jueves, 12 de enero de 2017

Jueves reflexivo; creer en la magia

Reflexión; Magia.

Hola a todos y bienvenidos una mañana más a este rinconcito. Hoy me he levantado muy pronto, la casa está en silencio y después del día de ayer, lluvioso y melancólico, me toca reflexionar.

Ya sabéis que hago estos post sobre la marcha así que de antemano pido perdón por los fallitos que pudiera cometer, y dicho esto empiezo mientras me tomo un café muy caliente, y como siempre estoy con mi gato, al menos hasta que el radiador esté bien caliente, que muchas veces me cambia por la calefacción, ainnns.

Y sin más rollo empezamos.


Como de costumbre no sabía muy bien de que iba a hablar hoy, pero ya que hemos tenido la Navidad tan cerca y recordando un poco las cosas pasadas a mi mente ha venido una palabra; Magia.

Y es que creo firmemente que la vida debería estar llena de magia.

Está claro que hay muchas etapas de todo tipo, momentos buenos y malos, la vida en cierto modo es cíclica y se van sucediendo hechos que nos marcan, pero en mi modesta opinión, todo esto es mejor si lo aderezamos con un poquito de magia.

Cuando era pequeña y creía en los Reyes Magos y demás seres mágicos que pueblan nuestras infancias era muy feliz. Mis padres intentaban que fuese atesorando buenos momentos, y salpicaban de magia todo lo que hacíamos.

Y cuando por esas cosas de la vida descubrí la verdad, hicieron que siguiera creyendo en la magia. De acuerdo, Melchor ya no iba a traerme regalos, pero ellos sí, y me seguirían llevando a la Cabalgata, y preparábamos juntos una merienda especial, y al día siguiente, después de abrir nuestros regalos y peregrinar por las casas de la familia a buscar más regalos, siempre hacíamos algo especial, la magia seguía presente en mi vida.

Pero no me refiero a la magia solo en momentos puntuales, es algo que va más allá.

Mis veranos, por ejemplo, eran mágicos y esto ocurría así por una razón; porque mis padres y abuelos desbordaban ilusión.

Ayer lo hablaba con mi hermana y con mi madre, desde el primer día de vacaciones mi madre planeaba cosas chulas para que nuestros veranos fuesen fantásticos, pero no me refiero a cosas carísimas, de hecho algún año no nos fuimos de vacaciones y ni lo notamos, me refiero a momentos especiales.

A veces simplemente preparábamos una merienda y nos íbamos sin rumbo a caminar por una zona de monte que había cerca de donde estaba mi casa. Mis padres nos contaban historias de su infancia y nosotras buscábamos un prado especial para merendar. Otras nos íbamos a coger grillos o renacuajos, a comer moras como locas o a pasar el día en la playa. Pero no es lo que hacíamos, es la magia que percibía desde que nos levantábamos hasta la hora de volver a casa, y eso era producto de la ilusión.

Lógicamente nadie tiene la vida perfecta, y pasan cosas malas, pero si se quiere y se intenta, lo bueno prevalece y la sensación de la  magia nos sigue invadiendo.

Con el tiempo fui creciendo y siempre sentí esa magia, en muchos instantes.

sueve
Este día fue genial, por la mañana en la playa y comimos con estas vistas...qué tiempos.


Y claro, donde jamás nos puede faltar la magia es en el amor...una pareja puede ser maravillosa pero sin magia y pasión no es lo mismo.

Yo llevo veintitantos años con mi marido, y desde luego nos queremos, sino sería impensable seguir juntos, pero tengo claro que no podría seguir si nos faltase la magia. No sé describirlo, no es algo concreto, es solo esa sensación que sientes cuando alguien te regala algo único, una risa en el momento necesario, un abrazo cuando no lo has pedido pero te calma el alma, una palabra que no sabías que existía...es eso que se necesita. 

Por mucho que con el tiempo el amor se transforme en cariño yo pienso que se necesita mucha magia, muchos momentos únicos, pasión y todas esas cosas que rodean al amor. Es mi opinión, claro, pero mi marido es mi marido, no quiero que sea un amigo o un hermano, quiero besos irrepetibles y temblar de nervios al verlo llegar a casa, quiero tener magia.

Y cuando se tienen hijos entonces la magia se desborda. Al principio quizás no tanto, hay que adaptarse, conocerse, y aunque es una etapa preciosa la verdad es que es cansada, se duerme poco y es una especie de aprendizaje.

