martes, 26 de enero de 2016

Turismo en Gijón; Parque Isabel la Católica.

Parque Isabel La Católica; un sitio lleno de encanto.

Hola a todos.¿Qué tal estáis? Ya estamos a martes, la semana está en marcha y todo va a salir genial.
Antes de nada mil gracias por los comentarios de ayer, son tantos y siempre tan buenos que me alegran un montón así que gracias, de verdad.

Hoy iba  hablar de dos de mis parques favoritos de la ciudad, pero creo que me quedaría un post tan extenso que sería imposible, así que empezaré por uno de ellos, mi favorito desde que recuerdo.

Yo soy muy aficionada a los parques. Cada vez que voy a una ciudad siempre quiero conocer sus parques. Cuando mis hijos eran pequeños y me iba a una ciudad o pueblo cualquiera, lo hacía para que jugaran y se divirtieran, y ahora que son mayores lo hago porque me gusta, sin más.

Y ya sabéis que mi post no va a ser un post turístico al uso, es más bien un post escrito con el corazón, con los sentimientos y los recuerdos.

Este parque fue diseñado en 1941 así que en el jugaron mis padres de niños, mi hermana y yo, mi marido y sus hermanos y mis hijos, sus primos y sus amigos.



Parque Isabel la Católica Gijón.
La zona de juegos ha ido cambiando con los años.

Lo que más me gusta de este lugar es sin lugar a dudas lo impregnado de recuerdos que está.


Parque Gijón
Aquí estamos con mi padre, antes todo era distinto pero igual de bonito.

Podemos acceder a él por varios sitios. Si estamos en la playa hay un paso subterráneo que nos lleva directamente.
A veces, cuando salgo a correr y no tengo prisa me voy a dar un paseo hasta el parque, a ver a los pájaros, a pasear por la gravilla entre las estatuas y a contemplar a las ardillas que vienen a buscar algo rico de comer.


Parque Gijón
Las ardillas, curiosas, se acercan a la gente.

También podemos acceder por la Avenida Castilla, que es una calle muy amplia, solo hay que cruzar un prado y estamos en el parque.

Cuando voy por esta calle me detengo en una casita que hay a la entrada, supongo que es donde guardan los útiles de jardinería, y observo unas preciosas estatuas de una mamá observando a su hijo.
Antes había dos niños pero no sé porqué ahora solo hay uno.
Cuando mis hijos eran pequeños decían que éramos nosotros, yo la mami y ellos los niños,jajaja.


Estatuas parque Isabel la Católica de Gijón
Antes había un niño más y mis hijos decían que éramos nosotros,jajajaja.

Luego nos encontramos una serie de caminos de gravilla adornados por rosaledas y estatuas maravillosas y unos hermosos bancos de piedra que ahora quieren cambiar.


Gijón Isabel la católica
Caminar por aquí es delicioso, la gravilla resuena y las estatuas están salpicadas...

Y tenemos el palomar. Hace años allí vivía Paco, un cuervo precioso, pero ahora solo hay palomas. Y al lado hay una enorme pajarera con emús, gallinas de guinea, agapornis, ninfas, periquitos, faisanes y algunas aves más. Pasar por ahí es envolverse en una algarabía que me gusta un montón, pájaros de todo tipo piando con esas vocecitas tan dulces.


¿Veis los faisanes paseando? Y en las jaulas hay agapornis, periquitos...de todo.

La zona de juegos es enorme, hay todo tipo de columpios y cacharritos para los niños, y han ido cambiando a lo largo de los años.

Y luego está el estanque principal. En el medio hay una isla con frondosa vegetación y cuando era pequeña mi madre se inventaba historias chulísimas, y años después yo las inventaba para mis hijos, era una isla encantada con muchos misterios, con una lancha allí varada en la que seguro viajaban hadas, duendes y muchas otras criaturas mágicas. A día de hoy me siguen intrigando esa isla y esa lancha.


isabel la católica Gijón
La de historias que nos hemos inventado mi madre y yo de esa isla tan misteriosa...


