lunes, 27 de abril de 2015

Recordando post

Rescatando post del baúl de los recuerdos.

Hola!!!!!!!!¿Qué tal el finde? Aquí hemos tenido sol, lluvia, calor, viento, de todo, pero lo hemos aprovechado que es lo importante.

Hoy no me ha dado tiempo a preparar ninguna entrada, entre unas cosas y otras no he tenido nada de tiempo, así que se me ha ocurrido rescatar un viejo post que ya he rescatado más veces, uno que escribí en homenaje a mi gatita.
Y no es exactamente un post al azar, es que hoy hace dos años que nos dejó, y aunque me acuerdo de ella todos los días, pues aprovecho para recordarla un poco más.

Este post lo escribí hace casi dos años, pero en vez de poner el enlace voy a hacer un copia y pega para que se pueda leer.

No voy a a cambiar nada, así que donde pone que hace dos meses que nos dejó realmente quiero decir dos años, porque ya ha pasado ese tiempo, y no es el jueves el aniversario sino hoy lunes, pero los sentimientos no han cambiado y la seguimos queriendo tanto como siempre.


Homenaje a mi gatita.

La entrada de hoy es diferente, es una de esas entradas que no quisiera tener que hacer pero como la vida, es inevitable. Este próximo jueves hará dos meses que se murió una de nuestras gatitas, y desde aquí quería rendirle un pequeño homenaje.
He querido hacerlo hoy porque seguramente el jueves estaré demasiado triste para escribir nada, así que allá va.
Los que tengáis mascotas seguramente me entenderéis y los que no tenéis espero que también, las personas a las que les gustan los animales seguramente podrán ponerse en mi piel.
Esta gatita llegó a nuestras vidas hace diez años. La sacamos de un albergue de animales y era adulta, llevaba allí más de tres años y nadie la quería porque era mayor y no un adorable cachorrito, así que se vino con nosotros.
Y desde el primer día nos llenó la vida de alegría.
Cada día desde el momento que puso sus patitas en casa fue una parte de la familia. Compartía con ella mis desayunos, y aunque sé que no es bueno que los gatos tomen leche y que para eso tiene su pienso esta gatita estaba acostumbrada a la comida "humana", hasta entonces no había tenido una vida muy fácil y comía de foma un poco diferente así que desayunaba una galletita mojada en café con leche, y cuando nos veía comer chorizo o nocilla, siempre nos pedía y le dábamos un poquito.
Cuando escribía en el ordenador ella se subía a mi regazo, y todas las carreras de Fórmula Uno de los últimos años las vio en las rodillas de mi hijo, y el fútbol en las de mi marido.
Era una gatita coqueta a la que le gustaba que la peinásemos, y limpia como ninguna.
Durante el tiempo que estuvo en nuestra casa intentamos que fuese feliz, aunque la verdad que fue ella la que nos hizo felices a nosotros.
El verano pasado le descubrimos un tumor y la operamos, y después de muchas curas diarias y de ponerle yo misma bastantes inyecciones estaba totalmente recuperada, volvía a pedir nocilla y café y seguía viendo la tele en nuestras rodillas. Pero a mitad de abril de este año, un año después de la operación, empezamos a notar que estaba cansada,comía poco y no jugaba ni pedía lo que comíamos nosotros. Y al llevarla al veterinario nos dieron la mala noticia, el tumor se había reproducido y se extendía.
Yo no tuve valor para sacificarla, decidimos esperar y solo la sacrificaríamos si veíamos sufrimiento pero en ese momento no me veía capaz de llevarla y dejarla para que la durmieran, me miraba como si entendiera y no pude. Nos dieron inyecciones para el dolor y la tuvimos en casa con nosotros. 
La verdad es que fue muy rápido y la pobre casi ni se entero, desde que fue al veterinario hasta que nos dejó pasaron seis días pero a pesar de que fue todo breve nosotros lo pasamos muy mal.
A día de hoy no podemos ni nombrarla por la pena y la angustia que nos entra, aunque no la olvidamos ni la olvidaremos.
De momento no soporto ver sus fotos,por eso no pongo ninguna,sé que más adelante podré hacerlo pero aún no soy capaz,pero para que vayáis conociéndola os diré que era preciosa, con unos ojos llenos de dulzura y un pelo suave y esponjoso.
Cada día la echamos de menos, supongo que eso siempre será así.
Siento poner estas cosas tan tristes pero no quería dejar de acordarme de ella, que llenó de luz nuestas vidas. 

homenaje a mi gatita
Os dejo una foto, se ve mal porque en las que sale toda su preciosa cara no soy capaz de mirarlas aún.

