jueves, 11 de febrero de 2016

Jueves reflexivo; Hermanos.

Refexión del jueves; hermanos.

Hola a todos y bienvenidos un jueves más. ¿Qué tal estáis? Ya sabéis que el post de hoy lo escribo sobre la marcha, está casi sin corregir y mi gatito me acompaña y me inspira mientras escribo y me tomo un café bien caliente.

La verdad es que hoy no sabía de qué hablar, ya llevo bastante más de un año con esta sección y se me agotan los temas, pero no sé porqué a mi mente ha venido una palabra; hermanos.

Así que hablaré sobre esto pero siempre desde mis vivencias, claro, cada persona seguramente opinará una cosa.

Si he tenido claro algo en la vida cuando decidí ser madre, es que si era posible y no había ninguna complicación tendría más de un hijo.

Yo solo tengo una hermana con la que me llevo algo más de un año, y a mi madre le costó un aborto y mucho sufrimiento tenerla, pero pensaba como yo y no quería que creciera sin compartir mi infancia con otro niño o niña. Y no tuvo más porque verdaderamente no pudo, pero mis padres querían otro más.

Y aunque somos como el día y la noche mi infancia fue plenamente feliz porque pude compartirla con ella.

Recuerdo días de verano llenos de risas, los planes que hacíamos cada noche para que el día siguiente fuera aún mejor, los secretos que compartíamos y que no contábamos a nadie, que en el cole nadie sabía y que eran tan tan geniales.

Siempre inventábamos juegos que nos gustasen a las dos, yo era de muñecas y cocinitas y ella era ligeramente más salvaje(leed aquí mis traumas con ella) así que jugábamos a cosas intermedias, juegos de mesa, adivinanzas, esconder cosas, lo que fuese.

Si íbamos a pasar el día a la playa con mis padres lo mejor era jugar juntas en el agua o después de comer jugábamos a la pelota, al tenis o a coger cangrejos y anguilas para observarlos.

Si estábamos en la finca nos encantaba columpiarnos una a la otra a lo bruto, y en lugar de usar los columpios que nos habían regalado lo hacíamos con unos de cuerda colgados de un árbol. O nos subíamos a los árboles a comer cerezas.

Y compartimos nervios en la noche de Reyes, ilusión en las Navidades y siempre se nos ocurría algo divertido cuando íbamos de vacaciones, nos encantaba gastar bromas y hacer tonterías.

Mi vecina siempre decía que en mi casa solo se oían risas, era un poco exagerada porque también nos peleábamos y nos dedicábamos a dar sustos, pero mayoritariamente siempre estábamos jugando, cantando y riendo.


Fuimos totalmente felices.


Luego llegó la edad del pavo y con ella las peleas por usar el baño grande, y por los póster de las revistas que comprábamos a medias pero entonces, tras duros chantajes y regateos tales como si me das tres fotos de éste y tu barra de labios de brillo yo te doy el póster del otro, llegábamos a algún trato y al final nos íbamos juntas de concierto.

Y juntas nos poníamos perdidas de autobronceador como ya os conté, y nos hemos hecho desgracias en el pelo por listillas en la pelu, y hemos comprado una moda noventera espantosa que intercambiábamos.

Y el tiempo pasó y nos hicimos mayores, y siempre estamos ahí, a veces discutimos, claro, pero estamos ahí y este último año no habríamos podido tirar la una sin la otra.


Aquí estamos todos, al a derecha mis hijos y a la izquierda mi hermana y yo con ellos y mis padres, siempre todos juntos.


Mi madre ahora no tiene padres, ni marido, y aunque nos tiene a nosotros y bastante familia su hermano es su hermano. Y yo lo siento así también. Mi tío es el que llega de repente a casa con un regalo, el que llama a las doce de la noche porque de repente se ha preocupado, y el que nos trae un café de una tienda especial porque hace años le dije que me gustaba.

Mi marido tiene muchos hermanos y sin ellos la vida de mis hijos habría sido distinta. Tienen muchos primos y han crecido rodeados de niños, de cumples y de reuniones familiares. Y de peleas por el balón, el trozo de tarta con más chocolate o el mejor sitio en el cine, pero eso es la sal de la vida. 
Y aunque son mayores siguen viéndose, siguen quedando y algunos comparten amigos, los de edades parecidas.

Y mis hijos...esos que tuvieron tantos primos  también son grandes hermanos y aunque son chico y chica se parecen mucho, tienen los mismos gustos en muchas cosas y aunque son también bastante independientes, han compartido tanto, pero tanto, que siempre dicen que no se imaginan la vida sin el otro.

Por supuesto hay gente plenamente feliz sin hermanos, eso depende de muchísimas más cosas, de hecho yo no creo que la felicidad se deba o no a tener hermanos, la felicidad es otra cosa pero en nuestra familia, los hermanos han sido el complemento a esta felicidad que por momentos vamos consiguiendo.


