jueves, 5 de mayo de 2016

Jueves reflexivo; ¿Todos somos ganadores?

Reflexión del jueves; ¿Les negamos a nuestros hijos la realidad?¿Les hacemos ver que ganamos todos y la vida no es así?

Hola a todos y bienvenidos un jueves más. Ya sabéis que el post de hoy va más bien sobre la marcha, con mi gatito que nunca me falla y mi café bien caliente.
Ya de antemano pido perdón por los posibles fallitos que pueda tener.
Y son más rollo empezamos.

 El otro día, en un comentario, nuestra querida Alter me dejaba una idea para reflexionar que me ha gustado; ¿Hacemos ver a nuestros hijos que todos somos ganadores y la vida real no es así?

El comentario me lo hizo en el post en el que me preguntaba si les allanamos demasiado el camino a nuestros hijos(podéis verlo aquí) y la verdad es que me hizo pensar.

Yo he intentado educar lo mejor que he sabido, como la mayoría, y he intentado buscar el equilibrio pero quizás sí que he insistido un poco en ese tópico de ; Lo importante es participar.

Y claro, la idea es genial pero al crecer verdaderamente no es tan así. La competencia en la vida laboral es feroz, y en muchos otros aspectos en general también.

Veo que hay una especie de desequilibrio en la educación(hablo un poco en general, claro, hay  miles de casos) pero, o bien somos todos muy guays y lo importante es participar o llevamos a los niños a concursos de la tele donde se frustran mucho si no ganan. No hay término medio.

Ser padre es dificilísimo, y en nuestra voluntad por allanarles el camino y evitar sufrimientos les damos una idea de la realidad pelín distorsionada.

En el cole, desde pequeños nos dicen que lo importante es participar, que todos somos ganadores pero en el fondo no es así, gana el que gana y los demás son dignos participantes, pero no han ganado.

Yo misma me lo aplico mucho; cuando participaba en certámenes literarios lo hacía porque me gustaba y es cierto que lo importante es participar, pero cada vez que me llamaban para decirme que había ganado algo era un subidón, no lo voy a negar.

Y cuando veo que un post gusta mucho, me pongo muy contenta. Y a la inversa también. No suelo mirar las estadísticas pero veo los comentarios o lo veo en la lista de los más vistos, así que más o menos me entero y me alegro o me digo que hay que mejorar, según el caso.

Y cuando no ganaba algún certamen que me hacía ilusión pues aunque no me llevaba ningún disgusto enorme o algo así, sí que pensaba que debería haberlo hecho mejor, haber enviado otra cosa o haberme esforzado más.

Por otro lado mi hijo fue a fútbol un par de años porque quiso y al final cambió de deporte, y yo feliz porque me encanta el fútbol pero no el ambiente que se vive entre algunos padres.
Muchos creen que su hijo es Cristiano Ronaldo y los presionan y frustran que es ver para creer, y les hacen sentir mal por perder. Vamos, una cosa es no ser todos ganadores y otra sentirse fracasado por perder un partido de fútbol.

Pero por otro lado, a veces pienso que no preparamos a nuestros niños para lo que les espera, no les enseñamos a perder, porque todos, en algún momento perdemos, y si siempre has ganado el día que pierdes parece el fin del mundo.

Supongo que además aquí influye mucho la forma de ser de la persona. Recuerdo que mi hermana de pequeña tenía muy mal perder, pero poco a poco ha conseguido mejorar y no es que le encante perder, pero ya lo lleva con dignidad,jejejeje.

En cambio yo siempre he tenido buen perder pero eso no significa que no sea competitiva, si me gana alguien que se lo merece más me alegro, pero intento ganar cuando hay opciones, claro. 

A ambas nos educaron igual y cada una salió de una forma, pero poco a poco se va mejorando.

Yo creo que los niños tienen que ser niños, no es bueno fomentar la competitividad pero sí que hay que enseñarlos a perder. Y a ganar, que también hay que saber ganar, ser humilde, no humillar al que pierde y esas cosas.

Ya he llegado a ese punto en el que no sé muy bien por donde seguir. El tema me ha dado para pensar pero a la hora de ponerlo aquí me está quedando escaso, jejejeje.

