domingo, 17 de marzo de 2013

IDEAS DE REGALO DÍA DEL PADRE





Hola!!!!!!!!!!!!!!!! ¿Cómo estáis? Aquí en Asturias tenemos un precioso día primaveral, supongo que para compensar el día de ayer, un día frío, gris, con lluvia y de esos que en el fondo tanto me gustan. Pero hoy el sol luce en todo lo alto y hay que aprovechar.
Como el día del padre está literalmente a la vuelta de la esquina se me ha ocurrido que podría hablaros de algunos de los regalos que yo he hecho o que han hecho las personas de mi entorno porque hace mucho que no hago este tipo de entradas. Como siempre se trata de regalos muy baratitos, porque ya sé que si regalamos un móvil de última generación, un GPS para el coche o algo muy bueno para el ordenador vamos a acertar seguro, pero yo me refiero a los regalos preparados desde el corazón, esos que cuestan poco dinero pero que llevan mucho esfuerzo, cariño y dedicación, y que al final son los que uno recuerda.
Por supuesto lo mío son solo ideas u opiniones, en realidad yo no soy ninguna experta en nada, solo intento compartir con vosotras mis ideas o experiencias, y espero que os sirvan de ayuda. Yo doy la idea y vosotras podéis adaptarlas a vuestro tipo de vida. Y después de este rollo empiezo a contaros.
Esta máscara de Tutankamon costó lo suyo pero quedó bastante bien y tiene un montón de años. Y al papi le encantó.

Para mí hay dos tipos de regalos del día del padre, el que hacemos a nuestro padre y el que hacemos a nuestro marido hasta que los niños son mayores porque un niño de cinco años no puede salir a comprarle un regalo a su papi, depende de nosotros y generalmente hasta que tiene una edad somos las mamis las encargadas de orientarlos con el regalo.
Para nuestro padre y a veces nuestro abuelo el regalo del día del padre debe ser algo personalizado, y yo opto por cosas no muy caras. Con los tiempos que corren y con la mentalidad de la mayoría de la gente más mayor, el mejor regalo es algo barato y práctico, pero nunca elegido deprisa y corriendo para quitarlo del medio, tenemos que currárnoslo un poco. Yo en estos casos he regalado de todo, aunque ahora me viene a la cabeza una licorera grabada, tuve que buscar una que tuviera una franja metálica para grabar, pero en tiendas tipo Casa a veces las hay y no son caras, y el grabado en joyería me costó unos 2 € aunque esto supongo que depende de la joyería, pero todo es mirar. También he preparado algo más clásico como un set de afeitado, en este caso, fue hace mucho y fue para mi suegro, lo preparé yo, busqué una brocha, jabón de ese de hacer espuma de afeitar, una cuchilla con apariencia antigua, un frasquito de masaje para después del afeitado, lo compré en droguería y lo metí en un neceser de cuero y lo dejé abierto para envolverlo con celofán. La verdad es que me quedó genial y para un señor mayor es un buen regalo, adaptando los productos a su gusto. Y podemos hacerlo también con productos de perfumería, gel, colonia, pero intentando presentarlo de manera personalizada, no basta con envolver la caja con papel bonito.
Otra idea es buscar un libro que para ellos sea algo especial, por ejemplo yo a mi abuelo, hace un montón de tiempo le regalé un libro con la historia del puerto donde trabajó gran parte de su vida, con muchas fotos antiguas y sé que fue un acierto. Puede ser de la historia del equipo de fútbol local, no sé, algo que se vea personalizado, no el último best seller a no ser que le guste especialmente, claro. 
La colonia y laos artículos de baño son una buena opción si se presentan de forma original.Lo malo es que siempre se suele tener demasiado.

También es buena idea regalar unos pañuelos de tela con un complemento, cualquier cosa puede quedar bien. Esto lo hago mucho porque mi tío es alérgico a la celulosa y no puede usar pañuelos de papel, así que de vez en cuando, en Reyes o en el cumple, de complemento le doy pañuelos, pero preparados de forma especial. Algunos se los he regalado con la inicial bordada, otra vez compré unos con dibujos marineros y los complementé con colonia la Toja. Pero para ideas de estas de abuelos os dejo el enlace de una entrada que hice hace ya un montón con algunas ideas de regalos para abuelos y abuelas, cosas que yo regalé como una foto muy antigua de mi abuelo con su hermana, que logré recuperar y puse en un marco que en realidad parecía un libro. Ese regalo llegó más al corazón que uno de mil euros.ESTE ES EL ENLACE.
Y cuando ya tengamos ese regalo para nuestro padre o abuelo, podemos pedir a los niños que hagan alguna manualidad, una postal o algo que se nos ocurra, porque además de demostrarle al abuelo cuanto le quieren ellos sienten que también participan, y que no solo lo hacen en el regalo de su papá.
Otra opción para ese día, si nuestro padre o abuelo no es de los que quiere regalos, o creemos que ya tiene de todo, es invitarle a algo especial.
El mes de marzo no invita precisamente a ir de área recreativa, pero aunque el tiempo no sea nuestro mejor aliado hay muchas cosas que se pueden hacer. Lo primero es pensar lo que le gusta y planearlo en base a ello. Si le gusta pescar, podemos ir a pasear todos juntos por el puerto de nuestra ciudad y ver si hay gente pescando, o acompañarle a él mientras pesca y luego ir por allí cerca a tomarnos algo. Podemos pedir unas tapas, algo ajustado a nuestro bolsillo. No es que sea nada del otro mundo, pero si disfrutamos del paseo y vemos a tras personas pescando o pescamos con él  y en ese tiempo hablamos y reímos y nos cuenta anécdotas seguramente lo pasaremos mejor que bien, y mientras picoteamos, aunque sea poco más que un refresco y unas aceitunas, será el momento ideal para hablar un poco de todo, que vivimos tan acelerados que en realidad no hablamos lo suficiente. Al final aunque sea algo más bien sencillo será un día entrañable, yo tengo algunos días así grabados en mi memoria y son recuerdos realmente maravillosos. A veces hacíamos cosas más caras y otras más económicas, pero el hecho de estar juntos, sin prisa y con ganas de disfrutar hicieron de esos momentos algo inolvidable.