Toda la vida juntas.

Recuerdo a una persona de mi familia que tuvo muchos problemas para tener a su segunda hija y mucha gente le decía que ya había cumplido con uno, y ella siempre respondía que no es cuestión de cumplir y que su hijo mayor no quería se quedase sin saber lo que es un hermano.

Claro que no siempre es viable tener más hijos, a veces por razones de salud, o separaciones, problemas de economía o por mil motivos, hay cosas que no podemos controlar. Y también hay hermanos que no se portan bien, o que no se entienden, o que por culpa de herencias acaban distanciadas.
La vida es muy larga y a lo mejor yo misma con el tiempo acabo mal con la mía o mi marido con los suyos, las cosas no están aseguradas para nadie pero hoy por hoy creo que un hermano siempre suma y hace que la vida sea maravillosa.

Ya conté alguna vez que hace unos años mi prima, con 35 años falleció. Su marido y su hijo han sufrido muchísimo, pero como me decía su hermano el año pasado en el funeral de mi padre; "A veces las personas, con los años rehacen la vida, eso no quiere decir ni mucho menos que olviden pero encuentran otro corazón que les consuela, y los hijos crecen y asumen que los padres se van antes en cambio yo no lo asumo así y nunca voy a poder reemplazar a mi hermana."
Y tenía toda la razón.

Para ir acabando diré que en mi caso particular la vida ha sido mejor con mi hermana, y mis hijos han tenido una infancia feliz entre otras cosas por eso mismo, por tener hermanos. Nunca han estado solos, han compartido juegos, risas, peleas y ahora comparten conciertos, películas e incluso van juntos al coro, y se apuntaron ellos solos, no es algo que les haya dicho yo como cuando eran peques.
Y que su padre tuviese tantos hermanos ha hecho que tengan muchos primos, es todo un círculo y al final nos ayuda a estar rodeados de gente.

Creo que cada familia es un mundo y mucha gente vive genial sin hermanos, no todos queremos lo mismo y eso es lo mejor, sino el mundo sería aburridísimo, pero en mi caso y en el de las personas que me rodean los hermanos han sido compañeros de risas, de secretos, de peleas y yo creo que nos ayudan a desenvolvernos en el mundo.

Y me parece genial tener a alguien a quien querer de una forma tan desinteresada, aunque con el tiempo los caminos se separen un poco, unos se casan, otros emigran o tienen horarios imposibles, pero los hermanos siempre están ahí, y en mi caso, especialmente este último año, sin mi hermana y los hermanos de mi marido nada habría sido igual, ellos tiraron de mí muchas, pero muchas veces.

Bueno, pues hasta aquí el post de hoy que se me ha hecho tarde, he tenido que parar un par de veces, cosas del directo,jejeje, y como siempre empiezo a hablar y no llego a ninguna conclusión, pero es que me ha apetecido compartir estas cositas que vienen a la cabeza mientras desayuno y acaricio a mi gato, y por cierto él también tiene hermanos y se quieren mucho.

Mil gracias por leerme y nos vemos mañana.
Y vosotros; ¿Tenéis hermanos?¿Os lleváis bien?¿Creéis que habríais sido más felices con hermanos, o sin ellos, según el caso?
Hasta mañana!!!!!!!

65 comentarios:

  1. Ayyyy que bonitooo1!!!!!!!! yo a mi hermana no la cambio por nada del mundo... siempre será mi bebe!!! Nos llevamos casi 8 años y para mi siempre será mi pequeña jaja. Yo tampoco concibo la vida sin ella, nos llevamos muy bien aunque no pasamos todo el tiempo que nos gustaría juntas y siempre nos acabemos picando por algo. Ayer, me mandó un whatsapp que decía: "No te lo digo nunca pero te quiero muchísimo y siempre lo haré". Y es que está preocupada por Thalía y me está mimando un montón.. (luego me va a malacostumbrar). Mis padres no tienen hermanos ninguno de los dos y yo siempre he notado ese vacío de tíos y primos... :(

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Qué bonito lo que te ha escrito, se me cae la baba. Ojalá lo de Thalía se solucione ya, menuda angustia.
      Me llama la atención que tus padres sean ambos hijos únicos, por aquí no es lo más frecuente, casi toda la gente de la generación de tus padres suele tener hermanos, al menos uno, pero bueno, se ve que estáis unidos y eso también es genial.
      Besos.

      Eliminar
  2. Yo tengo dos hermanos y nos llevamos genial. No tengo hijos, y por lo menos cuando mi madre muera, tendré a mis hermanos y a mis sobrinos , aparte de mi marido, por supuesto. HOy día cada vez más gente tiene un hijo único y es normal, trabajamos casi todos y la vida está muy cara. Pero no creo que sea lo ideal para una niño. No solo porque no tiene compañero de juegos y de vida durante la juventud, si no porque cuando mueran los padres si no tiene hijos ni pareja, cosa bastante habitual hoy día, se quedará más solo que la una.
    De todos modos, nunca se sabe que es mejor, a veces tienes hijos, hermanos, etc, y es todo un desastre porque las relaciones son fatales.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Tienes razón. Ahora que mi madre ha enviudado, y aunque nos tiene a nosotros, su hermano es la familia que le queda, y es una relación preciosa.
      También a veces sale mal, claro, pero prefiero quedarme con lo bueno.
      Besitos.