Yo recuerdo la etapa desde los tres años, más o menos, a los nueve, de mis hijos, como una época de felicidad plena. No me faltaba ningún familiar, ni siquiera mis abuelos, todos teníamos una buena economía y mucha salud y estábamos constantemente haciendo cosas en familia o nosotros solos con nuestros hijos, siempre disfrutando.
Cuando veo fotos de esa época irradian felicidad.


playa
Esta foto ya la he puesto más veces pero es de un día de esos perfectos que no se olvidan...

Con el tiempo las cosas cambian, se nos va gente muy querida, la crisis golpea y ya no es lo mismo, pero hay que luchar porque siga habiendo magia. Y aunque ya no es algo tan constante, aunque no estoy tan libre de problemas como estaba en otras etapas, siento que hay magia, está más dispersa y hay que buscarla con atención, pero sigue ahí.

Y entonces es cuestión de mirar con atención y la veo; está en mis gatos, en el paseo que di ayer por la tarde con mi marido compartiendo paraguas y pensamientos, en una cena especial, o en unas palabras de alguien a quien no te esperabas encontrar.

arco iris
No me digáis que esto no es magia.


Y aunque la vida a veces se complica, aunque a veces parece que nada está en su sitio,  con ganas y alegría todo mejorará, y la magia nos habrá ayudado a salir del pozo.

Quizás nunca vuelva a ser tan feliz como lo era de niña o con mis hijos pequeños, no sé, ahora llevo una mochila llena de cosas tristes con las que estoy aprendiendo a vivir, pero la vida nos sorprende y  quizás sea aún más feliz en otros momentos, ahora tengo otras expectativas pero sigo disfrutando de esas pequeñas cosas que nos da el día a día.

Y con más o con menos, más joven o con más años, si algo tengo claro es que no puedo vivir sin magia.

Bueno, pues hasta aquí el post. Una vez más he divagado sin llegar a ninguna parte, pero es que estos días he estado recordando muchas cosas buenas y me he dado cuenta de lo importante que es la ilusión y el optimismo.  Si habéis llegado hasta aquí os merecéis un premio, jejejeje.

Mil gracias por leerme y nos vemos el sábado en el repaso semanal.

Y vosotros; ¿Creéis en la magia? ¿Es posible ser feliz sin ella, siendo simplemente pragmáticos? ¿Y en el amor sin magia ni pasión?

Hasta el sábado.

56 comentarios:

  1. Lo has dicho al principio de la entrada: la magia ocurre cuando hay ilusión. Por eso, yo que soy muy descreída en general de cosas religiosas, supersticiones y demás, prefiero hablar de ésta última porque sí creo en ella firmemente: la ilusión, la motivación y la perseverancia "hacen magia", a veces :)
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Yo también soy descreída para ciertas cosas, pero creo que con ilusión y un poco de imaginación se pueden lograr milagros.
      Besos y muy buenos días.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo, aunque yo no lo llamo magia, yo suelo hablar de poner alegría e ilusión en todo, de esa manera como tú dices, haces que los momentos sean especiales y "mágicos". Me encantan estas entrada tuyas de los jueves. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!! Siii, ilusión es la otra palabra que lo define, y alegría claro.
      Me alegra ver que pensamos igual.
      Besos.

      Eliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo. Yo vivo constantemente con esa cosilla en el alma que me hace sonreirle a la vida, disfrutar de pequeñas experiencias como si de un mundo se tratara. Sin embargo mi marido no lo es tanto :(. Hay una frase que dice constantemente mi rubio que nos describe perfectamente "papá es soso y mamá es divertida" jejejejejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, se nota que eres así, en cada palabra que escribes lo percibo.
      Jajaja, tirón de orejas a papá, jejeje, en ese caso mi marido es como yo, en otras cosas somos muy distintos pero en esto coincidimos.
      Besos.

      Eliminar
  4. Bonita reflexión, Marigem.
    Desde luego, en la infancia estamos rodeados de magia y es cuando más la disfrutamos. Nuestros padres contribuyen a ello y nosotros hacemos lo mismo con nuestros hijos y luego con los nietos. La magia no debe desaparecer de nuestras vidas.
    Es en la edad adulta cuando es más difícil conservarla, pues la rutina y los problemas la diluyen sino la borran de un plumazo. Pero ella no se va definitivamente, está ahí, agazapada, esperando a que la volvamos a llamar.
    Y es que la magia la hacemos posible nosotros y debemos esforzarnos en mantenerla viva a nuestro lado.
    Un abrazo mágico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muhcas gracias!!!
      Claro, con los años las cosas cambian, hay momentos...pero es lo que dices, aunque a veces desaparezca de repente¡flash! Vuelve a nuestra vida.
      Otro abrazo mágico para ti.

