lunes, 26 de diciembre de 2016

Trucos de ahorro para saborear la vida


Trucos para ahorrar, disfrutar y ser feliz.

Hola a todos. ¿Qué tal habéis pasado las fiestas? Espero que fenomenal. Yo la verdad es que contenta, las pasamos de manera sencilla pero intentando ser felices y aprovechando el momento. Ayer mi hija participó en el concierto de Navidad y lleva 10 años ya...me encanta.

Hoy me apetecía hablar un poco del tema que en realidad me motivó a abrir el blog; truquitos de ahorro.




Cuando yo era pequeña mi madre siempre tenía huchas para utilizar ese dinero en ocio y cosas chulas.
Recuerdo una muy especial, era una botella enorme que nos había regalado una vecina que tenía un bar, y en ella mi madre metía lo suelto que le sobraba de la compra cada día, monedas de peseta, duro y cinco duros(qué años) y el día de cobro metía doscientas pesetas.

Cuando llegaba la época de irnos de vacaciones la abría y ese dinero se empleaba en gastos especiales durante las vacaciones, el dinero para el viaje y gastos normales lo tenían, esto era un plus. 
Recuerdo un par de años que hicimos la ruta de la plata desde Gijón a Extremadura, luego entramos a Portugal por Badajoz, estuvimos varios días en Lisboa, Oporto y diversos pueblos y salimos por Galicia, dónde pasamos un par de días. Pues con ese dinero extra nos comimos helados especiales, entramos al anfiteatro de Mérida, subimos a muchos monumentos de Lisboa, montamos en tranvía...y en La Toja nos compramos un montón de collares hechos con conchas.

También tenía mi madre una hucha de Reyes y Papá Noel, era un bote muy chulo que ni sé de donde salió y metía cada día la vuelta del pan(si eran monedas pequeñas) y en diciembre era una ayudita, o si durante el año veía algo interesante para un cumple o algo que podría gustarnos para Reyes y no disponía del dinero, pues lo sacaba de ahí.

Y tenía una hucha donde metía lo que ganaba tejiendo por encargo, y esa era para el ocio durante el año, teatro, cine, exposiciones, excursiones...


truco-ahorro-hucha


Luego llegaron las tarjetas de crédito y ya no hace falta tener esos remanentes, si queremos ir a algún sitio o vemos algo y no llevamos efectivo, pues podemos comprarlo igual, al menos la mayoría de las veces.

Y con el tiempo apareció un invento que me encanta; las tarjetas de fidelidad. Yo tengo unas cuantas de supermercado, que además de hacer descuento en algunas acumulo saldo que puedo usar para otras cosas.

Y también tengo de otros sitios, una de mis favoritas es mi tarjeta BP porque nosotros usamos mucho el coche por trabajo, para hacer excursiones, para llevar y traer a mis hijos, es un gasto que tenemos sí o sí y con esta tarjeta se pueden conseguir puntos en cada repostaje. Yo ya le he echado un ojo a un aparatito para rizar el pelo, quiero juntar puntos para cogérselo a mi hija por el cumple, que aún faltan unos cuantos meses. Y además ahorro hasta 3 cts por litro, que pueden aumentar si mantenemos cierta cantidad y podemos acumular hasta 24 € por mes, lo que me encanta porque ya sabéis que a mí lo de ahorrar me vuelve loca y además hay empresas colaboradoras muy conocidas, lo que nos permite obtener entradas de cine, descuentos en compras...

En mi casa siempre hemos tenido una teoría, y es que hay que ahorrar y pensar en el futuro, lo tengo clarísimo, pero hay que vivir el día a día con pequeños extras, y siempre nos hemos buscado la vida para conseguir un dinerito para el ocio.

Mi madre, vuelvo a ella porque es la que me inculcó el hacer muchas cositas, siempre se buscaba alguna opción de ahorro.

Recuerdo que siempre conseguía invitaciones para ir a la Feria de Muestras de Asturias(donde vamos los gijoneses año tras año después de jurar que no volveremos) o guardaba recortes de periódico con descuento para ir al teatro.

Y sino tenía descuento tenía sus huchas así que de niña pude ir mucho al cine, al teatro o a conciertos. Pienso que hacer cosas a lo largo del año nos enriquece, y tener pequeños incentivos que nos ayuden a hacerlos es genial, nos anima a hacer cosas guays y disfrutar siempre, no hacer de cada día un tiempo de espera, hay que aprovechar cada instante.


nieve
En Navidad hacemos muchas cosas y una de ellas es ir a la nieve si la hay.