Un paseo por el puerto y una merienda siempre es una buena idea.


Si al padre o abuelo le gusta la nieve, por ejemplo,  y tenemos forma de desplazarnos podemos ir todos juntos porque en algunos sitios hay nieve en marzo, aquí en Gijón tenemos todos los alrededores nevados y se trata de divertirse un poco, no de esquiar, así que podemos ir todos juntos y a la vuelta, después de hacer un muñeco y tirarnos algunas bolas invitamos a toda la familia a tomar un chocolate en algún bar de camino. Ya sé que a lo mejor no es un regalo para él solo, ni es algo material pero a veces es mejor regalar momentos y sonrisas. Y no olvidemos sacar fotos, yo tengo algunas de días así y me encanta mirarlas, bueno, las de mis padres porque como mis abuelos ya no están no me gusta ver fotos, sufro demasiado. Y si tenemos poco dinero siempre podemos ir al parque a dar de comer a los patos o las palomas y merendar en casa chocolate con churros o bizcocho, parece muy normal pero no es algo que hagamos muy a menudo.¿Cuantas veces vamos al parque todos juntos, con  abuelos, hijos, nietos?
Ir al parque con los abuelos siempre es un buen plan.
 
                                                                    
Y si nuestro padre o abuelo tiene otros gustos podemos también enterarnos de alguna actuación que no sea cara, o en último caso sacar solo dos entradas, una para él y otra para su esposa. El fin de semana próximo juega en Gijón la selección española, y yo no dejo de lamentarme porque esta vez me quedé sin entradas(cuando vino a Oviedo las conseguí sin problemas, ahora que hay crisis se agotan, es ilógico). Me hubiera encantado regalarle esas entradas a mi padre. Si sois bastantes hermanos podemos poner un fondo entre todos y regalarles una escapada o algo que sepamos que les va a gustar, no me refiero a un spa o algo así, que también es una buena opción, es más bien un fin de semana donde fueron de luna de miel, que generalmente era por España, o una cena en un sitio muy especial para ellos. Es decir, regalar un viaje en el tiempo.
Y si no queremos ir o que vayan a ningún sitio, podemos llevarle a casa algo de comer que le guste especialmente, marisco, una tarta concreta, lo que nosotros sepamos que es su debilidad. Lo más importante es mostrar un interés. Y presentarlo muy bonito,  que se sienta importante, que lo es.
Y ahora ya voy a la parte en que regalamos como madres.
Para nuestros maridos el tema del regalo es un poco distinto, y ya depende sobre todo de las edades de nuestros hijos. Este día es un día siempre importante pero mientras los niños son pequeños yo creo que lo es un poco más, así que hay que esforzarse al máximo. Si coincide que es un día laborable, como este año, es muy bonito adornar un poco la casa para cuando él llegue de trabajar, podemos preparar los letreros algún día de lluvia y de paso las que tenéis niños pequeños los tenéis entretenidos y los guardamos para cuando llegue el momento. No es necesario complicarse, unas guirnaldas de cartulina, letreritos de felicidades, lo que nos guste, es más que nada para sorprender. Y podemos dejar para ese día una cena o comida un poco especial. Ya sabéis que yo insisto mucho en que no hay que despilfarrar y que no merece la pena pasar calamidades por celebrar un día, así que tampoco vamos a comprar percebes y angula(no me gusta ninguna de las dos, jeje) pero planificándolo con un poquito de tiempo podemos hacer algo especial, es una buena idea prepararle ese pescado que habíamos congelado para un día importante, o hacemos un pincheo y dejamos que lo preparen los peques, siempre bajo nuestra supervisión, eso sale barato porque llenamos la mesa con una socorrida tortilla, unos sándwiches cortados en pico, algo de fiambre no muy caro y cualquier cosita que se nos ocurra, el caso es disfrutar del momento, que come ya se come cada día y más que los alimentos que pongamos recordaremos el momento compartido. Y si no se nos ocurre o se nos va de precio una cena podemos preparar esa tarta que tanto gusta y que no es cara pero es muy pesada y complicada. Ese es el momento de demostrar lo que nos queremos todos, así que ¡a cocinar!
Un trozo de bizcocho decorado con cariño es el mejor desayuno para empezar el día con amor.

