jueves, 23 de febrero de 2017

Jueves reflexivo:¿De verdad existen las casualidades?

Reflexión del jueves;¿Creéis en las casualidades?


Hola a todos, ya sabéis que el post de hoy es siempre sobre la marcha, pero hoy me ha resultado imposible escribirlo, me he levantado muy justa de tiempo y me espera un día bastante ajetreado.

Prometo contestar a todos los comentarios pendientes(ayer no pude) durante mañana y el fin de semana. Y visitar vuestros blogs, que me han quedado unos cuantos abandonados.

He rescatado un post que tiene casi dos años,  últimamente me han ocurrido casos parecidos a los que cuento y me ha dado por pensar en ello, así que creo que esta entrada viene bien.

Espero que os guste y mil gracias por leerme, nos vemos el sábado en el repaso semanal. Ahora os dejo con el post.


Muy buenos días a todos un jueves más. Ya sabéis que el post de hoy lo escribo sobre la marcha, casi sin repasarlo  y tomando un café calentito y mi gato en el regazo así que pido disculpas por las posibles faltas o fallitos.

Antes de escribir no suelo tener un tema pensado, a veces se me ocurre de repente, otras me da miedo que llegue el momento de publicar y estar en blanco y otras veo o leo algo que me hace querer explayarme,jejejejeje.

Últimamente en mi vida se han ido dando varias casualidades y no dejo de pensar que la mayoría de las cosas(recalco mayoría y excluyo las muertes y enfermedades) pasan por algo.

Ya conté en post del principio que en alguna ocasión me ocurrieron cosas que aunque en un principio me molestaban, al final parecía que eran una especie de salvación.


Una de estas cosas fue la vez que a la hora de arrancar el coche para ir a pasar el día a la playa(hace unos tres años) éste no arrancaba.
Al final se solucionó pero no nos pusimos en marcha hasta casi la una de la tarde, y yo fui todo el camino pensando en las horas de sol perdidas.
Cuando estábamos muy cerca la policia nos para para decir que hay un tramo cortado por un accidente ocurrido hace algo de tiempo.
El silencio del coche fue sepulcral porque tal vez, y digo solo tal vez, podíamos ser nosotros los accidentados sino hubiésemos tenido la avería.

Otras veces he buscado cosas sin encontrarlas y luego, de la forma más extraña llegaban a mi vida, como si estuviesen predestinadas.

Y eso me pasa con un autor, Walt Whitman.

Cuando era pequeña oí hablar de él en Verano azul, Julia le regalaba a Desi el libro Hojas de hierba y en una de las reposiciones me sentí intrigada y estuve investigando un poco.
La verdad es que lo encontré en una biblioteca y me gustó mucho el autor, aunque con el tiempo lo olvidé un poco.

Pero entonces, cuando tenía 15 años vi una de las pelis que me marcó de verdad, El club de los poetas muertos, y cuando oí ese Oh Capitán, mi capitán! y el nombre del autor del poema volvieron a mí todos los recuerdos.
Durante años me encantaba leer a Whitman, pero de nuevo cayó un poco en el olvido hasta que el año pasado descubrí una serie que ha pasado a estar en mi Top ten absoluto, Breaking bad, y de nuevo Whitman volvió a mí.

No creo que sea exactamente una casualidad porque me imagino que la mayoría de los que me leéis lo conocéis pero ha ido apareciendo en mi vida cuando estaba a punto de pasar a un rincón de mi memoria poco frecuentado.

Y algo así me pasó con un libro. Cuando era pequeña, un día de lluvia, por la mañana, vi la peli El otro árbol de Guernika, y me gustó mucho, pero mucho.

Cuando supe que había un libro estuve años buscándolo sin dar con él, y hace algunos años, mi hermana fue a una tienda de segunda mano a por una pieza de repuesto del ordenador que no se vendía nueva, y mientras esperaba lo vio, y encima muy barato, a un euro o dos, no me acuerdo.
Imaginad mi cara cuando me lo trajo, casi me da un yuyu, es que no me lo podía creer.