      Eliminar
  3. Yo tengo una hermana pequeña y la verdad es que, a pesar de haber jugado mucho juntas, no guardo buen recuerdo ni de mi infancia ni de mi hermana. Supongo que en parte es porque yo tuve que hacerme cargo de ella. Yo deseo que ella sea muy feliz y le vaya muy muy bien, pero yo no quiero saber nada de ella.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Claro, a veces las circunstancias nos complican las cosas, y tener que hacerse cargo de un hermano es duro, seguro que ahora sois felices siguiendo caminos separados.
      Un besito y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Esto es algo que es como la lotería, en teoría la relación tenía que ser buena... no... lo siguiente!!! pero desgraciadamente no siempre ocurre así, nosotros somos cuatro hermanos, mi hermano dos años menor que yo y dos hermanas mellizas que tienen ocho años menos, estamos muy unidos y siempre nos llevado bien, cuando nacieron mis hermanas no puedo olvidar la alegría que me embargó, yo tenía ocho años y estaba loca por tener un hermanito (a ser posible hermanita) por entonces (1965) no se sabía que una mujer llevaba mellizos, así que cuando mi madre dió a luz, salió una y la comodrona... dijo: "no hemos terminado, que viene otra" y sorpresa!!!! yo me volví loca de alegría cuando me dijeron que había tenido dos hermanitas!!! siempre fui un pelín "pequeña mamá" con ellas y lo sigo siendo!!!!! ja ja ja... y ellas encantadas!!!! siempre hemos estado muy unidas y nos queremos mucho!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Pues me acordé de ti cuando lo escribía porque me has contado en alguna ocasión lo que supuso para ti la llegada de las mellizas. Por cierto, una es la del pelo de facebook? Menuda melena.
      Es una suerte estar unidos a los hermanos, es un regalo de la vida.
      Un besito.

      Eliminar
  5. Qué post ta entrañable, Marigem. Me alegro mucho de que tengas todos esos recuerdos, vivencias y experiencias positivas para tí y los tuyos a causa de los hermanos.

    Te comprendo bien porque yo tengo 3 hermanas. Una tiene un año y algo menos que yo (mi hermana-amiga del alma) y las otras cuatro y ocho años más que yo respectivamente. Mi infancia, como la tuya, estuvo llena de juegos, de risas, de confidencias, de aprendizaje. Siempre que teníamos dudas sobre cualquier cosa "espinosa" les preguntábamos a "las mayores" y cuando empezaron a salir con chicos nos volvíamos locas (las pequeñas) porque nos contaran sus aventuras. Para nosotras era como una telenovela en directo jajajjaa.

    A día de hoy que todas somos mayores seguimos teniendo muy buena relación aunque, como ya has dicho, siempre se discute por algo o hay alguna desavenencia tonta que no dura mucho. Mi marido también tiene dos hermanos con los que se lleva bien, aunque como los hombres son algo más fríos su relación es menos fluída. El no habla horas y horas por teléfono con ellos como yo jajajaja.

    Tu post me ha hecho recordar lo afortunada que soy y me ha traído a la mente muchos recuerdos preciosos. Muchas gracias, guapa!! Esto sí que es empezar el día con buen rollo :))

    Un besito grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Qué suerte tener tres hermanas. Es genial esa complicidad que se crea, llena la vida.
      Claro, de mayores las cosas cambian pero siguen estando ahí, son un pilar.
      Pues fíjate que mi marido con sus hermanos es peor que yo,jejeje, horas por teléfono, especialmente con los dos del medio, no dan callada,jejeje.
      Me alegra mucho haberte hecho recordar cosas bonitas.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  6. Ainssss aquí me has dao!!! ya sabes que uno de los motivos por los que quiero tener más hijos cueste lo que cueste es porque UNMF no esté solo como yo lo estoy. NO sabes cuánto echo de menos tener un hermano/a, sobre todo ahora de mayor y no quiero que él pase por lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooooo, no me digas eso que me siento mal.
      Ya verás como en nada estás con un bebé en los brazos y sorprendida por haber podido vivir sin él hasta ese momento. Seguro que cuando algún día releamos este comentario esto quedará lejísimos.
      Un beso y de momento sigue con lo de las vitaminas que te va a ir genial.

