viernes, 5 de diciembre de 2014

Carlitos Páez y la tragedia de los Andes; plantándole cara al no.

Un libro que me hace creer que siempre se puede, aunque cueste se puede.

      Hola!!!!! Por fin ha llegado el viernes y tenemos el fin de semana a la vuelta de la esquina y la Navidad cerquita, ya huele a invierno y a frío. 
Antes de empezar con el tema de hoy quiero agradecer la buena acogida del post reflexivo de ayer y los cariñosos comentarios que siempre me dejáis, gracias de corazón.


    Ya sabéis que los viernes escribo de diferentes temas, a veces de libros, de música, de películas o de lugares para visitar en mi tierra, pero hoy quería hablar de un hecho y una persona que aún sin conocer personalmente ha formado parte de mi vida desde siempre o más bien me ha motivado a ser como soy.

    Las que me leéis desde hace tiempo sabéis que la historia de la que voy a hablar ha estado presente siempre en mi vida, siempre. Se trata de la tragedia de los Andes, el hecho real que inspiró tantos libros, películas y documentales.

    Desde muy pequeña he estado interesada en el tema, y con los años mi interés se ha ido reforzando y me he ido encariñando con los protagonistas de la historia, dejaron de ser solo nombres para ser personas que tienen algo que compartir, y he sentido admiración por ellos de una forma más "real", no solo por lo que vivieron sino por el devenir de sus vidas, y los he admirado a todos pero especialmente a uno de los supervivientes, Carlitos Páez. 
Y aprovecho para aclarar ya que este post es cosa mía, no está patrocinado ni nada así, solo me apetecía compartir con vosotros mi opinión sobre alguien a quien admiro mucho para que se reconozca por algo más que un hecho acaecido hace 42 años, tiene más que contar.

    Carlitos tal vez no es tan famoso como Nando Parrado o Roberto Canessa(a los que también admiro) pero es alguien que cuando habla, aunque sea a través de una fría pantalla, me ayuda a seguir.

    Cuando tuve serios problemas económicos durante la crisis,esta crisis que no se acaba, cuando me veía sin fuerzas y tras un problema me venía otro siempre pensaba en Carlitos, y en una frase que le oí decir en alguna entrevista; en la montaña siempre tenían que plantarle cara al no.

     Siempre he querido ser como esos chicos que siendo casi niños tuvieron que enfrentarse solos a duras y difíciles decisiones; ellos que tuvieron que plantar cara constantemente al no, ellos que tuvieron que sobreponerse al saber que el mundo entero los daba por muertos y nadie iba a ir a rescatarlos, ellos que tuvieron que decidir cómo sobrevivir y optaron por comer a los muertos, sin duda el hecho más recordado y para mí mucho menos importante que otros como el trabajo en equipo, la empatía, la humildad y la superación, ellos son y han sido mi inspiración.
La vida sigue y aquí están todos ellos con sus familias.

    Como dice Carlitos, en esa historia hubo 5 grandes noes y les plantaron cara siempre, pasaron por tantas cosas malas que no podría resumirlas en un post, solo puedo mencionar que siendo chicos sin experiencia en la vida tuvieron que oír como los daban por muertos y dejaban de buscarlos, en medio de la nada tragaban su dolor sin ninguna medicación, soportaron estoicamente una avalancha cuando las cosas empezaban a mejorar, y siempre, pasase lo que pasase, mientras el mundo siguiese girando ellos no se rendirían. Y nunca se rindieron.

   Cuando yo me encontraba en una situación delicada, antes de dormir pensaba en estos chicos y recordaba las palabras de Carlitos, para mí era como acudir a una charla motivacional, pero de las muy buenas, de las que de verdad te levantan el ánimo porque sabes que esa persona sí ha superado algo muy malo, y lo ha hecho por sí mismo.
Cuando de verdad veía las cosas mal me decía que si ellos, sin ayuda de nadie, porque no tenían ayuda de nadie, pudieron salir de las montañas yo podría escalar la mía porque, al fin y al cabo, tengo un poco más de ayuda.

