jueves, 30 de marzo de 2017

Reflexión; el devenir de la vida.

Jueves reflexivo; cosas de ayer y hoy.

Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal va la semana? La mía rara, por un lado me ha volado pero a la vez se me está haciendo larga, de hecho al levantarme creía que era viernes, jejeje, vaya chasco.

Bueno, ya sabéis que hoy toca post improvisado, estoy con mi café y mi gato, y voy escribiendo un poco sobre la marcha así que perdonad de antemano las faltas y los fallinos.
Y sin más rollo empezamos.


cartel-titanic
Me gusta tanto el tema que he ido a todas las exposiciones que he podido

Llevo unos días pensando en lo mucho que han cambiado las cosas y lo poco que pensamos en lo que han cambiado.
Me explico.

Cuando era pequeña me gustaba leer unos tebeos que se llamaban Copito, y entre otras aventuras había una familia, Los supersónicos, de los que también hicieron serie de dibujos, que vivían en el futuro y su mundo era increíblemente evolucionado. Volaban y todo era  muy muy moderno. He mirado y se supone que era el año 2062, pero tal y como vamos evolucionando, no me imagino ese año así.

Por aquel entonces yo soñaba con tener algún teléfono mágico que me permitiese hablar desde la calle o ver la cara de la persona con la que hablaba, creo que lo vi en alguna peli, y era mi sueño. Eso sí que lo hemos conseguido, podemos hablar con cualquier persona desde cualquier lugar, y podemos vernos haciendo skype.

La verdad es que de pequeña tenía unos planes de vida que al final no se parecen en nada a mi vida actual. Uno de mis sueños era encontrar el Titánic, estaba obsesionada, tenía libros y revistas científicas, pero a los once años me llevé una decepción mayor que la de los Reyes Magos, porque se me adelantaron. Recuerdo a la perfección cuando vi la noticia en el telediario, estaba de vacaciones de verano, quedaba poco para empezar al cole y aunque me gustó que lo encontrasen y así ver las imágenes de mi barco favorito, aunque fuese hundido, me chafaron el plan.

cartas-navegación-titanic
Estas cartas de navegación son auténticas del Titánic


También quería ser profesora de sordomudos, supongo que porque una tía abuela lo era y yo me defendía con el lenguaje de signos, y ahora lo tengo totalmente olvidado, ainnnns.

Y quería ser cantante, jejeje, no hay nadie que cante peor que yo, pero eso sí, disfruto mucho cantando y destrozando canciones.

Recuerdo muy bien cuando fui al cine a ver Regreso al futuro II, fuimos con los hijos de unos amigos de mis padres, nos dejaron en la puerta y nos fueron a buscar pero nos creíamos mayores por haber entrado solos, jejeje. Y me acuerdo que se supone que era el año 2015 y la gente volaba en monopatín, los coches volaban y aquello era aún más moderno que lo de los Supersónicos, y nosotros nos preguntábamos si serían así las cosas 25 o 26 años después. Ya conocéis la respuesta.

vajilla-titanic
La vajilla también es auténtica del Titanic


Yo me imaginaba el año 2000 como el gran cambio, jejeje, y cuando vi Juegos de Guerra empecé a pensar que el mundo estaría dominado por ordenadores y todo estaría en manos de robots, jejejeje, creo que era demasiado impresionable.

La vida da tantas y tantas vueltas. Ya he contado muchas veces que si algo tenía claro es que quería tener hijos. Cuando mis padres nos dejaban elegir un sitio para pasar la tarde yo siempre pedía merenderos donde sabía que había niños pequeños. Las madres me los dejaban y yo les daba la merienda y achuchaba a las pobres criaturas como si no hubiera un mañana, jejeje, pobrecitos.

Unos amigos de la familia tenían un merendero y cuando íbamos me dejaban toda la tarde a la niña pequeña y yo le daba la merienda, la peinaba, jugaba con ella...y al hermano de mi mejor amiga lo sacaba a pasear, lo dormía en brazos...era una minimamá frustrada.

Pues eso al menos si que ha salido así.

La vida ha cambiado tanto...cuando se me hacía tarde tenía que avisar a mi madre, y tenía que buscar una cabina, no había otra forma, así que me tocaba dejar lo que estuviera haciendo para ir a llamar a casa. En cambio ahora mis hijos me avisan con un whatsapp, pierden un segundo y siguen con lo suyo.

