jueves, 13 de noviembre de 2014

Reflexiones de jueves:¿Realmente el tiempo vuela?

El tiempo se me escapa como la arena seca de la playa entre los dedos.

Hola a todos!!!!!!!!!!¿Cómo estáis? Me alegra muchísimo encontraros por aquí, y ahora que ya leo mis estadísticas estoy encantada porque tengo muchas visitas, y además tengo unas seguidoras muy fieles y que son lo mejor del mundo mundial, jejeje, porque yo no busco miles de visitas que no me lean, quiero que a la gente le interese lo que escribo, y espero que esta pequeña reflexión de hoy os guste, porque la estoy escribiendo sobre la marcha y no sé como quedará.



Tengo que confesar que no sabía muy bien de que hacer esta entrada, pero el encontrarme ayer con el padre de una amiga de mis hijos me ha inspirado. Si, unas frases intercambiadas de modo rápido me han hecho pensar, y mucho.
Al encontrarnos con este hombre y su mujer, lo primero que hice, lógicamente, fue preguntar por su hija, y él, mirándome muy triste me dijo bien,- muy bien, estudiando fuera pero es que lo peor es que su vida, todo ese tiempo que ha transcurrido desde que llegó a nuestra vida se me ha esfumado, ha pasado volando y ya no vuelve.¿Cómo pudo pasar tan rápido? ¡Tantos años de tratamientos y de lucha y al final ni te enteras, apenas ha llegado a tu vida y ya no está!!!! Y añadió que le había pasado tan rápido porque había sido padre mayor(tampoco tanto, tuvo a su hija a los 40 después de muchísimo esfuerzo).
Y ahí empecé yo a pensar en el paso del tiempo. No creo que pase más rápido por ser padre mayor, yo tengo 40 ahora, fui una mamá muy joven y el tiempo me ha volado, se ha deslizado entre mis dedos como se desliza la arena seca de la playa cuando la cogemos, ha pasado todo como en un suspiro.
Los míos son los dos de igual tamaño, la otra es una niña que se "coló" en la foto. Tenían 5 y 6 años, ainnnsss.

Cuando era pequeña tenía una percepción del tiempo distinta, los días eran largos, el invierno era lluvioso y duraba muchísimo y el verano estaba lleno de días muy largos, llenos de sol, agua del mar y comidas familiares bajo los manzanos. Nunca tenía esa sensación de que los días se esfumaban. 
Ya sabéis cuanto me gusta la Navidad, pues de pequeña me gustaba aún más, y desde Noviembre ansiaba con todas mis fuerzas que llegaran esos días, pero no llegaba tan deprisa como quería, aunque por otro lado me encantaba saborear los preparativos, iba con mis padres a comprar cosas a unos pueblos preciosos donde todo olía a leña y humo y me empapaba del ambiente. Y cada viernes, al salir de casa de mi abuela, con la paga compraba figuritas para el Belén, y las iba metiendo en una caja llena de emoción. Y cuando por fin llegaban las fechas tan esperadas las saboreaba a tope, preparaba la casa, si era pequeña escribía la carta a los Reyes y se la entregaba al paje y de mayor íbamos a ver la ciudad adornada, íbamos al cine, había cenas familiares, vamos, me daba tiempo a todo y cuando tenía que volver al cole tenía la sensación de haber disfrutado de unas largas vacaciones.
Aquí ya son mayorcitos, el tiempo pasa volando.