    Cuando el avión cayó a casi 4000 mts estos chicos apenas tenían comida, llevaban ropa de verano y estaban a 40º  bajo cero, pero no dejaron que esas cosas les arrebatasen las esperanza, simplemente idearon maneras de abrigarse con lo que tenían y pensaron formas de dormir buscando el calor.
Como era imposible hidratarse con el hielo que lo cubría todo buscaron un sistema para derretir agua, y cuando no podían caminar por la nieve sin hundirse idearon raquetas con las fundas de almohadas. Llegaron a construir gafas de sol, repartían las raciones de alimento con lógica, dando incluso las mejores raciones a aquellos que iban a emprender una gran caminata en busca de ayuda. 
Día a día buscaban una solución al problema inmediato, y sabían que aquello no podía mejorar, solo podía empeorar pero nunca se rindieron,tenían fe, y podrían con ello.                            

  A veces pienso que las cosas en el mundo están tan mal porque las personas no forman un equipo; nuestros dirigentes se pasan el día discutiendo y lanzándose acusaciones en lugar de unir fuerzas y luchar para salir de esta crisis que nos está arrastrando a todos o para evitar guerras y luchar contra el hambre, nunca reman en la misma dirección.

   Estos chicos en cambio formaron un gran equipo, y eso fue lo que les salvó.La gente suele decir que favoreció el hecho de pertenecer a un equipo de rugby, pero en el grupo que sobrevivió solo cinco de ellos formaban parte de dicho equipo ya que los otros habían fallecido, y claro, al estar en mejor forma eran los que realizaban los trabajos más duros, pero los chicos que no jugaban también se unieron al equipo y todos, integrantes o no del equipo de Rugby, tenían una responsabilidad y en aquel maltrecho fuselaje organizaron una sociedad y lucharon juntos, no unos contra otros.

    Hace un año tuve la inmensa suerte de leer Después del día diez, libro relatado hace 11 años por Carlitos Páez a Miguel Ángel Campodónico, y ese libro me ha hecho reafirmarme más en mis creencias.
No quiero desvelar nada por si alguien va a leerlo así que lo mencionaré muy por alto para no estropearlo, pero para mí no solo es la historia de Carlitos, que lo es, sino que va más allá, y desde la madurez y con una perspectiva serena e inteligente nos narra cómo vivió la tragedia en la montaña, nos habla de su vida, y nos lleva a formar parte de aquello que sucedió y le hizo enterrar la niñez en aquellas inmensas montañas heladas.
En el libro nos enseña cosas muy personales, y en un momento en concreto nos muestra unas cartas que escribió que me hicieron llorar, os lo prometo, especialmente una carta a su madre sabiendo que ya no les buscan, y también la carta a su querida abuela, y...no sigo que empiezo a llorar. 
En el libro podemos leer unas cartas realmente emotivas.

   Realmente el libro para mí es mucho más que la experiencia en los Andes, es una conjugación de una vida llena de momentos que solo él ha vivido y que nos traslada de una forma muy directa, hablando de muchas etapas y no solo de lo acaecido en la montaña.
 Aquí cuenta sin tapujos situaciones que pudo superar pero que fueron difíciles, muy difíciles, habla del pasado y del presente, del futuro y de sentimientos, habla de su familia, de sus problemas, habla de muchas cosas que no quiero desvelar, pero os aseguro que la visión que hace a través del retrovisor del coche y del retrovisor de la vida me hace pensar, siempre me hace pensar.

  Por eso quería compartir lo que sentí al leer esta historia desde el punto de vista de alguien que lo ha vivido y por el que han pasado bastantes años, que ha hecho muchas cosas y que entiende la vida con la perspectiva de la edad.
Realmente ha sido un bálsamo para mí, me ha ayudado a darme cuenta de que el ser humano es maravilloso.
Ver que un chico de 18 años, y como él mismo ha dicho en algunas entrevistas tenía niñera, que nunca había visto la nieve y que estaba acostumbrado a una vida muy cómoda se adapta y consigue incluso hacer un saco de dormir(ellos lo llaman bolso, que suena mucho mejor) con el forro de los asientos me hace darme cuenta de que se puede con todo.