O al revés, si pasaba algo y yo estaba por ahí no me enteraba hasta que volvía a casa, en cambio a ellos les puedo avisar mediante whatsapp o llamando, pero se enteran al momento, estén donde estén.

Cuando fui de viaje de estudios hacíamos paradas para llamar a casa, y a veces no estaban los padres porque habían ido a trabajar o a por el pan, pero era el momento que había para llamar y nos quedábamos frustrados(yo poco porque mi madre intentaba estar siempre en casa, la pobre), en cambio mis hijos y yo estuvimos siempre en contacto gracias a los móviles.

¿Y lo de revelar las fotos? Recuerdo que en un viaje se nos veló un carrete entero y no lo supimos hasta que estuvimos en Gijón y las llevamos a revelar. O a veces salíamos con los ojos cerrados, o cortados. Ahora no solo hay cámaras digitales estupendas y ves las fotos al momento, es que con un simple teléfono podemos hacer fotos o grabar vídeos, eso ni Marty Mcfly ni los Supersónicos se lo imaginaron.

Mi abuelo murió con la pena de no recordar las caras de sus padres, y eso hoy en día no le pasa a nadie, todo el mundo tiene un móvil o conoce a alguien que le puede hacer una foto sin gastar dinero, y eso hace que a nadie se le olvide la cara de su madre, que no hay nada más triste.

Pues estos días me ha dado por pensar que no valoramos todos estos avances, que nos avisan por whatsapp hasta de los deberes de los niños, que podemos mirar la cartilla del banco desde casa, que podemos comprar desde el ordenador lo que sea, unos pendientes, maquillaje o bricks de leche, lo pagamos desde el sillón y nos lo traen a casa y puedo hablar desde casa con gente que tengo lejos y de la que no recordaría la cara si no fuera por estos avances. Pero lo hemos normalizado tanto que no valoramos lo cómodo que es.

Ayyyy ya empiezo como siempre a irme por las ramas, pero vamos, que quiero decir que me imaginaba el futuro de una forma y al final ha sido de otra, pero me gusta, prefiero hablar por el móvil que ir volando en coche, y me gusta recordar aquellas fotos que llevábamos a revelar, o las pelis de superocho que tenían que mandar fuera...me gusta que esto conviva con lo de antes, con paseos en bici, con tranquilidad y con momentos relajantes.

Bueno, pues hasta aquí mi post de hoy, ya sabéis que no he podido descubrir el Titánic pero he hecho otras cosas y quien sabe, quizás aún esté a tiempo de encontrar algún tesoro aunque no hay ninguno que me atraiga tanto.

Muchísimas gracias por leerme y nos vemos el lunes para recordar los mejores momentos que me ha dejado marzo.

Y vosotros; ¿os imaginabais el futuro como es ahora? ¿Veíais Los Supersónicos o Regreso al futuro II? ¿Tenías que llamar a casa si ibais a tardar?

¡¡¡¡¡Hasta mañana!!!!


51 comentarios:

  1. Si te digo la verdad no creo que la vida haya cambiado, los de ahora hacen los mismo que nosotros antes, lo que pasa que la vida ha evolucionado y la tecnologia ayuda o no. Pero yo veo a mi hija y creo que hace lo mismo que yo, dibujos distintos, ropas distintas, pero sentimientos iguales y en lo principal lo mismo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Si, en eso te doy la razón. Ayer fui a dar un paseo por la playa y había grupos de chicos y chicas y si les quitabas el móvil hacían lo mismo que yo a su edad.
      Besos.

      Eliminar
  2. Yo creo que hemos evolucionado a nivel tecnológico, pero a nivel de valores... a veces pienso que estamos involucionando, te lo juro.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy el tema valores es terrible. Hay gente joven maravillosa pero hay un sector horrible, no sé si es la tele, la familia o una mezcla pero es terrible.
      Besos.