Supongo que hay que saber perder, se tenga la edad que se tenga, y lo mejor es que nos enseñen a ello. 

Y también hay que aprender a ganar, y especialmente lo ideal es encontrar el equilibrio, nada de crear una competitividad excesiva, no azuzar a los niños que practican deporte(yo escuché a una madre decir textualmente; pártele las piernas y no seas nenaza) y no me gustan nada los  padres que llevan a sus niños a concursos de la tele donde los someten a muchísima presión y pueden acabar frustradísimos.

Si logramos evitar las exageraciones, las luchas encarnizadas o que el niño asuma que lo único es importante es participar porque nunca gana creo que lo habremos logrado, pero...ainnnnns, es muy difícil.

Bueno, pues hasta aquí mi divagación mañanera, espero que no os hayáis aburrido demasiado.

Es muy difícil elegir lo más adecuado, los términos medios son los ideales pero es de esas cosas que decimos muy a la ligera pero son difíciles de hacer.

*Por supuesto esto son ideas mías, no me gusta generalizar ni juzgar, son divagaciones que al final no llevan a ningún lado,jejeje.

Muchísimas gracias por leerme y nos vemos mañana con algún post de viernes.
Y vosotros; ¿Sois de los que opinan que lo importante es participar?¿Sois competitivos? ¿En algunos ámbitos se exige mucho a los niños?¿Estáis a favor de los concursos donde van niños y lo pasan fatal si pierden?

Hasta mañana!!!!!!!

35 comentarios:

  1. Yo sí creo que hay padres que exageran cada"hazaña" de sus hijos lo que no está en los escritos. Si estamos siempre alabando de manera exagerada lo que hacen, es normal que los peques, y después adultos, se frustren.
    A todos nos alegra ganar, pero es muy importante saber encajar una derrota sin que nos vaya la vida en ello. No pasa nada por ponernos tristes, pero tampoco es cuestión de dejar de lado nuestras rutinas y quehaceres "porque estoy triste ya que perdí. Que venga otro y haga mi trabajo".
    Me encantan tus entradas de los jueves!!!!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Si, hay padres que exageran y alardean de todo lo que hacen sus hijos, algo que no beneficia en nada a esos niños.
      La verdad es que es complicado encontrar ese término medio para fomentar la confianza y que sepan encajar las derrotas.
      Un beso y me alegra mucho que te gusten estas entradas, es una gran alegría para mí.

      Eliminar
  2. Buen día Marigem, estamos viviendo en una sociedad muy competitiva, pero no por ello debemos lanzarnos, ni lanzar a nuestros hijos hacia una ambición desmedida. Se ha de estar o hemos de estar lo mejor posible con nosotros mismos, tener metas, proyectos, pero tampoco entrar en una situación extrema.. y además cada cual se siente bien, o debe sentirse bien con lo que elige.. ser el primero en todo, o casi todo depende del caracter de cada cual, pero creo, desde mi modesta opinón, que en ello no está el sentirse bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, hay que buscar un equilibrio y lo explicas muy bien, ser el primero en todo no hace a uno sentirse bien.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  3. La competitividad es algo que hay que asumir. Fuera de la protección de nuestro hogar está la vida real, y eso es una jungla. Desgraciadamente sólo pueden ganar unos pocos, y generalmente (resalto generalmente) lo hacen los mejores. Tenemos que educar a nuestros hijos para que sean buenos en lo suyo, para que se formen, para estar preparados: para competir. Sin embargo, también debemos enseñarles que no siempre se gana, de hecho no se gana casi nunca.
    Lo importante es participar, sí, pero participar con entusiasmo y preparación. Cuando mi hija se presenta a algún concurso de pintura, o algún certamen de danza, siempre le pido lo mismo: preséntate, pero vete preparada, no vayas a ver qué pasa.
    La forma que tienen algunos padres de presionar a sus hijos para "ganar" a veces es contraproducente (conozco algunos casos) y obtienen el efecto contrario, haciendo que los niños no den pie con bola y además de frustración, por las dos partes, crean complejos que no aparecerían si los padres no fueran tan exigentes.
    Para estos casos yo suelo utilizar una frase con mis alumnos: nadie dijo que la vida fuera fácil.
    Enganchada me tienes con tus jueves reflexivos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Claro, la competitividad hay que asumirla, es más, en su justa medida la veo sana para poder enfrentarnos luego a lo que la vida nos depare.
      Y haces muy bien, tu hija tiene que ir preparada, pero hay que hacer que vean que si pierden no pasa nada, y si van preparados seguro que la próxima saldrá mejor.