En el estanque viven muchísimas aves, es una reserva y es una gozada verlas, especialmente en primavera, cuando hay muchos bebés de todas las especies. Y siempre que voy estoy siglos mirando los cisnes bebés y pensando que el cuento de El patito feo está equivocado, de feo nada,no se puede ser más adorable. Con razón mi hija se negaba a llamarlo así y era El patito guapo.

Al lado del estanque hay una cafetería y es genial sentarse allí alguna tarde, o un domingo por la mañana después de ir al rastro, tomar algo y dejar que el sol nos caliente.



parque gijón
Es increíble la cantidad de aves que viven en el estanque.

Pero no solo tenemos el estanque de la isla encantada, es un parque amplio y hay más estanques, todos muy chulos aunque menos misteriosos que el principal. Y también tenemos un río con sus puentes, que también son muy románticos.


gijón reserva de aves
En invierno están más tranquilas y en primavera hay tantos bebés adorables...

Cuando yo era pequeña y el running se llamaba footing había un circuito que hasta hace muy poco aún estaba, y tenía zona de abdominales, unos troncos para subirse, lianas...cómo molaba!!!!

Y además había kiosco y barquillero, así que cuando era iba con mis padres siempre me compraban rosquillas de anís y un barquillo,y aunque son cosas que comía en más sitios en ninguno me sabían igual que allí.


Todos los rincones son bonitos, lo blanco es el palomar y el edificio largo la pajarera.


¡No sabéis que ilusión me hacía ir guardando el pan duro para los patos! Todos comían en la mano y eran tan adorables.

Recuerdo una vez cuando yo tenía 12 años y había ido con mis padres después de clase; estábamos dando de comer a los patos cuando se nos acercaron unos niños y nos preguntaron si queríamos un pato.
Al parecer querían soltarlo allí pero era muy pequeño y les daba miedo que se lo comiese una gaviota.
Mis padres nos dejaron llevarlo para casa y nos lo quedamos desde ese día, que era martes, hasta el domingo que lo llevamos al pueblo con el otro pato que ya habíamos tenido en casa. Era tan precioso y vivió tan feliz con su amiguito que a día de hoy me sigo acordando mucho de él y los días que pasó en casa.

Son tan monos.
Qué elegante.

Cuando mi hijo comía tan tan tan mal, tenía unos dos años, muchas veces los llevaba a este parque con mi marido o con mi madre y les dábamos de comer en los columpios de bebé, o viendo los patos, y durante una buena temporada resultó y comía un poco mejor, y además nos encantaba comer al aire libre.


Los bancos de piedra y hierro son muy bonitos.

Las estatuas que adornan el parque están salpicadas aquí y allá. Hay una de Isabel la Católica, un busto de Evaristo Valle, otro de Piñole y otro de Ventura Álvarez Sala, mis tres pintores asturianos preferidos.
Y la estatua de Flemming, cuya familia vino a la inauguración es muy bonita y significativa.


Con mi madre y sus historias nos lo pasábamos genial. El cestito que llevo está al revés pero era un gatito, es que me encantan de siempre. Si os fijáis se intuyen las orejas.


Cómo anécdota os diré que junto al parador El molino viejo hay una pista donde mis hijos aprendieron a patinar. Y yo me reía mucho porque jugaban a ser las chicas de Carrefour que iban en patines y yo era la clienta que quería cambiar cosas,jajaja, podía pasarse así la tarde entera.


Aquí estamos mi herana y yo muy cerca de ese famoso parador que os digo y los cisnes son más grandes que nosotras,jejeje. Cuántos recuerdos.

Y otra vez estaba la selección española de fútbol alojada en ese parador y en un contenedor que se veía desde la pista había unas cajas de zapatos que imagino serían de su calzado deportivo. Bueno, pues tenían el nombre de los jugadores y vi que había una que ponía Luis Enrique y casi me mato por llegar a ella, pero nada, no hubo forma y menudo ridículo. Desde luego lo mío con él siempre tiene que ver con los zapatos, sino mirad lo que me ocurrió aquí.



Qué bonito, quizás es nieto del de la foto con mi madre.


