miércoles, 21 de agosto de 2013

Trucos para ahorrar y disfrutar del verano.


Mis trucos para ahorrar y saborear el verano; se puede hacer.


Mirar el mar siempre relaja



Hola a todos!!!!!!!!!!!!!!!! De nuevo me paso por aquí para contaros las cosillas que se me van ocurriendo.
Estos días de verano estoy disfrutando mucho, no paro de hacer cosas, y muchas de ellas no llevan ningún gasto, es algo que todos podemos hacer.
Por eso me llama la atención que mucha gente se lamente y se queje porque no puede hacer nada por culpa de la crisis. No me refiero, obviamente, a esas personas que se han quedado sin casa y que están en situaciones desesperadas, me refiero a muchos casos donde lo que realmente les falta es la ilusión.
Me he dado cuenta hace mucho, de hecho lo he comentado en alguna entrada antigua, de que la gente es demasiado cómoda, no intenta hacer nada diferente para saborear la vida, se conforman con pasar el día con los niños en el parque más cercano a su casa y yo creo que la vida es tan corta que hay que vivirla y buscar algo diferente.
Me gustan los puentes, son señal de continuidad.
No me considero una persona experta en nada, por eso nunca doy consejos, solo opiniones o ideas, y hoy me apetecía compartir un poco las ideas que yo he aplicado muchas veces en mi vida, y que sigo aplicando.
Ya he dicho muchas veces que odio la rutina, pero a pesar de eso creo que para poder disfrutar y arreglarnos con pocos recursos lo mejor es organizarse y planificar.
   En mi vida tuve épocas económicas buenas y otras bastante ajustadas, y en todas pude hacer bastantes cosas, simplemente se trata de poner interés.
Lo primero que yo siempre hago es lo que yo llamo fondo de despensa o de nevera. El día que en mi casa cobramos intentamos hacer una serie de compras, pues aunque es un día un poco perdido luego merece la pena.
Ese día siempre compro con lógica, no me gusta llenar el carro a lo loco, y antes de salir de casa reviso la despensa.
Creo que la base alimenticia en una casa son las legumbres, así que hago un cálculo y compro para el mes, al menos las más básicas, por ejemplo lentejas, garbanzos, alubias blancas y pintas. Y no me olvido de meter arroz, pasta de sopa, macarrones y espaguetis. Con esto y unos esqueletos de pollo que siempre tengo congelados para preparar caldo ya tengo unos primeros platos asegurados.
Otra cosa que suelo hacer es comprar unas bases de pizza que dejo reservadas, me sacan de mil apuros.
Y en la despensa meto cosas básicas en plan latas de atún, latas de champiñones laminados para la pizza o cualquier complemento, tomate frito,latas de pimietos, guisantes, cosas que o se estropean.
Si tenemos un congelador grande nos será de mucha ayuda. Yo suelo congelar mucho, pero aquí si que hay que ser ordenado para llevar un control.
En mi casa gustan un montón las croquetas así que me pongo un día a hacer de queso, de pollo y de jamón, y las guardo en recipientes, ya formadas y pasadas por pan rallado, me sirven para solucionar alguna cena o segundo plato, o por si viene alguien de repente, que me ha pasado mucho.
En el fondo soy como las ardillas que "roban" las nueces a este precoso nogal, me gusta guardar.
El día de cobro suelo comprar unas verduras básicas, y preparo paquetitos para sopa o pure. Los de puré son variados y en trocitos regulares, suelo meter zanahoria, ajo, cebolla, calabacín, calabaza y algo verde, voy variando. Y la sopa lo mismo pero en cuadraditos diminutos. Si hago un caldo de pollo y añado un paquete ya tengo un primer plato de cena asegurado.
Otra costumbre que tengo y es un buen truco es contar las raciones de carne o pescado y congelar lo que sobra. Por ejemplo si compro filetes de pechuga o ternera separo los que vamos a comer, uno o dos por persona, y lo que sobra lo congelo apuntando lo qué es, y me sirve para una ensalada César, unos nuggets o unas croquetas el pollo y la ternera para una boloñesa o canelones. Con el pescado en rodajas hago igual, y lo que sobra queda para fritos.
