jueves, 26 de marzo de 2015

Jueves reflexivo; Hemos perdido las viejas costumbres.

¿Tanto ha cambiado todo?

Hola a todos. Un jueves más nos vemos así, de modo improvisado y pensando en algo que os pueda gustar.
Como siempre es muy temprano y mi café y mi gato me acompañan, la casa duerme y el silencio es mi aliado, así que hay que aprovechar.

El otro día estuve ordenando unas cosas y me encontré con mi cajita de cartas y postales de Navidad y...ayyyyyyyyyyyyy qué recuerdos!!!!!!!!!!!


No sé si vosotros tenías la costumbre de felicitaros por Navidad, pero yo siempre la he tenido. Al principio era con la familia pero desde los doce años tuve la costumbre de intercambiar postales navideñas.
Era tan emocionante llegar a casa de clase, abrir el buzón y encontrarte con alguna felicitación.
Y también era genial ir a comprarlas y escribirlas. Yo dedicaba mucho tiempo, buscaba la que creía que podía gustar más a cada amiga o amigo y luego escribía cosas interesantes. La Navidad tenía otro sabor con las felicitaciones.
postal navidad que me hace feliz
Estas tarjetas tienen 25 años y las he conservado con mucho cariño.

Con mis hijos seguí manteniendo la tradición, enviando postales a los familiares y desde que tuve cámara digital preparaba una felicitación con fotos de mis hijos y alguna cosa bonita, y la verdad es que a la familia le hacía ilusión.
tarjetas navidad hacen feliz
Las ha conservado con mucho cariño.

Pero hay que admitir que la costumbre se está perdiendo, y aunque mucha gente me felicita por email con cosas chulas ya no es lo mismo, y lo echo de menos, creo que esas cosas no deberían perderse, pueden convivir perfectamente con la tecnología.
postal navidad reflexión
Tienen más de 20 años, ainsssss.

Otra cosa que encontré fueron mis cartas. 
Con el paso del tiempo me fui separando de algunas amigas, cambios de colegio, dirección y esas cosas,y aunque nos veíamos a veces intentamos mantener el contacto por carta y era genial, me encantaba.

Cuando llegaba a casa y había una carta en el buzón me emocionaba y estaba deseando leer lo que me contaban, o me encantaba compartir esas cosas y cuando a mí me ocurría algo emocionante, por ejemplo que el chico que me gustaba me dijese hola, que aquello era el no vas, lo ponía en las cartas que mandaba mi s amigas y ese hábito de escribir era realmente bonito.
cartas reflexión
Cartas de mis amigas y de cuando fui voluntaria de Barcelona 92 un tiempo.

Ahora si queremos decir algo lo mandamos por wasap, lo cual está genial, lo reconozco, pero dentro de veinte años no podremos mirarlo y reírnos de lo emocionante que nos parecía en el momento.

Cuando mi madre era pequeña y los primeras años de mi infancia todos los meses recibíamos una carta del pueblo de mi madre(dónde se rodó El cabezota, de la que os hablé aquí) contándonos las novedades, y aquello era genial.
La tía de mi madre escribía muy bien, yo siempre digo que si hubiese vivido en otro sitio habría sido escritora, y nos contaba los pormenores de ese pueblo enclavado en los Picos  de Europa. Cuando nacía un niño lo describía de una forma maravillosa, no nos daba el peso y la estatura, nos contaba como sonaba su risa o la profundidad de su mirada, y nos explicaba como era la ternerina que había nacido o con quien había bailado en las fiestas de San Ramón. Mi abuela recibía la carta y la traía a mi casa, donde se leía en voz alta y nos alegrábamos o apenábamos todos a la vez con lo que nos contaba.

A día de hoy hablo con la hija de esta señora por wasap o por facebook, estamos en contacto permanente y me encanta, pero echo de menos aquella emoción de las cartas, aquellas descripciones,  cuando van a las fiestas al momento veo una foto y aunque mola, no lo voy a negar, me falta la descripción, no puedo imaginarme el olor a sidra o la música que suena.