Y ahora viene el regalo, que en el caso del papi ya es más complicado. Los padres de hoy en día tienen de todo, así que de nuevo opto por lo personalizado y emotivo. Por ejemplo, podemos ir grabando con nuestros niños un vídeo en el que ellos le digan lo que le quieren, y le expliquen las cosas que les gusta hacer con él. Podemos grabarlo en distintos sitios y al final pueden aparecer los peques cantando una canción, o recitando algo que le han escrito con todo su cariño. Eso suele gustar mucho, podemos además añadir fotos de cuando eran bebés, incluso del embarazo, con música y si nos esforzamos queda genial. Y claro, pueden darle también un detallito, una idea es hacer un recipiente con barro, o con algún material de manualidades y rellenarlo con bombones. Lo envolvemos bien bonito y se lo damos cuando termine el video.
Y si nuestros niños son muy pequeños podemos mojar sus manitas en pintura de dedos y estampar sus huellas en una cartulina. Debajo ponemos el nombre del niño, la fecha y un mensajito y le hacemos un marco con un hilo para colgarlo. Podemos cubrirlo con forro autoadhesivo para conservar las huellitas para siempre. Yo lo hice hace mucho y es algo que no se olvida.
Un libro especial es un acierto, puede ser de arte, uno que apetezca tener porque es nuevo o una joya de Harry Dickson encuadernada en piel de las que no se encuentran. El caso es que sea de su gusto.

Para el día del padre, insisto, lo mejor es algo hecho por ellos.
En la mayoría de los colegios hacen alguna manualidad, así que en realidad van a tener dos regalos, y a nosotras nos toca discurrir para que el regalo de casa sea requeteoriginal.
Si no somos de grabar en video o de hacer manualidades más “sucias” como el barro o la pintura podemos hacer un mural con fotos, recordando momentos buenos y lo adornamos con frases escritas en cartulinas, con lo que los peques quieran decir. O resulta muy bien también un álbum con fotos desde que nacieron los niños hasta el momento actual, buscando las más graciosas, las más entrañables. El álbum puede ser comprado o lo hacemos nosotros, lo que prefiramos. Pero tened seguro que será un acierto, esas cosas llegan al corazón. 
En algunos comercios hacen cosas con fotos, algunas son muy caras pero hay otras más asequibles así que podemos coger un tazón o un llavero con la foto de nuestros niños. A él le encantará. O incluso una camiseta, seguro que se la pone.
O algo que hice hace mucho y que fue un éxito es comprar una caja de bombones cuadrada o rectangular e imprimir una foto de los niños solos o con él, con una dedicatoria y hay que buscar que la imagen que sea del tamaño de la tapa de la caja. La pegamos y forramos y queda una caja de bombones personalizada, yo la hice de Felicidades madrina, Te queremos papá, Para el mejor abuelo… siempre gusta.
Y por supuesto tenemos esos regalos clásicos que yo he hecho ya de pequeña y luego con mis hijos. Uno es un marcapáginas. Hay mil ideas, una que queda muy buen es cortar una tira alargada de cartulina, pegar una foto de la cara de nuestro hijo y que él dibuje el cuerpo, o las niñas que alarguen el pelo con rotulador, queda genial. Luego lo forramos con forro autoadhesivos, haciendo un agujerito arriba por donde meteremos un lacito. Podemos hacerlo también con flores prensadas. Yo tengo una prensa que era de un juego de mis hijos, pero si ponemos flores dentro de papel de periódico y las aplastamos durante un tiempo con libros muy pesados quedan genial, las pegamos con cola blanca, forramos y listo. Podemos también hacer pisapapeles, con rigodones de río  son preciosos, se hace un dibujo, barnizamos y pegamos un poco de terciopelo autoadhesivo por abajo para no rayar la mesa donde se van a poner y quedan genial o podemos también pegar un dibujo bonito a una pinza para que archive sus papeles.
La música es un buen regalo, un disco de vinilo es una opción muy bonita, si tiene tocadiscos o algo para escucharlo.

