lunes, 8 de abril de 2019

Reseña: Cartas desde el infierno de Ramón Sampedro

Opinión sincera de Cartas desde el infierno

Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal ha ido el finde? El mío no ha estado mál aunque el sábado nos quedamos sin Internet en casa hasta el domingo por la tarde que vino el técnico.
Agradezco mucho a la compañía que nos enviasen un técnico en pleno fin de semana pero menudo engorro tirar de datos del móvil todo el tiempo. La verdad es que me he dado cuenta de que dependemos mucho de Internet; vemos la tele en Netflix o Amazon, usamos RRSS, leo la prensa con mi marido por la mañana, el email...

Bueno, hoy vengo con una reseña. Pienso que las reseñas literarias no son ni de lejos mi punto fuerte así que solo las hago cuando un libro me gusta mucho o me parece poco conocido y merece la pena que la gente lo conozca.

En este caso el libro es  muy conocido pero como lo he estado releyendo, pues me apetecía compartirlo, y sin más rollo empezamos.

Cuando empecé a releer este libro hace unos días no tenía pensado compartirlo, pero al ver el revuelo mediático que se ha armado con el caso del marido que ayudó a su esposa, muy enferma, a suicidarse, me pareció una señal y me animé.

Tengo muy claras mis ideas sobre la eutanasia y el suicidio asistido pero no quiero hacer esta entrada polémica así que me limitaré a hablar del libro, cual Paco Umbral. 

cartas-desde-el-infierno


Todos conocemos la historia de Ramón Sampedro. Cuando tenía 25 años, en agosto de 1968, sufrió un accidente en la playa y se fracturó la sétima vértebra cervical, lo que le ocasionó daños irreversibles y nunca más volvió a levantarse de la cama que lo tuvo prisionero 30 años.

En "Cartas desde el infierno" encontramos sus pensamientos, sus reflexiones y algunas cartas que intercambió, a lo largo de los años, con personas que le escribían para apoyarle, o incluso que estaban en una situación parecida.

Es increíble que sujetando el lápiz con la boca lograse escribir tanto y tan lleno de sentimientos y de emociones.

Desde que supo que su situación era irremediable, que nunca volvería a caminar, a poder ser independiente, a comer solo o a peinarse, entendió que su único camino era la muerte.

A lo largo dle libro lo explica muy bien. No es que él quisiera morirse. La gente le decía, incluso estando él delante, que se quería morir, y no. No se quería morir. Nadie se quiere morir. Quería volver atrás y arreglar lo que le pasaba, pero esto no era posible y la única forma que le quedaba para encontrar alivio era la muerte.

Al final del libro nos deja muy claro un pensamiento que comparto; el ser humano se mantiene vivo gracias a la esperanza, y cuando no hay esperanza, no puede seguir viviendo.

Todos sabemos el final de la historia porque su suicidio con cianuro potásico el 13 de enero de 1998 fue una noticia conocida por todos. 

Normalmente, cuando leo historias reales y al final del libro el protagonista muere, me quedo triste. Pero en este caso no siento lo mismo, siento alivio, es una especie de liberación; la que da el deber cumplido porque sabemos que se ha concedido el deseo que alguien llevaba pidiendo 30 años. Es duro porque no fue en paz como hubiera querido, fue más duro de lo esperado pero al menos no tuvo que hacerlo inanición, como le recomendaban.

cartas-desde-el-infierno


Destacaría de esta obra que a pesar de la dureza a mí no me transmite tristeza. Quizás si melancolía, incluso algo de rabia o dolor, pero también fortaleza, tenacidad y espíritu de lucha.

En mi caso leí el libro por primera vez hace muchos años y me impactó, pero creo que me faltaba "rodadura" porque al leerlo ahora de nuevo capto matices y sentimientos que antes ni pensaba.

De esta obra podríamos resaltar muchas frases y citas, son palabras bellísimas fruto de la desolación, el cansancio y la búsqueda de un lugar mejor; aunque esté disfrazado de muerte. 