Ya sabéis que me gusta mucho la Navidad y me gusta saborearla a tope, no solo en Nochebuena, Nochevieja y Reyes, me gusta salir todos los días a empaparme del ambiente, ir al cine a ver algo navideño(aunque sea malo, jejeje), ir a la pista de patinaje sobre hielo, ir a otros pueblos y ciudades a ver las luces y los escaparates, al autocine que mola mucho mucho, ir a ver belenes, a la nieve, al concierto de Navidad...y todo eso implica un gasto, así que me busco la vida con descuentos y tarjetas de fidelidad, y a la larga se nota. Bueno, así y planificando bien los menús, cosas ricas y buenas pero dentro de mi presupuesto.


gijón-navidad
En Navidad hay muchas cosas que hacer así que toca organizarse y ahorrar.


Y cuando voy de vacaciones o hago algún viaje intento planificar las cosas de tal forma que me permita hacer algún extra; no me vale ir a un todo incluido y quedarme en el hotel, tengo que ver todo lo que pueda, y probar la gastronomía, comprar recuerdos y como ya dije otras veces, si hay un barco me subo y para eso voy ahorrando a lo largo del año de diversas formas, huchas, tarjetas de las que os digo, compra por Internet muy baratita, ofertas de 2X1...


bilbao
Una de las últimas escapadas a Bilbao, aprovechamos para ir a un concierto de WASP. Ahorrando de aquí y de allá, pude hacerlo.


Ya para acabar os diré que la vida es corta y hay que aprovecharla a tope, hay que hacer todo lo que podamos, y viajar y ver cosas nos abre los ojos. Y ya que la crisis nos ha salpicado pues intentemos superarla saboreando las cosas buenas que nos deja la vida, sean muchas o pocas, grandes o pequeñas.

Muchas gracias a todos por leerme y nos vemos mañana que ya se supone que vuelve a ser un día normal. Y vosotros; ¿sois de hacer muchas cosas o preferís la vida más tranquila?¿Tenéis tarjetas de fidelidad?¿Os gusta exprimir la Navidad?

17 comentarios:

  1. Hay mucha gente que vive absolutamente al día y eso genera un tremendo estrés. En ocasiones es por falta de medios económicos, pero muchas veces por desorganización. Yo considero que el dinero del que puedo disponer de la cuenta no es hasta cero euros, sino que debo dejar un remanente para imprevistos. De esa forma evito la utilización del dinero a crédito, con lo que eso supone de pagar intereses leoninos. La gente me mira como si fuera rico cuando digo que no me trastorna que me paguen dos días más tarde, porque tengo dinero en la cuenta. Esas mismas personas llevan siempre un móvil mucho más actual que el mío y no perdonan un solo puente para marcharse de viaje. Prefiero no irme de vacaciones un año a tener que tirar de la tarjeta para poder disfrutarlas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Mi madre es la reina del ahorro para mi, cómo nos ha sacado a adelante a mi hermana y a mi sin que faltara nada...ahora como adulta, pienso en cómo gestionaba su salario y me parece que hacía magia. Gracias por lo truquitos!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Creo que hay que ser coherente y vivir a medida de las posibilidades de cada uno y nunca por encima! Un besin.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. igual que antes se guardaban en huchas las monedas pequeñas, como pesetas y duros, ahora tendríamos que hacer lo mismo con las monedas de cobre. muchas pequeñas cantidades suman una cantidad considerable.
    en navidades siempre hago alguna visita a la fnac, a ver si tienen algún disco interesante a buen precio, así como algún posible regalo de reyes para mi familia.
    besitos, gemma!!

    ResponderEliminar
  5. Es que hay que hacer ahorro aunque sea de esos pequeñas monedas que solemos meter en una hucha. En mi casa siempre tenemos una hucha cada uno para esos pequeños caprichos que ayudan a que cuando tengamos un viajecito, un gasto extra o un capricho, no salga de la cuenta de ahorro. Así podamos destinar una parte que ya está ahorrada y sin despilfarrar puedas contar con esa ayuda. Todo lo que se pueda uno beneficiar de tarjetas de pago, de tarjetas en supermercados, travel, puntos, etc... hay que para aprovecharlos que un poquito de aquí, otro de allá nos hacemos con cosas que si no no las podríamos comprar. Yo suelo destinar mis ahorros la mayor parte a las compras de Navidad en esta época y el resto de año para viajes y de vacaciones. Así me lo inculcaron mis padres y es una buena idea. Ya veo que utilizas los mismos métodos que nosotros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es una buena lección la tuya sin duda, y así tiene que ser, ahorrar es bueno. Mi padre siempre decia que si te podias gastar dos mejor que tres, y si sobraba mejor, de modo que yo intento aplicarlo, y intento ahorrar al máximo.
    He llegado a irme de viaje, y he llegado a volver con dinero, vamos que me a sobrado, de modo que soy ahorrativa, ahora mismo tenemos un bote donde vamos dejando monedas pequeñas que nos sobran y oye quieras o no se nota, y vamos al súper donde hay buenas ofertas e intentamos ahorrar lo máximo posible.
    Tengo unos amigos, que se pasan el día literalmente en el bar, y que quieres que te diga Gemma prefiero cien mil veces ir a visitar un museo, darme el capricho de una buena comida o cena con mi chico o si se puede viajar a algún sitio, aunque sea cerca, una escapada, que irme de bares y luego se quejan de que no llegan a final de mes, sinceramente no lo entiendo y ese plan de vida, de bares todo el santo día no va conmigo yo un ratito, pero toda la mañana uf, no puedo, porque tercios de cerveza se va un dineral y además que eso que no, que no me va ese estilo de vida, de nunca. Eso si luego s equejan d eque no llegan a final de mes, en fin pero cada uno es cada uno por supuesto.
    Gracias siempre por tus buenisimos consejos e ideas. un beso. TERE.

