jueves, 7 de julio de 2016

Reflexión; La otra tarde...

Jueves reflexivo; un paseo por la playa.

Hola a todos y bienvenidos un día más. ¿Qué tal va la semana? Espero que fenomenal.

Ya sabéis que el post de hoy es improvisado, lo escribo sobre la marcha y sin ningún plan definido, solo inspirada por mi gatito, que es mi mejor compañía.

Y la verdad que no sé si es por el verano o porqué las musas me tienen algo abandonada, pero no se me ocurre un tema para reflexionar así que más que una reflexión me apetece contaros lo que vi el domingo en la playa.

Hace algo de tiempo, os hablé de una mañana en la playa, una mañana tranquila, cuando aún no era verano y todo estaba tan tranquilo que pude detenerme a mirar a mi alrededor.

Bueno, pues este domingo no estaba todo tan tranquilo, pero quise detenerme a mirar un poco a mi alrededor. 
Y esto es lo que vi.


La playa es el lugar de encuentro de las gentes de mi ciudad, en ella cabemos todos. No sé si conocéis la Playa de San Lorenzo, pero es una playa grande que tiene 25 escaleras separadas entre sí por 100metros(lo compruebo cuando voy a correr), y estas escaleras son el referente.

La más conocida es La Escalerona, es muy grande, con su reloj y unas vistas preciosas. Pues ahí se reúnen muchas personas de cierta edad a tomar el sol y hablar de sus cosas.
 Por supuesto no hay rangos de edades en las escaleras, cada uno va a la que quiera, pero sí que hay  "ciertas tradiciones" y hay grupos de gente afnes en distintas escaleras.

El domingo, en La Escalerona,  pude ver a todas las señoras con sus bañadores alegres y floreados charlando entretenidas mientras el sol iluminaba sus caras. Seguro que muchas han tenido una vida dura y ahora por fin tienen un merecido descanso. Y claro, también había hombres, la mayoría, no sé porqué, de pie, charlando animadamente.

Y me hace mucha gracia ver a las señoras ponerse sus gorros de piscina, para no estropear el peinado, y meterse a nadar en el frío Cantábrico, y las admiro que lo que me costó a mi meterme en el agua mejor ni lo cuento, jejeje.

Y si avanzamos un poco, hacia la mitad de la playa, vemos a muchas familias. Oír a esos niños reírse y jugar con sus padres me recuerda a mi infancia y a la de mis hijos, cuando iba con ellos cargada de cacharritos que servían para montar una tienda de helados y de gofres, hechos con arena mojada y adornados con arena seca que hacía de azúcar glass. Y claro, yo era la clienta de mis hijos y de todos los niños que al final se acababan acercando ¡Qué recuerdos!

El domingo pude ver a algunos papás haciendo construcciones con sus hijos y no pude evitar emocionarme, cuando los niños son pequeños todo lo vemos con otros ojos y al hacer esas construcciones disfrutamos muchísimo.

Me gustan los domingos de playa porque veo a las familias reunidas, familias que durante la semana tienen que hacer mil cábalas para estar juntos, que necesitan milagros para no ir corriendo de un sitio a otro, y verlos relajados y sonrientes es algo maravilloso.

playa-san-lorenzo-gijón


En mi paseo poco a poco me fui acercando a la zona donde se pone mucha gente joven, y no pude evitar sonreír al verme a mí misma hace unos años(no tantos, ehhhh, jejejeje), cuando íbamos en pandilla a pasar la tarde, estirábamos las toallas ocupando un montón de sitio y luego acabábamos todos en la misma toalla.

Si iba con amigas era cuando leía los horóscopos, y si íbamos en pandilla jugábamos a las cartas o al Monopoli de viaje. ¡Qué tiempos!

Ver a esos chicos, esos primeros amores, esas risas exentas de problemas y esas ganas de vivir la vida me parece lo más. Y me encanta imaginarme si a alguno le gusta otro, si será amor verdadero o esos amores juveniles que luego recordamos con tanto cariño, o si volverán a verse porque se han conocido de vacaciones, como en Grease o Dirty Dancing.


playa
Me encantan las sombras, salimos muy anchos y muy largos, jejeje.