De todas las cartas que pone una que me llama la atención es la que escribe al entonces Papa Juan Pablo II. Me sorprende mucho; en ella le recrimina su opinión sobre la eutanasia(no sé en realidad porqué se sorprendía) y le trata de tú, algo que me ha descolocado un poco. 

En ella le explica que si logra morirse no lo habrá hecho por desesperación, por falta de capacidad para soportar el dolor o por falta de afecto y cariño. Tampoco lo habrá hecho por resentimiento ni como acto de protesta o de inmolación contra el prinicpio de la autoridad. Lo habrá hecho simplemente por ser tetrapléjico.

También le escribe a Dios, a los Jueces y al entonces Rey de España. Cuando alguien ya no tiene nada que perder porque lo ha perdido todo, hasta las ganas de vivir, nada puede parecer un disparate y se intenta lo que sea, a la desesperada.

cartas-desde-el-infierno
En las páginas finales nos ponen la carta de despedida, cedida por su familia. Está en gallego pero se entiende genial y además la han traducido.


A lo largo del libro trata de hacer entender que los familiares, los cuidadores o amigos de una persona que quiere morir no deberían tener ninguna decisión; solo el afectado debería tenerlo.

Su madre decía que prefería verlo así que no verlo. Y yo la entiendo, seguramente yo en un caso similar diría lo mismo. Pero, ¿qué diría si fuese la persona relegada a la cama? ¡Cuánto hace pensar esta lectura!

Su cuñada, a la que dedica el libro, y lo cuidó dejándose el alma tampoco lo entendía ni apoyaba. Y es que cuando se trata de los nuestros nos volvemos egoístas y queremos conservarlos a nuestro lado sea como sea.

Ramón Sampedro decía que a los animales se les evita el sufrimiento y se les da una muerte digna pero como él  tuvo la desgracia de ser un mono degenerado tuvo que vivir un infierno.

Cuando ocurrió el terrible accidente, en el instante en que lo sacaron del agua y lo dejaron en la arena, él empezó a ver a las personas desde abajo. Y siguió viéndolas así 30 años, desde su infierno. ¡Qué duro!

Para terminar diré que me gustan mucho las poesías, algunas son sencillas, casi infantiles, que me recuerdan a ese Alberti  de "Marinero en tierra", y algunas son más profundas, o quizás oscuras.
Y los cuentos también son bonitos, ¡Cuántas contradicciones y sentimientos encontrados dentro de un mismo alma! Son cortitos y muy tiernos, yo creo que contrastan con las cartas que luego escribía a los jueces.
Pero todas tienen vida, porque aunque Ramón siempre decía que era "una cabeza viva en un cuerpo muerto" en esa cabeza había mucha vida. Menuda contradicción.

Y realmente hasta aquí llega la reseña. No quiero hacer spoiler pues, aunque todos sabemos como empieza y como acaba la historia, hay miles, millones de matices e historias que sus letras han ido tejiendo y que merece la pena que leamos.

Es una obra muy recomendable. No siempre es un buen momento porque, aunque no desprende tristeza, sí que es dura porque duele ver a alguien sufrir. Además nos hace pensar; nos recuerda lo frágil que es el ser humano, lo difícil que es a veces apoyar a alguien a quien queremos.

Para terminar diré que el prólogo es de Alejandro Amenábar, quien, sin llegar a conocerlo en vida se sintió tan impactado pro su historia que la llevó al cine. Os confieso que me costó ver "Mar Adentro", de hecho no la vi del tirón, pero es una peli muy buena y que capta ese espíritu lleno de vida que tenía Ramón. Javier Bardem, como siempre, está magistral.

Muchísimas gracias por leerme, nos vemos de nuevo el miércoles y me voy con una frase de Ramón Sampedro que ya he puesto en alguna otra ocasión.