Bueno, pues el post termina aquí, pero me gustaría añadir que nos acordamos siempre de ella, pero ahora ya podemos sonreír al hacerlo, y aunque el vacío que dejó no hay nada que lo llene nos dio tantos momentos buenos que mereció la pena compartir esos 10 años con ella.

Aprovechó para decir que si alguien tiene pensado tener perro o gato que lo adopte, todos mis animales son recogidos y son tan buenos, tan cariñosos y agradecidos que es lo mejor que he hecho.
Llegaron a nuestra vida para alegrarla, y nunca se lo podremos agradecer bastante.

Pues mil gracias por leerme, no quiero que este post parezca triste porque no es así, aunque la echamos de menos valoramos mucho que nos haya regalado diez años de luz y alegría y eso está ahí. 
Un besito para todos y aprovecho para mandar mis fuerzas a las víctimas del terremoto de Nepal y ojalá aparezcan pronto los montañeros asturianos que están desaparecidos.
Y vosotros,¿tenéis mascotas?¿Los consideráis, como yo, una parte más de la familia?¿Opináis lo mismo de la adopción de animales?
Gracias por los comentarios y MUACCCCCKKKKKKK.

52 comentarios:

  1. Hola guapa!! llo leí cuando me lo comentaste en mi post y realmente tierno. Sabes que te entiendo perfectamente pero tu gatita continúa es tu regazo mientras escribes y todavía disfruta con Alonso Un beso amiga!,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Siiii, intento pensar eso, que nos sigue acompañando. Un besito guapa.

      Eliminar
  2. Hola guapa!! llo leí cuando me lo comentaste en mi post y realmente tierno. Sabes que te entiendo perfectamente pero tu gatita continúa es tu regazo mientras escribes y todavía disfruta con Alonso Un beso amiga!,

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo perfectamente Gema. En casa siempre hemos tenido perritas y cada vez que una se marchaba, era un drama. Y no es que a Bernarda la eche de menos más que a las demás, ni mucho menos, pero ella fue la primera en mi vida fuera de casa de mis padres. Por decirlo de alguna manera, fue mi primer perro, no el de casa de mis padres.
    El día que se fue, como horrible... y los meses posteriores también. Aún a veces veo sus fotos ( hace casi cinco años que nos dejó) o al hablar de ella se me saltan las lágrimas.
    Claro, que los que no han tenido perros o gatos nunca, no entienden estos sentimientos y piensan que estamos un poco locos.... pero me da exactamente igual. Yo te entiendo y estoy contigo.
    Muchos besos querida Gema.
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/04/fettuccia-gris.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marita. Los meses posteriores yo también lo pasé fatal, y además me sentía(y siento) culpable por no sacrificarla, uffff, se sufre un montón.
      Me alegra mucho que me entiendas. Un beso guapa.

      Eliminar
  4. Te entiendo a la perfección, mi gordo era un gato negro y blanco que encontró mi cuñado en la calle era muy tímido con la gente y ahora me río pero era el gato más poco limpio que he conocido le encantaba mezclar la arena con el agua y el panorama que me encontraba todos los dias cuando venia de trabajar ni te cuento jeje, diecisiete años estuvo con nosotros se murió de viejito aunque en sus ultimas horas lo llevemos al veterinario para que dejara de sufrir compartió once años con Sabath un pastor alemán que no seguía a todas las excursiones le compremos un arnés y todo para las zonas peligrosas, veía las mochilas preparadas y se preparaba en la puerta, yo le llamaba el perro hippie nunca le gruño a nadie aunque llegase a casa gente desconocida, nos reíamos pensando un día nos robaran y seguirá tumbado sin moverse jaja, pero cuando nació mi hija se volvió muy protector y teníamos que encerrarlo cuando venían visitas y luego iba corriendo al cuco asegurarse que mi hija estaba bien, con once años tenia una fuerte displasia de cadera vivimos en un quinto piso sin ascensor ni te cuento, mi marido y él eran inseparables ha tardado ocho años en aceptar otro animal en casa, ahora tenemos un siamés loco que lleva ya dos años en la familia es un engatusador nato jajaja con todo el mundo, yo si tengo fotos de ellos a la vista los miro con una sonrisa y un suspiro llenaron una etapa de mi vida, forman parte de mi vida y de mi corazón.
    Son especiales nos dan su amor sinceramente siempre están sin preguntar, uuups perdona por una respuesta tan larga contaría mil anécdotas.
    Besosss y también para los peludines que tienes en casa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tuve un pastor alemán de pequeña, vivía con mi abuela por tema de horario de mis padres pero era nuestro, pasábamos horas y días con él y le quería muchísimo. Cuando yo tenía 14 años enfermó de displasia y ayyyy, qué mal se pasa.
      Un beso y me alegra que ahora tengáis un gatito loco que os engatusa a todos.

