lunes, 20 de octubre de 2014

Ideas para organizar el ocio de adolescentes o preadolescentes

Tenemos que ofrecerles cosas variadas para que elijan lo que les gusta.

Hola!!!!!!!!!!!!!!! ¿Cómo va todo? Por aquí hemos tenido un fin de semana totalmente inusual, con bañito en la playa incluido, pasamos de ir a coger castañas con botas de agua al bikini, jejeje.

Hoy me apetecía hablar del ocio con adolescentes y preadolescentes porque al tener a los hijos mayores lo veo desde una perspectiva con resultados, y además estos días estoy intentando ayudar un poco a una familiar que se está viendo desbordada con su hija de 13 años así que yo, desde mi humilde experiencia y sin pretender saber más que nadie, le cuento como lo hice en esa etapa tan especial.
Yo no sé como está la oferta de ocio para jóvenes en vuestras ciudades, pero aquí en Gijón es un tema algo complejo. Me explico.


Para niños pequeños la oferta de ocio de la ciudad está genial, hay muchos parques de todo tipo, áreas recreativas,obras de teatro y títeres gratuitos, salones infantiles tipo Mercaplana y Tatolandia, cuentacuentos, los peques pueden hacer muchas cosas. Cuando llegan a los 12 o 13 años empiezan a reclamar más independencia, y ahí está el problema, intentar mantener en su sitio la fina línea que separa la independencia del desmadre.

Yo no soy nadie para dar consejos a los demás, y creo que cada uno lo hace lo mejor que puede y sabe, pero yo tenía muchísimo miedo a esa etapa y la verdad es que estoy contenta porque la hemos superado con éxito.

El problema con el que yo me enfrenté y muchas otras madres también es que los amigos de mis hijos pasaron de estar jugando en el parque a ir de botellón, así, de un día para otro. Recuerdo a algunos niños que en 6º de primaria se apuntaban a jugar partidos en el parque, a ir a zonas de columpios o a patinar, y en 1º de la ESO, se iban los fines de semana en pandilla, con unos 10 o 15 euros de botellón. Yo, ¡ilusa de mí! creía que no podrían comprar alcohol pero parece ser que siempre hay algún chaval de 18 o 19 años que por un módico precio lo compra para ellos. Mis hijos no cambiaron de colegio al pasar a secundaria, es decir que el ambiente escolar era el mismo, eran los niños los que habían cambiado. Y pasaron de estar  llenos de planes lógicos para hacer de vez en cuando con otros niños como los que he mencionado a quedarse sin plan con niños de su edad porque la única opción era apuntarse al botellón para llegar el lunes a clase hablando de la borrechera que habían pillado. Y ahí es donde yo me propuse buscar alternativas para que esa nueva etapa encajase en nuestra vida sin llegar a los extremos de sus compañeros. Por supuesto nadie dijo que fuera fácil, lidiar con adolescentes no es como hacerlo con adultos que razonan, o al menos deberían, los adolescentes tienen cambios de humor, cualquier nimiedad les puede parecer un drama y son muy susceptibles. Y además muchas cosas les parecen para niños pequeños, aunque realmente no lo sean.  Y para ellos verse "marginados" porque otros vayan de botellón es un problema, y sentirse aparte por la misma razón también. Pero no porque se sientan apartados hay que consentir que arruinen su vida o simplemente hagan cosas que nos las que deberían, hay que hablar, negociar y buscar la solución.
Y  para ayudar a mi  familiar y a todo aquel al que le pueda interesar os pongo unos tips que son más o menos los que yo utilicé estos últimos años para que mis hijos salieran y tuvieran vida social sin ser "carne de botellón" y con los que no me ha ido mal. Por supuesto cada adolescente es un mundo y lo que a uno le va bien a otro puede no irle tan bien, pero son unos consejillos generales que podríamos adaptar a cada persona.

