domingo, 25 de agosto de 2013

Mi reflexión sobre lo que es ser en realidad buena madre.

Mi reflexión sobre lo que es en realidad ser una buena madre.

 
Ser madre es algo demasiado grande para resumirlo en una sola cosa.

Hola a todos, me encanta saber que estáis aquí y me hace muy feliz leer vuestros comentarios.

Hoy quería hablaros de un tema que está siendo bastante controvertido, y que me ha hecho pensar en lo poco respetuosas que puede ser algunas personas.
Todo empezó al leer una noticia en el periódico en la que nos contaba que en una conocida cadena de tiendas una mamá había sido"invitada" a abandonar el establecimiento por dar el pecho a su bebé.
A raíz de esta noticia todo el mundo empezó a dejar comentarios. Yo lo leí en varios periódicos diferentes, y el resultado fue que la noticia en sí se dejó de lado para iniciar una guerra abierta entre las personas a favor de la lactancia materna y las que apoyan la crianza con leche artificial.
Y pude darme cuenta de que muchas, por supuesto no todas, pero sí muchas de las mamás prolactancia materna eran demasiado extremistas, solo sirve alimentar al bebé con pecho, las mamis que no pueden o no quieren dar pecho son malas madres. Y no se mira más allá. Y es entonces, ante tantos comentarios así cuando empecé a mirar algún blog que hablaba del tema y me di cuenta de que pasaba igual, los comentarios de las personas prolactancia tachaban de malas madres a las que no daban el pecho. Y como yo he pasado por ambos casos, me apetecía dar mi opinión, pero siempre respetando porque creo que es eso, una opinión, no una opción que quiera imponer.
Este busto me hace pensar, es Philip Cousteau, hijo del famoso buzo que falleció de forma trágica. Que triste que un padre tenga que pasa por esto.

Debo admitir que cuando nacieron mis hijos no se insistía tanto en la lactancia materna, pero sí que intentaban presionar.  Y yo creo que es una opción tan tan tan personal, que solo los padres deberían decidir, pero eso sí, estado bien informados. Y por supuesto sé lo difícil que es a veces dar el pecho, no siempre sale bien a la primera, hay complicaciones y cuesta lo suyo. Pero el biberón también tiene su engorro, hay que estar todo el día esterilizando cacharros, hay que preparalo y encontrar la temperatura ideal, evitar grumos, vamos, que cada cosa tiene lo suyo, por tanto no creo que sea necesario dsprestigiar una cosa para hacer que la otra sea mejor.
Una de las razones que las personas prolactancia materna utilizan para defender su teoría es que al dar el pecho se crea un vínculo muy especial entre madre e hijo. Lógicamente no puedo rebatirlo, el vínculo está ahí, pero eso no implica que los bebés que toman bibi no establezcan un vínculo. Yo lo sentí de ambas formas porque dando el bibi también miras al bebé, le das la manita, acaricias su nariz y es un momento mágico. Yo creo que el pecho une, pero las mamás que adoptan, por ejemplo, también quieren a sus hijos, algunas más que muchas madres biológicas, y no dan pecho, y el vínculo también está ahí. Y lo bueno del bibi es que se lo puede dar el padre y eso crea un vínculo de toda la familia. Además, hay madres de pecho que por problemas les dan la leche en biberón y estoy segura de que el vínculo es el mismo. Y en mi caso creo que era mayor el vínculo durante los baños, los masajitos o cuando los cogía en brazos sin más, para olerlos y abrazarlos
Intentad que coman sano, pero un heladito o unas cooies de vez en cuando también se puede.