   Esta lectura hace que me reafirme en mi teoría, hay que plantar cara al no, y si una avalancha entierra tu avión sacas fuerza del dolor y sigues adelante.

    Cuando mis problemas económicos empezaron tuve claro que tenía que formar un equipo con mi familia, Carlitos insiste en esto y es cierto, si no eres un equipo estás perdido. 

      Se ha hablado mucho de la alimentación de los chicos en la montaña, pero ya he dicho que a mí no me parece relevante aunque entiendo que llame la atención.
Lo primero que quiero decir es que ellos no son caníbales, no han matado a nadie para comérselo, comer muertos se llama antropofagia.
Y no fue algo que decidieron nada más caer en las montañas, todo tiene un proceso. Los primeros días aguantaron con un poco de chocolate y unas latas de marisco, racionando toda la comida y esperando que fuesen a rescatarlos pues habían visto los aviones sobrevolando la zona donde estaban y conservaban la esperanza. 
Pero ese fatídico día 10 que da título al libro oyeron por radio que habían dejado la búsqueda y el mundo los daba por muertos.
Fue en ese momento cuando supieron que tenían que salir de allí por sus medios. Y también se dieron cuenta de que necesitaban comer para no perecer de inanición. 
Ese día se encontraron con dos noes, descubrieron que los habían abandonado y que tenían que luchar contra todas sus creencias y sus miedos para sobrevivir porque estaban solos, tenían que salir de allí ellos solos. Y lo hicieron.

     Algo que también ha sido parte de mi motivación en la vida es la lucha que tuvo el padre de Carlitos, Carlos Páez Vilaró, para encontrar a su hijo. Nunca se rindió, a pesar de las noticias devastadoras que recibía él seguía creyendo que su hijo vivía, buscó voluntarios, hizo colectas, no le quedó rincón del mundo por remover para encontrar a su hijo, aunque no pudo dar con él por las informaciones erróneas con que contaba, pero siempre siguió buscando.
 Y cada noche de las que Carlitos estuvo en las montañas, ambos miraban la luna porque sabían que era el nexo que les unía.(Hay una anécdota maravillosa con un espejito y la luna, a mí me emociona oírla o leerla).
Por cierto, Carlos Páez Vilaró fue un artista maravilloso, admiro enormemente su obra, en especial un cuadro que pintó en 2007 que se titula Cuatro gatos, ya sabéis que adoro los gatos y este cuadro me transmite muchas cosas. Y claro, como los grandes artístas tenía un carácter especial, algo que también ha marcado a su hijo, su infancia junto a un hombre que es amigo de Picasso y Warhol, que es protagonista lo quiera o no, que nunca para ni descansa te hace ser diferente a los demás, ni mejor ni peor, simplemente distinto.
Este cuadro es maravilloso, si algún día me toca la lotería intentaría comprarlo, o uno parecido.

    Y ese artista y trabajador incansable también escribió un libro narrando lo que sintió en esos 72 eternos días que su hijo pasó en la montaña, se llama Entre mi hijo y yo la luna, y si alguien sabe donde puedo comprarlo, aunque sea usado, lo agradeceré eternamente porque llevo 20 años buscándolo.
Carlos Páez Vilaró falleció este año, y sentí mucho que nos dejase, aunque me reconforta saber que tuvo una vida larga y muy provechosa.
Bueno, perdonad que divague es que hoy hablo de varias personas que admiro y me pierdo, así que ya ni os menciono Casapueblo, el mayor símbolo de su creatividad.
LLevo 20 años buscando este libro así que si alguien sabe donde puedo encontrarlo se lo agradeceré enormemente.

