jueves, 26 de enero de 2017

Jueves reflexivo; cuestión de números.


Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Cómo estáis? Yo estoy aquí con mi café, mi gato y el silencio, este bien tan preciado que no sé cuanto va a durar.

Ya sabéis que hoy el post es sobre la marcha, así que de antemano pido perdón por los errores que pueda tener. Y son más rollo empezamos.


reflexión


Hoy se me ha ocurrido hablar de números porque me da la sensación de que todo en esta vida se etiqueta y cataloga, y generalmente con números.

La semana pasada Ana en su blog nos hablaba de edades y tenía tanta razón...yo tengo 42 años y me siento joven, con ganas de hacer cosas y con ilusión.

La edad es un número, y claro que a veces es condicionante, un niño, por ejemplo no ha vivido lo suficiente para saber ciertas cosas, pero en términos generales la edad es un número, sin más.

Yo conozco a una chica de 21 años que es literalmente una vieja, habla de enfermedades, protesta por todo, critica a todo el mundo, es cotilla...es una vieja.
En cambio mi madre con 64 está llena de proyectos, escribe, tienen ilusiones...y aunque al enviudar tuvo un bajón importante va remontando y tiene ganas de vivir.

Por otro lado conozco a alguien de la edad de mi madre que es una vieja, así, sin más, no por su edad sino porque es triste, negativa, criticona...como la chica joven que os digo, pero no es que tenga una depresión o algún problema, no, es una triste de las que nada le parece bien.

Y este gatito que que ahora me acompaña cumplió el martes 14 años, y está tan precioso y joven...

Cada uno es un mundo y la edad es un número.

Con las notas del cole pasa algo parecido. Ya conté en un post antiguo que mi hijo en la ESO llegó a suspender 5, y eso que le habían detectado una gran capacidad pero el tema era un pelín complejo. Yo intenté valorar sus estudios son fijarme en las notas, la vida no son solo números, y centrándonos en lo importante y trabajando no solo aprobó, es que en carrera está sacando Matrícula de honor, incluso de erasmus en otro idioma. Aún así le insisto en que no se fije en los números y estudie para aprender, sin conocimientos de poco le valdrán las notas.

Y las tallas, ainnnns. Hace unos 15 días fui con mi hija de tiendas. Nosotras usamos la talla de pantalón 38, yo llegué a usar la 36 en épocas en las que adelgazaba terriblemente, me costaba no adelgazar, pero ahora estoy bien y usamos esa talla. 

De jovencita me costaba encontrar pantalones que no me quedasen enormes, y tenía complejo de delgada, y ahora debería tenerlo de lo contrario viendo lo que nos pasó.
Bien, pues en tres tiendas destinadas a gente joven los pantalones de la 38 no me subían, se me quedaban poco más arriba de la rodilla, y al medir con el mío, que para más señas es de El Corte Inglés(no sé si talla bien o no) vimos que nosotras necesitaríamos una 42. A mí me da igual y la compro, es una tontería y nunca me ha preocupado la talla, pero al salir vi a una chica muy joven con sus amigas, llorando porque "estaba gorda" y teníais que haber visto su "gordura". Era una chica normal tirando a delgada, pero me imagino lo ocurrido, fue a comprar y no entraba en las tallas pequeñas porque usaron de modelo a alguien que literalmente no existe.

Claro, a ver quien le hacía entender a la chica que las tallas son solo un número. A ver si hacen tallas reales y actualizadas, por favor, tanto hacia arriba como hacia abajo. Y también hay que enseñar a las chicas y a los chicos a quererse, que hacen genial en cuidarse para estar sanos, pero hay que quererse y aceptarse.

Y ya para acabar están los números en el mundo blogger, los seguidores, los amigos de facebook, los de instagram, followers de twitter...todo es una guerra de números que nos ocupa el tiempo de una manera un poco tonta.

A mí no me importan los números en las cosas de la vida, de hecho de las cosas importantes  a veces apenas tenemos cantidad, solo hay un corazón, tenemos únicamente dos ojos, una madre, un padre...aunque también hay cosas imposibles de medir, como los sueños, el amor...y claro, hay cosas de las que quiero tener muchos números, quiero mil libros, mil besos, mil abrazos, mil fotos de mi familia, mil buenos recuerdos, muchos gatos...pero aunque tenga menos para mí serán suficientes porque no me importan los números.