Otra razón es que dicen que la leche matera inmunza a los niños, y de nuevo habiendo vivido ambas opciones puedo decir que depende de cada caso, en el mío no hay diferencia, mis hijos están sanos los dos, y además entre mis 10 sobrinos hay de todo, de bibi, de pecho y mixta, y ninguno enferma más que otro, excepto dos que tomaron pecho pero luego se alimentaron de demasiados precocinados y porquerías, por tanto no podría asegurar que la leche materna inmunice, no lo sé, pero a mí me ha ido bien con las dos opciones.
Dejando aclaradas estas cuestiones lo que me lleva a escribir es que creo que ser madre es mucho más que una etapa. Cuando esas mamis prolactancia materna terminen con el pecho, tienen por delante toda una vida, y creo que es ahí donde se demuestra si una es o no buena madre.
Y os resumo lo que es para mí ser buena madre.
Ser buena madre es;
-Cuando tu hijo nace tienes que darle de comer sin hacerle esperar, ya sea una leche u otra, cambiarle cuando lo necesite, intentar dormirle, hacer que tome el sol, evitar espacios con humo o ruidos excesivos, intentar dedicarle tiempo, vamos, dedicarle todos los cuidados del mundo porque son seres pequeñito y extremadamente indefensos, dependen de su mami para todo.
-Cuando el bebé va creciendo tienes que amoldar tu vida para pasar todo el tiempo posible con él, no solo es dar de comer, cambiar pañales y bañarlo, hay que jugar, enseñarle a andar, a hablar, ir enseñándole ese mundo que aún tienen por descubrir, los colores, el cielo, llevarle a la playa o al campo, enseñarle animalitos, leer con él, y compartir cada cosa nueva que aprenden, eso te hace buena madre.
- Ser buena madre no es solo darle el pecho, al ir pasando los meses hay que darle la mejor comida que podamos, evitar cosas precocinadas y congeladas, la vida no se acaba al quitarle el pecho, no podemos pasarle de leche a porquerías, hay que luchar para que estén bien alimentados.
-Ser buena madre es intentar una y otra vez que coman verduras, tener paciencia para quitarle el pañal, poner en la tele Dora la exploradora cuando nos apetecería ver Bridget Jones, oír en el coche los Cantajuegos cuando en realidad querríamos escuchar a Duncan Dhu o Rice Against, por ejemplo.
Compartir lecturas bajo un árbol no tiene precio.









-Ser una buena madre es acompañarles en su vida escolar, no ir el primer día y que luego se pase la novedad, es ir a hablar con la profe a menudo, tengan a edad que tengan, ayudarles con los deberes y animarles cuando creen que nunca van a aprender a dividir.
-Yo creo que ser buena madre es pasar una tarde en el parque cuando a lo mejor nos apetece ir al gimnasio o llenar la bañera y tirarnos horas con velitas aromáticas.

Muchas veces toca ir a ver lo que a ellos les gusta, y aunque creo que hay que enseñar a que todos deben ceder,no solo algunos, hay cosas que no son para niños, lugares con demasiada gente o conciertos donde ni siquiera les dejarían entrar y nos toca aguantarnos.

-Ser madre es ir a la playa y en lugar de estar cual lagarto vuelta y vuelta como cuando no tenías hijos es dedicarse a hacer escultras de arena, comerse comiditas hechas con arena y mucho cariño y rebozarse como una croqueta aunque tengas cuidado.
-Para mí ser buena madre es preparar el disfraz de la función del cole siempre con ilusión, no solo los primeros años. Yo hice trajes de ;pastorcillos con borreguito, pastorcitos con tela de cuadros porque así me lo exigieron, de Rey Gaspar de angelito, de paje de Melchor, de niño de inviero(casi se me derrite el crío en el escenario con gorro, bufanda, el jersey de la nieve..., un cuadro pero el tan ancho cantando en inglés), de Wendy la de Peter Pan pero de adulta, por la segunda parte de la peli, de campesino, de lavandera, de animalitos varios, de enanito de Blancanieves, Bonachón por más señas, y este año, con ellos muy mayores tuve que ponerme a preparar la indumentaria de los protas de Mamma Mía, y lo hice con la misma ilusión que el primer año de cole.
-Ser buena madre es luchar contra los niños malvados que intentan robar la infancia a los tuyos y les cascan que El Ratoncito Perez no existe(ver entrada aquí)   
-Ser madre es intentar que cada día sea especial, hacer cenas originales cada viernes CENAS ESPECIALES DE LOS VIERNES   
-Ser madre es hacer un funeral para sus mascotas,y darte cuenta de que por mucho que los protejas antes o después tendrán que enfrentase con la muerte.
- Ser madre es preparar cumpleaños con mucha ilusión, unas veces con un presupuesto decente y otras bajo mínimos, pero da igual el dinero que se tenga, hay que  hacer que ellos sientan que su cumple es especial y que ni se imaginen los malavares que estás haciendo. 
Esta imagen es de un cumple de hace muchísimo, aquel año nos surgió un imprevisto y el presupuesto era ajustadísimo, pero quedó genial y el recuerdo es maravilloso.

