lunes, 5 de octubre de 2015

Los autobronceadores y yo

Anécdotas; Mis historias con los autobronceadores.

Hola a todos y bienvenidos un lunes más.¿Qué tal el finde? Espero que hayáis podido descansar para empezar la semana con fuerza pues por aquí hemos tenido un par de días muy bonitos. Bueno, ayer de repentre cayó un chubasco pero por lo demás genial.

Hoy me apetecía empezar riéndonos un poco así que voy con un par de anécdotas. Si os apetece leer más anécdotas de esas que me pasan, caídas, encuentros absurdos con famosos, recordar cuando llevé a mis hijos hechos una facha o cuando pillé garrapatas en la pestaña de arriba que pone anécdotas, justo debajo del cabecero, las tenéis.




anécdotas con autobronceadores
Siempre es mejor un moreno natural, de playa.


La adolescencia y el autobronceador.

No hay peor época que la adolescencia, a veces hacemos cada cosa para estar guapas que años después nos quedamos alucinadas.

A mí siempre me ha gustado estar morena, y por el verano cojo el color bastante bien, pero en invierno soy blanca, por muy morena que me ponga en verano en invierno soy blanca, y claro, en la adolescencia eso era un drama y una tragedia.

Recuerdo que una compañera de clase apareció un día luciendo un moreno que en aquella época no era normal. Y tras un exhaustivo interrogatorio en el que algunos la acusaban de ponerse la lámpara de rayos UVA(como si eso fuera pecado mortal) confesó que había usado un autobronceador, y tras otro interrogatorio, más exhaustivo aún, nos dijo la marca, que vendían en farmacias.

Y en ese momento esta muchacha me creó una necesidad, y os juro que necesitaba, valga la redundancia, imperiosamente ese producto milagroso.

En casa convencí a mi hermana para que lo comprara a medias conmigo porque la chica nos había dicho el precio y no me alcanzaba con lo que tenía ahorrado. Y mi hermana, deseosa de estar guapa y divina accedió.

Recuerdo que mi madre nos dijo que eso no siempre quedaba bien, que había que preparar muy bien la piel, insistió en que esperásemos a que ella estuviese en casa para ayudarnos(trabajaba pero no llegaba tarde y daba tiempo de sobra) pero nosotras ni caso, fuimos a la farmacia, lo compramos y corrimos a casa como unas locas.

La piel la limpiamos bien, eso sí, y aplicamos el producto como indicaba el fabricante. Las instrucciones decían que en un par de horas se podrían, insisto en el condicional, podrían ver algunos resultados. Y como al cabo de un par de horas a nosotras no se nos notaba nada obviamos ese podrían, y sin esperar un poco más y sin ningún cuidado nos aplicamos otra capa de autobronceador en la cara, cuello, escote y manos.

Pasaba el tiempo y no veíamos cambio alguno así que aplicamos más y sin esperar a que se secara fuimos a la cama, con mi madre diciendo que eso no iba así, y meneando la cabeza.

Cuando al día siguiente vimos nuestras almohadas marrones supimos que algo de efecto había hecho.

Pero¡¡¡Horror!!!! Nosotras no quedamos morenas quedamos parcheadas y amarillas.
Desesperadas empezamos a lavar la cara con jabón, con una leche limpiadora de Johnson`s que creo que no fabrican, con alcohol y agua oxigenada y acabamos echando Nivea de tarro azul, que era la cura mágica de entonces, pero nada, todo fue envano.
Y al ver que no se iba nos pusimos base de maquillaje con un  montón de polvos compactos para ir a clase, pero aquello no había quien lo disimulara.

Y lo peor fue que por entonces estaba de moda el programa Humor amarillo, y un compañero de clase tuvo la genial idea de decir que parecíamos sacadas del programa.

Conclusión; Durante todo el curso nos llamaban las humor amarillo.       Y desde luego no recomiendo usar autobronceadores, y si se hace, paciencia, una sola capa y esperamos a que seque muy muy bien.
Si alguien aparece con un moreno muy chulo y dice que es de autobronceador no lo creáis, será de rayos UVA y no lo quiere admitir.
Ahhhh, y no solo se aplica en las manos, se debe subir un poco por los brazos.


anécdota autobronceador
Un día de playa siempre es mejor que un autobronceador, ainnns.