Y para acabar, porque ando algo apurada hoy, os confieso que utilizo los números para desestresarme, hago polinomios, Ruffini o sistemas de ecuaciones con dos incógnitas, me aficioné cuando mi hijo iba a tercero de ESO y a veces sigo haciendo, porque no sé hacer punto de cruz y algo tendré que hacer cuando no me centro para leer, escribir o ver una peli. Esos números sí que me gustan, los que aportan.

Bueno, creo que ya está bien de divagar, así que os dejo. Espero recibir muchos comentarios, jejeje, es broma, cada uno es un tesoro y no me importa el número, me importa el cariño que desprenden.

Besos, me voy a hacer un montón de cosas que llevo una semana rarísima y complicada y nos vemos el sábado en el resumen semanal.

44 comentarios:

  1. Los números pueden volvernos locos a veces!
    Y lo de las tallas es de risa...macabra.
    Me alegro de que tu gatito siga siendo un jovenzuelo a pesar de su edad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, a veces es una locura, jejejeje.
      Lo de las tallas es para matarlos, yo soy mayor y no me preocupa pero hay edades críticas y luego se puede convertir en un problema serio.
      Besos y mi gato es un chavalillo.

      Eliminar
  2. Lo de las tallas es criminal. Y la edad, como dices, una cuestión de edad.
    Los problemas escolares, teniendo en cuenta que hablamos de niños y adolescentes en edades críticas, NUNCA pueden resumirse en números porque inciden muchos factores. Pero la administración sigue centrándose en informes con tantos por ciento para legislar...así nos luce el pelo.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema de las tallas lo veo en la gente muy joven, esa chica que lloraba lo estaba pasando mal y para ella era un drama.
      Ayyyy las notas, con mi hijo pasamos lo nuestro, y lo importante es aprender, tener cultura general, capacidad de razonamiento, hay tantas cosas...
      Besos y feliz jueves.

      Eliminar
  3. Los números son importantes, pero en situaciones muy concretas.
    A mí me da igual tener 3 amigos o 300, mientras que lo sean de verdad. La edad es una cuestión mental, mi "cachorra" de 19 años y medio estuvo jugando hasta 2 días antes de cruzar el arco iris; y también conozco abuelos de 20 años y jovencitos de 80. Yo misma no me siento con los 41 años que tengo, aunque los he vivido todos, pero se me ha hecho corto, tú! Aún queda energía y ganas de hacer mil cosas.
    Y con respecto a los seguidores y demás, le dan más improtancia algunas agencias a la hora de enviar producto que muchas de nosotras. Claro que hace ilusión cada vez que alguien decide que tu trabajo le interesa, yomisma, cada vez que veo que hay un nuevo seguidor del blog, le doy las gracias mentalmente, porque en vivo es más difícil, pero las cosa shay que hacerlas porque te salgan de dentro, y no en función de qué número hay en el marcador.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a veces son necesarios, pero en su justa medida.
      Ayyyyy 19 años, ojalá mi gato viva tantos, solo de pensar que me falte...
      Tienes razón, yo valoro cada comentario y cada seguidor, y confieso que mi punto débil son las estadísticas, y siempre me prometo mejorar y eso nunca lo hago, ainnns. Un besito y feliz jueves.

      Eliminar
  4. Nunca se me ha ocurrido mirarlo desde esa perspectiva pero tienes razón en todo.
    Una de esas amigas que dejé de hablar por tóxica estaba obsesionada con la edad, hasta el punto de que cumplir años la deprimía y sólo se sentía mejor al recordar que 4 días después otra amiga tendría un año más que ella (ella era de diciembre y la otra de enero, mismo curso pero se llevan casi un año) y la verdad que eso es muy triste.
    Y lo de las notas... Es tan relativo. Yo estoy a favor que al menos hasta primaria no pongan notas con números porque es simplificar demasiado. Es más que no te juegues todo en un simple examen, porque la vida es más que eso. Pero bueno parece que lo importante es aprobar y ya está. El otro día nos quedamos a cuadros cuando P saludó a una conocida y nos acabó contando que le hacía los deberes a su hija. Ya le dije que así flaco favor le hacía.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la edad es una tontería. Vale que en un momento puntual podemos desear tener unos años menos, pero en términos generales la edad es cuestión de actitud.
      Ayyyy las notas a nosotros nos hicieron sufrir, y la hermana era la típica de sobresaliente en todo, y aunque nunca comparamos ni ella se jactaba eso desmotiva.
      Besos y yo no estoy de acuerdo en hacer los deberes, entonces sí que no aprenden nunca. Yo alguna vez les he hecho un ejercicio de ejemplo en otro papel uy luego se lo quitaba y les pedía que lo hicieran ellos, pero os deberes no.

