martes, 21 de junio de 2016

Esas pequeñas cosas; Veranos de adolescencia.

Las cosas que me gustaban en mis veranos de adolescencia.

Hola a todos. ¿Cómo lleváis la semana? Ya estamos a martes, y ya que hoy llega el verano me apetecía algunos de los mejores recuerdos de mi adolescencia, pero de verano, de la época que más me gustaba y que ya ha llegado.

Hace algo de tiempo compartí los mejores recuerdos de mi infancia(podéis verlos aquí), esos recuerdos que  se llevan grabados en la memoria y que nos ayudan en los momentos difíciles.

Pero hoy quería centrarme en la adolescencia, esa época difícil donde un día todo es maravillosos y al siguiente nuestra vida es una tragedia.
Y sin más rollo empezamos.

No quiero hacer el post eterno así que solo pondré algunos, esos recuerdos que me despiertan ternura, que me hacen gracia o que tengo presentes en la memoria, sin más.

-Cada lunes llegaban al kiosco las revistas por excelencia; Superpop y Vale, y yo las compraba con una ilusión enorme porque siempre traían algún poster o algo que me gustaba.
Pero lo mejor era juntarme con mis amigas por la tarde, generalmente en un banco del parque y leer los horóscopos. Ninguna creíamos en esas cosas, pero nos encantaba leerlos y buscar coincidencias. Nos reíamos muchísimo y no teníamos prisa porque era verano.


super-pop-años-90
El de la portada es Grant Show, recordáis la anécdota que conté en la radio? Pues es él, y yo creyendo que venía a Gijón, ainnns.

-Recuerdo con especial ternura las "primeras salidas de mayor", antes de empezar a ir a discotecas iba al cine y a merendar a un burguer que se llama Mike´s, porque no teníamos los burguer que llegaron después.

Me sentía tan mayor preparándome, planchándome el pelo con unas panchas que me dejaban una especie de ondas horribles, pintándome los labios de rosa y luciendo mis mejores galas, que hoy en día me parecen una horterada, jejejeje. Y luego un litro de colonia como mínimo, especialmente Don Algodón y cuando era algo más mayor Lou Lou de Cacharel , que me encantaba y me hacía sentir mayor.

- Y luego llegaron las discotecas. Mi preferida era una que se llamaba El Jardín, las de Gijón la conocéis todos. En verano era cuando podía aprovechar porque yo iba los domingos y en invierno el lunes había clase así que en verano lo estiraba a tope y el último bus era a las diez, así que mis amigas y yo, para arañar unos minutos nos íbamos a un bar que había cerca a llamar un taxi porque no había móvil y al pagarlo entre 4 nos costaba como el bus y nos quedábamos 15 minutos más que nos sabían a gloria.

-Me encantaba ir a la playa con mis amigas. Llevábamos revistas para leer sentadas todas en la misma toalla, y podíamos pasar horas en un sitio por el que sabíamos que iba a pasar el chico que le gustaba a alguna de nosotras. Y cuando aparecía paseábamos por la orilla creyéndonos interesantes, jejeje, qué tiempos. Y esos primeros amores nunca se olvidan.

Y la playa era lo más si llevábamos el walkman. Y si íbamos a estar todo el día fuera rebobinábamos con un boli para que no se nos acabaran las pilas porque nos quedábamos sin música.


walkman-años-90
Los que yo tuve eran parecidos.


-Por supuesto no puedo olvidar la Semana Negra. Años después la vi como el encuentro literario que es, con concursos, cursillos, encuentros con autores...pero en mi adolescencia era el lugar para ir a las atracciones, comer bocatas de calamares y pasárselo bien en pandilla. Tengo buenísimos recuerdos, y a día de hoy, cuando voy(os cuento lo que es aquí), si cierro los ojos me parece que oigo nuestras risas en la noria o en los coches de choque.

-La adolescencia no sería lo mismo sin un diario. Yo tengo desde los ocho años pero en la adolescencia era una fanática, he plasmado todas mis cosas de aquellos tiempos, y ahora, cuando los leo me doy cuenta de lo inocente que era. 

-Otro plan muy de amigas era ir a comprar helados y comerlos en el rompeolas, podíamos estar horas sentadas y hablando de mil cosas, parecíamos cotorras y nunca nos cansábamos.