Y si queremos darle un regalo material pues buscaremos algo que le guste pero que tenga ese toque emotivo que el día se merece. Últimamente está muy de moda la pintura de pizarra, y he visto en un montón de sitios gente que pinta por ejemplo tazas lisas, la parte de abajo la pintan con pizarra y la dejan secar, y los peques escriben con tiza lo mucho que quieren a su padre, y además de desayunar podrá apuntar cosas como ”llevar la carpeta negra” o “no olvidar las llaves del coche”.
Si vamos a comprar un regalo propiamente dicho buscaremos algo que sepamos que le gusta, por ejemplo si le gusta la música podemos regalarle un Cd original, una edición limitada, uno antiguo difícil de encontrar o uno que le haga especial ilusión, y se lo daremos de una forma un poco especial. Si ese día no trabaja podemos llevarle el desayuno a la cama y los niños pueden incluso cantar una canción del grupo. Ya sé que esto suena muy cursi pero cuando son nuestros hijos los que cantan o hacen algo ya no nos parece cursi, más bien pensamos que tenemos en casa a unos artistas, aunque advierto que solo lo hacen cuando son bastante pequeños, luego no les pidamos que canten porque va a ser que no. Si trabaja ese día preparamos una cena o comida para cuando llegue, y con el postre le damos el CD. O si lo preferimos podemos regalar un libro y en ese caso podemos poner el marcapáginas manual. Al igual que con la música el libro debería ser especial, una edición antigua, uno de un tema que le guste mucho o uno nuevo del que sepamos que tiene ganas, pero algo que no parezca comprado en el último momento para quitarnos el regalo del medio.
Y al igual que con los abuelitos, si no queremos hacer un regalo material podemos celebrarlo juntos como más le guste. Podemos ir todos a algún lugar que a él le guste mucho y, claro, que sea adecuado para nuestros hijos, si son pequeños, y así pasar el día juntos.
Si le gusta el fútbol podemos ver algún partido cuya entrada no sea muy cara, los hay regionales que son muy entretenidos y son baratísimos, o si podemos le compramos entradas de su equipo, y los niños pueden hacer un banderín o algo para animar. Si le gusta la música buscaremos un lugar donde pueda escuchar buena música. Muchos domingos hay música gratis en algunos parques, lo ideal es ir todos juntos y luego podemos invitarle a tomar algo por la zona, en una terraza si está buen día. O podemos ir a algún sitio con música en directo que sea de día y que tenga un ambiente apropiado para los niños. Y si podemos, es precioso dedicarle una canción en la radio. En algunos programas dan esa opción, hay que estar atentos y llamar con tiempo para que cuando salga  la canción tengamos puesta la radio. O lo mismo podemos hacer en el periódico. En muchos hay una sección de felicitaciones, solo hay que mandar la foto con un texto por email y decir que día queremos que salga. El día en cuestión, en lugar de leer el periódico por Internet lo compramos y se lo damos con el desayuno, seguro que le encantará. En Gijón el periódico El Comercio lo hace, y a mí siempre me salió bien, pusieron la foto y el texto correctamente y el día estipulado.
Esto es de Internet pero voy a intentar envolver uno de los regalos así, a ver si me sale y me acuerdo de hacer fotos, que nunca me acuerdo de sacar fotos a los regalos hasta que están abiertos.

O  buscando otras opciones, se me ocurre que si es deportista podemos hacer una ruta sencilla en bici todos juntos y luego hacemos un picnic en algún prado o mesa de las que hay por el camino, y después de comer o merendar le daremos el regalo, en este caso puede ser algo baratito para la bici, unas pegatinas, un cuenta kilómetros que los hay económicos o una cantimplora. El caso es hacer un picnic especial, con una comida que le guste y un postre también especial. Y como siempre digo, cámara en mano, y si es de vídeo, mejor.
Resumiendo, en mi modesta opinión, los regalos del día del padre tienen que ser inolvidables, pero sin gastar demasiado. Se trata de mirar por el dinero dada la situación que atravesamos pero que a pesar de todo es una situación en las que nos negamos, al menos yo, a dejar pasar lo bueno de la vida, así que  buscaremos el equilibrio para encontrar un buen regalo que no sea caro. Lo sencillo pero hecho con el corazón siempre funciona. Seguro que a vosotros se os ocurren ideas para celebrar un día del padre inolvidable, en el zoo, en un parque especial, en una finca familiar, en casa haciendo sesión de cine. Hay mil cosas, solo tenemos que encontrar la que mejor se amolde a nuestro papi.
A veces lo más sencillo es lo más perfecto, me encantan las flores con gotitas de lluvia o de rocío.

Bueno chicas, ya no os aburro más, pero me gustaría leer vuestras ideas.¿Qué regaláis vosotras, colonia y corbatas o sois más originales?¿Os gusta preparar manualidades aunque seáis mayores? Espero leer muchas ideas para ir copiando porque he regalado tantas cosas que se me van acabando las ideas. Muchas gracias por leerme y recordad que las fotos se pueden ampliar haciendo click encima. Suerte en todo y hasta pronto. Besinosssssssssss.

domingo, 10 de marzo de 2013

MI ÚLTIMA ESCAPADA

Bilbao, una ciudad llena de encanto.


Me gusta llegar a una ciudad cuando casi no hay nadie, quiero que despierte conmigo.


Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!¿Cómo habéis pasado la semana? A pesar de que vivo ultrasuperliada estoy muy contenta, la primavera ya se nota, en cada esquina hay ese olor único que no se parece a ningún otro, huele a sol, se ven margaritas salpicando los prados y jardines y de vez en cuando deja de llover para que podamos ver días de cielo azul y nubes blancas, y no grises.
Últimamente escribo pocos truquitos de ahorro o ideas de regalo, pero es que no sé porqué la inspiración me grita que hable de otras cosas, así que prometo que pronto haré alguna entrada de esas pero hoy me apetecía hablar de viajes.
Siempre que puedo, desde hace muchos años, primero con mis padres y luego con mi marido e hijos me ha encantado viajar. Soy de las que no se perdió un viaje de estudios y he viajado todo lo posible. Últimamente, entre la crisis y que mis hijos tienen otras necesidades viajo menos. El dinero es mejor emplearlo en estudiar o en gastos más apremiantes, además de que  a medida que crecen tienen mucho menos tiempo, pero aún así de vez en cuando intentamos hacer alguna escapada. Y de una de esas escapadas quería hablar, de una ciudad donde fui hace una semana, que está relativamente cerca de Gijón y que me encanta.
Pero no quiero hablar de sus museos, monumentos o gastronomía, algo muy conocido, quiero explicar lo que siento cada vez que voy, la sensación que me causa y que es lo que más me gusta. Hoy voy a hablar de mi última escapada a Bilbao.
Como ya he dicho siempre que pude hice viajes interesantes, y cuanto más he viajado más me reafirmo en la teoría de que no es necesario ir muy lejos para encontrar sitios maravillosos, a la vuelta de la esquina podemos descubrir un paraíso.


Esta ciudad está llena de rincones únicos, desde el cartel de una calle junto a una ventana llena de pensamientos hasta un banco, nuestro enemigo, que a veces tiene su encanto.


Cada vez que voy a Bilbao disfruto enormemente con la carretera. Hay unos tramos aquí en Asturias que son increíbles con la Sierra del Sueve tan cerca que impresiona. Esta vez estaba absolutamente cubierta de nieve y quitaba la respiración, en algunos momentos tuve la sensación de que si estiraba la mano podía tocarla. He pasado miles de veces por ahí porque el pueblo de mi madre es cerquita, pero no sé que pasa que cada vez que voy lo miro todo con ojos nuevos.
Normalmente, si vamos bien de tiempo hacemos una parada en un área recreativa que hay en la zona de Llanes, concretamente en Buelna, un sitio con olor a mar y que transmite una sensación de paz increíble.
Cuando ya salimos de mi tierrina y nos adentramos en tierras cántabras también disfruto mucho. Las playas por esa zona son increíbles, y Santander es maravillosa, otro día haré una entrada porque merece la pena. Y es cuando estoy por esas tierras cuando empiezo a impacientarme porque quiero llegar.
El resto del viaje ya es normal, aunque nos encanta ver el cartelito que nos da la bienvenida a Euskadi, es cuando ya sabemos que estamos cerca.
Confieso que soy un poco pesada y siempre hago igual, cuando veo el cartel que señala Santurce canto la canción esa de;”Desde Santurce a Bilbao, vengo por toda la orilla…” y cuando veo el cartel que anuncia el puente colgante vuelvo al ataque con;”No hay en el mundo, leré, puente colgante, leré, más elegante leré, que el de Bilbao, riau, riau” Jejejeje, lo admito, es una pesadilla aguantarme. 





Si subimos por recovecos misteriosos y encantadores podemos contemplar la ciudad desde otro punto de vista, desde lo alto.

 

Ahora ya me centro en Bilbao para no cansaros. No quiero irme a los tópicos así que evitaré explicar lo maravilloso que es el Guggenheim porque es de sobra conocido, simplemente quiero contar las sensaciones que me transmite.                                                                                             

Cada vez que paseo por el centro  veo esa mezcla de ciudad moderna con la clase y la elegancia de antes, y tiene ese no sé qué que me engancha en algunas ciudades.                                                                                      

Una de las cosas que más me gustan de Bilbao es el tranvía, llamado Euskotren. No es un tranvía de los que vemos en mi adorada Lisboa, es en realidad un tren moderno que a veces se “convierte” en metro, pero lo que a mí me gusta es verlo pasar junto a mí por la ciudad, es una especie de sensación de irrealidad.

Es precioso ver el tranvía por el casco antiguo. La iglesia que asoma es San Antón, donde está la placa de los ajusticiados por la subida de impuestos de la sal en el s. XVII.

 

Me encanta perderme por callejuelas estrechas y abigarradas de la zona centro, son calles que a determinadas horas no están muy transitadas y son realmente apetecibles para pasear.                                                                                                           
Otra cosa que me hace gracia es que tiene escaleras mecánicas en algunas calles, ya sé que no son las únicas del mundo, en Santander y más sitios las hay, pero me encantan estas, a veces, sin estar cansada subo en ellas porque me gusta.                                                                                                
Estas pequeñas escapadas son las que más se saborean, por eso intento disfrutarlas a tope y buscar rincones menos conocidos de lo habitual. De hecho, las fotos que voy a poner son las de sitios menos vistos o que me han llamado la atención. 
Las callejuelas estrechas son mi debilidad, se me ocurren miles de historias.

  Un lugar que me hace pensar es ver una placa que está en la fachada de la iglesia de San Antón, llamada también San Antonio Abad. En esta iglesia gótica que está en pleno casco antiguo, a orillas de la ría y junto al mercado de la ribera nos recuerdan a seis personas que el 24 de mayo de 1634 fueron ajusticiados. Ese anochecer les dieron muerte, tres ahorcados y tres a garrote. Y su “delito” no fue otro que defender con las armas los fueros que había vulnerado Felipe IV, y que resumido, ya que es más largo y complicado, decidió subir de una forma exorbitada los impuestos sobre la sal, un bien preciado que ayudaba a conservar carnes y pescados. Esta decisión se debió a que el rey estaba escaso de fondos para mantener las guerras imperialistas, así que embargó la sal de Vizcaya, gravándola con impuestos para que los beneficios fuesen para la corona. Si lo pensamos bien, hoy en día no es tan distinto, nos recortan en sanidad y educación y los beneficios son para los bancos, a los que les dan miles de millones para saldar sus deudas. Siempre perdemos los mismos. Bueno, que me lío, sigo con el viaje.