Para acabar os diré que este parque huele a tardes de Feria de Muestras en verano, cuando lo cruzamos al volver a casa agotados, a mañanas de inviernos después de ir al rastro, mi primer cumpleaños infantil fue precisamente ahí, viendo los patos y corriendo como locos en la zona de juegos.


Siempre hay rincones por descubrir, siempre.

Si pienso en momentos llenos de paz sin duda tengo que pensar en este sitio, un lugar pintado de risas infantiles y de juegos, de paseos y de cuentos.

Este parque sabe a la infancia de mis padres y a mi infancia ayudada por sus recuerdos, a la cara de sorpresa de mis hijos cuando les comprábamos un molinillo de viento en el kiosco y lo hacían girar soplando y a sus primeros paseos con amigos, y también a sus primeros amores, y quien sabe si también llevarán a sus hijos y les contarán cuentos sobre una isla encantada.


La luz del atardecer le da un encanto especial.

Bueno, como de costumbre me ha quedado un post larguito larguito y tenía tantas fotos que me resultaba difícil descartar, ainnnns. Espero que os haya gustado y os apetezca mucho venir a Gijón y lo conozcáis, que os maravilléis con las Driadas, La Maternidad y las demás estatuas y os enamoréis de los colores del otoño al atardecer.

Mil gracias por leerme y nos vemos mañana!!!!!


50 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado esta entrada! En Gijón tenéis un parque precioso... e inmenso! A mi también me gustan mucho los parques. Cerca del pueblo donde vivo hay uno (era una villa privada y se tiene que ir en coche) que imita al estillo colonial de Cuba. Es precioso y hay muchas aves y estanques. De vez en cuando, sobretodo en primavera me gusta coger el coche e irme con J o mi sobrina a darme un paseo.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!
      Me acuerdo del parque que dices, me lo contaste hace tiempo y era precioso, me encantó.
      Aquí en Gijón hay otro que fue villa privada y del que tengo historias de mis padres así que otro día hablaré de él.
      Un besín.

      Eliminar
  2. Que bonito!!! La verdad es que sólo he estado una vez en Asturias, concretamente estuvimos en Cangas de Onís y poco más, era uno de esos viajes en los que vas por varios puntos de España (salimos desde Valencia con el coche y fuimos Albarracín, Zaragoza, Laredo, Cangas de Onís y Santiago de Compostela y la vuelta del tirón a Valencia) que por cierto disfrutamos muchísimo de ese viaje, y nos encantó tu tierra. Tengo muchas ganas de volver porque además tenemos unos amigos en Oviedo. Cada vez que subís alguna imagen me entran más ganas de ir. Espero no tardar demasiado en ir a conocer todos esos sitios tan bonitos que enseñas y de paso ponerte cara ;-)
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es que tu viaje fue muy relámpago, mi madre es de un pueblo cerquita de Cangas de Onís, en plenos Picos de Europa.
      Tienes que venir, te va a gustar y vas a volver renovada porque hay tanta naturaleza que es imposible no desconectar.
      Besos y ojalá vengas pronto.

      Eliminar
  3. Hola. me encanta el detalle del cestito que llevabas en forma de gatito. Este parque lo visité haceaños y ya me pareció precioso y super bien cuidado. Me gustó leer tus experiencias en este entorno tan ideal. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!1
      El cestito era precioso, mi hermana tabién tenía pero en la foto no lo lleva, nos duró mucho tiempo.
      Siiii, el parque está muy bien cuidado y es una visita muy recomendable.
      Muy feliz semana.

      Eliminar
  4. Muy bonito!!! aunque estuve en Gijón hace unos años, no tuve tiempo para visitarlo!!!!, la próxima!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Si vuelves tienes que ir, es muy relajante y hay muchísimas estatuas, el arte asoma por todas partes.
      Besos.

      Eliminar
  5. Hola guapa, no conozco Gijón pero lleva en mi lista de destinos varios años, gracias por acercarnos un pedacito.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Pues espero que pronto puedas venir, te encantará.
      Un besito y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  6. Qué bonito!!! mira que estar en Asturias y no ir a ver Gijón...no tengo perdón. Me encantan los parques dónde hay animales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainnnnns, si vuelves tienes que venir, y este parque y otros más le van a gustar mucho a UNMF, son geniales.
      Un besito.