      Hay padres que presionan en exceso y claro, luego los niños se frustran, bueno y los padres también se frustran.
      Un besito y me encanta la frase, muy cierta.
      Qué bien que te gusten los jueves!!!!! Son tan sobre la marcha que me asusta pensar en los fallos que pueda tener.

      Eliminar
  4. hoy día hay una mentalidad muy competitiva en las universidades, en las empresas... y puede que se lo hayan inculcado desde niños o que lo lleven en los genes, pero creo que no es algo bueno. de mayores se pueden convertir en unos "trepas", y eso es lo peor. porque si eres competitivo pero al fin y al cabo compites con medios legítimos, pues no hay nada que reprochar. pero los trepas, por definición, no juegan limpio.
    otra cuestión es, por ejemplo, que en el colegio haya un compañero muy buen estudiante al que admires y quieras parecerte a él. eso me ocurría a mí, y es bueno tener una motivación de ese tipo. a algunos alumnos míos da la sensación de que les da todo igual, como si les faltara una motivación.
    he visto como escribes, y los premios a tus relatos son muy merecidos. y cuando no los has conseguido, sería porque había mucha competencia.
    respecto a las entradas del blog, siempre pienso que las mías son como las canciones de r.e.m. es imposible predecir si van a tener éxito o no. :D
    besos, gema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chema!!!!!!
      Siiii, hay mucha competitividad en todo y a veces tampoco se trata de eso.
      Ufffff los trepas, eso daría para más de un post,jejejeej.

      Claro, tener un referente no es malo, parece que hoy en día somos extremistas, o competimos como fieras o pasamos de todo con una pasividad pasmosa.
      Ayyyyyy gracias porque te gusten mis relatos. Bueno, he leído alguno que ha ganado en concursos en los que yo había participado y me encantaron, de hecho en un par de ellos compré un librito recopilatorio porque eran buenísimos. En otro, por ejemplo, hubo un poco de ayudita,jejeje, fue muy descarado. Y en otros ni idea porque no siempre publican los fallos.
      Cuando me gana alguien que escribe bien me sirve de motivación para mejorar y hacerlo mejor.
      Ayyyyy tengo que retomarlo, lo he abandonado mucho.
      Jajajaja, me encanta al comparación de R.E.M!!!!! Seguro que siempre tienes éxito, molan mucho.
      Besos y mil gracias por comentarme siempre.

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho tu reflexión y muchas gracias por aceptar mi sugerencia!!! Yo también opino que lo ideal sería un término medio. La lucha encarnizada no está bien pero eso de hacerles pensar que todos somos capaces de todo lo veo muy fantasioso.
    Hace un tiempo escribí una entrada a este respecto. Por si te interesa leerla, es esta: http://plagiandoamialterego.blogspot.com.es/2014/12/he-fracasado-mil-veces-ole-yo.html

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Encantada de aceptar tu sugerencia y acabo de darme cuenta de algo; no puse en enlace a tu blog, eso de improvisar me hace equivocarme, en nada lo arreglo.
      Claro, el término medio sería lo ideal.
      Un beso y en nada leo el post.

