domingo, 14 de julio de 2013

La Semana Negra en Gijón

Semana Negra, mucho más que una feria o un festival.


 
El cartel de este año.
Hola!!!!!!!!!!!!!!!!Me alegra que os paséis por aquí.
Hoy quería hablar de un evento que lleva muchos años celebrándose en Gijón, que dura unos diez días y que este año ya se ha terminado, hoy fue el último día. Es algo realmente  interesante, y se llama Semana Negra.  Algunos a lo mejor lo conocéis, y para los que no sepáis de qué os hablo os lo explicaré.
Carpa de encuentros antes de una entrega de premios.

Para mí la Semana Negra  es una mezcla. Inicialmente nació como certamen cultural, reuniendo a escritores, cantautores y personas relacionadas con la novela negra, aunque vienen también escritores de otros géneros. Este año hemos tenido más de cincuenta escritores, algunos presentando libros y otros dando charlas o manteniendo encuentros.
También ha mantenido un encuentro el historietista estadounidense  Howard Chaykin, que ha trabajado entre otros para Marvel y DC siendo dibujante y guionista de Batman, entre otros.
Exposición sobre cómic.

Además de todos estos encuentros hay charlas y talleres, algunos dirigidos a los más jóvenes y otros para nuestros mayores. Y por supuesto certámenes literarios muy interesantes con todo tipo de premios, desde económicos y muy reconocidos hasta cenas o masajes en balnearios.
Revista gratuita que nos informa de todo lo que ocurre, qué podemos ver.

Para seguir con la parte cultural os diré que este año se rindió un homenaje a los 40 años de la dictadura en Chile, un hecho muy trágico.
Algunos sabréis que este año ha recibido el premio Pulizter el fotógrafo gijonés Manu Bravo, premio muy merecido por unas impactantes fotos de guerra. Pues en La Semana Negra hemos podido disfrutar de esas fotografías. Y también de una estupenda exposición de Olmo Calvo de fotos de los desahucios, fotos realmente dramáticas y que hacen pensar. Y exposiciones de criminología y de cómic, es una oferta bastante variada para ser un evento temático.
La exposición de Manu Bravo es impactante, se jugó la vida a diario y estuvo mucho tiempo secuestrado.
 
No podía dejar esta foo, un padre con su hijo muerto ha dado la vuelta al mundo.
Y para ir terminando con las actividades culturales diré que cada noche hay conciertos sobre un enorme escenario, son variados y hay para todos los gustos.
El escenario que de noche se transforma.

Si no queremos o no nos apetece ir a las charlas  y talleres podemos comprar libros pues aunque predomina la novela negra hay de todos los géneros y los hay de todos los precios, pero desde un euro ya podemos encontrar, aunque lógicamente hay auténticas joyas a precios más elevados.
Los puestos de libros son una tentación.

 Y si tampoco nos apetece comprar libros hay puestos de camisetas, bolsos, artesanía, juguetes, lugares donde te peinan trencitas y te hacen tatuajes de henna(qué quedan fatal, no piquéis,  si lo hacéis pedid que usen plantilla), hay de todo y a distintos precios.
Si tenéis hambre o sed hay un montón de sitios, desde el típico chiringuito, restaurantes con parrilla, pulpo, raciones de todo tipo, pizza, kebap, hay para elegir.

Siempre hay donde comer o beber.

Y ya para que sea completo hay atracciones de feria, desde una enorme noria, casas del terror, coches de choque, tren de la bruja, caballitos para los peques, montañas rusas para los grandes y tómbolas, tiro al blanco y tiro con dardos. Lo malo de esta última parte es que te gastas el dinero en un segundo.



Tómbolas y atracciones para todos.














Bueno, si alguna vez os acercáis a Gijón sería muy interesante que intentarais coincidir al menos un día con ese evento porque aúna la parte cultural con la diversión, y es algo único y que no se celebra en ningún sitio más.

No todo es leer, también hay diversión.



























Ahora ya os dejo, muchas gracias por leerme y espero veros por aquí. Besinosssssssssssssss y contadme como son las fiestas de vuestras ciudades.


Programación de hoy y unas páginas de la revista A quemarropa.

viernes, 12 de julio de 2013

Reflexiones; el encanto de los días nublados.

El encanto de los días nublados.