      Eliminar
  7. El otro día leía en facebook trastadas que no se podían entender si no tenías hermanos... y me moría de risa, mi hermano era especialista en hacerme rabiar, y cuando yo decía TODOS los días a eso de las 9 de la noche que me iba a duchar como estuviera en casa me quería quitar el baño siempre... O estábamos viendo la tele y llevarme el mando para que no cambiaran si me levantaba jjajajaja. Con mi hermana la relación era como más de admiración y no me gustaba nada pelearme con ella, eso sí, siempre he echado de menos tener un hermano con el que me llevara menos diferencia, porque aunque tengo muchos primos de mi edad, viven en el pueblo. Yo siempre he dicho que quería tener mínimo 3 hijos, y espero poder, mis padres supuestamente "se plantaron con la parejita" pero luego llegué yo, al cabo de los años jajajaja. Con mi hermana hablo muchísimo, con mi hermano menos, pero es que él es más despegado. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Jajajaja, me encanta todo lo que cuentas, lo del mando es lo más, nunca se me había ocurrido, yo simplemente amenazaba con todo tipo de venganzas y maldiciones.
      Un besito y menuda alegría que llegaras después de la parejita, fuiste su regalo.

      Eliminar
  8. Qué bonito post, Gema, has elegido muy buen tema. Yo me identifico con lo que dices de tu hermana, pero la mía es solo 11 meses menor que yo (lo conté en un post). También tengo un hermano, pero es 10 años menor que nosotras (el que tiene ahora mellizos).
    Con ambos tengo una relación muy estrecha, pero aumentada un poco si quieres con mi hermana, al ser mujer. Siempre ha sido así. Ha habido épocas que pensaba que sin ellos, como dices tú también respecto a tus hijos, no sabría vivir porque estamos muy unidos.

    Un beso, ¡feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Me encanta que me contéis vuestras historias de hermanos!!!!!
      Once meses es genial, casi gemelas.
      Y me alegra mucho que mantengáis tan buena relación, es genial para todos, y una alegría para tus padres.
      Besos.

      Eliminar
  9. Hola. totalmente de acuerdo con tu reflexión sobre la importancia de crecer con hermanos. También tengo una hermana y recuerdo una infancia feliz con ella, compartiendo juegos, pandillas y también peleíllas. Reconozco que no podemos vivir la una sin la otra y sabemos que siempre vamos a estar ahí. Creo que los niños que crecen con hermanos son más sociables y tienen mayor capacidad para adaptarse. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta!!!!!
      Claro, es que crecer con niños te ayuda a adaptarte, a compartir, a saber esperar, y además hace que la infancia sea muy divertida.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  10. La vida no es lo mismo sin hermanos, mi infancia de hija única hasta los 7 años fue muy feliz, siempre rodeada de primos, pero fue mucho mejor cuando llegó él, de la misma forma que desde que se fue no es lo mismo y no te puedes imaginar lo que lo echo de menos.... Nunca quise hijos únicos, gracias a Dios pude tener tres, no me hubiera importado tener alguno más, pero por unas cosas u otras ya no pudo ser. Mis hijos han crecido rodeados también de muchos primos por vía paterna y eso es una maravilla.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Ayyyyy me siento fatal por recordarte algo tan doloroso, leí tu post hace tiempo y ufffff, qué pena tan grande.
      Has sido muy afortunada teniendo tres, seguro que en tu casa siempre hay risas y charlas, y como me dice mi vecina, tu casa suena a vida, yo creo que dice educadamente que somos unos ruidosos,jejejeej.
      Un besito y feliz jueves.

      Eliminar
  11. Yo tengo una. Le llevo un montón de años y, por circunstancias de la vida, la conocí otro montón de años más tarde así que en realidad me crié como hija única. La quiero con locura pero nunca tuve esa experiencia de jugar juntas de pequeñas y demás. De pequeña nunca sentí una necesidad de tener hermanos. Me apañaba muy bien sola. Alguna vez supongo que comenté que quería un hermano pero creo que era más porque tenía amigas que hablaban de sus hermanos y siempre quieres lo que tú no tienes pero no creo que fuese realmente una necesidad. Si lo comenté una o dos veces ya fue mucho. No obstante, no cambio a mi hermana por ninguna. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Pues fíjate que creo que a ti te llegó la hermana en el momento ideal. Si eras muy independiente de niña mejor que estuvieses a tu aire, y ahora tienes una hermana para la vida, para cosas de adultos.
      Un besito y me ha encantado conocer tu historia.

