martes, 13 de diciembre de 2016

Relato

Un relato de martes.

Hola a todos y bienvenidos. Ya os había comentado que mi intención es intentar publicar cada día de esta semana y la siguiente porque luego en Navidad no sé aún lo que haré.

Hoy me atrevo a poner un relato, que ya sabéis que me da mucha vergüenza compartir mis escritos. Este en concreto lo había escrito para un certamen de relato de misterio, y tenían que ser relatos cortos, hasta mil palabras, más o menos, pero al final no me decidí a enviarlo. Y me he acordado y me animo a compartirlo. Espero que os guste y no se os haga pesado.

                                   LITO EL DE LOS JUEVES.

 El teléfono saca de la cama a Manuel y éste, con un gruñido, responde a la voz que le ordena ir al Bar Alcázar.
Se viste dando tragos a un café frío, en un vano intento de despertar.

Cuando llega a la escena del crimen despierta de golpe. En un barril de cerveza que esperaba en la puerta a ser guardado, ve el cuerpo de un hombre terriblemente hinchado y deformado. 

Minutos después aparece el juez de guardia, que ordena levantar el cadáver y Tomás, el forense, supervisa la operación.
Ahora toca buscar pistas e interrogar a testigos, tras comprobar que en el barril no hay huellas. 

Fernando, el dueño del bar, es quien lo ha encontrado al reponer la cerveza. No sabe quien es y la policía le dice que sino porta documentación lo avisarán para que lo identifique en la morgue. 

El cadáver no lleva identificación, así que avisan a Fernando, que había pedido a todos los santos que conocía que le evitasen semejante trago. 

Cuando en aquella fría y aséptica sala levantan la sábana que cubre el rostro de la víctima, respira hondo y susurra “pero si es Lito, el de los jueves” y explica que la víctima es un hombre que acude cada jueves a jugar al dominó. Vive en una pensión del centro y está prejubilado, pero no sabe más.

La comisaría en pleno se vuelca para identificar a Lito, y tras peinar la zona y preguntar en todas las pensiones de mala muerte del centro descubren que su nombre es Manuel Vargas Ojeda.

Mediante uno de los hombres con los que jugaba al dominó encuentran a un amigo de  juventud, y Manuel lo interroga para esclarecer la vida de su tocayo.

Charlando con el amigo puede descubrir que Lito era un alma inquieta y tuvo varios empleos; marinero, cirquense, regentó una pensión donde tenían lugar encuentros clandestinos y fue operario en una fábrica de aceitunas.

Esa tarde Manuel asiste a la autopsia así que se ahorra el papeleo, de momento no hace el informe y ya de paso ni comparte con nadie lo que ha averiguado. 

La susodicha autopsia es muy desagradable; hay un cuerpo deformado y un olor indescriptible flotando por la sala, mezcla de muerte con cerveza rancia, y en muchos momentos teme vomitar. 

El forense realiza la incisión en y griega, saca y pesa los órganos, toma muestras de todo y hace un examen minucioso.

─Veo una herida en la parte posterior de la cabeza, hecha con un objeto contundente y romo como indican las ramificaciones y la falta de astillas en el hueso─. Explica─ Las pruebas dirán si estaba muerto cuando lo metieron en el barril aunque a primera vista no aprecio cerveza en los pulmones, por lo que supongo que lo estaba. Murió en torno a las tres de la madrugada de la noche pasada, y el golpe llegó por sorpresa, no hay heridas defensivas, ni restos de ADN en sus uñas, además del hecho de tener el golpe causante de la muerte en la parte posterior de la cabeza.

La autopsia acaba pronto, y Manuel, guiado por un sexto sentido que le ha impedido compartir con nadie sus descubrimientos, y sin consultar al comisario, decide seguir los últimos movimientos de Lito, necesita hablar de nuevo con sus compañeros de dominó. 

Ellos apenas pueden aportar alguna luz que esclarezca los hechos, pero preguntando e insistiendo descubre que ese día había perdido el DNI, y había ido a comisaría para pedir otro.

Luego vuelve a la pensión y allí puede corroborar que esa tarde Lito acudió puntual a la partida, partida en la que según sus compañeros estuvo nervioso y distraído, y se ausentó temprano, diciendo que tenía dolor de cabeza. 
Todos concuerdan en que iba más arreglado que de costumbre, olía incluso a la colonia barata que reservaba para recibir a las damas a las que pagaba para que acudieran a su sórdida pensión de vez en cuando.
Tras abandonar a los amigos su rastro se perdía misteriosamente.

