jueves, 29 de enero de 2015

Jueves reflexivo; La importancia de decir no.

Jueves reflexivo; decir no.


Buenos días!!!!!!!!!!!!!!!
Hoy nos toca otro jueves reflexivos de esos en los que improviso y me dejo llevar. Aún no ha amanecido, los cristales están empañados, la niebla del amanecer lo cubre todo y otra vez más estoy frente al ordenador, con un café humeante a un lado y mi gato preferido en el regazo. Y una vez más dudo y vuelvo a dudar antes de empezar a escribir.

El otro día, Ángela, una lectora que siempre me deja unos comentarios preciosos, me dijo que no estaría mal que alguna vez enfocase precisamente lo que os menciono arriba, el decir no, y desde que me lo comentó le he dado bastantes vueltas.
Hay tantas cosas a las que deberíamos decir que no...

Para empezar os diré que esto son solo reflexiones, en realidad no llego a ninguna conclusión, divago y pienso, y así acabo viendo las cosas con un poquito más de claridad, pero es solo eso, una simple opinión.


Desde que somos niños deberíamos tener algún tipo de mecanismo que nos ayudase a decir que no. Algo en nuestro interior debería empujarnos a decir que no a los niños que nos obligan a hacer algo que no queremos, que nos imponen un juego o que nos hacen cometer hechos cargados de maldad, como acosar a otro compañero. Esas personas cobardes que se unen al más fuerte para no decirle que no y no les importa hacer sufrir a otro están vendiendo su alma al diablo, y si no dicen que no en esos momentos ya es muy difícil decir que no después.

No sé como se puede lograr esto, ese no a tiempo, supongo que hay que tener en cuenta demasiados factores, la personalidad, la seguridad en uno mismo, el apoyo que puedan tener en casa cuando cuentan los problemas, muchas cosas, pero ese primer no es importante, es el primero de muchos noes que tendremos que decir a lo largo de toda nuestra vida.

Ya en la adolescencia nos iremos encontrando muchas situaciones que requieran un no, ese cigarrillo que insisten en que probemos, esa bebida que juran no nos hará daño, esas sustancias que nos harán la vida más fácil, o tal vez el dejar a una amiga fiel y tímida para irnos con las populares, o como decía eso tan común de menospreciar al débil para sentirse ellos menos débiles y vulnerables.

En esos momentos cualquier no es difícil, a esa edad todo son dudas pero yo creo que si en casa se les insiste en una serie de principios no traicionarán ni insultarán gratuitamente, y si desde muy pequeños les hacemos entender las consecuencias del alcohol, tabaco y drogas, algo que ellos tienen muy al alcance de la mano, si saben que hay otras opciones, a la larga sabrán decir que no, aunque les cueste, aunque no sea tan fácil, ese no acabará saliendo.

También está el tema de las redes sociales, y a partir de cierta edad comprendo que es muy difícil controlar, pero por eso hay que educar en la prevención.
Yo no me creo digna de dar consejos a nadie, ni pienso que yo educo mejor o lo hago mejor que los demás porque yo, como todos, tengo mil fallos, así que solo es una opinión, pero es que este tema me da pánico.
¡Es tan fácil que un niño caiga en las redes de pederastas o gente desequilibrada!!!! Y también me preocupa mucho que algunas chicas jovencísimas accedan a hacer ciertas cosas que quedan para siempre en Internet y que las dejan en manos de manipuladores. Me refiero a esas muchachas que acceden a enviar al móvil de chicos fotos suyas en ropa interior, o sin ropa, o manteniendo relaciones o mil cosas más...esas fotos ya escapan totalmente de su control.

Creo que tenemos que concienciar a nuestros hijos para que no accedan a esas cosas porque con las edades de las que yo hablo no tienen una relación estable, al menos no entonces, en el futuro se verá, y no pueden acceder a hacer lo que dice otra persona y quedar bajo su control.