Y claro, mi paseo siguió, un paseo por la orilla, sintiendo los pies cada vez más fríos, jejeje, y viendo la cantidad de vida que hay en un solo lugar. Pude ver grupos de amigas que paseaban riéndose y felices por la orilla ataviadas con bikinis monísimos y sombreros igual de monos, grupos de señoras que caminaban charlando animadamente, mamás corriendo detrás de niños que no tienen miedo al agua y se meten muy a dentro y pude ver incluso, una pareja de ancianos de la mano, como la que vi aquel domingo del que os hablaba al principio.

Y me imagino la historia de las chicas, seguramente amigas llenas de ideas y proyectos. ¿Harán en el futuro lo que ahora se imaginan o seguirá su vida por otros derroteros? ¿Y las señoras?¿Ha sido su vida como soñaban de niñas o jovencitas?


Al llegar al final de la playa, a una zona que llaman El Tostaderu y que es una especie de miniinvernadero donde la gente toma el sol buena parte del año, nos sentamos un ratito.

Y desde ahí pude contemplar toda la playa en silencio. Y era última hora de la tarde, cuando el sol comienza ya a declinar y nos regala sus rayos más hermosos, quizás a modo de despedida, y muchas familias empezaban a recoger. 

puesta-sol-playa-san-lorenzo


Me gusta mucho el momento de recoger y volver a casa, esa sensación de haber pasado el día al aire, ese cansancio delicioso que sabe tan bien, ese sol que hace que el mar lance destellos verdaderamente hermosos, a veces casi espero ver una sirena o algún ser mitológico.


Me encanta ver a las mamás detrás de los niños que no quieren vestirse, o se mojan cuando ya están cambiados. Otros suben al paseo del Muro a comprar un helado y vuelven a casa felices con su premio, y otros, simplemente, recogen las cosas y caminan en silencio, seguramente pensando que al día siguiente es lunes.


Y también vi a padres volando cometas con sus hijos, algo que me encanta y que aún sigo haciendo, y ver esos retazos de colores salpicando el cielo me dio mucha paz, no sé como explicarlo pero me dio la sensación de que todas esas pequeñas historias que me rodeaban encajaban.


Ya sabéis que no voy siempre a las mismas playas, de hecho hice un post de mis playas favoritas que me encantaría que leyerais, pero pocas veces me paro a contemplar la vida que hay a mi alrededor, generalmente tomo el sol, me baño, juego, camino, salto e intento disfrutar, pero no suelo reparar en lo que me rodea. Y el domingo, después de un finde muy intenso con conciertos de mis hijos, Metropoli y Star wars sin parar y una larga caminata por la mañana, necesitaba conectar con el mundo que me rodea, y es en esta playa urbana donde mejor puedo hacerlo.

Es aquí donde veo a las abuelitas disfrutar de su descanso, a los niños crecer felices y despreocupados, a los adolescentes descubrir el mundo adulto en el que están a punto de entrar y a las familias disfrutar de estar juntos, sin más.

Aquí es donde en invierno voy a empaparme de historias cotidianas envueltas en neblina y olor a sal y en verano disfruto de las familias, de las risas, del bullicio y de las puestas de sol.


Y ver todas esas cosas me ayudan a valorar lo que tengo; una familia que me quiere, con sus ausencias, pero llena de cariño, muchos recuerdos maravillosos y una vida muy vivida a pesar de los altibajos. Y tengo muchas personas que me rodean que me quieren, y unos hijos sanos y felices, y de momento, solo con eso, ya me conformo.

Si algún día sentís que vais a mil por la vida os invito a pasear despacio y a contemplar la vida que os rodea, a imaginaros las historias de las personas con las que os cruzáis, a contemplar la risa de un niño o a escuchar la historia de un abuelito, seguro que al final os apetece ir más despacio y saboreando cada momento. 

Bueno, creo que me ha quedado un post demasiado largo, espero que no os aburrís ni se os haga demasiado pesado. Y perdón por los fallos que pueda haber, va casi sin repasar.