      Eliminar
  12. Marigem, este tema me ha hecho recordar mi infancia junto a mi hermana que ella es tres años menor que yo. Eramos amigas de juegos de niñas. Ella estuvo siempre enferma de malas digestiones y muy protegida por mi madre, pero eso no viene al caso, para que nosotras nos lleváramos bien, Jugábamos juntas en el parque, en casa y nada nos hacia pesar que después de mayores todo cambiaría entre nosotras. En la adolescencia yo me eche novio con 16 años, ella era una adolescente muy niña. Por lo que no podía contarle nada de mis intimidades por que, ella lo chivaba todo a mis padres. Mas tarde ya casadas nuestra relación iba mejor mis hijos jugaban con sus primos y viceversa todo iba bien hasta que enfermó mi padre y tuvimos que cuidarlo en el hospital, a la vez mi madre ya tenia carencias de memoria y tuvimos que hacernos cargo de los dos. Desde entonces todo cambió. Mi hermana se quejaba de que por ir al hospital dejaba abandonada a sus hijos. Hacíamos turnos de tiempos entre mi marido y yo , mi hermana y su marido. Normalmente mi marido se quedaba de noche, yo me iba por la mañana para hablar con el médico y me quedaba hasta las 5 de la tarde, que ella me reemplazaba. Su marido iba el fin de semana hacer turno a mi marido, para que descansara de la noches. El caso que mi padre duró tan solo un mes y en ese tiempo muestra relación fue deterioró. esta historia se alarga y quizás haga un post aunque es muy hiriente lo que sigue. Me ha dado pena no poder contar cosas muy buenas entre hermanas. Un abrazo Marigem como me da envidia sana tu post.
    P.D. ha llegado a mi casa un técnico de internet y quizás tenga que cerrar un rato el ordenador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen!!!1
      Es que claro, tu historia es complicada.
      No tengas envidia sana porque en mi caso simplemente no nos hemos visto en cosas así, y aunque de momento estamos unidas nunca se sabe.
      Lo de mi padre nos vino tan de repente que no hubo lugar ni a quedarnos con él ni a nada, solo a asumirlo.
      Y mi madre de momento está bien, este verano estuvo realmente mal y estuvimos las dos con ella, pero fue algo temporal.
      Te entiendo, a veces las cosas se complican mucho y el hecho de compartir sangre no es suficiente para que perdonemos cualquier cosa.
      Un besito y ojalá la situación mejore.

      Eliminar
  13. Qué buena reflexión!! Yo tengo dos hermanos y no podría haber superado muchas cosas sin ellos. Ahora con mi hermano mayor estoy más distante porque a mi cuñada no le caigo bien y complica que nos veamos (yo no quiero ponerle entre la espada y la pared. Es complicado...). Pero creo que una infancia con hermanos es mejor que sin ellos. Aunque tb pienso que no se puede echar de menos lo que nunca se ha tenido.

    Me ha gustado tu reflexión de hoy. Bss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!!
      Qué pena que por cuñados las relaciones se enfríen, a mí no me ha pasado de momento pero me da terror con mis hijos, que acaben distanciados por sus parejas, ufffff.
      Claro, una infancia con hermanos es genial.
      Un besito.

      Eliminar
  14. yo tengo una hermana ocho años mayor que yo. creo que es mucha diferencia, aunque hay todo tipo de casos. hay herman@s que se llevan mucho y siempre están juntos, mientras que otros se llevan apenas un año y son como el día y la noche.
    mi madre siempre me cuenta que quería tener más hijos después de mi hermana, y tras mucho intentarlo a pesar de los pesimistas pronósticos de los médicos, nací yo. con razón he sido siempre tan tardío para todo, si lo fui hasta para nacer. :P
    es complicado este tema de los hermanos...
    besos, gema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, qué gracioso eres Chema. Yo no creo que seas tardío, simplemente eres de los que llega en el momento preciso.
      Has sido un regalo para tu familia, los médicos a veces se equivocan, ya ves.
      Si, a veces el tema hermanos es complicado, en mi caso de momento ha ido bien pero tampoco sé como puede ir en el futuro.
      Un besito.

      Eliminar
  15. Mira tu por donde me has tocado el coranzoncito y es que me quedo con la pena de no poder darle ya un hermano a mi hijo, porque se lo importante que es, ya que yo tengo dos hermanos, ahora distanciados algo, mas bien por un tema personal, pero la infancia sobre todo con mi hermana aun por las peleas por el cuarto de baño y demás fue una etapa maravillosa.
    Mi pareja es hijo único y la verdad a veces me pregunto si no hubiera sido mas feliz con un hermano, pero en fin así es la vida.
    Yo tuve ganas de otro cuando di a luz de jorge, pero me separe al año y medio y no pudo ser.
    un beso Gemma me a encantado tu post. TERE.

    ResponderEliminar
  16. Respuestas
    1. Hola!!!!
      Vaya, qué rabia me da haberte hecho sufrir por esto.
      Hay muchas circunstancias por las que a veces no se pueden tener más hijos y tampoco es plan de ir a lo loco, has hecho bien quedándote solo con Jorge, seguro que fue muy feliz.
      Un besito y me ha encantado la corrección,jejeje.
      Besos guapa y feliz jueves.