Eso sí que fue casualidad porque nunca habíamos ido a esa tienda, y si mi hermana no hubiera tenido que esperar no habría curioseado. Así que para mí fue bueno que se le estropeara el ordenador,jejejeje.

Muchas veces pienso que la vida es algo cícilico, etapas que se terminan y vuelven, aunque distintas, casualidades enlazadas, recuerdos que a veces volvemos a vivir. !!!!!!!Ayyyy, con lo que me gusta reflexionar a mí!!!!!!!!!!

Muchas veces, cuando he tenido algún problema, la solución me ha llegado de la manera más casual. Y no solo a mí, a mucha gente.

Un tío de mi madre siempre nos contaba una historia que me fascinaba.

Hace muchísimos años(a finales de los 40) tuvo que ir el hombre unos meses a Madrid a hacer unos cursos(trabajaba en la mina, la dura mina asturiana que tantos muertos tiene en su alma) para mejorar un poco la precaria economía familiar.
Todos los gastos corrían de su cuenta y estaba el hombre fatal y deseando acabar para volver, y más al ver Madrid adornado de Navidad y él sin una peseta para comprar algo a su hija pequeña.

Era pleno invierno y ya se había puesto enfermo dos veces por no llevar abrigo así que un día cogió parte del poco dinero que le quedaba y fue al rastro a buscar alguno usado.
Al final compró uno muy gastado y que le quedaba grande, y en la pensión donde vivía intentó arreglarlo con tijeras y aguja(su madre y esposa eran modistas y sabía un poco de costura) y al abrirlo, entre el paño y el forro encontró un montón de dinero, billetes de antes de la guerra.
En el banco le cambiaron el dinero que al cambio era menos de lo que creía pero era un buen pellizco y pudo terminar el curso con un poco más de tranquilidad, hacer unos regalos de Reyes a su niña de 3 años, ayudar a su madre anciana y además ascendió en el trabajo(bueno, poco a poco, no fue todo tan rápido). 
*Con esta historia escribí un cuento de Navidad que os dejo aquí.

Nunca supo la historia del abrigo, pensamos que alguien escondió ahí el dinero durante la guerra y al fallecer el abrigo fue vendido o donado.
Él siempre nos decía que las cosas pasan por algo, el día que había ido a por el abrigo iba a ir al rastro por un sitio en concreto, pero se encontró con un compañero y cambió el recorrido, sino hubiera hecho eso no habría encontrado el puesto donde al final compró un abrigo.

Ayyyy, os estoy metiendo un rollo enorme para no llegar a nada, porque en realidad no tengo ninguna conclusión, hoy divago un montón, ayyy Clara ayer hablabas de mis reflexiones y hoy me sale un churro,jajaja, pero bueno concluyendo os diré que sí que creo que las cosas pasan por algo, y cuando a lo mejor quiero ir a un sitio y cualquier imprevisto me lo impide me digo que no estaba para mí y seguramente en otro momento podré ir y saldrá mejor.
Intento dejar que las cosas fluyan porque el destino y las casualidades están siempre muy presentes.

Y vosotros,¿Creéis en las casualidades?¿Tenéis alguna historia de ese tipo?¿Os parece que la vida es cíclica o es una de mis filosofías baratas?
Mil gracias por leerme, hoy estoy muy deseosa de leer vuestros comentarios y nos vemos mañana viernes.
*Por cierto, ya os hablé alguna vez de una de esas pelis que me marcaron, El Sur, y llevo unos días con muchas ganas de verla, y me acabo de enterar  de que esta noche la emiten en la dos, ainnnnssss,, no me lo creo.

64 comentarios:

  1. Hola paisana, yo no sé si creo o no en la casualidad porque al igual que tú pienso que todo pasa por algo. La hostoria del abrigo es muy adorable. A mí también me pasaron muchas cosas que me dieron que pensar, me gusta mucho reflexionar sobre el tema. Un besin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola paisanina!!!!!!!!!!!!!
      Yo cada día me reafirmo más en que todo tiene un porqué.
      La historia del abrigo es preciosa, y yo pude ver uno de los billetes, porque uno de ellos no lo cambió y lo conservó. Un besín guapa.