No sé aprecia muy bien pero menciona a todos los ajusticiados. Recordad que las fotos se pueden aumentar.

 Ya que hablo de esa placa me gusta de verdad la iglesia que acabo de mencionar, y no solo la iglesia, también el entorno con el puente de la ría justo detrás, siempre con gaviotas posadas en la barandilla que miran con descaro.                                                                                                 

En la plaza de los Santos Juanes tenemos un mural que recrea escenas del siglo XIX y que me encanta porque me recuerda a los murales que hay en Candás y que yo veía pintar cuando era pequeña e iba a la playa con mis padres. Es un mural bastante grande y que transmite sensaciones, sobre todo a los que hemos tenido mucha familia trabajando en un puerto y en una cuidad industrial del norte.

Este mural me hace viajar en el tiempo.

 De todos son conocidos los Fosterritos, esas entradas de metro diseñadas por Norman Foster, Premio Príncipe de Asturias y marido de la conocida y televisiva doctora Elena Ochoa. Me gustan mucho, son originales y combinan la arquitectura con la ingeniería, convirtiéndoles en algo único. Yo siempre los miro  por la tarde, me encanta como se refleja la luz del sol en algunos a esas horas. Si vais a Bilbao es algo que debéis buscar.

Me gusta contemplar los Fosterritos con la luz de la tarde, me parecen mágicos, algo inerte que se llena de vida.

  Saliéndonos un poco del centro, en el barrio de Santutxu está la Parroquia de Nuestra Señora del Monte Carmelo, una iglesia que  me gusta por varias razones. Su construcción se finalizó en 1887 pero tiene ese aire elegante que presentan muchas iglesias góticas a pesar de su relativa modernidad, y a la vez es tan sobria que  me da la sensación de una iglesia un poquito más justa, ajena al derroche. Bueno, son tonterías mías pero el caso es que la iglesia y el barrio me gustan, me gusta conocer los barrios de las ciudades, no solo el centro.

Me gusta ir a los barrios, y ver que convive el arte del siglo XIX con reliquias realmente antiguas y con auténticas modernidades.

 

Y lo mismo me pasa con Barakaldo. Siempre que voy a Barakaldo es para ir a conciertos, no sé que me pasa que nunca voy exclusivamente de visita pero a pesar de ello intento buscar un hueco para ver algo. Hace años leí el libro El otro árbol de Guernika, después de haber visto la peli de pequeña, una peli que marcó y que no sé porqué no la puse en la lista de las pelis que me han marcado. El libro empieza con el protagonista caminando calle Portu abajo, camino de la estación, así que yo, claro, la última vez que estuve en  Barakaldo, en Noviembre, me tuve que ir a la calle Portu y bajarla hasta la estación. 

 

Y ya para acabar y no ser pesada os diré que me encanta la ría, el sonido de los coches en el centro, suenan distinto, lo juro.  Y me encanta tomar algo por el centro o en una terracita de algún barrio, y subir y bajar las miles de escaleras, algunas conducen a sitios maravillosos. Y adoro el momento de la vuelta a casa, esa mezcla de sentimientos encontrados al pensar lo rápido que ha pasado el fin de semana pero que en el fondo a todos nos gusta llegar a nuestra casa, calentar una infusión antes de dormir y saber que pronto volveremos a viajar. Y también me gusta volver de noche, para estirar el finde todo lo posible, la carretera está tan tranquila que podemos dar rienda suelta a la imaginación e inventarnos todo tipo de historias. Y siempre celebro la entrada en Asturias cantando algo, jejeje, no cambio, y últimamente siempre nos da la bienvenida la niebla, que nos acompaña hasta dejar atrás la ría de Villaviciosa, y Gijón, silencioso y dormido, nos recibe para empezar la semana.

La ría es la guinda del pastel, la que hace que la ciudad sea completa.

 

Bueno chicos y chicas, no os aburro más y os deseo muy feliz inicio de semana, que todo salga bien, suerte y salud para todos. Y poco a poco me voy poniendo al día con vuestros blogs, comento poco pero lo intento. Besinos y nos vemos pronto.

Saber que subí estas escaleras en muy poco tiempo me da fuerzas para empezar la semana, si queremos, podemos.

 


lunes, 4 de marzo de 2013

Últimas películas que he visto

Últimas pelis que he visto; opiniones desde el corazón, sin spoilers.


Me gusta recordar de vez en cuando el gran lgado que la romanización dejó en mi ciudad y tantos sitios.


Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Espero que me perdonéis por tardar tantísimo en actualizar, sé que desde Carnaval parece que me ha tragado la tierra. La verdad que es últimamente ando fatal de tiempo, ni siquiera puedo leer vuestros blogs con calma, pero poco a poco voy sacando minutitos y me entero de lo que se cuece en el mundo virtual y en el real.
Hoy quería hablar de películas pero en lugar de hablar de películas que me han marcado o las que me gustan, ya que los Goya y los Óscar han sido un suceso muy reciente voy a hablar de las últimas pelis de cine que he visto.
Yo no voy demasiado al cine por culpa del precio, porque no es para mí sola, en mi caso sería para los cuatro o como mínimo para dos, y se me va de presupuesto, aunque de vez en cuando sí que lo hago que la vida son dos días y tampoco es plan de no ir nunca. Realmente voy más al autocine, que ponen pelis actuales y por 10 euros entra el coche con 4 o 5 personas dentro. Pero vamos, que veo películas y hasta hace poco no encontraba yo demasiadas películas interesante para hablar de ellas, hubo una especie de laguna en la que no me gustaban demasiado las pelis, o al menos no me marcaban aunque fuera un poquito Y sin enrollarme más empiezo a contar lo que he visto hace poco.
Lo primero que quiero aclarar es que esto es solo mi opinión, a lo mejor otra persona ve la misma película que a mí me ha encantado y le parece un horror, ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito  y así que allá voy.

La primera peli de la que os voy a hablar, quizás porque es la que hace más tiempo que vi es El Hobbit. Si no os gusta la trilogía de El señor de los anillos, no la recomiendo. Yo soy una Friki de esta saga así que fui a ver la peli con la mayor ilusión del mundo y debo decir que no me decepcionó.
El argumente es realmente complicado de explicar aquí porque me da miedo desvelar algo, pero en realidad es un poco la explicación de cómo comenzó todo lo que vemos en El señor de los anillos.
Quiero decir que me encanta, creo que Tolkien tenía una imaginación absolutamente privilegiada al escribir semejante historia, todo entrelazado correctamente y logra que un mundo de fantasía llegue a tener sentido. Muchas veces pienso que me encantaría vivir en La comarca, en esos prados con diminutas y acogedoras casitas, y con esos hobbies tan adorables. Oras veces me gustaría ser Arwen para vivir con Aragorn, o para que hablar del  adorable Légolas o su inseparable enano Gimli.
En esta peli, al menos en la primera parte, solo salen Frodo, Gandalf y el Gollum, que yo recuerde. Pero dejando personajes de la otra saga aparte me gusta un montón, especialmente Bilbo Bolson y el enano Thorin. Y como siempre tiene un final que te deja con ganas de más, la impaciencia se apoderó de mí cuando la vi y me cuesta esperar la siguiente parte. La banda sonora, compuesta por Howard Shore es muy interesante, cada personaje va unido a cierta música. Este autor ya compuso entre otros la de El señor de los anillos, así que se ha adaptado muy bien a la peli. Mi parte preferida es la música que suena en La comarca, con instrumentos folklóricos, o cuando cantan los enanos lanzando los platos de Bilbo. Creo que la música hace que esta peli sea totalmente completa.


La próxima peli de la que os voy a hablar no tiene nada que ver, en realidad es lo más opuesto porque está basada en un hecho real y no hay lugar para la imaginación. Estoy hablando de Lo imposible, de J.A.Bayona.
Confieso que uno de los motivos que me animó a verla, además de una entrevista que vi de María Belón, auténtica protagonista y guionista de la peli, es que sale Ewan Mcgregor, un actor que me gusta mucho.
El argumento es de todos conocido, cuenta la historia de una familia española(en la peli no son españoles se llaman Bennet, como en Orgullo y Prejuicio, mi libro-obsesión) que vive el horrible tsunami que asoló Tailandia en 2004. En ese terrible suceso fallecieron unas 243.000 personas, así que imaginaos la magnitud que tuvo. Y la película cuenta las vicisitudes que pasa la familia que se ha separado por culpa de esa enorme “ola”. Me gustaron todos los actores, cada uno en su línea, pero me encantó el niño, Lucas, creo que lo hizo genial. Y me llamó la atención que en la entrega de los Goya estaba muy mayor, los niños crecen realmente rápido.
Naomi Watts para mí está bien,  interpreta de modo convincente y da realismo a la trama. Ewan lo hace muy bien aunque sale más bien poco, y en conjunto es una película que está bien, no es de las que me deja sin habla pero me gustó, especialmente porque sabemos que es un hecho real y claro, si nos ponemos en la piel de los protagonistas podemos llegar a pasarlo mal. Vamos, que para resumir la película me gustó, no es ni será de mis favoritas pero tiene algo que me hizo verla con cariño. Y recalco, el niño me gustó mucho, y los otros niños también, no son de estos niños repelentes, todos y especialmente Lucas son niños que lo hacen muy bien, a mí me daba ternura verle descalzo, en bañador y sufriendo por su mamá. Y la banda sonora, compuesta por Fernándo Velázquez me ha gustado, es producto nacional y a mí al menos me ha emocionado.