Hoy de nuevo tengo una actuación  un compromiso pero intentaré ir contestando y comentando vuestros blogs, y nos vemos el sábado con un repaso de la semana.

RECORDAD QUE ESTOY DE SORTEO AQUÍ, QUE ME HACE MUCHA ILUSIÓN Y EL PREMIO MOLA. SUERTE!!!!!!.

39 comentarios:

  1. Qué gustazo de playa. Soy de Cádiz, así que me siento muy vinculada a la playa y su ambiente, tanto en verano como en invierno (son radicalmente distintos, ambos con su encanto). Te leía y reflexionaba (yo también) que me he bañado en el Mediterráneo (ahora vivo en Granada, y vamos a playas de Almería, a veces) y el Atlántico Sur (Cádiz) y Norte (Portugal y Galicia) pero nunca en el Cantábrico...tengo que arreglarlo pronto, quizá el día que vaya a conocer Candás ;)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Jajaj, pues el Cantábrico está a medio camino entre El Mediterráneo y el Atlántico. Yo en el Mediterráneo me he bañado bastante, tanto en España como fuera y el agua está agradable, en el Atlántico de Galiia y Portugal me he congelado, jejeje, da igual la época, y aquí en Julio y Agosto el agua está a 19º o 20º, vamos, algo intermedio.
      Siiiii, cuando vengas a conocer Candás te bañas, ejeje.
      Besos.

      Eliminar
  2. Muy buen consejo, Gema. Lo necesito en estos momentos. Este post me ha hecho volver al pasado, a los veranos de playa, a tiempos que añoro y que no volverán.
    Besos y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia!!!!
      Me alegra que el consejo te sirva y espero que el viaje al pasado no te ponga triste, nostalgia sí pero no nos pongamos tristes.
      Un besito.

      Eliminar
  3. Lo de la longitud sucede con frecuencia cuando te pones a recordad el ayer. Se te amontonan los recuerdos, unos te llevan a otros y no terminarías nunca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jejeje, siiii, es que cuando empezamos es difícil parar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo también estuve el Domingo en San Lorenzo! En la escalera 15. Igual pasamos una al lado de la otra y no lo sabemos... La playa, el sol, los baños... a mí son de las cosas que más me relajan. Esperemos que salga pronto el sol. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Nosotros al principio estuvimos entre la doce y la trece porque estaba la marea llena, y a esto de las seis y media empezamos a caminar de un lado a otro, la recorrimos entera un par de veces y al final nos sentamos en el Tostaderu a ver la puesta de sol y ver como se iba la gente y todo quedaba tranquilo.
      Seguro que nos cruzamos. Al principio yo estaba en bikini, luego me puse una camisa y al final iba totalmente vestida, jejeje, me destemplé de tanto ir por el agua.
      Un besín y a ver si mejora el tiempo.

      Eliminar
  5. Hola Gemma yo soy muy mediterránea y muy playera, Asturias me encantó y sus playas son muy bonitas pero para mí, sólo para verlas!!!!!

    Tomar el sol y bañarme me quedo con mi adorado Mediterraneo!!!! Las cosas que se hacen son las mismas pero en distinta ubicación y con muy distinta agua


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Jajaja, yo soy universal, jejeje, tomo el sol en cualquier sitio, y aquí, cuando viene buen tiempo lo aprovecho a tope.
      Un besín y feliz jueves.

      Eliminar
  6. Ayyyy qué bonito lo cuentas todo. Yo soy de interior, ya sabes, interior interior jejejej y con estos post haces que desee tener el mar cerca y mira que no me gusta demasiado.

    Me encanta los ojos con los que admiras las cosas.

    Besossssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Jajaja, bueno, el interior también es bonito, de hecho yo me voy a ir unos días de interior(aún no sé cuando) y me encanta, aunque solo para unos días, no podría vivr sin mar.
      Besos!!!!!!!!

      Eliminar
  7. Yo es que prefiero las playas desiertas. Sé que eso es prácticamente imposible de conseguir pero la gente me agobia. Creo que soy un bicho antisocial. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, a mí también me gustan desiertas, yo voy alternando. En Galicia sí que conozco algunas a las que no va casinadie, aquí en Asturias cuesta más, pero las hay.
      Un besito.