42 comentarios:

  1. Lo fatal en este caso es el accidente, no la muerte. Tienes razón en lo que dices que a los propios animales se les evita el suplicio con la mayor naturalidad y sin embargo a un ser humano...
    Feliz semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, un accidente terrible que lo dejó muerto en vida.
      Feliz semana.

      Eliminar
  2. Entiendo lo que comentas de que se sienta alivio ante la muerte en estos casos, si es que es lógico.
    Un besito, y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Claro, es un alivio relativo, pero alivio.
      Muy feliz tarde.

      Eliminar
  3. vi hace años 'mar adentro', y además en el cine, que a mí siempre me genera cierta sensación opresiva.
    treinta años sin poder moverte de la cama son muchos años...
    sobre la eutanasia sólo diré que es un tema delicado, sobre el cual los políticos y la iglesia hablan de manera muy dogmática, cuando es algo que sólo lo puedes entender si lo estás viviendo.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Yo no fui capaz de verla en el cine. La vio mi hermana y me dijo que a mí me iba a angustiar y no me animé. La vi en casa, creo que alquilada del videoclub así que imagínate de cuando hablo.
      Todos hablan y hablan pero al final nadie hace nada y usan el tema de moneda de cambio.
      Muy feliz semana.

      Eliminar
  4. No he leído el libro, si la película, y hace años que estoy a favor de la muerte asistida... feliz lunes!!

    ResponderEliminar
  5. Yo no he leído el libro pero sí que vi la película hace unos años y me impactó muchísimo. Es una situación durísima en la que, como dices, hay muchos matices según el punto de vista de cada cual (familia, cuidadores, desconocidos, etc) pero desde luego creo que la decisión era solo y exclusivamente de Ramón. Yo, en su situación, también querría poder elegir y marcharme con el menor sufrimiento posible y sin la sensación de que estoy haciendo algo malo.

    Te ha quedado una reseña genial, Gemma. Para no ser tu punto fuerte según dices, me ha encantado :))

    ¡Besitos de lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia.
      Es qu ees una situación impactante, todos opinan y al final nadie escucha al único que debería tener voz.
      Me alegra mcuho que te guste, yo encuentro mis reseñas muy flojitas y solo me animo a hacerlas si veo qu eel libro es algo diferente para que más genet elo conozca.
      Muy feliz semana.

      Eliminar
  6. Es un libro con un tema muy delicado y muy duro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la razón, es un tema delicado y duro.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  7. Yo no he podido ni ver la película, estas cosas me afectan mucho. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, a mí me ha costado y no puedo leer esto en cualquier momento.
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  8. Hola Gema a mi me costó hasta ver la película, acabé llorando. Bardem está impresionante y la música es emocionante. Es tan injusto que ese hombre no pueda llevar a cabo su decisión y que a aquellos que le ayuden se los persiga. Es un tema complicado, muy complicado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo creo que una d elas cosas que da más emoción a la peli es la música, tienes toda la razón.
      Cuando alguien madura tanto una decisión y lo tiene tan claro nadie debería impedírselo.
      Feliz día.