Durante la adolescencia y juventud el tiempo transcurría a una velocidad más o menos normal, no me iba tan despacio como en la niñez pero tampoco me pasaba rápido, los días de espera por acontecimientos especiales me pasaban despacio y los acontecimientos en sí pasaban más o menos rápido, pero podía saborearlos, no me pasaban volando, y tenía una noción del tiempo relativa, no me preocupaba.
Cuando nacieron mis hijos el tiempo empezó a pasar más deprisa. Con la mayor los meses pasaban rápido, enseguida dejó de ser una recién nacida para ser un bebé risueño, pero los días se deslizaban a una velocidad moderada, un poco rápida pero moderada al fin y al cabo y el primer cumpleaños lo celebramos llenos de ilusión, con cierta pena porque la niña crecía deprisa pero nada más, sintiendo el paso del tiempo de una forma normal.En cambio cuando nació su hermano, un año después, los días empezaron a volar. Con una niña de un año y un bebé de días el tiempo era una combinación de siestas, comidas y cambios de pañales, intentando buscar intervalos de tiempo para ser también un matrimonio, así que cuando nos quisimos dar cuenta estaba preparando el segundo cumple de la nena y primero de él.
Y poco a poco fuimos quemando etapas, los primeros pasos, las primeras palabras, el primer día de cole, los deportes, cumples con amigos, vacaciones, días de playa, días de nieve, cumpleaños año tras año y de pronto esos dos bebés que iban en su sillita y que podías abrazar sin parar se convertían en niños con autonomía que tenían amigos que los invitaban a un cumple, niños que traían deberes, que iban a fútbol, baloncesto, karate y natación, no todo a la vez claro, en distintas etapas.
Y para mí el año ya no empezaba en Enero, empezaba en Septiembre con la vuelta al cole, preparando libros y uniformes, y apenas acababa de preparar todos esos libros con olor a nuevo, y casi cuando volvías de acompañarlos en ese primer día a una clase con olor a  pinturas de madera y colonia Nenuco, casi casi ese mismo día estabas ya mirando los regalos de Reyes, y el primer trimestre escolar se pasaba en un soplo entre extraescolares, fines de semana intentando exprimirlos a tope y días de compras prenavideñas, preparar la función del cole con disfraces imposibles y de pronto,¡zas!!!! Ya es Navidad.
Los años de primera infancia eran una locura de colas para entregar la carta al paje de los Reyes, Mercaplana, que es un salón de niños que hay en Gijón que está muy bien pero agota a los padres, o a los tíos porque estos últimos años también fui como tía y madre de Dios, reventé. Además estaban los preparativos de Navidad, la búsqueda del juguete imposible que se agota en todas partes, la Cabalgata y el hecho de entretener con mal tiempo a los niños que no tienen clase, así que entre uno y otro los días se acaban enlazando y cuando te das cuenta ya estás en febrero preparando los disfraces de Carnaval, y en marzo preparando la ropa de Ramos. Luego llega Semana Santa y se pasa volando, intentando hacer muchas cosas con ellos para aprovechar su infancia, y en nada, casi en segundos, vuelven al cole y ya estás preparando las vacaciones.
Y aquí estamos los tres paseando por el monte, los niños rechonchos ya se han ido.