      Eliminar
  8. al pasear por la playa, me fijo en muchas cosas. por ejemplo, en el movimiento de las olas. es más precioso y regular de lo que pueda ser cualquier máquina hidráulica, y sin embargo es un fenómeno natural.
    también me gusta ver a los niños jugando. los castillos de arena los respeto mucho, siempre paso rodeándolos, jeje. por otro lado, me fijo en los grupos de chicos y chicas jóvenes que van a la playa juntos. me habría gustado tener algo más de eso en mi adolescencia, pero bueno.
    también se ven chicas paseando por la orilla ellas solas, como yo. alguna de ellas podría ser mi alma gemela, quién sabe. ^_^
    besos, gema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      El movimiento de las olas es lo más, ainnnnns.
      Y lo de los castillos ya me lo dijiste con el otro post reflexivo de la playa y me encanta porque yo también lo hago.
      Lo de la adolescencia y la playa...es que viviendo en Madrid es difícil, yo lo hacía porque era la forma de salir en verano, pero los de interior tenéis otras cosas. Yo mataría por ir a menudo a El Retiro, me gusta tanto, tanto, y voy cada muchísimo, ainnnns.

      Un besito y a la próxima chica que te encuentres en la orilla; háblale. Yo tengo una gran amiga y nos conocimos en la playa unos días en los que fui sola de adolescente, recuerdo que mis amigas iban un par de horas más tarde y yo bajaba sola y mientras esperaba empezamos a hablar y seguimos siendo amigas.

      Eliminar
  9. Uy a mi no me hace falta que me invites. Me encanta inventarme la vida de los que me rodean, no puedo evitarlo. Con el tiempo me di cuenta de que es algo heredado. Mi abuela también lo hacía y me encanta compartir eso con ella.
    Me ha encantado tu post de hoy.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaj, qué guay!!!!
      Me gusta mucho que tu abuela lo hiciese, en mi caso es heredado de mi madre, jejeje.
      Besos y me alegra mucho que te guste.

      Eliminar
  10. La playa es el mejor sitio para relajarse, descansar e inspirarse jejeje

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho tu post porque compartimos bastantes cosas. Me encanta también salir a pasear, por desgracia no puedo hacerlo con frecuencia en playas, pero sí en parques, el campo o la ciudad. Cuando estoy relajada me encanta sentarme en algún banco y obserbar a la gente, disfrutar al ver como ellos lo hacen o imaginar qué les pasará cuando no veo una cara alegre. Besos Marigem

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Me alegra mucho coincidir en cosas.
      Bueno, aunque no tengas la playa cerca los parques, el campo y la ciudad están genial también.
      Ainnnns, qué chulo es eso de observar e imaginar.
      Besos.

      Eliminar
  12. Ainsss que bien me vendría a mi tener un trocito de playa cerca!!
    Nosotros seríamos de esas familias que tienen que hacer mil cabalas para poder pasar el día fuera,los fines de semana son muy cortos y hay mucho que hacer. Y aunque disfruto mucho de todo ese día con los niños sin hacer otra cosa que estar con ellos también sería de las que a la hora de recoger pensaría en que al día siguiente es lunes y ahora tendríamos que darnos prisa para bañarlos, cenar... jaja soy una agonias pero no lo puedo evitar!!! jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jajajaj, claro, con niños hay que hacer cábalas pero mola tanto. Es lo malo, al llegar a casa darse prisa con los baños y demás. Ahora que empiezas de cero ya no vas a apurarte tanto, yo en ese sentido me lo tomaba con calma porque estaba con ellos.
      Jajajaja, ayyyyy agonías!!!!!
      Besos.