      Eliminar
  17. ¡Lo que daría yo por haber podido compartir una infancia normal con mi hermano! Aún así recuerdo momentos de jugar juntos, de que tiraba encima mío en el sofá, de reír juntos... No es lo mismo pero nuestros momentos tuvimos.
    Mi madre siempre dice que cuando me tuvo a mí le hubiese encantado tener otro hijo seguido, porque su sueño eran dos hijos seguidos y que fuesen grandes amigos, como tus hijos o tu hermana y tú, pero que con mi hermano y yo de bebé no se atrevió porque tenía que pedir ayuda a tíos y abuelos y no le pareció bien.
    Hoy en día soy yo la que comparte su sueño.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jooo, me siento mal cada vez que alguien me dice algo triste. Creo que tu madre hizo bien, sus circunstancias eran diferentes y hay que ser lógico y lo ha hecho muy bien.
      Y desde luego tú tendrás esos hijos, ya verás que bien te sale todo.
      Un besito.

      Eliminar
  18. Precioso post, yo tengo una hermana dos años menor, siempre hemos dormido en la misma habitación a pesar de tener cada una la suya, recuerdo las noches hablando de nuestras cosas y durmiéndonos a las tantas.... fue algo que eché mucho de menos cuando ella se independizó. Cuando yo me fui a la universidad mi padre tuvo que ponernos límite al teléfono porque éramos capaces de hablar todos los días una o dos horas de nuestras cosas, en la adolescencia compartimos vivencias y novietes y demás historias.... obviamente tuvimos nuestras peleas de pequeñas porque somos opuestas, pero creo que es la única persona a la que le puedo decir lo que pienso sin miedo a ser juzgada y la única persona que me dice las cosas tal cual piensa. A día de hoy vivimos en dos provincias distintas, a una hora de distancia y en cuanto ella libra viene a verme o quedamos para ir a comer o de tiendas o lo que sea.... podemos hablar horas y horas por wasap y sin duda mi hermana es el mejor regalo que me hicieron mis padres.
    Casi más que hermana es mi amiga.... mi mejor amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      Me ha encantado la historia, me recuerda mucho a mi hermana y a mí, ambas durmiendo juntas, compartiendo cosas.
      Cierto, no son hermanas, son amigas y mucho más.
      Un beso y muy feliz jueves.

      Eliminar
  19. Un post super tierno que bonito es el amor de los hermanos!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que los hermanos son un regalo.
      Besos.

      Eliminar
  20. Pues ves buscando más ideas porque no nos puedes dejar sin esta sección, pondre una reclamación si hace falta, jiji.
    Yo solo tengo un hermano tres años años mayor, mi tete, compartimos vacaciones, fines de semana, muchas penas y muchas más alegrias, somos diferentes y a la vez iguales.
    Nunca me plantee la cantidad de hijos que queria tener, en un principio el instinto maternal brillaba por su ausencia, luego con 33 años tuve a mi hija y era muy complicado trabajar y ser madre cuando no tienes casi nadie que te eche una mano, ahora en la distancia que dan los años y la experiencia creo que fue un error no haber tenido otro más, darle a mi hija lo mismo que yo tengo, pero bueno ya voy tarde , muy tarde jaja.
    Besines guapisima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Jajaja, si si, iré pensando a ver que hago,jejejeje, que no quiero reclamaciones.
      Me encanta esa relación, vacaciones, fines de semana, es genial!!!!
      Bueno, tampoco pasa nada porque tu hija no tenga hermanos, tiene a su tío y seguro que hay más familia, a veces no es tan fácil tener más hijos, lo importante es que viva con vosotros todas esas cosas, es genial tener tíos que te quieran.
      Besos.

      Eliminar
  21. Yo soy la mediana entre dos hermanos con los que me llevo 3 años con cada uno... jaja. Así que soy la que más se ha llevado con ambos. Entre ellos se llevan 6 años y es como que no han coincidido con tantas cosas...
    Tengo más afinidad con mi hermano mayor, nos parecemos más y se picaba menos jugando... Lo más así que recuedo eran las carreras de ponernoos el pijama... jaja Hacíamos mil trampas ya... y la gracia estaba en eso... Además, cuando me pusieron el corsé que tuve que llevar 3 años, durante año y medio era incapaz de ponérmelo sola, luego fui pillando parte del truco... Y era él el que me lo ponía cada mañana. De hecho, mis padres no sabían cómo se ponía, realmente...
    Con mi hermano pequeño he compartido muchos juegos, pero nos peleábamos mucho más. De todos modos, ahora es el pequeño el que está mucho más atento... y mientras que con el mayor me puedo tirar meses sin hablar más que comentarios por facebook, el pequeño cuando coge el teléfono.... te secuestra una hora!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene!!!
      Ayyyy me ha encantado todo lo que cuentas. Qué adorable que te pusiera cada mañana el corsé, sabía más él que tus padres.
      Y me encanta que te secuestre el otro por teléfono, a mí me habría encantado tener un hermano, adoro a mi hermana, claro, pero uno más me habría parecido ya genial.
      Un besito.