Me gusta que los desayunos sean sanos, así que además de un súperzumo del que ya he hablado con hortalizas y frutas  tomamos colacao o café con leche, unos una cosa y otros otra, así que a primeros de mes me surto de colacao y café. Y para acompañar compro pan de molde, normal e integral, galletas sencillas tipo María o integrales y corn flakes normales. Ahora compramos unos en el Lidl muy baratos que trae dos bolsas y duran un montón. Huyo de la bollería, y n solo porque se gasta un montón sino porque no aporta más que grasa, calorías y colesterol.
Teniendo  desayunos, algunas comidas y cenas resueltas  hago el resto de la compra, la leche, el detergente, aceite, azúcar y esas cosas.
Sabéis que me encantan las infusiones, pues cuando compro siempre cojo un par de bolsitas y las meto en una caja de lata que tengo, y a final de mes tengo un remanente.
Hago igual con aceite, café, azúcar, meto un poco en unos tarros y me olvido de que lo tengo, es para emrgencias u olvidos.
También guardo todas las muestras que me dan o que entran en los geles o demás artículos de higiene. Y a veces, separo un poco de colonia, gel o champú y la guardo para finales de mes.
Si quedan pocos días para acabar el mes y evitamos comprar un champú, una infusión, azúcar  o un poco de pollo para una ensalada podremos usar el dinero que nos queda para disfrutar, tomar unos helados, hacer una excursión un poco especial, nos da para gasolina, por ejemplo.
Mirando estos paisajes pienso que la vida no está hecha para lamentarse.
Mi forma de pensar puede parecer rara pero yo creo que la infancia dura muy poco y hay que intentar que sea una época mágica, por eso los niños no tienen por qué enterarse de nuestros apuros. Y eso podemos hacerlo con ilusión, que es la mejor cualidad en una madre o en un padre.
Si tenemos un sueldo un poco justo, como casi todos hoy en día, ellos no tienen por qué saberlo si son pequeños, cuando va creciendo yo pienso que hay que hacerles ver las cosas, pero con 4 o 5 años para un niño tener poco dinero es ser pobre como en África, no saben medir como nosotros y cada cosa tiene su edad.
Si compramos como yo os digo y hacemos un menú semanal, podemos saber de cuánto dinero nos queda libre para diversión, e intentar estirarlo.
En mi ciudad, y supongo que en muchas otras, hay muchas actividades gratuitas, así que tenemos que aprovecharlas. Gracias a Internet podemos estar al día de las actividades. Este año hemos tenido teatro, música en la calle,  actualmente hay conciertos de música clásica gratis por toda la ciudad, ferias, concursos en la playa de castillos de arena, de todo. Pues se pueden aprovechar esas cosas, es un dinero que nos ahorramos y ellos harán amigos y guardarán un recuerdo bien bonito para el futuro.
Y los días que no tengamos actividades, o que no nos apetezca ir, podemos aprovechar los muchos lugares con encanto de cada ciudad.
En todas las ciudades hay parques donde disfrutar.
Aquí tenemos muchos museos con un día gratis, y algunos son ideales para críos, por ejemplo el del Ferrocarril, pueden pasar la tarde entretenidísimos, y además muchas partes están en la calle así que toman el aire. El Jovellanos y el Piñole son gratis, y de vez en cuadro ver cuadros está bien para que aprecien el arte y aprendan a comportarse, pero eso sí, explicándoles las cosas para interesarles y evitar que correteen por todo el museo. O la exposición de la Caixa de la que hablé en el último post, es muy interactiva y divertida. Y las Termas romanas, con su esqueleto les suelen gustar mucho.
Me encanta variar de parque, este tiene mucho encanto.