Manuel insiste y no se rinde, pero la investigación se ha estancado. Días después llegan los resultados de la autopsia; no hay rastro de líquido en los pulmones, estaba muerto al introducirlo en el barril.
 
Esa tarde, de forma bastante sorprendente, el comisario habla con Manuel. 

─Conozco los resultados de la autopsia y es un callejón sin salida; deberíamos cerrar el caso y centrarnos en cosas importantes ─. Dijo.

─Tenemos muy poco pero me gustaría intentarlo unos días más, sé que se nos escapa algo pero tenemos  pistas, solo es cuestión de tiempo─. Pidió Manuel.

─Imposible, los de arriba quieren que investigue la oleada de robos en casas y el asesinato de una turista alemana, que está presionando el consulado y ha pasado a ser prioridad. No podemos perder el tiempo con un viejo casero de vida irregular. Haz el informe, cierra el caso y habla con Ángel para empezar con la turista.

Manuel sale del despacho enfadado y empieza a rellenar el informe. Al poner los empleos del finado recordó que no había dicho a nadie nada de éstos; ¿cómo sabía el comisario que había sido casero? 
Nervioso, decide hurgar en el pasado del comisario, tiene una corazonada muy muy fuerte.

No es fácil revolver en el pasado del jefe, pero dedicando tiempo y esfuerzo logra hacer un retrato del hombre al que debe obediencia. Durante los años que llevaba allí fue intachable, así que tuvo buscar en los antiguos destinos, y mirando con atención descubre que había vivido en la misma ciudad que Lito, cuando éste regentaba la pensión de los encuentros clandestinos. Ha encontrado un nexo y una luz se enciende en su mente.

El problema es encontrar el momento y la oportunidad y probarlo o hacer que el comisario confiese.

Esa noche va a las tiendas cercanas al Alcázar y descubre una con cámara de seguridad. La suerte está de su lado y cuando solicita las imágenes el dueño no le pide la temida orden judicial que retrasaría todo. 

Las imágenes son difusas; solo sale alguien de espaldas arrastrando un cuerpo. Pero ampliando la imagen asoma una pistola bajo la chaqueta de quien arrastra, y se ve claramente que es un arma reglamentaria.

Con esta prueba pide una orden para examinar con luminol todas las pistolas de comisaría y ver si alguna tiene restos de sangre. Sabe que el comisario es culpable pero es mejor no alertar y pedir el arma de todos los empleados. No quiere darle la oportunidad de escapar.

Cuando pasan a recoger la pistola el comisario intenta darles una del cajón del escritorio, pero Manuel sabe que lleva una encima y le dice que necesitan el arma reglamentaria, y al ver la cara de odio del hombre sabe que lo tiene.

Los siguientes días se suceden en una especie de vorágine, Manuel sigue día y noche al comisario para impedir su huida, y éste, quizás asustado por la vehemencia del hombre, renuncia a escapar.

Cuando llegan los resultados se demuestra que la sangre de la pistola del comisario es de Lito y el hombre, acorralado tras la vigilancia de Manuel y tras más de cinco horas de interrogatorio, ha confesado.

Al parecer la víctima y él se conocían porque el comisario, años antes, se reunía con su amante, un banquero  importante, en la pensión que regentaba el fallecido.
Al trasladarse aquello quedó atrás, pero aquella mañana Lito lo vio cuando fue a por el DNI, le reconoció al instante y se encendió su avaricia; después de una breve y tensa conversación quedaron en verse.

En ese encuentro la víctima le chantajea diciendo que sino le paga 200.000 euros les contará a todos lo que sabe, destruirá esa reputación que tanto le ha costado conseguir, y el comisario, asustado, le pega con la culata de la pistola en la cabeza cuando éste le da la espalda.

En esos instantes se da cuenta de lo que ha hecho y asustado no sabe qué hacer con el cuerpo, pero entonces recuerda que ha visto unos barriles de cerveza a la entrada del bar, que estaba a dos calles, y amparado en la oscuridad lo arrastra y lo deja allí.
                                  
                                                              *********

Manuel acude al entierro de Lito. Solo están sus tres amigos del dominó y su amigo de juventud, cuatro almas derrotadas despidiendo a un alma cegada por la avaricia.

Bueno, pues hasta aquí el relato, espero que no os haya resultado demasiado pesado.
Mil gracias por leerme y nos vemos mañana con algún truco.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Hasta mañana!!!!!!!!!!!!!

36 comentarios:

  1. Bien querida Marigem, no está mal, quizá un poco más de dialogo..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Me gustaría hacer una versión larga y poner bastante más diálogo, entre ellos la detención y confesión, aquí lo pedían demasiado corto.
      Besos y me alegra mucho que te guste.