      Eliminar
  2. Yo si creo en que las cosas pasar por algo, o al menos a veces me traquiliza pensarlo así...tus historias cuanto menos son curiosas.

    Besossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí que son curiosas, y tengo muchísimas más aún más curiosas. Un besito guapa y gracias por comentar.

      Eliminar
  3. Whitman era un hombre fuerte y uno de esos poetas francos que no endulzan las emociones y los impulsos. Si lo pienso, no se me ocurre mejor autor para alguien que tiene tu abierta franqueza para escribir. Seguro llegó a tu vida en un momento que tuvo su por qué. No creo en la casualidad,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy gracias por pensar que Whitman es adecuado para mí, es un honor.
      La verdad es que llegó todas las veces en momentos muy concretos, sí.
      Besitos.

      Eliminar
  4. Hola =)

    A mi también me han pasado dos situaciones similares de las que has comentado como la del accidente de coche, pero lo mio aún fue más fascinante, ya que yo hubiera cogido aquel metro de Valencia que hubieron 33 muertos...imagínate cuando me enteré como me tuve que quedar :S esa ha sido la mayor casualidad y más impresionante que he vivido.

    Me gustan estos post espontáneos y reflexivos ;)

    Un besico
    www.upciencia.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, recuerdo perfectamente el accidente, yo estaba de vacaciones y lo vi en el canal internacional!!!!!!!!!!!!
      No recordaba que hubo más de 33 muertos pero sé que fue un drama.
      Ese día volviste a nacer. Un besín guapa.

      Eliminar
  5. Yo soy más de creer en la divina providencia... pero bueno, a veces sí que es verdad que la casualidad o el destino hace que lo que inicialmente teníamos pensado hacer se modifique y nos libremos de un accidente, un atasco, o un aguacero en plena calle!! De churro nada, que a mí me ha molado. Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa.
      La verdad es que yo no soy creyente pero pienso que en el fondo todos queremos creer en algo, es un apoyo importante.
      Me alegra que no te parezca un churro,jajaja.
      Besos.

      Eliminar
  6. Gema, yo no creo en las casualidades y también pienso que si las cosas pasan es por algún motivo y es que estaban predestinadas para uno!!.
    Me acuerdo hace años, que teníamos pensado ir de vacaciones con Bernarda a Suiza en el coche; ya tenía buscado un hotelito/ chalet familiar en el que nos permitían tenerla con nosotros en la habitación y era una familia encantadora. Con habitación reservada y todo, tuvimos que cancelarlo por un tema que surgió y pensamos que para más adelante.Lo intentamos una segunda vez y pasó algo parecido... total que al final me entró miedo y pensé "no deberíamos ir porque ya me da que no es para nosotros". Nunca lo sabré, pero creo que hicimos bien en no ir.
    Vaya la que te he soltado hoy, pero es para compensar que últimamente falto un poco y es que ando liadísima y aunque leo las entradas, casi no me da tiempo a escribir. Como hoy es fiesta en MAdrid, me pongo al día con todas!!!.
    Muchos besos.
    Marita.
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/05/lydia.html
    www.myberka.com

    Por cierto me ha encantado la historia del tío de tu madre y el abrigo... realmente preciosa!!!!!!!!!!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Desde luego has hecho bien en no ir, a mí me habría dado yuyu todo el tiempo.
      Me encanta que me sueltes cosas largas, y entiendo perfectamente que faltes de vez en cuando, a veces hay rachas complicadas.
      Un besito guapa.

      Eliminar
  7. Pues la verdad es que es algo que me he planteado muchas veces. Hay veces que me inclino a pensar que las cosas son casuales y a veces tienes un golpe de suerte y no hay que darle más vueltas pero hay veces que ves historias que te hacen pensar si no habrá un destino marcado. La verdad es que tampoco llego a ninguna conclusión pero la historia del abrigo me ha encantado. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a veces hay tantas coincidencias que da que pensar,jejeje.
      Me alegra que te guste la historia del abrigo, yo llegué a ver un billete que él conservó.
      Un besín.

