jueves, 15 de diciembre de 2016

Jueves reflexivo; cambios.

Reflexión del jueves; cambios.

Hola a todos y bienvenidos. Normalmente escribo estos post a las seis de la mañana, pero hoy me ha pasado de todo así que me pongo a las nueve, ainnnns. Por supuesto, es improvisado, como siempre, y mi gatito me acompaña, no me ha cambiado por el radiador, jejeje.
Y sin más rollo empezamos.

Hoy no sabía sobre qué escribir, pero ayer, hablando con mi querida Sandry, se me ocurrió. Los cambios, eso que tanto miedo nos da.

Mi hija ha estado estudiando una carrera que en teoría tiene futuro y que a ella se le da bien, pero yo sabía que no era lo suyo, y las señales de la vida la han ido llevando a otra parte, así que al final ha cambiado, y yo estoy muy contenta porque quizás no tenga futuro, tal vez acabe trabajando en algo que no le gusta, pero no quiero que su sueño quede frustrado por no intentarlo. El cambio le daba miedo, todos los cambios dan miedo, pero hay tantas cosas que hacen que compense...

Sheldon-Cooper
Sheldon tiene terror a los cambios. ¿A qué mola el dibujo de mi hija?


La madre de alguien muy querido para mí vivía con un hombre que la hacía terriblemente infeliz. En aquellos años si el marido no te pegaba tocaba aguantar, y a ella no le pegaba, no, pero la vida con él era una tristeza para ella y sus hijos, en aquella casa nunca se oían risas, no había ilusión ni felicidad. Y ella decidió cambiar eso. Claro, todo el mundo se la comió viva porque renunció a una estabilidad y a un dinero fijo, no entendían que las personas necesitamos más que el dinero.

Al principio fue duro pero cuando yo la conocí estaba en un momento en el que habían superado esas dificultades y eran una familia feliz, se reían, hacían meriendas y excursiones...eran felices y el cambio valió la pena. Fue duro, si, y a la madre le dio mucho miedo y le costó muchas lágrimas, como ella me dijo, pero le mereció la pena.

lo-que-el-viento-se-llevó
Hay parejas que no pueden estar juntas y es mejor dejarlo. (También lo ha dibujado mi hija)


Y en mi caso el cambio vino a mí sin buscarlo. Yo vivía bien, tenía mi coche, salíamos todos los días, mis hijos iban a las extraescolares que les gustaban, hacíamos escapadas y teníamos vacaciones, y aunque yo nunca me he considerado derrochadora, vivía bien, al menos normal. Y de repente, ¡zas! Una crisis que no solo me tocó a mí, fue brutal.

Y los primeros días estaba asustada y perdida, no quería que nadie de mi familia lo supiera para evitar preocupaciones(lo oculté mucho tiempo) y claro, era una lucha por salir adelante, por hacer que mis hijos tuviesen una buena adolescencia y evitar que los míos sufrieran.

Pero en cuanto lo asimilé, me dediqué a buscar lo bueno. Mi marido tenía un horario muchísimo mejor, yo empecé a participar en concursos literarios y gané unos cuantos, lo que además de unos ingresos extra me ayudó moralmente, y me inventé las cenas especiales de los viernes. Además, me sirvió para disfrutar aún más de las cosas, y cuando todo fue mejorando seguí saboreando la vida intensamente. 
Además esta situación nos hizo buscar soluciones y discurrir, nos hizo no conformarnos y buscar salidas, es como si nos hubiéramos vuelto más listos, jejeje, aunque pasamos momentos muy muy complicados.

spiderman
Él también lo pasó mal cuando perdió los poderes.(Dibujo de mi hija, of course)


Y claro, están los cambios horribles, esos que no se pueden evitar, cuando alguien se muere. En este caso yo lo llevo peor. El primero fue el de mi abuelo y lo pasé muy muy mal, con los demás abuelos también, pero con el primero fue horrible. Como tenía a mis hijos pequeños(con unos 9 o 10 años) pues tiré y lo superé.
Hace dos años, de repente y en plenas navidades, falleció mi padre. Y confieso que lo sigo llevando mal, a veces me dan muchos bajones, pero en el día a día intento ser feliz porque sé que él no querría verme mal, y porque mi madre no se merece más tristeza, ni mis hijos.
Esos cambios no los podemos evitar, vienen como tantas cosas de la vida, y hay que llevarlos lo mejor posible.