Los veranos con mis hijos han sido siempre maravillosos, pero nunca volvieron a ser los días largos de sol y playa de mi infancia, fueron días mucho más cortos, cada año los niños se hacían mayores y siempre te queda la sensación de que te pierdes cosas, de que se te escapan momentos que no puedes retener.
Y de pronto, sin previo aviso, vuelves a estar preparando la vuelta al cole para volver a sentir el olor a libro nuevo y Nenuco como si la última vez que lo oliste hubiese sido ayer. Y de repente dejamos atrás el colegio y estamos preparando la selectividad, sufriendo porque no sabemos que carrera elegir y preocupados porque tememos que los nervios nos jueguen una mala pasada. Y yo no me lo puedo creer, con lo que he peleado por el pequeño, que al principio de su vida escolar tuvo algún problema, ¡pero si cuando empecé el blog eran adolescentes aún pequeños!!!!! Y con todo lo que hemos vivido no me he dado cuenta de que se han convertido en jóvenes y ahora hablamos de Universidad.
Y es así, tal cual, tienes niños pequeños y un día te das cuenta de que quieren ir solos al cole, otro de que todos los chicos de la clase van a ir al cine y al siguiente ya son adolescentes con sus penas de amor y sus vidas intensas.
Y ahí es donde me asusto de verdad, donde me paraliza el terror y me atenaza el miedo a equivocarme, pero poco a poco, siguiendo las lineas y señales que nos marca la vida vamos encontrando el camino. Y aunque se hacen mayores, de hecho se han hecho mayores, siguen contando con nosotros para muchas cosas, seguimos haciendo casas juntos y porque quieren, nunca por obligación, y seguimos disfrutando de la vida.
Pero debo añadir que también creo que el paso del tiempo lo acelera la ausencia de algunas personas. Desde que mis abuelos no están nada ha vuelto a ser lo mismo. Soy feliz, claro que sí, y saboreo la vida intensamente, pero ellos no están, es así. Las comidas bajo los manzanos no son lo mismo, son los mismos vetustos árboles que siguen estando ahí, pero mis abuelos no, no pueden compartir con nosotros las risas a media tarde, ni el olor del atardecer, ni el murmullo de la hojarasca cuando acecha el otoño.
Y también se han quedado otras personas en el camino, mi prima con solo 35 años, de la que nunca hablo porque...porque no puedo, y las tías de mi madre, que acompañaron todas mis risas infantiles y que pintan mis recuerdos de esperanza.
 Y mientras ayer aquel hombre me hablaba como si la vida hubiese terminado por la rápido que había crecido su hija no pude evitar reflexionar. Sí, la vida ha pasado rápido, nuestros niños han crecido pero siguen aquí, están bien y no lo hemos hecho tan mal. Los días vuelan, es cierto, pues lo único que podemos hacer es saborearlos, no tengo el Delorean de Marty Mcfly, pero tengo mi corazón lleno de recuerdos para viajar al pasado de vez en cuando, pero mejor aún es disfrutar el presente.
Quiero saborear la vida, pasar todo el tiempo que pueda con los míos, recordar a los que no están pero estar con los que sí están, ver lo bueno de la vida y sentir que la he disfrutado, y aunque ahora mis días de verano no sean tan largos y azules siempre tendré la sensación de que son cortos e intensos, lo cual también es bueno porque me llena de vida y me hace querer más y más...
Bueno, perdonad por este rollo, es un poco improvisado, escrito así sobre la marcha así que tal vez no me ha quedado muy bien, pero espero que os guste. Muchos besos, mil gracias por comentar y decidme, a vosotros,¿os pasa rápido el tiempo? ¿tal vez se desliza despacio? Sea lo que sea dejádmelo en comentarios o en el formulario de contacto que me hará mucha ilusión leerlo.
Besinossss y nos vemos mañana viernes.

36 comentarios:

  1. Una buena reflexión acerca del tiempo pero creo que a todo el mundo nos pasa lo mismo, cuando somos más jóvenes todo sucede más lento, tarda mucho más en pasar y conforme vamos cumpliendo años, aumenta la velocidad en la que todo pasa, hay mucho y poco que reflexionar acerca de esto!!! es ley de vida!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, la verdad es que con el tiempo se esfuma, habrá que intentar saborear. Un besín.

      Eliminar
  2. Gema, mientras tienes pocos años y pocas vivencias, mantienes la capacidad de impresionarte y de vivir cada instante sin pasar por encima.
    A medida que pasan los años, las cosas se vuelven cotidianas y en muchos casos rutinarias, nuestras mentes están ocupadas en cosas que nos preocupan y en cuestiones que debemos resolver. Por eso no prestamos atención a lo que nos sucede y pasa sin que nos enteremos.
    Todos nos pasmamos cuando vemos a los críos crecer tan rápido y a veces tenemos la sensación de que todavía estamos en una etapa que hace tiempo abandonamos.
    Pero eso forma parte de la vida y sólo cuando tenemos mucho tiempo por delante y somos capaces de pararnos a disfrutar vivimos a un ritmo más lento.
    Parece que la sabiduría radica en eso precisamente. Así que no dejes pasar todas esas cosas que te gustan y te hacen feliz. Estamos en noviembre, así que empieza a planificar la Navidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pienso y sí, hoy me he puesto ya a pensar en los adornos de Navidad, y alguna cosina del menú...hay que saborear la vida. Un beso.

      Eliminar
  3. Sí, el tiempo transcurre deprisa.. es la sensación que tenemos (porque el tiempo siempre tardará lo mismo..) y paramos a pensar si es mejor o peor que sea así; es comentario general.. antes, ahora ... ; pero no nos lamentemos siempre que hablemos del tema sino que, vamos a verlo en todo lo positivo que podamos;

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a verlo positivo y a disfrutar...normalmente lo intento pero hay momentos en que da vértigo. Unbeso guapa.