      Eliminar
  7. Ufff cuántos recuerdos .... mira que Gijón tiene parques, pero cuando hablamos de "el parque" nadie duda que hablamos del parque de Isabel La Católica, cuántas tardes pasadas en él, de niña y de madre!!! jajajajajajaa También de adolescente, comiendo pipas sentadas en los bancos de piedra jajajjaajajaa La verdad es que es precioso y trasmite tanta tranquilidad. Lo único malo, para mí, son los pavos reales, me dan pavor jajajajajajajajajajaajaa
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!1
      Cierto, si decimos voy al parque es este, no hay otro.
      Yo creo que todos hemos vivido muchísimas cosas ahí, comer pipa en los bancos, los niños de pequeños...pero a mí me encantan los pavos, son monísimos y de pequeñitos ni te digo.
      Besos y feliz martes.

      Eliminar
  8. Hola Marigem!!
    Pero qué cosas tan bonitas nos enseñas!! Y escritas desde la emoción, desde el recuerdo y el corazón. Me encanta. Es un lugar que transmite mucha calma, no? Eso me ha parecido en las fotos. Además con espacios amplios, animales... En primavera se tiene que poner precioso. Uno de los sitios para visitar si pasamos por Gijón. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Me alegra muchísimo que te guste. La verdad es que he vivido muchísimas cosas en ese parque, he ido con todas las edades y en todas las situaciones, con padres, abuelos, amigas, novios, hijos...
      Y transmite muchísima calma, si estoy un poco agobiada voy por el paseo de la playa, me acerco allí y vuelvo a casa mucho mejor, no hay mejor bálsamo.
      Un besito y si os acercáis a Gijón no dejéis de visitarlo, os conquistará.

      Eliminar
  9. Buenos días guapa!! Me ha encantado este post porque me has ido trasladando a tu historia conforme te iba leyendo... yo no soy muy de parques aquí en la ciudad pero en Irlanda me encantaban... Eran tan grandes y tan verdes que parecía que te habías perdido por la selva. También tengo muy buenos recuerdos del parque de mi pueblo. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!
      Es que los parques de ciudad de aquí producen esa sensación, no parecen de ciudad, bueno algunos sí, pero este y otros 3 4 más son inmensos.
      MMe alegra muchísimo que te guste el post, un besito y muy feliz martes.

      Eliminar
  10. Pues parece muy bonito. Si alguna vez piso Gijón por más de media hora (no como esta última vez) iré a conocerlo. Me ha dejado intrigada qué habrá pasado con el otro niño-estatua...

    ¿Tienen emús en esas jaulas tan pequeñas? Pobrecitos, ¿no?

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      Lo del niño estatua nos intriga también a nosotros, además era el más bonito, el niño intentando subir a un cubo igualito al que está sentada la mami.
      Los emús no están en esa jaula, están en un jardín vallado alrededor que es bastante mayor pero en mi opinión no deberían estar ahí, sé que fueron donados y sus crías las usan para cambiarlas por otros animales de los que hay pocas especies para evitar consanguinidad. En este punto tampoco estoy muy de acuerdo pero no quería hacer el postt reivindicativo ya que me gusta tanto el sitio..
      Un besito.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  11. Desde luego viendo esta maravilla de Parque tengo que volver a tú tierra y a tú ciudad, entre otras cosas para ver este parque tan bonito, es una maravilla poder disfrutar de estos parques. Ojala Alicante tuviera un parque como este por dios, que el único que tenemos, y que yo disfrutaba de pequeña esta hecho una pena porque no lo cuidan en fin, es una pena. un beso. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Siiii, tienes que volver. La verdad es que este parque está muy bien cuidado, y es muy bonito en invierno con las hojas secas y en primavera con los animalitos bebés.
      Un besito.