      Eliminar
  8. Yo no sé muy bien qué pensar acerca de esto. A veces me ha ocurrido algo bueno y he pensado que estaba para mi, pero también te pasan otras cosas no tan buenas y dices qué casualidad haberme pasado ami. No sé si las cosas nos pasan por algo ajeno a nosotros, por cuestión de suerte o porque estaba predestinado. Así que prefiero pensar que ser lo más positiva posible atraerá cosas buenas. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que cunado pasa algo malo es cuando nos hacemos esas preguntas, pero yo creo que sí que pasa por algo, a veces es increíble lo relacionado que suele estar todo.
      Un besito.

      Eliminar
  9. Vale, lo primero: tú nunca escribes un churro, ok. Tus publicaciones son todas maravillosas. Eso para empezar.
    Y ahora, "las casualidades" ufff, yo podría escribir un libro jajaja. Yo no sé si existe la casualidad o si, realmente, todo forma parte del destino. Lo que sí te puedo decir es que yo soy de esas personas que piensa algo y me sucede algo relacionado. Y no creo ser la única. Quién no ha estado pensando alguna vez en una canción y de repente la han puesto en la radio en ese mismo instante. O estás pensando el alguien y pum te lo encuentras. La vida son un cúmulo de sucesos. Saber si estos son o no por casualidad es como intentar adivinar que hay después de la muerte, una utopía.
    Creo que, cada uno, y dependiendo de si nos interesa o no, pensaremos que cada cosa que nos sucede, ha sido casualidad o destino.
    Un besazo reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy gracias, que bien que te gusten mis publiicaciones!!!!!
      A mí me pasa mucho, pienso algo y ocurre, y lo de la canción igual, o las pelis, hoy mismo ponen una que tenía muchas ganas de ver.
      La verdad es que es imposible saberlo pero me quedo con mi idea, las cosas pasan por algo.
      Un besín.

      Eliminar
  10. Hola wapa! Me ha encantado la reflexión de hoy, porque pienso igualitamente que tú, no creo en ellas; todo pasa por algo. Como ya te dije, mi padre murió el mismo día y el mismo mes, el día del Pilar( que su padre; mi abuelo) y después de la misa el mismo cura nos dijo que todo pasa por algo. Antes de eso, ya no creía en ellas. Muchas veces como lo del coche que dijiste,,,son bendiciones, nos evitan desgracias mayores. Un besitoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Menuda casualidad que tu padre y tu abuelo se fueran el mismo día, es algo sorprendente. La fecha de mi padre está muy próxima a la de su madre, solo dos días separan el aniversario.
      Yo creo que todo pasa por algo, tengo muchas historias, pero muchas que me sorprenden un montón.
      Besitos.

      Eliminar
  11. Yo también creo en esas "casualidades" porque me he encontrado ante situaciones sorprendentes algunas veces. Al igual que tú, creo que la vida es un proceso cíclico y que repetimos experiencias parecidas a lo largo de nuestro camino. Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces nos pasan unas cosas que cuesta creerlas, jajaja.
      Me alegra ver que piensas lo mismo.
      Besos.

      Eliminar
  12. pues a mi me ha gustado el post, aunque no des ninguna conclusion jajaja. Me encanta leer anecdotas!! Pues yo creo en eso, que todo pasa por algo, sobretodo en el caso del tio de tu madre, que necesitaba el dinero y alguien se lo puso en su camino. Yo soy creyente pero no practicante, y en esos casos sí creo que hay alguna fuerza divina que hace que las cosas pasen.

    un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, me alegra mucho que te haya gustado!!!!
      Yo no soy creyente pero lo del abrigo fue lo más oportuno del mundo, parece que alguien le echó una mano.
      Un besín.