      Eliminar
  4. A partir de los 20, la vida vuela que es una barbaridad.
    Aunque si nos podemos quejar, es porque estamos vivos :)
    Menuda jovenzuela estás hecha!!!

    Besosss

    26+4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, gracias por estar vivos!!! Jjejejeje, una jovenzuela!!! Un besín reina.

      Eliminar
  5. Y yo hace tiempo que siento lo mismo que tú y aun no tengo hijos, como pase más rápido aún me da un jamacuco!!!
    Llevo como unos 4-5 años que siento que la vida pasa deprisa pero es que ahora más, me levanto y me acuesto, en medio no paro, siento que no tengo tiempo de hacer trabajos de la universidad, ni de limpiar en casa, ni de estar con mi pareja. Si tuviese hijos directamente enloquecería.
    Creo que lo que nos falta en nuestras vidas es saborear los momentos mientras ocurren, no pensando que bonito cuando eran pequeños o aquel verano, dar gracias y saborear el aquí y ahora. A mí al menos con esa sensación me intento quedar y al menos parece que no pasa el tiempo tan rápido. O quizá lo único que hago es ser más consciente... No sé...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay que centrarse en el ahora, Carpe Diem, aunque hay días para todo. Cuando tengas hijos te va a volar, jajaja. Besos guapa.

      Eliminar
  6. A mi se me pasa volando!!el tiempo corre!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, más que el correcaminos y todas las gacelas del mundo juntas. Besos.

      Eliminar
  7. Que razón tienes¡¡y que pena me da que se me pase tan rápido¡¡parece que hace nada que estaba embarazada del mayor y el pequeño ya tiene 2 años en diciembre¡¡es ley de vida pero podía ir mas despacio jeje,un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, como dice la canción de La Quinta Estación Yo no sé que daría porque este mundo no girara tan deprisaaa.... Besos-

      Eliminar
  8. Un post genial!! Me ha encantado preciosa. Besos

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo 45 y ha pasado volando, aunque seguidora reciente de tu blog me tomo el atrevimiento de pedirte por favor que no hagas ni caso a las estadisticas, el blog esta perfecto como esta, es un blog de los que apetece leer, me has hecho volver a la infancia pararme a pensar....
    el otro día leí el de la Navidad no quise comentar para no ser aguafiestas mis padres ya no están y con una hija preadolescente ya no es lo mismo, en fin son etapas de la vida.
    Sigue improvisando post tan chulos como éste.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras!!!!!! Me alegra que te guste el blog, la verdad es que yo no había mirado una estadística jamás, esto lo hago por hobby y quiero que le guste a la gente, aunque me lean pocos, la verdad es que no quiero miles de visitas por "compromiso", las que tengan que me lean de verdad. Y como me gusta hacerte volver a la infancia.
      Y lo de la Navidad comenta, seguramente rescataré más post de Navidad y tus comentarios me encantarán. Entiendo que cuando faltan tus familiares cercanos la cosa cambia, a mí me dejaron mis abuelos hace unos años y al principio me costaba pero entonces tenía a los niños pequeños y tiraba. Ahora son grandes pero yo parezco de Villa Quien, los del Grinch y me encanta esto de la Navidad así que tengo a la familia loca con estas cosas. Un abrazo y me encanta que estés por aquí.

      Eliminar
  10. Ay marigem, te contesto porque hay que escribir, si tuviera que hablar no podría...me has hecho emocionarme tanto...ya viendo la foto de la nieve, con tus dos niños, que recuerdos....el tiempo pasa volando, se hacen mayores es cierto, y si puedes tenerlos contigo, y verles cada día o cada mes o cada año y es necesario, todo irá bien...entiendo tu pena por la falta de tus abuelos pero piensa como estará la madre de esa prima que mencionas....la falta de un hijo es lo peor que hay en este mundo, no sufras por algo que es ley de vida, inténtalo al menos mirando a tus hijos y viendo que los puedes besar y abrazar cuando quieres. Eso es lo mejor del mundo, y te aseguro que nada podrá hacerte más felíz jamás , un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!1 Me alegra que te guste. Muchas veces pienso en la madre de mi prima, en lo mal que lo ha pasado que ha tenido épocas realmente malas, no levantaba cabeza pero mi prima dejó un hijo y claro, hay que seguir. Y sí, poder abrazar a tus hijos a diario aunque sean mayores es algo que no tiene precio. Un besín guapa.