Pero los demás, los que dependen de nosotros, esos que a veces nos sacan de nuestra zona de confort y nos llevan a otra distinta, seguramente mejor pero distinta, siempre dan miedo. Pero yo creo que la vida es tan corta que hay que arriesgarse.

Si queremos poner un negocio, por ejemplo, nos parece que puede funcionar y tenemos los medios, pues deberíamos intentarlo. Puede salir mal, claro, pero si nadie se arriesga va a llegar el día en que no tengamos ni tiendas, ni bares, ni hoteles ni nada. Y si queremos estudiar algo que nos parece que tiene poco futuro, pues también, en realidad, ¿qué tiene futuro? Yo le digo a mi hija que cuando acabe lo que está haciendo debería estudiar algo relacionado con la pintura, pues mirad como dibuja. Ya sé que mucha gente dibuja bien, pero debería intentarlo.

legolas
Dibuja genial y debería intentarlo. Ainnns, adoro a Legolas.


Ya empiezo a divagar, y la verdad es que hoy no me concentro igual que otros días, ya hay vida en el edificio y en la calle, no me envuelve esa niebla del amanecer que suele acompañar mis reflexiones y mi gato no duerme, me mira con sus preciosos ojos, así que le acaricio en vez de teclear, jejeje.

Bueno, pues nada, me voy despidiendo. No he llegado a nada, en realidad, simplemente creo que los cambios forman parte de la vida y la especie que sobrevive, como diría Darwin, es la que mejor se adapta, y yo añadiría, qué la que es feliz en esa adaptación.

Mil gracias por leerme y nos vemos mañana viernes para despedir la semana.
¡¡¡¡¡Hasta mañana!!!!!

45 comentarios:

  1. Bueno Gemma yo soy de esas personas a quienes no les gustan los cambios!!! ja ja ja, soy Tauro y como buena Tauro me gusta tenerlo todo bajo control y el hecho de un cambio en la vida hace que por un tiempo no esté todo tan controlado como quisiera aún así y a pesar de que no me gustan como te digo y que eso pueda parecer un tanto «monótono«... pero es que a mí ¡¡¡me gusta la monotonía!!!! bueno pues como te digo cuando ha habido cambios en mi vida pues me adapto a ellos muy fácilmente a pesar de no gustarme «en principio» en cuanto a los cambios que se producen por la muerte de un familiar como bien dices que esos vienen solos porque es ley de vida... pues verás yo tenía un padre tremendamente alegre, dicharachero, bailón, carcajeante que le gustaban muy poco las tristezas, cuando murió por supuesto que lo sentí mucho porque lo quería mogollón pero por respeto hacia él y hacia su maravilloso carácter hice todo lo posible para que eso me afectara lo menos posible ya que sé que no le hubiera gustado absolutamente nada vernos tristes ni a su mujer ni a ninguno de sus hijos, las tristezas no eran para él y cuando falleció mi madre pues más de lo mismo, ella era una mujer «muy práctica« que no quería estar viviendo eternamente a cualquier precio, como esas personas que ves en sillas de ruedas que no levantan la cabeza pero «aquí están» siempre decía cuando ya no se está bien... «a otra cosa... mariposa» (la muerte) y se fue sin llegar a estar mal... como ella quería, así que cuando pienso en ellos que es muy a menudo a pesar de que no están siempre los noto cerca y siempre me sale una sonrisa... maravillosos progenitores.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Reme.
      A mí me gustan algunos cambios, otros no me gustan nada, pero no soy de monotonía(hasta cierto punto, claro).
      Lo de la muerte es tal cual, yo tampoco soy de las que quiero vivir para estar ahí, yo quiero estar bien, ser lo más válida posible. No digo que quiera morirme si me quedo en silla de ruedas porque hay personas en silla muy válidas, pero no me veo estando vegetativa.
      Lo de mi padre me cuesta asumirlo pero por un lado es un poco lo que tú dices, se fue estando bien y claro, nos evitó una agonía y ver un deterioro. Mis padres también eran muy alegres, mi madre lo sigue siendo, y eso ayuda a llevar las penas aunque es inevitable sentir pena, supongo que va por fases primero hay que aceptar.
      Besos y tus padres eran geniales.