      Eliminar
  2. No se hace pesado en absoluto. Es ameno e interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. De pesado nada. A mi me encanta la novela policíaca, por lo que tu relato me ha gustado mucho. Opino que no debería darte corte, al contrario!! Escribes bien y el argumento era entretenido y estaba bien planteado.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Muchísimas gracias!!!!
      A mí también me encanta la novela policíaca. Ufffff, me da un corte terrible, y en cambio participo a veces en concursos, pero no es lo mismo, nadie me da su opinión excepto si gano algo, es que lo paso fatal, de verdad.
      ¡¡¡¡¡Besos!!!!

      Eliminar
  4. Pero buenoooo, si eres una magnífica escritora de ficción. Un relato corto pero intenso, en pocas líneas has contado toda una historia bien perfilada y con un desarrollo magnífico.
    Enhorabuena y a seguir escribiendo relatos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exagerada, jejejeje.
      Mil gracias por tus palabras.
      Me alegra muchísimo que te guste.
      Besos.

      Eliminar
  5. Estoy con Kirke, eres una escritora magnifica , has desarrollado una buena historia policiaca, que pena que no lo entregaste al concurso, habrías sacado algo premio. Y sigue escribiendo por favor Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mamen.
      La verdad es que no lo presenté porque al ser bastante corto lo veía incompleto y no me animé.
      Me alegra muchísimo que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo con Paloma, de modo que a escribir mas, y de pesado nada, además como a mi me gustan este tipo de relatos, pues eso, que esta muy escrito desde el principio al final. un beso. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Tere, eres un sol.
      Me alegra un montón que te guste. Besos.

      Eliminar
  7. Muy chulo el relato, me gusta.
    Pero lo más importante es que al empezar a leerlo me has hecho sentir que yo también debería probar suerte y escribir algún relato. A ver si algún día me animo porque me has hecho sentir ganas de hacerlo.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!!
      Yo te animo totalmente. Mira, ahora lo tengo muy dejado porque me falta tiempo, pero durante el tiempo que participé los resultados fueron geniales porque no solo se trata de ganar algún dinerito(que a veces viene genial), es que conoces gente en las entregas y aprendes a mejorar.
      A mí me gustan los relatos más largos, dónde pueda poner diálogos, describir paisajes y extenderme más, es la pega que encuentro en muchos, que son demasiado cortos.
      Besos y anímate, todo es empezar.

      Eliminar
  8. Es rápido de leer y entretiene, pero le falta un toque más personal, algo que te enganche, quizá algo más de diálogo, ya sea entre los personajes, o de alguno de ellos a nivel interno, reacciones, ...no sé si me explico. Es todo tan objetivo que parece más un parte que un relato (exagerando mucho), pero la historia está bien, sólo le falta un poquito de perfil, y que te quites el miedo a que se te descubra tras el escrito, suéltate, porque creo que hay algo ahí debajo que merece la pena conocer. Ánimo, y no lo dejes.
    Enhorabuena por ser valiente y compartirlo.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!!
      Muchísimas gracias por tu opinión sincera, me encanta.
      Lo malo de estos relatos tan cortos es que no nos dejan mostrar las cosas. A mí me gusta describir los lugares, a que huelen, los sonidos, lo que piensan los protas...pero me parecía tan largo para ponerlo aquí.
      Muchísimas gracias por tu valoración, lo tendré muy en cuenta.
      Besos.

      Eliminar
  9. Se te da muy bien esto de los misterios, la pena es que sea tan corto, pero me ha gustado mucho.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muchas gracias!!!!
      Si, es muy corto, es lo malo de algunos concursos, que al pedir tema y ponerlo tan corto limitan mucho.
      Besos y te echamos de menos, ainnnns.

      Eliminar
  10. te ha salido un relato policiaco propio de inglaterra en el siglo xix pero en un entorno español muy logrado. la pensión, el bar donde juegan la partida...
    el comisario despertaba sospechas con su actitud, ya que un caso de asesinato no se cierra así como así.
    me ha gustado mucho. anímate a compartir más de tus relatos de vez en cuando! ;)
    besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Chema!!!!!
      Jajaja, muchas gracias, me alegra mucho que te guste.
      La verdad es que debería ser pelín más largo, me gusta mucho describir el ambiente, el olor de los sitios, unas conversaciones para alguna partida...
      Siii, intentaré compartir más, es que no te imaginas la vergüenza que me da.
      Besos y feliz martes.