      Eliminar
  11. Intento que todo vaya más despacio pero es imposible, el tiempo pasa tan deprisa y lo peor es que no se puede detener. Parece que mi hija era una niña y en nada cumple 29. Tenemos que disfrutarla todo lo posible y minuto a minuto! Un besín.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, si es que mis niños ayer eran taaaan pequeños, pero bueno, hay que aprovechar como bien dices. Besinos guapa.

      Eliminar
  12. Ayyy no has podido explicarlo mejor. Parece que me has leído el pensamiento. Justo el otro día hablaba con una amiga sobre el paso del tiempo. Me pasa absolutamente igual que a ti, se me escurre de los dedos, es una sensación que me ocurre sobre todo desde los 30 años a esta parte; de niña y adolescente se me pasaba más o menos bien, incluso los días se hacían largos, se podían saborear de mil y una formas, pero ahora es como que, se pasa todo volando. Y que decir, cuando me acuerdo de los que no están pufff. Mil besitos wapa, genial entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es increíble, se ha esfumado el tiempo. Yo quiero ralentizarlo, en vez de aparatos que aterricen en cometas deberían inventar máquinas para que el tiempo se deslice despacito, un beso guapa.

      Eliminar
  13. ya sé que voy a ser más simple que el mecanismo de un chupete con este comentario pero es que a mí el tiempo me pasa como agua en un cestu!!! que se me escapa!!! Y lo malo es que muchas veces no eres consciente de ello.
    Jolines Marigem.....me has hecho pararme y pensar

    Un besinnnn
    http://laisladegrandejatte.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  14. Yo tenía mi relación de larga distancia por casi 4 años ahora, Nuestra
    relación estaba bien y bueno, pero por algunas razones no pude entender
    Mi ex novio rompió conmigo por casi 3 años ahora, y yo estaba triste,
    frustrado, devastado tener emociones de mezcla para hacer frente a la realidad de que él
    no quiere solucionarlo ya, me fuerza sé qué más hacer hasta que i
    búsqueda y encontré esta testimonios respecto hechizo de amor y he leído
    algunos de los que tenían el mismo problema que tenía y hasta que encontré el Dr. Ehimare que
    puede lanzar hechizos para traer de vuelta a su pareja en un principio tenía dudas de hacerlo
    pero con el tiempo he intentado su poder de echar hechizo traer de vuelta a su pareja de nuevo
    debido a su buen corazón, generosidad Él me ayuda y yo soy tan feliz
    al respecto
    . Muchas gracias Dr. Ehimare usted puede ponerse en contacto con él aquí (drehimare@gmail.com) hacer usted
    (1) quiere que su ex atrás.
    (2) Usted siempre tiene pesadillas.
    (3) Para ser promovido en su oficina
    (4) ¿Quiere un hijo.
    (5) ¿Quieres ser rico.
    (6) quieren celebrar su marido / esposa para ser sólo suya para siempre.
    (7) la necesidad de asistencia financiera.
    8) ¿Quieres estar en control de que el matrimonio
    9) ¿Desea usted ser atraído a la gente
    10) La falta de hijos
    11) ¿NECESITA UN ESPOSO / ESPOSA
    13) Cómo ganar su LOTERÍA
    14) HECHIZO DE PROMOCIÓN
    15) HECHIZO DE PROTECCIÓN
    16) HECHIZO DE NEGOCIO
    17) HECHIZO DE TRABAJO BUENO
    18) necesita un bebé de ADOPCIÓN INICIO
    19) cura para cualquier enfermedad / H.I.V. / Ébola
    20) que desea unirse ILLUMINITI
    Póngase en contacto con él hoy en: drehimare@gmail.com