      Eliminar
  2. Efectivamente, Gemma, a todos nos dan miedo los cambios. La incertidumbre nos agobia, y hasta cierto punto es normal. Tener miedo es síntoma de sensatez. A veces el héroe no es más que un insensato que no sabe valorar los riesgos que entraña su acto. El verdadero héroe es el que, a sabiendas del gran riesgo que corre, lo asume en pro de un logro mucho mayor o un beneficio para los demás.
    Todos procuramos mantenernos en esa zona de confort pero cuando algo nos expulsa de ella, debemos saber hacer frente a la nueva situación, buscar soluciones e incluso oportunidades. !Cuántas veces algo aparentemente malo ha acabado siendo nuestra salvación! Ciertamente la necesidad agudiza el ingenio y los más ingeniosos son los que salen adelante y se adaptan mejor a los cambios.
    Un abrazo.
    P.D.- Y felicita a tu hija, Es una artista. Creo adivinar que ese es el campo hacia el que va a dirigir su futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Claro, la incertidumbre es dura, yo he pasado momentos complicados pero al final hay que sobrevivir y o nos rendimos y hala, buscamos una ayuda en los familiares o en el estado o donde sea o buscamos soluciones, y claro, al final el ingenio se agudiza.
      Y siiii, a veces algo malo al final no es tan malo.
      Un abrazo y mi hija tira por la rama artística pero no por el dibujo, no es consciente de lo bien que dibuja, uffff.

      Eliminar
  3. Bueno varias cosas, primero perdonad por no leeros siempre, pero voy pilladísima de tiempo. Aún así no me olvido de vosotros y os voy leyendo cuando puedo y comentando en cuanto saco rato.
    Con respecto a este blog, dicen que lo único constante es el cambio. Hay que aceptar los cambios, si no...estamos perdidos. Además también lo dijo Darwin, el ser que conseguirá sobrevivir es aquel que se adapta mejor al cambio, esto es así.
    Con respecto tu hija, a parte de repetirte que dibuja de maravilla y que la envidio mil, porque yo no paso de los monigotes de niños de cinco años, te comento que estudie lo que le de la gana y se deje de "salidas" Que yo hice mi primera carrera por la salida laboral y bien poco trabajé de ello y sin embargo con Psicología me iba a morir de asco me decían y bueno...ya sabes el resultado.
    Uno debe de buscar siempre perseguir su sueño, siempre y cuando su sueño sea algo factible claro está.
    Mil besos guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Qué bien tenerte por aquí.
      No te preocupes por venir poco, la falta de tiempo es así, a mí me pasa a veces.
      Lo de los cambios, eso creo, hay que aceptarlos y sacar partido.
      Jajaj, yo también dibujo como los niños pequeños. Puedo copiar algún dibujo en plan Mafalda o algo así, pero de ahí no paso, doy pena.
      Pues es lo que yo lo dije a ella, más o menos, que se dejase de salidas laborales, nunca se sabe, pero hay que tirar por lo que nos guste, por nuestra vocación. Mira ahora que bien te va.
      Su sueño es factible porque dentro de lo que estudia quiere buscar la rama más "realista".
      Besos y me alegra mucho tenerte por aquí.

      Eliminar
  4. Nos dan tanto miedo los cambios... A mí la primera.
    Cuántas veces pensaré en aquello de que debo cambiar a otro trabajo, lanzarme a la piscina para no estancarme pero luego nunca lo hago porque esto es estabilidad y sólo doy tímidos tumbos que sé que no llevan a casi nada. A veces pienso que preferiría que me echasen y así tener que empezar de 0 sí o sí porque seré incapaz de dejar algo así. Ya veremos...
    Los cambios cuando alguien nos deja sí que son lo peor, sobretodo cuando es alguien muy cercano pero es ley de vida.
    Da igual que cambio surja en tu vida, de todo se sale, menos del hoyo, así que hay que ponerle ganas y ver el lado bueno. Vivir el lo más importante y no podemos anclarnos en lo que alguna vez fue.

    Le animo a tu hija que siga con esos cambios. Yo también tuve mucho miedo cuando dejé la universidad, era la primera vez que me salía del carril establecido y me daba vergüenza hasta contarlo (que triste verdad?) pero ahora no me arrepiento para nada. En esa carrera no era feliz.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Lo del trabajo es duro, y más con una hipoteca, pero oye, por ahora no tienes hijos y tu pareja tiene un sueldo, así que quizás sea el momento. No a lo loco, pero sí que deberías considerarlo.
      Lo de las muertes...es horrible pero no hay vuelta atrás, hay que superarlo aunque es más fácil decirlo que hacerlo.