Autobronceador en las piernas.

Después de mi experiencia adolescente nunca había vuelto a usar un autobronceador. Pero cuando mi hijo pequeño iba a hacer la Comunión yo estaba muy morena de cara y brazos por salir por ahí con mis hijos, pasaba mucho tiempo al aire libre, pero siempre iba en pantalón y las piernas estaban muchísimo más blancas que la cara y los brazos.

Siempre me pasa, tengo la suerte de ponerme morena rápido, pero es moreno de obrero que me cuesta un montón igualar.


El año anterior para la Comunión de mi hija había llevado un vestido largo y con medias no se notaba la diferencia, pero para la de él iba a llevar un vestido  más corto y no quería ir bicolor por el mundo.

Recuerdo que probé muchas medias pero había diferencia de tono con los brazos, y una amiga me dijo que podía usar toallitas autobronceadoras para las piernas aunque luego llevase medias, para igualar un poco.

Dudosa accedí y compré un par de toallitas en la farmacia, creo que eran de Comodynes, aunque no estoy segura.

Me exfolié las piernas y lo apliqué muy bien porque no quería volver a ser humor amarillo y encima parcheada.
Las indicaciones decían que había que lavarse muy bien las manos al terminar, cosa muy lógica.

Cuando acabé y me iba a lavar las manos llamaron por teléfono y lo cogí, pero fue una cosa muy muy breve y os aseguró que no tardé ni dos minutos en lavarme las manos, la llamada fue cosa de poquísimo tiempo.
Y al colgar me lavé a conciencia, con jabón y agua calentita.

A la mañana siguiente mi piernas tenían un color relativamente uniforme, al menos con medias quedarían pasables pero las palmas de las manos las tenía de un negro tirando a marrón pardusco horrible y encima churretosas, vamos un desastre. 
Esa llamada telefónica fue mi perdición pues seguramente al lavarme solo se retiró una parte del producto, el resto ya había sido absorbido.

No os imagináis la pinta de mis manos, parecían sucias, Grrrrr. Definitivamente los autobronceadores no son lo mío.

Conclusión; Para aplicar estos productos es mejor usar guantes o no contestar al teléfono te llame quien te llame. 
Por si alguien lo quiere saber me pasé la Comunión con las manos escondidas, pegadas al cuerpo, apoyadas o cruzadas, y para dar los detalles de recuerdo a los invitados yo sujetaba la cesta y repartían las cositas los niños,jajajaaja.
Y días después seguía igual, el efecto duró unos cuantos días.

Bueno, pues hasta aquí las dos anécdotas que espero que os hayan gustado o que al menos sivan para reír un poco. Por cierto, un amigo de la familia cuando nos ve a mi hermana o a mí aún nos llama Humor Amarillo y se arrepiente mucho de no tener fotos de ese momento porque según él éramos un cuadro,jejejeje.

Y vosotros;¿Tuvísiteis algún percance parecido?¿Qué opináis de los autobronceadores?¿También tenéis moreno albañil?
Besos y hasta mañana!!!!!

51 comentarios:

  1. jajajaja yo tuve una experiencia con un autobronceador... Me iba a confirmar y estaba requete-pálida. Un día hablando de los autobronceadores consguí que mi madre comprara uno y lo probáramos. Me lo aplicó ella, lo juro... pero por la mañana.. parecía que me hubiera restregado la cara con café!!!! Madre del amor hermoso... ¡qué cara! parecía roña acumulada de años y años!!! Y las piernas... parecía una vaca... ¡qué desastre! Afortunadamente quedaban un par de meses para la graduación y fue una prueba... no he vuelto a usar auto-bronceador. Sé que ahora los han mejorado, pero yo no me fío ni un pelo!

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj, tú fuiste más lista y probaste, pero yo, ya con una edad y de cara a la Comunión de mi hijo me lo echo directamente, ainnns.
      Yo no me fío nada, es que parece roña, y cuanto más te lavas más roñoso pareces. Y a mí lo del cuello me duró mucho tiempo y eso sí que quueda fatal.
      Un besito guapa!!!!!