    ResponderEliminar
  7. Hola, guapa!
    Yo también era de huchas, y ahora de tarjetitas y promos.
    Hay que disfrutar de todo, pero también hay que buscar el momento más rentable.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Creo que nos parecemos en muchas cosas, yo también soy de ahorrar y también tengo varias de esas tarjetitas y sobre todo de disfrutar cuando vamos a lo sitios de todo lo que puede ofrecer, tampoco soy de ir de hotel con todo, prefiero un apartamento o apartahotel que me de libertad para moverme y comer o ir a donde quiera. Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Hola¡¡¡ yo soy bastante ahorradora pero sólo lo justo para luego invertirlo en viajes o en la casa ;-) sobre todo intento disfrutar cada día ¡Carpe Diem!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Las huchas siguen siendo lo mejor, pese a sus desventajas. No me gusta nada como funcionan los bancos, que te llenan a impuestos y a veces se quedan con tu dinero. Tengo familiares perjudicados por Bankia y se me revuelve el estómago cuando pienso en bancos :S

    ResponderEliminar
  11. Hola Mari, por aquí pasamos muy alegres la Navidad, en familia, todo tranquilo y sin muchos gastos, o bueno porque en realidad esos gastos de fin de año se van haciendo de a pocos para que no den el susto a última hora.
    Me alegra que la hayas pasado bien también tú y tu familia, con ganas de saludarte pero ya ves.. Sin móvil aún jajaja
    En casa también acostumbramos a juntar las monedas que van quedando sueltas de ésto o lo otro y en ocasiones lo vamos utilizando si se ca poniendo difícil la situación o sino lo juntamos hasta fin de año o para alguna fecha especial.
    Mis hijas también van ahorrando por pocos durante el año para Navidad ellas mismas comprarse algo a su gusto también. Así que aunque no sea montos definidos ni obligatorios siempre vamos juntando por poquitos para cuando sea necesario :)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  12. A mi también me encanta disfrutar de cada día de la navidad y no solo los más señalados, por decirlo así. El ambiente en las calles es muy acogedor. En cuanto al ahorro, sigo tirando de la hucha, como cuando era pequeña ;) besos

    ResponderEliminar
  13. Cuantas cosas útiles se aprenden de las madres. No es necesario tener mucho dinero para hacer cosas extra y permitirse ciertos caprichos, basta con mucho cariño y muchas ganas de ver felices a tus hijos y entonces, las pesetas y duros que sobran de la compra pueden hacer milagros. Lo que cuentas me ha recordado mi niñez. Nunca pasamos necesidad y tuvimos de todo... lo necesario, pero tampoco teníamos para muchos lujos. Mi madre a base de coser, cocinar y demás aportes de su cariño y voluntad nos proporcionó los lujos que el sueldo de mi padre no nos permitía.
    Un post precioso y con mucho espíritu navideño.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Me gustan tus consejos, la mayoria los suelo hacer pero lo de la hucha no, así que voy a preparar una para las vaciones del proximo año. Feliz Navidad!!

    ResponderEliminar
  15. Tienes más razón que una santa, la vida está hecha de pequeñas cosas y de instantes de felicidad. Cantidad de veces basta con ser consciente de que conviene guardar algo suelto para esos extras tan agradables, para no tirar esas cantidades pequeñas y como en aquel anuncio de Carmen Maura: Tacita a tacita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Las huchas son lo mejor, además hace una ilusión abrirla y ver todo lo que hay dentro!
    Yo tengo que retomar la costumbre de guardar las monedas de cobre, al final se puede sacar un montoncito majo.
    Besos y feliz año!

    ResponderEliminar
  17. me encantan este tipo de post para ahorrar siempre sacas trucos para la vida

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...