jueves, 1 de diciembre de 2016

Reflexión; el odio de la felicidad ajena.

Reflexión;¿Nos molesta la felicidad ajena?

Hola a todos y bienvenidos un día más. Ya sabéis que los jueves hago el post sobre la marcha, sin corregir ni nada, lo que me sale.

Ahora mismo estoy con un café calentito, mi gatito en el regazo y muy poca inspiración, jejeje.

La verdad es que a veces las musas me abandonan, llevo más de dos años haciendo esta sección y se me agotan los temas, jejeje.
Pero hoy, así dando vueltas a la cabeza, me ha dado por pensar en esas personas quejicosas a las que parece molestar la felicidad ajena.
Y sin más rollo empezamos.


Yo soy muy Hakuna matata, opino que hay que vivir y dejar vivir, y claro, siempre excluyo la gente que maltrata,  que hace daño a los animales o casos extremos, me refiero a la vida de los demás, sin más.

Y es que con lo bonita que es la vida y la cantidad de cosas buenas y agradables que podemos hacer, no entiendo porqué la gente pierde minutos de vida en criticar que otros se diviertan.

Las pasadas navidades yo no tenía gana de nada, por mí me habría metido en la cama el día 22 de diciembre y me habría levantado el 8 de enero, pero claro, la vida no va a sí.

No fueron unas grandes navidades, las primeras sin un ser querido nunca lo son, pero no me dediqué a margar a nadie con mis penas, y no solo eso, sino que me encantaba y encanta ver a los demás disfrutar.

Me parece genial que las familias se reúnan, y los amigos, que los niños reciban regalos de Reyes, Papá Noel, amigo invisible y lo que se tercie, y ver los nervios de los peques en la cabalgata de Reyes es algo que me chifla.

No me gusta nada que la gente critique a los que lo pasan bien, que digan que no están los tiempos para gastar, que no lo están, es cierto, pero si pueden, mientras no se lo roben ni quiten a nadie, pues que lo hagan. Yo, al igual que la mayoría, siempre he intentado dar a los míos todo lo posible.

Pasa igual con las fiestas. A mí nunca podría molestarme ver a gente joven divirtiéndose(divertirse no implica beber y beber) en Halloween o Carnaval, al contrario, me parece genial ver a la gente pasarlo bien.

Aunque el año pasado me sintiera fatal eso no me daba derecho a ser El Grinch, al contrario, ver a los demás divertirse, en vez de hundirme me anima a buscar lo bueno, a intentar salir del pozo y a recuperarme.

Y en Carnaval igual, me encanta ver a la gente currarse los disfraces, a veces me río y otras alucino al ver la imaginación que tiene.

Esto lo hago extensivo a más cosas, a la gente que parece que se molesta porque otros hagan cosas, ya sea un viaje, ir a cenar o simplemente ir a pasear.

Recuerdo que mi madre tenía una conocida muy descarada, que nunca hacía nada porque era de ir al bar a diario, lo que me parece genial mientras no opine de los otros. Pues mis padres siempre fueron muy discretos y no decían lo que hacían ni donde iban, pero un año en el que hicimos un buen viaje, que mi madre pagó  ahorrando  y con mucho esfuerzo, la señora se enteró porque su administrador de la comunidad era el mismo que teníamos nosotros, al cual le dijimos que ibamos de viaje y le dimos copia de las llaves por si acaso(cosas que se hacían antes), y el hombre se fue de la lengua.

Pues cuando lo supo vino a casa, llamó al timbre y le dijo a mi madre que por qué nos íbamos de viaje, que era muy caro para ser de "clase media", le dijo de todo, y lo peor es que mi madre, tenía tal vergüenza ajena que no sabía ni qué decir.

Evidentemente con ella desde entonces mantuvimos las distancias, pero más que lo que dijo, que yo estaba delante, fue el tono de odio.