      Eliminar
  5. Es imposible vivir sin magia, sería muy triste.
    No creo que haya una forma máxima de ser feliz, sino que nuestra forma de percibirla cambia con la edad, y tendemos a idealizar el recuerdo. No somos las mismas personas, la vida nos va cambiando, pero mientras conservemos la capacidad de mirar el cielo, un árbol, a tu gato, a tu pareja, y notar cómo tus ojos irradian luz y se te calienta el corazón, habrá magia.
    Gracias por un post tan bonito.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sería muy triste.
      Claro, con los años las cosas cambian, idealizamos algunas y la percepción es distinta, pero si queremos la magia sigue aquí.
      Un beso y gracias a ti por comentar.

      Eliminar
  6. No creo en la magia de Harry Potter, pero sí en la misma de la que hablas :) En la magia de tener 6 años y no dormir por la noche esperando a los Reyes Magos, en la del primer beso con una chica (o chico, o marciano, según conveniencia), en la de la primera entrada que publias en tu primer blog... en esa magia está claro que hay que creer ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooo, yo mataría por el oculus reparus(me habría ahorrado una pasta con mi hijo) o alguna de esas cosas. Según un test que hice en una página de Harry Potter mi Patronus es una nutria, ¿no mola mucho?
      Del primer beso hablé en un post reflexivo hace dos años o más...eso sí que es magia.
      Muy feliz jueves.

      Eliminar
  7. la magia puede encontrarse en las cosas más pequeñas: en una quedada con amig@s, en un paseo por una zona de tu ciudad que no conoces, en recorrer un mercadillo de libros, en las primeras clases con un alumn@ con quien has congeniado bien...
    si hay años de los que tengo un recuerdo regular, no es tanto por las cosas malas que me hayan podido pasar, sino por la falta de momentos mágicos. lo peor que hay es un año sin brillo, sin pena ni gloria.
    son preciosas las fotos que has puesto, sin duda desprenden magia.
    besos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, las quedadas suelen ser geniales.
      Y los mercadillos de libros...me chiflan, siempre gasto más de lo debido pero...eso es magia.
      Tienes razón y describes muy bien lo del año sin magia, es justo eso, que le ha faltado brillo.
      Un besito y me alegra que te gusten las fotos, fueron sacadas en momentos muy buenos.

      Eliminar
  8. Muy fan de esta entrada soy. Mucha razón tienes.
    Al principio has dicho que las navidades deberían estar llenas de magia y ya te iba a decir que la magia debería estar a diario, pero ya veo que es lo que piensas al continuar leyéndote.
    Puede que tú ya tengas muchos recuerdos malos en tu mochila pero tus desdencientes no tienen la culpa, así que aunque sólo sea por los hijos es algo que se debe hacer. Para mí los momentos son mucho más importantes que las cosas y eso sí que es magia.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Gracias!!!!!
      Es justo así, qué culpa tienen los demás de tus penas...mis abuelos perdieron a mucha familia muy pronto y las navidades de mis padres, en una época con muy pocos medios eran mágicas.
      Besos.

      Eliminar
  9. Es que hasta la palabra "magia" es bonita...Me ha gustado mucho tu repaso de momentos mágicos, sean de una noche de Reyes, sean de un paseo por el monte, sean de la relación con aquél a quien se quiere (en tu caso, tu marido).
    La magia yo siempre creo que no está en las cosas sino en los ojos de quien las mira, porque un arco iris a alguien no le puede decir nada, y a mi (como son mi debilidad) me parece mágico.

    Genial, post, Gema. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Me alegra mucho que te guste, y que compartamos ideas. Ayyyy un arco iris siempre da esperanza.
      Besos.

      Eliminar
  10. Yo tiendo a ser bastante pragmática. No soy romántica ni veo magia en cada rinconcito peeeeero sí es cierto que hay pequeñas cositas que hacen nuestra vida especial. No sé si es magia pero hacen que nos sintamos muy requetebien. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, bueno, no vamos a ser todos iguales. Me alegra que encuentres esas cositas especiales, son lo más.
      Besos.