      Y lo de los estudios, mi hija no se animaba, pero todas las cosas de la vida la iban empujando. Lo otro lo quiere terminar por la UNED con calma, pero yo sé que lo que hace ahora es vocacional y quiero que lo haga aunque se salga de lo convencional.
      Y tienes razón, es triste no contarlo porque se salga de unos cánones qu eno tienen porqué ser los acertados.
      Besos.

      Eliminar
  5. Me identifico mucho con lo que te ha contado Reme. Amo la rutina y me generan inseguridad los cambios, a veces, hasta los más tontos (como la perspectiva de una escapada o viaje) y más, si son relativos a las niñas. Pero cuando lo pienso bien, soy consciente de que debo animarlas y alentarlas, para eso están las mamás y eso habría querido yo para mi (y eso tuve!), así que cuando me toque enfrentarme a este tipo de decisiones, sé que haré de tripas corazón y las animaré con todas mis fuerzas :)
    ¡Así es la vida!
    Un besazo y mucha suerte para tu niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡¡Hola!!!!!
      Pues yo sí que soy de cambios pero relativos. No me veo viviendo lejos, ni cambiando de amigos...pero me encanta viajar, no me gusta la rutina(dejando aparte la rutina lógica de trabajo, comidas, duchas y esas cosas, claro) y soy de la opinión de que hay que seguir la vocación, renga más o menos futuro.
      Tus hijas elegirán cosas que unas veces te encantarán y otras no, como todos, pero tienen suerte porque las apoyas, y aunque al principio dudes, al verlas felices entenderás que han hecho lo mejor.
      Besos.

      Eliminar
  6. cuando algo no funciona, hay que saber plantear el problema a tiempo. yo en cou cambié la biología por el dibujo técnico con el curso empezado, y en la carrera me cambié de especialidad. tuve que ponerme al día a marchas forzadas, pero habría sido peor seguir en algo que no me gustaba.
    hay familias que están siempre cabreadas aunque lo tengan todo. y hay otras que siguen manteniendo el optimismo y buscando soluciones cuando vienen mal dadas. como lo hicisteis vosotros, y así debe ser.
    son preciosos todos los dibujos de tu hija! el segundo ya lo había visto pero los demás no. creo que podría dedicarse a eso perfectamente.
    besos, gemma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema.
      Pues hiciste genial, aunque fuera un atragantón mereció la pena, si algo no nos gusta, no nos gusta, no hay más.

      Hay que mantener el optimismo siempre, aunque a veces es difícil, nosotros tuvimos momentos muy duros, pero los hijos no tienen la culpa así que a tirar que siempre hay solución.

      Jajaja, eso le digo yo, que podría dedicarse a eso, de momento sus estudios no van por ahí, pero yo creo que en el futuro no andará muy lejos de eso, ella no es consciente de lo bien que dibuja.
      Besos y feliz tarde.

      Eliminar
  7. Esta mañana temprano me quedé con las ganas de entrada, menos mal que has podido escribirla!

    Los cambios siempre traen nuevas oportunidades aunque a veces nos cueste verlo. Respecto a la carrera de tu hija, yo estoy estudiando lo que mi corazón me pedía. Nunca sabemos de qué y dónde trabajaremos pero yo no quería dejar de intentar mi sueño.
    Besos!

    P.S: Hay cambios que duelen mucho, pero también nos hacen fuertes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Siiii, menudo estrés mañanero, y como esta quiero que sea improvisada nunca la hago antes ni la programo ni nada y luego me veo en estos líos, pero es que creo que la gracia está en eso, en escribir así sin pensar.

      Eso pienso yo, hay que estudiar lo que nos guste porque a veces estudiamos cosas que no nos gustan en busca de salidas y tampoco las ofrece.
      Siiii, hay cambios muy dolorosos pero de todo se aprende.
      Besos.

      Eliminar
  8. Pues yo estoy deseando que ocurran algunos cambios en mi vida, sobre todo respecto al trabajo. Es cierto que debemos hacer eso que realmente nos llene y no pensar tanto en el futuro. Una buena reflexión. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!!
      Los cambios de trabajo en estos tiempos son complicados, pero seguro que si te esfuerzas lo consigues.
      Besos y me alegro que te guste la reflexión.