      Eliminar
  9. No he leído el libro, pero la historia es impactante. Sí que vi la película de Amenábar (no me pierdo ni una).
    Estos días, con el caso de esta mujer que ha muerto ayudada por su marido, me he acordado mucho del perro de mi cuñado que, cuando ya no podía ni levantarse y se lo hacía todo encima y no comía, lo llevaron al veterinario y le pusieron una inyección. No entiendo que el sentimiento que nos lleva a evitar sufrimientos a un animal no se le aplique con mucha mayor contundencia a los seres humanos. Creo que hay una hipocresía en todo lo referente al tema que es una vergüenza.
    Esperemos que los poderes políticos se den cuenta de que la sociedad civil ya les ha tomado la delantera en este asunto y legislen en consecuencia.
    Deberías hacer más reseñas. No se te da nada mal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Yo tampoco me pierdo nada de Amenábar desde Tesis, soy muy fiel.
      Es que cuando ya perdemos toda dignidad si queremos irnos no es justo que otros nos lo impidan.
      Como dice Ramón varias veces no es qu equiera morirse, quiere volver atrás y no ser tetrapléjico pero como eso no va a pasar pues quiere la otra opción que ve como una salida.
      Mil gracias por decir que no se me dan mal las reseñas, tú las haces buenísimas y las mías las veo fljas.
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  10. No he leído el libro pero algún quiero hacerlo. La peli sí, es increíble la sensibilidad que transmite. No sé lo que tiene que legar a sentir una persona para desear morirse. Creo que habría que tratar de comprender el deseo de alguien que ya no quiere vivir. Hay casos en los que vivir así no es dignidad. Hablando del tema y de pelis, ¿has visto Yo antes de ti??? Si no la has visto te la recomiendo, eso sí, con Klinex al lado!!!
    Un besito guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      La peli es genial, sensible y bien hecha y auqneu es triste en el fondo no transmite tristeza, no sé si me explico.
      Yo antes de ti la he visto y he leído el lbro y...ainnnns qué angustia.
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  11. Un post estupendo! Gracias por tu visita! 🥀🥀🥀

    ResponderEliminar
  12. No he leído el libro aunque sí vi la película en su momento, personalmente tengo muy claro esto desde hace muchos años y es un SI rotundo a la a Eutanasia y el derecho a decicir que no quieres seguir viviendo en determinados casos como el de Ramón y con el último más reciente que todos estamos viendo, para mí eso no es vida, y yo tampoco querría vivir así.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, además él no lo pide por estar deprimido, por un momento malo o porque sí. Él lo ha meditado. Incluso a veces le intenta hacer ver a su hermano que si a él y a su cuñada les pasa algo el futuro que le espera es terrible. ¿Quién va a cuidarlo? Su situación es horrible y auqneu hay que estar en el caso para saber me imagino que no querría vivir así.
      Feliz día.

      Eliminar
  13. Un libro evidentemente emotivo y muy actual dado el último caso mediático sobre la eutanasia. Yo también tengo mis propias ideas sobre la eutanasia, como la tienen quienes deciden un día irse de este mundo. ¿Quién soy yo para obligar a nadie a pesar lo mismo que yo?
    Ojalá leyeran este libro quienes son tan estrictos con sus ideas que quieren que las tengan también los demás.
    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es que a veces queremos rete er a los nuestros a nuestro lado y nos volvemos egoístas. Recuerdo a una señoa(abuela de una amiga de mis hijos)cuyo marido se intentó suicidar y le salió mal. Estaba conectado a una máquina, ya era un vegetal que además, según los médicos, en algún momento pudo llegar a sufrir y ella se negaba a desconectarlo porque" está ahí". La hija le decía que también estaba ahí el florero y el cuadro del salón, y que él no quería vivr, eso estaba claro. Pues nada, 4 años conectado y la hija yendo y viniendo. Al final murió y toda la familia vivió una agonía.

      Si queremos irnos, y en casos como este qu eya no hay dignidad, nadie debería impedirlo.
      Muy feliz miércoles.