Por supuesto, en verano la reina es la playa. Es gratis, en Gijón tenemos varias así que podemos elegir la que más nos guste o ir variando para que no se aburran, y es una forma ideal de pasar el verano.
La playa siempre es una gran aliada.
Cuando mis hijos eran pequeños, para que no se aburrieran, muchas veces alternaba. Si un día iba a la playa por la mañana, por la tarde los llevaba a un parque o a montar en bici, ya os hablé del Parque Infantil de Tráfico, es gratis, te dan la bici y es genial. Y al día siguiente por la mañana hacíamos otra cosa, dar un paseo o ir a un parque cerca de casa y pasábamos la tarde en la playa, en otra zona, por ejemplo en el pedrero buscando cangrejos. Ya sé que no deja de ser lo mismo, pero a ellos les da la sensación de ir variando, si un día vas de tarde y otro de mañana y lo combinas con otra actividad parece otra cosa.
Los alrededores de Gijón tienen muchos parques, así que lo que yo hacía, y aún hacemos a veces aunque sean mayores, es ir de pic nic a ellos.
Este parque siempre me recuerda a Central Park, con los edificios al fondo.
Para que no parezca aburrido un día vamos en bici a comer y otro día vamos a otro parque, andando y a cenar. No hace falta gastar, nos llevamos lo que tenemos en casa, una tortilla, una ensaladilla o cualquier cosina. Y si un día es playa, otro picnic, otro una actividad, otro bici y vamos variando el verano es divertido, original y nuestros bolsillos sobrevivirán.
Conozco muchas madres que no quieren verlo así. Como soy muy insistente alguna vez logré hacer que me acompañaran y pasamos tardes muy divertidas, sin gastar y además menos estresantes que el parque, donde los críos acaban chillando, agobiados con el calor, y corriendo de un lado a otro porque se aburren de hacer siempre lo mismo. Una de las madres a las que convencí ahora piensa como yo, y los últimos años de infancia de su hija los aprovechó así, y como ella dice; ”tenía que haberlo visto antes, la pobre nena se tragó demasiad parque y yo demasiado estrés”.
Además, si nos ajustamos con nuestros gastos de casa algún día podemos comprar a la vuelta un helado o algo que les guste.
Ir de excursión en bici siempre reconforta.
O de vez en cuando ir a un merendero, en algunos puedes llevar la comida y solo es necesario comprar la bebida. Lo importante es estar juntos y pasarlo bien.
A mí me encanta esa sensación de vuelta a casa después de jugar toda la tarde o  pasear, yo lo llamo volver a casa deliciosamente cansados.
Si los chicos son mayorcitos, como en mi caso, llevamos una pelota (eso no tiene edad) o unas cartas, o un libro, que nada hay mejor que leer bajo un árbol, junto a un río.
Me encanta encontrar rincones secretos.
Así que ya para ir acabando, creo que ajustando las compras, dentro de lo posible porque la alimentación para mí es sagrada, pero ajustándonos y poniendo ilusión podemos tener una vida feliz, con altibajos, pero feliz y llena de recuerdos. Y aunque los hijos vayan creciendo podemos hacer muchas cosas, solo hay que ir adaptándose.  Cada instante que se va no vuelve, así que hay que dejar de protestar. Cuando estoy en la cola del súper hay gente protestando, en el parque o en la playa siempre hay alguien quejándose, da igual donde estemos que la gente protesta. Y yo a veces me siento un poco tonta porque con un bocadillo y un paseo en bici al atardecer ya soy feliz. Pero es que ese tiempo que pierden protestando lo están perdiendo también de vivir, de reírse, de dar un abrazo, de acariciar a un perrito o de charlas con sus amigos.
Bueno, ya está bien de protestar yo, y vamos a centrarnos en lo que importa, en saborear despacio la vida, y ahora mismo el verano, que ya nos queda poco. Por cierto, ¿habéis cogido moras? Yo pocas, otros años cojo un montón así que a ver si en breve  tengo la despensa llena. Mil besos para todas y nos seguimos viendo por aquí.