- Mi primer consejo es que no se pueden cambiar las cosas de un día para otro, hay un trabajo de toda una vida detrás. Desde que tu hijo nace tienes que estar pendiente y hay que ir creciendo con ellos, así los problemas se afrontan de forma natural y paulatina. Hay padres muy tranquilos que "sueltan" a los niños en el parque o bar y no miran para ellos, que no les hablan ni saben mucho de su vida y claro, no pueden pretender luego entenderles en plena adolescencia. Hay que estar con ellos, el tiempo que uno tenga, aunque no sea demasiado, pero hay que estar pendiente. E ir adaptando nuestro estilo de vida a su edad y necesidades. Si nunca estamos con ellos no podemos,de pronto y en plena edad del pavo, estar pegados a ellos.
Hay que estar siempre con ellos, de pequeños, de medianos y de grandes, lo que se pueda pero que sepan que estamos.

-Esto va un poco relacionado con lo anterior. Desde la primera infancia es bueno interesarles por cosas variadas, hacer rutas juntos, salir a montar en bici, ir a coger moras o castañas, ir juntos a ver teatro o actuaciones variadas(hay muchísimas cosas gratis así que el dinero no es excusa) y cuando tengan 13 años y la mayoría de sus amigos estén de borrachera ellos querrán ir a ver un concierto o una obra de teatro, pero si nunca han ido a ese tipo de cosas, sino tienen intereses,en esa edad tan complicada seguramente no querrán ir.
Acostumbrémolos desde pequeños a la bici, al cine, al teatro, a la playa...algo les acabará gustando.

-Una buena idea es ofrecerles actividades donde puedan encontrar una vida social alternativa. Mis hijos hicieron bastantes cosas pero una que les ayudó mucho fue apuntarse a un coro(fue cosa de ellos) porque desde los 11 años hasta bien mayores tuvieron muchas actuaciones de fines de semana lo que me solucionaba un problema porque estaban ocupados y además después de la actuación  había merienda y se lo pasaban genial con unos 30 niños de su edad. A día de hoy siguen teniendo muchos amigos de aquella etapa. Además les dio seguridad(hicieron solos delante de muchísima gente), tuvieron oportunidades impresionantes como participar en una ópera, cantar con el orfeón de Bilbao el Carmina Burana o recibir en persona en el Ayuntamiento a Los chicos del Coro (los de la Película).
Hacer deporte o cantar les mantiene ocupados, les hace sensibles y les abre la mente.


- Creo que también es muy bueno que hagan deporte porque les hace ser más sanos. Mis hijos fueron probando en varios, y de aquellas etapas también mantienen amistades, y mientras están en algún equipo suelen tener los fines de semana ocupados y evitamos muchas peleas por el tema salir ya que no pueden.
-En mi opinión,y dada la sensibilidad extrema de algunos adolescentes, lo mejor es desdramatizar y no criticar lo que hacen sus compañeros. Yo simplemente les decía que me parecían un poco jóvenes para beber y que lo mejor era buscar otras formas de pasarlo bien, pero sin imponerles el venir conmigo a hacer cosas que no les gustaban. Simplemente los días que no tenían conciertos o deportes planificábamos algo a gusto de todos, estar juntos no es una obligación sino un momento bueno para compartir.
Ver un partido de Rugby es una idea original.

- Por supuesto al famoso botellón no iba la clase entera, y yo tenía bastante amistad con tres madres que estaban en mi misma tesitura que yo con sus hijos así que de vez en cuando hablábamos de hacer algo juntos que gustase a los niños. He ido con estas madres, sus hijos y los míos a la pista de patinaje sobre hielo, a merendar a McDonals, al cine(entraban ellos y nosotros los íbamos a buscar y a llevar), a ver obras de teatro y a ver a La quinta Estación entre otras cosas. Ahhhhhhhh!!!!!!!! y a hacer alguna ruta en bici todos juntos. Creo que ninguno de estos planes es de niños pequeños, y que están bien con 12 o 13 años.
Patinar sobre hielo también es mejor que un botellón, al menos con 12 años.