    Para ir acabando os diré que cuando que tuve que superar algo complicado y pensaba en los chicos de la tragedia de los Andes lo veía como una simple inspiración, una ayudita para seguir, pero desde que empecé a escuchar las entrevistas de Carlitos hace algunos años, gracias mayormente a Internet, me di cuenta de que lo que me aportaba iba más allá, lo que él decía me ayudaba mucho más de lo que yo pensaba, es una persona de las que te dan cosas buenas, siempre que lo escucho salgo reconfortada así que cuando tengo un mal día o las penas me abruman ya sé dónde acudir.
Con él aprendí la palabra Resiliencia, y la aplico a diario, de todo lo malo hay que salir fortalecido y hay que plantar cara al no. Si unos muchachos salieron por su propio pie de un lugar donde nunca había estado el hombre, si pudieron dejar atrás esos meses de silencio y más silencio pintado de dolor y seguir adelante, todos los demás podemos salir de las dificultades, solo hay que pensar como un equipo y hacer que prevalezca el sí.
Carlitos ha vuelto alguna vez a ese lugar que tanto le marcó.

   Para los que no sepáis mucho de esta tragedia os recomiendo que veáis algún documental o película, la dirigida por Frank Marshall y protagonizada por  Ethan Hawk está bien aunque para mi gusto no capta del todo el terrible sufrimiento que vivieron los chicos, cuando escuchas la versión de alguno de ellos te das cuenta de que no hay película que lo pueda captar, pero esta se aproxima bastante. Y ya que hablo de la peli aprovecho para criticar, jeje, porque a Carlitos de adulto lo representa John Malkovich, que lo hace muy bien, pero yo habría puesto al verdadero Carlitos porque es una persona que habla muy bien y transmite muchísima paz, al menos a mí me relaja escucharle, hace que me sienta mejor.Sé que era la idea inicial pero pasó lo de siempre, las envidias y esas cosas que enturbian las cosas buenas.

    Como curiosidad os diré que para recrear el accidente en la peli ponen a Carlitos rezando el Ave María, y lo que dura este rezo es el tiempo que dura la caída y el deslizamiento del aparato, ya sin alas ni cola, por la nieve. Pero lo curioso es que Carlitos durante el accidente rezó el Ave María porque cuando se dio cuenta de lo que ocurría necesitaba estar en paz con Dios, y el Gloria le parecía poco y Padrenuestro demasiado largo para hacerlo en un tiempo tan breve, así que tiró por el camino del medio.

    Bueno, no quería que me quedase un post interminable pero hablar de alguien a quien admiras es difícil, y si esa persona y esa historia te han inspirado y te ayudan a seguir es aún peor, no se puede resumir en unas líneas un sentimiento de gratitud tan grande. No se pueden poner puertas al campo.

    No sé si os ha pasado esto alguna vez, me refiero a leer o escuchar a alguien y sentir que podíais con vuestros problemas, sentir que esa persona os inyecta energía y os hace buscar la forma de trepar la montaña como lo hicieron ellos. Es una conexión difícil de explicar. Si lo habéis sentido entenderéis lo que os quiero decir.

  Bueno, para no extenderme más solo me queda decir que en la actualidad Carlitos da charlas motivacionales para empresas y grupos como bancos, colegios, aseguradoras,laboratorios... charlas con las que sueño y si algún día viene a Asturias, espero  poder ir.Por cierto, os dejo el link de su página por si tenéis la suerte de vivir cerca de alguna de ellas.
href="http://www.carlitospaez.com/conferencias.asp" rel="nofollow">Nombre de la Marca</a>

Nunca he sido muy de charlas motivacionales ni de libros de autoayuda porque en muchos casos solo es teoría, palabrería vacía y muchos de los autores o conferenciantes han tenido una vida de lo más plácido pero precisamente por eso me gusta escuchar y leer a los supervivientes, porque ellos sí que han podido superar verdaderas dificultades, han luchado solos, totalmente solos, y sus libros y sus charlas no son solo mensajes de ánimo sin ninguna experiencia detrás, sé que lo que dice Carlitos (y los demás también)es cierto, él regresó de las garras de la muerte, y unas veces mejor y otras peor ha podido con todo lo que la vida le ha puesto en medio, superando situaciones complicadas y saliendo adelante.
Creo que poder escucharle sería para mí un sueño hecho realidad.

Muchas veces me preguntan a quien me gustaría conocer o poder entrevistar, y siempre, uno de los nombres que sale es el suyo, porque no solo es un ejemplo por su actuación en los Andes sino por su forma de ser, por la manera de decir francamente las cosas, lo malo, lo regular,lo que sea, lo dice mirando a los ojos, es un hombre íntegro y de eso no queda mucho.