      Eliminar
  2. jajajaja me he reído un montón.
    Yo siempre he sido blanca y lo sigo siendo pero mira que he tenido complejos pero ese siempre me la ha traído al pairo. Me he dejado influenciar por muchas cosas pero no por el color de mi piel.
    Me has recordado a otra anécdota. Una amiga en el insti no lo pasaba igual de bien y estaba obsesionada con que parecía un fantasma. Tuvo una boda y se compró de esas toallitas y le quedaron las manos a corros, feísimas. Y eso que sólo le vimos las manos. Lo pasó pero que cuando era blanca.
    Besitos de lunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Eso es exactamente lo que me pasó a mí, me quedé llena de churretes y con un aspecto de no haberme lavado las manos en días.
      Un beso y es genial no tener complejo por el color de piel, con el tiempo vi que era una idioted, y más poniéndome morena en verano. Ayyyyyyyy la adolescencia.
      Besos.

      Eliminar
  3. Yo si los he usado, y el truco era exfoliarse muy bien antes, y no echarse en las rodillas, que de por sí, están siempre más morenas. Eso sí, hace años que me da igual estar morena o no...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii, yo en las piernas me exfolié mucho y lo que es en las piernas me quedó pasable, pero el lío de las manos fue penoso, parecía que no me había lavado en días.

      Eliminar
  4. Muy buenas tus anecdotas, esta bien empezar riendonos la semana. Yo la verdad es que eso de broncearme lo llevo mal igual me da autobronceador que no, estoy como la leche. Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, si es que vale más estar blanquita y mona que quedar como me quedé yyo. Uqn beso.

      Eliminar
  5. Yo no tomo el sol, porque me da panico. Pero uso muchos autobronceadores de diferentes marcas, y he dado con la mia, un autobronceador natural, por supuesto yo solo lo uso en verano, me gusta ser blanquita pero en verano quiero realzar un poco el color, Es cierto que hay que tener cuidado, yo tengo un guante para aplicarlo y una brocha para repartirlo bien. Una nunca sabe lo que le va a pasar. Y sí, la adolescencia es muy mala y en seguida buscan fallos para poner motes.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!! La verdad es que al leer tu post de autobronceadores recordé que tenía este en borrador y por eso me animé a sacarlo.
      Siiii, yo ahora ya soy más consecuente para usarlo, la adolescencia es terrible.
      Yo si tomo el sol pero sin hacer tonterías, con crema, sombrero, con cuidado y sin exponerme demasiado. Un beso.

      Eliminar
  6. Hola. son dos anécdoctas que me pasaron y que cada año cuando me quiero sacar las medias me siguen pasando porque nunca aprendo!. Cada año alguna compañera me recomienda algún autobronceador y al final me quedo a manchas o con un color muy poco natural... Lo de las manos ya lo soluciono con guantes pero creo que no tengo paciencia con las cremas. Como bien dices, el moreno natural es el mejor pero por el norte no siempre lo conseguimos en los primeros dñia de verano- Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, es que al final todas picamos.
      Siiii, lo de las manos se soluciona con guantes y yo fui boba de remate.
      Ayyyy el norte nos hace hacer tonterías para ponernos morenas.jajaja.

      Eliminar
  7. Jajajaja. Yo cojo color con mucha facilidad pero, como no suelo tomar el sol, también me pasa eso de andar por la vida con las marcas de la camiseta y demás y luego no lo igualo ni a la de tres.
    En cuanto a los autobronceadores, a lo más que he llegado es a usar una hidratante bronceadora que, pasados los días, me terminó dando un tono poco saludable, como de hepatitis, y encima con lamparones. Los autobronceadores y similares los carga el diablo. Jajajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, estás como yo, ese moreno de obrero es complicadísimo de igualar.
      El tno amarillo con manchas es una pesadilla, siiiii, los carga el diablo,jejejeje.
      Beoso guapa.