      Eliminar
  13. Es un tema para reflexionar largo y tendido. Claro que existen las casualidades pero opino como todas, todo sucede por un motivo. Mi caso es que una casualidad hizo que alguien apareciese en mi vida en el momento justo. Es muy importante el tiempo y el lugar también. Yo había llegado al límite, pero era necesario que alguien me lo hiciera ver. Necesitaba ese empujón que me hiciese tomar decisiones. Ha sido la mejor casualidad de mi vida. Cuantos casos se conocen parecidos al que has contado del abrigo. Dinero en paredes, en baldosas, en colchones…. Que época más nefasta.
    Buen día Marigem. Disfruta de tu premio, así acumulas para un próximo post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Una de las mejores cosas que el destino o quien sea nos puede hacer es ponernos a alguien importante en nuestra vida, alguien que haga que todo tenga sentido.
      Ese empujón ha hecho que tu vida sea mejor, y me alegro muchísimo.
      Siiii, fue una época terrible, en situaciones así la gente va perdiendo su humanidad.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  14. Me ha pasado lo mismo muchas veces. Es un tema muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A qué si? Yo creo que nos ha pasado a muchas personas. Un beso.

      Eliminar
  15. Tendrìa que decir que las cosas sì pasan por algo. Una vez en una experiencia laboral me fue tan mal, me snetì tan humillada y acosada, que en la actualidad siento que me hizo màs fuerte y gracias a que dejè aquel empleo, hoy trabajo en lo que me gusta y con mejor salario.

    Tambièn me gusta pensar que mis corazonadas son certeras jajajajaja mi marido dice: ni lo piense que pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual, esa mala experiencia te llevó hasta donde estás ahora, mucho más feliz y mejor pagada, que eso también es bueno, jejeje.
      Un beso guapa y yo también tengo esas corazonadas, la última ayer y tengo a la familia pasmada.

      Eliminar
  16. Yo es que creo que todo es fruto de muchas casualidades, y se dan esas como se podria dar otras. La vida en si misma es una casualidad jajaja no se explicarme muy bien jijjimi. Bss me ha encantado el tema de hoy. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, te explicas perfectamente, la verdad es que todo es una suma de casualidades pero creo que ocurren por algo.
      Besos.

      Eliminar
  17. Si que creo que en la vida hay muchas casualidades, y que las cosas suceden por algo. Pero también creo que hay cosas que suceden porque sí, y queremos darle más significado del que en realidad tienen. Me ha gustado mucho tu post de hoy. Y la historia del tio de tu madre me ha encantado. Está genial. Da para hacer un relatillo. Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqué si? Yo también!!!
      Vale, lo confieso, ya hice un relato para un concurso con la historia, y gané así que quizás un día lo ponga en el blog porque ya no puedo seguir participando con él.
      Un besito.

      Eliminar
  18. Con frecuencia me pasan cosas que dices... ¡¡¡qué casualidad!!!
    Hace no mucho, hablaba con una persona que me contaba lo mucho que le había costado en su día conseguir una postal en París de la construcción de la Torre Eiffel. Era de la era pre-internet y esas cosas solo se conseguían en origen. Que finalmente la encontró y que le hizo una foto con una cámara de fotos normal ya en su casa, para al menos conservarla. Y que ahora mismo es lo único que conservaba. Solo que era muy sencillo buscar la imagen por internet. DOS SEGUNDOS después... de esa historia sin ningún tipo de importancia ni trascendencia... encendimos la tele... ¿¿Y?? La primera imagen que salió en pantalla fue la de la torre Eiffel en construcción!!! Justo la imagen que tanto le había costado conseguir más de 20 años atrás... jaja Era un reportaje sobre ello.

