jueves, 2 de diciembre de 2021

Reflexión: un poco de todo

 Jueves reflexivo: de relaciones rotas, recuerdos de una madre y cosillas que hacen ilusión

Hola a todos y bienvenidos un día más. Ya estamos a jueves, y además ya es diciembre, decididamente el tiempo vuela. Hoy vengo con el post reflexivo, estoy con una infusión calentita, con compañía gatuna y muchas ganas de escribir, así que sin más rollo, empezamos.

 Mis lectores habituales sabéis que estos post reflexivos los escribo sobre la marcha, y claro, a veces me faltan las ideas, así que imagino que este post me saldrá en plan batiburrillo.

surf

 

Desde que era muy joven me gusta leer las columnas del suplemento dominical y de algunos periódicos. No las leo todas, solo de los autores (más bien autoras) que me gustan. Y este domingo leí uno de Isabel Coixet (sabéis que me encanta) que me llamó la atención. Ella hablaba del museo más visitado de Zagreb, y que es muy denostado o desvirtuado, más bien, por los críticos y entendidos. No es un museo de arte propiamente dicho: no hay cuadros, esculturas, grabados, trajes ni nada parecido. Tampoco podemos decir que sea un museo de ciencia porque no hay huesos, ni rocas, plantas o fósiles. Es el museo de "Las relaciones rotas". La gente dona cosas que les recuerden a una relación que se ha roto. Y lo que se expone lo eligen guiados por la historia que cuentan. Y al leer algunas de las cosas que la gente dona me ha recordado a la adolescencia. Yo creo que todos, o al menos la mayoría, en aquella época guardábamos cosas de nuestros novios adolescentes, o del chico/a que nos gustaba, aunque no fuese correspondido. Guardábamos el frasco vacío de la colonia que usábamos en la primera cita, la entrada de cine o el papel de la chocolatina que habíamos compartido. Yo tenía flores metidas en libros o en mis diarios, algunas eran simples margaritas medio pisoteadas de un jardín, que me regalaban como si fuese una orquídea única en el mundo; y en aquellos momentos, para mí, lo era.

Con el tiempo la mayoría de esas cosas acaban en una caja y ni nos acordamos. Pero a alguien se le ocurrió recopilar todos esos objetos y contar historias a través de ellos. Y al leer el artículo he recordado esa época tan chula en la que guardábamos los papeles de chocolatina o las margaritas medio pisoteadas de un jardín. Y aunque apenas recordemos las caras de aquellos novios de instituto, aunque hayamos pasado página y ahora todos tengamos nuestras vidas más o menos felices, en el fondo de nuestras almas siempre sabremos que en una caja de cartón duermen flores secas y viejos papeles que pueden contar una historia.

vacas

 

Estos días también he leído columnas de la maravillosa Almudena Grandes. Se nos ha ido alguien irrepetible. Y entre sus artículos releí uno que no recordaba muy bien, en el que habla de la voz de su madre. Su madre cantaba un villancico muy concreto y poco conocido, y ese recuerdo prevalecía en ella por encima de las fotos y de muchos otros recuerdos. Cuando publicó ese artículo yo aún tenía a mi madre, y aunque recuerdo que me había gustado mucho, no llegué a empatizar como lo hice esta última vez. Ella lo explica muy bien. A veces hay algo que nos recuerda a nuestros seres queridos. Puede ser el olor d eun perfume, una imagen, una frase...Yo de mi madre tengo miles de cosas, pero hay algunas que recuerdo a menudo. Una de ellas es una frase de "El silencio de los corderos", esa en la que Hannibal dice que se codicia lo que vemos cada día. La usaba mucho y siempre encajaba. Y también la recuerdo cuando alguien habla de aprender, ella decía que quería aprender algo nuevo cada día, Y lo hacía. Y yo también lo intento. Puede ser una palabra nueva, una receta, un truco para perros o el título de una película. 

Ya empiezo a perderme un poco, ya os lo dije. Así que para ir cerrando, y ya que va de mujeres, o autoras más bien, a las que admiro como Isabel Coixet o Almudena Grandes, se me ocurre compartir una chorradilla de esas que hacen ilusión.