Y eso lo viví muchas veces, en el cole de mis hijos, en extraescolares, con amigas...cuando alguien hace algo siempre tiene que haber quien lo critique, quien saque a relucir sus "carencias". Si alguien iba de viaje siempre había quien decía que mejor gastaba ese dinero en; clases particulares, ropa de marca, extraescolares o simplemente en cambiar de colegio. Si gastaba en ropa que mejor lo gastaba en salir, si era en comida que mejor en ir a otro cole...el caso es criticar.

¿Pero a los demás que les importa? Ya hablé hace poco de lo mucho que tendemos a juzgar, y esto en el fondo es un poco más de lo mismo, pero es que lo sigo viendo mucho.

Si vemos a alguien diviertiéndose parece que molesta. Pues a mí me gusta ver a la gente feliz, me gusta que se celebren fiestas y la gente vaya, me gusta ir a un merendero y ver a los niños jugando, pasar por un parque y sentir voces infantiles, me encanta que llegue la Navidad y todo se ilumine, qué ya sé que no están los ayuntamientos para derrochar, pero bueno, un poco de luz y color viene genial, y me gusta que la gente haga planes.

Me parece triste entrar en un bar o en un cine y que no haya nadie, tampoco es que quiera pelearme por un sitio pero sí que tenga ambiente.

Me apetece que las calles se llenen de vida, me gustan esos días de frío en los que la gente corre de un sitio a otro cargados con paquetes de brillantes colores, es precioso ver las caras de emoción de los niños, ver a las abuelas con los carritos de la compra llenos de cosas que seguramente cenarán en familia y me gusta ver ese ambiente que se capta la tarde de Nochebuena, cuando mucha gente va a tomar algo antes de cenar.

Y odio a la gente que te ve y dice que no sabe donde está la crisis porque ha visto mucha gente en el cine, centro comercial, bar o donde quiera que haya ido. Claro que había mucha gente, pero es que somos muchos y claro, no todo el mundo tiene problemas y pocos que vayan a un sitio lo llenan, la crisis sí que la hay, por desgracia, pero; ¿por qué te molesta que la gente salga?

Ya empiezo a divagar, me he terminado el café(voy a ir a por otro porque no soy persona), pero de momento sigo unos minutos más por aquí ya que mi querido gato no se ha bajado del regazo y no quiero despertarlo.

Para terminar diré que ese grupo de aguafiestas lo hago extensible a este mundo 2.0. Si alguien hace algo, sale en unas fotos, hace un viaje o lo que sea, siempre tiene que venir otro a chafarle la alegría. Qué ya sé que se expone a eso mostrando lo que hace, soy consciente y por eso yo no lo hago, pero eso no da derecho a que nadie te estropee tu diversión.

No me extraña que algunos programas de la tele tengan tanto éxito, se dedican a quitarle la alegría a los demás, es un reflejo claro de esta sociedad.

Bueno, no quiero seguir que además de hacer un post eterno no quiero irme con mal sabor de boca. Y ya que quiero irme contenta me despido con una escena que vi ayer y me encantó. 

En la tarde de ayer fui a un centro comercial a por unas compritas, y al salir, iba hablando con mi marido(en realidad tenía un ataque de risa de lo más bobo) cuando reparé en una zona en la que hay unas butacas y un par de puf, donde se puede uno sentar. Pues había 4 señoras mayores allí sentadas, las de los puf estaban muy graciosas, y las cuatro estaban hablando y riéndose totalmente ajenas a lo graciosas que estaban. Una de ellas tenía unos ojos muy brillantes y una risa muy cantarina; no sabéis qué ternura me dio esa escena.
Es que es bonito ver a otros felices.

Bueno, no me enrollo más, simplemente quería quejarme un poco y ahora ya estoy de muy buen humor para afrontar el jueves. Me espera un día ajetreadísimo, pero pienso que podré pasear bastante a última hora de la tarde y me hace mucha ilusión. Y buscaré esas calles que me gustan tanto, que huelen a cenas y a hogar.