- Otras veces los dejábamos en la piscina para que jugasen, y luego los íbamos a buscar y parábamos a merendar. Y con buen tiempo preparamos meriendas y nos llevamos a los críos a pasar la tarde a algún área recreativa, pudiendo ellos luego hablar de sus cosas y estar por allí a su aire. Y en verano hicimos lo mismo con la playa. 
Y hablando de cosas para hacer con ellos he recordado que cuando mi hija tenía 14 años tenía un problema de acné que le quité con productos Mary Kay. Pues hablando con mi consultora se nos ocurrió llevar a tres amigas de mi hija con las madres para que las niñas aprendieran a maquillarse porque muchas chicas del cole, con 14 años iban maquilladísimas, y encima mal. Esto tan de mayores les gustó mucho, además les explicaron lo que tenían que evitar y aunque el look era casi a cara lavada ellas estaban muy contentas y pasamos una tarde madres e hijas muy chula, me gustó mucho y guardo muy buen recuerdo.
El autocine es una opción familiar chula y económica, y al ser de noche suele gustarles.

-También podemos hacer fiestas del pijama u organizar acampadas(nosotros hicimos en nuestra finca y en fincas de otros amigos y primos y fueron un éxito), a veces las acampadas no se pueden hacer pero una fiesta del pijama dejándoles intimidad pero teniéndoles controlados es una buena idea, para hacer muy de vez en cuando, claro.
- Lo principal es hacerles ver que no les proponemos cosas de niños pequeños, porque suelen ser bastante susceptibles con eso, sino que buscamos cosas adecuadas a su edad, y así hay que hacérselo ver; tienen que entender que lo ilógico es salir a beber, no es ilógico divertirse con amigos de una manera controlada. Ver un concierto, un rally o ir al autocine es un buen plan, mucho mejor que beber y vomitar en modo bucle.
Ir a un rally, elegido por ellos, es otra opción. Luego merienda rica en un merendero de la zona.

-Una cosa que yo tengo clara es que los hijos son un poco nuestro reflejo y si siempre ven que nuestra única salida es de casa al bar ellos harán algo parecido en cuanto puedan, hay que abrirles el mundo para que vean que está lleno de cosas maravillosas. Un niño que ha visto museos, que va al cine, que ha viajado, que va a la playa, a la nieve o a un camping, lo que sea, siempre querrá hacer cosas. Lo que no se puede es estar yendo al bar y cuando vemos que empieza a beber(los que lo ven que algunos están ciegos) es pretender quitarles el hábito. Mejor prevenir y ofertar otras cosas.
Esta foto es del año pasado pero he ido a muchos conciertos porque es un plan genial, ellos pueden ponerse más cerca con los amigos o los hermanos  y tiene su espacio. Al salir cenita rica todos juntos.

- Una cuestión importante es el dinero, un crío de 13 años no debería salir con 15 euros, y menos no debería venir sin nada. Hay que controlar más, darles menos dinero y yo al menos les preguntaba qué habían hecho con lo que faltaba y lo comprobaba como podía. Si por ejemplo (hablo con 12 o 13 años que aún son pequeños) los dejaba en el cine ya les sacaba yo la entrada o esperábamos por allí mientras la compraban y les dábamos para palomitas o lo que fueran a comer. A esa edad no tienen que gastar en más.
-Confieso que yo tengo suerte de ser de familia numerosa y al menos un sábado al mes tenía cumple o reunión familiar y a ellos les encantaba y encanta ir ya que unos cuantos primos son de su edad y se lo pasan genial. Luego otros días tenían actuación o deporte y al final no eran tantos los días desocupados, que solucionaba como os estoy contando, plan familiar, con otras madres y cosas adecuadas.
Decorar la casa juntos no tiene edad.