    Resultó muy curioso, la verdad... jajaja Si hubiera sido la historia al revés (ver esa imagen y de ahí contarme la historia... pues bueno... pero en el orden inverso...)
    A mí también me pasó una vez una cosa parecido a lo del accidente. Iba quejándome porque iba tarde... había quedado para estudiar con una amiga... y llegamos a un punto en el que nos desviaron. Unos 15 minutos antes había habido un accidente mortal (nos enteramos de que había sido así al día siguiente)

    Me resulta tan curioso cuando dos personas (normalmente de confianza... a mí me pasa mucho con mi hermano mayor) están pensando EXACTAMENTE en la misma canción en el mismo momento, sin haber escuchado nada que esté relacionado... jaja. Sé que esto último no tiene mucho que ver... pero me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, sí que es curioso, es de esas cosas que te dejan perplejo.
      Lo de los accidentes da miedo, a mí ese día se me puso una opresión en el pecho que no se me iba, fue increíble, que tal vez a nosotros no nos habría pasado nada pero...ocurrir ocurrió, y en el lugar y momento en el que debíamos ir nosotros.
      Un besito guapa.

      Eliminar
  19. Pues no se que decirte a veces pienso que las cosas ocurren por algo pero otras veces que son pura casualidad,depende de lo inspirado que tenga el dia, jajaja.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, supongo que a veces el momento en el que estamos nos hace interpretar las cosas de una forma u otra. Un besio.

      Eliminar
  20. Es cierto que las casualidades nos dejan parados mas de una vez pero opino que nosotros mismos a veces necesitamos respuestas, un porque de lo que nos ocurre o al contrario de lo que no nos ocurre.
    Besines

    ResponderEliminar
  21. Es cierto que las casualidades nos dejan parados mas de una vez pero opino que nosotros mismos a veces necesitamos respuestas, un porque de lo que nos ocurre o al contrario de lo que no nos ocurre.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya digo más arriba que a veces necesitamos creer en algo pero he vivido demasiadas casualidades, tendría historias para aburrir y claro, ahí ya dudo. Un besito.

      Eliminar
  22. ¡Qué bonita la historia del abrigo!

    Cierto es que existen casualidades que te dejan de piedra, pero yo sí creo que son casualidades al fin y al cabo.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hola Mari!! en definitiva coincido contigo, siempre he tenido la seguridad de que las cosas pasan por algo, buenas o malas marcan el lugar donde estamos parados hoy en día, aunque algunas veces no entendamos el por qué. En cuanto a que la vida es cíclica, creo que también coincidimos, claro yo hago alusión al karma, lo que uno siembra cosecha y yo pienso que a veces la vida tarda pero no falla, de igual manera para recompensar o castigar. No se si sea una especie de consuelo mi forma de pensar pero así siento que es todo, de igual manera tu sabes que no me gusta adentrarme mucho en mis pensamientos porque siempre termino en un lugar donde no quiero llegar y prefiero quedarme en pensamientos standar...
    Besitos guapa! me encanta leerte :)

    ResponderEliminar
  24. Yo creo que son casualidades y no. Recibimos muchísima información a lo largo del día que luego no recordamos. Pero si hablan de un autor que ya conoces, lo recuerdas. Igual has visto cientos de películas donde nombran cientos de autores que no te suenan de nada y, por lo tanto, no recuerdas, pero si nombran a Whitman, te acordarás. Al menos es la explicación que yo la doy, porque también me ha pasado muchas veces :)
    Con la gente también me pasa, algún día lo contaré, jeje
    Un besotee

    ResponderEliminar
  25. Hola linda ,interesante jueves reflexivo ,en definitiva creo firmemente que todo tiene un porque,cada hecho y persona en tú vida no estan al azar ,estan destinadas a ser parte de tú vida ,creo que la cuestion es que cuando no podemos interpretar las cosas al momento pensamos que no tienen sentido ,pero increiblemente cuando llega el momento ,todo nos es revelado ,creo en esa idea y porque no decirlo ,me otorga paz creer que es asi. Pero ademas la experiencia me lo ha confirmado ,ya te contare algun día porque lo digo tan segura . Gran post ,nunca escribes cosas sin sustancia eh! Un placer leerte ,abrazos!!!

