jueves, 30 de abril de 2015

Jueves reflexivo;¿Cuánto podemos llegar a querer a los animales?

Reflexión;¿Podemos querer a un animal tanto como a una persona?

Muy buenos días a todos, ya estamos a jueves y mañana es fiesta, así que otra semana más que se nos va volando.

Ya sabéis que el post de hoy es improvisado, lo escribo sobre la marcha con mi café y mi gatito en el regazo.

Y hablando de gatito, mi tema de hoy va de animales.

A raíz del post del lunes(que podéis leer aquí), al leer vuestros comentarios me di cuenta de lo mucho que algunas personas quieren a sus animales. Y escuchando el otro día una entrevista al actor Fernando Tejero me di cuenta de lo mismo. Contaba él que una de las razones por las que tuvo un ataque de ansiedad y una situación personal complicada era por la muerte de su perro, al que trató de curar y que tuvo que sacrificar porque ya era una agonía. Y añadía que el que no tenga animales no lo entiende.

¿Pensáis vosotros que es difícil de entender ese amor? Desde luego excluyo a personas que maltratan a los animales, hablo de personas normales.


En mi caso no puedo evitar querer con todo el alma a los animales. 
Siempre tuve mascotas, y desde muy pequeña han sido parte de la familia,los quería tanto que ni siquiera los veía como animales.

Y con el paso del tiempo la cosa ha seguido igual, mi marido es exactamente igual que yo y se lo hemos inculcado a nuestros hijos.

Cuando tuve la racha económica tan complicada(razón por la que empecé el blog) en ningún momento me planteé deshacerme de mis animales, y no solo eso sino que intenté que nunca les faltase nada.
Tuve que dejar de comprar comida en el veterinario y comprarla más barata, pero jamás les faltó, ni las pipetas de las pulgas, no las cajas de arena bien limpias y sobre todo el cariño.

Y cuando alguna mascota se me va sufro mucho, y seguramente mucha gente no me entenderá pero en algunos casos he sufrido más por un animal que por algunas personas(no hablo de padres, abuelos ni casos así).

Mi gato mayor lo sacamos de un contenedor hace 12 años y me da pánico que cualquier día nos deje, y aunque está muy bien pues me da miedo.
Es el que está en mi regazo siempre cuando os escribo y me quiere tanto, puede pasar horas en mis piernas mirándome con adoración, y claro, yo lo adoro a él, es perfecto.

Creo que tener animales hace que los niños sean más sensibles y más tolerantes, les ayuda a compartir, a querer de un modo incondicional y a ser queridos de la misma forma.

Entiendo a la gente que no quiere tenerlos por lo mucho que sufre cuando mueren, yo he llegado a planteármelo, y realmente nunca metí a uno para sustituir a otro, ya estaban antes y lo hice de forma natural pero aún así se sufre.

Algunas personas no entendían que a la hora de planificar mis vacaciones, a la hora de tener en cuenta las cosas lógicas como días libres, presupuesto y que la zona nos gustase yo intentase ponerme de acuerdo con mis padres para que ellos cuidasen a mis animales y yo a los suyos, y además en alguna ocasión viajamos con los hamster de los niños, que no querían dejarlos y como era un apartahotel que admitía animales los llevamos.
Pero yo no podía irme y dejarlos desatendidos.

También es cierto que hay dueños de animales que son terribles y sus animales son un peligro para los demás porque claro, no están educados y a veces son incluso maltratados, pero yo no me quejo de los animales en estos casos sino de los dueños.

El otro día Soñadora(podéis leerla aquí) hablaba sobre los animales que cada año mueren en la Feria de Abril, en este caso caballos, porque se deshidratan y se agotan.¿Cómo es posible que se permita eso?¿Por qué sus dueños son tan insensibles?
Y lo mismo ocurre con los ponis que van a las ferias, girando sin parar con niños sentados encima, ayyyyyy.
Saber que esto ocurre me duele mucho, hay que cambiarlo.
Para ir acabando os diré que en mi caso los animales que viven conmigo son parte de la familia, pero absolutamente, si hay poco se reparte pero entre todos, es decir mi conejito o el hamster también reciben. 