      Eliminar
  8. jajaa, me ha hecho mucha gracia lo de "ir bicolor por la vida". :) lo de cuando eras adolescente, pues bueno, cosas que se hacen en la adolescencia. lo de tus manos el día de la comunión, seguro que no era tanto y la gente no se fijó, pero aun así fue un buen recurso dejar que los niños se encargaran de repartir, jeje.
    yo soy blanco no, lo siguiente. en verano, cuando iba a dar paseos por la playa a diario, sí cogía color. tenía que animarme a quitarme la camiseta desde el principio, porque mi tripa estaba blanca, pero si no le daba el sol iba a seguir estando blanca y haría contraste con otras zonas de mi miel que para entonces ya estarían doraditas.
    besos, marigem!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, es que lo pensaba, iba a ir bicolor por la vida, y sin ningún estilo ni glamour.
      Siiii, lo de las manos era para tanto y más, no te imaginas, pero solo lo vieron los que comían a mi lado y afortunadamente eran mis padres, marido y hermana así que no me preocupó mucho.
      Jajajaj, qué bueno lo de la barriga blanca permanente.
      Besos!!!!!!!!

      Eliminar
  9. jajajajaja que me he reiido! Pues me alegro de no haber caído ante los encantos de los autobronceadores. Sobre los 15-16 años tenía un ligera obsesión por ponerme morena (por lo que veo, es algo que pasamos casi todos jaja) pues le insistí a mi madre que me comprara algo así sobretodo por las piernas, porque tengo falta de melanina y por mucho color que coja siguen blancas igual. Pero no me hizo nunca caso jaja y se lo agradezco.
    Ahora prefiero estar blanquita^^ jaja
    Gracias por compartir tus anécdotas y sacarnos una sonrisa=)
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja, qué suerte qu etu madre no te lo comprara!!!!
      A mí no me dejaba pero como tenía inerito ahorrado pues ni caso, y así nos fue,jajaja.
      Claro que sí, no pasa nada por estar blanquita pero en la adolescencia eso es un drama.
      Un beso y me alegra haberte hecho sonreír.

      Eliminar
  10. Jajajajaja qué bueno, me ha encantado sobretodo la primera (la segunda es más normalita). La verdad es que por este tipo de cosas, muy pocaa veces en mi vida, he utilizado autobronceador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, siiii si es que lo que no me pase a mí. Yo me río ahora pero lo que lloré yo esos días,jajaja. Besos.

      Eliminar
  11. Jajaja, es cierto que hay que tener mucho cuidado con los autobronceadores porque este tipo de cosas son muy comunes, yo la verdad es que lo usé una vez y no me gusto el tono moreno pero como anaranjado que me dejó y no he vuelto a usar ninguno. Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, siiii, ese subtono amarillo anaranjado que esconden es un horror.
      Besos.

      Eliminar
  12. Jajajajajajajja, me he reído mucho mucho! Las humor amarillo, ajjaja
    A mi me pasó algo peor con cera. Una amiga mía insistió en depilarme el bigote, yo, q no me había depilado nunca esa zona y sigo sin hacerlo porque no lo necesito... Pues me dejó la zona en carne viva. Una semana sin ir al instituto y hasta con fiebre, jajajaj. Por tonta ;)
    Estas anécdotas hoy nos hacen reír pero anda que no lloré yo ni na...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es que hay gente muy ocurrente para poner motes.
      Ayyyyy qué horror, tu amiga desde luego!!!! Me imagino lo mal que lo pasarías, ahora nos reímos pero en el momento...Un beso.

      Eliminar
  13. Jajajajajajajja, me he reído mucho mucho! Las humor amarillo, ajjaja
    A mi me pasó algo peor con cera. Una amiga mía insistió en depilarme el bigote, yo, q no me había depilado nunca esa zona y sigo sin hacerlo porque no lo necesito... Pues me dejó la zona en carne viva. Una semana sin ir al instituto y hasta con fiebre, jajajaj. Por tonta ;)
    Estas anécdotas hoy nos hacen reír pero anda que no lloré yo ni na...

    ResponderEliminar
  14. Jejejej, que pasada. Algo así me pasó también en la adolescencia. Usé uno para las piernas y se me quedó anaranjado,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, yo creo que al final todas hemos ido en plan naranjitas por la vida,jajaja. Besos.