      Eliminar
  5. tener muchos amigos en facebook no significa nada. en todo caso significaría que esa persona es muy proclive a agregar a gente, lo cual no necesariamente hay que juzgarlo como algo malo, pero es otro tema diferente.
    a mí me cuesta encontrar tallas porque soy anchote. y los números del calzado son muy relativos. cuando tenía trece años pensaba "ya gasto el 39, qué mayor soy!". ahora me da igual, con tal de que me esté cómodo... he llegado a tener chanchas del 44 porque con menos me quedaban justas, y yo no soy muy alto.
    el tema de ruffini es uno de los que más me gusta practicar y explicar. hallar las raíces de un polinomio es como desenterrar algo que está oculto...
    besitos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!! Claro, en RRSS todo es relativo, no es mejor o peor, es simplemente relativo.
      Lo de las tallas es raro, de jovencita, cuando las modelos tipo Naomy Campbell usaban la 40 me costaba encontrar tallas para lo delgada que estaba y me acomplejaba, y ahora son enanas, y a mí me da igual, y si engordo y tengo que usar más talla me seguirá dando igual, pero las niñas jovencitas lo ven de otra forma.
      Ayyyy Ruffini y las raíces de polinomios, qué vicio.
      Besos.

      Eliminar
  6. Los números solo importan para las matemáticas, si que son necesarios para ciertas cosas para simplificar . Pero en cuestión de amigos en las redes sociales no importan tanto solo importan loq eu realmente están contigo ahí todos los días haciéndote comentarios. A veces puedes estar rodeada de amigos y encontrarte verdaderamente sola. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen.
      Claro, los amigos son los que están, sea a través de RRSS, teléfono o en persona, pero los que están.
      Un besito y feliz jueves.

      Eliminar
  7. Los números son importantes en la vida para ciertas cosas y así que !!!hay que cogerlos!!!! ja ja ja, en cuanto al tema de las tallas pues las firmas también tiene una extraña noción de los números, bastante equivocada de la realidad porque no aciertan con ellas, lo cual creo que le perjudica a mucha gente, en cuanto a la edad pues ¿qué quieres que te diga respecto a esto? creo que está bastante claro que me importa y siempre me ha importado muy poquito, sino fuera así como le voy a poner el nombre a un blog "Cuando te sigue gustando el maquillaje a los 50" ja ja ja, donde lo primero que aireo es mi edad y de lo que estoy pensando si debo de cambiarle el nombre ya que el próximo mayo cumplo 60!!!! muy poco, este tema siempre me ha preocupado muy poco, lo único que me importa es estar bien de salud y sentirme bien, eso sí que importa!!!! en cuanto a los numeros de seguidores de blogs, redes sociales y cosas así, está claro que aquí sí que tienen importancia pero de eso a considerarlos una guerra para mi dista mucho!!!!! En resumidas cuenta que en cosas que tienen importancia y en otras no y hay que darles la importancia que se merecen dependiendo de que


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, haces genial. Yo pienso eso, si uno se siente bien la edad no importa, hay gente jovencísima que es una vieja y a la inversa.
      Sé que los números en el blog son importantes, es mi fallo, tengo que cambiar el chip.
      Besos.