Bueno, ya no os aburro más que solo quería compartir un poco de esta melancolía, el ver estas cartas me ha hecho sentirme mayor, los 40 pesan,jejeje.
Por cierto, menudo trabajo me ha costado hacer las fotos con poca luz natural, he tenido que discurrir así que perdonad la mala calidad,es que se me ocurrió tarde, mal y nunca sacar fotos de las cartas y tarjetas navideñas, es algo improvisado y claro...así me ha salido.

Para acabar os diré que me encanta poder comunicarme con las nuevas tecnologías, hacen que pueda hablar con gente a la que tendría casi en el olvido si no fuera por ellas pero echo de menos las cartas, las postales y abrir el buzón y ver algo más que facturas y cartas del banco.
Y vosotros,¿sois o érais de escribir cartas?¿Y felicitaciones de Navidad?¿Os gustaba?¿Lo echáis de menos? 
Mil gracias por leerme, recordad que debajo del post están los iconos por si os apetece compartir en redes sociales, solo si os apetece, y mil gracias por leerme y comentar. Besinossssssssssssy hasta mañana viernes, que vendré con algo alegre.

45 comentarios:

  1. Qué bonito, yo la verdad es que no he sido mucho de mandar postales y esas cosas pero es cierto que luego te permiten rememorar muchas cosas. Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste. La verdad es que releer estas cosas hace ilusión. Besos.

      Eliminar
  2. Un día más estoy completamente de acuerdo contigo... El año pasado hice limpieza profunda de armario. Saqué una bonita caja de zapatos forrada de papel de periódico y fotos chulas y la abrí... fue mi regreso a mis años de niñez y adolescencia! Tengo la caja llena de cartas que me mandaba con mis amigas! Ellas eran hijas de gente del pueblo pero vivían en la ciudad, y venían al pueblo en vacaciones. Durante todo el año nos escribíamos por cartas. A veces era una carta semanal, otras veces era una carta mensual.. Si hasta me escribía cartas con una amiga que vivía a 10 kilómetros jajajaja. También tengo muchísimas postales de navidad guardadas.

    Ahora si nos queremos decir algo está el whatsapp o el email, pero no es lo mismo que cuando recibías una carta... se ha perdido parte de la emoción.

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyy me imagino la caja y todo, es como la mía.
      A mí me encantaba, una de las chicas con la que me escribía vivía aún más cerca que los 10 Km de tu amiga pero ella iba al instituto nocturno y yo al normal y nos veíamos muy poco y nos encantaba cartearnos,jejeje. Un besito y me alegra ver que coincidimos.

      Eliminar
  3. Yo si escribía felicitaciones de Navidad y recuerdo que incluso alguna carta y aunque tenía su encanto, hay que reconocer que igual cuando llegaba la carta con la noticia.... quizás ya estaba obsoleta y todo, jajaja.
    Pero... vamos perdiendo tantas buenas costumbres!!!!!. Así es la vida.
    Besos Gema
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/03/mi-primer-clutch.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej, sí que es verdad que a veces estaban obsoletas pero tenían tanto encanto. Un besín y gracias por comentar.

      Eliminar
  4. tienes razom la costumbre de escribir postales y cartas se esta perdiendo. Ahora por navidad casi no llega nada en papel, todo el mundo manda cosas por correo o whatsapp, con lo bonito que es y la ilusion que hace abrir el buzon y ver cartas.

    Yo de pequeña me escribia cartas con mis amigas, ahora seria impensable jeje

    un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, abrir el buzón y ver las tarjetas de los amigos era genial. Yo me he reído un montón releyendo lo que me decían. Un besín.

      Eliminar
  5. Yo lo era y mucho y me pasa como a ti. El buzón de casa ya no mola nada porque ya no deja sorpresas jeje. Ahora solamente mando una felicitación navideña, y es a la familia con la que estuve en Irlanda.. Por allí son muy de postales y las usan para todo: si te casas, si te mudas, si has dado a luz, si estás enfermo... tarjeta al canto... me escribía con primas del pueblo y con amigas de fuera... ains qué tiempos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué envidia me dan en Irlanda!!!!! A mí me encantaba recibir esas cosas, y ya ves en la foto que bien las he conservado, tienen 25 años y están nuevas. Un besín y me alegra ver que compartes mi opinión.