      Eliminar
  22. Me encantan las familias numerosas, me ha dado mucho buen rollo este post. En las familias numerosas hay más de todo, más peleas claro, pero también más risas, y me quedo con eso ;-) Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, yo también me quedo con eso, con las risas. Un besito.

      Eliminar
  23. Hola, Gema. Yo tengo tres hermanos, dos chicos y una chica. Nuestra infancia fue genial, siempre andábamos trasteando juntos porque, además, nos llevamos muy poquito. Ahora, con la que mejor me llevo es con mi hermana, ella es más que eso, es una amiga, nos ayudamos mutuamente y eso es algo genial.
    He leído tus anécdotas de infancia, sobre tus traumas, y me ha dado muchísima risa. ¡¡Tu hermana tenía que ser tremenda!! La mía, si encontraba un animalito herido, lo cuidaba como si fuera una veterinaria... Me hace muchísima gracia que sigas sin utilizar el congelador, jajaja, pero imagino que en tu caso, a mi me pasaría igual.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!
      Si, normalmente al crecer las chicas se entienden mejor entre sí, pero se les quiere a todos mucho.
      Jajajaj, mi hermana era terrible, era y es muy muy buena con los animales, pero los que llegaban a ella muertos los metía en el congelador, y los decapitaba, ainnnns. No sé como no llegó a ser una psicópata.
      Si, sigo sin usar el congelador, sé que ella no puede meter nada, y además no lo haría pero...mejor no hurgar y congelo en el arcón congelador, el de la nevera ni para hielo,jejeje.
      Un besito.

      Eliminar
  24. Totalmente de acuerdo contigo. Yo también tengo una hermana y, aunque nos llevamos cuatro años y la infancia la compartimos menos, a partir de mis dieciocho, hemos sido las mejores amigas. Siempre, incluso de niñas, nos guardábamos secretos y nos tapábamos las faltas ante nuestros padres, pero ya de mayores lo compartimos todo. Tienes razón. Mi vida sería mucho más pobre sin ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Claro, a veces de pequeños coincidimos menos pero en el futuro son un pilar en nuestra vida. Me encanta saber que os guardabais secretos, ainnns.
      Un besito.

      Eliminar
  25. Si tengo que elegir el día favorito de tus entradas, Marigem, me quedo con esta de los jueves reflexivos, son a cual mejores y la de esta semana: Los hermanos ¡es una pasada!
    Tengo otros dos hermanos, chico y chica a los que llevo más de diez y catorce años, con lo que no he podido mantener con ellos una relación de infancia, sino que para congeniar bien con ellos tuve que esperar a que por lo menos se hicieran adolescentes. Les quería mucho pero no hablaban mi mismo idioma. Y todo iba fenomenal hasta que mi hermano se casó y poco después mis padres fallecieron, entonces es cuando perdí bastante el contacto con él, pero en cambio con mi hermana fue al revés.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Qué ilusión que te gusten mis reflexiones.
      Ayyyy los hermanos, son la sal de la vida.
      Estoy viendo por aquí que los hermanos que se llevan mucha edad, aunque no compartan infancia suelen llevarse muy bien de mayores, y eso también es genial, es otra cara de la moneda también preciosa.
      Un besito y me ha gustado saber más de ti y de tus hermanos, aunque con uno te trates menos.

      Eliminar
  26. Yo me llevo genial con el mío, aunque tenemos menos contacto del que me gustaría. Creo que hubiera sido más feliz si hubiera tenido todavía más hermanos, por eso no quiero que mi bichilla se quede como hija única. Creo que es una experiencia muy enriquecedora y que casi siempre sale bien para que puedan tener a alguien de confianza y se apoyen mutuamente de por vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Hay temporadas en que tenemos menos contacto, el trabajo, los hijos, el lugar de residencia, pero lo importante es llevarse bien.
      A mí también me habría gustado tener más hermanos pero ya costó tener a la que tengo así que doy gracias.
      Haces bien, aunque hay etapas duras para los padres los niños crecen muy felices con más niños.
      Besos.

      Eliminar
  27. ¡Hola Gema! A pesar de ser un post que has hecho sobre la marcha, te ha quedado genial, muy entrañable, todo hablar de la familia con esa dulzura y cariño con que lo has hecho, ya merece un hurra por ti, y me alegro infinito que tengas esa relación tam maravillosa con tu hermana.