      Eliminar
  6. Hola Gema: que chulos son tus jueves reflexivos, porfa sigue con ellos que me gustan mucho.
    Tengo claro que no quiero que mi hijo sea el mejor de los mejores,pero si que este preparado lo mejor posible, tanto en los estudios como en la vida, aunque es cierto que no voy a poder evitar que en algún momento de su vida lo pase mal,eso es inevitable, y que perdera muchas veces pero también es cierto que cuando me imagino lo mal que lo puede llegar a pasar me siento mal, pero en fin ahi estaremos como buenas madres por supuesto para ayudar en la medida de lo posible, y es que como bien dice mi padre la vida es esfuerzo y sin él no se gana nada, pero en su justa medida, y otra frase que mi madre me a dicho infinidad d eveces, bueno a mi y a mis hermanos, la vida no es fácil,y es cierto, d emodo que los chicos de hoy en dia tienen que estar lo mejor preparados posible para su devenir de la vida, estoy segura que el mio aprendera de las situaciones difíciles como lo hemos echo todos y saldrá adelante estoy segura, ahora se me quiere ir a Madrid a estudiar y no se a ido ya estoy sufriendo, solo a comerse el mundo, en fin pero es ley de vida, ains.
    Por otro lado no soporto que los padres utilicen a sus hijos ni para que sean Cristiano Ronaldo, que por otra parte no me cae nada bien, ni que los lleven a un concurso de televisión o salgan en anuncios los niños son niños y tienen que tener una vida de niños no ser alguien famoso en ningun ambito ni ganarse la vida tan pronto, tienen que estudiar y jugar y divertirse, no otras cosas, no puedo con esas cosas.
    Un besito y repito no dejes de reflexionar que me encanta cuando llegan los jueves. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere!!!!!!
      Me alegra muchísimo que te gusten las entradas de los jueves.
      Tienes razón, hay que hacerles creer en si mismos y reforzarles, la vida no es fácil y hay que intentar ayudarlos .
      Claro que lo pasarán mal muchas veces, pero seguro que encontraremos la forma de ayudarte.
      Ayyyyy cuánto se sufre cuando se van, pero ya verás que bien le va y cuanto aprende.
      Los Minicristianos Ronaldo son una pesadilla, sufren los niños y los padres que quieren qe sus hijos sean lo que ellos no fueron.
      Un besito enorme y me motiva mucho lo que me dices para seguir reflexionando.

      Eliminar
  7. Yo es que creo que el problema está en eso precisamente, que algunos padres vuelcan sus frustraciomes o tareas pendientes de niño en sus propios hijos como si sus hijos fueran ellos, sin dejarlo disfrutar de la tarea o deporte en cuestión...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Si, a veces los padres pretenden que el niño sea lo que ellos no pudieron ser, y los niños no pueden disfrutar y muchas veces ni siquiera pueden elegir qué quieren hacer.
      Un besito.

      Eliminar
  8. hola! odio que hagan eso con los niños, la competicion si no es sana, destruye. yo aborrecia todo eso por timidez, hay que tener mucho cuidado y ver como se lo enfoca. obvio, participo en todo lo que pueda en la escuela, tengo tres chicos, una de ellas es sabri, la otra buha, pero sin buscar luces o ganar solo hacer buen papel y divertirse. los chicos hicieron taekondo y no quisiera comentar las cosas que gritaban los padres en las competiciones, horribles, si pensamos en que sociedad les estamos dejando. gracias por dejarnos participar y traer algo tan actual como este tema. beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, cuando uno es tímido esa manera de presionar hace que los niños lo pasen mal.
      Está genial participar lo que se puede y divertirse, pero los padres nunca deberían dar mal ejemplo diciendo barbaridades.
      Un besito y muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  9. Un tema interesantísimo y complicado.
    No sé, yo creo que es bueno transmitir a los hijos que pueden lograrlo y que tú crees en ellos pero también que tengan claro que tienen limitaciones, que no se puede ser bueno en todo. Que fácil es decirlo y difícil hacerlo. Por eso muchas veces no me gustan las competiciones porque pueden llegar a frustrar. Tampoco me gustan los padres que quieren que sus hijos sean los mejores en todo porque primero deberían hacer un poco de introspección e intentar ser los mejores padres. Y por supuesto, lo más importante es disfrutar de cada acto, por encima de ganar o perder. Hacerles saber que para ti son los mejores pero que no son los mejores del mundo.
    Cuánta teoría... jejeje
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!
      Si, claro, hay que reforzar y que sepan que confiamos en ellos, pero no hay que alentar una competitividad desmedida.
      Jajajaja, sí, es que decirlo es bastante más fácil que hacerlo.
      Los padres que quieren que sus hijos sean los mejores en todo suelen estar frustrados y pretenden que los niños hagan lo que ellos no hicieron, y eso a la larga no sale bien.
      Un besito y feliz jueves!!!!!!