      Eliminar
  3. Escondemos el Titanic de nuevo y tú lo buscas. No vas a quedarte con ese chasco.
    Fíjate si era desustanciado ya de pequeño que quería llegar a mayor para poder fumar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues ya si eso en unas aguas un poco más calientes qué está en un sitio...
      Jajaja, no hombre, desustanciado no, eran los tiempos, jejejeje. Si de algo me arrepiento yo es de haber fumado 10 años, uffffff.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Efectivamente, el futuro no es como nos lo imaginábamos de niñas... Y la verdad, me gusta más. Yo también era de Copito, y del Don Mickey. Y llamaba si me retrasaba, cosa que no solía pasar porque de siempre la puntualidad ha sido una obsesión. Y el revelado de fotos... que cuando íbamos de excursión al Zoo con el colegio, y luego tocaba revelar fotos, a mi madre le llevaban los demonios pagar 2000 pesetas por ver fotos de patos movidas... Así que la tecnología ha venido muy bien..
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy Don Mickey, me encantaba.
      Yo intentaba ser puntual pero a veces pasaban cosas, perdía un bus o cualquier cosa y tenía que avisar si o si, jejeje.
      Mi madre para las fotos era muy manilarga,jejeje, siempre ha hecho muchas, de hecho tengo muchas de mi infancia y me insistía a llevar la cámara a todas las excursiones, jejeje. La tecnología está genial para estas cosas.
      Besos y feliz jueves.

      Eliminar
  5. Si tuviera que contarte cómo era mi vida en los años cincuenta...
    En algunas cuestiones no hemos adelantado tanto como sugerían algunas películas de ciencia ficción. Ahí está, por ejemplo, la famosa película de Stanley Kubrick, "2001, Una Odisea del Espacio". Estamos en el 2017 y todavía no viajamos por el espacio en una nave tripulada por un ordenador inteligente como "Hal", que puede hablar y adivinar las intenciones del personal. Y por otra, en cambio, hemos dado una salto brutal, pero como esos cambios se han ido produciendo gradualmente, no nos hemos apercibido hasta que, como tú, nos paramos a pensar. Solo tenemos que mirar un álbum de fotos de hace veinte o treinta años para que se nos pongan los pelos de punta, jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!!
      Pues más o menos como la de mis padres, jejejeje.
      Siiii, creo que Kubrick fue un poco inocente aunque claro, es lógico que no haya ocurrido porque los primates no fueron dotados de esa inteligencia que él les daba, jejeje.

      En algunas cosas hemos evolucionado un montón.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Siempre de niños vemos las percepción de todo distintos a como cuando somos adultos. Los tiempos han cambiado mucho unos con la tecnología para bien. Pero a mi me parece que los valores son peores, ya no se respeta casi nada ni a nadie. Yo he tenido pocas veces que llamar a mis padres por el teléfono, quizás porque no lo he necesitado. Hoy en día dependemos del móvil para casi todo. Y si te digo la verdad aunque tenemos móvil lo usamos para tonterías. Las verdaderas llamadas se hacen para avisar de algo. Pero para estás mas unidos con la familia no. Por lo menos eso me parece a mi . Yo si no llamo a alguien o a familias para saber cómo están, lo sé. Pero ellos no se les ocurre llamarme, lo he comprobado estas navidades, limité mis llamadas a los más íntimos los demás ni se acordaron de llamarme. Estoy sin movil por que se me ahogó el viernes pasado y la verdad ni lo hecho de menos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Si, la percepción cambia mucho de la infancia a la edad adulta.
      Los valores...hay gente estupenda pero en algunas cosas hemos retrocedido, eso no te lo niego.

      En mi familia intentamos estar conectados y vernos, no es fácil porque somos muchos y con horarios complicados, pero lo intentamos.

      Seguro que los que te llamaron y llamaste son los que merecen la pena.

      Yo estuve sin teléfono hasta hace una semana y vivía de lujo sin él, pero ahora que lo tengo veo que vuelvo a engancharme, ainnnns.
      Besos.

      Eliminar
  7. ¿Tú te frustraste por no encontrar el Titanic? Pues imagínate que anuncian el fin del mundo para un día antes de que cumplas los 10 años, y el mosqueo que te pillas porque no podrás celebrar tu cumpleaños con tus amiguitas. Verídico. Y aquí seguimos.
    Hay que tomarse la vida como viene, y sin mirar demasiado atrás, no sea que te atrape.

    Por cierto, aún con todos los adelantos, hay fotos que se pierden. Yo aúne stoy buscando las de un viaje muy especial que no sé dónde han ido a parar, y eso que as guardé en nube, pendrive, y CD.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que quedarse sin cumplir diez años tiene que ser un faenón, menos mal que al final no ocurrió.

