz año, aunque sea un poco tarde. :) Muchos besos!!
    http://doitnaturalnow.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Gracias por compartir. De acuerdo, el regalo no tiene por qué ser caro para cumplir su misión. Ely

    http://myavenio.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Espero que haya sido un dia inovidable!!! no puedo perder la oportunidad de darte mil gracias por todos tus comentarios de animo!
    Un beso enorme se nota que eres una granm persona!

    te espero
    http://mivida-y-miscositas.blogspot.com/

    ResponderEliminar