Normalmente, los galardonados con le Premio Princesa de Asturias agradecen a la fundación el galardón, pero no suelen agradecer a la persona que los nominó. Este año vi un poco de la ceremonia, pues quería escuchar algunos discursos. Y cuando empezó a hablar Gloria Steinem, feminista y periodista, quiso agradecer a la persona que la había nominado. Y a mí me alegró el día, porque esa persona fue jurado de un certamen en el que participé hace ya mucho, y que tuve la fortuna de ganar. En la entrega de premios ella me dio algunos consejos muy buenos referentes a la escritura y a la igualdad, y es de esas personas que suman. Y que aportan. Y que la nombrara alguien de tanta relevancia y en un evento importante hace ilusión y me alegré infinitamente por ella.

premio
Las otras fotos no guardan relación con el post pero esta sí, estoy con una escritora de mi ciudad y la persona mencionada que  nominó a Gloria Steinem

 

Bueno, pues después de este mezclijo voy a parar. En breve me prepararé para el paseo mañanero y luego ya empezarán las carreras y lo que es el día a día.

Mil gracias por leerme y muy feliz día a todos. Nos vemos el sábado con el resumen semanal y algún especial.

36 comentarios:

  1. ¡Qué recuerdos! Yo era de las que guardaba en cajas entradas de cine, colgantes, cartitas...en Cádiz debe haber alguna todavía. Lo de Almudena me ha dado muchísima pena, era una grandísima escritora y mujer.
    Feliz día y hasta el sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Coincidimos, qué bien.
      Pobre Almudena, ha sido una pena.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  2. ¿Post reflexivos escritos sobre la marcha?, eso me suena a oximoron, de todos modos me ha gustado tu entrada en la que hablas de una escritora que leo y de una directora que sigo, aunque algunas de sus películas son estilo Garci por su lentitud.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Pues nunca había pensado en comparar mi texto con oxímoron, pero bueno, es algo así, improvisación.
      Jajaj, Isabel Coixet tiene pelis lentas, pero, al igual que Garci, me encanta.
      Feliz día.

      Eliminar
  3. A ver... yo tenía diarios (que conservo) y Album de fotos (que apilo) en los que además de las fotos en las que me gastaba muuuucho dinero en revelar, también guardaba los tickets del restaurante, los viajes del avión, la chocolatina que me había gustado.. un todo.. y me hace gracia cuando vuelvo a ellos después de 30 años, o cuando mi hija les echa una ojo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Qué chulada que lo conserves. En mi casa también hemos gastado mucho en revelar fotos, pero merece la pena.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  4. Cuando dices que no sabes de qué vas a hablar ya sé que va a ser una entrada amena.
    Eso de "tener la suerte" de ganar concursos no es cierto, sobre todo cuando se han ganado unos cuantos como tú. Algún mérito tendrás.
    Feliz segunda parte de la semana y feliz diciembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Pues muchísimas gracias por tus palabras.
      Muy feliz segunda parte de la semana y diciembre a ti también.

      Eliminar
  5. Gloria steinem la que celebra su aborto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La misma.
      Ella no celebró su aborto, simplemente entiende que en muchos casos un aborto puede ser una liberación y una celebración. Y yo la entiendo perfectamente, que yo seguramente no tendría valor, pero apoyo siempre a las que se ven en esa circunstancia. Fue un premio muy merecido.

      Eliminar
  6. Creo que cuando más recuerdos se guardaban era cuando el chico que te gustaba no te correspondía. Qué agobio de tiempos madre. No te creas que lo recuerdo con nostalgia. Lo de los seres queridos ya es otra cosa. La nostalgia duele tanto que tampoco me gusta recordar. Creo que los recuerdos y yo estamos algo reñidos. Si tristes por tristes, si alegres por perdidos, procuro no dejarme arrastrar por ellos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es cierto, un amor no correspondido da para más. O lo de las primeras citas, ya lego se guardaba menos.
      Yo también procuro lo mismo: no dejarme arrastrar por ellos. Pero a veces es inevitable, hay algo qu elo recuerda, un olor, una frase...
      Muy feliz día.

      Eliminar
  7. Pues fíjate que yo no guardaba ninguna de esas cosas que mencionas como entradas, chocolatinas y cosas así... ¡¡yo lo tiro todo!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que tu eres el pragmatismo en persona.
      Feliz día.

      Eliminar
  8. Sí, yo también era de esas, y todavía tengo guardada una caja con esas cositas. Mis hijas me dicen y para qué guardas eso... pues sí, para qué lo guardo, no lo sé pero me resisto a tirarlo. Isabel Coixet es maravillosa, yo también me leo siempre esas columnas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Como diría mi hija, somos unas moñas, jejejeje. Si yo no lo quiero para nada, y en realidad no suelo pensar ne eso, pero me gusta que esté en su sitio.
      Si, Isabel Coixet es genial.
      Feliz día.