- Y por supuesto ser madre consiste en preparar unas navidades siempre llenas de magia, aunque sepan que no existen Los Reyes.
-Ser madre es enseñarles a montar en bici, a patinar, a nadar un poco para evitar un trauma en el cursillo del cole, y enseñarles que hay juegos más allá de la consola, por ejemplo volar una cometa, saltar a la comba o hacer puzzles todos juntos.
-Ser madre es ir al circo, al cine a ver dibujos y a ver títeres en lugar de ir de compras o a un concierto.
-Pero ser madre es también ir a conciertos que te horrorizan para que ellos no se pierdan nada(en uno de Sun41 creí que me mataban por aplastamientoun montón de adolescentes, que horror).
- Ser madre es quedarse a su lado cuando van creciendo y los estudios son duros, ayudarles(no confudir con hacerles los deberes), estar  con ellos hasta las tantas y madrugar para seguir estudiando, preguntarles la lección, aportar ideas y sobre todo hacerles ver que estás ahí, que te importa y les ayudarás como puedas. Y cuando lloren y no sepan que elegir para su futuro, cuando crean que jamás van a aprobar matemáticas hacerles ver que ellos pueden con todo, ue nos tieen y que con esfuerzo se puede.
-Ser madre es llevarlos a todas las actividades que ellos eligen(no meterlos en mil cosas para librarse de ellos) y también hay que ir a verlos cuando cantan en el coro y cuando juegan un partido, aplaudirles cuando lo hacen bien y animarles si fallan, tener las múltiples ropas de actividades preparadas, hacerles la merienda para cuando terminen y que sepan que lo hagan bien o mal siempre les vas a ver, aunque hayan crecido y ya no tengan 10 años, a mí no se me pasa la novedad.
A carreras para ver todo lo que hacen, cantar, jugar o pintar, lo que sea.
 

  -Ser madre es quedarse en la playa cuando ya se han ido todos porque les apetece bañarse al atardecer, es ver una puesta de sol con ellos como si no fuera a haber un mañana, aunque tengamos frío.
-Pero ser madre es también decir No. Cuando muchos de sus amigos con 13 años se han ido de botellón tenemos que decir no, pero un no cualquiera, hay que hacerles ver que hay otras opciones. Yo he ido con un grupo de madres a hacer rutas en bici, a patinar a la pista de hielo(yo ahí solo miraba que la última vez que patiné disloqué la muñeca), los he llevado yo sola al circuto de karts del que hablé hace un par de post, era yo con unos 10 chavalillos de 13 años, para que se divirtieran. Es muy fácil darles 10 euros y que se busquen la vida, o decir No porque lo digo yo y luego dejarles en casa. Hay que buscar el equilibrio para que vayan entrando en la adolescencia poco a poco y de forma segura. Lo mejor es que la vida te recompensa y al crecer se dan cuenta de que yo tenía razón y no me recriminan haberles apartado de ciertas cosas.
Me encata disfrutar los atardeceres.

-Ser madre es no rendirse cuando un hijo no sale como tú quieres, es darle oportunidades y hablar con él, hacer que se sienta valorado y buscar juntos soluciones. 
-Ser madre es intentar que confíen en ti y te cuenten sus problemas, solo así podremos ayudarles si algo no va bien.
-Ser madre es lograr que aunque sean mayores y tengan amigos, aunque salgan en grupos y se diviertan descubriendo la juventud aún quieran hacer cosas con nosotros, que les guste hacer picnics, bañarse en la playa y jugar al baloncesto con sus padres. 
Cuando los niños son peueños hacen falta mil ojos, adiós al "vuelta y vuelta" en la playa.

En resumen, creo que ser madre no se reduce a una etapa si no a toda una vida. Ser madre es estar con ellos, darles la libertad que necesitan, poner ilusión en cada paso y cada avance, hacerles ver lo bueno de la vida y ayudarles en lo malo.
Al final, lo que todos los padres queremos es que nuestros hijos sean buenas personas y sobre todo que sean inmensamente felices.
Bueno,muchas gracias por leerme y me gustaría leer vuestros comentarios, quiero saber si pensáis como yo o al contrario defendéis la lactancia materna sin que os parezca bien la otra alternativa. Sea lo que sea, me gustará leerlo. Un beso y suerte para todosss.


miércoles, 21 de agosto de 2013

Trucos para ahorrar y disfrutar del verano.


Mis trucos para ahorrar y saborear el verano; se puede hacer.