-Las rebajas de verano eran toda una aventura por entonces. Yo siempre ahorraba de lo que me daba mi familia y me encantaba ir a comprar. A veces iba con mi hermana y nos pasaba cada cosa...ataques de risa de lo más inoportunos, una vez fuimos a Oviedo, sacamos billetes ida y vuelta y mi hermana tiró el suyo a la papelera al bajarse del bus y lo supo cuando habíamos gastado casi todo lo que llevábamos en ropa y libros.

-Y como plan familiar me encantaba salir a pasar de noche, cuando mi padre llegaba de trabajar en la semana en que tenía turno de tarde, y tras un largo paseo sentarnos en una terraza y contar historias, nos gustaba mucho.

-Y celebrar el cumple de mi madre, que es en verano, con toda la familia, nos reíamos mucho y siempre nos pasaba algo bueno.

-Para ir acabando os diré que me encantaba ir al pueblo y estar con gente que apenas veía y charlar sin prisa, sin mirar el reloj, sin encender la tele y sin distraernos. Y contábamos estrellas y volvíamos a casa de mi familia subidas en el tractor, sobre un montón de hierba.

-Y claro, las vacaciones familiares, siempre eran chulas, mis padres las elegían pensando mucho en mi hermana y en mí. Y siempre nos las anunciaban de alguna manera bonita para sorprendernos.

-Por último os diré que mi adolescencia huele a la tortilla y sidra de los merenderos, a risas, a tardes con las amigas o con la familia, sin prisas, a cumples de esos en los que regalábamos diarios y papel de cartas...a felicidad.

Por supuesto en mi vida, como en la de todos hubo momentos malos, días menos divertidos, problemas y más en esa época en la que se dramatiza bastante, pero en general tengo muy buenos recuerdos y me apetecía compartirlos.

Muchísimas gracias por leerme y nos vemos mañana.

Y vosotros;¿Tenéis buenos recuerdos de la adolescencia?¿Coincidimos en algo?
Hasta mañana!!!!!!!

45 comentarios:

  1. Aunque somos de distintas generaciones, en muchas cosas coincidimos. Yo creo que no hay nadie en Gijón que no haya pasado por el Jardín. Para mí el verano siempre fue lo más. Playa y más playa, paseos, excursiones, aire libre... Por supuesto que también hubo malos momentos, pero priman los buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!
      En mi infancia y juventud también era de playa, playa y excursiones, pero en la adolescencia combinaba la playa con tardes de amigas, aunque eso sí, al aire libre excepto algún día de cine y de El Jardín.
      Un besín y qué bonito es recordar esos momentos.

      Eliminar
  2. Qué bellos recuerdos los de la adolescencia. Vacaciones y playa, los mejores. LO malo es que cada verano me enamoraba de una chica distinta a la que, por vergonzoso, no me atrevía a decirle nada y que ya no volvía a ver pues cada año cambiábamos de lugar de veraneo.
    Bellos recuerdos que saben a libertad y a diversión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Siiiii, son los mejores recuerdos. Ayyyyy me encanta lo de las chicas. Hoy en día las habrías localizado por facebook, jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Claro que tenemos recuerdos de adolescencias, los planes eran parecidos, creo que los únicos que los hace distintos son los lugares o la época pero lo que hacíamos creo que era parecido para todas.

    Por añadir dos curiosidades yo sigo usando Lou-Lou a pesar de ser muy rara para los olores, me enamoró la primera que la olí a finales de 198? y no he dejado de usarla jamás, ahora en España han dejado de hacerla pero no en Francia, así que se compra en Andorra sin ningún problema, simplemente me encanta, es "mi perfume",

    Y la otra es que nunca escrito un diario, ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Yo creo que estos recuerdos suelen ser parecidos, cambia el sitio o la época pero son tardes de amigas, esperar al chico que le gustaba a alguna, risas...
      Me encanta Lou Lou, la compré ne Francia hace unos años y no he vuelto a olerla, me encanta.
      Besos y me encanta lo del diario, eres "atípica", jejeje.