19 comentarios:

  1. Me encantó este articulo. Me gusta muchísimo saber los trucos que tenemos cada una porque siempre se sacan ideas. Yo recojo moras y castañas que asaditas están de lujos. Besos linda

    ResponderEliminar
  2. Gracias, a mí también me gusta saber truquitos que nos ayuden a disfruta más de la vida. un besito.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita y útil entrada Marigem.Yo también hago un fondo de despensa muy similar al tuyo y me has dado una buenísima idea con lo de cortar y preparar los paquetitos de sopa y puré pero, te quería preguntar :¿Los congelas verdad?.
    Me encanta leer lo que escribes, yo soy también como tú y soy feliz con poco y es una pena que las personas como nosotras no abunden.Ojalá la gente pudiesen leer esta entrada que has escrito y reflexionar un poco.
    Voy a compartirlo en facebook.
    Un abrazo Marigem!!
    http://losojosdesonia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras.
      Si, los paquetitos de sopa y puré los congelo. Teng un congeladr grande y los congelo en bolsitas bien marcadas. a veces congelo por colores para hacer cremas de colores, por ejemplo, zanahoria y calabaza para naranja, calabacín y puerro para blanco y brócoli y guisantes o judias verdes y espinacas para verde. Luego solo hay que cocerlos con agua hirviendo.
      Y SI QUE ME GUSTARÍA QUE EL MUNDO ESTUVIESE LLENO DE PERSONAS QUE VALORASEN LAS COSAS Y FUESEN FELICES CON POCO. Yo por ejemplo, el día que hice la foto de las bicis o la de la playa casi vacía lo pasé genial, y no gasté nada, llevaba de casa todo, lo que significa trabajar pero disfruto tanto pedaleando o disfrutando de un bañito que no me importa. Un besito y me encanta verte por aquí y mil gracias por compartirlo en faceboo, eres un sol.

      Eliminar
  4. allí no lo sé, pero aquí la época de moras empieza en septiembre y yo suelo coger, un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!! Aquí las moras suelen empezar la segunda quincena de agosto, pero este año hay muy poquitas. UN BESITO.

      Eliminar
  5. Hola guapa,

    Menudas fotos más bonitas, me quedo con la 1, 4, 5 y la última. Yo nunca fui a recoger moras :( Pero quien sabe, tal vez algún día ;)

    Un beso,
    Cristina♥
    http://blog-andcoffee.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro que te guste. Lo de coger moras es una gozada, yo cuando empiezo no puedo parar, me sale mi vena egoista, jeje.

      Eliminar
  6. Mi madre siempre ha sido como tú, una hormiguita, como dice ella. Si no se tiene, no se gasta, pero si se tiene, no hay que gastar todo y de cualquier manera, hay que hacerlo con cabeza. Sabiendo qué comprar y cuándo. A mí me parece lo normal, pero hay gente que realmente no sabe!
    Y por aquí no hay tanta zona verde, pero seguro que igualmente se encuentran cosas que hacer con l@s peques (ya contaré cuando los tenga, jaja), lo que realmente hace falta es ilusión, como bien dices :)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la forma de pensar de tu madre, es la manera de superar los malos momentos. Y sí, con peques lo principal es la ilusión, con ganas podemos hacer de todo, aunque el sitio sea menos verde siempre hay cosas bonitas que hacer. Un besito.

      Eliminar
  7. unos trucos estupendos, y tus fotos son geniales

    http://losviajesysibaritismosdeauroraboreal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te guste. Besinosssssss.

      Eliminar
  8. Preciosa la entrada y las fotos maravillosas!!besos
    dezazu.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  9. Desde luego son unas vistas preciosas, vaya paseo mas apañado se hace alli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que es un paseo precioso, merece la pena desconectar por ahí. Besinosssssssss.

      Eliminar
  10. Hola Marigem:

    ¡Qué bonita esta entrada!, no sé por qué me la había perdido, menos mal que al final la he visto. Tienes toda la razón en nuestra ciudad podemos hacer muchas cosas sin gastar un duro, excursiones por los alrededores, visitas a los diferentes museos, la playa. Me he entereado de que en el museo estnográfico del Pueblo de Asturias hay una exposición fotográfica bastante interesante, refleja las distintas relaciones que hemos tenido los asturianos con los animales a lo largo de la historia. El museo es gratis y creo que este domingo hay una visita guiada a las 12, yo si puedo no me lo pierdo. Un beso y gracias por estar siempre ahí solete

    Noelia

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, se me olvidaba comentarte que este verano estoy pasando unas tardes inolvidables paseando por los Pericones y por la zona de Ceares que ha quedado tan bonita. A veces el paseo incluye parada en el cementerio para dejar flores a mis abuelos paternos y así me siento un poco más cerca de ellos. Besos

    Noelia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué casualidad, yo también voy a veces a Los Pericones, la foto en la que digo que me recuerda a Central Park la hice allí. Ahora que mis hijos son mayores y a veces salen con amigos voy con mi marido, en plan parejita, jeje. Gracias por leerme, un besín.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...