      Eliminar
  8. Hola Mari, empiezo por contarte que ayer cenamos los nuggets y patatas deluxe y quedaron Buenísimos, a todos nos encantaron, gracias por la receta.
    Y respecto a los números, en la vida creo que no hay que afanarse mucho ni con ellos ni sin ellos, son parte del día a día, poniendo como ejemplo las tallas, en algunas ocasiones las hacen muy mal, como te ha pasado esta ultima vez pero a otra persona puede ser que este descuidando de más su alimentación y subir demasiado es dañino también. Debemos aprender a balancear todo y darnos cuenta si un número nos está alertando de algo o no.
    Me encantan estos posts aunque me enredo en mis palabras y pensamientos jajaja
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!!
      Ayyyy qué ilusión, de verdad, me alegro muchísimo que os gustasen.
      Claro, los números pueden ser una guía pero no hay que tenerlos demasiado en cuenta.
      Lo de las tallas aquí está fatal, de unas tiendas a otras hay mucha diferencia...es un caos.
      Noooo, no te enredas, te has explicado genial.
      Un besito y feliz jueves.

      Eliminar
  9. Pues pienso como tú. No me obsesiona ni la edad ni la talla (en cuanto a la talla, aparte de que he engordado y soy consciente de ello, según la tienda uso más o menos talla así que paso de todo). Pero me gusta contar. Tengo como un TOC con eso. Cuento los tragos que doy cuando bebo un vaso de agua, por ejemplo. Sí, estoy muy mal de lo mío. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, no hay que obsesionarse.
      Yo no he engordado de momento pero vamos, que aunque sea así, no me preocupa, lo malo es uqe las tiendas que menciono son de gente muy joven y a ellas les afecta de otra forma.
      Ayyyyyy me ha encantado esa especie de TOC de contar los tragos, yo suelo contar escalones, pero vamos, nunca lo había englobado en los TOCs, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  10. Ay amiga odio los número, yo soy de letras puras jajaja. Tu hijo suspundió 5, yo las suspendía todas en el instituto, mis padres estaban desesperados, pero la niña pasaba de todo. Cuando trabajaba y llevaba una casa para delante me saqué mi acceso a la universidad con muy buena nota y en poco más de un mes... ¡lo necesitaba, era algo personal!.
    Las tallas es vergonzoso, a nosotras nos da igual, pero a las chiquillas que no tienen las cosas tan claras le hacen mucho daño, no sé cuando piensan arreglar esto.
    ¿La edad? jaja me hizo gracia lo de las viejas de 20 y es que es así. A mí me sorprende que me llamen de usted en el súper y mis compañeros cuando se enteraron que tengo 36 tacos no se lo creian, se lo agradezco a todos pero soy del 80, y no creo que sea por tener mejor o peor cutis, ni no por la actitud de cada uno.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es que a veces cuando somos muy jóvenes, en vez de tantas notas necesitamos motivación, lo veo en lo que me cuentas, lo vi en mi hijo y en muchos casos.
      Ayyyy es que hay viejas de 20 años, hablando de penas, enfermedades y enfadadas con el mundo.
      Besos y claro que sí, tu actitud es la que te hace joven.

      Eliminar
  11. Cierto, todo son cifras y etiquetas que no deberían definirnos.

    Saludos, buena reflexión!!

    ResponderEliminar
  12. jajaja pues bien pensado la verdad que la vida está llena de números que fuerte. Lo de las edades que comentas es totalmente cierto yo he conocido gente joven super mayor no sólo por su forma de vestir sino por su mentalidad y su forma de ser y de vivir la vida en general y sin embargo hay gente más mayor como tu madre con una energía y ganas de hacer cosas pasmosas la verdad, así da gusto jaja. Lo de las tallas no hay que obsesionarse, recuerdo que de joven yo era un palillo y todavía recuerdo que un ntalon que me gustaba lo tuve que comprar en talla grande era una tienda con tallas realmente ridículas jeje. un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es justo eso, gente muy joven que tiene una actitud que no es propia de su edad y al revés también, claro.
      A mí me pasaba de joven, era la época de Claudia Sheifferd y demás, que usaban una 40 y yo no encontraba, todo me quedaba gigante.
      Ahora uso una talla normal pero es que en las tiendas de gente joven son de lo más desproporcionadas.
      Besos.

      Eliminar
  13. Yo odio los números, creo que soy de letras en todos los sentidos. No me gustan los números que catalogan las cosas, Cómo las tallas, o el número de hijos que hay que tener, o la edad a la que casarse...