      Eliminar
  4. Que recuerdos más bonitos.
    La Superpop... Que recuerdos. Mi madre no me dejaba comprarla al principio y luego yo no quise comprarla porque me parecía una tontería pero paradójicamente me leía las que se compraban mis amigas jajaja y soñaba con escribir algún día un relato de esos de amor que era más sexo que otra cosa jajaja
    Yo también me planchaba el pelo, a veces en casa de amigas con la plancha de planchar y me pintaba los ojos con una raya blanca, lo veo ahora y pienso menudas pintas jajaja
    Me has traído recuerdos de mi adolescencia, todos buenos. Que no es que todos fuesen buenos, sino que me has traído a la mente los buenos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Jajaja, menudas pintas llevábamos pero lo pasábamos tan bien!!!!
      Me alegra mucho haberte despertado buenos recuerdos. Los míos tampoco han sido todos buenos ni muchísimo menos, pero me quedo con los buenos, los malos sirven para aprender y ahora los veo como algo muy fácil de solucionar.
      Jajaja, mi madre sí que me dejaba comprar revistas, aunque también compraba muchos libroe, jejejeje.
      Besos.

      Eliminar
  5. Me encantaban esas planchas de "pelo frito", jajajaja. Sobre todo porque yo nunca he tenido mucho pelo y así parecía que tenía melena de leona. Vaya modas...
    Adoraba la Lou-Lou y la Don Algodón. De hecho, hace no mucho vi la Don Algodón en el super y me la compré porque me trajo un montón de recuerdos.
    La adolescencia no es la etapa de mi vida que más me haya gustado pero tuvo sus momentos divertidos, por supuesto. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, esas planchas eran un horror, yo tengo mucho pelo y era la leona de la Maro total,jajaja, pero creía que estaba favorecida.
      Lou Lou es lo más, ya no la hacen pero me encanta, y Don Algodón me chifla, yo también me la compré hace poco para viajar en el tiempo.
      Besos!!!!!

      Eliminar
  6. Yo creo que muchos de estos planes aún se hacen, son tan clásicos pero a la vez tan perfectos...!
    Espero tu opinión en mi último post, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Siiii, si cambiamos las revistas muchos se siguen haciendo.
      Un besito.

      Eliminar
  7. alguna vez ha caído en mis manos una revista 'vale', y a los más puritanos les escandalizaría, jeje.
    a mí también me gustaba escuchar música con el walkman. cuando se le empezaban a gastar las pilas iba más lento, la voz del cantante sonaba más grave, jeje.
    esther lucas también tenía diario. en eso me inspiré para hacer las libretas que hago con imágenes de esther. si un día hacemos una quedada, llevaré unas cuantas para repartir!!
    besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema!!!!
      Jajaja, la verdad es que el Vale a veces era un poco...se desmadraba, jajaja. Nosotras leíamos el horóscopo, alguna historia de amor, recortábamos las fotos para decorar carpetas y habitaciones...esas cosas, jejeje.
      Jajaja, qué bien has descrito el walkman cuando las pilas empezaban a fallar.
      Siiii, Esther tenía diario, yo me identificaba mucho con ella cuando escribía alguna tragedia, que cuando hoy las leo me parecen de lo más inocentes, pero entonces eran un mundo.
      Ayyyy quiero esa quedada y esas libretas!!!!!!
      Besos.

      Eliminar
  8. Ay la superpop y la vale!!!! Yo las compraba pero luego me creía muy adulta y me pasé a la Ragazza hahahahhahaa

    un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, y yoooooo, me suscribí y me enviaron una colonia con James Dean, ejeje.
      Besos.

      Eliminar
  9. En este momento tengo una crisis de nostalgia... que no leíamos las mismas revistas pero los contenidos son los mismos (veo las fotos) y que no vivimos en el mismo país pero las costumbres, no muy diferentes. A nosotras, además, nos iban a buscar a la discoteca. Gracias por recuperar la memoria. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Yo también ando algo nostálgica estos días.
      Siii, yo creo que las costumbres en los países del primer mundo, en cuanto a adolescencia, son parecidas.
      A mí me iban a buscar a una discoteca que quedaba cerca del trabajo de mi padre pero a la que nombro no podían así que íbamos en taxi.
      Un besito y gracias a ti por leerme.

      Eliminar
  10. La adolescencia es el despertar a la vida, los amigos, las peleas, el sexo y la política.
    Inolvidable.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, eso es exactamente la adolescencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me encanta recordar contigo cosas que también están en mi memoria. Lo del walkman me ha hecho sonreír porque yo era muy aficionada a escuchar música e iba siempre cargada con un montón de cintas y para no gastar pilas (duraban muy poco) rebobinaba la cinta con el boli, jajaja.
    Cuando salió el mp3 me sentí en la gloria.
    Un beso lleno de añoranza, Gema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Ayyyy qué bien qu ete guste recordar conmigo.
      Jajaja, yo también iba cargada de cintas, y claro, a tirar de boli para rebobinar.
      El mp3 fue el invento del siglo porque tuve discman y era casi peor que el walkman.
      Un besito.