Muchas gracias por leerme y muy feliz jueves. Nos vemos el sábado con el resumen semanal, y estaba pensando en publicar de lunes a viernes este mes, a partir del lunes, al menos hasta Nochebuena.

¡¡¡¡¡¡Hasta el sábado!!!!

44 comentarios:

  1. Cuánta razón tienes. Tengo la misma forma de ser. Me encanta ver a todos a mi alrededor disfrutar y no me gusta criticar, aunque, como todos, a veces lo haga, incluso sin darme cuenta. Y en el mundo de las redes sociales yo creo que es igual o peor aún, porque el anonimato hace que los odios salgan mucho más.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola Ro!!!!
      Se nota que te gusta ver a los demás felices, todo lo que nos cuentas lo deja claro.
      Besos y el anonimato lo carga el diablo.

      Eliminar
  2. Si la envidia fuera tiña...
    Yo no suelo criticar públicamente a nadie. Claro que tengo una opinión y la comparto con 3 o 4 personas, pero me cuido muy mucho de ir soltándola a los 4 vientos. Primero porque no me incumbe y segundo porque normalmente no solemos saber toda la historia.

    Hay gente venenosa que es mejor mantener alejada y a los envidiosos empedernidos...más!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Claro, opinión tenemos todos y yo también digo alguna cosa en casa, pero sin ser una intransigente.
      Yo huyo de los envidiosos, creo que los demás "defectos" son mejorables, pero la envidia no.
      Besos.

      Eliminar
  3. Hay gente muy insatisfecha que proyecta sus frustraciones sobre los demás, y lo peor es que quien más sufre...son ellos mismos. A mi ver gente contenta y feliz me contagia, así que me alegro mucho por la felicidad ajena incluso siendo egoísta, jajaja
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, eso es lo peor, que al final ellos sufren horrores.
      Se ve que te gusta tener la felicidad alrededor.
      ¡¡¡¡Besos!!!!

      Eliminar
  4. No sé en otros países, pero en este el pecado capital por excelencia es la envidia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, es increíble la cantidad tan grande que repartido, porque la mayoría ha caído aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Gemma,
    Pues por no saber de qué hablar (o escribir), te ha salido una buena entrada, jaja
    La envidia es el deporte nacional o el mayor pecado capital de los españoles. Cuando a alguien le van bien las cosas, sale aquello de "qué suerte tiene el cabrón", por ejemplo. Primero el insulto y luego el considerar que es suerte lo que seguramente ha conseguido con esfuerzo.
    Hace muchos años tuvimos una vecina que se dedicaba, no a criticar pero sí a menospreciar y encontrar pegas a todo lo que hacíamos: nos compramos nuestro primer vídeo (fíjate si hablo de años atrás, cuando nació nuestra primera hija que ahora tiene 33 años) y decía que eso desunía a las familias porque privaba la conversación; ns compramos un microondas, y según ella producía cáncer; nos instalamos aire acondicionado y era muy malo porque resfriaba y producía torticolis; ns compramos un apartamento en la playa y para ella no había nada mejor que ir de camping porque un apartamento te obligaba a ir siempre al mismo lugar de veraneo. Pero al cabo de un tiempo, ella se compró un video, luego un horno microondas y más tarde se puso aire acondicionado. El apartamento no se lo llegó a comprar. Siempre estuve a punto de decirle cómo es que se había comprado toso aquello si consideraba que era tan malo, pero uno, que es prudente, se mordía la lengua.
    Vive y deja vivir, este es mi lema.
    Un abrazo.