    ResponderEliminar
  15. Una reflexión preciosa!!! El tiempo pasa volando y cada vez más rápido. Cuando yo noté realmente el cambio fue hace 10 años cuando empecé a trabajar, y desde que he sido madre se me pasan los dias, las semanas, los meses... sin darme ni cuenta!
    Me has hecho recordar las navidades de mi infancia, que recuerdos tan bonitos, y que lento se pasaba el tiempo hasta que llegaban, sin embargo ahora en un abrir y cerrar de ojos están ahí y cuando llegan se pasan volando, que penilla!! Así que como bien dices hay que saborear la vida y disfrutar de los nuestros, porque aunque el tiempo vuele lo importante es sentir que lo estamos aprovechando y disfrutando al máximo!!!
    Besitossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!! Si, hay que disfrutar y aunque no podamos ralentizar la velocidad, al menos lo habremos aprovechado. Un besín guapa.

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  17. Hola linda! que gran post y que bueno que los has rescatado porque me ha gustado mucho leerlo ,por esto que dices es que el Tiempo es un tema que me apasiona! desde todos los sentidos y es que es verdad , la relatividad del tiempo es inimaginable , hay épocas de la vida que se pasan lentas y otras que se esfuman y ni si quiera somos capaz de ver como fue lo irónico es que muchas veces como si se tratara de un perverso juego , cuanto más feliz eres , más rápido pasa y cuando te embarga la pena se va lentísimo! Pero como también bien has dicho , tenemos que disfrutar el presente , el momento temporal más real y el más difícil de disfrutar , un abrazo! por cierto cada que entro le estoy dando clic a los anuncios , de algo debe servir no? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste. Es que el tiempo es un tema que se podría debatir y nunca acabaríamos,jejejeej. Mil gracias por los clics y otro abrazo para ti.

      Eliminar
  18. Hola Marigem,
    lo tengo comprobado, cuanto más mayor, más rápido pasa el tiempo ¡es increíble! y las vacaciones duran un suspiro ggrr pero ¿sabes qué? lo importante es disfrutar el momento.
    Me ha gustado mucho tu post.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. El tiempo es veloz cuando lo pasas bien, y eterno cuando lo pasas mal, pero hay momentos, en los que directamente, no sabes donde está. Yo ahora llevo una vida distinta de la que llevaba en los últimos años, antes era todo trabajar, vivía unica y exclusivamente para eso, llegaba a casa solo para dormir 3h y me volvía al hospital a trabajar otras 17h del tirón. Eso tampoco es muy placentero que digamos, ahora estoy una temporada con mis padres y mi hermano ayudando a mi padre que los años no perdonan y hago todo yo. Y más de lo mismo, me faltan horas en el día para hacer todo lo que quiero. El tiempo es relativo, y según para qué cosas, así se valora, se disfruta, se acelera o se detiene. Están geniales tus artículos, yo por mi falta de tiempo, no puedo leer todo lo que quisiera ya no digamos escribir y publicar claro..pero soy como tú, que en cuanto tengo un ratito, me meto con la esperanza de escribir algo y poder estar en contacto con "mi gente". Me ha gustado tu entrada mucho y la forma en que te expresas también. Ya iré leyendo más cositas según vaya pudiendo.
    Un fuerte abrazo wapa!! ;)

    ResponderEliminar
  20. Marigem , esa sensación que tu relata nos pasa a todos, Cuando eres joven pasa todo mas lento pero al ir cumpliendo años parece que el reloj anda mas deprisa. Los hijos crecen y no nos damos cuenta que crecemos con ellos. Si te paras a pensar que rápido Mis hijos ya son mayores y estoy en espera que alguno me haga abuela y así con un nieto volver a vivir una nueva juventud. Cuando veo a amigos de mis hijos que ya son padres y van con niños pequeños les digo disfrutarlos por que crecen rápido. Así que la vida hay que disfrutarla día a día y de las pequeñas cosas y los pequeños ratos buenos . Porque cuando hay ratos malos estos pasan lentos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. A mí conforme me hago !mayor me pasa más rápido nos días.
    La reflexión genial tienes mucha razón y no pude evitar llorar con el trozo de tus abuelos,prima y tías, yo hace apenas un año perdí por primera vez a alguien y me invade esa tristeza al leer cosas sobre personas que se fueron.

    ResponderEliminar