Ellos sí que saben encontar la felicidad en las pequeñas cosas.
Hola a todos, me alegra mucho que sigáis por aquí. Últimamente apenas tengo tiempo de acualizar, entre mis líos y el veranito veo que no llego, pero hoy me he sacado un huequecito para compartir con vosotros mis pensamienos.
No hay nada como compartir un buen desayuno, empezamos bien el día.



Estos días en Asturias no hemos tenido demasiado buen tiempo, cuando por fin suben las temperauras nos ha invadido la niebla,  y por la calle la gente no para de quejarse del tiempo. En las tiendas, en la cola de la caja del súper, en el parque, en todas partes hay gente lamentándose porque no tenemos días resplandecientes. Y entonces no puedo evitarlo, me da rabia.
Me gustan las playas tranquilas y ver el atardecer, sentir como el sol desaparece en el horizonte.

A mí me encanta el sol, soy el típico lagarto que podría estar vuelta y vuelta en la playa todo el día pero viendo lo que veo a diario, me parece que el tiempo es un mal menor.
Este año he ido al tanatorio unas cuantas veces y casi todo por gente joven. Eso sí es un drama que no tiene vuelta atrás. Las personas que son desahuciadas sí que tiene derecho a quejarse, o las que tienen un familiar enfermo. Pero los que tenemos salud y fuerza, los que queremos mirar al futuro debemos buscar lo positivo.
La verdad es que el mal tiempo no ha sido tan dramático como a la gente le parece, yo he ido a la playa unas cuantas veces, menos que otros años, pero he ido.
Me encanta ver nuestras siluetas difuminadas en el agua mientras se esconde el poco sol que ha habido.

Y los días nublados o envuelos en niebla tienen otras ventajas.
La primera es que hay mucha menos gente en la playa, lo que da mucha paz. No hay nada como una playa tranquila sin murmullos alrededor.
Además, al menos en nuestra casa, nos cuesta menos meternos en el agua y estos días estaba más caliente que otras veces, así que tenemos el bañito garantizado.
Que el sol brille por su ausencia es una excusa ideal para acurrucarnos con nuestro chico en la toalla, así que todo son ventajas.
Por no decir lo agradable es que es compartir unos bocatas mientras charlamos relajados contemplando el ir y venir de las olas.
Una buena meriendo lo arregla todo.

Otra cosita que me gusta de esos días con poco sol es que todo está lleno de misterio,como en los libros de los cinco que leía cuando era pequeña. El martes,sin ir más lejos, cuando ya nos íbamos, nos sorprendió el profundo silbido del faro,avisando a los barcos de la húmeda niebla que lo envolvía todo, y es una experiencia sorprendente. A mí,al menos,me dispara la imaginación.
En cualquier momento espero ver a los Cinco con las bicis.

Para seguir mirando el lado bueno, los días en los que no apetece demasiado ir a la playa podemos aprovechar para andar en bici, para da una vuelta por ese rincón de la ciudad que tenemos olvidado o para ir a los parques, que en verano no son tan visitados.
Siempre es buen momento para demostrar amor.

En Gijón hay muchos parques, y uno que me gusta especialmente es Isabel La Católica porque puedo ver los estanques llenos de patos, cisnes, gaviotas, ánades y un montón de aves, y puedo contemplar las estatuas salpicadas por los jardines, los frondosos árboles y los rincones secretos que esconde el parque.
Y me gusta caminar relajadamente por el paseo de la playa aunque no esté el día muy soleado porque me empapo del ambiente, gente con ropa de colores, patinadores, ciclistas, chicos que salen a correr, mamás con sus bebés llenas de ilusión, es una amalgama de colores, ruidos y olores porque huele a mar, a bronceador y a colonia de la gente que se ha engalanado para salir. Me gusta mucho ver grupos de señoras arregladas para pasar la tarde en ese lugar donde cabemos todos.
Todos cabemos aquí, niños, ancianos, bicis, patines...todos.

Y en lugar de quejarme del tiempo busco el encanto de un buen libro después de comer, o ver un poco del Tour como cuando era pequeña, podemos cenar lo que queramos en lugar de una ensalada porque nos  mata el calor, podemos comer un helado despacio porque no se nos derretirá, hay mucho encanto en los días nublados.

Pescadito para cenar, una comida sencilla pero rica y sana.