Si ya vamos a la edad adulta los noes crecen y aumentan.¿por qué mucha gente se apunta al carro de criticar y juzgar sin saber? Muchos lo hacen como si fueran adolescentes y quisieran sentirse aceptados. 
Yo me niego, y cuando alguien viene a hablar conmigo, si noto que la conversación gira intencionadamente para criticar siempre paro los pies, seguro que les parezco una borde, pero,¿por qué tengo que criticar las marcas de comida que compra fulanita, o si su hija va vestida cursi, o su hijo no come bien? Tampoco el mío come bien, y seguro que a muchos les parecería cursi algún modelito de cuando eran pequeños, y ni se me ocurre criticar a la que compra marcas baratas, es que ni me fijo.

A veces también hay que decir no a situaciones realmente graves, y es cuando he visto que es más difícil.
No voy a entrar a opinar de los casos de maltrato porque no tengo experiencia cercana, solo una vez hablé con unas mujeres de una asociación y todas coincidieron en que una vez empieza el maltrato continuado se crea una dependencia muy difícil de entender, y es complicado salir. Pero todas coincidieron también en que si al principio dices no, eso puede acabarse. No solo es decir no, claro, hay que dejar a esa persona y muchas más cosas, no es tan fácil, pero siempre falta el primer no.

Y también hay que decir no siendo padres. Todos queremos mucho a nuestros hijos, pero hay cosas que no podemos dejar que hagan aunque nos de pena. Si creemos que ir a ciertos sitios a una edad inapropiada no les conviene pues no debemos dejarles. Llorarán, se enfadarán y tendremos enormes tentaciones de ceder, pero no, hay cosas que no. Hay que vigilar las compañías, y a veces nos tocará reñir y ver sus caras de enfado,pero aunque el si es la opción más fácil, acabaremos diciendo que no porque no queremos que les pase nada.

Y a veces hay otros noes en los que tampoco tengo mucha experiencia, pero que supongo que en mi caso recibirían un no, supongo porque no lo sé. Hablo de familias en la que los padres, solo por ser padres, se creen que sus hijos tienen todas las obligaciones del mundo con ellos cuando ellos tampoco han sido los mejores padres del mundo.
Si que conozco un caso así, aunque no en profundidad y por eso nunca lo he juzgado,pero parece ser que esos padres hicieron lo mínimo por sus hijos, enseguida los pusieron a trabajar y les pedían la mayoría del sueldo, nunca estuvieron pendientes, no les ayudaron con los nietos ni con nada en su vida y ahora pretenden que les atiendan y ayuden económicamente.
Parece ser que la cosa era tan abusiva que uno de los hijos se ha plantado, ha hablado con los hermanos y decidió buscar una solución. Han arreglado unas ayudas para casa de los servicios sociales por un tiempo, y el resto ponen entre los hermanos un dinero para que los atiendan, pero se acabó dejar ellos de vivir porque los padres se lo exigen, y según ellos, cuando los padres podían ayudar y los hijos lo estaban pasando mal jamás les echaron una mano, y ahora todo son exigencias. Bastante hacen los hijos que no los dejan sin atenciones y ponen dinero.
Creo que este es el no más difícil, un no a los de tu sangre porque yo por los míos daría todo, pero si me hubieran dejado de lado siempre no sé que haría.

También  está el no en el matrimonio, con los amigos, hay tantos noes que a veces nos dan miedo porque tememos ofender o que nos dejen, pero siempre es mejor decir no que vivir con él dentro porque una cosa es ceder un poco en la convivencia, eso es inevitable, y otra hacer lo que no queremos.

Bueno, ahora mismo no se me ocurren más noes, aunque seguro que cuando publique el post se me vendrán a la cabeza, pero como hoy lo hago sobre la marcha no quiero editar, como quede lo pongo así que espero sugerencias y opiniones.

Ahora que he terminado el café y poco a poco los cristales se desempañan y la niebla del amanecer se disipa me despido de vosotros para empezar el día, un jueves más lleno de pensamientos y reflexiones que tal vez no lleven a ninguna parte, pero que me gusta compartir.

Y vosotros,¿habéis dicho muchas veces no?¿os cuesta?¿hay alguno de esos no que siempre os arrepentiréis de no haber dicho?
Recordad que si queréis decirme algo en privado hay un formulario de contacto arriba a la derecha.
Muchos besinos y nos vemos mañana con algo alegre que es viernes.
Muackkkkkkk.