    P.D.- Reconozco que lo de extrañarse porque, habiendo la crisis que hay, haya tanta gente en la carretera los fines de semana, en los restaurantes y demás, lo he dicho en más de una ocasión, pero no porque tenga envidia de que la gente disfrute, ni mucho menos, sino porque se me hace extraño. Y es que creo que los que afortunadamente todavía podemos permitirnos ciertas alegrías notamos la crisis mucho menos que los que ya tenían dificultades económicas. Es decir, que la crisis la pagan mucho más los que ya vivían precariamente, los que ya no podían salir mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Buenos días!!!! Me alegra que te guste, me he lanzado a escribir casi sin pensar, jejeje.
      Tu vecina es la viva réplica de una que tenía yo de pequeña, lo mismo mismo decía del vídeo y de muchas otras cosas, inclusive cuando nos mudamos a un piso mejor y a una zona que nos convenía más por estudios y trabajo, además de céntrica. Dijo de todo, nos prometió que íbamos a ·llorar muchas lágrimas" pero años más tarde ella se vino cerquita, pero nosotros, al igual que tú, optamos por la prudencia, es qu eni merece la pena responder.

      Lo de comentar con la crisis es normal, yo misma a veces me asombro de cosas, pero no lo digo de manera despreciativa, ni me molesta ver a otros salir. Si todos dejamos de consumir este país se va a pique.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Yo soy vive y deja vivir y jamás me ha molestado la felicidad d elos demás, ¡¡¡ todo lo contrario!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Reme, se te nota, tú ni juzgas ni envidias, y eso es lo mejor.
      Besos.

      Eliminar
  7. Amargados los hay en todas partes, Gema, y no saben ser felices más que viendo la desgracia ajena (o inventándosela). Puede que detrás de toda esa mala baba solo se esconda la pura envidia.
    Me has hecho recordar un post que publiqué hace poco, "El éxito de los demás".
    Buen jueves reflexivo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, hay amargados en todas partes.
      Siiii, me acuerdo de tu post.
      Besos.

      Eliminar
  8. como me ha gustado este post es que es el reflejo de la personalidad de muchisima gente hoy en dia, una pena

    ResponderEliminar
  9. Lo de tu vecina es de traca, me pilla a mi y se arma la de Dios, vamos!!
    Tampoco me gusta ese tipod e gente, vive y deja vivir. Si te molesta que otro sea feliz, ´háztelo mirar.
    Otra cosa es que, para que los demás sean "felices" tú tengas que estar a disgusto (por ejemplo, mi vecina puede ser muy feliz bailando el karkachov o como se escriba, con tacones, pero yo me acuerdo de todos sus muertos, y de sus vivos)

    Hay una frase que dice no amargues el dulce del otro. Si no lo compartes, no pasa nada, pero tampoco trates de que los demás no disfruten con lo que tú no lo haces.
    Por ceirto,me encantan esas reuniones de sñoras felices, son lo más.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Lo de la vecina fue alucinante, es que es de esas cosas que ves y no te crees, mi madre alucinaba tanto que no sabía ni qué decir.
      Claro, hay casos, ser feliz no implica molestar a otros.
      Ayyyy las señoras se veían de lo más felices, más cucas...
      Besos.

      Eliminar
  10. Pensé que nos ibas a contar que las cuatro señoras estaban ahí criticando a todo hijo de vecino jajaj

    Yo creo que todos criticamos y decimos cosas de más en alguna ocasión pero hacer de eso tu estilo de vida como que no. No sé cuándo vamos a aprender que si los de tu alrededor están bien eso te repercutirá, y lo mismo al contrario, y que al final nuestros estados de ánimo se contagian. Yo quiero gente feliz y sin carencias a mi lado, ojalá todos lo tuviésemos.

    ¿Que te puedes hacer un gran viaje? Me alegraré muchísimo y yo haré lo que pueda cuando pueda (me refiero a irme de viaje). Otra cosa son las personas que están llorando todo el día que no tienen un duro y viven a todo tren con viajes cada dos por tres, esas personas sí que me cargan, pero los demás para nada.

    Me gusta tu filosofía Hakuna Matata ejjeje

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, las señoras estaban la mar de felices. Si que las hay que son tela marinera pero estas eran de las majas.

      A ver, criticar criticamos todos, pero en privado y sin amargar lo que hacen otros, odio la gente quejica, y los que se quejan y luego derrochan si que me cargan.
      Siii, Hakuna Matata for ever, jeejej.
      Besos.