Supongo que la mayoría de la gente de Asturias estará en desacuerdo conmigo, todos, y me incluyo, queremos sol y calor, pero el tiempo es libre y por mucho que nos lamentemos y pongamos huevos a Santa Clara no va a cambiar, así que hay que buscar la parte buena y vivir. Ahora mismo, con lo que está pasando hay que aplicarse el Carpe Diem y disfrutar que el día que se va no vuelve. 

Realmente evocador ver la silueta de Gijón recortada entre la neblina.
Desde que empezó el verano, en lugar de lamentarme he buscado la forma de aprovechar, y puedo decir que estoy haciendo muchas cosas.
A veces me acuerdo de las personas que ya no están y siempre me digo lo mismo, hay que aprovechar, me niego a malgastar mi tiempo protestando por cosas que no tienen remedio. Y por las que tienen remedio tampoco protesto, simplemente busco la solución.
En el parque siempre me relajo.

Bueno, ya no os aburro más, solo quería compartir con vosotros estos pensamientos porque a veces creo que la gente ha dejado de darse cuenta de lo qué importa y de lo qué no.A mí me importa que mi familia está bien, agradezco tener una casa digna, sencillita pero con agua, calefacción y luz, que es más de lo que tenían mis bisabuelos. Mis hijos de momento son responsables y están bien, tienen buenos amigos y estudian, así que solo puedo pedir que sean felices.Y yo he tenido la suerte de tener un marido que me entiende y comparte mi forma de ver la vida, así que poco más puedo desear, solo me queda disfrutar. 
Todo esto me gusta porque me hace viajar a mi infancia y a la de mis hijos.

Ni este año ni el pasado pudimos ir de vacaciones, pero estamos saliendo todos los días, estamos muchísimo tiempo juntos, compartimos risas a diario  y volviendo la vista atrás me doy cuenta de que hemos visto crecer a nuestros hijos y sabemos que no lo hemos hecho del todo mal, así que las vacaciones se quedan a la espera, seguramente el año que viene las cosas pinten mejor.
Muchas gracias por leerme, recordad que podéis ampliar las fotos con un click y besitos para todosssssssssssssssssssss.
Leer siempre es una buena opción.

lunes, 1 de julio de 2013

Trucos para arreglarme el pelo.

Me encantan la panorámicas de mi ciudad.

Hola!!!!!!!!!!!!!!!!! Otro día más nos vemos por aquí, y eso me llena de ilusión. Espero que estéis disfrutando a tope del verano, aunque la vida sea difícil, qué lo es, intentemos exprimirla y pintarla de buenos recuerdos.
Hoy me apetecía hablar de como me arreglo el pelo sin gastar dinero y consiguiendo resultados aparentes.
Para algunos eventos en plan comunión de mis hijos, mi boda o las de mis cuñados confieso que fui a la peluquería porque la ocasión lo merecía y además no debemos dejar que se muera un negocio que es de toda la vida, pero para otras ocasiones me arreglo yo y  me gustan bastante los resultados.
Me imagino que lo que voy a contar ya lo sabréis todas, pero a lo mejor alguien no se acuerda de estas ideas y le vienen bien. Si os gusta, solo con eso, ya soy feliz. Y si os puedo ayudar ya noi os digo.
Yo tengo el pelo castaño, muy liso, con flequillo y por debajo del hombro, así que tengo bastantes posibilidades de cambiar de peinado y de look.
La verdad es que a diario no me complico demasiado. Cómo sabéis huyo de planchas y secadores, así  que generalmente lo dejo secar solo y para salir a la calle en plan recados me o pongo una coleta,o lo dejo suelto con alguna diadema o bien me hago una trenza. Nada del otro mundo.
Y para la playa, que en verano es casi a diario si el tiempo lo permite, me hago una cola bien alta y llevo una diadema o alguna horquilla para retirar el flequillo.
Pero cuando quiero ir más arreglada, busco algún look un poco más sofisticado.
Algunos de mis artilugios, faltan las planchas y accesorios del Lidl, pero os hacéis una idea de mis cositas.