      Eliminar
  14. No he leído el libro, pero si he seguido las noticias de este hombre y si vi la película. Yo estoy de acuerdo en una eutanasia cuando la vida ya no tiene sentido. Y aún y todo este hombre pudo escribir, leer y hablar con sus seres queridos. Estar postrado en una cama más de treinta años es una cárcel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, vivió en una cárcel la mayor parte de su vida.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  15. Mi hermano tiene un cuñado tetrapléjico desde hace treinta años y ahí sigue. No es excusa. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que dependerá del caso. En el de Ramón Sampedro la cosa está bastante clara y no creo que se necesiten excusas cuando necesitas ayuda para todo; beber, rascarte, que te cambien el pañal, asearte...
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  16. Hola Gemma. El libro no llegue a leerlo y creo que de momento no estoy preparada para leerlo. Pero hace muchos años vi la películo y me impacto mucho. Es muy triste que los animales puedan tener una muerte digna y las personas no, espero algún día las leyes cambien y evolucionen. Feliz tarde. Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      A mí me pasaba, yo no puedo leerlo en cualquier momento porque lo paso fatal.
      Esperemos que la cosa cambie pero lo veo difícil.
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  17. No he leido el libro pero si vi la pelicula y la verdad es que no me animo a hacerlo pues este tema me llega muy adentro. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      El libro es duro. La peli se hace más dura por la música, la ambientación...pero el libro refleja una realidad muy dura.
      Muy feliz miércoles.

      Eliminar
  18. No lo he leído pero si he visto la película,mi Sí rotundo a la eutanasia,nadie es nadie para decidir sobre la vida de alguien.
    Ojalá algún día no tengamos que hablar de esto como una noticia y sea una normalidad.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Esperemos auqnue yo, sinceramente, lo veo difícil.
      Feliz miércoles.

      Eliminar
  19. Reconozco que nunca he tenido valor para leerlo ni ver la película, aunque sí seguí en su momento el drama de este ser humano. Soy partidario de que la Eutanasia se legalice, con sus controles, evidentemente. Pero es absurdo que alguien que ha reflexionado y madurado tanto esta dura decisión esté obligado a seguir vivo; simplemente, porque su estado es tal que ni él mismo puede quitarse la vida. La Vida es el mayor tesoro, pero es la propia persona quien debe decidir sobre ella. Un reseña muy emotiva, Gemma. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Obviamente en estos casos hacen falta controles, y más si la solicitan terceros, pero en este caso la persona lo tenía muy claro; lo solicitó legalmente dos veces, escribió cartas, fue a los periódicos, a la tele...vamos, que capricho precisamente no era.
      Muy feliz miércoles.

      Eliminar
  20. Los que se oponen a la legalización de la eutanasia, o son unos hipócritas o unos egoístas. El derecho a morir dignamente no puede prohibirse. Que se legalice la eutanasia no significa que todo aquel que sea un enfermo terminal se le tenga que aplicar forzosamente, sino solo a quien lo desea y lo ha pedido expresamente. Es como al discusiñon sobre el aborto o incluso cuando se discutía la legalización del divorcio. Solo aborta y se divorcia quien quiere, no se obliga a nadie más. Una cosa es que no te guste algo para tí y otra que no la quieras para nadie. Tarde o temprano (creo y espero que más bien temprano) se acabará legalizando la eutanasia. Y el egoísmo al que me refiero al principio, también va para la familia que no quiere perder a su ser querido a pesar de verlo sufrir. Es un amor mal entendido. Se prefiere mantener en vida al hijo o a la pareja esté como esté. Si amas a alguien de verdad quieres lo mejor para él o ella, y si él o ella desean dejar de vivir en unas condiciones inhumanas, hay que dejarlo marchar en paz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Opino igual, es un derecho al que todo el mundo dbería tener dinero, no se obliga a nadie pero los qu ede verdad lo necesitan no lo pueden ejercer.
      El amor devería ser sinónimo de libertad.
      Feliz día.

      Eliminar
  21. No he leído el libro pero me están entrando muchas ganas, seguro que así empatizamos más con él. Que bueno yo siento que lo entiendo, pero seguro que leyendo sus cartas lo entendería mejor.
    Eso que dice sobre los animales lo he pensado yo muchas veces, lo discutía con mi ex suegra, y es cierto. Yo siempre digo que estoy a favor de la vida, pero la vida de calidad. Que es muy difícil aceptar que un ser querido se vaya pero es un acto de verdadero amor dejarle ir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Totalmente de acuerdo, el amor consiste en dejar ir a la persona que quieres y en apoyar sus decisiones.
      Muy feliz día.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...