40 comentarios:

  1. a mi me cuesta horrores decir que no y claro, luego vienen los atragantones postqueriadecirquenoperodijequesimecagontó

    Besinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí a veces también me cuesta, pero es cuestión de empezar a hacerlo, luego sale más fácil. Besos.

      Eliminar
  2. Uf el tema de los noes es un caso a parte... yo depende para que no se decir que no!!! y claro, luego me toman por la tonta de la que siempre podemos sacar tajada... y yo de tonta no tengo un pelo :@

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me cuesta muchísimo, pero me voy poniendo a ello poco a poco, que al final siempre nos toman por tontas, como dices. Es cuestión de empezar, luego va saliendo. Unbeso.

      Eliminar
  3. Buenos días!! me ha encantado que hayas tenido en cuenta lo que hablamos el otro día, si digo hablamos porque en un blog como el tuyo para mi es como si tod@s estuviéramos tomando un café hablando de nuestras cosas, como los amigos que no se ven hace tiempo y tienen mil cosas que explicarse.

    Te escribo desde el sofá rodeada de pañuelos sobrellevando el gripazo, lastima no haber leido tu post antes jejeje
    .
    El otro día me atreví a decir no a un familiar, desde niña la prudencia, el no querer contrariar a nadie me ha metido en muchos problemas, con 45 añazos ya va siendo hora de aprender y me lance y dije NO es cierto que estuve una semana sintiéndome contenta y culpable a la vez, pero cuando digo Si sabiendo que se están aprovechando solo me siento estúpida y débil, en casa siempre se enfadan conmigo, por actuar asi.

    Ahora os voy a contar un NO muy importante para mi es algo muy personal pero creo que como madre que soy me hubiese gustado leerlo aunque probablemente no me lo hubiese aplicado, al leer tu NO en la infancia me he animado a contarlo.


    Soy madre de hija única, una niña equilibrada, prudente, con buenas notas,no hablo como madre, esto era así a cara de profesores, monitores, familia en fin, pues un buen día mi hija agarro su mochila de montaña y se me fue de casa, ando 14 km, practicamos senderismo en casa, así que andar no es un problema para ella, se movilizo la escuela, la policía en fin todos pensábamos que se la habían llevado, es indescriptible lo que sientes, no hay palabras.
    Pasado el susto empecemos con los psicólogos, una niña sin problemas por que hace lo que hizo?. quieres respuestas no entiendes nada , te preguntas que has hecho mal en fin.... en la primera consulta nos comentaron que se podría tratar de asperger, ya que por ciertos rasgos de personalidad se adecuaba al diagnostico, nosotros solo queríamos respuestas, pues bien después de llevar un seguimiento la conclusión de la psicóloga es que mi hija no sabia decir no y como un vaso que se colma a la ultima gota reboso, no todos los niños actúan así, ojo cada uno es un mundo, pero al tener un hijo con un carácter tan equilibrado no hay señal de alarma ,queremos protegerlos tanto que no les damos la oportunidad a equivocarse.
    Os ruego que entendáis que para mi esto es más que un escrito me toca demasiado emocionalmente, pero creo que el hablar de ello le puede servir a otros padres.
    Quizás solo haya sido provocado por una imitación de mi carácter, los niños son esponjas de todo lo que les rodea, pero de todo se aprende y por suerte todo quedo en una chiquillada.
    No sé que tienes Marigem que siempre me haces parar a reflexionar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ufffff, no sé ni por donde empezar.
      Lo primero, gracias por decirme esas cosas tan bonitas y por contar esto, es muy difícil compartir una experiencia así.
      Me imagino el miedo que tuvisteis que pasar sin saber donde estaba, pensando que os la habían llevado, menudo dolor, menos mal que al final esa parte se solucionó y apareció.
      Es cierto que en niños estables es mucho más difícil detectar estos problemas, seguro que a la mayoría se nos pasarían por alto, pero yo no creo que sea por imitación de tu carácter, no es en modo alguno ni tu culpa ni nada relacionado contigo, yo creo que es una niña buena y noble que no sabe decir que no porque muchas veces no sabemos, sin más, y a ciertas edades, cuando no puedes arreglar un problema te escapas, es así.
      También creo que ne los colegios hay poca vigilancia, y vigilar no es mirar para ellos en el recreo para que no se hagan daño, es observar porque ella con los otros niños tuvo que tener un comportamiento que despertase el interés de los profes, una obediencia excesiva, no sé, algo que ellos tendrían que ver. Madre mía, que complicado es!!!!!!!
      Menos mal que ha quedado en nada, aquí en Gijón hubo un caso hace casi un año de una niña que estaba siendo acosada por otras niñas y al no recibir ningún apoyo se suicidó tirándose por un acantilado. Yo a veces paso por el sitio, y al ver el mar tan embravecido me estremezco pensando en lo sola que se tuvo que sentir. Como siempre el colegio ha mirado para otro lado, aunque en este caso los padres lo sabían y habían ido allí.
      Ya verás como tu hija nunca más vuelve a daros un susto así, seguro que poco a poco empieza a decir que no, lo principal es que confíe en vosotros para que podáis ayudarla si el vaso vuelve a estar a punto de rebosar.
      Y creo que contar esto, como dices, te ha venido bien, es un desahogo porque lo malo de ser madre es que no puedes compartirlo con tus hijos y eso se va quedando dentro. Y además puede servir a otros padres, que al ser niños tan centrados no lo vemos.
      Mucha suerte guapa, y espero que todo vaya a mejor, que nunca se repita nada así. Y lo de tu familiar, has hecho bien, no hay que aguantar que nadie abuse de nosotros.
      Besos.