      Eliminar
  6. a mi me encantaba recibir cartas y conservo muchas. Además lo de las felicitaciones me fascinaba y tengo una amplia colección especialmente de Ferrandiz
    Me pasa lo mismo que con las fotos digitales, que al final no las disfruto como las de antes.
    El papel permanece, yo soy totalmente propapel,hasta en los libros

    Besinosssss,qué buen tema has escogido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy esas caritas de Ferrandiz, yo también tengo!!!! Soy propapel total y me encanta tener todas estas cosas. Un besín y me alegra que te guste.

      Eliminar
  7. A mi en su momento me gustaban!!!, pero tampoco las veo necesarias, ahora las cosas han cambiado!!!, están las nuevas tecnologías, otras formas de felicitar, por FB, email, Whatsap, igualmente para válidas, para mí lo importante es la intención, el "como" me resulta indiferente, las felicitaciones de Navidad que tenía las tiré!!!, para mi son "trastos" que no sirven para nada y pienso ¿para que los quiero?... fuera!!!, no soy nada nostálgica!!! y pienso que las cosas cambian, evolucinan y hay que subirse a lo que viene!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyyyyyy a mí me dan los siete males si alguien me tira mis "trastos". Me río mucho releyendo esas cosas, me encanta tenerlas. Yo no soy nostalgica de continuo ni mucho menos, pero de vez en cuando es genial revivir esas cosas, ver lo bien que lo pasábamos y me hace ilusión guardarla para mis hijos. Mi madre tiene las postales que le mandaba mi padre desde la mili, y cartas de familia y amigas y me encanta releerlas, son recuerdos familiares que para mí no tienen precio, me recuerdan que siempre tuve amigos y gente que me quería, no sé, es algo que permanece. Un besín y mil gracias por comentar.

      Eliminar
  8. Gema, es cierto que se escribían postales y de vez en cuando cartas, pero en parte era porque no había otra posibilidad, el teléfono o no existía - porque tardó mucho en llegar a todas partes- o era carísimo y el contacto sólo se podía mantener por escrito.
    Pero si te das cuenta, lo único que tú has hecho es cambiar los receptores de tus misivas, en lugar de mandarlas solo a la familia y los amigos, ahora las compartes en el blog y le llegan a mucha más gente.
    Quizá sea menos tangible, pero es mucho más vivo y puede acercar tanto o más.
    Los tiempos cambian y en algunas cosas avanzan y en otras se pierde.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Curra.
      Si que es cierto que mediante el blog se llega a muchísima gente, yo hasta que no empecé a mirar las estadísticas hace poco no me había dado cuenta del alcance.
      Pero las cartas son algo precioso, y las postales, a mí me gustaría que conviviera todo. Ya digo en el post que con la familia del pueblo hablo por wasap, face y con la webcam y claro, es genial este contacto, pero abrir una carta sin saber lo que te van a decir presta mucho. Un besín.

      Eliminar
  9. Yo era muy de cartas. No sólo en Navidad... hablaba con mucha gente por carta y lo he seguido haciendo. Es cierto que ya no tanto (aunque cuando quiero contar algo "importante","emocionante" o lo que sea... no escribo por guasap... intento mandar email y si puede ser, escribo por carta... lo he hecho hace no mucho)
    Y aunque ya no mantengo tanta relación por carta, siempre que mando un paquete, de lo que sea, me gusta escribir algo.

    Estoy de acuerdo con el mensaje anterior... Quizás mi afán por escribir cartas se traduce en los blogs... jaja Es una manera de que quede ahí, para siempre =) Y con cientos de destinatarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!
      El wasap es un poco para el día a día, pero las cartas tienen mucho encanto.
      Yo cuando mando paquetes también meto algo escrito a mano, presta mucho.
      Y siiii, los blogs permanecen y con muchos destinatarios.
      Un besín.

      Eliminar
  10. Hola. soy una clásica aunque rodeada de nuevas tecnologías... sigo mandando postales en Navidad y cuando voy de viaje turístico... me encanta recibir cartas en el buzón de casa. También las guardo todas... lo malo es que aunque yo mando cartas clásicas mis amigos prefieron los e-mail... en fin... me sentí identificada con tus palabras... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Es que mandar y recibir cartas es genial. Yo creo que las nuevas tecnologías están muy bien, yo las uso mucho, pero podrían convivir perfectamente con las cartas.
      A mí me pasa igual, vivo rodeada de gente que no es de cartas, prefieren un email.
      Un saludo y me alegra que te hayas sentido identificada.