      Eliminar
  9. Hola Marido, tus reflexiones siempre me llegan muy dentro y me encantan. Comparto tu opinión, los cambios siempre llegan de diversas maneras, está en nosotros sacarnos el miedo y dar el paso para poder arriesgarnos a ser felices, a veces es difícil pero tarde o temprano llega el momento
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola Maribel!!!!
      Me alegra un montón que te gusten las reflexiones.
      Si, hay muchos tipos de cambios y hay que dar el paso, es difícil, claro, pero seguro qu een el futuro nos alegraremos.
      Besitos y muy feliz día.

      Eliminar
  10. Los cambios pueden darnos miedo pero en el cambio está la evolución y tú misma has citado a un experto: Darwin. La especie que sobrevive no es la más fuerte, sino la que mejor se adapta al cambio.
    Hay que saber adaptarse, amoldarse a lo que sobreviene. Además la uniformidad es muy aburrida, y la rutina mata a cualquiera. Hay que cambiar y hacerlo con ilusión.
    Buena reflexión, Gema.
    Que tengas una buena tarde de jueves y dale mi enhorabuena a tu hija, dibuja/pinta de lujo.
    Un beso a las dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡¡Hola!!!!!
      Eso pienso, a veces es difícil pero hay que saber adaptarse, y eso no quiere decir conformarse.
      Me pasa igual, me aburre la rutina.
      Besos y le daré la enhorabuena de tu parte, mil gracias.

      Eliminar
  11. Vaya charla intensita que tuvimos ayer... jajajajaja. Los cambios por norma general a todos nos dan miedo, pero muchísimas veces los cambios son para mejor... así que aunque no sea fácil lo ideal es tirarse a la piscina y empezar con nuevas cosas. Siempre tenemos que intentar encontrar nuestra felicidad y satisfacción personal.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, siiii, mira, me dio para un post, jejejeje.
      Siiii, muchas veces son para mejor y no podemos quedarnos con la duda.
      Con mi hija lo tengo claro, además sigue con lo otro, despacio pero ahí va. Y con sus voluntariados y demás cosas, tiene que hacer lo que le dé felicidad, no ir de titiritera por la vida, claro, pero asumir algún riesgo y hacer lo que de verdad nos gusta.
      Besos y muy feliz jueves.

      Eliminar
  12. Los cambios suelen asustar, es normal, a mi no me importan siempre que tenga tiempo para hacerme a la idea y para organizarme, cuando algo cambia de imprevisto sin avisar no es que me asuste es que me da rabia porque soy de tenerlo todo organizado y planificado con tiempo, jajaja. Aunque he de reconocer que muchas veces esos cambios han sido para mejor. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!
      Eso me pasa a mí, jejejeje, necesito hacerme a la idea.
      Los cambios, muchísimas veces, son para mejor.
      Besos.

      Eliminar
  13. Soy de las personas que no le dan miedo los cambios, hace 8 años tenía un gabinete de estética, me iba bien, pero necesitaba un cambio en mi vida, y créeme si te digo que fue radical. En quince días cerré el local y me fui sola a una vida totalmente opuesta a la que llevaba, fue muy duro, pero por lo que era,psiquicamente y fisicamente estaba agotaba, no por el cambio. En esta vida que elegí los cambios son constantes, y te tienes que adaptar antes de respirar,. Ahora que soy madre, la verdad, es que me están dejando más tranquila, me tengo que encargar de que así sea, y si te digo la verdad los echo de menos, aunque es duro, te hace apreciar lo que no aprecias nunca en tu día a día.Por varios motivos me gustaría darle otro cambio a mi vida y volver a montar lo mío, no lo hago porque se necesita pasta y porque no sé dónde me voy a quedar definitivamente, pero miedo ni a la muerte...bueno a la propia, a la de los míos no quiero ni pensarlo, pero eso es más que un cambio.
    Tu hija es una artistazaaa
    Un beso guapa, un tema interesante el de hoy ehhhh

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué valiente! Dejar un negocio e irse sola...qué duro, pero tienes razón, a veces es necesario.
      Yo no sé si sería capaz de aguantar cambios constantes, pero tengo claro que la monotonía no es lo mío.