      Eliminar
  11. Cuánta razón!!
    Bueno, alucino con la anecdota que cuentas, ¿plantarse en tu casa para criticaros? Madre mía!!!

    Sé que hay muchos comentarios de ese tipo que dices de "no sé dónde está la crisis..." pero tampoco me entero de muchos la verdad, será que yo voy a lo mío o que los hacen muy a escondidas porque oigo pocos aunque sé que los hay, pero dónde si estoy viendo bastantes es en este mundillo 2.0 que mencionas y la verdad es que me da pena, porque si alguien puede irse de viaje (o se lo regalan) pues que bien! ¿por qué tengo yo que criticar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, se plantó en casa a criticar algo que ni era malo, ni le importaba ni era asunto suyo, es que hay que ser caradura.

      Yo también voy a lo mío, pero sí que hay casos de gente afectada por la crisis, y también hay gente que puede hacer cosas, y yo me alegro, mientras no tenga que pagarlo yo, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  12. en la época de mis primeros trabajos, había gente a la que le comentabas que te habías comprado un libro o un disco, y te hacían sentir mal diciéndote que no tenían dinero para eso. pero luego sí tenían para irse de copas los fines de semana, y las copas no son baratas precisamente.
    yo siempre digo que me gusta ver a la gente joven disfrazada en halloween y en carnaval, y por eso me despiertan simpatía. aunque salga siempre el torquemada de turno diciendo que son fiestas paganas.
    y lo de la vecina que fue a leeros la cartilla a vuestra propia casa, alucinante.
    espero que tengas un buen comienzo del mes de diciembre, y que estas próximas fiestas sean mejores que las anteriores.
    besos, gema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, da mucha rabia que alguien critique que compras algo, lo que sea, cuando ellos lo están gastando en otras cosas, te hacen sentir mal innecesariamente.
      Si, cuando escribía lo de ver a la gente disfrazada en Halloween me acordé de ti porque me lo dejaste en comentarios. Los Torquemada abundan, y a mí me gusta ver a la gente pasarlo bien, me gustan las ferias, las verbenas, las fiestas típicas, y ver todo de Navidad, que ya sé que mucha gente no tiene, pero creo que no solucionamos nada cubriéndolo todo de tristeza, las cosas se arreglan de otras maneras.

      Lo de la señora es flipante, el otro día nos acordábamos y nos parecía de lo más surrealista.
      Muchas gracias por tus buenos deseos, aunque no me apetece nada celebrar las navidades intentaré que sean buenas, que estemos juntos y bien, no pido más.
      Besos.

      Eliminar
  13. Me repatea esa gente que siempre se anda metiendo en lo que gastan los demás. Sé que no siempre es por envidia. A veces es simplemente que ellos lo ven como un gasto superfluo y preferirían gastarse el dinero en otra cosa pero ni una cosa ni la otra son excusa para andar criticando en qué gastan los demás si no te piden el dinero a ti. Eso también lo he visto. Me acuerdo de una antigua compañera de trabajo que anduvo llorándole la milonga a todo el mundo porque no tenía un pavo, le prestaron dinero y a la hora de la comida salió y volvió con una caja de zapatillas de marca. También podrías hablar un día de la gente así.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, mientras no me lo pidan a mí, cada uno que gaste en lo que quiera.
      Si, a veces es por opinión pero es que cada uno tiene una forma de ver las cosas y nadie debería juzgar ni criticar.
      Siii, de esos conozco unos cuantos, que lloran lloran y te los imaginas muriendo de inanición y cuando les ayudas se lo gastan en superficialidades. Tomo nota para otro post.
      Besos.