      Desde luego no hay que abusar de esas miradas al pasado, pero de vez en cuando me gusta recordar, siempre sabiendo donde estoy, claro.

      Qué rabia lo de las fotos, a mí me pasó con algunas pero las fui recuperando.
      Besos y ojalá te aparezcan.

      Eliminar
  8. Yo no miro demasiado atrás por no decir nada y no me dio nunca por imaginar como sería el futuro, simplemente voy sobre la marcha y por supuesto a la tercera pregunta la respuesta es que sí y no solamente mientras he sido menor sino mientras he vivido en mi casa, pero siempre me ha parecido de lo más normal... si normalmente vas a una hora y ese día por lo que sea no vas pueden pensar que te había pasado algo y bueno pues lo que hacíamos todas y todos... buscábamos una cabina y llamábamos... diciendo que llegaríamos más tarde ¡no teníamos móvil!!! también decir que estoy muy agradecida de que me haya tocado vivir una vida a la que aun he llegado a tantos cambios estupendos, ordenador, móvil y especialmente Internet que me parece uno de los mejores inventos de todos los tiempos con sus ventajas e inconvenientes pero yo le saco las ventajas!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!!
      Ya sabía que me dirías que no miras atrás, jejeje.
      Y claro, lo de avisar es normal, incluso lo hago ahora con familia o amigos, si me voy a retrasar, por la razón que sea, la otra persona tiene que saberlo que se puede preocupar y seguramente tendrá vida y no puede pasarse todo el día esperando.
      Besos.

      Eliminar
  9. Me ha hecho mucha gracia tu frustración porque se te adelantaron a encontrar el Titanic jajaja
    Tienes razón, las cosas han cambiado y donde más lo noto es en la comunicación, que ahora estamos lejos pero podemos estar muy cerca, aunque a veces esos avances nos alejan precisamente de los que más cerca tenemos.
    Para mí la llegada del euro fue como un antes y un después y me parecía que todo se iba a volver super moderno. ¡Que ilusa era!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!!
      Siii, las nuevas tecnologías a veces nos alejan, podemos estar en la misma mesa cada uno con su móvil, pero en general nos ayudan y facilitan.
      Ayyyy qué inocente, me encanta!!! Yo fui enseguida a comprar para que me dieran euros, no pasé ni por el banco, pagué con pesetas y me devolvieron euros, pero enseguida se me quitó la gracia, al ver como se volatizaba el dinero.
      Besos.

      Eliminar
  10. los móviles son un gran avance. en las aventuras de esther -que son de los años setenta y ochenta-, cuando esther se perdía o se quedaba encerrada en algún sitio, no podía llamar a sus padres para pedir ayuda y al mismo tiempo tranquilizarles.
    cuando se hundió el titanic, se supone que en sus mensajes pidiendo socorro dieron las coordenadas del punto donde se encontraban. pero eso ocurrió en medio del atlántico, y con la profundidad que tiene... pero ya encontrarás otras cosas, no desesperes. ;)
    besitos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!! Siii, yo era como Esther, a veces no había cabinas cerca y era una angustia.
      Jajaj, bueno, hace unos 4 años encontré unas monedas antiguas en un pantano que se había secado por el verano. Tengo pendiente llevarlas a algún anticuario a ver si me puede decir la época a la que pertenecen, que no será un tesoro pero hace ilusión encontrarlas.
      Y tengo fósiles, eso sí, pero me queda la espinita del Titanic, jejeje.
      Besos y muy feliz jueves.

      Eliminar
  11. Yo me imaginaba que en el año 2000 íbamos a andar flotando en el espacio y montando en coches voladores... De todas formas, es increíble la cantidad de cosas que no había cuando yo era pequeña y ahora sí (y tampoco ha pasado tanto tiempo, oye. Jajajaja).
    Yo era muy fan de los Supersónicos también.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A qué sí? Yo me lo imaginaba también y no hemos llegado a tanto aunque aún así hemos avanzado mucho.
      Ayyyyy los Supersónicos molaban mucho.
      Besos.