      Eliminar
  11. Pues éste ha sido el primer año que solo he escrito postales de navidad a aquellos que me la han mandado previamente a mi, y han sido DOS.
    Me encanraban , encantan y encantarán las cartas,
    Las guardo TODAS, desde las que nos escribíamos en el cole las unas a las otras cuando todavía no nos dejaban usar el teléfono y no aguantábamos hasta la hora del patio para contarnos las horas separadas, las del novio que se fue a la mili, la del que se fue a estudiar al extranjero, tooooodas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Yo también las guardo todas. Las de las fotos son de amigas del cole y del instituto. Es algo precioso y me gusta de vez en cuando releerlas, me divierto y me río un montón. Un besín.

      Eliminar
  12. Qué recuerdos! Cada momento tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, vamos avanzando y todo cambia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Todo cambia pero a mí me encantaría que se mantuviera, aunque las nuevas tecnologías están genial, pero las cartitas son un recuerdo chulísimo. Besinos.

      Eliminar
  13. Es verdad, que pena que se pierdan estas costumbres! Aquí en Alemania es super común escribirse sobre todo en las épocas festivas, a mí me encanta guardar todas las postales y cartas como si fuesen tesoros! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me da mucha pena. Qué guay que en Alemania sean tan "escribidores"!!!!! Haces muy bien en guardarlas, son tesoros. Un besín.

      Eliminar
  14. Nunca fui muy escritora, pero por otra parte soy incapaz de tirar ninguna de las que recibí a lo largo de mi vida, sobre todo por lo que siguen significando para mí las personas que las remitieron. La caligrafía me parece algo tremendamente personal y único y hace que no pueda desprenderme de esos recuerdos, particularmente de cualquier cosa escrita por mis padres, sea lo que sea.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las cartas están impregnadas de la esencia de quien las escribió, yo tampoco podría desprenderme de ninguna, prefiero tirar cualquier otra cosa que sea irreemplazable, pero las cartas, ainnnns. Un besín.

      Eliminar
  15. Es algo muy personal recibir una tarjeta de Navidad. Este año recibí una de mi hijo y fue algo muy especial.
    Ni que decir tiene que no soy de mandar muchas.

    ResponderEliminar
  16. Qué ilusión recibir una tarjeta de un hijo!!!! A mí eesas cosas me encantan. Un besín.

    ResponderEliminar
  17. Tienes razón es una muy bonita costumbre escribir y enviar cartas, yo ya no lo hago y tampoco las recibo, la tecnología nos invade y hace que se pierdan detalles tan bonitos y personales como lo eran las cartas o postales, incluso las fotografías antes se imprimían todas y ahora con suerte solo algunas, si no quedan almacenadas o se muestran en un marco digital, pero no es lo mismo, si se daña no queda nada que hacer.
    Recuerdo que en el colegio una vez escribimos cartas y nos las enviamos unos a otros, la maestra fue quien las dejó en el correo y en unos días las recibimos en nuestras casas, yo era muy pequeña pero la experiencia muy grata, tanto que aún lo recuerdo. Además fue muy bonito que nos lo enseñaran el clase todo el proceso :-)
    Un gusto visitarte :-)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito!!!! Ojala todas las profes hicieran cosas así con sus alumnos, es un aexperiencia preciosa. Un besito y me encanta que vengas a visitarme.

      Eliminar
  18. Mi mejor amiga y yo nos pasábamos cartas en el recreo y a la salida y en vacaciones nos enviábamos unas quilométricas. ¡Qué tiempos!

    Por cierto, le debo carta a Irene :D

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Qué alegría verte por aquí!!!!!
      Cómo prestaban esas cosas!!!!Un besín.
      Ayyy, seguro que las cartas de Irene son de lo más interesantes.