Mirar el mar siempre relaja



Hola a todos!!!!!!!!!!!!!!!! De nuevo me paso por aquí para contaros las cosillas que se me van ocurriendo.
Estos días de verano estoy disfrutando mucho, no paro de hacer cosas, y muchas de ellas no llevan ningún gasto, es algo que todos podemos hacer.
Por eso me llama la atención que mucha gente se lamente y se queje porque no puede hacer nada por culpa de la crisis. No me refiero, obviamente, a esas personas que se han quedado sin casa y que están en situaciones desesperadas, me refiero a muchos casos donde lo que realmente les falta es la ilusión.
Me he dado cuenta hace mucho, de hecho lo he comentado en alguna entrada antigua, de que la gente es demasiado cómoda, no intenta hacer nada diferente para saborear la vida, se conforman con pasar el día con los niños en el parque más cercano a su casa y yo creo que la vida es tan corta que hay que vivirla y buscar algo diferente.
Me gustan los puentes, son señal de continuidad.
No me considero una persona experta en nada, por eso nunca doy consejos, solo opiniones o ideas, y hoy me apetecía compartir un poco las ideas que yo he aplicado muchas veces en mi vida, y que sigo aplicando.
Ya he dicho muchas veces que odio la rutina, pero a pesar de eso creo que para poder disfrutar y arreglarnos con pocos recursos lo mejor es organizarse y planificar.
   En mi vida tuve épocas económicas buenas y otras bastante ajustadas, y en todas pude hacer bastantes cosas, simplemente se trata de poner interés.
Lo primero que yo siempre hago es lo que yo llamo fondo de despensa o de nevera. El día que en mi casa cobramos intentamos hacer una serie de compras, pues aunque es un día un poco perdido luego merece la pena.
Ese día siempre compro con lógica, no me gusta llenar el carro a lo loco, y antes de salir de casa reviso la despensa.
Creo que la base alimenticia en una casa son las legumbres, así que hago un cálculo y compro para el mes, al menos las más básicas, por ejemplo lentejas, garbanzos, alubias blancas y pintas. Y no me olvido de meter arroz, pasta de sopa, macarrones y espaguetis. Con esto y unos esqueletos de pollo que siempre tengo congelados para preparar caldo ya tengo unos primeros platos asegurados.
Otra cosa que suelo hacer es comprar unas bases de pizza que dejo reservadas, me sacan de mil apuros.
Y en la despensa meto cosas básicas en plan latas de atún, latas de champiñones laminados para la pizza o cualquier complemento, tomate frito,latas de pimietos, guisantes, cosas que o se estropean.
Si tenemos un congelador grande nos será de mucha ayuda. Yo suelo congelar mucho, pero aquí si que hay que ser ordenado para llevar un control.
En mi casa gustan un montón las croquetas así que me pongo un día a hacer de queso, de pollo y de jamón, y las guardo en recipientes, ya formadas y pasadas por pan rallado, me sirven para solucionar alguna cena o segundo plato, o por si viene alguien de repente, que me ha pasado mucho.
En el fondo soy como las ardillas que "roban" las nueces a este precoso nogal, me gusta guardar.
El día de cobro suelo comprar unas verduras básicas, y preparo paquetitos para sopa o pure. Los de puré son variados y en trocitos regulares, suelo meter zanahoria, ajo, cebolla, calabacín, calabaza y algo verde, voy variando. Y la sopa lo mismo pero en cuadraditos diminutos. Si hago un caldo de pollo y añado un paquete ya tengo un primer plato de cena asegurado.
Otra costumbre que tengo y es un buen truco es contar las raciones de carne o pescado y congelar lo que sobra. Por ejemplo si compro filetes de pechuga o ternera separo los que vamos a comer, uno o dos por persona, y lo que sobra lo congelo apuntando lo qué es, y me sirve para una ensalada César, unos nuggets o unas croquetas el pollo y la ternera para una boloñesa o canelones. Con el pescado en rodajas hago igual, y lo que sobra queda para fritos.
Me gusta que los desayunos sean sanos, así que además de un súperzumo del que ya he hablado con hortalizas y frutas  tomamos colacao o café con leche, unos una cosa y otros otra, así que a primeros de mes me surto de colacao y café. Y para acompañar compro pan de molde, normal e integral, galletas sencillas tipo María o integrales y corn flakes normales. Ahora compramos unos en el Lidl muy baratos que trae dos bolsas y duran un montón. Huyo de la bollería, y n solo porque se gasta un montón sino porque no aporta más que grasa, calorías y colesterol.
Teniendo  desayunos, algunas comidas y cenas resueltas  hago el resto de la compra, la leche, el detergente, aceite, azúcar y esas cosas.
Sabéis que me encantan las infusiones, pues cuando compro siempre cojo un par de bolsitas y las meto en una caja de lata que tengo, y a final de mes tengo un remanente.
Hago igual con aceite, café, azúcar, meto un poco en unos tarros y me olvido de que lo tengo, es para emrgencias u olvidos.
También guardo todas las muestras que me dan o que entran en los geles o demás artículos de higiene. Y a veces, separo un poco de colonia, gel o champú y la guardo para finales de mes.
Si quedan pocos días para acabar el mes y evitamos comprar un champú, una infusión, azúcar  o un poco de pollo para una ensalada podremos usar el dinero que nos queda para disfrutar, tomar unos helados, hacer una excursión un poco especial, nos da para gasolina, por ejemplo.
Mirando estos paisajes pienso que la vida no está hecha para lamentarse.
Mi forma de pensar puede parecer rara pero yo creo que la infancia dura muy poco y hay que intentar que sea una época mágica, por eso los niños no tienen por qué enterarse de nuestros apuros. Y eso podemos hacerlo con ilusión, que es la mejor cualidad en una madre o en un padre.