      Eliminar
  4. Yo me muero de sueño cada vez que te leo los jueves y veo que aún no ha amanecido jaja vamos, que yo cuando toca trabajar me suena el despertador a las 7:30... vale me pongo seria, me resulta muy interesante este post, me cuesta decir no a mi gente, y a veces tmb hay que hacerlo y luego me frustro o decepciono cuando veo que yo doy el 100% y siempre estoy y tal vez los demás no.... Sobre los primeros Noes estoy contigo en que es importantísimo y básico educar y dar valores para que luego reaccionen bien. He tonteado con el tabaco alguna vez pero me hacía daño la garganta y no fue a mayores, yo misma me di cuenta, me he bebido mis copitas pero siempre controlando, y jamás en mi vida he probado la droga, ni siquiera un porro. Hay que sentar muy buenas bases para que a la hora de la verdad actúen correctamente. Ayer justo leí un reportaje sobre la adolescente asturiana que se suicidó en 2013 porq sufria acoso escolar y se arrojó por un acantilado... no sé qué tipo de monstruos pueda llegar a crear algunos padres, a mi me pasa con un hijo y le doy tortazos con la mano abierta hasta que le guste y de casa no sale desde luego hasta que no se case....

    Sobre los demás casos... creo que tendría que verme ahí para saber que haría. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Bueno, lo de los cigarrillos al final no es tan grave, y te lo dice una exfumadora, o tomar una copita, es más bien el hecho de decir no lo que algunos adolescentes no son capaces de hacer, y lo entiendo, pero hay que intentarlo.
      Respecto a la niña que dices, es de mi ciudad y cada vez que paso por el sitio desde el que saltó pienso en lo sola que debió sentirse. Las culpables han tenido una condena ridícula, y desde luego,para nada ejemplarizante.
      Por cierto, a mí también me cuesta decir NO, pero cada vez lo intento más, ayudo, echo una mano y lo que sea, pero tengo límites. Un beso guapa.