      Ayyy ahora es tan difícil emprender, ojalá encuentres el dinero y sepas dónde te vas a quedar.
      La muerte...yo la de mi padre la sigo llevando fatal, y va a hacer dos años. Se supera, claro, pero esa pena queda para siempre.
      Besos y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  14. Los cambios hemos de afrontarlos para crecer, y se puede seguir creciendo a cualquier edad, yo tenia mucho miedo al quirofano, pero desde luego tenia muy claro que iba a ser un cambio positivo en mi vida, iba a ganar en calidad de vida, d emodo que lo madure y pensé que el cambio me lo merecía si quería lo que me quedaba de vida, tener una calidad de vida, así deje el miedo atrás y me lance, y no me arrepiento, aún habiendo pasado una mala recuperación, tela y tela, pero bueno espero que mañana por la mañana el implante de un buen resultado y haya merecido la pena el cambio en mi vida para bien. No nos podemos quedar en la zona de confort, esa es la solució0n mas fácil pero si queremos avanzar en nuestra vida hemos de afrontar los cambios, que nos podemos equivocar? Si, que pueden venir mal las cosas? si, pero hemos de ser valientes y seguir para adelante. Ahora como tú lo que no llevo nada bien es la ausencia de mi padre, eso no lo llevo nada bien, y ahora que se acercan estos dias quiero que pasen en un suspiro, porque este año no me apetece nada, en fin es un cambio inevitable y ley de vida, pero por mucho que lo intento todavía me cuesta hacerme a la idea de que no esta, voy a casa de mi madre y lo echo de menos y hay vece sque me voy antes porque no puedo soportar su ausencia, en fin, pero la vida es así y tú me entiendes.
    En cuanto a los dibujos de tú hija, hazme el favor de darle la enhorabuena, porque que maravilla, ya quisiera dibujar yo la mitad de bien que lo hace tú hija. un beso y nos leemos mañana y si no pasado que menuda semana llevo uf. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tere!
      Tu cambio ha sido para mejor sin ninguna duda, aunque sé que ha sido muy duro, la recuperación ha sido complicada, pero seguro que el resultado va a ser espectacular.

      Claro, hay que dejar la zona de confort. Nos equivocaremos mil veces, yo la primera, pero a veces, muchas, es para mejor.
      Las ausencias son muy duras...este año te va a costar pero sino lo afrontas, luego va a ser un año tras otro de pena, así que poco a poco, tu hijo te alegrará, ya verás.

      Ayyyy mi hija, dibuja genial y no se da cuenta. Pero tú también dibujas genial, que he visto algún dibujo tuyo, si te enseño yo los míos...
      Besos.

      Eliminar
  15. No hace falta que llegues a conclusiones. Ya las sacamos nosotros:
    1) Da gusto lo positiva que eres.
    2) Tu hija es un pedazo de artista.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Gracias!!!!
      Intento ser positiva, sino hace años me habría hundido, si yo os contara...
      Mi hija es una artista, falta que se lo crea un poco.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Yo no soy de cambios, no me gustan en absoluto, pero reconozco que a veces son buenos y necesarios. Claro está que hablo de los 'buscados'. De los que te llegan, como tú dices, mejor digerirlos durante el tiempo que cada cual necesite, pues no hay otra.
    Y claro que hay profesiones que tienen más 'salida' que otras, pero hay que hacer lo que a uno le guste, que la vida laboral es muuuuuy larga (al menos hay que confiar en ello).

    Un beso, y sí has llegado a conclusiones, claro que sí. Y la enhorabuena por lo artista que es tu hija, chapeau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, me lo imaginaba.
      A mí me gustan,, no vivir en constante cambio pero me cansa la rutina.
      Los que nos da la vida...a asumirlos lo mejor que podamos.

      Lo de las salidas es tan relativo, yo quiero que mis hijos sean felices, y nunca se sabe en lo que al final podemos acabar, así que a estudiar lo que les guste y luego ya se verá.
      Besos y mil gracias por los piropos a mi hija.

      Eliminar
  17. Siempre dan miedo, a mi me da miedo hasta cambiar de corte de cabello pero ni modo de estar siempre igual. Tal vez uno tarde en aceptar el cambio o en pensar en realizarlo pero lo importante es hacerlo, no quedarse donde mismo... y es muy difícil dar el primer paso pero una vez que se hace las cosas empiezan a caminar. Yo espero este año que viene empezar con algo nuevo, a ver que tal me va, a veces me da miedillo y me quedo pensando si está bien eso que voy a hacer pero trato de no centrarme en lo que puede salir mal y pensar en lo que puede salir bien así que ahí la llevo.