    Yo, al pasar los años me doy cuenta que cada vez hecho de menos a mis dos hermanas, por vivir lejos y, porque ellas me llevan 8 y 9 años, ellas siempre estuvieron más unidas por la edad, aparte de hermanas eran amigas, y yo su niñita jajaja. Me cuidaban cuando era pequeña. Pero entre las tres hay gran amor y confianza, y eso es lo más importante, si una necesita ayuda, ahí estamos las otras para lo que sea.
    Estas reflexiones tuyas me gustan mucho, así que, no podía por menos de venir a leer tu novedad.
    Gracias.
    ¡Un montón de besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Muchas gracias, me alegra que te guste.
      A veces pasa, que los hermanos más seguidos se llevan como hermanos y con el pequeño son más bien padres, pero aún así la relación es preciosa.
      Es una pena que viváis lejos pero lo importante es que os lleváis bien y eso siempre queda.
      Un besito Mila y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  28. Para mì hijo tambièn quisiera compañìa, yo tengo dos hermanos y no tengo mucho en comùn con ellos, pero es reconfortante saber que cuando nos necesitamos, ahì estamos. Lo mismo quiero para Denzel, de ser posible que las diferencias de edades no sean tantas. Yo por lo menos soy la del medio, tengo un hermano casi 6 años mayor que yo y uno 18 años menor jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      A veces aunque no tengamos mucho en común(mi hermana y yo somos muy distintas) el saber que están ahí da seguridad.
      Madre mía, 18 años, uffff, mi hermana y yo nos llevamos 18 meses, y claro, nos hemos criado a la vez.
      Un besito y mil gracias por hablarme de tus hermanos.

      Eliminar
  29. Hola Mari!! Que lindo post el de hoy, yo tengo 3 hermanos pero me llevan 12, 14 y 15 años. Cuando fui pequeña, fue como crecer sola, ellos ya eran muy grandes, pero ahora es diferente, ta todos adultos, nos apoyamos y queremos mucho. Así que sin duda cada familia y circunstancias son distintas pero el amor entre hermanos es maravilloso.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maribel que alegría verte por aquí!!!!
      Estoy comprobando que muchos tenéis hermanos con una gran diferencia de edad, pero lo que no habéis vivido de niños lo recuperáis al crecer y eso es precioso, me gusta mucho también esa relación.
      Un besito y enhorabuena por esos hermanos estupendos.

      Eliminar
  30. Tengo una hermana con la que ahora me llevo muy bien, pero con la que en la edad del pavo mantuve guerras sin cuartel. Me alegro de tener hermana, claro :) Por como sueles hablar de tus hijos, no me los imaginaría peleándose de adolescentes, mira tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Claro, es que algunos tienen una edad del pavo de discutir mucho, pero luego se olvida.
      Mis hijos se pelearon muy poco, tengo que admitirlo, es raro que chico y chica coincidan tanto y tengan los gustos tan parecidos, mi hermana y yo somos muy diferentes pero ellos son más iguales, ha coincidido así.
      Muy feli finde ;)

      Eliminar
  31. Yo creo que los hermanos aportan mucho!De mayores ya dependerá de muchas cosas, puedes llevarte mal con un hermano pero siempre te acordarás de la infancia tan buena que viviste con él.

    De todos modos yo creo que cada uno es feliz con lo que tiene, y no es necesario tener hermanos para serlo, es cómo lo de tener hijos, hay gente muy feliz sin hijos y no los necesitan, cada uno vive de una manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Eso mismo creo yo.
      Claro, no es necesario e imprescindible tener hermanos para ser feliz, pero sí que es verdad que la niñez suele ser genial.
      Besitos.

      Eliminar
  32. Yo no puedo vivir sin mi hermana, y eso que a veces la estrangulaba. Cuando éramos pequeñas estábamos todo el día peleando y ahora cada vez que me pasa algo es a la primera que llamo.
    Ahora mis hijas me recuerdan a nosotras y yo les digo lo mismo que me decía mi madre: tenéis que cuidados porque después sólo estaréis vosotras, y sólo OS tendréis la una a la otra.
    Buen tema, precioso.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, a veces todos estrangularíamos a nuestros hermanos, pero al final son la familia que nos queda.
      No, sin ellos no se puede vivir.
      Besos.

      Eliminar
  33. Es un post muy bonito :) yo tengo un hermano y me habría encantado tener también una hermana. Cuando mi madre se quedó embarazada de mi que soy la menor siempre decía que ojalá vinieran dos niñas en vez de una. De todos modos sólo me llevo un año con mi hermano y nos queremos mucho, a pesar de que el ya hace su vida fuera de casa, no sabría qué hacer son él. Besos :)

    ResponderEliminar
  34. Que bonito!!! Yo tengo a mi único hermano, es cuatro años y pico mayor que yo, y sin él, desde luego, mi vida no hubiera sido igual. Mira, incluso ahora, quien te crees que nos ha ayudado a salir adelante con nuestro problema, mis tres sobrinos, los hijos de mi hermano, que hemos ayudado y ayudamos a criar, por temas laborales de ellos. Mira, hoy, por ejemplo, estoy aquí con el pequeño, 6 meses tiene, y como está malito está con la tía en casa, y no puedo ser más feliz. Tener a mi hermano y que me permita ayudarle con sus peques, ha sido la mejor medicina para superar ciertos traumas ;-)
    A nosotros con los tratamientos todo el mundo nos dice, verás como vengan dos de golpe, y nosotros decimos, ojalá, pensando en ellos, ojalá vengan dos.
    Besazos

    ResponderEliminar