      Eliminar
  9. Muy interesante lo que nos compartes de las columnistas

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Isabel Coixet, imagino que la escuches en Radio 3 y si no te lo recomiendo. El programa se llama "Alguien debería prohibir los domingos por la tarde", son los domingos a la hora de la preciada siesta pero siempre nos quedarán los podcast, por aquí es que somos muy de Radio 3, de hecho de vez en cuando he salido y salgo por El Bosque Habitado hablando de alguna que otra utopía.

    Ahhh colecciono postales y soy tan desastre que aun las tengo en cajas de cartón, algún día las colocaré donde se merecen o no ¿quién sabe? Almudena Grande se nos fue muy pronto pero dejó verdaderas joyas para releer una y otra vez. Completamente viernes... aunque tú no lo sepas.

    Besines utópicos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      La escucho a veces desde que me la recomendaste en otro post en el que la nombré. Es mala hora y suele ser en el coche, pero presta.
      Ay me encantaría haber escuchado el programa en el que salías.
      Me he inventado tu nombre...Ese marido la adoraba y yo adoro esos poemas, y también la versión de Enrique Urquijo, que escucho desde hace veintitantos años.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  11. Hola! yo antes guardaba como recuerdos muchas "tonterias", entradas de cine, conciertos o festivales de musica, cartas de compis de clase...pero haces años que hice limpieza y lo tire todo, me quede con cartas de mi novio y la tarjeta de indentificacion del trabajo de mi madre. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ay yo no podría tirar esas cosas. No las miro nunca pero no puedo deshacerme de ellas.
      Muy feliz día.

      Eliminar
  12. las cosas que nos recuerdan a un amor perdido, al principio hacen daño. con el paso del tiempo te dan un poco igual, y hasta puedes recordarlas con cariño. la idea de ese museo me parece muy original.
    almudena grandes ha sido una escritora muy reconocida. y cuando la entrevistaban era muy cercana y auténtica. una gran pérdida, sin duda.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Depende un poco del final de ese amor perdido. Si son cosas de adolescencia se recuerdan con cierto cariño, si ya nos pilla de adultos puede doler más.
      Pobre Almudena.
      Feliz día.

      Eliminar
  13. Bella reflexion las cosas que se pierden siempre se recuerdan . Te mando un beso

    ResponderEliminar
  14. Siii!!! yo tengo una cajita de esas donde guardaba ese tipo cosas, aunque ni idea de por donde debe de estar, seguramente en el trastero, jejeje. Muy bonita tu entrada guapa, disfruta el finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaa, yo creo que todos las tenemos en el trastero, pero de vez en cuando hace ilusión saber qu eestán.
      Feliz día.

      Eliminar
  15. Yo también soy de guardar recuerdos. Luego los guardo y ni sé donde. Pero me alegro cuando los encuentro y los vuelvo a ver. Las mujeres como Almudena Grandes son grandes siempre y ella nos ha dejado un gran legado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apsa igual, me alegra encontrarlos.
      Sí, su legado es único.
      Feliz día.

      Eliminar
  16. Hola wapa! Nuestra queridísima Almudena Grandes! A mi me recuerda a los seres queridos algún olor a perfume que me evoca algún recuerdo vivido junto a ellos. Y lo de las cajitas si tenia una de adolescente que ya no tengo. Ahora tengo otra donde voy guardando cositas que me han hecho feliz.

    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Los olores son muy evocadores.
      Yo también tengo una caja ahora, pero la de la adolescencia la conservo, fue una buena etapa y me hace gracia.
      Feliz puente.

      Eliminar
  17. Yo también era, bueno y soy de gaurdar cosas, mis hijos me dicen que parece que tengo el sindrome de Diógenes. Un beso Gemma y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijos me dicen lo mismo, que parece que tenbgo Diógenes pero ellos son igual, jejeje.
      Muy feliz puente.

      Eliminar
  18. Yo tengo guardado algún diario, fotos, y alguna entrada de cine.
    Los recuerdos a veces me traen tristeza otras me sacan una sonrisa depende del día y del momento, pero me gusta recordar, sabes ¿porque? a pesar de la tristeza que a veces me embarga, pues llego a la conclusión de que he vivido y lo agradezco y es que Gemma vivir es un regalo y aunque como a tí ya no tenga conmigo a muchos seres queridos, me siento afortunada de lo mucho vivido y también de lo mucho que he visto felices a quienes ya no están, de lo que he aprendido de ellos y de todo el cariño, amor y respeto que me han demostrado y eso si te pones a pensar es una fortuna, y mejor que la del dinero ¿no crees?
    Buen puente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Me pasa igual. A veces me alegran y otros despiertan tristeza.
      Y me pasa lo mismo, he vivido, me han querido, todos hemos tenido una buena vida (con cosas malas, claro) así que poco más podemos pedir.
      Muy feliz puente.

      Eliminar