      Eliminar
  19. De pequeña, yo escribía cantidad de cartas,incluso a mi abuela que vivía a escasos 45 kilómetros de mi casa le mandaba cartas semanalmente. Postales de navidad hace años que tampoco envío, excepto este año, que me animé a enviarle una a otra mamá bloguera que vive en el extranjero ¡y el paquete me llegó devuelto 2 meses después! Ahora vendrá ella unos días a Barcelona y se lo daré en mano ¡para una vez que doy un paso así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joooo, para una vez que te inspiras. A mí me encanta esto pero claro, cada vez se usa menos. Unbesín.

      Eliminar
  20. Yo era más de cartas que de postales, y también las tengo todas guardadas y de vez en cuando me gusta mirarlas, cuantos recuerdos!!! Es cierto que el wasap ahora es muy cómodo, pero no es lo mismo. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son recuerdos muy chulos!!!!! Lo malo del wasapa es que dentro de unos años no los podremos releer, y entonces sí que nos daremos cuenta de lo chulo que era comunicarse con algo que permanece. Un besito.

      Eliminar
  21. Las postales apenas tengo recuerdo, las cartas las tengo más en la memoria, la escribíamos a la familia con el encabezado "Querido tal, espero que a la llegada de la presente estés bien, yo bien a Dios gracias" ahora seria impensable escribir a un familiar de esta manera.
    Recuerdo tener amistades de carta, nos conocíamos solo por este medio , no guardo ninguna, ni las que tenia mi marido de la mili también se perdieron, una pena. pedacitos de vida atrapados en tinta.
    Mi hija en cursos anteriores se intercambiaban postales que muchas veces hacían ellos mismos.
    Ahora es todo mas inmediato menos romántico pero mas rápido y divertido, yo era contraria al whatsapp pero a veces es muy divertido con las amigas. tanto las que tengo cerca como las que están lejos.
    En fin el tiempo pasa y todo cambia.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El wasap es genial a mí me permite hablar con gente que está lejos o con mis hijos en muchas ocasiones, pero las cartas son exactamente lo quehas dicho, pedacitos de vida atrapados en tinta y me encantaría conservarlos para siempre. Lo ideal sería que todo conviviese, el wasap para el día a día y de vez en cuando unas cartas personales. Un besito.

      Eliminar
  22. Ains, yo también echo de menos el hablar con mis amigas por carta o felicitarnos la navidad por postales, qué recuerdos. Una pena que la tecnología se lleve las viejas costumbres. Un beszao guapa

    ResponderEliminar
  23. A mi encantaba mandar y recibir cartas y tarjetas aunque reconozco que ya no lo hago. Solo para mis hermanos con la foto de Álvaro y algún detallin.
    Ahora es todo más efímero, verdad?
    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. A mi encantaba mandar y recibir cartas y tarjetas aunque reconozco que ya no lo hago. Solo para mis hermanos con la foto de Álvaro y algún detallin.
    Ahora es todo más efímero, verdad?
    Un besazo

    ResponderEliminar
  25. Uy, sí que nos parecemos... a mi también me encantan las postales de navidad, soy la única de mi familia y amigos que mantiene viva la tradición. ¡Qué quieres que te diga, por email no es lo mismo, es mucho más frío! He llegado a hacer tarjetas de punto de cruz, otras con poemas, otras con fotos de mi perrita Fibi, otras en cartulinas con dibujitos como si viniesen del Polo Norte (para mis sobrinos)... y me encanta hacerlo, en esos momentos vives el espíritu de la Navidad.
    En cuanto a las cartas, uno de mis tíos me llamaba "la Cronista de la familia" porque era la única que le mandaba noticias de lo que pasaba por aquí (yo vivo en Alicante y él vivía en Palma de Mallorca) y siempre le tenía informado y le mandaba fotos. También me escribo con una antigua compañera de cole, amigas de un antiguo trabajo y con una monjita de mi escuela a la que quería mucho... ¡¡¡será por cartas!!! Me ha encantado leerte. Las cartas de tu tía, por el modo en que hablas de ellas, tenían que ser preciosas. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy me ha llegado al alma lo de las postales y las cartas!!!!!
      Las de mi tía eran increíbles, es que las recuerdo a la perfección porque describía las cosas de una manera preciosa.
      Besitos y gracias por leerme.

      Eliminar