      Eliminar
  11. Hola Mari! No se por qué tenía la idea de que tus posts eran lunes, miércoles y viernes, y ayer que leí que habría post reflexivo me alegré mucho y mucho más ahora al verlo, sabes que le gustan mucho todos tus posts y estos de los jueves que te dejan pensando un poquito.
    Me parece que esta magia consiste en apreciar, disfrutar y atesorar los buenos momentos de la vida, como lis currently loving, las pequeñas cosas que nos van llenando, al tener una actitud positiva se ven de diferente manera las cosas o las afrontamos de diferente manera y pienso que esa es la clave, ser positivos y agradecidos con cada pequeño detalle
    Besitos y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Me alegra haberte sorprendido, ahora que ya han pasado las navidades puedo hacer los post reflexivos, me gusta hacerlos sobre la marcha y claro, en plenas fiestas era un poco difícil.
      Lo has descrito genial, se trata de atesorar buenos momentos, eso luego nos ayuda cuando las cosas se complican.
      Besos.

      Eliminar
  12. Precioso post Gema, la magia tiene que estar ahí, en los recuerdos de niños, el los recuerdos de cuando eras joven, cuando se es adulto, la magia se vuelve en ilusión. A veces, cuando la tristeza nos llega, es cuando tenemos que pensar, los que nos rodean no tienen la culpa, tenemos que seguir con la vida, procurar mirar la vida con ilusión y a veces porque no, con magia. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mamen, me alegra que te guste.
      Claro, a veces llega la tristeza y es difícil seguir pero como bien dices, los demás no tienen la culpa y hay que intentarlo.
      Besos.

      Eliminar
  13. No se si lo leiste, pero un libro fantastico que habla de la Magia es Tus zonas magicas, de Wayne Dier. Realmente es fantastico! Te va a encantar. Y de paso, me presento. Soy estelita. Nueva seguidora. Creo en todo lo que escribiste y me encantaria que vengas a leer mi blog, sobre todo los lunes hay posteos que tocan estos temas. Espero que te busques el libro y luego me cuentas! Besos , te sigo y te invito a sumarte a mi blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!!
      No lo leí pero empiezo a buscarlo ya.
      Por cierto, muy bienvenida. Si lo leo ya te cuento.
      Besos.

      Eliminar
  14. Yo creo que la magia está, sólo hay que buscarla, encontrarla y provocarla.
    Seguramente vuelvas a tener momentos tan felices cómo cuándo eras niña, ó cómo cuándo tus hijos eran pequeños, ¿por qué no? Y además tienes la actitud idonea para rodearte de magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que es justamente eso, hay que buscarla, a veces la encontramos antes y a veces después, yo estoy en una etapa "rara", pero creo que a pesar de algunas cosas malas tiene mucho encanto.
      Besos.

      Eliminar
  15. si, hay muchos tipos de magia, precioso post

    ResponderEliminar
  16. Eso si, luego hay detalles chiquitos que arreglan el día y hacen que uno se sienta mejor, buen post!!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  17. Me haencantado el tema de hoy, y me he visto muy reflejada en tí. Mi infancia fue increiblemente feliz y mágica, gracias a mis padres y mi familia, son unos recuerdos increibles que dejan huella. Al igual que tú necesito la magia, la ilusión, en todo lo que hago y por supuesto con mi pareja, llevamos 8 añitos juntos, lo miro y se me ilumina la vida.
    Un beso guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Me alegra un montón que te guste.
      Es que una infancia feliz ayuda mucho, ni es garantía de nada, pero ayuda. Y lo de la pareja...esa magia al mirarle es la sal de la vida.
      Besos.

      Eliminar
  18. Creo que sin magia, nada puede llenarnos al 100%
    Aunque por A o por B, la vida a veces nos trae épocas oscuras, con magia e ilusión siempre se vuelve a ver la luz.
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, épocas oscuras tenemos todos, yo misma hace dos años estaba fatal, pero poco a poco se encuentra la luz.
      Besos.

      Eliminar
  19. Hay muchas frases sobre la felicidad, pero lo que comentas me ha recordado uno que precisamente le puse el otro día a Liliana en una entrada suya. Cre que tiene mucho de verdad:
    “Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias” (John Locke).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena frase, otra más que me apunto con lo que me gusta Jonh Locke.
      Abrazos.