      Eliminar
  12. Yo recuerdo cuando empecé a viajar por el extranjero y quería llamar a mi madre que siempre ha sido muy miedosa y con gran imaginación y si estaba tres días sin llamarla, no veas las cosas terribles que pensaba que me habían pasado. Así es que tenía que buscar cabinas que fueran con monedas, cosa cada vez más difícil o hacerme con una tarjeta, cosa aún pero porque después de conseguirla, tenías que saber usarla y siempre había voces al otro lado hablándote en extranjero y tú colgando y mentando la madre de todo lo que se meneaba.
    Menudo invento el móvil y todo lo que supone.
    A mí también me encantan las historias del "Titanic"
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, mi madre también era así y se inventaba mil historias, jejeje, y yo soy también un poco así, jajaja, todo lo malo se hereda.
      Yo en Francia me cargué una cabina porque no vi que era de tarjeta y metí una moneda, en su momento lo pasé fatal porque fue en un viaje de estudios y delante de varios compañeros. Qué vergüenza, por hacerme la lista, no me parecía como las que yo conocía de tarjeta, ufffff.

      Jajaja, has descrito esas llamadas a la perfección, hasta que aprendí a llamar a cobre revertido, lo malo eran las facturas que llegaban luego.
      Besos y viva el Titanic.

      Eliminar
  13. Me gustan muchisimo tus jueves de reflexion :) Coincidimos en bastante en este post, yo tambien me he puesto a pensar porque no estamos haciendo ya viajes de fin de semana a la Luna, como en Odisea en el Espacio. Pero tambien me pongo a pensar por el otro lado, las de veces que quedamos en un sitio concurrido (tipo feria) y al no encontrar a los amigos nos llamamos, Y como era eso antes? Si no te encontrabas con alguien, mala suerte!
    Siento que no pudieras encontrar el Titanic. Yo queria ser exploradora, pero no dejaban de decirme que ya estaba todo descubierto, que rabia! Pero seguro que muchas otras cosas aun podemos descubrir :) grandes o pequenas!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias!
      Veo que la mayoría nos imaginábamos el futuro más "de película", jejeje.
      Ahí le has dado, antes si no nos encontrábamos nos buscábamos y siempre era peor, jejejeje.
      Lo del Titanic me frustró mucho, jejeje.
      Claro que sí, queda mucho por descubrir.
      ¡¡¡Besos!!!!

      Eliminar
  14. Justo de esto hablábamos este fin de semana... de cuando mis padres y abuelos eran pequeños y en navidades la gente de la ciudad enviaba al pueblo con el autobús turrones y los del pueblo mandaban gallinas y pavos... increíble!!! Yo de pequeña también quise ser varias cosas: cantante, monja... (si monja, todavía no me lo explico. Recuerdo el disgusto que le di a mi abuelo), reportera de guerra... y aquí estoy programando jejejeje.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Qué bien tenerte aquí.
      Madre mía qué tiempos.
      Jajaja, yo también quise ser monja pero la culpa la tuvo Audrey Hepburn, si has visto la peli me entenderás, jejejeje.
      Ayyyy pues lo de programar es lo tuyo seguro.
      Besos y me alegra un montón tenerte por aquí.

      Eliminar
  15. No me lo imaginaba así desde luego, pero la verdad es que todos los avances que hemos conseguido nos hacen la vida mucho más fácil y cómoda.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Siiiii, todos nos imaginábamos cosas mucho más vistosa pero ahora tenemos robots que cocinan por nosotros, se puede comprar desde casa y pagar con tarjeta, hay banca electrónica, emils para todo, web cam para hablar con los que tenemos lejos...y muchas cadenas de televisión, que eso sí que me molaba de las pelis.
      Besos.

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Descubrir el titanic, anda!!! Fui a ver una expo sobre él, había objetos reales, una pasada.
    Me has recordado tiempos pasados con el revelado de las fotos, si es que va todo tan rápido. Ahora vamos hablando por la calle solos y enviando whatsapps, es la leche.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, yo también he visto un par de exposiciones y es impresionante.
      Jajaja, lo del revelado de fotos era lo más, esas ganas de ver qué había salido...
      Muchos besos para ti también.

      Eliminar
  18. la vida cambia y todas las epocas son diferentes, tuvo que ser una experiencia muy bonita ver el titanic, aunque tambien triste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, son etapas...
      Si, fue una experiencia genial, no fue el Titanic tal, claro, eso se lo pediré a James Cameron si rueda una segunda parte, jejejeje, que él sí que bajó a verlo. Pero las cosas que tenían eran preciosas.
      Besos.