- Para ir acabando diré que en Gijón hay un proyecto que lleva muchos años que se llama Abierto hasta el amanecer y es para gente joven de 13 a 35 años, es durante los fines de semana de invierno y hay todo tipo de actividades gratuitas. Las hay de madrugada para los más mayores y de tarde para los peques. Los míos han ido a salsa, manualidades, a tocar la batería, a yoga, a hacer cupcakes(uno puso sal en vez de azúcar...sin palabras), todo gratis y dura cada cosa un  día o dos, pero a veces se repiten y puedes volver. Lo ideal es buscarles amigos para que vayan en grupo, yo lo hacía con las mamis que nombré antes, las que no eran partidarias del botellón, o con una amiga mía o con algún primo. Han pasado y siguen pasando ratos geniales.


-Y como última idea diré que es muy bueno  mantener algún plan familiar para que no se deshaga el vínculo aunque crezcan y poder seguir ayudándoles en su camino hacia la madurez. Yo inventé las cenas especiales de los viernes, y a ellos les gustan, ayer mismo mi hijo fue a Carrefour y sacó fotos de las cosas que venden para decorar la casa en Halloween, para ir eligiendo porque tiene muchas ganas. Esas cosas hacen una ilusión...
Halloween siempre apetece. mmmm, calabazas de arroz.


- Y como pequeño apunte que es muy de lógica, los estudios son prioridad, en época de exámenes o de mucho trabajo se queda en casa lo que haga falta, y el fin de semana se disfruta con los deberes hechos, sino no se sale.

Vamos, que resumiendo;

-Hay que estar siempre pendiente, no vale empezar en la adolescencia.
-Hay que inculcar gustos variados desde pequeños para que quieran elegir otras cosas y no tener una mente cerrada.
-Como padres debemos ofrecer actividades donde puedan hacer amistades afines y que les mantengan ocupados algún finde.
-Busquemos otras madres para hacer actividades apropiadas con otros chicos y así no se aburran.
-Prediquemos con el ejemplo, si no quieres hijos adictos al alcohol no ofrezcas solo el bar como salida.
-Controlaremos el dinero, eso no es ser tacaño solo es ser responsable.
-Busquemos planes familiares, cumpleaños y cualquier oportunidad de estar con chicos de su edad en un ambiente apropiado.Y hagámosles ver que las actividades no son infantiles sino adecuadas a su edad.
-Infórmate de los proyectos juveniles de tu ciudad, tal vez alguno les guste.
-Pon un día para actividades en familia. Una cena especial los viernes es un muy buen plan.
Ir provando deportes es algo divertido y cuando encuentras uno se disfruta un montón.

Bueno, espero que con estas ideas, que seguramente ya todas sabéis porque son cosas muy normales, alguna persona se sienta ayudada o pueda animar a alguien que esté agobiado con hijos que quieren salir como los demás y no saben que alternativas ofrecer. 
Cada persona educa como quiere y puede y hay que respetar, yo no creo que lo mío sea mejor que nada peri tengo que decir que al menos estoy contenta con los resultados, mis hijos de momento, y recalco el de momento porque las personas cambian, no beben y tienen aspiraciones, les gusta hacer deporte, estar en familia y hacer cosas variadas con sus amigos, además se quedan en casa si hay que estudiar. Y el tema botellón ha quedado realmente atrás, es que ni pasa por su cabeza. Por tanto, y por ahora, en mi caso misión cumplida.
Bueno chicos, por hoy os dejo. Y vosotros,¿tenéis adolescentes cerca?¿Les dejáis salir como ellos quieren?¿Proponéis alternativas? Muchos besinosssss y nos vemos pronto.

11 comentarios:

  1. Qué buenos consejos me parecen marigem!!! La verdad es que haciendo memoria ni yo ni mi hermana les hemos dado a mis padres muchos quebraderos de cabeza en la adolescencia. Hemos sido "niñas buenas". No hemos sido ni de botellón ni nada de eso, aunque también creo que ellos han sido los responsables de que nosotras hayamos salido así. Me encanta tu forma de ver la vida y la pasión que pones con tus hijos... es admirable!