Vamos, que creo que sí que es posible tener una depresión porque se muera un animal que te acompaña siempre, que es tu amigo más fiel. Y creo que ellos son de la familia, es más, creo que complementan la familia, aportan algo que las personas no tienen, una fidelidad innata que les hace especiales.

Cuando una persona maltrata a un animal, de cualquier forma, deja muy claro que tipo de persona es, alguien sin escrúpulos ni sentimientos, alguien de quien yo no me fiaría.

Y cuando un niño crece siendo querido por animales, sin duda será un adulto empático y buena persona.

No quería irme sin dejar una frase de Gandhi que llevo apuntada en la agenda desde hace muchos años.
Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.
Mahatma Gandhi

Y vosotros; ¿Queréis a los animales?¿Pensáis que se les puede querer tanto como a algunas personas?¿Los niños que crecen con animales son más sensibles?¿Os da igual?

Estoy deseando leer vuestros comentarios. Mil gracias por leerme y nos vemos mañana aunque sea fiesta. Besinossssssss.




43 comentarios:

  1. En mi caso es igual, para mí las mascotas son vistas como miembros de la familia, tengo un perro terrier de 11 años y ahí estoy pendiente de él, que no le falte comida, las visitas al veterinario cada que tiene chequeos pendientes y todo lo demás.
    Y si creo que se les puede querer tanto como a una persona.
    Me parece bien que los niños crezcan con animales para que aprendan a ser sensibles con ellos y a cuidarlos, pero también hay que tomar en cuenta la edad del niño y el tipo de mascota que se le dará, ya que por ejemplo si son demasiado pequeños, creo aconsejable una supervisión constante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que compartas mi opinión.
      Claro, a los niños pequeños hay que vigilarlos para que no hagan daño al animal y el propio animal les haga daño a ellos, todo en su medida. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¿Que si se puede querer a los animales???? yo digo que si!!! como sabes, mi chico y yo tenemos toda una familia animal (aunque por desgracia solo los puedo disfrutar en fin de semana). Ahora cuando estaba haciendo el curso, eché muchísimo más de menos a mis hijos de cuatro patas que a la mayoría de las personas de mi entorno. Me mandaba mi chico fotos y me ponía a llorar como una magdalena!!!

    Yo pienso que los niños que se crían con animales son distintos. Son más humanos, tienen que aprender desde pequeños que un animal es una responsabilidad, tienen que compartir... vamos que desde mi punto de vista, es muy bueno para el niño.

    Respecto al maltrato animal, no voy a hablar porque después de todo lo que he vivido estos días, como hable exploto. A nosotros nos regalaron a chimba recién nacida. Nos dijeron que tenía todas las vacunas y era mentira. Con dos mesecitos y medio la tuvimos 3 días ingresada en una clínica con un montón de goteros pensando que no iba a sobrevivir (aún me acuerdo del malnacido que me dijo que estaba todo en orden). La veía tan pequeñita, tan fragil con la patita afeitada y con los goteros... no podía dejar de llorar. Xena vino mucho después, a los meses de que muriera Tonky (un pastor alemán que tenía mi chico). Chimba no levantaba cabeza, estaba depresiva. La llevábamos a muchos veterinarios y todos hacían el mismo diagnóstico. Depresión. Buscarle compañía (menos mal que chimba es un perro "peligroso" y dicen que no tienen sentimientos...). Ahora son dos perras super felices!!!