      Eliminar
  10. Hola Buho. Excelente tu reflexión. Ser padres es difícil, pienso que enfrentar a nuestros niños a la vida real es ensañarlos a ganar y a perder. Y detesto los concursos con niños, debemos fomentar únicamente la diversión de nuestros hijos en este tipo de competiciones.

    Un beso y genial la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Si, ser padres es difícil y hay que buscar un equilibrio y lo proncipal lo que tú dices, que se diviertan.
      Un besito y me alegra mucho que te guste el post.

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos padres que vuelcan en sus hijos muchas expectativas o proyectan en ellos lo que ellos no pudieron ser. Ello hace que sometan a presiones indebidas al niño si a éste no le viene de cara. Mi sobrino, por ejemplo, también decidió en su día jugar en un equipo de fútbol hasta que un día lo dejó como el tuyo y cambió de tercio.
      Como tú dices, lo ideal es el equilibrio: motivar sin empujar.
      Gracias como siempre, Gema, ¡un beso!

      Eliminar
    2. Hola!!!!1 Veo que la mayoría coincidimos en los padres que intentan que los niños sean lo que ellos no pudieron ser.
      El fútbol es un deporte bonito pero muchos pares no asumen que es eso, un deporte, y enrarecen y estropean el ambiente.
      Un besito y gracias a ti por comentar.

      Eliminar
  12. Me gusta mucho lo que te dijo Álter, la tía es muy lista, y tu reflexión me ha encantado. Me imagino que ser padre es dificilísimo y uno debe sentir muchas dudas, pero sé y se ve que eres una madre excelente.
    Sí, a los niños de ahora, a la mayoría se les protege demasiado y se les exige demasiado a la vez en tanto que tienen que hacer miles de actividades extra escolares, todo me parece una locura. Luego , cuando crezcan, muchos no van a saber vivir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, Álter debería ir para filósofa, da mucho en el clavo.
      Y me alegra que te guste mi reflexión.
      Gracias!!!!! Intento ser la mejor madre posible, y seguramente me equivoco cada día, pero lo intento,jejejeje.
      A muchos niños se les exige demasiado, no son niños.
      Besos guapa y feliz jueves.

      Eliminar
  13. Lo ideal es que disfruten haciendo las cosas por delante del deseo de ganar, pero eso no es sencillo de inculcar porque hay que predicar con el ejemplo.

    Hombre, yo no creo que nadie quiera educar a sus hijos para ser perdedores jajaja pero sí hay que saber que no se gana siempre y aceptarlo sin dramas. La competitividad impide el disfrute.

    Besos, flor

    ResponderEliminar
  14. Hola Gema, ganador solo hay uno, participantes muchos, hay una vanidad excesiva volcada en los hijos como si fuesen instrumentos de los que presumir, no me gusta nada, creo que de esa manera se crea a futuros adultos frustrados.
    Cuando mi hija era más pequeña en la competición de natación quedo la penúltima, yo estaba en una grada y su padre en la de enfrente,nos mirábamos temiéndonos que le causara una desilusión, había niños que lloraban por no haber ganado, pues cuando ella subió a la grada y se sentó a mi lado sin decir nada, yo no sabia que hacer, le pregunte que tal y me contesto que bien, yo le volví a preguntar ¿de verdad que bien?, sabes el resultado de la carrera le pregunte, me contesto que casi la ultima creía, yo pensé que la consolaba diciéndole que había llegado a las finales , me contesto que había venido a nadar y lo había hecho y se quedo tan ancha y fue una de esas veces que no tengo muy claro quien es la adulta y que ella me acababa de dar una lección sin pretenderlo.
    Besines

    ResponderEliminar
  15. Pues ya sabes que no tengo hijos y no puedo opinar mucho de lo que se enseña porque no he tenido que enseñar nada, pero... creo que el mayor error que puden cometer unos padres es hacer esto porque no es cierto!!! y cada persona tiene una perspectiva de lo que significa ganar!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  16. Lo ideal seria un termino medio. A ver si lo conseguimos. Me encantan tus jueves reflexivos, nos haces pensar un poco. Feliz tarde preciosa.