    Hay que dejar fluir y vivir¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira lo de casarse y tener hijos no se me vino a la cabeza.
      Lo de los hijos es distinto porque hay un tiempo por temas biológicos, pero vamos, que no deberíamos estableces tantos cánones y dejar que todo fluya.
      Besos.

      Eliminar
  14. Yo odio los números, creo que soy de letras en todos los sentidos. No me gustan los números que catalogan las cosas, Cómo las tallas, o el número de hijos que hay que tener, o la edad a la que casarse...

    Hay que dejar fluir y vivir¡¡

    ResponderEliminar
  15. Muy inspirada tu reflexión MariGem, tienes razón los números no nos deben obsesionar y con frecuencia lo hacen, obsesionan las notas, obsesionan las tallas, obsesiona la edad y nada de eso debería ser así, se debe afrontar la vida con otro espíritu y entonces preocupan poco las tallas o los años. Estamos en una sociedad en la que parece que solo se valora ser el mejor de todo y no es necesario, lo que importa es disfrutar haciendo o disfrutar viviendo o disfrutar aprendiendo y eso es lo que deberíamos enseñar a los niños, tendríamos adultos más felices.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Conxita.
      Totalmente de acuerdo, estamos enseñando a los niños a ser los mejores en todo, excesivamente competitivos, y nos perdemos muchas cosas.
      Besos.

      Eliminar
  16. Desde que nacemos nos etiquetan con números pues hasta las cunitas de bebé los llevan en los hospitales. Como tú bien repasas, luego llegan las tallas de la ropa y es un drama no entrar en la que se supone que usas. Lo mismo sucede con las notas en el colegio y aquí, en base a unos números, ya se 'prejuzga' quién va a 'servir para algo en la vida'. Y según la edad, servirá o no en determinados puestos de trabajo...

    Yo estoy en tu línea, Gema. Mejor contemos sonrisas, abrazos, amigos, encuentros con amigos, mensajes positivos, etc.

    Me ha encantado tu post de hoy, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  17. A mí también me divertían mucho los problemas de ecuaciones. Y los pasatiempos, pero no para resolverlos sino para crearlos. De hecho estuve colaborando en mis tiempos de estudiante con don Pedro Ocón de Oro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Tienes razón con lo de los números, las tallas.... además lo condicionamos todo a ellos, es cierto lo de las tallas y que mucha gente se agobia si de repente necesita más talla de pantalón, cuando simplemente con cambiar de tienda lo soluciona, jajaja. Yo la misma tarde encontré que mi talla según la tienda iba de la 36 a la 42, viva la talla universal, jajaja. Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Buenas, la verdad es que esto de los números es estresante. En lo de las tallas yo hace tiempo que pasé olímpicamente. Yo tengo alguna que otra talla más que tú. Aunque si te soy sincera, yo no me compro la ropa. Odio ir de tiendas, me la compra mi marido. Suena raro pero es así. Pero si que es verdad que la gente se lo toma a la tremenda, sobre todo en esos años de la adolescencia. Las marcas hacen mucho daño.
    En cuanto a los números de seguidores. Ahora con la renovación del blog he estado leyendo mucho sobre el marketing online, y me obsesionaba mucho ese tema. Hasta que me di cuenta de que es algo impersonal, y aunque quiera vender libros, no quiero llegar a convertirme en eso.
    Mencionas muchos aspectos de la vida, pero estoy de acuerdo contigo en que los números no lo son todo.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
  20. Jajaja, Muy buena esta entrada, amiga Gemma. Ciertamente todo es relativo en esta vida y muchas cosas tienen la importancia que se les quiere dar. Y los números son un ejemplo de ello. De los números de los que todos dependemos, en mayor o menor medida, y que sí les damos la importancia debida, son los que figuran en nuestra cuenta corriente o libreta de ahorro, siempre procurando que no cambien de negro (o azul) a rojo, jeje. Y los que aparecen, claro está, en la nómina. De esos números sí que dependemos y vivimos.
    En cuanto a la edad, yo, que por lo que he leíso, tengo dos años más que tu madre, estoy realmente preocupado, pues creo que tengo un desorden no diagnosticado médicamente. No es que sea una persona mayor (la vejez todavía está muy lejos) que se siente joven, sino que me da la impresión de que todavía soy muy joven (a veces incluso un niño) con cara de señor mayor. ¿Será grave? A quien le ocurre una cosa así, un amigo mío diría que se le ha parado el reloj (mental, no biológico, por desgracia). Pues aunque así sea, la verdad es que no pienso ir a un relojero para que me lo ponga en hora, jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Qué te voy a contar yo Gema sobre los números si me paso la vida haciendo estadísticas. Vivimos en una sociedad donde queremos medirlo todo, pero hay cosas que no son mensurables. En terminología técnica sería la diferencia entre cualidad y cantidad, pero no todo es cuantificable. Un número no puede valorar una sonrisa, o un paisaje, o el color y el brillo de los ojos de un ser amado.
    Cómo me gustan estos jueves reflexivos, que yo leo los viernes dicho sea de paso.
    Un beso enooorme.