   Bueno, pues ahora sí que me despido deseando que os guste la entrada porque está hecha desde la admiración y el cariño, y yo no suelo hacer estas cosas y no sé como me habrá salido, me da miedo no saber explicar bien mis sentimientos ni lo que me ha aportado leer el libro y escuchar las entrevistas.

¿Qué opináis vosotros? ¿Conocíais esta historia? ¿también creéis en el trabajo de grupo como única forma de sobrevivir?¿Admiráis a alguien y sentís esa conexión que os ayuda a seguir?
Mil gracias por leerme y por comentarme,recordad que si me queréis hablar en privado tengo el formulario de contacto arriba a la derecha y nos vemos el lunes. Disfrutad del fin de semana y saboreadlo intensamente.


Ayyyy, ya tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, que emoción!!!!!!!!!!!!
Besossssss.

36 comentarios:

  1. Excelente post como todos los que escribes, muy buena recomendación para el fin de semana, un beset

    ResponderEliminar
  2. Gema, el tener alguien a quien admiras y que te sirve de referencia para superar la adversidad se le llama resiliencia y es lo que diferencia a las personas que salen de los abismos de la miseria y las dificultades.
    Es estupendo poder contar con uno y que además sea un faro en tu vida.
    Las historias de superación siempre son preciosas y las de los luchadores que no se rinden más, así que eres una mujer con suerte por sentir una admiración como la que sientes.
    Que tengas un estupendo fin de semana prolongado al lunes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Curra.
      La verdad es que admirar a alguien que de verdad transmite buenos valores es positivo, o eso creo. Muchas gracias por leerme y un besito.

      Eliminar
    2. Sencillamente me ha requeteencantado perdón, si no existe la palabra, he visto la película, el documental y alguna entrevista, yo pienso mucho en el después, no nos hacemos una idea de lo que podemos superar y resistir en determinadas situaciones, pero pasada la tormenta nos relajamos y nos invade la angustia.
      Pensar en estas personas lo que tuvieron que luchar tanto durante como después........... inimaginable.
      El libro no lo conocía, me lo anotare y saldré a la caza jeje.
      Un beso Marigem

      Eliminar
    3. Gracias!!!!!!!
      Yo también pienso mucho en el después, realmente es cuando más cuesta. Y sí que es inimaginable lo que el ser humano es capaz de soportar, es todo cuestión de actitud.
      Un besín y gracias por leerme.

      Eliminar
  3. Cuando salió la película yo era muy pequeña para verla, incluso años después cuando la ponían en la tele mi madre nunca nos dejó verla porque era muy dura... y cuando fui mayor ya no quise verla. Pero recuerdo que hace unos años cuando estudiaba el máster, uno de los profesores dio parte de la clase basándose en esa peli. La clase era de trabajo en equipo, te puedes imaginar. Los momentos en que se organizaron y cómo lo hicieron, momentos en que surgieron diferencias y la manera de solucionarlas sin que se descompusiera el equipo... Desde luego hay mucho que aprender de ellos.
    Yo también creo que son buenos ejemplos a seguir, gracias por hacer que lo conozca un poco más.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Desde luego, aunque la película suaviza mucho la situación no es para niños, y no solo por el tema de la antropofagia sino porque hay muchos fallecimientos, es una situación muy extrema que un niño magnificaría, pero desde luego, si hay un ejemplo de lucha en equipo son ellos. Un besín guapa, y gracias a ti por leerme.

      Eliminar
  4. La verdad es que esta historia es muy trágica... hay que ver todo lo que sufrieron estos chavales. Es un buen ejemplo en el que apoyarnos cuando nuestras fuerzas flaquean y necesitamos un empujón para creernos que nosotros podemos con todo lo que se nos ponga por delante y con mucho más.