      Eliminar
  5. un precioso homenaje Gema

    Besinossss

    ResponderEliminar
  6. Ohhh.. este mes de abril también hizo cuatro años que murió mi perrito. Tuvo un cáncer en la boca y dado que ya tenía 14 años no pudimos operarle ni nada y en 3 semanas se nos fue... Por entonces yo vivía en Málaga y no pude despedirme... tuvimos que sacrificarle porque ya no podía tragar ni comer pero estuvimos con él hasta que dejó de respirar.... La verdad es que todos nos quedamos muy tristes... a ratos pienso que volvería a tener perro y a ratos no... así que no lo sé. Mi hermano sí que repitió con una perrita de agua... Eso sí opino como tu y no compraría adoptaría. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyy qué penita. Hicísteis muy bien en ahorrarle sufrimiento, yo no pude pero es que fue tan rápido que apenas me dio tiempo.
      Un besito y quizás sí que deberías animarte a adoptar uno, te hacen la vida muy feliz.

      Eliminar
  7. Ayyyyyy qué bonito!! esta es la gatita que mencionas en un comentario en mi blog!!?? Los animales hay que disfrutarlos para entenderlos y amarlos, son increibles y llenan nuestras vidas. Mi Pegote que ya es muy mayor está malita, le ha salido un bulto y tampoco tiene ya operación :(, pero ella es feliz con mi madre que la quiere muchísimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, a ella me refería. Se les quiere tanto!!!!!!!!!! Pobre Pegote, esperemos que siga muy feliz con tu madre. Un besito guapa.

      Eliminar
  8. No sabes como te entiendo. Nosotros teníamos una gata que encontramos en la calle. No había tenido una vida fácil, lo que la hacía una gata arisca, no se acercaba a nadie, solo estaba conmigo y solo se subía a mi regazo. Cuando nació mi hija se le bufaba, al principio no le dimos importancia, pero una de las veces que la ttenía yo en brazos, a mi hija, mi gatita se bufó y le echó la pata para arañarla. Yo reaccioné rápido y no pasó nada. Desde aquel momento empezamos a buscar un hogar para ella. No fue fácil, no era una gata fácil de tratar. Una mujer tenía un cortijo con más animales. Era un sitio ideal para ella. La llevamos allí y nos mandaban vídeos de ella y fotos. Pero se escapó y ya no volvimos a saber más. Fue muy duro alejarm,e de ella, y más cuando supe que se había escapado. Un besillo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué historia tan triste!!!!! Espero que esté muy bien, a lo mejor ha encontrado un sitio donde es feliz. Yo he tenido gatos cuando mis hijos eran más mayorcitos, no bebés, pero no por nada sino por tiempo y por casualidad, y la verdad es que nunca hemos tenido ningún problema, es una pena que te pasara eso. Un besito y gracias por compartir la experiencia.

      Eliminar
  9. Ains qué mal se pasa cuando estas cosas suceden. A mi se me murió también mi perro y se queda un vacio inmenso. Un precioso homenaje, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. La verdad es que se pasa fatal. Un besito.

      Eliminar
  10. Yo creo que todos los que hemos tenido mascotas hemos sentido a éstas como si fueran de la familia. Se les coge mucho cariño. He tenido gatos, perros, un hamster, una cobalya y hasta un pez ( que llegó a vivir dos años conmigo!) pero ahora estoy mejor sola. Cuando te acostumbras a ellos y mueren se pasa mal. Bss, Marigem:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que se pasa muy mal, pero yo ya no podría vivir sin ellos. También tuve cobayas y se quieren tanto, son adorables y acompañan mucho.
      Entiendo que te sientas mejor sola, pero hay tantos gatitos en los albergues que necesitan un hogar...yo lo dejo caer,jejeje. Un besito.