    Con los caballos nos paso más de lo mismo. Fuimos a ver a un chico que tenía caballos y vimos a morena. Tenía 4 meses. Vió como le hacía ojitos y me dijo, ¿la quieres? si la quieres, te la llevo a casa. Sino va a ir al congelador, nos la vamos a comer. A la semana siguiente ya estaba Morena en casa. Compramos maderas y con la ayuda de unos amigos y algunos familiares nos montamos un establo. No teníamos ni idea de caballos pero allí estábamos. Es una de las mejores decisiones que hemos tomado en nuestras vidas.

    Con amoroso paso algo distinto. Lo estaban matando de hambre, estaba enfermo y le pegaban. Nos lo llevamos y estuvimos muchos muchos meses cuidándolo. Se le notaban todas las costillas, tenía los pies podridos... la gente se reía de nosotros xq nos decía que era un "mierda de caballo" y que se acabaría muriendo. Si tu lo ves ahora,... es el mas chulo del mundo entero!!! Además parece ser que la dueña (una chica rubia con el pelo parecido al mío) le pegaba, y el pobre cada vez que yo me acercaba huía despavorido. Al principio tenía que acercarme con una gorra, pero ahora ya somos inseparables.

    Un besazo reina, y siento todo el rollo jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!!!
      Me encantan las historias que has contado, y flipo que alguien diga tan ancho oque el caballo se va a ir al congelador, uffff.
      Mi conejito llegó a casa de la misma forma, se lo iban a comer, me miró y lo compré(no me gusta pagar por animales pero cuando me dijeron que era el menú del domingo...) y ahora vive feliz.
      Lo que te hicieron con Chimba es imperdonable, ya que te la regalan que te digan que no está vacunada y lo remedias tú, pobrecita, pero bueno, es muy feliz con Xena.
      Y lo de Amoroso, como puede alguien llamar mierda de caballo, seguro que es adorable.
      Un besito y ya nos cuentas si denunciaron al que mató al del bar por asesino, que eso no puede quedar así.

      Eliminar
  3. me ha impactado lo que has contado sobre la feria de Abril, nunca lo había pensado y me parece horrible.
    La verdad es que falta mucha información y no siempre se nos entiende. Mi hermana adoptó hace un año a mi pequeño sobriperri (es obvio que le adoramos todos) pero antes de tenerle me veía con los mios y a veces me decia...nena, estás chiflada. Ahora se lo recuerdo cada vez que ella empieza a darle besos sin parar a Golfi
    Besinos Marigem!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!
      Mi hermana tiene una amiga andaluza que se lo contó, y el otro día en el blog que menciono me lo confirmaron, es terrible. Y parece ser que en el Rocío también ocurre, hace mucho calor y no se ocupan de que los caballos beban ni les dan descanso suficiente, ayyyy, es que no puedo seguir.
      Y a tu hermana le pasa lo que a algunos familiares míos que me tomaban por loca hasta que tuvieron ellos mascota, y ahora son ellos los que achuchan,jajajaja. Un besín.

      Eliminar
  4. yo no tengo mascota, pero no me costaria nada querer a un animalito, porque los veo por la calle o en foto y los achucharia hasta romperlos, pobres jejeje

    lo de la feria de abril me parece muy triste. Aqui antes en las ferias habian los ponys que dices y lo prohibieron, daban mucha pena. Ahora hay igualmente, pero no dan vueltas, es como un circuito y por lo menos no sufren tanto, o eso espero... Y tambien habia tortugas para pescarlas, pero de eso hace tiempo, cuando mi madre era pequeña. Menos mal que pusieron patitos de goma para pescar, es que parece que haya gente que no entienda que son seres vivos.

    un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! La verdad es que a veces apetece tanto achucharlos, ayyy pobrecitos,jejeje.
      Qué horror lo de las tortugas, me ha espantado, menos mal que ya no se hace. Un besín.