    Un besazo reina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Sí que es una historia trágica porque por desgracia hay muchas muertes, y algunas fueron largas y agónicas pero siempre pienso que si ellos pudieron yo también puedo porque no puedo imaginarme una situación más complicada que la que ellos vivieron.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  5. Es la historia de la peli de Viven, verdad? Sí que la conozco, he visto varias veces la película y me gusta bastante. A mi me ha pasado algo similar con Maria Belon (protagonista real de la peli de lo imposible ). Hace poco vi la entrevista que Risto Mejide le hizo en el programa "viajando con chester" con motivo del estreno en television de la peli en telecinco. Me quedé fascinaba con el testimonio y volví a ver esa noche la película a pesar de que ya la había visto. La verdad es que la vi con otros ojos, ya no veía a Naomi Watts sino a Maria Belon. Yo creo que en equipo absolutamente todo es mucho más fácil y llevadero. No soy tan forofa como tu, pero la historia de viven me gusta mucho. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es la de la peli Viven. La peli está genial pero si escuchas a los supervivientes o lees algún libro te das cuenta de lo extrema que llegó a ser su situación.
      Con María Belón me pasa como a ti, he visto muchas entrevistas y lloré en los Goya, soy así de boba.
      Un besín guapa.

      Eliminar
  6. Bravo por el post. He rememorado la emoción y angustia que me produjo al ver la peli y he disfrutado el modo que nos cuentas porqué los admiras tanto y te inspiran fortaleciendote ante las adversidades para plantar cara al "NO" ; a eso le llamo tener Actitud... Aupa!

    Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que hayas recordado esas emociones y que entiendas mi admiración. Un besín y mil gracias por leerme y comentarme.
      La actitud lo es todo en la vida, gracias por tus palabras.

      Eliminar
  7. Muy buena recomendacion. Besos y feliz puente.

    ResponderEliminar
  8. Madra mía! Me acuerdo muchas veces de este hecho y se me ponen los pelos de punta nada más que de pensarlo. La película no he terminado nunca de verla porque ya conocía la historia real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un hecho que parece mentira, los expertos no se explican como pudieron soportar semejantes condiciones. Un besín.

      Eliminar
  9. Si viene y da una charla voy contigo.
    Precioso lo de su padre... ¡qué grande es el amor de unos padres!
    ¿Este fue el señor que te regaló su libro?
    Un beso

    29+5

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, vamos las dos y en primera fila.
      Lo del padre es muy emocionante.
      Siiii, fue él, si es que no se puede ser más amable. Un besín.

      Eliminar
  10. esta genial aunque no soy de historias reales porque me meto mucho en los libros, he comentado tu post en la revista online como inma leon, un pelin tarde pero es que no lo habia visto, otra vez enviame un mensaje en fb y lo hago al acto. besos

    ResponderEliminar
  11. Guauuuuuuuu conocía la historia pero nunca dejo de impresionarme cuando oigo hablar de ella. Me ha encantado el post Marigem y el mensaje que transmites.

    Besossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Espero que el mensaje llegue a mucha gente. Besos guapa.

      Eliminar
  12. Buenas tardes Marigem, soy asidua a ivoox y al escuchar esta conferencia de Nando Parrado he pensado en ti,
    http://www.ivoox.com/superacion-supervivencia-nando-parrado-audios-mp3_rf_1905174_1.html?autoplay=1
    Un beso!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uuups se me olvido el de Carlitos Paez http://www.ivoox.com/conferencia-internacional-carlitos-paez-audios-mp3_rf_2803313_1.html?autoplay=1

      Eliminar
    2. Ayyyy, muchas gracias!!!1
      Esta noche las escucho las dos, qué ilusión.
      Besinossss.

      Eliminar
    3. Gracias!!!!!!!
      Esta noche la escucho, eres un sol.
      Besos.

      Eliminar
  13. Voy a tener que leerlo porque me ha conmovido tu historia y la del libro.
    Muchas gracias por la entrada!