      Eliminar
  14. Muy buenas reflexiones. Yo a esas horas lo único que pienso es en ponerme enferma y volver a la cama. Algún día, me armaré de valor y lo haré.
    Yo tengo mi norma que es "vive y deja vivir". Eso por lo que a mí se refiere y por lo que se refiere a los demás, a los que no aplican esa norma, pues tengo otra que suele decir mi madre: "no hay mayor desprecio que no hacer aprecio". Vamos que lo que digan los demás, aparte de que con mi despiste no me suelo enterar, se me entero me deja fría del todo, me trae al pairo, vamos. Los demás, a no ser seres muy queridos y esos no suelen, lo tienen crudo para quitarme la alegría.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Jajaja, yo es que soy de mañanas, no duermo mucho últimamente.
      Yo también soy de vive y deja vivir y me fastidia mucho la gente meticona.
      Siii, yo aplico el no hacer aprecio, y aunque yo también soy despistada y ni me entero de la mitad, odio esas cosas.
      Besos.

      Eliminar
  15. Lo que dices pasa y mucho, se llama envidia. Yo tampoco entiendo esa actitud, pero hay a quien le da rabia no tener o no hacer lo que haces. Simplemente hay que ignorar y alejarse de personas tóxicas que es lo mejor que se puede hacer!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, eso creo, envidia, y no puedo entenderla.
      Besos y eso es, lejos las personas tóxicas.

      Eliminar
  16. Pocas cosas hacen tanto daño como entristecerse con la dicha ajena. Nos priva de la posibilidad de disfrutar nosotros y crea una necesidad de herir a los otros que no tiene sentido.
    Pero de todo hay en la viña del Señor y a veces resulta difícil sustraerse a la envidia.
    Supongo que para eso no hay mejor receta que la que tú das, dejar a un lado la gente tóxica y no permitir que sus comentarios y su amargura nos contagien.
    Espero que tengas un gran día aunque sea ajetreado.
    Feliz comienzo de diciembre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien lo defines Curra, nos priva de ser felices y crea un círculo vicioso terrible.
      Siii, lo mejor es alejar a la gente tóxica y ser felices con lo que tenemos.
      Ayyyyy qué estrés de día, madre del alma, pero bueno, he podido desconectar un poco.
      Besos.

      Eliminar
  17. Me encanta que dices que se te agotan los temas, pero yo creo que hay Gema para rato. El tema de hoy da, también,, para rato, pero en el fondo lo que hay son vidas insastisfechas. ¡Qué más le daría a esa vecina lo que tus padres hicieran o dejaran de hacer! Es eso, o poca faena.
    Cada cual ha de buscar su propia manera de vivir sin pretender ser más ni desear lo que no se tiene. Cuando esto sucede, es cuando surge la envidia o ese odio del que hablas.

    Gracias, me gusta que nos hagas pensar, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  18. Vaya con la señora si que metió las narices jajaja, ya ves a ella que mas le daba vuestro viaje, entiendo que eso sería hace mucho y ojala los tiempos hayan cambiado (yo creo que si un poquito no? jijij)seguro que tu madre hizo un gran sacrificio por hacer ese viaje. Yo me uno a tu filosofía HAKUNA MATATA. Un besito.

    ResponderEliminar
  19. La filosofía de Hakuna Matata es la mejor, pues si, hay que dejar hacer y hacer uno mismo cuando puede pero sin andar molestando a los demás. La vecina esa que fue a reclamar hasta la casa es algo nunca antes visto, esa gente no tiene vergüenza, no saben los sacrificios y ahorros que se tuvieron que hacer y creen que uno derrocha.

    También están las personas que no tienen para comer decentemente pero eso si van y piden a crédito el celular más nuevo, los zapatos cada semana, igual uno no dice nada pero deberían de fijarse más en eso en lugar de criticar a los demás.

    Saludos!!