      Eliminar
  5. A veces cuesta mucho no dejarnos llevar por la presión del grupo. Y ésta es la norma evolutivamente, necesitamos tanto al grupo social que pasan cosas como ésta. Evidentemente también tenemos que protegernos como individuos y no dejar que la corriente nos arrastre por completo. Los fenómenos sociales de este tipo me resultan muy interesantes.
    Personalmente, yo debo ser la niña del NO. Es más, cuanto más me insistan con una cosa, menos la quiero. Como cuando todas en mi colegio se abrieron más agujeros para pendientes en las orejas, yo pasé a pesar de que me insistían. O cuando todos mis amigos fumaban. O cuando todas empezaron a salir con chicos y a mí no me interesaba para nada. Ahora, que igualmente quedo mal porque cuando es no, digo que no. No sé si por tu tierra pasa, pero aquí, decir no como que está feo, ahora, no se cortan a la hora de ponerte cualquier excusa y mentirte a la cara. Quizá sea sólo la gente que conozco, pero lo veo muy extendido por aquí y a mí al menos, no me parece bien.
    Me parece también que es cosa de un equilibrio, no siempre hay que dar la razón o hacer todo por los demás, tenemos derecho a decir no, pero tampoco es cuestión de ser totalmente egoístas. A lo mejor es tu caso, que das mucho y te cuesta decir que no, pero para otra gente no es así. Otra gente sólo va a lo suyo y decirle "tienes derecho a decir no" es que sean aún más egoístas.
    No sé, es una reflexión mía, perdona por el rollo, jajaja
    Un besazoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grrrr, te había puesto una respuesta larguísima y blogger me la ha jugado.
      Decía que ir contra el grupo es difícil, y no solo en la adolescencia. A mí siempre me ha costado decir que no, pero coincido contigo en que no me dejaba arrastrar por ciertas "modas", yo siempre tuve mi ritmo.
      Aquí también está feo decir que no a ciertas cosas, y mienten descaradamente. Yo eso no lo veo nada bien, es mejor decir las cosas claras.
      Y desde luego, el equilibrio es fundamental y a algunas personas no podemos decirles que digan No cuando son muy egoístas porque entonces siempre cederían los demás y nunca ellos.
      De rollo nada, me encanta leer opiniones y lo has expresado todo muy bien.
      Un besín.

      Eliminar
  6. Ay el saber decir no, me asignatura pendiente. Me da tanto pudor decir algo que se supone por encima del que me lo pide... No se explicarlo.
    Hoy mismo he salido de la universidad con esa sensación, pues puedo hacer un trabajo yo sola o con mi compañera de prácticas. Teniendo en cuenta su forma de ser, no quiero hacerlo con ella, porque es peor de hacerlo sola, ya que tengo que estar pendiente de ella pero encima hacerlo yo. Y pensaba "y si ella quiere hacerlo juntas?" y me agobiaba con ello.
    Tengo que aprender a decirle, "mira prefiero hacerlo sola, lo siento", me me cuesta taaanto...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es muy difícil decir que no, a mí me cuesta aunque me estoy volviendo más dura, jejeje.
      Lo que mencionas del trabajo les suele pasar a mis hijos, y aunque cueste hay son cosas que hay que afrontar. A ellos les cuesta y a mí generalmente también, porque además no me gusta dar excusas, es mejor decir que prefieres hacerlo sola y sabes que puede sentar mal...es muy difícil. Un besín.

      Eliminar
  7. Decir no es complicado y nos suele hacer sentir culpables de defraudar a otros.
    Lo que pasa es que muchas veces el de enfrente tampoco se siente tan defraudado y en el fondo cuando no quieres hacer una cosa suele ser por algo, así que en eso deberíamos aprender desde niños.
    Pero por lo que veo no hay sistemas que funcionen bien, así que a seguir intentándolo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es cierto que a veces tenemos mucho miedo y al final no es para tanto, pero cuesta mucho...es difícil.
      Creo que sistemas eficaces no hay, eso está claro.
      Un besín.

      Eliminar
  8. Una buena reflexión pero yo es algo con lo que realmente no he tenido mucho problema!!! cuando tengo claro que es algo que no me gusta, o que no me viene bien he dicho que no..., yo nunca lo he visto tan complicado!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte!!! A mí me cuesta, aunque me voy endureciendo. Un besito.

      Eliminar
  9. Decir "no" no es tan difícil como sostenerlo. En todas las facetas de la vida, pero especialmente con los hijos. No estoy hablando de temas obvios. Si Camilo me pide cruzar la calle solo le digo que no y punto. Sin discusión. Ahora cuando vaya creciendo y tenga que decidir sobre temas y "permisos" más complejos...ya veré. En mi caso particular, adolezco de algo que llaman "la maldición de la nena buena": me cuesta negarme a ayudar a alguien aunque no tenga posibilidades o ganas para hacerlo. Por eso, porque fui una "nena buena". Que no es lo mismo que ser positiva o asertiva. Ya quisiera yo. En fin, buen jueves filosófico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, creo que sostenerlo es a veces más complicado. Al ir creciendo mis hijos me he visto a veces con remordimientos por no permitir algunas cosas, pero creo que es mejor decir un no a tiempo que lamentarnos luego.
      Ayyyy, es que cuando cuesta se pasa muy mal, y hablo por experiencia.
      Un besín y gracias por leerme.