Si tenemos un sueldo un poco justo, como casi todos hoy en día, ellos no tienen por qué saberlo si son pequeños, cuando va creciendo yo pienso que hay que hacerles ver las cosas, pero con 4 o 5 años para un niño tener poco dinero es ser pobre como en África, no saben medir como nosotros y cada cosa tiene su edad.
Si compramos como yo os digo y hacemos un menú semanal, podemos saber de cuánto dinero nos queda libre para diversión, e intentar estirarlo.
En mi ciudad, y supongo que en muchas otras, hay muchas actividades gratuitas, así que tenemos que aprovecharlas. Gracias a Internet podemos estar al día de las actividades. Este año hemos tenido teatro, música en la calle,  actualmente hay conciertos de música clásica gratis por toda la ciudad, ferias, concursos en la playa de castillos de arena, de todo. Pues se pueden aprovechar esas cosas, es un dinero que nos ahorramos y ellos harán amigos y guardarán un recuerdo bien bonito para el futuro.
Y los días que no tengamos actividades, o que no nos apetezca ir, podemos aprovechar los muchos lugares con encanto de cada ciudad.
En todas las ciudades hay parques donde disfrutar.
Aquí tenemos muchos museos con un día gratis, y algunos son ideales para críos, por ejemplo el del Ferrocarril, pueden pasar la tarde entretenidísimos, y además muchas partes están en la calle así que toman el aire. El Jovellanos y el Piñole son gratis, y de vez en cuadro ver cuadros está bien para que aprecien el arte y aprendan a comportarse, pero eso sí, explicándoles las cosas para interesarles y evitar que correteen por todo el museo. O la exposición de la Caixa de la que hablé en el último post, es muy interactiva y divertida. Y las Termas romanas, con su esqueleto les suelen gustar mucho.
Me encanta variar de parque, este tiene mucho encanto.
Por supuesto, en verano la reina es la playa. Es gratis, en Gijón tenemos varias así que podemos elegir la que más nos guste o ir variando para que no se aburran, y es una forma ideal de pasar el verano.
La playa siempre es una gran aliada.
Cuando mis hijos eran pequeños, para que no se aburrieran, muchas veces alternaba. Si un día iba a la playa por la mañana, por la tarde los llevaba a un parque o a montar en bici, ya os hablé del Parque Infantil de Tráfico, es gratis, te dan la bici y es genial. Y al día siguiente por la mañana hacíamos otra cosa, dar un paseo o ir a un parque cerca de casa y pasábamos la tarde en la playa, en otra zona, por ejemplo en el pedrero buscando cangrejos. Ya sé que no deja de ser lo mismo, pero a ellos les da la sensación de ir variando, si un día vas de tarde y otro de mañana y lo combinas con otra actividad parece otra cosa.
Los alrededores de Gijón tienen muchos parques, así que lo que yo hacía, y aún hacemos a veces aunque sean mayores, es ir de pic nic a ellos.
Este parque siempre me recuerda a Central Park, con los edificios al fondo.
Para que no parezca aburrido un día vamos en bici a comer y otro día vamos a otro parque, andando y a cenar. No hace falta gastar, nos llevamos lo que tenemos en casa, una tortilla, una ensaladilla o cualquier cosina. Y si un día es playa, otro picnic, otro una actividad, otro bici y vamos variando el verano es divertido, original y nuestros bolsillos sobrevivirán.
Conozco muchas madres que no quieren verlo así. Como soy muy insistente alguna vez logré hacer que me acompañaran y pasamos tardes muy divertidas, sin gastar y además menos estresantes que el parque, donde los críos acaban chillando, agobiados con el calor, y corriendo de un lado a otro porque se aburren de hacer siempre lo mismo. Una de las madres a las que convencí ahora piensa como yo, y los últimos años de infancia de su hija los aprovechó así, y como ella dice; ”tenía que haberlo visto antes, la pobre nena se tragó demasiad parque y yo demasiado estrés”.
Además, si nos ajustamos con nuestros gastos de casa algún día podemos comprar a la vuelta un helado o algo que les guste.
Ir de excursión en bici siempre reconforta.
O de vez en cuando ir a un merendero, en algunos puedes llevar la comida y solo es necesario comprar la bebida. Lo importante es estar juntos y pasarlo bien.
A mí me encanta esa sensación de vuelta a casa después de jugar toda la tarde o  pasear, yo lo llamo volver a casa deliciosamente cansados.
Si los chicos son mayorcitos, como en mi caso, llevamos una pelota (eso no tiene edad) o unas cartas, o un libro, que nada hay mejor que leer bajo un árbol, junto a un río.
Me encanta encontrar rincones secretos.
Así que ya para ir acabando, creo que ajustando las compras, dentro de lo posible porque la alimentación para mí es sagrada, pero ajustándonos y poniendo ilusión podemos tener una vida feliz, con altibajos, pero feliz y llena de recuerdos. Y aunque los hijos vayan creciendo podemos hacer muchas cosas, solo hay que ir adaptándose.  Cada instante que se va no vuelve, así que hay que dejar de protestar. Cuando estoy en la cola del súper hay gente protestando, en el parque o en la playa siempre hay alguien quejándose, da igual donde estemos que la gente protesta. Y yo a veces me siento un poco tonta porque con un bocadillo y un paseo en bici al atardecer ya soy feliz. Pero es que ese tiempo que pierden protestando lo están perdiendo también de vivir, de reírse, de dar un abrazo, de acariciar a un perrito o de charlas con sus amigos.
Bueno, ya está bien de protestar yo, y vamos a centrarnos en lo que importa, en saborear despacio la vida, y ahora mismo el verano, que ya nos queda poco. Por cierto, ¿habéis cogido moras? Yo pocas, otros años cojo un montón así que a ver si en breve  tengo la despensa llena. Mil besos para todas y nos seguimos viendo por aquí.