      Eliminar
  12. en ese parque estuve yo! hice fotos de los pavos reales, que se paseaban tan tranquilos entre la gente, y de los patos del estanque. además los patos me recuerdan a esther, porque eran amigos suyos y les contaba sus penas. me encanta la foto de ese pato en primer plano, qué simpático está!
    también me acuerdo de las aves exóticas del palomar. en realidad conozco sólo una pequeña parte. por lo que nos muestras en tus fotos, tiene muchos rincones por descubrir.
    me ha encantado esta entrada, besitos gema!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!
      Siiii, me acuerdo que me lo habías dicho así que estaba esperando tu comentario.
      A mí también me recuerdan a Esther, en el primer libro aparece contando sus cosas a los patitos, mi hermana y yo a veces nos llevábamos una versión pequeña del cómic y lo leíamos en algún banco tranquilo,jejejeej.
      La foto del pato tiene tiempo, pero es tan adorable, comía en mi mano.
      Un besito y tienes que volver, hay muchos rincones y miuchas estatuas preciosas.

      Eliminar
  13. Pero qué bonito!!! Me encanta porque parece un parque con solera y muhos años y eso le da un encanto especial. Tiene rincones diferentes y variados...y sobre todo me han gustado mucho tus fotitos de peque y las capas y abriguitos tan bonitos ;). Feliz martes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      Los abriguitos y todas esas cosas nos las hacía mi madre y eran preciosos.
      Un besito guapa.

      Eliminar
  14. ¡Que historia tan bonita!
    La verdad que contado así es un sitio genial. Te reirás de mí pero yo necesito reconciliarme con los parques. Resulta que mi madre es muy miedosa y quieras que no eso me lo ha pegado, y para ella los parques grandes son el demonio. Sitios ideales para que se esconda alguien y te haga algo, más si es de noche. Siempre con miedo de los parques y claro, eso se pega. Ahora estoy aprendiendo a quererlos. Ojalá algún día los disfrute como tú.
    Lo malo que cerca de mi casa no hay ningún parque grande y pocas veces he estado en ellos y tengo pocos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      Me alegra mucho que te guste.
      No, mujer,como voy a reírme. A ver, tu madre tiene algo de razón, los sitios grandes y llenos de recovecos de noche pueden ser peligrosos,de hecho el caso que te contaba el otro día del niño degollado delante de su madre fue en este parque pero fue a pleno día y por una persona que iba buscando a alguien para asesinar, fue algo muy puntual y podía haberle pasado en la playa, en un centro comercial o en un parque pequeño.
      Cada uno es como es y si ella es miedosa pues es lógico que te lo haya pegado, pero ya verás como poco a poco se te va quitando el miedo y empiezas a disfrutar de todos los sitios, es cuestión de tiempo, además tú ya disfrutas de muchas cosas así que tampoco pasa nada. Un besito guapa.

      Eliminar
  15. Hola Mari! Me encantan tus descripciones y de largo nada! Cuando hay tanto que mostrar creo que las palabras se quedan cortas. Es un parque hermoso, bellísimo y muy muy grande, definitivamente, como dices, siempre hay un rincón por descubrir. Creo que lo que los hace más bello aún son tantos recuerdos que tienes de él y ver como van cambiando algunas cosas a través de los años. Definitivamente es un lugar para visitarlo en más de una ocasión para poder disfrutar de tantos espacios que tiene, y poder visitarlo en cada época del año también sería maravilloso, verlo de colores ocre, totalmente blanco, lleno de flores o muy soleado y colorido :)
    Besitos Mari!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maribel!!!!!
      Me alegra muchísimo que te guste. Este parque está muy lleno de recuerdos, es increíble que mis padres jugasen en la misma zona en la que luego jugué yo y más tarde mis hijos.
      Me gusta mucho ir de vez en cuando y pasear por los distintos sitios que tiene. Un besito, y has dado en el clavo, me gusta ir en las distintas estaciones para ver los cambios.

      Eliminar
  16. QUé chulo! Mira que llamar a un cuervo Paco? Jajajaja. Bonitos recuerdos. Qué tiempos aquellos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, ya te digo, no sé a quien se le ocurriría pero al fina no me lo imaginaba con otro nombre.
      Un besito.