    Un besazo reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy!!!!! Gracias por tus palabras. Estoy segurísima de que habéis sido buenas gracias a vuestros padres. Mis hijos tenían un compañero de clase que siempre estaba solo, jamás estaban pendiente de él y claro, al no tener control pasó de estar jugando en el parque al botellón. Y el día de la gradución de 4º de ESO le dio un coma etílico, tuvo que ir la ambulancia, sus compañeros llorando, nos quedó un recuerdo.. malísimo. Y otra chica igual, siempre estaba por ahí sola y enseguida empezó a salir con chicos más mayores y venga a beber. Recuerdo que en una reunión escolar la madre dijo que es que la niña ya no quería ir nunca con ella. ¡Cómo va a querer ir si siempre estuvo muy suelta! A esa edad no se empiezan esas cosas, se continúan. Al parecer a día de hoy ni estudia ni hace nada y muchos fines de semana la ven en unas condiciones bastante malas. Y podría poner un montón de ejemplos. Sí que hay chicos que les dieron una adolescencia complicada a los padres, pero si estás pendiente se arregla. Un besín y mil gracias por leerme.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo. Yo creo que las relaciones entre padres e hijos hay que trabajarla desde el minuto cero, no se puede pretender que los niños quieran estar contigo si siempre te los quitaste de encima dejándolos andar a su aire.
    Invertir tiempo en familia es algo increíblemente importante, ayuda a crear comunicación y a fortalecer la unión familiar.
    Como siempre un articulo genial. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. Es que a veces pretendemos enderezar el árbol cuando el tronco es demasiado grueso. El tiempo en familia siempre compensa. Un besín.

      Eliminar
  3. Son unos consejos muy muy sabios y eso de que la relación con l@s hij@s hay que cultivarla desde siempre y que no se puede esperar controlar a ciertas edades, es una verdad como un templo. ¡Es que eres muy sabia!
    Aunque yo soy bastante de hacer botellón (que aún hago de vez en cuando...), nunca debería ser con menos de 18, está claro. Lo flipo cuando escucho que hay niñ@s de 13-14 años que gastan en alcohol lo que yo jamás me he gastado. Haces muy bien en darle otras opciones de ocio. Siempre hay tiempo de salir a beber y como bien dices, no se puede esperar otra cosa cuando el ocio que ven en casa es el de ir a bares solamente...
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej, muy sabia no, solo intento ser lógica, jajaja. Lo del botellón de mayor no lo veo mal, ya tienes otro criterio y al precio de las copas es difícil acceder, pero los niños de 12 y 13 años tienen que estar jugando, o haciendo cosas apropiadas. Muchos besos y gracias por pasarte.

      Eliminar
  4. La época de la adolescencia es una etapa peligrosa y conviene estar muy cerca de ellos porque se creen que lo saben todo. Lo peor es que ahora empiezan muy jóvenes a salir de botellón y muchos padres lo ven normal, a mi me parece una aberración y echo la culpa a los padres. Los críos no pueden salir con el único fin de beber alcohol, eso no es diversión, Eso es un atentado contra la salud. De todos modos, nosotros lo hemos superado con éxito y mi hija estaba centrada en los estudios y no le quedaba tiempo para estas cosas y cuando empezó a salir ya era un poco mayor. Tu lo has explicado muy bien y estoy de acuerdo contigo en todo. Un besín.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!!!! Yo también echo la culpa a los padres, es muy fácil soltarlos y no estar pendientes. Estoy segurísima de que tu hija estaba centrada en los estudios, como debe ser, y por supuesto tienen derecho a divertirse pero todo en su momento y en la medida lógica. A mí me encanta tomarme mis sidras, que conste, pero cada cosa a su edad y en su momento. Un besín,.

      Eliminar
  5. Estupendos consejos!!! Lo del botellón es de pena, críos de 12 o 13 años por ahí borrachos... Tanta libertad y tanta tontería. Hay que dedicarles tiempo y que conozcan alternativas valiosas, no que esperen el viernes para terminar como cubas.

    23+2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Yo al principio, hace ya tiempo de esto,alucinaba.Un besín.

      Eliminar
  6. Tienes razon, hay que estar siempre pendientes de ellos y tenerlos entretenidos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...