viernes, 16 de agosto de 2013

Gijón en Agosto


Gijón en agosto;disfruta la ciudad sin gastar ni complicarte.



Los fuegos artificiales en la bahía son espectaculares.


Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¿Qué tal el verano? Espero que sea realmente bueno e inolvidable, y que a pesar de la crisis podamos saborearlo.
He estado pensando en algunas entradas, y como todavía falta algo de tiempo para la vuelta al cole y quiero saborear a tope el verano en lugar de truquitos de ahorro me apetecía hablaros un poco de Gijón en agosto, cuando celebramos nuestra semana grande, por si algún día os acercáis por aquí, que sepáis algo de lo que podéis hacer.
La verdad es que este verano no hemos parado de tener actividades, pues además de la Semana Negra, de la que os hablé aquí (La Semana Negra en Gijón  ) hemos tenido otras actividades, por ejemplo El Festival del Arco Atlántico, que estaba por toda la ciudad y mostraba muchas cosas, desde dulces típicos de distintas zonas Atlánticas, por ejemplo Portugal hasta talleres de grabado o escultura. Había actuaciones musicales relacionadas, tanto folck como fados, talleres para los niños y mucha información. Además este año se celebraba el hermanamiento de Gijón con Nantes y ponían unas fotos enormes en la calle que daban un toque muy original, eran fotos por así decirlo, "hermanadas", por ejemplo la fábrica de tabaco de Gijón en los años 20 y la de Nantes en la misma época, calles de Gijón en el siglo XIX y Nantes en la misma época. Todo muy interesante.

Los atardeceres con calor son otra cosa.
Y también tuvimos la tradicional exhibición aérea, con aviones de guerra y simulacros de rescate, un exhibición muy completa. Además los días previos hay exposiciones  donde se pueden usar simuladores, hay ofertas para bautizos de vuelo en avioneta. Y todo, tanto el Arco Atlántico como la exhibición (los vuelos no, lo demás si)son gratis.
Para os que gusten de exposiciones tenemos una que acaba el día 18 en el Náutico, enfrente a la playa, que es muy interesante. Trata de explicar las maravillas del cerebro, ilustrándonoslas con ilusionismo. Es una exposición muy interesante, muy interactiva y que gusta a niños y a mayores.  Lo mejor es que aprendí un truco de magia, en realidad enseñaban tres pero yo memoricé uno, lo haces con cartas y ayudándote con un video de Tamariz que te lo explica. En resumen, mola.
Lo he sacado de Internet, explica bien la exposición.