    Saludos!!

    Nota: El dibujo de Spiderman y el de Legolas están geniales, bueno los otros también pero esos me gustaron más, ya quisiera yo dibujar así snif snif jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡¡Hola!!!!!
      Lo del corte de pelo es lógico, a mí me da pánico porque cada vez que pruebo algo nuevo me hago un desastre.
      Pero si sentimos que hay que cambiar, lo mejor es hacerlo, es difícil, pero compensa.

      Ojalá puedas empezar el año que viene eso que te da miedillo, seguro que sale bien.

      Adoro a Legolas y Spiderman, especialmente el interpretado por Tobey Mcguire, son lo más. Seguro que dibujas genial.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Qué bueno Gema, ser positiva hace encarar las cosas de otra manera, recrearse en lo negativo solo hace que nos sintamos más tristes y perdidos y eso soluciona bien poco.
    Los cambios dan miedo, pero como tú lo resumes los que mejor se adaptan son los que sobreviven.
    Felicidades para la artista.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita.
      Eso pienso, recrearse en lo negativo no nos lleva a nada bueno.
      Hay que adaptarse, a veces cuesta, pero es la manera de sobrevivir y alcanzar la felicidad.
      Besos y mil gracias por comentar y esas felicidades.

      Eliminar
  19. La verdad es que lso cambios suelen dar algo de miedo, una no sabe si van a ser para mejor o para peor, pero hay veces que no queda otra que afrntarlo y si es de forma positiva ayuda mucho. Me encanta leerte, comparto pesamientos y tu positivimos hay veces que logras pasarmelo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Los cambios asustan pero muchas veces hay que asumirlos y sacar lo positivo, total, van a ocurrir igual y no ganamos nada quedándonos con lo negativo.
      Mil gracias por tus palabras, me alegra muchísmo que te llegue el positivismo.

      Eliminar
  20. A mi me gustan los cambios y cada vez me asustan menos...los momentos duros de giros inesperados en la vida te hacen aprender que hay muy pocas cosas que puedas controlar y es mejor y se vive mas feliz cuando lo comprendes.
    Suerte para tu hija!!!

    ResponderEliminar
  21. A mi me gustan los cambios y cada vez me asustan menos...los momentos duros de giros inesperados en la vida te hacen aprender que hay muy pocas cosas que puedas controlar y es mejor y se vive mas feliz cuando lo comprendes.
    Suerte para tu hija!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Los momentos duros duelen pero hay que sacar lo positivo, como bien dices nos ayuda a ser felices.
      Besos y gracias por los buenos deseos para mi hija.

      Eliminar
  22. Me alucinan los dibujos de tu hija. Son tan pulidos que parece diseño gráfico. Debería orientarse hacia esto.
    Respecto a las salidas con los etudios, llámame rara, pero nunca he creído en eso. Cuando tú comienzas una carrera, se cree que se necesitan X abogados, pro ejemplo, y se pone todo el mundo a etudiar derecho. Cuando esa gente termina de estudira, el mercado está saturado de abogados, ¿y ahora qué?
    Hay que estudiar lo que te motive, más allá de donde se crea que puedes llegar, proque lo msimo hasta llegs mucho más lejos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. La verdad es que dibuja genial, le falta creérselo un poquito.

      Eso creo yo de las salidas laborales es justo como lo explicas, va por rachas, por momentos, a veces hay demasiados profesionales de una cosa y pocos de otra y luego la cosa cambia.

      Hay que seguir la vocación y luego, pues poco a poco.
      Besos.

      Eliminar
  23. Ya sabes que yo he tomado una decisión importante hace unos meses y ha supuesto un gran cambio en muchos aspectos, estoy feliz a pesar de que me ha tocado llorar mucho hasta tomar una decisión definitiva, pase lo que pase quería intentarlo, ya veremos cómo sale!

    Otra cosa son los cambios cómo una muerte... eso ya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres un gran ejemplo de los cambios. Da miedo, claro, y pena, pero necesitabas ese cambio y es para bien. Qué sale mal...pues intentas otra cosa, pero no se puede vivir infeliz si podemos hacer algo para cambiarlo.
      Lo de las muertes viene como viene, es cuestión de asimilarlo, de tiempo, de los que te rodean...
      Besos.

      Eliminar