      Eliminar
  19. La de planes que hace una cuando es pequeña, bueno y ahora también. Yo veia el futuro, mucho mas futuritas, con naves espaciales, viajes a la Luna y demas. Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si, creo que todos veíamos el futuro así, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  20. Lo que tiene imaginar el futuro es eso, que solo es imaginación y se puede acertar o no. Yo diría que en lo más importante, tener a tus hijos, sí que has cumplido el sueño que imaginaste :)
    Es verdad que tenemos hoy en día infinidad de comodidades que quizás no valoramos lo suficiente, y es una pena porque nos perdemos una parte del disfrute. Cuando yo me casé y me fui a vivir lejos de mi familia aún no había teléfonos móviles y recuerdo tener que bajar a la cabina a llamar a casa una vez a la semana para que supieran que estábamos bien. ¡Eso parece la prehistoria!
    Como dices gustan los adelantos, pero también las cositas con sabor a antiguo que llegamos a conocer. Con ciertas edades, lo digo por mí, empiezan a ser un puñado jajajaja.

    Besitos y feliz viernes, Gema. Te quedó un post muy entrañable que me ha encantado :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Siiii, la verdad es que en lo de los hijos he tenido suerte.
      Eso creo, que hemos normalizado muchas cosas que son una pasada en realidad, compramos desde casa si queremos, el móvil, miles de fotos y vídeos que podemos mandar a familiares que están a mil kilómetros...es alucinante.
      Siiii, me uno a lo de ciertas edades, que mis 42 me han hecho conocer antiguallas, jejejeje.
      Besos y me alegra muchísimo que te guste.

      Eliminar
  21. La verdad es que es cierto, cuando eres pequeño o joven te imaginas el futuro de una forma y luego resulta que ne muchas cosas no son ni siquiera como lo soñaste pero así es. Yo la verdad es que miro hacía atrás y si he cumplido varias cosas, entre ellas tener un hijo, un buen hijo, y me siento tan feliz, de modo que mira no esta mal. Y oye yo también canto mal, tanto que cuando canto llueve, jejje, casi siempre.
    Lo de la lengua de signos es algo uqe también tengo pendiente, porque por mi problema quien sabe si el día de mañana me va a venir bien, de modo que en algún momento me lo tendré que plantear, aunque ahora ando liada en otras cosas, un curso entre ellas y médicos, de modo que no me lo planteo y mi futuro inmediato es el valenciano, que el tema se esta poniendo verdaderamente insoportable, y si quieres opositar el gobierno valenciano te lo exige de modo que me parece que al final no queriendo voy a tener que hacerlo, de modo que en esas ando Gemma.
    Y mi madre conserva todas las pelis de super ocho de mi abuelo, el día de mañana quiero si puedo, pasarlas a DVD, porque mi abuelo le encantaba la fotografía y hacer pelis con super ocho, me montaba historias muy chulas, y nos sacaba a todos los nietos.
    Un beso y como siempre disculpa pero llego tarde, mis semanas últimamente entre curso y médicos, la tengo muy muy completa, y gestiones para casarnos en el juzgado, en fin que así andamos.TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que porras esta muy muy muy bien lo de tener un hijo jolin que para mi una de las cosas mas importantes que hecho en mi vida.

      Eliminar
    2. ¡¡¡Hola!!!

      Lo primero¡¡¡Felicidades por esa futura boda!!!! Y ahora ya te contesto.
      Claro que tener un hijo está muy bien, es lo mejor del mundo.
      Jajaja, seguro que no cantas tan mal como yo, creo que nadie canta tan mal como yo, aunque eso sí, disfruto que no veas, jejeje.
      Lo de la lengua de signos es genial pero tú, por ahora, con los implantes vas genial así que mejor sigue con esos cursos. Ayyyy lo de las lenguas es un lío.
      Me encanta lo qu eme cuentas de la spelis de tu abuelo, menudo tesoro.
      Besos y no pasa nada por llegar tarde, lo bueno es que estás aquí.
      Besos.