      Eliminar
  11. Te entiendo perfectamente. Yo soy amante de los animales, y sé lo que se siente cuando uno te abandona. Mi chico tenía un pastor alemán que tenía 11 años y murió hace 2... Yo lo quería como si fuese mío y muchísimas veces nos acordamos de él.

    Dejan un vacío enorme en nuestras vidas, algo que una persona a la que no le gustan los animales no podría entender jamás. Hoy mi entrada también va de animales... :(

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se sufre muchísimo, te entiendo perfectamente.
      Ya leí tu entrada y mejor no digo nada aquí que me enciendo. Un besito.

      Eliminar
  12. Te entiendo perfectamente Gema, yo ya he hecho el duelo por dos de mis mejores amigas, dos perras preciosas y especialmente buenas, cada una de llas fué increible e irrepetible, nunca las olvidaré. Ahora me acompaña otra perrita revoltosa y peleona que me tiene muy ocupada estos días, porque está convaleciente de la esterilización, que he ido retrasando pero que al final ha sido inevitable.
    Yo creo que disfrutar de estos amigos es una bendición y tengo el propósito de tenerlos en mi vida siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto podemos quererlos!!!!
      La esterilización es un engorro pero al ser perrita es lo mejor, a ver si se recupera ya del todo.
      Yo también quiero tener animales siempre, no me imagino la vida sin ellos. Un beso.

      Eliminar
  13. Que homenaje tan bonito..... se les llega a querer tanto..
    Yo vivo en un pueblo y tengo 6 gatos y 2 perros así que imagínate! Cuando llego a casa después de todo el día trabajando es un show! tengo que darles su ración de mimos a cada uno de ellos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!
      A mí me encantaría tener tantos!!!!! Me imagino el show al volver a casa, pero es tan genial, a mí al menos me encantaría ser recibida así. Un besito guapa.

      Eliminar
  14. Ohhh se parecía tanto a mi gatita... La tuve y la perdí, no porque murieses, espero que siga viva y sea muy feliz en su casa, pero el amor que me dio esa gatita fue increíble y me enseñó a desmitificar a los gatos.
    Entiendo que fuese muy duro pero piensa la buena vida y felicidad que le disteis al sacarla del albergue.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooooo, espero que sí, que esté bien y muy contenta.
      La verdad es que lo pasé fatal, pero estoy contenta de haberla sacado del albergue y haberla tenido con nosotros tantos años, ella enriqueció nuestra vida. Un beso guapa.

      Eliminar
  15. Te entiendo perfectamente, yo la verdad no tengo gatos pero tengo una perra a la que si le pasara algo, me doleria igual que si fuera una familiar mio, bonito homenaje preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra mucho que me entiendas, se les llega a querer tanto. Un besito.

      Eliminar
  16. Nunca hay que subestimar el vínculo con nuestras mascotas. Son parte de la familia, aunque se escuche como un lugar común. Y perderlas es doloroso. Un beso enorme y fuerza! Descubrí que mirar fotos, en ocasiones duele pero hace bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un vínculo muy muy fuerte. Sí, supongo que mirar fotos hace bien, a mí me cuesta pero espero poder mirarlas pronto y recordar las cosas buenas. Un besito.

      Eliminar
  17. ¿Cómo no voy a entender tu dolor?. Hace un mes que murió mi perro que tenía 14 años. Un saludo cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy cuánto lo siento, parece mentira lo mucho que podemos llegar a quererlos. Un abrazo muy fuerte y ánimo.
      Besos.

      Eliminar
  18. Que mal se pasa cuando se van,yo siempre tuve perros desde pequeña y los recuerdo a todos como una parte de mi familia,un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que son parte de la familia y duele mucho cuando nos dejan. Un besito.

      Eliminar
  19. Que pena, siempre tengo gatas en casa y se lo que se siente cuando se va alguna. Animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que se les quiere mucho. Un beso.

      Eliminar
  20. Uff, lo que se sufre por ellos.

    Yo tenía un siamés llamado Jean Paul y lo que lloré por él, sólo lo lloré por mi padre.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo muy bien, yo he llorado por esta gatita lo que nadie sabe, y no solo llorar sino que me acuerdo en tantos momentos, para mí son mi familia. No quiero ni pensar el día que me falte mi gatito mayor, ahora lo tengo en mis rodillas y lo quiero tanto, tanto. Un beso.