      Eliminar
  12. Ah!! El superpop, qué recuerdos!!! Y las discotecas, y el mar, qué tiempos aquellos. Yo me asaba vuelta y vuelta en la playa en Semana Santa y me salían sarpullidos en la cara porque me quemaba siempre, jajajaj
    BEsos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Yo también me asaba y me caían unas riñas enormes porque mi madre era muy miedosa del sol, siempre nos echaba toneladas de crema cuando éramos pequeñas. Yo nunca me quemaba pero mi hermana y mi mejor amiga parecían cangrejos, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  13. Lo del diario me dio risa porque yo los guardè por mucho tiemp pero cuando de màs grande, decidì leerme a mì misma, Dios Santo, los quemè, què mensa que era jajajjaajj y bueno, los paseos en familia siempre quedaràn en mi corazòn y disfruto mucho viendo las fotografìas, es algo especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jajaja, es que cuando leemos los diarios tiempo después nos espantamos, qué cosas.
      Los paesos en familia siempre son una maravilla.
      Un besito.

      Eliminar
  14. Me encantan estos post para recordar cosas. Aquí cuando yo empecé a salir tampoco habían cadenas de hamburgueserías, habían dos con nombre propio a donde solíamos ir toda la panda y todo el mundo las conocía, jajaja. Me encantan esos recuerdos. Y las SuperPop, madre mía! Hasta hace unos años tenía un montón aún guardadas xD.
    Espero muchos más post así. Un besito, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Qué bien que te guste el post.
      Yo creo que aquí esas cadenas las había en pocos sitios. En Oviedo la había pero claro, meternos 30km para comer una hamburguesa como que no, jejeje. Pero era genial juntarse en esos burgers, nosotros también lo hacíamos.
      Yo también guardé muchos años Superpop, era muy fan,jejeje.
      Besos guapa!!!!!

      Eliminar
  15. Qué bonito Gema, esos recuerdos de verano y vacaciones, de alegría y de tristezas grandiosas porque el mundo se divide así cuando eres adolescente.
    Me has hecho sonreír con la revista SuperPop y los pósters, qué recuerdos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Me alegra que te guste y que haberte hecho sonreír. La revista y los póster han sido lo más exitoso del post, jejeje.
      Besos.

      Eliminar
  16. ¡¡Ay, los veranos de la adolescencia!!. Olían a verano. Pocas veces he sentido, y siempre en León, un atisbo del olor de aquellos veranos. A mí nunca me gustaron las discotecas y no teníamos rompeolas ni paseo marítimo. Paseábamos por La Condesa o Papalaguinda y teníamos un par de bares donde jugábamos al pintball y otros juegos. Y comíamos helados y bombas de la Coyantina.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy es que olían mucho a verano. Es verdad que en León huelen diferente y aunque no tengas playa ni rompeolas son geniales, yo he ido mucho y me chiflan.
      En mi casa gustaban mucho las bombas de La Coyantina, yo soy rara y no me gustan las bombas, y de aquella menos así que no las comía, no recuerdo que comía, creo que hojaldres de Astorga que me compraban en otro sitio, no sé.
      Y el paseo de Papalaguinda ni te digo, qué recuerdos!!!!1
      Besos.

      Eliminar
    2. Pues siento que no te gustaran las bombas de la Coyantina. A mí me encantan, pero aquellas eran únicas. Veo que conoces León tan bien como yo. Y es cierto que, aunque allí no hay playa, yo nunca la eché de menos porque no me gusta mayormente. Me guata más pasear en invierno que ir en verano con todo el mogollón.
      Un beso veraniego.