    Nota: Soy Avecilla jejeje

    ResponderEliminar
  20. Opino igual que tú, cada uno que haga con su vida y su dinero lo que quiera, mientras no le haga daño a nadie, no entiendo por qué se meten tanto en todo. Mira,de este tema, la guarde de mi niña no está subvencionada, y si he elegido eso, mis motivos tendré, me pone de mala leche que empiecen a quejarse como si el dinero fuera suyo, ¿no lo pago yo?, mi niña está bien, y su padre y yo estamos tranquilos así, lo demás sobra.
    En fin, luego ellos se gastan el dinero en fiestas y borracheras y no les digo nada, que hagan lo que quieran, pero que en mi vida no se metan.
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  21. ¡Lo has clavado! Pues lo mismo sobre algo que jamás entenderé: LA ENVIDIA. No sé donde leí una vez: "nadie tira chinas a las manzanas podridas para que caigan" no lo entiendo ni entenderé. A mí me gusta acercarme a gente de la cuál puedo aprender, y si es feliz mejorrrrr, así se me pega. Hay gente muy muy amargada, y ¿sabes? lo contagian, pero al final el mal regresa al que lo emite, en este caso si la infelicidad corresponde a otra persona regresa. ¡Tranquila!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  22. Hola Marigem. puede resultar difícil controlar los sentimientos que a veces, por desgracia, puede ser malignos para la salud mental.. Mejor vivir sin sentir envidia si la vida de los demás les va bien, no tiene sentido, todo lo contrario aun hay que desearles que todo les vaya estupendamente. Te aseguro que se vive con mayor tranquilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Este sentimiento cada vez lo veo más en la gente, la envidia de ver a otras personas felices y eso les va llevando a coger odios. Yo pienso que gastan sus energías en ello y esas son malas personas. A mi me encanta que la gente sea feliz y le vaya lo mejor posible en la vida, en serio. Por eso como tú, cada vez cuento menos dónde voy, qué compro etc,,, porque se critica y encima te dan consejo de cómo ellos son mejore que tú. ¿perdona? esto no es una competición. Así que cada vez soy más rancia con alguna gente que quiere saber y no le cuento nada porque a los que somos buenos eso nos hace daño.
    Lo de tu vecina es para darle de tortas, qué rabia esa gente que se cree con derecho a meterse en tu vida y encima llamar a tu puerta a echaros la regañina, muy fuerte.

    Gracias por tu reflexión, un beso!

    ResponderEliminar
  24. Tienes mas razon que un santo. Yo tambien soy de las de vive y deja vivir. Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  25. Me encanta esta entrada! vive y deja vivir es mi lema y me joroba la gente que ve felices a los demás y se dedica o a criticarles o a directamente tratar de hacer daño. Como bien dices, con lo bonito que es ver felicidad alrededor, ójala no viéramos otra cosa. Viva la vida, viva la gente y viva la felicidad.
    Un besazo y a disfrutar las navidades amores

    ResponderEliminar
  26. Pese que ya te había contestado , se me resistía enviarlo y lo copié en word. Pero al final no se ha reflejado mi contestación. Decía que soy de las que vivo y dejo vivir, sin importarme los criticones, A mi tampoco me gusta criticar, Cada uno allá con su conciencia. La contestación era más largo pero ya no me acuerdo lo que te puse. Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Me encata la felicidad, es raro decir esto, porque ¿A quien no? Pero es la verdad, me pasa como a ti, la escena que centas de las señoras sentadas y riéndose me parece enternecedora. A mí tambi´ne me pasa. El otro día fui a contarles un cuento a los más peques del cole de mi hija, y me quedaba embobada con sus cartas de felicidad, y mira que no eran mis hijos, pero me encantó.
    Es una tontería criticar la felicidad de otora, eso solo lo hacen las personas envidiosas, y reconozco que la envidia es malísima.
    En fin, que me encanta disfrutar de la felicidad mía y de la de los demás.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
  28. Hay mucha gente amargada tanto en la vida offline como en la online. Es una pena porque aún no se han dado cuenta que viendo a otros disfrutar, disfrutas tu también. Es algo como los ataques de risa, que son contagiosos.
    En esencia estas personas son envidiosas y una forma de manifestar sus propias carencias emocionales y materiales es criticando a los demás. Ni comen ni dejan comer a los demás.
    Lo importante es que tu eres feliz.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...