      Eliminar
  20. Según vamos viviendo la maleta que portamos se llena de muchas cosas y no todas son buenas, pero en eso consiste la experiencia y acumular vivencias y en saber llevarlas.
    Pienso que creer en la magia y percibirla en las cosas cotidianas le da a la vida un plus de calidad y una sensación muy placentera.
    Que nunca te falte la magia y que ella te ayude a sobrellevar los malos momentos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, saber llevar lo malo y aprender a vivir con ello es clave de la felicidad.
      Muchas gracias pro tus deseos, espero que nunca me falte, ni a mí ni a nadie.
      Besos.

      Eliminar
  21. Hay que poner ilusion a las cosas pero la magia se suele ir con el tiempo hay que buscarla!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso también es así, muchas veces la tenemos al lado y no la vemos porque no la hemos buscado.
      Besos.

      Eliminar
  22. Bueno, yo no tuve una infancia tan feliz, pero fue más llevadera con los cuentos que me inventaba. Aún reservo mi primer cuaderno de cuentos, escritos a lápiz.
    La vida es cíclica y hay que saber cerrar etapas para vivir nuevos momentos.
    Feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Pilar!!!
      Vaya, siento que tu infancia no fuera muy feliz, la mía fue feliz pero todos tenemos cosas, que perfecto no hay nada.
      Seguro que tus cuentos eran preciosos, es genial que aún conserves el primer cuaderno.
      Siiii, yo creo firmemente que la vida es cíclica, a veces cuesta cambiar de etapa pero no nos queda otra.
      Muchos besos y gracias por comentar.

      Eliminar
  23. Anda que entre Chelo y tú buena tarde estoy teniendo, entre las dos he llegado a la conclusión de que hay que como yo digo sumar y no restar pero no solo eso, si no creer en la magia esa que creiamos cuando eramos niños y que en el fondo creo que después tu post tan lleno de sentimiento, debemos mantener para que la felicidad sea plena. Gracias mil una vez por tus jueves reflexivos no te imaginas lo bien que me hacen, estas reflexiones me hacen pensar y eso me gusta, tengo ultimamente tam poco tiempo para ello. un beso y buen finde. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí Tere, hay que sumar siempre.
      A veces es difícil mantener esa magia, hay tantas cosas...pero en términos generales merece la pena intentarlo.
      Gracias a ti por leerme y comentar siempre.
      Besos.

      Eliminar
  24. Un placer leerte siempre...ya lo sabes un placer reflexionar con tus palabras una época llena de magia para mi la infancia que pasé con los abuelos....pura magia.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu palabras. La infancia con los abuelos es tan genial.
      Besos.

      Eliminar
  25. Un placer leerte siempre...ya lo sabes un placer reflexionar con tus palabras una época llena de magia para mi la infancia que pasé con los abuelos....pura magia.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  26. Qué post tan bonito, es cierto que si no vemos la magia tenemos que buscarla, las pequeñas cosas la tienen pero hay que saber verlo. Es necesario vivir con ilusión. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Gracias!!!
      Claro que sí, la magia y la ilusión hacen que la vida sea mejor.
      Besos.

      Eliminar
  27. Hola Marigem,
    me ha encantado tu reflexión de hoy y además me he sentido muy identificada. La magia y la ilusión está presente en muchos momentos de nuestro día a día. Son pequeños detalles que te roban una sonrisa, te dejan un buen recuerdo o simplemente te reconfortan. A veces estamos tan estresados que no nos da tiempo para disfrutar de ella, pero no hay que olvidar que la magia existe ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Me alegra mucho que te hayas sentido identificada. Tienes razón, aveces andamos tan locos y estresados que nos perdemos muchas cosas.
      Besos.

      Eliminar
  28. Uy yo con todo lo que he vivido, lo que soy es muy realista pero super optimista y creo que el ser humano es capaz de todo lo que se proponga. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola guapa!!!
      Yo también soy realista, si te contara lo que me ha tocado vivir, pero precisamente la magia y la ilusión ayudan a llevarlo todo mejor, al menos en mi caso.
      Besos.

      Eliminar
  29. wow! que hermosos paisajes y que bellos momentos los que compartes ,me hubiera gustado tener una infancia commo la tuya , con una familia unida y con todos esos momentos que nos cuentas , no me quejó de la mía , porque tuvó sus cosas buenas , pero en definitiva se añoran momentos en familia como los que nos platicas , en fin , con lo que tenemos hay que hacer lo que se pueda que no? , un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...