      Eliminar
  17. Ains como se nota que somos más o menos de la misma quinta, cumplo 39 dentro de unas tres semanas y si no recuerdo mal tú no cumplías muy lejos de mí, y no muchos más años. Yo también era de Super Pop y de Vale, me las compraba las dos todas las semanas. Me has traído ese momento tanto que hasta he olido la revista jeje. Sí me acuerdo de la anécdota del Grant Show jajaja fue brutal, te escribo y me estoy riendo. Es que, este hombre con ese nombrecito...
    (en serio se lo he contado a Carlos lo de Grant Show y no podía de la risa, me parto cada vez que lo recuerdas)
    También iba a la disco de tarde con mis amigas, nosotras íbamos a Woody, aquí en Valencia le decían la discoteca de pijos, porque era donde iban los universitarios y estaba en una zona de pijos, pero es que era la mejor para nosotras, nos encantaba. La música disco de los 90 fue tan bonita.
    Y a la playa también iba con mis amigas, ains que bonito recordar aquellos veranos. Gracias por esta entrada, me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Siiii, yo he cumplido 42 hace muy poquito, y claro, más o menos somos de una época.
      Ayyyy Superpop y Vale, con aquellos romances que eran imposibles y los horóscopos, jejejeje, me encantaba.
      Jajaja, lo de Grant Show fue muy ridículo, si me hubierais visto en toda mi euforia, chillando, tirándome del pelo y diciendo que me iba a conocer, me iba a llevar con él a Hollywod y qu iba a dejar a Kelly, que la odiaba a muerte, jejeje.
      Ayyyy lo de la disco era lo más. A la mía iban chicos mayores y claro, eso era lo más. Y aquella música, qué felicidad.
      Muchas gracias a ti por leerme y el comentario, me ha encantado.
      Un besito.

      Eliminar
  18. Yo también compraba esas revistas de vez en cuando para recortar las fotos y ponerlas en la carpeta, me encantaba.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Jajaja, es que las fotos en la carpeta eran lo más.
      Un besito.

      Eliminar
  19. Coincidimos en lo de rebobinar el walkman con el boli para ahorrar pilas jajaja. Mis veranos eran pasar la tarde en la piscina del club con unas amigas que hice alli durante muchos años, y luego llegaba a casa rendida. Los principios de verano cuando aún tenía amigas por aquí que no se habían marchado a la playa, jugabamos abajo de casa hasta la hora de la cena... nada que ver con los veranos de ahora.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jejejej, lo del walkman me encanta, al final lo hacíamos todos.
      Las tardes con amigas molaban mucho, y los principios de verano a mí me encantaban también por eso, porque estábamos todas, luego nos íbamos la mayoría.
      Besos.

      Eliminar
  20. Como tengo cuatro hermanas, me has recordado a aquellos tiempos en que ellas tenían esas edades. Recuerdo que después de estar con su amiga más íntima todo el día, llegaban a casa y se pegaban dos horas al teléfono. Mis padres se desesperaban, porque entonces no había móviles y tenían aparato comunicando durante todo ese tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jajaja, lo del teléfono era algo casi obligatorio, jejeje. A veces me pregunto como podíamos hablar tanto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Mis veranos de adolescente no tenían playa, pero en muchas otras coincidimos, ayyy que época! madre mía, cuándo ahora leo mi diario me da una mezcla de verguenza y ternura que me encanta, eso sí, en pequeñas dosis jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Aunque no tuvieran playa seguro que eran geniales.
      Yo me troncho con mi diario, qué inocencia!!!!!!
      Besos.

      Eliminar
  22. Que bonito es recordar la adolescencia. Yo no compraba revistas , bueno si alguna de esas de amor y de chistes de Mortadelo y Filemón, Carpanta, Zipi y Zape, Capitan Trueno etc.... Cuando salia con mis amigas nos pintábamos los ojos con raya y rimel y los labios rojos. La colonia que usaba recuerdo Azur de puch. Pasábamos las tardes de diario en un club de la Iglesia de los carmelitas e íbamos al cine los domingos. Cuando cumplimos catorce años nos ibamos a bailar a una discoteca de Elgoibar, Placencia y Ermua a mi casi nunca me dejaban entrar aparentaba menos edad y me pedían el carnet que no tenía. Recuerdos de adolescente que hoy me hacen réir de lo que pasábamos al volver a casa, coger el autobús era una locura por que todos nos quedábamos para el último y lo cogíamos a empujones. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!1
      Yo también compraba esos tebeos, además desde pequeñita, me encantaban.
      Y también usé Azur, olía genial.
      Jajaja, la raya y el rimel nos la poníamos un poco más mayores.
      A mí me pasaba lo del carnet, parecía más pequeña y tenía que llevar siempre carnet.
      Besos.

      Eliminar