      Eliminar
  5. A los animales se les quiere con locura. Además es que hay veces que se les quiere más que a algunas personas. Con respecto a tener animales en casa, es verdad que a los niños les enseñan muchas cosas, como tener una responsabilidad para darle de comer, o sacarlo a pasear o mil cosas más. Cuando se nos mueren, les enseñan que es la muerte (a los que tengan la suerte de no saberlo). Tienen muchos puntos a su favor. De hecho yo siempre he tenido muchos animales a mi alrededor, sino en mi casa, en casa de mi abuela. Gracias a ello no le tengo miedo a los perros. Cuando veo a madres que apartan corriendo a sus hijos de los perros me pongo de los nervios. Si que es verdad que yo siempre pregunto a los dueños si los pueden tocar las niñas. Pero no porque me de miedo, sino por precaución.
    Con respecto al maltrato animal soy bastante radical en eso. Y me meto en historias que no debería, no entiendo las fiestas populares de este país, no entiendo que se tire una cabra de un campanario o que se persiga una gallina por todo el pueblo, o que se maten los toros, torturándolos antes. No entiendo que los animales que se comen, haya que martirizarlos antes de matarlos, que se tengan muertes dolorosas ni nada por el estilo. Como ya he dicho soy bastante radical. No soporto que se maltraten animales.
    Y lo de los caballos en la feria de abril no me sorprende, porque yo vi una escena de maltrato a un caballo por su dueño en plena calle, en la feria de mi ciudad. Pegándole patadas al pobre animal en mitad de la calle. Llamamos a la policía, pero creo que poco hizo, el hombre se fue con su caballo a su casa.
    Bueno me paro aquí, porque sino me volvería loca escribiendo. Un besillo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Me alegra ver que opinas igual que yo.
      Yo tampoco entiendo que tirar una cabra por un campanario sea divertido, es que es incomprensible, al igual que lancear un toro.
      Qué horror lo que cuentas de la feria, ayyy, es que no cambia.
      Y lo de los niños y los perros es complicado. Yo siempre preguntaba y pregunto, aunque normalmente los pobres no hacen nada. Un besito.

      Eliminar
  6. Me encantan loa animales, siemrpe tengo alguno en casa.Ahora tengo varios gatitos y disfrutamos todos de su compañia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy es que los gatitos son tan adorables. Un besito.

      Eliminar
  7. Se les puede querer tanto o más que a las personas. El roce hace el cariño, y un ser que siempre está a tu lado pase lo que pase es lo que tiene.... Mis padres ya no quieren más animales, fueron 14 años de felicidad pero también de sacrificio porque si nos íbamos de vacaciones era con el perro y para hacer otro tipo de viaje había que dejarlo con alguien de confianza... eso es lo que más me tira para atrás a la hora de pensar si en un futuro repetiría... no soy gatuna soy más de perros. Me siguen gustando bastante y soy la típica que se para con los perros de los vecinos... hace unos días se les murió el perro a los vecinos del primero y están destrozados.... Mi perro murió en un momento muy duro y complicado de mi vida, y recordar esos momentos es recordar una etapa en la que probablemente derramé más lágrimas que nunca... Sigo echàndolo mucho de menos pero el dolor es diferente. Gracias por nombrarme. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! La verdad es que es sacrificado. De hecho nuestro perro vivía con mi abuela por temas de horarios, para que el animalito no estuviera solo, y es sacrificado por lo que dices de vacaciones y demás.
      Yo soy muy gatuna, a mi gatito mayor lo quiero tantísimo, es algo indescriptible.
      Siento mucho que sufrieras tanto, pero como bien dices el dolor es diferente y nos dejan momentos tan buenos. Un beso guapa y siento mucho lo de tus vecinos, es que me imagino su dolor.

      Eliminar
  8. Quiero a Ferny más que a casi todas las personas que conozco. Si estoy en un barranco y puedo salvar a de la caída a Ferny o a un humano, lo salvo a él. Cuando alguien puntualiza que es mi hijo "peludo", me dan ganas de pegarle una galleta porque es mi hijo y punto.