      Eliminar
  13. Precioso post que te llevan a recordar los días de playa inolvidables en familia, los días de paseos por la orilla, los días de panda y cuadrilla. Cuantos recuerdos y como nos gusta fijarnos en los grupos que vamos casi siempre a la misma playa y año a año nos volvemos a ver. Cuando voy en verano a mi playa y veo a ese niño que el año anterior era un bebé y ha crecido y corretea con su cubito de agua, hace hoyos en la arena. Que bonito es fijarse cuando te das cuenta que cada persona que te rodea tiene una vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      Lo de ver lo que han crecido los niños es precioso, yo a veces me sorprendo de lo que crecen a mi alrededor, y no me doy cuenta de lo muchísimo que han crecido los mío.
      Besos.

      Eliminar
  14. Que envida poder pasear por la playa. La verdad es que me trae bonitos recuerdos de vacaciones pasadoas en familia. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Me alegra haberte traído bonitos recuerdos.
      Besos.

      Eliminar
  15. Hola Mari!! Es tan bonito tener en descanso para disfrutar en familia. Tener la playa tan cerca es genial y que la puedas disfrutar seguido pues también, cambiar de playas, de ambiente o tan solo disfrutar de los días de descanso, ni hablar de poder ir a conciertos de y con tus hijos :) .
    Goza mucho estos días que el tiempo se pasa volando
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      La verdad es que descansar y disfrutar es precioso.
      Ayyyy los conciertos de mis hijos, me tienen en un sinvivir, jejeje, pero bueno, yo lo disfruto.
      Siiii, el tiempo se pasa volando, me agobia pensar que el verano se acabe, es tan corto.
      Besios guapa.

      Eliminar
  16. Y aunque cada vez reflexiono más acerca de todo lo que tenemos, lo bello que es nuestro entorno y que no le damos importancia y todas esas cosas, me cuesta reflexionar como tú, intentar ver la vida de las personas que tengo alrededor. Voy a intentar hacer eso en CasaPlaya.
    Me ha gustado mucho tu reflexión.
    Feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jajaja, es que yo siempre he vivido un poco en los mundos de Yuppi, jejeje.
      No siempre lo hago, no te creas, a veces estoy tan metida en mis cosas, hablando, comiendo, nadando y vuelta a empezar que no me fijo pero otras me quedo horas imaginando.
      Besos y siiiii, a hacerlo en casaplaya.

      Eliminar
  17. Hace tanto tiempo que no vuelo un cometa. Mi papà solia llevarnos a lo alto de un cerro que habia frente a la casa y què bien la pasàbamos. Ya pronto salgo de vacaciones y tengo tantos planes para pasarla con mi hijo que seguramente añadirè ideas de tu blog incluyendo la ida a la playa. El nombre de tu blog està muy bien puesto, trucos pequeños pero ùtiles para ser feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Qué bonito lo del cerro, nosotros también somos más de cerros, jejeje.
      Me alegra mucho darte ideas, seguro que vas a tener unas vacaciones maravillosas con tu hijo y mil gracias por lo que me dices del nombre del blog, eres un sol.

      Eliminar
  18. pues a mi la playa no me acaba de gustar, me pasa al contrario que a ti: me agobio!!! toda esa gente gritando, pasan con los pies llenos de arena y te la echan en la toalla, el sol que hace... jajajaaj prefiero la piscina (que al final tampoco voy)

    un besito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Jajajaja, bueno, a mí cuando está muy saturada me cansa, pero es que generalmente me relaja muchísimo. Aquí no hay demasiadas piscinas pero cuando voy a la de nos amigos me lo paso pipa también.
      Besos.

      Eliminar
  19. tienes razón, es bueno a veces parar y mirar un poco alrededor y eso te hace también verte a ti misma y valorar las cosas que tienes y quitarle importancia a cosas que a veces nos agobian y que al fin y al cabo no la tienen, o no tienen tanta importancia. Un besito+
    el blog de Sunika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Eso creo, a veces nos agobiamos mucho(yo la primera) y si miramos un poco alrededor no es tan grave.
      Besos y feliz finde.

      Eliminar
  20. A veces hace falta reducir el ritmo y fijarse en esos pequeños detalles, ¿no? Parece que no, pero a veces se nos pasan desapercibidos y son altamente importantes y nostálgicos. Y supongo que cuanto más creces, más te importan.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...