      Eliminar
  15. Jajajajaja, de verdad que lo que no te pase a ti... xD Me hartado de reír con lo de tú y tu hermana echándoos el autobronceador a lo loco, jajaja.
    Yo me compré una vez uno (que me costó un dinero, por cierto) para no estar super paliducha en la boda de una amiga, pero al final ni lo usé porque me daba miedo quedar amarilla y preferí ir blanquita como soy. Más tarde lo usé para intentar igualar el tono de la marca del biquini y exactamnte, quedó amarillo. Así que he pasado de ese tipo de productos desde entonces, jaja. Y ya casi ni me pongo al sol mucho, así que estoy bastante blanca todo el año, jaja.
    Un besitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, es que era para vernos, éramos y somos demasiado impacientes.
      Jajajaja, al final todas quedamos entre amarillo y naranja, está claro. Uqn beso guapa.

      Eliminar
  16. jajajajaja... a mí nunca me han gustado, también es que en cuanto me da un rayo de sol, me pongo negra!!! Yo como anécdota, tengo que decir que empecé a quedar con un chico y me di cuenta, por el olor, que usaba autobronceador... y yo soy de las que desconfío d elos hombres que se cuidan más que yo, jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, la verdad es que tú te pones negra!!! Yo cojo bien el color pero en invierno soy palidísima, y en la adolescencia lo dramatizaba mucho.
      Un beso y yo también desconfiaría de un hombre que se cuide más que yo. Por cierto,¿estaba amarillo?

      Eliminar
  17. Hola Marigem, qué post tan divertido!! me he reido mucho :) yo aún no he probado ningún autobronceador, precisamente porque no me dan mucha confianza. Después de leer tu post casi que me quedo como estoy :) besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, mejor no lo uses porque nunca sale bien. Un beso.

      Eliminar
  18. Yo quedé naranja todas las veces y encima a parches.

    Una vez, con unos 20 años, tuve que ir a hacer no sé qué prueba al hospital y llevaba uno puesto. La enfermera me soltó algo de que qué era eso que me había echado que me quedaba tan mal, con tono jocoso, y le respondí que quién cojones era ella para opinar sobre lo que no se le había preguntado xDDD La verdad es que tenía las manos hechas un cuadro, pero de ahí a que te lo digan por la face... jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego la enfermera tosca era una maleducada.
      Jajajaja, es que las manos salen muy mal paradas te lo digo yo, pero ella que se guarde su opinión.
      Besos.

      Eliminar
  19. jajajajajjaja me parto muchísimo!!!!

    Pues yo es que hasta el otro día ni siquiera sabía que eso existiera... jajaja Resulta que por donde estoy rotando ahora, mi adjunta lo usa, pero le queda el moreno muy natural... Y ella aclara, que no a todo el mundo le queda bien... Y a mí me dice: las jóvenes siempre mejor con la cara lavada y nada más... jajaja

    Así que... yo ahí sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejejeje.
      Pues yo creo que tu adjunta es la única en el mundo a la que le queda bien porque es dificilísimo que ese invento del demonio quede bien.
      Siiii, las chicas jóvenes deberían ir a cara lavada.
      Besos.

      Eliminar
  20. jijiji que graciosa Gema, ya de pequeña y en aquello época te picaste con tu compi como es lógico y normal a mi me hubiera pasado. Además ten en cuenta que claro que serían igual de buenos que los que hay ahora jajaja, vaya gracieta lo de humor amarillo con lo tímida que soy yo lo hubiera pasado fatal.

    Yo hace un par de años probé los autobronceadores y yo no se si es que no se aplicarlo o no tengo paciencia o que en mi piel no queda bien, probé varias marcas pero a mi me hace un aspecto muy feo como si fuera literalmente pintada, puede ser porque soy muy blanquita y entonces queda peor porque se ven más los defectos. Me encantaría seguir probando hasta dar con alguna que me convenciera del todo. La verdad que de los que he probado el que mas me ha gustado es el de sephora aunque no recuerdo el precio y me imagino que barato no será ;(. Un besito wapa muy gracioso el post me siento identificada. Voy a echar un vistazo a la semana anterior es que no me da tiempo hacer tanta cosa y tengo pendientes visitar vuestros blogs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, siiii, pero yo creo que mi compi era una mentirosa y se ponía rayos uva porque el resultado no tenía nada que ver con el mío.
      Jajajajaja, yo era timidísima y lo pasé fatal pero no me quedaba otra que aguantarme. Lo peor es qu eal querer disimular quedamos peor, era un horror vernos.