Y para los niños hasta 14 años tenemos todo el año el parque infantil de tráfico, un lugar al que ningún niño de la ciudad debería dejar de ir. De lunes a viernes en invierno y a jueves en verano se anda en bici. Los niños pueden llevar la suya o usar una que les prestan allí. Y es un circuito que imita un pueblo, con casas, semáforos, señales, pasos de cebra. Y lo cuidan dos policías locales. Aquí, además de tomar el aire y hacer ejercicio aprenden a conducir con responsabilidad, y hacen amigos. Es una forma estupenda de pasar la tarde, y para rematar se puede ir al Parque de Isabel la Católica, que tiene una gran reserva de aves, muchos juegos y rincones increíbles.
El circuito de bicis o Karts es altamente recomendable, ningún niño debería perdérselo.

Y en casi todos los colegios de la ciudad hay un programa que lleva a los niños en 5º de primaria a este parque, allí les dan clases teóricas de conducción, y prácticas, usando las bicis. Al final del curso les hacen un examen y si aprueban los viernes de julio y agosto pueden ir a andar en Kart por el circuito. Es algo que gusta mucho, y que yo siempre relacionaré con el verano, disfruté mucho con mis hijos cuando tenían la edad para ir, y a ellos les quedó un grato recuerdo.
A los niños les dan un carnet de conducir, cuando aprueban, parecido al de los mayores de toda la vida.

Y el primer domingo de agosto celebramos El día de Asturias, pero no es el día de Asturias tal, ese es el 8 de Septiembre, este se celebra llevando el almuerzo al Cerro Sata Catalina, un lugar maravilloso, la zona más antigua de la ciudad, con vestigios romanos, restos de búnqueres militares y el Elogio al horizonte, escultura de Chillida donde se oye el mar. Por supuesto, hay música, barracas con sidraconcursos de cestas con el almuerzo, bailes regionalesesas cosas que tanto nos gustan.
El Cerro nos permite ver una buena parte de la ciudad.


Del Cerro podría poner mil fotos y ni así le hago justicia.


Y ahora sí que me pongo a contaros lo que hacemos esta primera quincena de agosto, que cuande me voy por las ramas...
El día grande de Gijón es el 15 de agosto, Nuestra señora de Begoña, fiesta celebrada en muchos lugares de España.
Aquí dedicamos toda una semana a celebraciones,  la llamamos La Semana Grande. Esta semana está llena de actividades, aunque lo más destacable son las actuaciones musicales.
Este año han traído actuaciones para todos los gustos y edades, cosa que está muy bien. El pregón lo dio Massiel, pues su infancia transcurrió en esta ciudad y se siente muy vinculada. Y las actuaciones fueron variadas, Aurym para las más jóvenes, y para todos Rosa López, Los Panchos(estos más bien para más mayores pero había todo tipo de público), Julieta Venegas ,El Cigala, un Tributo a Queen fantástico, bandas de rock repartidas por toda la ciudad, vamos, que no nos aburrimos. Y de nuevo, todo gratis.
Apesar de la mala calidad porque perdí la cámara en alguno de los cumples que tuve, se venfuegos muy originales.


Además tenemos arte en la calle, que dura todo el verano y que se trata simplemente colocar pequeños escenarios por la ciudad y grupos de diversos estilos actúan, de nuevo gratis, por la tarde. Yo he descubierto grupos muy interesantes, que aunque no son famosos lo hacen muy bien y le ponen muchas ganas.
El día 14 por la noche es la Gran Noche. Hay una descarga de media hora de fuegos artificiales que siempre vamos a ver a la playa. Las luces se apagan y todo el mundo sale a verlos, me encanta. Yo iba ya con mis padres y abuelos y no he faltado nunca. Y luego hay verbenas, orquestas repartidas por la ciudad. La que yo fui a ver me gustó mucho, fueron muy listos y decidieron hacer dos partes, una a gusto de los más mayores y otra a gusto de los jóvenes, pero sin extremismos, ni Pitbull ni Antonio Molina, cosas clásicas pero bailables que gustaron a todo el mundo. Yo disfruté mucho, me gusta ver juventud, claro, pero me encanta ver matrimonios mayores bailando, me da mucha ternura, como dice mi hija, y por supuesto,para recuperar las calorías quemadas, un heladito no faltó.
Las armas son de verdad, y hay soldados que te dan explicaciones, e incluso regalos. A nosotros otro año nos dieron un kit de campaña con comida y todo.
Podemos ver por dentro un vehículo de transporte de heridos en campaña, se puede subir si se quiere.