    Ojalá casi todos los seres humanos pudieran ser capaces de despertar en mí el amor y los buenos sentimientos que me inspira mi angora.

    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente. A mi gato mayor lo quiero tanto que es imposible definirlo, y a los otros también los quiero pero él...es amor del bueno.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hay quien tiene animales como si tuviera una colección de cromos (igual que hijos, por otra parte...) O que simplemente le resultan indiferente.

    En mi casa... la gran amante de animales soy yo. A mi madre también le gustan bastante y a mis hermanos. Mi padre acepta pero ya...

    Por supuesto que se puede querer a un animal más que a una persona. Aunque haya a quien le resulte extraño. ¿Cómo no los voy a querer más si me aportan más cosas buenas que la mayoría de las personas? jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos coincidido en las comparaciones...y promesa de que no leí antes tu comentario!! jeje

      Eliminar
    2. Opino igual Irene, a veces aportan más que muchas personas.
      Mi madre era como tu padre hasta que tuvo ella gato, entonces parcía otra, le decíamos que estaba poseída,jejejeej.
      Un besito.
      Ayyyy Paco, sois almas gemelas de pensamiento.

      Eliminar
  10. Hola!!!
    Que bueno este post...yo si que entiendo el amor que puede sentir cualquier persona por un animal del tipo que sea, hay gente que ama su colección de cromos, gente que ama el deporte, yo amo la moda...puede que la comparación te parezca totalmente absurda pero yo lo veo así. La diferencia es que a los animales se le maltratan físicamente...y cualquier otra cosa no. Yo no soy amante de los animales, lo tengo que confesar...no me suelen gustar y me resulta dificil convivir con ellos.pero los respeto y los adoro muchísimo, como si fuesen personas humanas. Jamás les haría daño, y le ayudaría si estuviese en mis manos!!

    http://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/
    PG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Entiendo perfectamente lo que quieres decir y la comparación no me parece absurda.
      Entiendo que a veces es difícil vivir con ellos porque requiere sacrificios, pero bueno, si te gustan compensa y sino, mientras sean como tú que los adoras y respetan pues genial. Un besito.

      Eliminar
  11. Yo pienso que si que lo puedes entender, lo que quizas cueste mas es entender la intensidad con la que se llega a querer a los animales. Esa intensidad solo la entiende el que ha tenido a su carho un animal domestico con el que se ha volcado, me gusta fernando tejero me rio mucho con el, ademas se ve un chico muy sensible Bss y feliz puente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que hasta que no lo vives es difícil entender esa intensidad.
      Siiii, Fernando Tejero es muy simpático. Un besito.

      Eliminar
  12. Me encantan los animales,desde pequeña he tenido perros y dos gatitas y los he querido muchisimo,ahora no puedo tenerlos porque soy alérgica al pelo de los animales y asmática y mi hijo mayor igual,me da muchísima pena no poder volver a tener animales en casa,pero...no se puede,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy que penita!!! Yo tengo muchas alergias, pero afortunadamente al pelo de animales no, y oye, es una lástima pero lo primero es lo primero y si no podéis no pasa nada. Un besín.

      Eliminar
  13. Me encantan loa animales y amis hijos aun mas, siemrpe tengo alguno en casa.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, tener siempre alguno es una alegría. Un besito.

      Eliminar
  14. Siiii para nosotros es uno más y se sufre mucho cuando nos dejan eso si como bien dices diferenciado la perdida de nuestros seres mas queridos.
    Desde niña he compartido mi vida con ellos creo que hacen que mi vida sea mejor.
    Te recomiendo muchisimo La historia de un gato llamado Bob .
    Miaaauuu jeje Besines!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Se sufre pero merece muchísimo la pena.
      Ya me recomendaste el libro en otra ocasión y espero leerlo en cuanto pueda, me apetece un montón. Un besito.