      Eliminar
  11. Lo he leído del tirón, intrigada. Mantienes muy bien el hilo conductor. Podrías haberlo enviado perfectamente y quién sabe qué hubiera sucedido?
    Anímate y no lo dudes la próxima vez! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Muchísimas gracias por tus palabras. La verdad es que no me animé a enviarlo porque al ser tan corto lo veía flojo, me gusta mcho describir y claro, en tan pocas palabras si me pongo a describir no puedo poner misterio, y ya que era el tema...Besos y feliz martes.

      Eliminar
  12. Estupendo este relato policíaco., no sé porque no lo enviaste, ¿qué pierdes????? Trabajo en una editorial y no sabe lo atrevida que es la gente a la hora de enviar originales, ja jaj a


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Reme. La verdad es que no lo envié porque al tener una temática específica y ser tan corto me parecía un poco falto de cosas, si me hubiesen dejado añadir aunque fuese una página más...
      Jajaje, qué envidia esa gente que envía originales, yo soy muy cobarde.
      Besos.

      Eliminar
  13. Hola Gema,
    Lo cierto es que te ha salido un relato con mucha intriga y los intríngulis propios de estos relatos dónde nadie es quién parece ser y tienen otras historias.
    Únicamente quizás diría que hay mucho predominio de frases cortas y falta desarrollarlas un poco para dar más profundidad al relato y a los protagonistas, pero es solo una opinión porque también es cierto que las frases cortas dan agilidad y rapidez al relato y se lee muy bien.
    Nada más que animarte a seguir escribiendo, de hecho a mi me han comentado que a escribir se aprende escribiendo.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Muchísimas gracias por tu opinión.
      Las frases cortas y la falta de desarrollo fue lo que me echó para atrás a la hora de enviarlo, es lo malo de los concursos de temática específica y que piden relatos muy muy cortos.
      Y siiii, a escribir se aprende escribiendo.
      Besos.

      Eliminar
  14. Mis series favoritas son las de crímenes, no si de pequeña ya apuntaba que con tres años decía que quería ser poli xD

    Me gusta mucho saber porque es interesante y también te ayuda a saber más de lo malo que pasa por ahí sin tener que estar por medio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué guay que con tres años quisieras ser poli.
      Un besito y gracias por comentar.

      Eliminar
  15. A ver, que yo me entere, ¿cómo que te da vergüenza?, si escribes de fábula y te gusta... quítate los miedos. Por supuesto que creo que en un relato corto de concurso no está todo tu potencial, pero aún así, has escrito un relato de un género que no es fácil,tienes que tener palabras técnicas y hacer bien tu trabajo para que quede real y a mí me lo ha parecido, yo me he metido en la historia, ¿que hacen falta más diálogos?,¿más detalles?,¿más historia?, claroooo, pero no podemos olvidar lo que es y para lo que lo escribite.
    Está muy bién que des el paso a publicarlo aquí, a ver si así te vas soltando..
    Un besazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues me da muchísima vergüenza, lo paso fatal.
      Mil gracias por tus palabras, me animas mucho.
      Besos.

      Eliminar
  16. Te ha quedado genial, Gema, toda una trama policial, con suspense y ajustes de cuentas, Manuel no cejó en su empeño por descubrir al asesino. Me gustó mucho, y por mí, ya puedes escribir más, se te da muy bien.

    Besos-)

    ResponderEliminar
  17. Hola Mari, pues por aquí estoy de vuelta y por supuesto encantada con lo que veo, tu relato me encantó, de pesando no tiene nada, súper interesante e intrigante, siempre me quedo con ganas de seguir leyendo :) Sabes que eres buenísima en esto de los relatos, así que de vergüenza nada!!
    Mil Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien tenerte de vuelta Maribel, me alegra que todo esté genial.
      Muchas gracias por tu opinión, me levantas la autoestima.
      Besos y feliz día.

      Eliminar
  18. Se me ha pasado el tiempo volando leyéndolo. Es muy ameno. Me ha gustado mucho tanto la narración como la resolución rápida de la trama.
    No se por qué no lo presentaste. Creo que uno siempre debe intentar las cosas. Sino, cuando seamos mayores de verdad, seguro que nos vamos a arrepentir de no haberlo intentado.
    Un besazo grandote y ojalá te animes a compartir más relatos!
    Un besazo bonita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muchas gracias!!!!
      La verdad es que no lo presenté porque al ser tan corto(no dejaban extenderse más) lo veía inconcluso. Y si, hay que intentar las cosas, generalmente lo intento pero es que con este relato no me veía.
      Besos guapa y mil gracias por comentar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...