Y ya para acabar porque creo que me estoy pasando os hablaré de una cita a la que ningún gijonés puede faltar, La Feria de Muestras. Este año es la edición 57, y yo nunca me perdí ninguna.
Los seiscientos llaman la atención de grandes y pequeños.


La entrada esta vez no es gratis, cuesta 3,90 €, pero dan invitaciones en muchos sitios y casi todo el mundo las usa. Yo usé las que me dieron en el banco, y fui ayer, porque normalmente la feria dedica un día a un banco, otro día a otro, otro a los jubilados, así cada día y la invitación te indica que día la puedes usar.
Ayer, al ser el día del banco nos dieron una gorra a cada uno y bombones, lo que se agradece.

Todos llevan bolsitas con regalos.
 La feria consiste en un mundo de exposiciones. Cualquier invento de la teletienda lo tienes allí, además de coches de lujo, productos ecológicos, ropa, artesanía, animales, de todo. Pero además entre los stands de venta hay stands promocionales, de ayuntamientos, bancos y fundaciones. Y en muchos te dan regalitos, yo traje caramelos, unas libetas que se pegan a la nevea, un marco muy chulo, un boli, entradas para otro día que voy a regalar a alguien para que lo disfrute, dan muchos globos, degustaciones de comida(eso es lo peor, adios operación bikini), y traje también un balón hinchable,las gorras, una almohada hinchable para la playa, que me viene genial, y muchos catálogos interesantes.







Podemos ver monstruos marinos o coches teledirigidos.




 En el stand de un periódico local había una exposición de antiguos comercios de Gijón, y con una postal que nos daban a la entrada hacíamos funcionar un video muy chulo.
Los comercios antiguos estaban muy bien representados, y la publicidad me trajo muy buenos recuedos.


En la exposición de una empresa de cementos había 4 cuadros de Sorolla, un pintor que me vuelve loca, adoro el impresionismo y especialmente a él. Estuve horas viendo los cuadros, además de unas joyas rescatadas de un naufragio en el siglo XVI. Menudas esmeraldas y topacios, contemplándolas me salió mi vena de rica frustrada, jejeje.

Las fotos son del catálogo de la exposición, a los verdaderos Sorolla no se les pueden hacer fotos.

También pude ver una exposición de cosas hechas con productos reciclados, desde robots a una casa entera, y exposiciones de monstruos marinos, salas con juegos interactivos, coches del ejército con fusiles a los que te puedes subir, exhibiciones de todo tipo, hay de todo.




Veremos egipcios y bicis ecológicas, cualquier mezcla está pemitida.

Otra tradición es ir allí a comer. Yo no sé qué pasa que todo apetece, el bocata de calamares, un sándwich que allí los hacen más ricos que en ningún sitio, un helado, un café que allí es especial y lo venden también en grano para llevar, un granizado, un bollín preñao. Caminar se camina mucho, pero comer se come en exceso.

Comida nunca falta, por la mañana o por la tade, dulce o salado.

Bueno, creo que me ha quedado una entrada demasiado larga, pero así si podéis venir en verano veréis que no nos aburrimos, y no es necesario gastar. Bueno, en la feria de muestras un poco, pero también se puede llevar la comida de casa, cuando yo tenía a los niños pequeños, muchas veces, por no hacer colas llevaba la comida de ellos y un bocata para nosotros, y disfrutaba un montón. Y lo que más gracia me hace es que siempre, todas las personas que conozco acaban tan cansadas y gastando más de la cuenta que juran y perjuran que el año siguiente no vuelven, pero al año siguiente volvemos a encontrarnos, cargados de regalitos que nos hacen y comiendo y pasando un día en familia.
Hay animales preciosos, pero me da pena verlos amontonados con el calor que hace. Eso sí, son una tentación.

Mil gracias por leerme y comentarme, y espero veros a todos por aquí algún verano, aunque no siempre tengamos el mejor clima merece la pena. Besinosssssssssssssssssssss.

Hasta la vuelta a casa es bonita, me encanta la feria. Sin ella el verano no es verano.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...