      Eliminar
  10. A mi me cuesta mucho decir que no aunque la gente que me conoce sabe que cuando digo "ya veremos" eso es un no como una casa jaja, pero enserio es que me cuesta horrores, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, a mí también, pero con los años me he ido endureciendo. Mis ya veremos suelen ser un si...jejeje. Besos.

      Eliminar
  11. Antes, era muy tímida y me quedaba cortada rápidamente, me ponía roja como un tomate y no es que no dijese No si fuera preciso, pero costaba mucho y casi siempre alguna amiga más espabilada te pillaba con la guardia baja.
    Pero ahora, no me corto un pelo y como decía mi abuela: Hay que decir NO y más vale una vez colorada que ciento amarilla.
    Muy buena reflexión Marigem.
    Besos.
    Marita
    http://ganchilloyalambre.blogspot.com.es/2015/01/rovaniemi-ii.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena frase, me la apunto. A mí me cuesta, pero con el paso del tiempo me he ido endureciendo. Un besín.

      Eliminar
  12. Muchas veces decimos no por miedo al rechazo pero cuando te vas metiendo en años te da igual y si hay que decir no se dice y te quedas mas ancha que larga! Un besín.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, yo creo que los años te hacen ver todo con otra perspectiva y hay cosas que no se deben aguantar. Un besín guapa.

      Eliminar
  13. Yo tengo que empezar a decir mas veces qeu no, la verdad es que me cuesta. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta, pero muchas veces es imprescindible decirlo. Un besín y gracias por leerme.

      Eliminar
  14. Hola: al principio cuesta decir no pero a medida que cumplo años ya no me preocupa. Lo malo de decir no es que al final te te critican pero es lo que hay. Siendo madre es muchísimo más difícil decir no a los hijos cuando además éstos se lo merecen todo porque son buenos, estudiosos, responsables.. También me dá pánico todo lo relacionados con las redes sociales. Es difícl controlar lo que hacen nuestros hijos pero creo que es necesario saber qué pa´ginas visitan y con quien se escriben. Yo veo tantos peligros en la calle como en la redes. Los niños no saben decir No y por eso tenemos que estar en pendientes. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Con el paso de los años no nos queda otra que hacerlo.
      A mí me pasaba igual, mis hijos son muy buenos y a veces he sufrido por no dejarles hacer algo, pero es que luego vienen las lamentaciones, mejor prevenir, eso sí, intentando razonar y explicar, pero a veces no se puede ceder.
      Lo de las redes sociales a mí también me da pánico. Creo que a muchos niños no los vigilan, mis hijos son muy mayores y aún así sigo pendiente, así que ni te cuento mi sinvivir cuando tenían 12 0 13 años, y eso sí, el ordenador en lugar común y una serie de normas muy serias.
      Un besín y estoy muy de acuerdo con tu opinión.

      Eliminar
  15. Si, creo que el decir NO tiene mucho que ver con la seguridad que se tenga en si mismo. Cuanto más seguro se está más fácil es decir No.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la seguridad ayuda mucho, eso es muy importante. Un besín.

      Eliminar
  16. A mi me pasa tan a menudo :-( y no de cosas malas en realidas, sino en tener más carga de trabajo o de labores, o como mencionas, temo decir no para no lastimar a nadie y menos a mi familia, pero siempre caigo complaciendo a todos en casa menos a mi, siempre me digo ahora si voy a poder, porque este tema también es uno de los que me dan vueltas y vueltas, creo que yo también ando divagando entre tantas ideas, recuerdos, pensamientos... muchas veces pienso en la letra de una canción y me lo tomo tan para mi porque dice ..."estoy en medio del que soy y del que tu quisieras"...
    Uy no, ya dejaste mi cabecita inquieta jajaja... como siempre me encanta pasar por aqui, aunque me ausente a veces por lo mismo, cargas extras, siempre paso a leerte :-)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Preciosa la frase de la canción. Qué difícil es decir no a veces, pero poco a poco deberíamos planteárnoslo. Un besín y me alegra mucho que te pases por aquí.