    ResponderEliminar
  17. Hola Mari, creo que el "truco" está en el equilibrio. Por mi parte, te puedo contar que la verdad soy un poco exigente, no los presiono pero si les digo que tienen que dar su mayor esfuerzo, si han hecho todo por lograr algo, lo que sea, allí ya esta bien, no les hago drama por no ser el primer lugar y los aliento a seguir adelante y seguir esforzándose, pirque para mí, si uno hace algo es para hacerlo de la mejor manera, si escribimos (nosotras en los blogs) no es por llenar espacio, es pirque nos gusta y lo haremos con el corazón, si se hace algún deporte, es para disfrutarlo y nuevamente dar lo mejor de uno mismo, no ganar trofeos pero si dar todo lo que uno tiene, y así pienso en tofos lis aspectos, no se si me explico, pero no es forzarlos o presionarlos sino como decía, alentarlos porque siempre va a haber alguien más y alguien menos preparado. Hay que saber luchar por nuestras metas para alcanzarlas y si no pues seguir intentando.
    Creo que me hice un rollo jeje pero muy buena reflexión :)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  18. Ayer justo estaba pensando en algo así, he visto muchos padres que le ponen todo fácil a los hijos está bien que no quieran verlos batallar o yo que se pero lo que pasa es que no los puedes tener viviendo en una burbuja perfecta para que nunca conozcan el sufrimiento, no se trata tampoco de tratarlos mal ni nada pero si tener un equilibrio y no exagerar, tienen que aprender también como dices que a veces se pierde y si se gana a ser humildes.

    Me acordé de mi sobrinita que tenía un pez y se murió y le dijeron que lo habían llevado al doctor y en la tienda de mascotas compraron uno igual para que no supiera que se había muerto, yo pienso que es mejor enseñarle y hacerle entender y aceptar la muerte, ni modo que crezca creyendo que las mascotas son eternas o inmortales, yo se que se siente feo pero es peor tenerlos engañados o queriendo tener a los niños en un estado ajeno donde todo lo que les pueda lastimar o hacer sentir mal sea omitido, eso no es posible. Pero yo no se, yo no tengo hijos jajaja

    ResponderEliminar
  19. ¿Cómo se te ocurre pensar que nos vamos a aburrir leyéndote? ¡Contigo nunca! :))

    Creo que has dado una clave muy importante en este tema y es que hay que saber (y preparar a nuestros niños) tanto ganar como perder. Participar es genial, pero como bien dices al final gana solo uno y los demás deben encontrar otros alicientes y valores para dar por bien empleado su esfuerzo. El sentimiento de compañerismo, la propia superación personal, el saber valorar el mérito ajeno, la autocrítica, el valor de presentarse al menos, etc, son también valores importantes en la vida. Claro que es fácil decirlo y muy difícil asumirlo o enseñárselo a los niños.

    Como siempre una estupenda reflexión, Gema, y muy interesante :))

    Un beso grande y feliz noche de jueves!!

    ResponderEliminar
  20. Tus reflexiones son muy buenas!
    Más que nada se trata de hacerles entender que en la vida a veces se gana y a veces se pierde. Sobretodo es muy importante que un niño aprenda lo que es la frustración, porque si no lo aprenden de niños, lo aprenderán de mayores y de la peor forma.
    Besos linda

    ResponderEliminar
  21. Lo importante es participar pero... a todos nos gusta ganar, eso es así. Y creo que eso es lo que hay que hacerles ver a los niños.

    No entiendo a esos padres que exigen a los niños ganar, alguna vez he ido a dar un paseo cuándo había partido de futbol de niños y he oído a algún padre al que dan ganas de decirle "coño, con lo listo que eres tú, ¿que haces que no estás jugando la champion?" porque vamos...

    Para mí lo importante es hacerles ver que no todos valemos para todo, y que en unas cosas seremos mejor y en otras peor.

    ResponderEliminar
  22. Hola! La verdad es que sí que da mucho que pensar... Creo de verdad que hay que inculcarles a los niños que lo importante es participar, pero también, como tú dices, el mundo les dice, les exige, otra cosa.
    Es muy, muy complicado encontrar el equilibrio... Un besito!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...