Otra peli que he visto muy recientemente es Los Miserables. Para quien no le gusten los musicales no se la recomiendo porque además no es un musical al uso, se pasan prácticamente toda la película cantando. Y tiene subtítulos, aunque debo decir que se entiende muy bien porque vocalizan mucho y despacio, yo apenas los miré y mi inglés…es un poco cutre.
Si además tampoco os gustan los dramas, olvidadla porque esta es drama drama. Pero a mí me encantó, desde la primera escena a la última. Todos, absolutamente todos están soberbios. Anne Hathaway transmite de una forma que …no sé que decir, el Óscar fue bien merecido. Cuando canta I dreamed a dream hace que sintamos lo que ella siente, al menos en mi caso. Canta muy bien, pero no es eso lo que yo más destacaría si no su forma de mirar, sus gestos, todo es exquisito y uno acaba llorando inevitablemente.
Al igual que antes me da miedo desgranar el argumento por si desvelo algo, pero solo decir que es maravillosa. Russell Crowe está genial, y canta también muy bien, transmite una sensación extraña, es el malo, es un cruel y férreo Javert y eso es lo que debería haber visto en él  pero a la vez yo buscaba lo bueno que escondía. No sé como explicarlo pero era un cúmulo de sentimientos encontrados. Y Hugh Jackman está brutal, interpreta a Jean Valjean y a mí me conmueve y me hace ver que en el fondo las cosas no cambiaron tanto, ahora no vas 19 años a trabajos forzados por robar un trozo de pan, pero por comprar comida para los niños con una tarjeta encontrada, no robada, encontrada, pretenden llevar a alguien a prisión y los políticos se llenan los bolsillos y se van de rositas. Bueno que me voy del tema. Para ir acabando os diré que me gustó mucho, y también la interpretación de Helena Bonham Carter y Sacha Noam Baron Cohen, que dieron el punto de frivolidad necesario para que el drama no resultara demasiado agobiante. No quiero extenderme demasiado ni aburrir, pero solo os diré que si os gustan los musicales o las películas que expresan con crudeza las injusticias sociales que siempre hubo y habrá esta película os va a gustar. Algunas canciones llegan al corazón, especialmente la que antes os mencioné y On my own, a mí al menos me ponen la piel de gallina. Y la última que canta Russell a mí me llegó. Pero estas que os digo y todas, de verdad que es un musical muy recomendable. Al menos para mí.

Y ya para acabar os diré que mi gran sorpresa fue El lado bueno de las cosas. Esta peli yo creo que es para gente “concreta”, tal vez no a todo el mundo guste, es casi de cine independiente, pero a mí me ha cautivado, especialmente Bradley Cooper, un actor del que no era yo muy devota, de hecho solo me había gustado en El día de San Valentín y en alguna aparición que tiene por ahí, pero no era como Ewan o Colin Firth, mi súperprefe. Y en cambio en esta peli mi concepto cambió. Tampoco quiero esta vez desvelar la trama, pero os diré que el personaje de Bradley, Pat, tiene una evolución que no deja de sorprenderme. Empieza siendo un “perturbado” que acaba de salir de una institución mental por la brutal agresión al amante de su mujer, y como tal le vemos pero a medida que avanza la película yo le voy cogiendo cariño, tiene algo que enternece. Jennifer Lawrence también está muy bien, empieza siendo una chica seria y taciturna casi destruida por su mala fama y vamos descubriendo a alguien lleno de inquietudes, que siente y que necesita cariño. Y Robert  de Niro también hace un papelón, de hecho él es un poco la explicación de los trastornos del hijo, es alguien que tiene unas manías un tanto obsesivas qué nos hacen pensar. De esta peli me gustó el principio, el nudo y el final, todo. Me encariñé con Bradley y logré que me cayera bien Jennifer(será por Los juegos del Hambre pero esta chica no me gustaba) creo que hace un papel  muy “adulto” no encuentro otra palabra. El Óscar fue bien merecido. Y me hubiera gustado que lo ganara Bradley, o Hugh Jackman, no vi Linncon y no puedo juzgar pero a veces no solo se trata de bordar a un personaje histórico importante y dicho sea de paso patriótico, a veces transmitir y hacer pensar es más importante.
Si os gustan las películas intimistas, qué hacen pensar y donde los personajes en muy corto espacio de tiempo tienen una evolución, seguro que esta peli os gustará. Además tiene una banda sonora excepcional, muy variada y para mí, genial.
Me encantan estas vistas desde lo alto, y el día gris le da un encanto especial.

Bueno, por hoy me despido y espero volver a hacer una entradita pronto, ya estoy más organizada y quiero sacar tempo para escribir aquí. Muchas gracias por leerme, yo os leo siempre que puedo, aunque comento poco de verdad que os leo. Y espero que os haya gustado la entrada, yo no soy crítica de cine ni entiendo, solo es mi humilde punto de vista sobre cómo veo las cosas, lo que me hace sentir una película, mi modesta opinión sobre la música, esas cosas. Ojala os haya parecido interesante y me encantaría que me dieseis vuestra opinión.¿Habéis visto estas películas? ¿Os han gustado? Yo creo que es la primera vez que me gustan cuatro de cuatro, siempre hay alguna que no me convence pero esta vez, cada una en su estilo me han encantado. Mil besinosssssssssss y nos vemos pronto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...