      Eliminar
  15. Gema, conozco montones de personas que son como tú y que profesan verdadera devoción a los animales.
    A mí no me terminan de entusiasmar. Me gusta verlos, disfruto jugando con ellos, un rato, y me parecen de lo más lógico en el campo, o en su hábitat, pero nunca los quise en casa más allá que de visita. El perro de mi hermano es de la familia y cuando viene él Spot lo acompaña.
    Pero entiendo que las personas se encariñen con ellos y los sientan como parte de la familia. Si somos capaces de tener cariño a objetos, con mucho más sentido seres vivos.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Curra.
      A algunas personas no les gusta convivir con animales, pero los respetan y disfrutan de ellos en ocasiones, por lo tanto es genial.
      Qué nombre tan chulo, Spot, seguro que es precioso. Un besito.

      Eliminar
  16. Buenos días!, para mí está claro: ¡Sí, sí y sí!, se puede querer a los animales más, mucho más que a las personas. Para mí, mi Luna (que ya no está), Trufo y Canela, son mi familia; mucho más importantes e infinitamente más constantes en mi vida que casi todas las personas que han pasado con ella. Ellos me han preparado para querer como es debido, me han enseñado a bajar las defensas y a confiar, y eso es impagable. Desconocía lo de la Feria de Abril, qué horror. Otra cosa más que añadir a la interminable lista. Entiendo que haya personas a las que no le gustan; lo entiendo, de verdad. Lo que me resulta incomprensible es que no se les guarde respeto, como seres vivos que son. Se cosifican, y muchas veces se tiene con ellos una relación simplemente utilitarista. Estos días por cerca de casa, ha habido muchas noticias tristes, muchas, y siempre es un consuelo ver que también hay gente que los quiere, cuida y respeta. Un beso. Me ha encantado el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva!!!!!
      Me gusta mucho lo que dices, que ellos te han preparado para querer como es debido, que preciosa definición.
      Lo de la Feria de Abril es horrible, además de leerlo en el blog que os menciono una amiga de mi hermana que es sevillana nos lo ha dicho, que no se sabe pero es terrible.
      Y opino igual, no tienen que gustarte pero hay que respetarlos. Y sí, se cosifican, y es taaaan triste.
      Un beso guapa, veo que pensamos igual.

      Eliminar
    2. Sí,respetarlos siempre!esa es la educación que tenemos que dar a nuestros niños,luego que les gusten o no,o compartan su vida con alguno;pero respetarlos esvel primer punto. Esta entrada tuya ha coincidido con una semana en que me he encontrado especialmente decepcionada con lo que le pasa a muchos perros y gatos por donde yo vivo y,por desgracia por muchos sitios. Mi entrada de ayer está relacionada con eso,y te menciono en ello. Un besito y buen finde

      Eliminar
  17. A veces si se puede querer a los animales más que las personas, ya que son más fieles que los humanos, un beset

    ResponderEliminar
  18. Mi perro Mimo es uno más en la familia, me da tanto que nunca se lo podré devolvera lo largo de su vida, son seres muy desinterasados que disfrutan amando a lo suyos, asi que no entiendo como alguién puede maltratarlos incluso hasta la muerte. Yo mantengo que el que maltrata un animal esta a un pasito de hacerlo con una persona... son simplemente mala gente. Un besín

    ROSAS rosas de Bellepoque
    Shop BELLEPOQUE BISUTERIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte tiene Mimo por ser tan querido.
      Comparto absolutamente la opinión del maltrato, es que no lo entiendo ni le encuentro ninguna justificación, son seres despiadados.
      Besos y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  19. Hola Marigem, a las mascotas se las puede llegar a querer incluso mas que a muchos humanos. Siempre están ahí, son leales y fieles amigos. La estabilidad mental que aportan es increíble, por eso, no es de extrañar que muchas terapias psicológicas sean con animales.
    En mi casa siempre hemos tenido perros. Con ellos aprendí de niña lo que es reponsabilidad y compromiso. Ahora tengo perro y perra, la parejita, que para mi son como mis propios hijos. Mimos y cuidados, visitas al veterinario, su comida y chuches preferidas ... la felicidad que me dan, no tiene precio.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Erika.
      Ayyyy la parejita, es que me los imagino y todo!!!!!
      Me alegra ue pienses como yo, y entiendo que sean como tus hijos, yo estoy así con los gatos. Un beso guapa.