Desde que Internet está en nuestras vidas me resulta más fácil, porque hay muchos tutoriales que se pueden hacer. Si voy a una comida o a un cumple, algo que se informal suelo buscar un recogido o semirrecogido también informal, una espiga un poco despeinada o una corona de trenzas  algunos mecones sueltos. Estos peinados no los saqué de la red, estos los hago hace años.
También hice bastantes veces el moño con percha de Isasaweis, pero en lugar de hacer una coleta normal hago algunas trenzas finitas rodeando la cabeza, para que sea más juvenil. La idea de la percha me gusta mucho y me deja una nuca muy despejada.
Si lo que quiero es un look romántico acudo a mis fieles amigos los rulos. A lo largo de mi vida he tenido muchos, pero con los que mejor me encuentro es con esos que son de siempre, que hay que calentar con agua. Ahora mismo tengo un montón, pero los fui comprando poco a poco en una droguería de las de siempre de aquí de Gijón. Vienen en paquetes de cinco y duran una eternidad. También los he visto en los chinos, pero no me atrevo a asegurar que la calidad sea la misma.
Los champús y mascarilla que uso ahora, muy baratos y no estropean el pelo.

Con estos rulos las posilidades son infinitas. Si nos hacemos un semirrecogido romántico podemos poner los rulos en cada mechón de pelo suelto. El tiempo que necesitan para actuar depende de la persona, yo me los pongo, les paso un poquito el secador con aire caliente, solo un poco y nunca en la raíz y los dejo una hora. Luego añado laca  ... me encanta el resultado!!!!!!!!!!!!
Podemos ponerlos también con el pelo suelto  y luego añadir una diadema o tocado, quedan genial. O rizar solo algún mechón que soltamos de un recogido. El caso es que algún mecón rizado flote en el ambiente.
Cuando quiero rizos más pequeños tengo tres opciones. Una es usar la tenacilla. La mía es de la casa Philips y esto encantada, la verdad. Al igual que con los rulos dependiendo del pelo tardaremos más tiempo o menos, pero el resultado es muy chulo. Yo la uso en semirrecogidos o para algún mechón suelto. La otra opción es usar bigudíes, los venden en muchos sitios y resultan bien  pero para que el peinado me dure los tengo que poner con el pelo húmedo y  dormir con ellos, así que los uso muy muy poco.
 Y la tercera opción es usar bigudíes de fabricación casera. Esto lo inventé estando de vacaciones, que me di cuenta de que se me habían olvidado los rulos y bigudíes en casa. Es algo sencillo y nos sacará del apuro; solo ha que enroscar un mechón de pelo húmedo sobre sí mismo y luego enroscarlo sobre una tira de un trapo, atándolo al llegar al final. Dicho así suena raro pero es más o menos como se hacían los tirabuzones antiguamente,  si dormimos con el pelo así por la mañana tendremos rizos.
Si quiero ondas grandes uso la plancha del pelo, aunque lo hago poquísimo porque es muy abrasivo.  Ycuando quiero ondas al agua, ya sea para un recogido o para llevar suelto me hago tres o cuatro trenzas gruesas con el pelo húmedo y duermo con ellas, así al día siguiente mi pelo está ondulado muy bonito.
Los rulos de toda la vida, un buen complemento para ir peinadas.

Yo creo que con un poco de imaginación y de esfuerzo podemos ir muy bien peinadas. Una cosa que uso a veces es un cepillo-secador que compré en el Lidl hace cuatro o cinco años, me había costado nueve euros  y cuando me seco el pelo con él me queda muy bien, se ve una melena trabajada, con unos bucles al final porque trae varios cepillos e incluso una tenacilla, así que me puedo hacer unos peinados muy bonitos. Me gusta para cuando quiero llevar una cola alta pero trabajada porque el pelo me queda tipo anuncio de Pantene.
Para ir acabando diré que estoy segura de que sin gastar  y con un poco de idea podemos ir muy arregladas a cualquier sitio pues como dice mi madre, el pelo es el todo, jejeje.
Y como punto y final os recuerdo que uséis champús libres de siliconas, al principio cuesta porque el pelo queda peor pero a la larga se nota. Sí que es verdad que podemos hacer excepciones, yo misma  a veces tengo algun champú un poco especial y lo uso si voy a ir a un evento para que me quede el pelo más brillante y manejable, pero ahora en verano, si voy a la playa me lo lavo a diario e incluso dos veces en un día así que no quiero usar productos agresivos. Este mes tengo dos botes de geniol, uno de argán y otro de manzana, huelen genial y me dejan el pelo muy bien, aunuqe supongo que depende muco del tipo de cabello de cada uno.
Bueno amigas, ya sé que todo esto seguramente ya lo sabíais pero a veces me gusta dar estas ideas que aunque son conocidas teneos un poco olvidadas. Os deseo muy feliz inicio de seana y de es, y un radiante verano. Besinossssssssssss.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...