      Eliminar
  21. Gema, los animales tienen algo especial. Incluso los que, como yo, no somos especialmente aficionados, no podemos dejar de reconocer que su compañía y sus mimos contribuyen a hacer la vida mucho más agradable y a divertirnos, con lo que entiendo que le cogierais cariño y os dé pena recordarla.
    Quizá deberías adoptar otra que ocupe su lugar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ´Hola Curra. La verdad es que se les coge muchísimo cariño. No hemos adoptado más porque tengo más gatos en casa, bueno en casa y repartidos por la familia, pero aunque tenga otros a los que adoro ella ha dejado una huella imborrable.
      Un besito.

      Eliminar
  22. Jo, qué bonito Gema. A mí desde siempre me han encantado los gatos, además fijación por los que son grises con rayas, más bonitos!! Pero no puedo ni acercarme, les tengo muchísima alergia :(
    Ya se sabe que es ley de vida, pero igualmente una se sigue acordando de los familiares que no están.
    Ánimo, y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa.
      Qué pena tener alergia!!!! Yo tengo un montón de alergias, pero por suerte los gatos no están entre ellas. Y opino como tú, al igual que nos acordamos de familiares, aunque sea ley de vida se les echa de menos. Un beso guapa.

      Eliminar
  23. Wapa lo he tenido que leer muy por encima que estas cosas me afectan mucho. Solo de pequeña tuve en gatito callejero que acogí durante el verano en una casa en el campoera salvaje y conseguimos humanizarlo tanto que todas las noches nos tocaba con la patita la ventana para que le abrieramos y dejaramos dormir en un rincón de la habitación. Por eso leo tu post yme da una cosilla. Lo que tengo claro es que tu gato no pudo ser mas feliz estoy segra que fue muy afortunada con su dueña. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy qué precioso que el gatito tocase en la ventana con la patita.
      La verdad es que mi gatita fue feliz pero además nos hizo muy muy felices a nosotros. Uqn besito guapa.

      Eliminar
  24. Te entiendo perfectamente Marigem, yo he tenido dos perros y los dos los adoptamos no los compramos, desgraciadamente ya no están con nosotros ninguno de los dos, no fueron mascotas sino uno más de nuestra familia, después de hace más de diez años que ya no están les seguimos recordando y sintiendo todo el amor que nos dejaron. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito que los sientas de tu familia, y me encanta que fuesen adooptados. Un besín.

      Eliminar
  25. Eres toda ternura. No sabes lo bien que te entiendo de verdad...Mucho y mucho.
    Cuando perdimos a nuestro anterior perrito creí que no lo superaría, pero un tiempo después apareció Sam y de nuevo estamos plenos y felices aunque siempre nos acordaremos de Gus.
    Nada me ha enseñado más que los animales, vivir con ellos es un regalo, cada día. Creo que nunca jamás podré prescindir de su compañía y estoy muy de acuerdo en adoptar y no comprar.
    Un beso fuerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra que me entiendas, y me alegra mucho que estés de acuerdo con adoptar. Seguro que Gus fue muy feliz y ahora lo es Sam. Es increíble lo que se les puede llegar a querer. Un beso.

      Eliminar
  26. Hola Mari, perdón por aparecer hasta ahora pero mi blog no me dejaba entrar ni conectarme la semana pasada y estos días estoy tratando de ponerme al día con todo.
    Que bonita entrada, que bonito recordar a alguien, en este caso tu gatita, a quien quisiste y te quiso mucho, se puede leer cuanto se llenaban y alegraban ambas, y a tu familia también, y es que una mascota forma parte de la familia, es un miembro más y uno ya no distingue entre mascota o persona, el cariño es tan puro que forma parte de tu vida :-)
    Por ahi dicen que el tiempo lo cura todo, que bueno que ya estes mejor y cuando decaigas, que espero que no sea así, recuerda que esta mejor descansando que sufriendo por enfermedad o vejez :-)
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa, perdonadísima, faltaría más.
      La verdad es que nuestra vida con ella fue muy buena, nos dio tanto...
      La verdad es que ha pasado el tiempo y estoy mucho mejor pero me sigo acordando de ella y echándolo de menos. Un beso guapa.

      Eliminar
  27. Recuerdo perfectamente el post, y no sabes como te entiendo. Tuve una gatita un fin de semana siendo una adolescente, y cuando se la tuvo que llevar mi padre que en paz descanse, menuda plorera y sofoco me llevé. Cómo se hacen de querer!. Besitossss

    ResponderEliminar