      Eliminar
  17. Si este año voy a Gijón no puedo dejar de visitar el parque de las ardillas de ninguna manera :) Eso, y una sidrería que es lo que te digo siempre jejejeje La verdad es que el parque entero se ve precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, son tan guapas y tan listas, es increíble la memoria que tienen, recuerdan onde escondieron la comida aunque pase el tiempo.
      Hombre, es que venir a Gijón y no ir a una sidrería tiene delito, un cachopín y tarta de sidra, mmmm. ;)

      Eliminar
  18. que bonitas las figuras de la familia, y tiene que ser precioso este parque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!1 Si, son unas estatuas preciosas.
      Un besito.

      Eliminar
  19. Qué maravilla de parque, Gema. Aquí en Alicante no tenemos nada ni remotamente parecido. A mi me encantan los parques, aunque no es tan especial como el que describes, el de Canalejas me recuerda a mi infancia y por eso le tengo un cariño enorme.
    Ojalá pueda conocer tu parque algún día.
    Mil besos, me ha encantado tu entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari!!!!
      La verdad es que es un tesoro y a veces tengo la sensación de que la gente no lo valora lo que debería, con tantísimas estatuas, animales, lo limpio que está...
      Seguro que cualquier día te tenemos por aquí.
      Un besín y muchas gracias por tus palabras, me alegra que te guste.

      Eliminar
  20. Vaya parque más bonito. Tiene unos rincones preciosos. Esos patos... que monada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Ayyyy los patos son para morir de amor.
      Besos.

      Eliminar
  21. Què belleza estar en un lugar donde aver como esas pasen tan cerca. Acà usualmente vemos ardillas e iguanas. Es que en mi ciudad no hay ningùn parque con estanque y la verdad, sento que la misma cultura del panameño no le permite cuidar como es debido las àreas pùblicas. Es muy frecuente ver basura en los parques, papeles y cartuchos tirados en el piso, y nadie lo bota en su lugar o los recoge, a menos que vengan los aseadores pagados por el Estado a darle mantenimiento al parque.

    Es una de las cosas que màs rabia me dan de mis paisanos. NO tienen ese sentido de pertenencia con los lugares pùblicos. Las fotografìas son maravillosas.

    ResponderEliminar
  22. Que bonitas fotos las antiguas, entra mucha nostalgia ver como cambian las cosas, ellos.ademas parwue es precioso!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Es un parque precioso que me trae grandes recuerdos. Merece la pena visitarlo! Un besin guapa.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  24. ¡Qué gusto da recorrer los parques en qué jugaste de niña!
    Tienen algo especial y el de Isabel la Católica está lleno de rincones encantadores, a mí desde luego me gusta mucho y no me extraña que a ti te entusiasme
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Conozco el parque de Oviedo, San Francisco, creo recordar que ese es su nombre, hasta fui en un viaje de fin de semana de aquella época, cuando se tardaban horas aunque el trayecto no fuese demasiado largo. Este de Gijón también me ha recordado al anterior, pero con otro estilo.
    Marigem, soy también una gran admiradora de los parques, porque mi infancia estuvo siempre rodeada de parques, en ellos solía pasarme mis mejores momentos de juegos y haciendo amiguitas nuevas, ya que por esos años las niñas solíamos juntarnos con otras niñas y de vez en cuando aparecía algún/os hermano, primo de ellas, aunque siempre para hacernos travesuras. También aprendí a montar en bicicleta con ayuda de mi padre. Y para no extenderme mucho, solía comprar todo género de chuches, desde bolsas de pipas tostadas, chufas, cacahuetes, piruletas, manzanas caramelizadas... y el caso es que todo sabía riquísimo, porque no había colorantes ni química alguna para disfrazar su sabor natural.
    He disfrutado mucho con tus bellas imágenes y estos estupendos recuerdos de tu infancia.
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias por este paseo por el parque. creo que cuando estuve por primera vez en Gijón estuvimos paseando por ese parque y no lo conocí mucho por que ese día llovía y estuvimos poco tiempo pero con tu paseo me has despertado las ganas de volver , Cuando vaya de nuevo por allí he ce visitarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. es un parque precioso, juraria que ya habia comentado, ains, se me debió pasar

    ResponderEliminar