    ResponderEliminar
  22. Importante los números que suman pero buenos momentos,y experiencias de las importantes...todo es relativo y nada absoluto.Totalmente de acuerdo en todo.Me encantó la reflexión.
    Feliz finde!

    ResponderEliminar
  23. Importante los números que suman pero buenos momentos,y experiencias de las importantes...todo es relativo y nada absoluto.Totalmente de acuerdo en todo.Me encantó la reflexión.
    Feliz finde!

    ResponderEliminar
  24. Madre mia 14 años tu gato, a ver si mi Luna vive tanto. Comparto totalmente tu reflexión. Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
  25. Tenia que haberte leído el jueves, pero mira cuando aterrizo ains.
    Yo hac emuchos años que gracias a mi abuela paterna dada su vitalidad hasta el último día de su vida con 82 años, llegue a la conclusión de que mas da la edad, es la mente y las ganas sobre todo de vivir las que mandan no un número, de modo que yo que ya casi rondo los 51, no me siento mayor, si no joven porque todavia tengo ilusiones y sueños y ganas de hacer cosas y gente a la que quiero y me quiere, una pareja un hijo de los cuales me siento super querida, de modo que eso son las cosas que verdaderamente merecen la pena, no un número ni una edad.
    Ademas tener la edad que tengo y tener una asociación de discapacitados en la cuál en cuanto hay oportunidad te llaman para hacer cursos y te ániman a trabajar ocmo no voy a estar feliz y sentirme bien? pues eso no es la edad es la actitud también.
    En cuanto a lo que cuentas de la chica de 21 años que parece una vieja, me has recordado a una amiga que yo tenía , digo tenía porque cambio tanto que se alejo y no volvimos a saber de ella, en el momento que ella se declaro a un chico que le gustaba y este le dio un no por respuesta su actitud y forma de ser, cambio por completo, hasta el punto de meterse al Opus y no salir, ya contaré el viaje uqe me dio a Barcelona, han sido de los peores viajes que he hehco en mi vida, en fin hay gente qu eno entiendo como se vuelve vieja y se queja de todo y se vuelve arisca y reacia a todo, cuando no has sido así nunca, pero bueno la gente cambia a pesar de un número.
    Un beso Gemma y espero con impaciencia al próximo jueves reflexivo. TERE. pasa un buen finde.

    ResponderEliminar
  26. Qué razón tienes Marigem, a veces damos tanta importancia a los números que nos olvidamos de lo realmente importante, como es el caso de aprender en los estudios. Por ejemplo en redes sociales veo mucha competencia y lo importante no es tener más seguidores sino tenerlos de calidad, aunque sean pocos. Muy buena reflexión, besos

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado tu reflexión. Los número para algunas cosas son importantes y para otras solo son una cifra. La edad se lleva en el corazón, es solo un número, personas jóvenes parecen viejas por su forma de pensar o de comportarse al igual que al contrario que personas mayores parecen jóvenes. Y lo de las tallas ufff, deberían regularlo más, pues están haciendo mucho daño, sobretodo en las jovencitas que son más influenciables. Un gran post. Besitosss

    ResponderEliminar
  28. Y tanto que eres joven, mintía que tiene 44, tuvo su única hija con 42 y están geniales. Pues tienes razón en lo de los números, es mejor no prestar tanta atención y vivir la vida felizmente. Con las tallas tengo una ardua pelea yo jajaja me da tanta rabia que utilicen tallas de maniquis para personas reales!!

    ResponderEliminar