      Eliminar
  17. uff, a mi me cuesta muchisimo decir no, y siempre intento responder que si, en su justa medida claro, pero luego cuando soy yo la que pido algo, me dicen que no, y me da mucha rabia... tengo que aprender mas a decir que no, porque luego me toman el pelo...

    un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Es que da mucha rabia que te digan que no cuenado tú siempre has dicho que si...ayyyy qué complicado. Besos.

      Eliminar
  18. Hola ! lo más irónico de este tema es que cuando no sabemos decir no , la gente se aprovecha de uno y la ironia esta en que muchas veces son las personas más cercanas quienes suelen hacerlo , alguna vez escuche que las personas que más quieres son las que más te hacen daño y no lo digo porque piense que nuestra gente querida es malevola , pero a veces ese conocimiento que tienen acerca de nosotros resulta ser arma de dos filos , de igual forma , creo que una de las cosas más difíciles es decir no a alguien que queremos , a alguien a quien quisiéramos decirle que si, pero que por cuestiones de salud mental o de salud física es mejor decir que no.

    un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!! Si que es irónico lo que me dices, suelen ser las personas más cercanas las que más daño hacen. Y por supuesto, una de las cosas más difíciles del mundo es decir no a los que quieres, pero a veces hay que hacerlo. Un besito.

      Eliminar
  19. Menudo tema... Es tan complicado decir no...

    Me da muchísimo miedo todo lo que comentas sobre internet, fotos.... es que tiemblo sólo de pensarlo. Porque es cierto que tu puedes intentar educar a los niños de la mejor manera posible pero también hay una parte que no puedes controlar, me aterra pensarlo, de verdad.

    Y a nuestra edad pasa lo mismo, estoy viendo casos en el trabajo que no consigo entender porque hay compañeros que no dice NO, hasta aquí, pero si profundizas en el tema también pienso, ¿sería yo capaz? cómo decía al principio, no es tan fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Es que es muy complicado, por eso le doy vueltas.
      El tema Internet me da pánico, yo he intentado educar a mis hijos de forma responsable pero como bien dices hay muchos factores que escapan a nuestro control, y aunque los míos son mayores y de momento no hemos tenido ningún dosgusto hay que seguir estando pendiente.
      Y lo del trabajo, ufff... es que aveces no sabe uuno que hacer, realmente es difícil.
      Un besín.

      Eliminar
  20. Hola wapísimaaa! Antes que nada...¿Como estás? Y..ya estoy por aquíii pufff qué retraso llevo, poco a poco me pondré con todas mis bloggers favoritas. ¿Qué haría sin vosotras? Me ha encantado el post Gema. Qué importante es saber decir no, el ser asertivo. Pero cuántos quebraderos de cabeza cuando firmemente decimos no, nos exponemos a que no nos acepten, a las críticas y, un largo etcétera, pero ganamos paz de espíritu ¿verdad? De todos los noes...me preocupa mucho el de la gente que usa las redes sociales para fines perversos ¡cuánto daño se puede hacer! y más, cuando se ceban con los más débiles...los niños. Me pone los pelos de punta de solamente pensarlo. Gran post. me ha encantado. Besitoss y, hablamos prontito

    ResponderEliminar
  21. Hola wapísimaaa! Antes que nada...¿Como estás? Y..ya estoy por aquíii pufff qué retraso llevo, poco a poco me pondré con todas mis bloggers favoritas. ¿Qué haría sin vosotras? Me ha encantado el post Gema. Qué importante es saber decir no, el ser asertivo. Pero cuántos quebraderos de cabeza cuando firmemente decimos no, nos exponemos a que no nos acepten, a las críticas y, un largo etcétera, pero ganamos paz de espíritu ¿verdad? De todos los noes...me preocupa mucho el de la gente que usa las redes sociales para fines perversos ¡cuánto daño se puede hacer! y más, cuando se ceban con los más débiles...los niños. Me pone los pelos de punta de solamente pensarlo. Gran post. me ha encantado. Besitoss y, hablamos prontito

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...