      Yo no creo que no sepas aplicarlo, es que son un asco, directamente.
      Quizas el de Sephora, pero yo me he rendido, como mepongo morena rápido intento tomar un poco de sol y si quedo desigualada pues me tapo, pero nunca más quiero quedar parcheada, amarilla y churretosa.
      Besos.

      Eliminar
  21. jajajjaja!! Me encanta imaginarme todos estos momentos en mi mente y tirar de imaginación con los pequeños detalles, que gracia!! Por cierto, me apetece leer y mucho los encuentros con famosos que suena bastante interesante y me descojonaré!! jajjaja un abrazo!!

    http://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, la verdad es que la situación fue graciosa aunque en el momento no me reí nada.
      Un beso y espero que te gusten los encuentros.

      Eliminar
  22. jajaja hay no Mari las cosas que te pasan!! lo bueno es que tienen muchos muchos recuerdos para reirte luego y pasar un buen rato, en el momento no creo que sean nada graciosos pero después de un tiempo es mejor reírse de esos errores jeje.
    Besitos guapa! Feliz inicio de semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, si es que lo qu eno me pase a mí!!!!!
      Es cierto, en el momento se pasa fatal pero luego tenemos motivo de risa durante años.
      Besos guapa.

      Eliminar
  23. Que buenas las anécdotas, Marigem. A mi me pasa como tu, en verano me pongo muy morena pero en invierno soy blanca como la leche.
    En plena edad del pavo, mis hermanas y yo nos compramos a medias un autobronceador de Vichy y acabamos amarillas a ronchones ¡qué desastre! desde entonces nunca ha vuelto a probar. Ni siquiera me he lanzado con los rayos UVA o con la caña de azúcar. Paso jaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, no quería decir la marca pero fue precisamente uno de vichy, se llamaba Vichy sin sol, y vaya desastre. Un beso.

      Eliminar
  24. Jaja, ¡qué buenas anécdotas! Una sola vez me puse en las piernas y no me gustó el pringue ,así que nunca más , fue a la basura. Ya soy morena y si me pongo al sol tomo color fácilmente ,lo que hacía en mis años de soltera ,pero ya hace años que no tomo casi sol, bueno como hacía de más joven , estar en plancha ,vuelta y vuelta , ahora doy un paseo por la orilla y para casa . He visto demasiadas enfermedades de la piel como para cuidarme del sol.
    Un besito

    ResponderEliminar
  25. Yo sólo probé uno corporal, hace muchos años, y la experiencia fue malísima. Manchaba la ropa, olía fatal y como soy de tendencia a manosearme y rascarme, me quedaba a parches. Desde entonces, nunca más me he vuelto a animar para comprar uno. Supongo que con el paso del tiempo (unos 8 años ya) deben haber mejorado mucho (o no, por lo que cuentas).

    ResponderEliminar
  26. Convengo contigo que es harto difícil aplicarlo correctamente..aún así hay algunos en aceite que quedan bastante bien.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  27. Convengo contigo que es harto difícil aplicarlo correctamente..aún así hay algunos en aceite que quedan bastante bien.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  28. ¿pero qué me ha pasado? Parece que esta semana se me han escapado varios post tuyos, no sé por qué porque lo sigo con feedly, pero se ve que no me salieron :(
    Lo del autobronceador me ha pasado a mí también , es horroroso, jajajajaja. Pero este año estoy usando uno muy barato que me va bien, eso sí, sin abusar, pero no me deja parcheada.
    Besos, guapa!!

    ResponderEliminar
  29. Me he reido mucho por que yo tuve una experiencia también con un autobroceador. Me di en las piernas un dia antes y me quedaron bien, pero no me puse guantes y mis manos al dia siguiente no había forma de quitar los churretes. Cuando fui a la peluquería apeinarme y me miraba las manos que no se quitaron los churretes ni con lejía, pedí a la peluquera que me dejara lavar cabezas a las señoras que estaban antes que yo en la pelu y así lavando cabezas a ver si se me quitaban esas manchas. Menuda boda me dieron las manos , las tenia que esconder. Me paso como a tí en la comunión. Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...