    ResponderEliminar
  26. Pues sí creo, sí. Mi vida está llena de casualidades, de personas que se cruzan desaparecn y se vulvn a cruzar, de oportunidades que se pierden y vuelven, o descubres que no fue una pérdida sino un alivio (como lo de tus vacaciones en la playa). Creo en el destino, y cada vez más...Un beso

    ResponderEliminar
  27. La historia del abrigo es preciosa, Gema. Yo, a decir verdad, sí pienso que las casualidades se producen por algo. Cuando suceden en un tiempo y lugar concretos, hay ahí una conjunción de factores que tiene que tener alguna explicación a la que ya no alcanzo a comprender.

    Has hecho bien en rescatar este post.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      La verdad es que la historia del abrigo es increíble, les sacó de una situación muy compleja.
      Me alegra que te guste.
      Besos.

      Eliminar
  28. Las casualidades existen y hay muchos casos de ellas. Yo creo que pasan por algo y que nunca se deben de olvidar. El cuento del abrigo es precioso y si fue una casualidad que el hombre quisiera arreglar el abrigo porque le quedaba grande si le hubiera estado bien seguro que no encontraría ese dinero entre el forro. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Me alegra mucho que te guste la historia del abrigo, la verdad es que si no hubiese querido arreglar el abrigo nunca habría encontrado el dinero, y si su madre no hubiera sido modista seguramente nunca lo habría arreglado.
      Un abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  29. Este es un tema más profundo de lo que pueda parecer, y controvertido. Yo dejé de creer en las casualidades hace tiempo, por lo menos en temas trascendentales. Cambié el concepto de casualidad por el de causalidad. Pero es imposible demostrar que las cosas suceden por algún motivo. Quizá sea una percepción sesgada por el interés personal en creerlo así. También sirve a mucha gente a resignarse. Ha sucedido porque tenía que suceder.
    Quizá en realidad no todo es blanco o negro. Quizá sea como la suerte y el mérito. Todo lo que hacemos está compuesto por ambas cosas en un porcentaje variable. Podemos haber tenido suerte al entrar en esa empresa tan buena pero si no hubiéramos dado la talla no nos hubieran contratado. Y así un montón de cosas. Incluso el que te toque la lotería, que es un juego de azar, tiene el mérito de haber comprado el décimo, jeje
    Pero me estoy desviando del tema. En definitiva, creo que nosotros, con nuestra conducta, creamos esas aparentes casualidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Josep Mª!!!
      Si, creo que el térmico causalidad viene muy bien.
      Ayyyy la resignación, a veces nos vemos tan sobrepasados que esa respuesta nos ayuda.

      Desde luego el mérito es un punto importante. Mi padre trabajaba en una empresa buena, con un buen sueldo y la gente siempre decía la suerte que tenía pero si él no hubiera tenido la formación necesaria, la disponibilidad de trabajar a tres turnos y si no hubiese asumido los riesgos que el puesto implicaba no habría tenido esas condiciones; pudo tener suerte al llegar en un momento en que había vacantes pero lo demás, incluidos 44 años de trabajo, fueron mérito suyo.

      Si hablamos de azar; hoy ha tocado un millón de euros en una administración donde nosotros ayer jugamos al mismo juego que ha tocado, y a nosotros nada, y juro por mis hijos que esto es cierto, jugamos un boleto y ni una hemos dado...
      Un abrazo y feliz finde.

      Eliminar
  30. ya me acuerdo de la historia del abrigo!! yo también tengo la sensación de que las cosas ocurren (o no) por algo. si no te cogen en un trabajo quizá te están haciendo un favor, o si una chica no te hace caso. puede que eso no fuera bueno para ti, o que vaya a venir algo mejor.
    y sí, a veces las cosas buenas ocurren por pura casualidad. puedes conocer al amor de tu vida en la cola del cine, puedes descubrir tu vocación a raíz de cualquier incidente tonto...
    besitos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiii, la convertí en cuento pero fue tal cual!!!!
      A veces tenemos esa sensación, es inevitable.
      La vocación...mi hijo empezó su carrera eligiendo unas asignaturas para empezar su vida laboral, y a la hora de hacer las prácticas ha cambiado de rumbo, se ha dado cuenta de que su vocación es otra...
      Ayyy el amor de tu vida puede estar en cualquier sitio, hay que tener suerte, que se alineen los planetas y encontrarlo.
      Besitos y muy feliz finde.