      Eliminar
  20. Ay Marigem, llego a este Jueves reflexivo casi cuando vas a publicar el de esta semana. El caso es que yo he estado en los dos bandos. Hasta los 21 años mi madre nos convenció a mi hermano y a mí de que éramos alérgicos a los animales (a todos) porque ya sabía ella que si metíamos uno en casa tendría que cargar con todo el trabajo. Y nosotros la creímos (sé que es un razonamiento enrevesado, pero dependiendo de lo pesada que se ponga mi bichilla con este tema te aseguro que seguiré esta técnica). El caso es que hasta entonces, yo no comprendía a esas personas tan enamoradas de sus animales, que los consideraban como un miembro más de la familia. Para mí era una locura. Hasta que con 21 años me dieron permiso para tener una gatita. Recién nacida y que se mudó con nosotras de Málaga a Barcelona y que vivió durante 8 años siendo una más. Dormía con nosotras, se metía en la bañera con nosotras, veía la tela encima de nosotras y hasta se subía a una esquina de la mesa para vernos comer. Estaba más consentida que un bebé propio y su enfermedad y muerte (murió el día de mi boda) me han afectado mucho más que el otras personas de mi familia. A veces me avergüenzo de reconocer esto pero es así. La hemos querido tanto que pienso en ella a diario, que nunca me voy a olvidar, que incluso cuando el papá de mi bichilla y yo éramos novios le decía que antes que a él quería a mi gata y luego a mi madre... En fin, que ahora que soy madre pues me da la sensación de que yo esto ya lo he vivido anteriormente con mi gata ¿estoy para el arrastre? ¿Loca de atar? ¿Lo mío tendrá solución?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No mujer, ni para el arrastre ni loca de atar,, te entiendo perfectamente.
      Ya es mala suerte que se muriera el día de tu boda.
      Yo pienso en la que se me murió a diario, y me da terror el día que me falten los que tengo, especialmente el mayor, que también criamos como tú dices, como un bebé.
      Entiendo a tu madre, cuando hay niños la mayoría del trabajo que dan los animales recae en las mamis, pero con lo que quisiste a la gatita si la bichilla te pide un animal quizás deberías dejar que tenga uno, aunque sea un cobaya porque les hace ser sensibles y felices. Un besín y no te imaginaba yo queriendo tanto a una gatita, qué sorpresa más guayyyyy.

      Eliminar
  21. Hola! tengo un gato de 11 años, me he mudado como 12 veces en mi vida y siempre con el, mi gatin va a donde yo vaya ni mas ni menos, si tengo mala racha a el su comida nunca le faltara, pero abandonarlo nunca, no podría!! pero ademas hace un año y 4 meses llegó mi perrita y lo mismo, los quiero con locura, ahora yuna mi perrita tiene un bultito que parece mejorar con la medicación en su bulva y sufro como una loca...y le vi otro en una tetita pero se le ha ido desnchando en horas, igualmente mañana a su vete por si acaso otra vez, no entiendo estas personas que adoptan animales, compran, les regalan etc para luego abandonarlos, matarlos, hacerles daño, peleas de perros, no puedo llegar a entenderlo, es tal la crueldad que hay en el ser humano...cuando ellos los animales nos enseñan cada día a vivir en armonía porque ellos se adaptan pero nosotros los humanos ni nos adaptamos a nosotros mismos, una pena. me quedo por aquí! me ha encantado tu post.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...