      Eliminar
  22. hola marigem! por un momento estuve sentada a tu lado, tomando cafe y con tu gato( yo tengo uno) y viendo los supersonicos en la television vieja que a veces hacia rayas!!!! y se necesitaba un elevador de tension. adoraba la mucama, robotina, aqui en argentina! y soñabamos con ese futuro. gracias a amigas como tu, viajamos en el tiempo y a la velocidad del vertigo. enorme, enorme besobuho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Ayyy qué bien que te transportaras por unos instantes a aquellos tiempos.
      Mil gracias por comentar y besos para ti y para tu gato.

      Eliminar
  23. Gemma, no solo no valoramos los avances, es que llegamos a creer que siempre han estado ahí y ya no recordamos cuando éramos capaces de salir de casa y estar durante horas ilocalizables, cuando escribíamos cartas para comunicarnos con nuestros seres queridos y la respuesta se hacía esperar semanas, cuando nos enterábamos de las noticias por la noche en la tele...
    Bonita reflexión la tuya y bonitos recuerdos los que nos traes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Siiii, es verdad, se nos ha olvidado que es salir sin tener "un chip localizador", jejeje.
      Un besito y lo de enterarse por la tele de las noticias me parece taaaan lejano.

      Eliminar
  24. El cambio tecnológico de los últimos años ha sido brutal. Los más jóvenes no lo valorarán porque no lo han vivido pero yo creo que los demás sí lo hacemos.
    Yo también era de las que tenía que buscar una cabina para llamar a casa si mi iba a retrasar jajaja
    ¿Y lo de las fotos? madre mía, cuantos recuerdos me has traído. Pasé un verano en California, hacía fotos en plan japonés (a todo) jajaja o eso me decían los americanos porque al volver a casa, resulta que solo había gastado 2 carretes de 36, jajaj. ¡¡Imagínate!! hoy te vas a la esquina y haces el triple de fotos con el móvil.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Eso pienso, que la gente joven ha nacido ya con todo esto y ni lo valora.
      Claro, lo de buscar la cabina era una obligación, jeje.
      Ayyyyy las fotos. A mí me pasó en algunos viajes, me parecía que había tirado la casa por la ventana haciendo fotos y eran un par de carretes de 36, aunque menudo dineral.
      Besos.

      Eliminar
  25. ¿Cómo hubiera podido yo imaginarme un futuro tan chuchurrío como el de ahora? ¿Y los coches voladores? ¿Eh? ¿Dónde están las máquinas del tiempo? ¿Y dónde el teletransporte? ¿Y lo de viajar por el espacio?

    Lo dicho, una chufa de futuro. Por mucho que tengamos 209840192735987234189724318297 fotos en el bolsillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, hombre no es tan malo. No hay teletransporte ni máquina del tiempo pero hablamos con los que viven lejos y compramos sin movernos de casa. ¿Te imaginabas algo así? ;)

      Eliminar
  26. Bueno, por partes. ¡Leías Copito! Yo me compré los primeros cien, adoraba esa publicación que era la versión de Hanna Barberá de la otra publicación, parecida en formato, Don Miki. Adoraba esos comics de tamaño A5 pero que contenían un montón de páginas. Es curioso, leer esos y otros tebeos los sábados por la mañana en un bar, con mi padre, mientras desayunaba un cacaolat y un cruasán, creo que es lo que más echo de menos de mi infancia...
    Todas las predicciones del futuro son absurdas, los verdaderos cambios estructurales siempre aparecen de manera imprevisible, espontanea. Como dices, en todas las historias de ciencia ficción se predecían esos avances que mencionas, pero cuál ha sido la verdadera revolución de este tiempo? Internet, y esta revolución de la información es algo que no encontramos en ninguna historia de ciencia ficción previa a la creación de la red. Es curioso, ¿verdad? Es imposible saber cómo será el mundo en veinte años, tanto podremos estar visitando Marte como haciendo fuego con unas cañas de madera.
    Todo cambia, para quedar igual. Es cierto que antes los padres no podían contactar con sus hijos al no tener móviles, pero la preocupación es la misma. Antes por que no llamaban, ahora porque lo tiene apagado.
    Es una época de posibilidades, el hecho de estar ahora mismo comentando tu entrada es algo mágico, pero también es bueno no perderse en la "bobada tecnológica" y usarla en lo que nos pueda ayudar para crecer. En mi caso, tengo un blog, pero no tengo móvil.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...