      Eliminar
  31. Yo no soy de creer mucho en el destino, la verdad. A veces lo considero casualidad y otras, simplemente suerte. Es verdad que hay cosas que parece que estaban predestinadas para nosotros pero no estoy tan segura de que sea así. A veces, no obstante, pasan cosas que te hacen pensar en el destino, como cuando conté que había encontrado un seis de tréboles en la calle y eso me hizo comprar un billete del sorteo del día de la madre acabado en seis; y justamente el premio terminó en seis. Pero yo sigo pensando que simplemente fue una casualidad graciosa y ya. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyy recuerdo la historia del seis de tréboles, me había encantado.
      Fue graciosa, sí, pero quizás un poco de casualidad hubo...
      Besos.

      Eliminar
  32. La verdad es q de las que pienso uqe el destino hay que dejarlo que vaya viniendo porque nunca se sabe, pero también es cierto que las casualidades existen, no se como que pasan a veces cosas sin esperarlo y te dice si no hubiera estado allí o no hubiera pasado por cierto sitio no hubiera ocurrido tal cosa, y la verdad es que las casualidades existen pero sin esperarlas y eso es lo bueno de ellas. un beso. TERe y ah la historia del tio de tú madre es preciosa, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, lo has resumido genial. Y lo mejor es la sorpresa, tienes toda la razón.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  33. hay temporadas que cuesta visitar todos los blogs, eso me pasa a mi ahora, sobre las casualidades a veces existen, pero quizas es una acumulación de motivos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, a mí me está costando mucho, menuda semanita.
      Besos.

      Eliminar
  34. No sé por qué se me escapó este.
    Vaya tela, la historia de tu tío!! Qué suertaza!!
    A mí también me gusta mucho Whitman y lo leía de jovencita.
    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es normal que se escapen cosas.
      Mi tío tuvo suertaza de la que no se cree, jejeje, si su madre no hubiera sido modista y no hubiese arreglado el abrigo nunca habría encontrado el dinero.
      Besos y Whitman es muy de juventud, ainnnns.

      Eliminar
  35. Ummm interesante. Yo creo que las casualidades existen, pero la inmensa mayoría de las veces lo que parecen coincidencias tienen en realidad un razonamiento detrás que las convierte en sucesos lógicos. Por ejemplo, yo me fui de viaje a Egipto y vagando por un mercadillo me encontré con una compañera de clase. En Egipto. Con una compañera de la facultad de Salamanca. Como tú comprenderás, una historia de ese tipo se puede poner de ejemplo como súper mega casualidad cósmica por los siglos de los siglos. ¿La realidad? Había algún tipo de oferta si viajabas esos días en particular, que afectaba en especial a gente que volara desde Barajas, o algo por el estilo. No me acuerdo exactamente del tema y sigue siendo una gran casualidad, pero la cosa resultó no ser en absoluto tan aleatoria como parecía. Pero vamos, que me quedé de un aire cuando vi a la chica en medio de El Cairo. Imagínate.

    ResponderEliminar
  36. Opino igual que tú. Supongo que en la vida de todos, pasan a veces cosas, que de casualidad tienen que tener poco. Yo lo llamo destino. Mi padre siempre me decía que era el destino de cada uno, que ya estaba marcado y que por eso nos pasaban cosas inexplicables. Pero que todo tenía un por qué que ya entenderíamos algún día.
    Cuando has contado lo del coche que no arrancaba, se me han puesto los pelos de punta. A mí me pasó algo similar hará unos 3 años.
    Me ha encantado que hayas rescatado este post, sino seguramente no habría llegado a mi, y no habría podido leerlo.
    Un beso bien grande! Espero que tengas un buen comienzo de semana y un feliz lunes.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...