    ResponderEliminar
  14. Pedazo de post! Conocía la historia pero desde el enfoque de la alimentación como tu dijiste. Me ha encantado leerlo. Este tipo de ejemplos son los que me dan un chute de energía positiva, ganas de luchar, admiración y todo lo que muy bien has nombrado. La unión en grupo, desde la cooperación y ganas de luchar es increible. El poder de la resilencia y salir reforzados de todo esto. Me encanta la gente así que da conferencias y escribe desde su propia experiencia de vida, no charlatanes que hablan sin haber caminado con los zapatos de otros; eso no tiene mérito ni validez para mí.
    Gracias por contarlo como lo haces, con esa energía llena de admiración absoluta. Increíble historia!. Voy a escuchar las conferencias sin duda.
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  15. Conozco el hecho. Me alegro que tengas un ejemplo válido de verdad de admirar, es algo que me preocupa de las nuevas generaciones que admiran a Justin Beber o Lady Gaga y por ellos son capaces de dormir en la calle esperando un concierto ,sin embargo, para mí no son dignos de admirar.
    El saber canalizar todas las emociones y sobre todo las negativas es difícil para muchos que suelen ,para su propio perjuicio, recrearse en lo malo,cuando en verdad tendrían mucho más beneficios sacando lo positivo de cada circunstancia. Muchos tienen que aprender a hacerlo. En el caso de ellos, el estar vivos ya era in triunfo porque lo más seguro era morir.
    A diario veo mucha gente que se queja de todo y siento pena por ello, porque están dinamitando su propia vida. Por mis circunstancias y la vida que he llevado no pierdo mi tiempo en quejarme..¡Eso no sirve de nada! solo para abrirte una úlcera. Hay que aprender a usar el cerebro a nuestro favor y nos hacemos daño recreándonos en pensamientos negativos, nada como mirar alrededor que siempre habrá alguien que lo esté pasando peor que tú y sirva para relativizar el "problema" que en ese momento te esté atormentando. No merece la pena porque al final se logra salir de todo si te lo propones. He vivido en muchos países y conozco de primera mano duras realidades, duras de las de verdad, por lo que no me gustan las quejas de algunos del 1er mundo.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!
      Comparto lo que dices, hay que buscar lo bueno y evitar regodearse en el dolor.
      Hay momentos, claro, cuando pierdes a alguien hay un proceso, cuando nos pasa una desgracia hay que asimilarla, pero lo mejor es buscar soluciones y luchar.
      Me encantaría conocer alguna de esas historias que dices, vida en otros países con otras realidades y necesidades, seguro que nos daríamos cuenta de lo superficiales que somos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. No tengo más que palabras de admiración para Carlitos, su familia (el padre en especial) y todo aquel grupo de valientes que allí en medio de la más absoluta NADA tuvieron que hacer de tripas corazón y tirar para delante...Tarea ¡NADA FÁCIL! por supuesto y un claro ejemplo de que con tesón y plantándole owarios o lo que haga falta a esos infortunios se acaba CRECIENDO como seres humanos dotados de un potencial inmenso pero desconocido y que hasta que no nos suceden este tipo de desgracias, los seres humanos permanecemos en el limbo, creyéndonos en inferioridad de condiciones o yo lo traduciría mejor como "creyéndonos más seguros en nuestra zona de confort" ..ALGO COMPLETAMENTE ERRÓNEO!!! Asi que me encanta que te hayas inspirado en este Gran Héroe o SER HUMANO por los cuatro costados, para afrontar esa primera etapa de crisis, donde se te debió caer el alma a los pies, pero que luego afortunadamente has aprendido a afrontar los golpes de la vida como se debe hacer, o sea, diciendo NOOOOO, CONMIGO NO PODRÁN NI LA CRISIS NI NADA DE NADA!!!!
    Estoy ahí contigo sugetando ese mástil, amiga Marigem y no dejes nunca que nada ni nadie perturbe tus sueños!!!
    En cuanto a este libro no sé dónde localizarlo, pero si me entero ya te lo comentaré.
    Muchos besos y ¡feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! Muchísimas gracias por tus palabras.
      Veo que no soy la única que admira a estos chicos en general y a Carlitos en particular. A veces me da rabia que la gente silo sepa quienes son por lo que comieron en esos momentos, hay tanto detrás de esta historia que es importante y que nos muestra que se puede con todo...
      Un besito y muy muy feliz inicio de semana para ti también.

      Eliminar
  17. Si alguna vez vuelvo a Casa Pueblo te cojo el libro.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...